Enlaces de accesibilidad

Cuba

Tres meses después, los habaneros aún recuerdan a Obama

Un repaso por La Habana, tras 90 días de la histórica visita del presidente de EEUU, Barack Obama, a Cuba.

El parque de Galiano y San Rafael es un hervidero de gente. En un extremo, varios adolescentes juegan fútbol, utilizando un pupitre colegial como portería, mientras medio centenar de mujeres y hombres se conectan a internet sentados en bancos de madera o en el piso.

Las conversaciones con parientes o amigos se entrecruzan. Aquí el wifi se circunscribe exclusivamente a charlar con familiares mediante IMO o chatear por Facebook, la nueva droga virtual en la Isla.

Desde luego, también se usa para ligar a un extranjero, ejercer prostitución camuflada o pedirle dinero a un primo de Hialeah. Darío, un anciano de edad indefinida, entre el bullicio y el calor, vende maní salado a peso el cucurucho. El manisero recuerda que tres meses atrás, el martes 22 de marzo, un desproporcionado despliegue policial ahuyentó del parque a los buscavidas, jineteras y marginales.

el martes 22 de marzo, un desproporcionado despliegue policial ahuyentó del parque a los buscavidas, jineteras y marginales.

“Ya se conocía que Obama iba a ofrecer un discurso en el Gran Teatro de La Habana, en Prado entre San Rafael y San José, al lado del Capitolio. Toda esa zona fue tomada, nunca vi tantos segurosos juntos. En el barrio se decía que Obama iba a caminar por el boulevard de San Rafael y conversar con la gente. La policía solo dejaba pasar a quienes residieran en los alrededores. Orientaron que las personas se quedaran en sus casas”, rememora Darío.

Erasmo, revendedor de tarjetas de internet, comenta que “ese día los bisneros estaban ‘quieto en base’. Por Centro Habana no había ni una matadora de jugada (prostituta), ni borrachos o mendigos recogiendo comida en latones de basura. Junto con un amigo subí a una azotea y con mi teléfono móvil grabé cuando La Bestia -el Cadillac One- llegó a la paladar San Cristóbal, en San Rafael entre Campanario y Lealtad”, comenta, y muestra un video como evidencia.

“Esto no lo voy a borrar nunca del móvil. Para mí fue el día más importante de mi vida”, agrega Erasmo.

Después de cruzar Galiano, las calles abigarradas y estrechas de San Rafael son menos agitadas. Edificios descascarados y ruinosos, mujeres siempre vendiendo algo y un enjambre de timbiriches particulares.

Roger, apodado El Pali, es un tipo extrovertido y locuaz que vende plátanos y viandas en un agromercado estatal en la esquina de San Rafael y Campanario. Confiesa que es un ‘excluible’.

“Estuve preso en la yuma. Luego salí en libertad, pero volví pa'l tanque por un facho (robo) en New Jersey. De cualquier manera, soy más americano que cubano. Antes de que me enviaran pa' Cuba estuve veintidós años en la United. Tengo hasta un hijo regado por allá. El día que vino mi presidente -sus compañeros de trabajo ríen a carcajadas- me planté en el balcón de la casa de un socio con una bandera americana y me puse a gritar en inglés. No sé si Obama me oyó, pero antes de entrar a la paladar me pareció que miró pa'l balcón”, señala El Pali.

En la misma cuadra donde se encuentra el restaurant privado San Cristóbal, existen siete pequeños negocios familiares. Bárbara renta habitaciones y en un apartamento angosto que da a la calle, Sara, una anciana jubilada, vende café recién colado. Justo en una casa al lado de la paladar, un cartel señala que allí reside la presidenta del CDR.

“Pero la tipa no está en ná. Ella también estuvo con la gente del barrio en la cumbancha, agasajando a los Obama”, dice una rubia con un short de mezclilla y chancletas de goma.

En la puerta de la paladar San Cristóbal, en San Rafael 469 entre Lealtad y Campanario, el portero, un negro corpulento que viste camisa roja y pantalón oscuro, está a la caza de clientes con un menú en sus manos.

Pero sus precios excesivos espantan al habanero común. Un plato cuesta alrededor de treinta dólares. Y un mojito ronda los seis. “Allí se come de infarto. Pero hace falta ir con una maleta de dinero”, expresa una vecina.

El portero, amable y distendido, repasa aquella noche del domingo 20 de marzo, cuando el matrimonio Obama, sus dos hijas y la suegra fueron a cenar a San Cristóbal.

“Había tremenda intriga en el barrio. La zona estaba llena de policías. Por la mañana vinieron unos gringos y le dijeron a Raisa y Cristóbal, los dueños, que reservaran todas las mesas, que esa noche iban a cenar unos funcionarios estadounidenses. Nadie se podía imaginar que era Obama. Yo lo vi a la distancia con la que estoy hablando contigo. El presidente y su esposa me dieron la mano. Estuve como una semana sin lavármela”, apunta sonriente.

Noventa días después de la visita de Obama, el negocio de Carlos Cristóbal Márquez Valdés, se ha beneficiado. “Un montón de extranjeros quieren sentarse en la misma mesa y comer lo mismo que Obama. Gracias a San Obama, la paladar siempre está full”, afirma el portero.

Caminando en línea recta por San Rafael y luego de dejar atrás el boulevard, bajando por la concurrida calle Obispo hasta llegar a Oficios, en un pequeño jardín al fondo de la biblioteca municipal Rubén Martínez Villena, Michelle Obama, sus hijas Sasha y Malia y su madre Marian, plantaron dos retoños de magnolia.

“La magnolia es un arbusto que sobrevivió a la época de los dinosaurios. Un estadounidense me dijo que la variedad sembrada pertenece a la Magnolia virginiana. En la mañana del martes 22 tuve la suerte de ver a la Primera Dama y sus hijas cuando se dirigían a plantar las flores. Me dio gran alegría pues al atardecer del domingo 20 llovía mucho y no pude ver a los Obama por la Plaza de Armas y la Catedral”, cuenta Alberto, vendedor de libros de uso en la Habana Vieja.

Michelle Obama, patrocinadora del proyecto Let Girls Learn, el lunes 21 de marzo se reunió con una decena de estudiantes en la Fábrica de Arte Cubano, en Calle 26 esquina a 11, Vedado. El encuentro apenas tuvo repercusión en la prensa cubana y no fue posible localizar a ninguna de las jóvenes participantes.

Aunque las trivialidades y el sensacionalismo provocados por los desplazamientos del presidente Barack Obama por el mundo también calaron entre los habaneros, la mayoría considera que lo más impactante de su visita fue el discurso que pronunció en el Gran Teatro de La Habana. Y aseguran que después del 20 de marzo de 2016, Cuba no volvió a ser la misma.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba, a un año del destape de la pandemia

El coronavirus transformó la vida diaria de los cubanos.

Protestan frente a la Embajada de Cuba en Uruguay (VIDEO)

Protesta frente a la Embajada de Cuba en Uruguay.

Cubanos exiliados en Uruguay se reunieron este sábado para protestar frente a la Embajada de Cuba para exigir la liberación de los presos políticos y el final de la dictadura.

El grupo de cubanos exigió con carteles y banderas la liberación de los presos políticos.

Los manifestantes repartieron volantes a los transeúntes con información sobre lo que sucede en la isla. “Mira esto es para que tengas conocimiento que en Cuba hay una dictadura y porque estamos en contra de esa dictadura", le explicó uno de los manifestantes entregándole un folleto a una joven mientras hacía un video en vivo de la protesta.

Una de las integrantes del Grupo Cubanos libres en Uruguay, Silvia Méndez, dijo que la manifestación también era para visualizar a las mujeres opositoras que se encuentran en prisión por pensar diferente.

"Aquí tratando de visualizar a los presos políticos, especialmente a las presas de Castro: Belkis, Aymara y Keilylli de la Mora. Todas ellas en situaciones muy complicadas de libertad y tememos por la vida no solo de ellas, pero principalmente un día como hoy tratamos de visualizar las mujeres", dijo Méndez.

"Viva Cuba Libre. Viva Uruguay libre. Abajo la dictadura castrista. Patria y vida. Abajo los asesinos comunistas", dijo Antonio Romero Piri, de nacionalidad uruguaya quien también atendió a la manifestación.

Esta protesta forma parte de las numerosas actividades que se han organizado después de que la canción "Patria y Vida" fuera estrenada y el régimen reaccionara violentamente contra todo aquel que la escuche o escriba en cualquier parte la frase la cual nació para hacer contraste "Patria o muerte", lema de la dictadura.

Para ver la protesta haga click aquí: https://www.facebook.com/eddy.rodriguezdelacruz.7/videos/874168523146058/

Dos cubanos que ganan notoriedad en las redes fueron citados por Seguridad del Estado

Combinación de fotografía de Ari Guibert y El Gato de Cuba.

Dos influencers cubanos con gran alcance en redes, El Gato de Cuba y el rapero Aristey Guibert, fueron citados esta semana por la Seguridad del Estado.

En el caso de El Gato de Cuba, cuyo nombre es Yoandi Montiel, fue citado el viernes.

El influencer mostró a sus más de 100 mil seguidores en Facebook y casi 50 mil seguidores en YouTube la citación policial y les contó luego que en el interrogatorio las autoridades cubanas le propusieron que trabajara con ellos, algo que asegura rechazó rotundamente.

"Yo pensé que era una citación porque yo debía algo, pero yo no debo nada, yo estoy bien, pero es que ellos quieren que yo sea parte de su equipo", detalló Montiel, quien se hizo famoso por sus directas en las que critica la paupérrima situación de la isla, de una manera extrovertida y jocosa.

"¿Qué clase de falta de respeto que la policía te cite a ti para que tu chivatees?¿Hasta donde la van a llevar?¿Qué quieren reclutar ellos? No voy a trabajar para ustedes. Es Patria y Vida", declaró Montiel quien agradeció el apoyo y la preocupación de sus seguidores con respecto a la citación.

El impacto del Montiel en las redes fue tal que el grupo musical 3 de La Habana le dedicó el tema "Estoy puesto", una frase que usa muy a menudo.

Por su parte, el rapero conocido artísticamente como Ari Guibert, fue detenido el jueves por la Seguridad del Estado y multado con 5000 pesos por los supuestos delitos de propagación de epidemias y por pintar unos carteles, acusaciones que el rapero niega.

"Ayer me detuvieron por gusto. Me formaron tremendo lío simplemente porque les molesta mi forma de expresarme y me dicen que me vaya del país. Me metieron 5000 pesos de multa, una por propagación de epidemias y otra por unos carteles que aparecieron", detalló el rapero.

El rapero con más de 12 mil seguidores aseguró que esas acusaciones son porque piensa diferente y porque el régimen lo considera un peligro.

"Esta gente nos odia, todo el que piense diferente a la situación del país actualmente para ellos es un peligro y yo constituyo un peligro para ellos", señaló el cantante, que ha sido arrestado en otras ocasiones.

"Tú no puedes plantear lo que aquí sucede porque nadie te escucha. Ellos me dicen que aquí hay canales correspondientes que escuchan al pueblo, pero aquí no escuchan a nadie…ellos mismo violan el artículo 54 de la constitución del 2019, la misma constitución que ellos reafirman", afirmó el intérprete al quien el popular comediante y presentador cubano Alexis Valdés celebró como una persona con "un carisma y una luz y una verdad que no las para nadie".

"Disfrútenlo”, escribió Valdés en su perfil de Facebook, donde recomendó a sus seguidores los comentarios del santiaguero.

El más reciente informe de Human Rights Watch denuncia que el régimen cubano emplea la represión y castigo contra cualquier forma de disenso y crítica pública, además de tácticas como golpizas, denigración pública, restricciones a la posibilidad de viajar, detenciones por períodos breves, multas, acoso en línea, vigilancia y despidos de los puestos de trabajo para reprimir a los opositores al régimen.

750 nuevos casos de COVID-19, entre ellos 7 bebés; reportan 3 pacientes fallecidos

CUBA-ESPERANDO A BIDEN

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este sábado 750 nuevos casos de COVID-19 y 3 fallecidos.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap) mostró la cifras donde aparece La Habana con 388 casos como la provincia de mayor afectación.

Las autoridades sanitarias reportaron 76 pacientes en edades pediátricas, "más grave aún es que hay 7 lactantes", indicó el doctor.

Desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, se acumulan 6196 pacientes pediátricos en la isla, de ellos 730 activos. Desde marzo más de cien casos de menores se reportan diariamente.

Un usuario del portal oficialista Cubadebate identificado como "MB" dijo que con la cifra tan alta de lactantes y menores de edad es "muy importante informar cómo fue el contagio de esas criaturas".

Otro llamado "Jorge" sugirió que "algo falla en el control de los menores y madres con lactantes en la calle".

"Hay que caminar los barrios y verás lo increíble los niños jugando ( con otros niños) como si nada estuviera pasando y no veo ningún autoridad para llamada de atención, al principio de la pandemia hubo menos casos y había más acción sobre los barrios", escribió.

El experto dijo que en lo que va de mes de marzo la cifra de nuevos contagios en 4245 casos y 20 fallecidos. Actualmente hay un total de 22138 pacientes ingresados y 68 pacientes en terapia intensiva.

En varias provincias del país han tenido que tomar medidas más estrictas "para evitar que se siga incrementando el contagio".

En Cuba los turistas brillan por su ausencia

Cargar más

XS
SM
MD
LG