Enlaces de accesibilidad

Cuba

Título III de la Helms-Burton: “¿Para qué tener una ley que no se hace cumplir?”

Anuncios de negocios cubanos en la calle Bernaza, luego confiscados por Castro.

Suspendida por cada presidente desde 1996 para evitar miles de demandas de cubanoamericanos por tráfico con expropiaciones en Cuba, la cláusula debería aplicarse al menos contra firmas de EE.UU. que estén traficando ahora en la isla con propiedades confiscadas... estadounidenses.

“Si hubiera una manera de litigar, lo haría", dice al diario Tampa Bay Times Antonio Azorín descendiente de una familia cubana cuyas propiedades ─una planta de fabricación de tubería para alcatarillados, y una fábrica de ladrillos─ fueron confiscadas en Cuba sin compensación, en nombre de la revolución de Fidel Castro.

El litigio que emprendería Azorín de hecho es legal: el Título III de la Ley de Libertad y Solidaridad Democrática para Cuba de 1966, o Helms-Burton, que codifica en una sola legislación todas las disposiciones del embargo, permite a todos los estadounidenses entablar un litigio civil en las cortes contra aquellos que trafiquen o se beneficien de las propiedades que les arrebató el gobierno cubano. La demanda puede radicarse contra este último o contra una empresa o ciudadano privado.

Sin embargo, desde la administración de Bill Clinton, quien promulgó la ley después del derribo de dos avionetas civiles de la organización Hermanos al Rescate (por orden del entonces ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Raúl Castro), el Título III ha sido suspendido cada seis meses por todos los presidentes de EE.UU., a fin de evitar una nueva ola de reclamaciones en los tribunales.

Tras una negociación entre Clinton y el Congreso, a cambio del apoyo del presidente a la Helms-Burton, se incluyó en la ley una excepción que autorizaba al Primer Mandatario a suspender la controversial cláusula por seis meses (renovable) si fuese necesario a los intereses nacionales de EE.UU. o contribuyera a acelerar la transición democrática en la isla.

Título III complicaría normalización

Estados Unidos y Cuba acaban de celebrar en Washington D.C. una segunda ronda de conversaciones sobre las reclamaciones mutuas, que ascienden respectivamente a $8.000 millones al sumar los $ 1.900 millones originales en propiedades estadounidenses confiscadas por Castro y los intereses acumulados, y $ 300.000 millones por daños ocasionados por el embargo, una cantidad que el vicecanciller de la isla, Abelardo Moreno, que encabezó la delegación cubana, ha atribuido a una estimación de los tribunales de la isla.

Sin embargo, las indemnizaciones que reclama Washington sólo incluyen las demandas de empresas y ciudadanos de los Estados Unidos certificadas por la Comisión de Ajuste de Reclamaciones en el Extranjero hasta el 6 de julio de 1972.

Mientras tanto, el Título Tercero de la ley Libertad extiende el derecho a presentar demandas como ciudadanos de Estados Unidos a todos los exiliados cubanos que eran ciudadanos cubanos en el momento de la expropiación y que, sólo más tarde, después de haber emigrado a los EE.UU., adquirieron la ciudadanía de este país.

Mientras que las empresas y ciudadanos de Estados Unidos en el momento de la confiscación presentaron 5.913 reclamaciones certificadas contra Cuba, se calcula que los exiliados cubanos que adquirieron la ciudadanía estadounidense después de emigrar podrían radicar entre 300.000 y 400.000 demandas, lo cual complicaría aún más las ya difíciles discusiones emprendidas con La Habana por la administración Obama para zanjar el asunto, como parte del proceso de normalización de las relaciones.

El Tampa Bay Times señala que funcionarios del Departamento de Estado anunciaron recientemente que el Ejecutivo renovaría la suspensión del Título Tercero cuando expirara la suspensión anterior, el pasado domingo 31 de julio.

Estadounidenses traficando con propiedades... estadounidenses

El diario precisa que algunos perjudicados están pidiendo un levantamiento de la prohibición de litigio al menos contra empresas estadounidenses, ya que éstas están invirtiendo de nuevo en Cuba a medida que las relaciones entre los dos países se normalizan.

"Las consecuencias no deseadas de esta apertura hacia Cuba son de largo alcance", dijo al Times Javier García-Bengochea, un neurocirujano de Jacksonville, Florida que ha testificado ante el Congreso a favor de que se permitan las demandas autorizadas por el Título III solo en relación con corporaciones estadounidenses.

Su familia poseía siete hectáreas de almacenes, tres muelles y una estación de ferrocarril que estima tendrían un valor actual de casi $ 180 millones. Todo fue “nacionalizado” sin compensación y ahora forma parte del Puerto de Santiago de Cuba, operado por el gobierno.

"No podemos ignorar el hecho de que las empresas estadounidenses podrían terminar traficando con bienes que pertenecen a ciudadanos estadounidenses'', advierte García-Bengochea. "Eso sería un error".

Algunos expertos citados por el diario como Antonio Martínez II, un abogado de Nueva York especializado en asuntos cubanos, creen que una aplicación general del Título III podría convertirse en una pesadilla judicial, al ser inundados de nuevos casos los tribunales civiles.

Otros como Jason Poblete, un abogado con bufete en Virginia, especializado en la política EE.UU.-Cuba, sugieren que se permitan las demandas de manera limitada, contra firmas estadounidenses. Según Poblete, de esa manera los casos serían menos, y la medida obligaría a los empresarios norteamericanos a investigar diligentemente la historia de una propiedad o negocio en Cuba antes de invertir.

Mauricio Claver-Carone, director del Comité de Acción Política U.S.-Cuba Democracy opina que la importancia del Título Tercero es mayor ahora, debido a las excepciones al embargo puestas en práctica por la administración Obama:

“A nadie le había pasado por la cabeza que un presidente de los EE.UU permitiera que los derechos de un grupo de estadounidenses ─víctimas de las confiscaciones de Castro─ fueran pisoteados con el fin de promover los intereses empresariales de otro grupo de estadounidenses”, dice Claver-Carone, citado por el Tampa Bay Times. “Al hacerlo, se está negando a las víctimas el debido proceso legal”.

Azorín dice al respecto que, aunque le molesta que el gobierno cubano se haya aprovechado del patrimonio de su familia, su ira se desbordaría si se enterara de que una compañía estadounidense está invirtiendo en él.

“¿Para qué tener una ley que no se hace cumplir? No tiene sentido”, concluye diciendo.

Vea todas las noticias de hoy

Inauguran observatorio sobre los cuidados y los derechos de los ancianos en Cuba

Ancianos en Cuba en medio de la crisis por el coronavirus. (Yamil Lage/AFP).

El observatorio social Cuido60 se inauguró con una conferencia online este 15 de junio, Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez.

Orientado a la indagación y análisis sobre el envejecimiento en Cuba y los cuidados y los derechos de los ancianos, Cuido60 tiene como metas principales “monitorear de manera independiente procesos, actores y políticas relacionados con el envejecimiento y el derecho al cuidado en Cuba”, dijo a Radio Televisión Martí la socióloga Elaine Acosta, directora ejecutiva del proyecto.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Igualmente persigue promover un debate público que ayude a documentar y sensibilizar sobre las vulneraciones de los derechos de las personas mayores y sus cuidadores.

Durante la presentación de la iniciativa, la socióloga recalcó la importancia de hacer notar las formas de maltratos que se dan hacia este grupo sociodemográfico, "muchos de ellas ocultas e invisibles para la sociedad, pues se dan tanto en el interior de los hogares como en el espacio público, en lo que hacemos por las personas mayores y lo que dejamos de hacer por ellas, en las políticas que implementan los gobiernos y también en nuestro propio lenguaje".

Acosta denunció que el Gobierno cubano no ha firmado la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, que obliga a los estados de la región a implementar cambios legales e institucionales para proteger y resguardar los derechos de las personas de la tercera edad.

Cuba es uno de los países más envejecidos de la región y para el 2050 se pronostica que será el segundo más envejecido del mundo, con prácticamente un tercio de la población cubana mayor de 60 años.

Cuido60 tendrá cinco objetivos fundamentales: la realización de investigaciones aplicadas, la incidencia política y social, las publicaciones, la sensibilización y difusión y la formación y capacitación.

Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de Florida International University, FIU, indicó durante el panel que esta es “una propuesta sumamente pertinente, oportuna y necesaria", con una "agenda de trabajo muy amplia, variada y ambiciosa, que incluye la recopilación y sistematización de datos estadísticos sobre los adultos mayores en Cuba y sus cuidadores".

Asimismo, Sergio Ángel, investigador principal del Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda, con sede en Colombia, recalcó que “el éxito de este trabajo parte, necesariamente, de la articulación con las organizaciones de la sociedad civil y es por ello que hoy, haciendo el lanzamiento oficial del observatorio hacemos también el lanzamiento oficial de nuestras primeras convocatorias”.

Se elegirán un investigador junior y un investigador senior que tendrán que vivir en la Isla. Los requisitos para solicitar pueden encontrarse en el sitio web www.cuido60.com.

Al cierre del primer trimestre de 2020 se produjeron en Cuba 27.269 muertes frente a 23.666 nacimientos. La tendencia, según calculan los especialistas, se mantendrá de manera negativa.

EEUU: Cruzar aguas implacables de Cuba a la Florida suele ser un intento mortal

Migrantes cubanos a punto de ser recogidos por el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos.

La Guardia Costera de Estados Unidos dio a conocer este martes en un comunicado que 59 cubanos que fueron rescatados en cuatro intervenciones fueron repatriados a Cuba.

También aseveró que cruzar el estrecho de la Florida en embarcaciones precarias es muy peligroso y el intento suele ser mortal.

Los cuatro rescates tuvieron lugar entre el 9 y el 12 de junio, llegando incluso a realizarse dos intervenciones en un mismo día. En el primero de estos rescates, fueron recogidas 9 personas.

En el segundo no se da a conocer la cifra; en el tercero, 29 cubanos fueron rescatados a sólo 40 millas de las costas habaneras y, según el comunicado, una de ellas fue trasladada a tierra para recibir atención médica.

Inmigrantes cubanos
Inmigrantes cubanos

En el cuarto rescate se encontraron a 11 personas que “se hallaban en buen estado de salud”.

“La Guardia Costera y las agencias asociadas patrullan el estrecho de La Florida continuamente. El gobierno de los Estados Unidos quiere disuadir a cualquier persona intentando ingresar ilegalmente a los Estados Unidos”, declaró el capitán de corbeta Mario Gil, enlace con la Guardia Costera con la embajada de los Estados Unidos en La Habana.

Cubanos huendo de la isla en una embarcación precaria
Cubanos huendo de la isla en una embarcación precaria

“Transitar el mar en embarcaciones que no están aptas para navegar es ilegal y muy peligroso. Cruzar aguas implacables en embarcaciones de este tipo a menudo termina siendo un intento mortal”, afirmó.

En el comunicado se ofrece también un recuento de los migrantes cubanos que han sido interceptados.

Desde el 1 de octubre de 2020 los guardacostas han rescatado 465 migrantes cubanos, en comparación con 5.396 en el año fiscal 2016; 1.468 en el 2017; 259 en 2018; 313 en 2019 y 49 en el año fiscal 2020.

Opositor de Santa Clara condenado a un año y seis meses de cárcel

El activista Arturo Sábado Martínez, directivo del frente juvenil del Foro Antitotalitario Unido (FANTU).

El activista Arturo Sábado Martínez, directivo del frente juvenil del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue sentenciado este lunes a un año y seis meses de cárcel, por peligrosidad social pre-delictiva, en el tribunal provincial de Santa Clara.

Su esposa la activista Yanara Marcelo dijo a Radio Martí que la fiscalía impugnó falsos argumentos en contra de Martínez, quien continúa detenido, en espera de ser llevado a prisión.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:55 0:00

El opositor de 31 años, fue detenido el 7 de junio al presentarse a una citación, en la tercera unidad policial, de la ciudad de Santa Clara.

Desde hace años defensores de derechos humanos denuncian que la ley de peligrosidad predelictiva o "peligrosidad social" se aplica injustamente. Los jóvenes cubanos son los más afectados con la ejecución de esta ley, que puede aplicarse por hechos tan simples como no pagar la cuota del CDR o no tener un empleo fijo.

La policía política echa mano de la medida cuando considera pertinente para amenazar o enjuiciar a los disidentes del régimen, a quienes considera "elementos antisociales".

Las medidas de seguridad predelectiva están definidas en los artículos del 73 al 84 del Código penal cubano, y pueden llevar condenas de 1 a 4 años de cárcel.

La ley de peligrosidad social ha tenido antecedentes en Cuba, como las tristemente conocidas "Ley del vago" y las "Unidades Militares de Ayuda a la Producción" (UMAP), estos últimos campamentos de trabajo forzado identificados con el lema “el trabajo los hará hombres”.

"Lo que aparenta ser una medida, al final, es una estupidez”, cubanos critican ineficacia de medidas contra COVID-19

Colas en Guanabo durante la pandemia. Foto cortesía de María Elena Mir

Cuba ha reportado hoy el más alto número de nuevos casos de Covid-19 desde la llegada de la pandemia a la isla. Según las autoridades cubanas se está confirmando el aumento vaticinado por los científicos.

Al cierre del 14 de junio se reportaron en la isla 1537 nuevos casos positivos al coronavirus los que suman un total de 160 mil 594 personas confirmadas desde el inicio de la pandemia.

Este lunes, el mandatario Miguel Díaz Canel reconoció que en el país no se estaban haciendo las cosas bien, refiriéndose a los protocolos para enfrentar el avance del Covid-19, al mismo tiempo, orientó prestar mayor atención a la movilidad de las personas.

En un encuentro virtual, Díaz Canel señaló a Pinar del Río como una provincia donde se ha retrocedido en el control de la epidemia, precisamente fue en esa provincia donde se implementaron, hace varios meses, las “tarjetas de movilidad”.

En el municipio cabecera, Radio Martí pudo hablar con a la activista y comunicadora Lisandra Orraca.

“Ha sido prácticamente por gusto. En una misma casa hay varias personas con esa misma tarjeta, ya sea porque trabajan, sigue la calle llena de personas y siguen los casos aumentando aquí en Pinar del Río”.

Activistas cuestionan medidas del régimen para controlar el coronavirus
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:22 0:00

Díaz-Canel señaló además que La Habana ha tenido un positivo decrecimiento en los contagios, hoy se reportaron en esa provincia 375 nuevos casos.

En la localidad habanera de Guanabo, Radio Martí habló con la activista María Elena Mir Marrero.

Guanabo está repleto de personas... están los alquileres y la gente no se puede reprimir porque no sean capaces (el gobierno) de dar un gel antibacteriano por núcleo aunque sea. Tienen que salir porque se están muriendo de hambre. No hay medicamentos de ningún tipo, no hay un antibiótico, no hay un analgésico”, declaró.

Entre las provincias con mayor número de nuevos contagios siguiendo a la capital cubana, el Ministerio de Salud de la isla ubicaba a Camagüey, Matanzas y Santiago de Cuba, con 215 nuevos contagios.

Desde Santiago de Cuba, la también activista Miraida Martín declaró:

“Por el día, las personas siguen en la calle, haciendo colas. Por ejemplo, el transporte, con un horario específico, luego las personas, imagínese, desesperadas por llegar a sus casas y aquel transporte lleno, y lo que aparenta ser una medida, al final, es una estupidez”, concluyó Miraida Martín.

Díaz-Canel y su ministro de Salud reconocen múltiples fallas en manejo de crisis sanitaria en Cuba

Díaz-Canel (izq.) junto al ministro de Salud pública, José Angel Portal Miranda.

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel reconoció este lunes lo que cientos de cubanos han venido denunciando durante la pandemia: que las autoridades cubanas no tienen control de la crisis sanitaria en el país.

El incremento de casos y muertes en junio y un pronóstico de crecimiento de casos diarios para los próximos días en varias provincias hacen ver que las medidas tomadas y reforzadas una y otra vez han sido insuficientes.

"No estamos haciendo las cosas bien", reconoció Díaz-Canel en una reunión el este lunes.

El Ministro de Salud Pública (Minsap), José Angel Portal Miranda, dijo que las nuevas cepas están generando mayor transmisión y a mayor velocidad.

El titular de Salud reconoció "muchas fallas en el cumplimiento de los protocolos" y alertó que predomina la transmisión es a través del contacto extradomiciliario.

Cuba se negó a participar del Mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud, creado para que los países de ingresos medios y bajos accedan a las vacunas, en su lugar apostó por inocular a parte de la población con ensayos de vacunas producidas a nivel nacional, aún en fase experimental.

Díaz-Canel dijo el lunes que los llamados candidatos vacunales, por sí solos, no pondrán fin a la transmisión de la Covid-19.

Como solución a la crisis sanitaria, una vez más el gobernante cubano ordenó una revisión de las medidas tomadas y la implementación de mayores restricciones a la movilidad en las provincias, donde los índices están empeorando.

Récord de casos

El lunes se registró una cifra récord de nuevos contagios con 1 537 nuevos casos de COVID-19 y ocho fallecidos.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología dijo que hay más de 30 834 pacientes ingresados.

“Es una expresión de la alta contagiosidad que está teniendo el virus”, comentó Durán.

De los 1 537 casos confirmados este lunes 48 son importados, la mayoría de de Rusia 41.

Con 238 nuevos casos pediátricos reportados este martes, el país acumula 21 505 pacientes en edades pediátricas diagnosticados con COVID-19 durante el curso de la pandemia en Cuba y en estos momentos hay 1 090 pacientes pediátricos entre los confirmados ingresados, la cifra más alta hasta la fecha; de ellos, 75 son menores de un año.

Cargar más

XS
SM
MD
LG