Enlaces de accesibilidad

Cuba

Temen que zonas del interior de Cuba no estén preparadas para el coronavirus

Imagen de archivo tomada en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana (Foto: Desmond Boylan/Reuters).

Al menos en los pueblos del interior de Cuba no hay condiciones para enfrentar una epidemia de coronavirus, dijo a Radio Televisión Martí un médico de Santiago de Cuba.

“Dios quiera que aquí no haya un brote de ese tipo, porque efectivamente aquí condiciones no hay ninguna”, afirmó el Dr. Roberto Serrano en conversación telefónica con el periodista Amado Gil. “Aquí hay hacinamiento en todos los órdenes: en los trabajos, en las casas, en los ómnibus, en todo: es un caldo de cultivo excelente para que eso aquí sea algo devastador”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Mientras las autoridades sanitarias del país no han reportado ningún caso de coronavirus hasta el momento, el diario digital independiente 14ymedio se pregunta si Cuba está en condiciones de enfrentar la llegada y potencial propagación de la enfermedad.

“Hay una pregunta que muchos se hacen a partir de la alerta sanitaria que está moviendo el coronavirus o neumonía de Wuhan desde su aparición”, dice la directora de 14ymedio, Yoani Sánchez, en su ya tradicional cafecito informativo Ventana 14. “¿Cuba está acaso preparada para enfrentar esta epidemia?

Pese a que ningún país está realmente preparado para algo semejante, comenta la periodista, lo cierto es que los regímenes totalitarios, militarizados, con una amplia red de vigilancia y control sobre la sociedad, tienden a ser bastante efectivos a la hora de detectar los casos de contagio, hospitalizarlos, buscar las personas por la fuerza e ingresarlos bajo observación.

“Así que por ese lado, podríamos decir que hay un tanto a favor del oficialismo cubano en la posibilidad de detectar, supervisar, controlar los posibles casos de coronavirus”, explica Yoani.

Aunque el gobierno cubano insiste en que no se ha detectado hasta el momento ningún caso positivo del virus en la isla, observa Sánchez, en los aeropuertos interrogan a los viajeros procedentes de China, Corea del Sur y otros países asiáticos, o de Italia, donde un brote de coronavirus ya les ha costado la vida a 52 personas.

A quienes llegan a Cuba les preguntan si han tenido algún síntoma que pueda asociarse con el virus y les llenan un formulario, pero 14ymedio no ha recibido reportes de que estén tomándoles la temperatura en el aeropuerto, dice Yoani.

“¿Ha visitado Italia, Corea del Sur, China o algún otro país asiático recientemente?’, indagan los oficiales migratorios antes de estampar el cuño de entrada en cada pasaporte”, reporta la nota correspondiente que publica el diario digital.

Según 14ymedio, hasta hace pocas semanas la pregunta era si habían visitado otras naciones, especialmente de Centroamérica, en busca de posibles contagios por dengue, pero ahora la prioridad es el coronavirus.

Sara Marsh, corresponsal de Reuters en Cuba, confirma algo de lo dicho por la directora del periódico digital.

“Cuba no tiene ningún caso confirmado de coronavirus; sin embargo, todos los empleados del aeropuerto están obligados a llevar máscaras protectoras, y muchos viajeros las usan también”, escribe Marsh. “Pero no he podido encontrar ninguna en una farmacia”, añade.

Al salir del aeropuerto, el viajero choca con la realidad cotidiana del cubano, subraya Yoani.

“Una isla donde ahora mismo es muy difícil comprar útiles de aseo: jabón, detergente, pasta dental; incluso, un tapaboca o nasobuco es prácticamente imposible de hallar ahora mismo en las farmacias y en la red comercial cubana. Esa parte es la que está en contra nuestra a la hora de enfrentar el coronavirus”.

Y pone el ejemplo quizás más elocuente: un termómetro.

“¿Cómo saber si se tiene fiebre si no es posible prácticamente comprar un termómetro en la farmacia?”, se pregunta. “Eso da un panorama bastante incierto y peligroso”.

Vea todas las noticias de hoy

Denuncian que vecinos de barrio de La Habana viven entre aguas albañales

Aguas albañales en una calle de Centro Habana. (Foto de archivo)

Vecinos de una ciudadela en la localidad de Mantilla, en el municipio habanero de Arroyo Naranjo, malviven entre aguas albañales en momentos en que se exige higiene a la población, para evitar los contagios por la pandemia del coronavirus.

Yaisma González Santana, quien es residente en una de las siete viviendas afectadas, denunció a Radio Televisión Martí la situación infrahumana en que se encuentran hacinados los habitantes de la localidad.

Santana aseguró que el agua de las fosas, saturadas de excrementos y otras inmundicias, está corriendo por encima de las tres cisternas de Mantilla, que una de ellas se encuentra contaminada con gusanos y que el olor que expele es insoportable.

Vecinos protestan por salidero de aguas albañales en una calle de Centro Habana. (Captura de video/Diario de Cuba)
Vecinos protestan por salidero de aguas albañales en una calle de Centro Habana. (Captura de video/Diario de Cuba)

Agregó que fue a la Dirección de Vivienda, donde le dijeron que volviera el pasado lunes. Sin embargo, nunca hicieron ningún reporte de la situación.

En vista de ello, relató que fue a la Dirección de Acueductos. Allí le informaron que desde el 13 de marzo no reciben ningún reporte de la oficina de Viviendas.

Por esa razón, se dirigió a las dependencias del gobierno local y a la Dirección de Higiene e Epidemiología, en una suerte de peregrinar por las instancias burocráticas de la zona, sin conseguir respuesta alguna para la deplorable situación en que se encuentran los habitantes de Mantilla.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba, en la isla existen 5.292 kilómetros de alcantarillado y solo el 47 por ciento de las aguas albañales reciben tratamiento.

Vecinos de Mantilla entre aguas albañales en momentos de extremar la higiene
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

La situación en Cuba se torna preocupante no solo por la sequía y la severa crisis en el abasto a la población, sino por el mal manejo de las aguas albañales, lo mismo en Mantilla que en el resto de la capital y el país, según ha constatado Radio Televisión Martí.

Multas y amenazas a opositores por comentar sobre el coronavirus en la isla

Cubanos almacenan agua en La Habana en medio de la crisis por el coronavirus. Las autoridades están amenazando y multando a miembros de la sociedad civil que reporten sobre la situación de la pandemia en la isla.

Activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) fueron citados, multados y amenazados el miércoles por "hablar mal de los dirigentes del gobierno y tratar el tema de coronavirus" en sus publicaciones en las redes sociales, explicaron a Radio Televisión dos integrantes de ese grupo opositor.

Ovidio Martín Castellanos, uno de los coordinadores de la UNPACU en Santiago de Cuba, fue detenido ayer por más de 8 horas en una unidad de la Policía conocida por El Palacete, donde dos agentes se presentaron "como instructores de ETECSA" y le informaron que sería multado.

El activista indicó que cuando indagó las razones de las multas, uno de los agentes dijo que eran porque "andaba en las redes hablando mal de los dirigentes del gobierno y hablando de la situación que hay en el país con el coronavirus".

Aunque no las firmó, pidió constancia de las mismas para "hacer la reclamación pertinente".

El opositor recibió una multa de 3.000 pesos, por las publicaciones en internet, y otra de 200 pesos, por unas octavillas que aparecieron en algunos lugares de la ciudad y con las que aparentemente intentan relacionarlo.

Martín Castellanos calificó el incidente de "maniobra" contra su persona.

El Decreto 370 regula en la isla el uso de la internet y contempla multas hasta de 3.000 pesos.

También el miércoles, en Camagüey, la policía política citó para una estación policial al activista Adrián Quesada, de la UNPACU.

"Un funcionario del tribunal, que no se identificó, junto a un agente de la Seguridad del Estado, me hicieron una acta de advertencia por mis publicaciones en internet y me dijeron que podrían multarme con 3.000 pesos", detalló el opositor.

Activista de UNPACU citado y amenazado por la policía política de Camagüey
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Quesada agregó que le abrieron un expediente de "peligrosidad" porque, según ellos, la Seguridad del Estado considera que tiene "potencial delictivo".

Durante las últimas semanas, activistas de otras organizaciones opositoras y periodistas independientes han denunciado que las autoridades policiales los han multado con 3.000 pesos por fotografiar aglomeraciones de personas para comprar alimentos.

La periodista independiente Camila Acosta fue multada la pasada semana. por violar, según las autoridades, el decreto 370; mientras que también el comunicador Julio Aleaga Pesant fue citado y amenazado con ser llevado a prisión bajo la Ley de Peligrosidad Social Predelictiva.

(Con entrevistas de Ivette Pacheco e Idolidia Darias)

Solidaridad Cristiana Mundial condena hostigamiento a periodista cubano

Yoe Suárez. (Angel del Castillo)

Solidaridad Cristiana Mundial (WCS, por sus siglas en inglés) condenó este jueves el hostigamiento a que es sometido el periodista independiente y religioso cubano Yoe Suárez por parte del régimen cubano.

Declaraciones del periodista independiente Yoe Suárez
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:00 0:00

Mervyn Thomas, presidente ejecutivo de la organización, resaltó en un comunicado la continua persecución de las autoridades cubanas a Suárez por su trabajo pacífico, que cubre los derechos humanos y los asuntos religiosos en Cuba.

Suárez, de 29 años, ha trabajado en medios de comunicación no estatales en Cuba desde 2014.

Entre 2018 y 2019, el comunicador fue detenido e interrogado por agentes de la Seguridad del Estado en tres ocasiones y en una de ellas, durante un viaje a Guantánamo, se le acusó de ‘actividades contrarrevolucionarias’, su teléfono fue confiscado y lo amenazaron con encarcelarlo si regresaba a esa ciudad.

Suárez fue convocado en febrero de 2020 a la estación de policía de Siboney, en La Habana, en la que permaneció durante tres horas frente a un agente de la Seguridad del Estado que lo amenazó con represalias en contra de su familia, añade el comunicado.

“Es profundamente preocupante, añadió Thomas, que al menos en dos ocasiones los funcionarios hayan amenazado a Suárez con repercusiones contra su familia" y calificó de inaceptable que Suárez también haya sido puesto bajo una prohibición de viajar fuera de la Isla.

La organización hizo un llamado al gobierno cubano para que deje de acosar a Suárez y su familia, y permita que periodistas, activistas y defensores de los derechos humanos en la isla realicen su trabajo sin riesgo de encarcelamiento o intimidación”.

Solidaridad Cristiana Mundial, con sede en Londres, monitorea las violaciones a la libertad de religión y de expresión en diferentes sitios del mundo, incluido Cuba.

Un ciudadano chino, entre 21 nuevos casos de coronavirus en Cuba

Andrés Jiménez vende máscaras de confección casera a sus vecinos. AP Photo / Ramon Espinosa

Cuba no reportó el jueves ningún nuevo fallecimiento por coronavirus en la isla, pero elevó a 233 la cifra de casos confirmados porque los exámenes del miércoles detectaron 21 positivos entre 576 personas sometidas a la prueba del COVID-19.

Solo uno de los 21 confirmados es extranjero, un ciudadano chino de 42 años que trabaja en la Zona Especial del Mariel y estuvo en contacto con un caso previo. Presentó los primeros síntomas hace una semana y lo internaron en el Centro de Aislamiento de la provincia de Artemisa, desde donde fue trasladado al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Tanto él como los 20 cubanos que dieron positivo al examen mostraban una evolución satisfactoria, dice el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Las otras 142 personas internadas en el Centro de Aislamiento donde estuvo temporalmente permanecen bajo vigilancia sanitaria.

Entre los cubanos hay una niña de tres años residente en Jagüey Grande, Matanzas; otra de ocho años que vive en el municipio Venezuela, en la provincia de Ciego de Ávila, y un niño de nueve años de Consolación del Sur, en Pinar del Río.

Según el MINSAP, al cierre del miércoles había 2,320 personas ingresadas en el país, 213 como pacientes confirmados y 1,384 como sospechosos. El personal de salud vigila en sus hogares a otras 25,920 personas.

Los 233 casos de COVID-19 diagnosticados, siempre de acuerdo con las cifras oficiales, representan un 7 por ciento de los 3,342 exámenes practicados hasta el momento en Cuba.

Dos de los 20 cubanos confirmados habrían contraído la enfermedad fuera de Cuba, uno en España y el otro en Dubai; 13 estuvieron en contacto con casos previos, y cinco se asociaron a viajeros procedentes del exterior.

Por provincias, los nuevos casos se desglosan en: La Habana (5); Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba (3 cada una); Pinar del Río (2), y Camagüey (1).

Los cinco pacientes reportados en estado crítico son cubanos, dos mujeres y tres hombres cuyas edades oscilan entre 49 y 83 años. El mayor, precisamente de 83, continúa ingresado en el IPK; otro hombre de 70 años en el Hospital Naval Luis Díaz Soto, de La Habana, y tres en el hospital militar villaclareño Manuel Fajardo.

La placa con la información básica reportada el jueves por el MINSAP.
La placa con la información básica reportada el jueves por el MINSAP.

Los dos casos reportados en estado grave son una cubana residente en Estados Unidos que llegó a Cuba el 22 de marzo y permanece ingresada en el IPK, y un ciudadano francés de 72 años internado en el Hospital Mario Muñoz Monroy, de Matanzas.

Un pinareño de 39 años que estaba ingresado en el hospital León Cuervo Rubio, de esa provincia, fue dado de alta el miércoles.

Cuarentena sin alimentos en Cuba: campesinos culpan al gobierno

Una mujer compra vegetales en un mercado de La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

En el complicado escenario actual en la isla con el coronavirus, los cubanos están alarmados porque enfrentan una cuarentena con un faltante total de alimentos básicos, entre ellos arroz, frijoles y plátanos.

Campesinos entrevistados por Radio Martí responsabilizan a las autoridades del país de esta crisis alimentaria, que se ha incrementado en las últimas semanas en todo el territorio nacional.

En la Unidad Básica de Producción Los Cristales, en Jatibonico, Sancti Spíritus, el agricultor Vladimir Ríos Cruz dijo que la única forma de resolver este problema es dejando producir a los campesinos, que saben lo que hay que sembrar y son capaces, sin la interferencia del gobierno.

El gobierno es el responsable: señalan agricultores ante falta de alimentos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00

"Vas y limpias las tierras [llenas] de marabú que tienen perdidas hace 40 años, y cuando las tienes limpias, las posteas y las cercas, vienen y te las quitan, y se las cogen ellos", afirmó.

"Yo necesito 2,000 metros de alambre, véndemelos. Véndeme 200 metros de manguera y una turbina nueva, y déjame producir, y luego que venga el camión de acopio con un cheque con fondo, no un cheque al vacío", reclamó al gobierno Ríos Cruz.

En Bayamo, provincia de Granma, el productor arrocero Emiliano González informa que allí se produce el 35% que se cosecha en toda Cuba de ese cereal, y este año se desplomaron las producciones.

"La cosecha de frío prácticamente se perdió. ¿Por qué? Por falta de insumos, por falta de paquete tecnológico a tiempo, por falta del financiamiento" para costear la compra de las semillas, dijo.

"Si estas personas quieren que los campesinos produzcan tienen que crear las mínimas condiciones" para que esto suceda, concluyó González.

En la comunidad agrícola de San Benito, en Songo la Maya, Santiago de Cuba, el campesino Alcibíades Silva señaló que cada vez que se agudiza el suministro agrícola, el gobierno cubano culpa en primer lugar a los agricultores.

"Muchos han tenido que abandonar sus fincas por la falta de condiciones. Otra cosa que ha atentado contra ellos han sido los impagos. No les han pagado en tiempo y forma sus productos", dijo Silva.

Desde Lutgardita, en Quemado de Güines, en Villa Clara, Ibar González, que cultiva frijoles, destacó que deberían ser ellos quienes planifiquen los ciclos y el tipo de producción, y no el Partido Comunista. "Los culpables de que el país tenga la situación que tiene son ellos. Como yo voy a preparar la tierra si no tengo combustible, y tampoco tengo la maquinaria y la infraestructura", denunció.

El viernes, en el programa de la televisión estatal Mesa Redonda, el ministro cubano de Economía y Planificación Alejandro Gil Fernández admitió que las producciones de arroz, plátano, frijol, maíz, y carne de cerdo presentan un déficit en el país.

Cargar más

XS
SM
MD
LG