Enlaces de accesibilidad

Cuba

Manifiesto del 27N reta a conquistar el poder político a pocos días del congreso del Partido Comunista de Cuba

Raúl Castro y otros dirigentes cubanos en octubre de 2020 en una reunión parlamentaria. Irene Perez/Courtesy of Cubadebate/Handout via Reuters.

Próximo a celebrarse el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba entre el 16 y 19 de abril en La Habana, el grupo de artistas, intelectuales y activistas cubanos denominados 27N, publicó este lunes un manifiesto político haciendo un llamado urgente a los cubanos a reconquistar el poder.

El documento pide con urgencia libertades políticas (de expresión, de creación, de protesta o manifestación pacífica, de representación y participación política, de asociación y movilidad, de debate abierto y público, liberación de los presos políticos, entre otras); libertades económicas; legalización de medios de comunicación independientes y derecho de asociación.

El 27N surgió tras la inédita manifestación del 27 de noviembre de 2020, cuando unos 300 artistas e intelectuales se manifestaron frente al Ministerio de Cultura para reclamar libertad de expresión y un diálogo con las autoridades, luego que la policía desalojó por la fuerza a 14 miembros del Movimiento San Isidro, algunos en huelga de hambre por 10 días.

Artistas cubanos frente al Ministerio de Cultura en una protesta el 27 de noviembre de 2020. YAMIL LAGE / AFP
Artistas cubanos frente al Ministerio de Cultura en una protesta el 27 de noviembre de 2020. YAMIL LAGE / AFP


El general Raúl Castro fue elegido en abril de 2019 como primer secretario del PCC, el único partido político que existe de manera legal en Cuba desde 1965.

El 27N, catalogado por el oficialismo como un grupo de mercenarios que busca gestar un "golpe blando", asegura que su manifiesto se fundamenta en el principio político y jurídico, recogido en la Carta Internacional de Derechos Humanos y la Constitución de la República de Cuba aprobada el 19 de abril del 2019.

Manifiesto del 27N

El 27 de noviembre de 2020 más de trescientos intelectuales, artistas y periodistas acudimos al Ministerio de Cultura para exigir el reconocimiento de nuestras libertades y derechos ciudadanos; y para expresar el rechazo a la violencia de Estado, sostenida por años e incrementada en los últimos meses. El detonante de esta manifestación fueron los hechos ocurridos en el barrio San Isidro la noche anterior. De la necesidad de continuar el camino de reclamos que se inició aquel día, y de la voluntad de participar en el presente y futuro de Cuba, surge el 27N.

Somos una comunidad abierta, diversa, impulsada principalmente por jóvenes artistas e intelectuales, reunida por el azar y cohesionada por el deseo de construir un país más digno y justo para todos los cubanos. Constituidos de manera horizontal, intentamos sustituir el verticalismo de liderazgos tradicionales por medio del debate y la generación de consensos que respondan a la diversidad de su membresía y no a la unanimidad de criterios, lo que propicie prácticas más democráticas, plurales e inclusivas. No somos una organización o movimiento político sino cívico, contamos con la creación artística y el trabajo intelectual como principales herramientas. Mediante decisiones tomadas en colectivo y bajo una dialéctica constante, nos organizamos por grupos para trabajar, los cuales son integrados voluntariamente por activistas según su disponibilidad de tiempo, sus talentos y habilidades, sin que ello implique jerarquía ni privilegio dentro de esa comunidad que crece cada día y de la que puede formar parte cualquier ciudadano cubano, independientemente de su ideología, ocupación, lugar de residencia, etc., siempre que lo acompañen la honestidad, el civismo y el respeto hacia la libertad de expresión. No actuamos en secreto pues nada ilegal hacemos, visibilizamos nuestras ideas en nuestras plataformas digitales. No aceptamos pronunciamientos discriminatorios, que fomenten el odio político ni que atenten contra las libertades y derechos defendidos por nuestra comunidad. Nuestro accionar es cívico, pacífico, solidario, dialogante, comprometido con los sufrimientos de la sociedad cubana actual y con sus aspiraciones de un futuro de democracia y bienestar. No existen fines de lucro ni influencia de intereses extranjeros u organizaciones políticas, solo rige la voluntad de la ciudadanía cubana.

Basamos nuestra existencia en el principio político y jurídico, recogido en la Carta Internacional de Derechos Humanos, así como en la Constitución de la República de Cuba aprobada el 19 de abril del 2019, de que los ciudadanos de un Estado deben tener garantías para disfrutar con igualdad plena de todos los derechos y libertades, sin distinciones de raza, color, género, identidad sexual, posición política, nivel de acceso económico, origen social, lugar de nacimiento, religión, situación de discapacidad y cualquier otra condición. Hacemos valer de este modo nuestro derecho a expresarnos, asociarnos y manifestarnos libremente, condenando ante Cuba y el mundo cualquier hecho que atente contra esos derechos humanos. Exigimos al gobierno cubano que se haga responsable en su administración de escuchar a la ciudadanía y que fomente la paz y el respeto a nuestros derechos.

El país que soñamos

Queremos un país inclusivo, democrático, soberano, próspero, equitativo y transnacional.

Deseamos una nación donde expresarse libremente no constituya un acto de valentía, sino que sea una consecuencia natural del pensamiento autónomo. Donde no exista el odio político, la violencia policial, la represión, la censura, la manipulación mediática, la violación de la privacidad, los actos de repudio; en fin, las prácticas abusivas de poder ejercidas por una dirección política centralizada, militar y partidista, que discrimina y anula a quienes disienten, violando sus derechos humanos. Reclamamos la legitimidad de la abierta y libre discrepancia y del pensamiento crítico como vital ejercicio para evitar la inmovilidad, la corrupción y el mal actuar de los funcionarios o cualquier otro ente de la sociedad que atente contra su desarrollo. Necesitamos sanar como país los daños que ha dejado el adoctrinamiento; sustituir las mentiras y malos hábitos aprendidos, por la voluntad y el compromiso de rescatar la honestidad y el amor a la verdad como principio.

Cuba requiere un cambio, y para ello necesita construir una ciudadanía más participativa y con mayor grado de conciencia de que el futuro político y económico de este país depende de nosotros mismos. Para lograr reconstruir nuestra nación, la honestidad debe fungir como principio fundamental. Urge descentralizar y recuperar el poder político que nos han usurpado, y que nuestra Cuba futura sea diseñada desde las necesidades y deseos de todos los ciudadanos cubanos, con iguales derechos para participar en su diseño, más allá de su ideología, filiación política o el lugar donde residan.

Necesitamos reafirmarnos como personas diferentes entre sí, como ciudadanos ecuménicos, tolerantes, respetuosos del criterio ajeno. En consecuencia, abogamos por leyes que garanticen nuestro derecho a desarrollarnos como una sociedad heterogénea, donde las leyes creadas para beneficio de la mayoría no restrinjan ni desconozcan los derechos de las minorías. No somos enemigos, sino cubanos que soñamos una Cuba mejor que legar a nuestros hijos, que sea con todos y para el bien de todos.

Aspiramos a trabajar por una sociedad con justicia social y bienestar, donde cada cubano pueda vivir en su país con el fruto de su trabajo, donde se liberen las fuerzas productivas y se sustituya el parasitismo burocrático por un funcionariado capaz y proactivo. Que dejemos atrás la miseria y el desabastecimiento impuesto por la incompetencia del sistema imperante, y estén garantizados los derechos a una vida digna, con garantías –entre otras cosas– para la salud y la educación pública.

Para avanzar en la construcción del país que soñamos, nuestra comunidad se plantea los siguientes objetivos:

1. Promover la participación ciudadana para la reivindicación de derechos

Buscamos reivindicar derechos y libertades vulnerados por el poder político en Cuba y refrendados constitucionalmente. Para ello son imprescindibles la participación ciudadana y el ejercicio de la libertad personal ante la censura, la represión y cualquier intento de someter al pueblo cubano a la voluntad de un gobierno autoritario y excluyente.

2. Crear, fortalecer y promover condiciones para la creación de consensos

Pretendemos trabajar con diversos grupos, asociaciones y actores en general de la sociedad civil cubana, para encontrar preocupaciones, intereses y estrategias comunes; establecer espacios de debate, alianzas, proyectos y metas en conjunto, para colaborar unos con otros y avanzar unidos —desde la diversidad de cada cual— en la construcción de un mejor país.

3. Promover la legalización del posicionamiento independiente

Haciendo valer el derecho al libre asociacionismo, reclamamos y ejercemos el derecho a crear espacios públicos y privados, físicos y virtuales, que permitan una mayor autonomía colectiva y personal.

Nuestras principales demandas son:

1. Libertades políticas

Reclamamos el respeto del derecho legítimo a la libertad de expresión, de creación, de protesta o manifestación pacífica, de representación y participación política, de asociación y movilidad, de debate abierto y público en la búsqueda de consenso ciudadano. La libertad política es indispensable para poder ejercer cualquier derecho humano, dado el carácter interdependiente de estos. No puede haber prosperidad ni libertad de creación en ninguna esfera de la sociedad, sin libertad política.

Demandamos que todas las personas que han sido juzgadas por expresar ideas contrarias al sistema político sean puestas en libertad. Abogamos porque las normas del debido proceso penal se cumplan en Cuba y porque se actualice la Ley de Procedimiento Penal en cuanto a brindar a los acusados mayores garantías que las existentes en la actualidad.

Demandamos el cese de la represión, por parte de las instituciones del Estado, a los ciudadanos que piensan diferente. Que se detenga la campaña mediática de descrédito a los creadores independientes, a los activistas políticos, culturales y cívicos; así como a los sujetos activos cívicamente en cualquier área de la sociedad que reclaman derechos no reconocidos, incluido el de protestar.

2. Libertades económicas

Afirmamos el derecho de todo ciudadano a las distintas formas de participación económica, de propiedad y gestión. Reconocemos el rol de la iniciativa privada y del ejercicio de libertades económicas que posibiliten el impulso de las capacidades productivas y sean generadoras de bienes y servicios esenciales para el desarrollo de la nación.

Defendemos el derecho de todo ciudadano a disfrutar de un trabajo digno y de los frutos que este genere. Consideramos legítima cualquier forma de trabajo siempre que no sea lesiva a la dignidad humana ni dañe la libertad y la capacidad de prosperar de otros ciudadanos. Estamos convencidos de que sin la consolidación de una base material digna no se puede alcanzar el bienestar y la equidad social.

3. Legalización de medios de comunicación independientes

Instamos al Estado cubano a legalizar los medios de prensa llamados independientes, para que puedan alcanzar personalidad jurídica y registrarse como tales. Ateniéndose a las leyes cubanas, estos medios podrían contar con normas jurídicas que los protejan, cesaría el hostigamiento a sus periodistas, y podrían rendir cuentas de modo transparente ante la sociedad, cumpliendo con sus responsabilidades éticas, técnicas y tributarias. En un clima de tolerancia y legalidad se generaría una relación entre Estado, prensa y sociedad donde el imperativo para todos los medios sería la veracidad en las noticias y el rigor en los enfoques.

4. Derecho de asociación

Reclamamos el derecho a generar colectividades para participar activamente, sin más dilaciones ni pretextos, en la construcción de una realidad mejor, donde se tengan en cuenta nuestras consideraciones y expectativas. Entendemos que el derecho de asociación es imprescindible para conseguir una verdadera participación ciudadana en los procesos económicos, sociales y políticos del país.

Exigimos que se respete la libertad sindical que Cuba ha refrendado en el Convenio No. 87 de la Organización Internacional del Trabajo y en el Código de Trabajo de nuestro país, para la protección de los derechos laborales de todo ciudadano vinculado o no con el Estado mediante contratos de trabajo, sin distinción de raza, género, credo, ni posicionamiento político.

Con la convicción de que ganar estos derechos comienza por la voluntad de defenderlos con valentía, instamos a todos los cubanos, dentro y fuera de Cuba, a la unión y a la paz, al entendimiento y a la comunicación, a la búsqueda de la verdad, expresando lo que pensamos y sentimos, defendiendo solidariamente a quienes son reprimidos y difamados por expresarse libremente. De un acto de solidaridad nació el 27N y continúa vivo por su sentido de responsabilidad, creando y sumando, por el derecho a tener derechos y para que el amor y la poesía unan a este pueblo.

Vea todas las noticias de hoy

Otros 12 muertos y 1,244 casos de COVID-19 en Cuba: autoridades reconocen retroceso en control de la pandemia

Una calle de La Habana cerrada por COVID-19. (YAMIL LAGE / AFP)

Las autoridades sanitarias reportaron este martes 12 fallecidos y 1,244 nuevos casos de COVID-19, en una ola de contagios que no han logrado contener pese a estrictas medidas de control en los territorios más afectados.

Varias provincias evidencian un retroceso en el control de la pandemia, que el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán, atribuye al alto índice de contagio y el incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria.

La lista la encabeza La Habana, con 600 nuevos casos en el día.

En la capital se concentró el 54% del total de casos confirmados en la isla en la última semana, la peor de toda la pandemia, con 8,473 nuevos positivos al COVID-19, según cifras oficiales.

Le siguen Mayabeque (128), Santiago de Cuba (100), Pinar del Río (54), Granma (53), Artemisa (41), Holguín (38), Sancti Spíritus (35), Las Tunas (34), Camagüey (33), Cienfuegos (25) y Ciego de Ávila (23).

En la mayoría de estos territorios las autoridades han implementado medidas de control adicionales, como incrementar el aislamiento y disminuir la movilidad de las personas, en un intento de contener el brote, reportó el portal oficialista Cubadebate.

En el país permanecen hospitalizadas 27,227 personas, de ellas 16,162 en vigilancia epidemiológica, 4,353 sospechosas de padecer la enfermedad y 6,712 casos confirmados activos.

En los últimos 15 días, el Ministerio de Salud Pública ha reportado un total de 17,130 nuevos contagios, 932 de ellos importados, con fuente de infección en el exterior.

Mientras, el doctor camagüeyano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre aseguró en Facebook que su colega, Miguel Junco Bonet, falleció la semana pasada por coronavirus, sin que su muerte haya sido incluida entre los fallecimientos que reporta oficialmente el MINSAP, reportan los portales Periódico Cubano y Cubita Now.

“Dr. Miguel Junco Bonet falleció hace tres días prestando servicios como intensivista en Camagüey. Fallece a causa del Covid. Dr. Durán ¿Cuándo lo darán en el parte y las consecuencias de su muerte?”, dijo el galeno.

Otero Alcántara estaría en huelga de hambre, sed y silencio, alertan activistas

Luis Manuel Otero Alcántara. (Facebook/Movimiento San Isidro)

El artista y opositor Luis Manuel Otero Alcántara, quien lleva más de dos semanas internado e incomunicado en el hospital Calixto García de La Habana estaría en huelga de hambre, sed y silencio, desde el lunes pasado, informaron activistas cercanas al fundador del Movimiento San Isidro.

Anamely Ramos González y Omara Isabel Ruiz Urquiola, ambas cercanas a Otero Alcántara escribieron un comunicado conjunto en redes sociales: "Nos ha llegado la información de que Luis Manuel está en huelga de hambre, sed y silencio, desde el lunes pasado, firme en su decisión de no ceder hasta no ver cumplidas sus demandas".

Ambas, quienes estuvieron junto al artista en la huelga de noviembre de 2020, alertaron que desde la semana pasada la Seguridad del Estado pone nuevas trabas para la entrada de su familia y que solo su tío materno consiguió verlo el fin de semana y es quien ha compartido esta información.

"Asumimos la responsabilidad que entraña semejante revelación, pero dada la gravedad de la situación preferimos la inexactitud al silencio", explican las activistas Ramos.

"Ellos (la Seguridad del Estado) han decidido quién llega a él, bajo qué condiciones y toda la información que de él se ha hecho pública. En medio de esta situación es casi imposible obtener noticias certeras, confiables", aclaran.

Desde que fue conducido al hospital por las autoridades cubanas, varios activistas han sido detenidos o multados al intentar contactar al artista en el hospital, donde desde el 2 de mayo han activado un férreo mecanismo de control policial.

"Hay algo que es incuestionable: Luis Manuel no ha dejado de estar en situación de vulnerabilidad, a merced de un Estado mafioso que no cesa de violar sus derechos y que será el máximo responsable de la muerte o de cualquier daño infringido a Luis Manuel. Dejarlo morir es un crimen horrendo, también lo es medicarlo y retenerlo en contra de su voluntad. En ambos casos, lo que se muestra es la prepotencia y la crueldad de un régimen asesino, cuya única lógica es la violencia y el castigo", concluyen.

La periodista cubana Mónica Baró, escribió en la revista Rialta, a raíz de cumplirse los 15 días del internamiento de Otero Alcántara:

"El blanco preferido de la Seguridad del Estado nunca ha sido el cuerpo sino la psique. Eso es lo que busca destruir. Con la grotesca hospitalización de Luis Manuel (incluso si Luis Manuel mañana saliera diciendo que se lo pasó fenomenal todo este tiempo), no sólo está atacando la psique de Luis Manuel, sino la de toda la sociedad que observa: la Seguridad del Estado nos está aleccionando.

¿Quién no se ha preguntado si no es posible terminar igual o peor? ¿Quién, a estas alturas, puede confiar en el sistema de salud cubano? ¿Qué puede haber más íntimo que la salud? Hasta en las guerras los hospitales suelen ser territorios respetados. En Cuba no. En Cuba no hay un solo sitio en el que puedas estar a salvo de la política, de la ideología, de la violencia.

No digo que los médicos que atienden a Luis Manuel no estén cuidándolo hasta donde se lo permiten sus vigilantes. No tengo ninguna evidencia para afirmar lo contrario. Pero nadie que esté en un hospital cercado por policías y agentes de la inteligencia, aislado e incomunicado, puede estar a salvo. Porque estar a salvo no es apenas estar vivo".

CPJ: ¿Sabías que en las Américas hay una periodista presa sin juicio desde hace 17 días?

Mary Karla Ares, periodista independiente cubana. (Foto: Facebook)

El Comité para la Protección de los Periodistas, CPJ, denunció la situación en que se encuentra la periodista independiente cubana, Mary Karla Ares González.

"¿Sabías que en las Américas hay una periodista presa sin juicio desde hace 17 días?" es la pregunta que planteó el CPJ este lunes en Twitter.

"Es ella. Mary Karla Ares. 29 años de edad. Está presa desde el 30 de abril en Cuba. Deben liberarla ya!", subrayó el CPJ.

Ares fue arrestada el 30 de abril cuando transmitía en vivo una protesta en la calle Obispo de La Habana.

Los manifestantes exigían el cese de la represión y del cerco policial a la sede del Movimiento San Isidro donde Luis Manuel Otero Alcántara llevaba entonces varios días en huelga de hambre y sed.

La joven periodista fue detenida junto a otras doce personas.

Mary Karla Ares González es integrante del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

Fundación Cubana de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales cumple 7 años de creada

Activistas de la comunidad LGBTI en Cuba durante una marcha espontánea contra la homofobia el 11 de mayo de 2019. (AP Photo/Ramon Espinosa).

La Fundación Cubana por los Derechos de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales, LGBTI, cumple este 17 de mayo 7 años de creada.

Su principal promotor y director general, el doctor Nelson Gandulla, precisó desde Madrid a través de las ondas de Radio Martí, que el aniversario coincide con el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Aseguró Gandulla que el mundo de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e intersexuales se encuentra al lado de la comunidad LGBTI cubana y muchos entienden las dificultades de su existencia en Cuba.

La Fundación Cubana por los Derechos LGBTI se fundó el 17 de mayo 2014 en la ciudad de Cienfuegos, como una ONG independiente y con el objetivo de lograr un acercamiento del pueblo con esa comunidad en Cuba, con vista a orientar, apoyar y denunciar los actos violatorios de los derechos de estas personas por parte de las autoridades del régimen comunista.

Dice Gandulla que la situación de la comunidad LGBTI se ha visto este año agravada por la situación de la pandemia de COVID-19 que afecta al planeta y por supuesto a la isla.

Más contagios y multas, y menos alimentos, medicinas, transporte, electricidad: así viven los cubanos la pandemia

Personas esperan ser vacunadas contra el COVID-19 con la vacuna cubana Abdala, en un consultorio médico en La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

Sigue cuesta arriba el número de contagios por COVID-19 en Cuba en medio de una situación caótica con los servicios básicos, el transporte y la alimentación, entre otras dificultades.

Durante la última semana se han producido largos apagones en casi todo el territorio nacional. En La Habana, el Consejo de Defensa Provincial (CDP) anunció desde el viernes una disminución en un 50 % del transporte público, y también fue suspendido el trabajo en empresas no indispensables.

En una reunión, el presidente del CDP de la Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, alertó del riesgo de un aumento de casos de coronavirus en los próximos días, y anticipó que pueden incrementarse también los casos graves, críticos y los fallecidos, informó el diario Tribuna de la Habana.

Directivos de la Unión Eléctrica anunciaron en las últimas horas la “estabilización de la generación eléctrica”. Mientras, cubanos desde la isla informaron que también hay problemas con el suministro de servicios básicos a la población, tales como el agua, los alimentos y medicamentos, además del aumento de las multas por propagación de epidemias.

En Los Palacios, Pinar del Río, el comunicador Maikel Norton, informa que está roto el motor de la estación de bombeo municipal, no hay agua y no aparecen las piezas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:25 0:00

“Ahora se suma este problema con el abasto de agua potable en medio de la pandemia y con la necesidad de mantener una higiene adecuada, también los cortes eléctricos están acabando prácticamente con los pocos suministros que la gente logra adquirir”, dijo el periodista independiente.

Desde Nuevo vedado, en el municipio Plaza de la Revolución, el fotógrafo Pedro Luis García, señaló que tuvieron interrupciones del fluido eléctrico toda la semana, en su edificio también hay problema con el agua, y desabastecimiento continúa, vendieron el fin de semana las cuatro libras de papa que corresponde por persona.

“Resulta que cuando llegue a la cola, salió el administrador del mercado donde nosotros compramos, ubicado aquí en novena y calle F, nos dijo que el tubérculo llegó podrido”, contó García.

La periodista Ileana Hernández en Cojímar, Habana del Este, fue citada esta semana para la vacunación.

“No voy a ponerme la vacuna, no voy a ser parte de ese experimento”, aseguró.

El Consejo Popular 30 de Noviembre, en la ciudad de Santiago de Cuba está aislada por casos de coronavirus, y también hay un brote de sarna (escabiosis), allí reside el cuentapropista Eldris Pozo, quien describió la situación

“No existe la permetrina, que es el medicamento para la sarna, ni en farmacias ni en hospitales, tampoco hay antibióticos, y hace una semana que están ocurriendo los apagones”, destacó el activista.

Emiliano González, agricultor que vive en EL Horno, Bayamo expresa su preocupación por el faltante total de alimentos y el aumento de los casos en el territorio.

“No hay nutrientes, no hay carbohidratos, no hay aceite, incluso en las tiendas en Moneda Libremente Convertible MLC”, confirmó el campesino.

Yanela Lucia Reyes, ama de casa en la ciudad de Sancti Spíritus, reside en el Consejo Popular de Colón, donde llevan días sufriendo apagones, haciendo colas y las multas alcanzan los 5 mil pesos.”

“Las placitas están totalmente desabastecidas, aquí no hay nada, todo el mundo haciendo colas porque no sabemos dónde será la distribución de lo poco que venden, y las farmacias abren por gusto porque allí no hay nada”, comentó Reyes.

En Morón, Ciego de Ávila, fueron programados cortes eléctricos toda la semana y no hay nada que comprar para alimentar a los niños, cuenta la cuentapropista Dairis González Ravelo.

“No hay nada para cocinar y ahora con estos apagones, hay que levantarse de madrugada para adelantar lo poco que tienes para comer”, enfatizó.

Y desde Guantánamo, el activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Henry Couto Guzmán, concluye que las afectaciones sociales en la ciudad de Guantánamo en medio de la pandemia están creando un colapso.

“No hay alimentos, ni medicamentos, no hay combustible, no hay transporte. La situación de la ciudad de Guantánamo es caótica”, alertó.

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este lunes 1,057 casos nuevos de COVID-19 y 10 fallecimientos, que eleva a 125,511 el total de contagios y a 814 la cifra de muertos desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

Según los datos del Ministerio de Salud Pública, permanecen ingresados 27,509 pacientes, de los cuales 6,892 son casos activos confirmados.

La Habana sigue siendo la provincia que más casos nuevos reportó, con 588, seguida por Santiago de Cuba, con 70; Mayabeque, con 59 y Pinar del Río, con 54.

Cargar más

XS
SM
MD
LG