Enlaces de accesibilidad

Cuba

SIP: "problemas de la prensa en Cuba siguen siendo graves"

Reunión de medio Año de la SIP. Tomado de sipiapa.org

La Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, aseguró en un informe sobre Cuba presentado en su reunión bianual que la nueva Constitución del país mantiene restricciones a la libertad de expresión y a la prensa independiente.

La reunión celebrada en Cartagena de Indias, denunció, por otra parte en su informe general, que los periodistas siguen siendo reprimidos en Cuba, que se les prohibe salir del país y que se les decomisan sus equipos de trabajo.

El informe sobre libertad de prensa en la isla fue presentado por el periodista independiente Henry Constantin, quien asistió a la reunión junto a Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar, de la publicación 14ymedio.

Informe sobre Cuba ante la Reunión de Medio Año

Una Constitución para asegurar la mordaza y mantener la libertad de expresión y la prensa independiente como conductas delictivas, ha sido el principal hecho en los últimos seis meses. Después de multitud de "debates" vigilados por el Ministerio del Interior y dirigidos por el Partido Comunista, y de una campaña y votación durante las que el régimen reprimió las expresiones de grupos políticos y de derechos humanos contrarias a la campaña por el Sí a la Constitución, el 24 de febrero fue aprobada la nueva Carta Magna. No retrocede en términos de libertades de expresión o prensa, pero repite la mayoría de las limitaciones a ellas establecidas por el anterior texto legal.

Los casos más graves en este período se concentran en la región oriental del país. Los periodistas Osmel Ramírez, Niober García Fournier y Roberto de Jesús Quiñones continúan con estricta prohibición de salir del país, e incluso, a veces, de salir de la provincia en que residen. Han sido detenidos o citados en diversas ocasiones y recibieron amenazas en contra de sus familias o de que serán apresados.

Periodistas que producen boletines comunitarios como Páginas Villareñas y Panorama Pinareño, fueron detenidos mientras repartían ejemplares. Se les decomisaron sus elementos de trabajo y transporte, y fueron amenazados con ser procesados.

Henry Constantín, vicepresidente regional para Cuba de la Comisión de Libertad de Prensa, fue detenido en la vía pública y amenazado con prisión si seguía trabajando. Los agentes traían consigo, el informe impreso que Constantín presentó en la asamblea de la SIP en Salta. Se le mantuvo la prohibición de viajar fuera del país hasta el 10 de marzo cuando estaba a una semana de cumplir dos años con ese castigo. Mientras Constantín se encontraba fuera del país, un fiscal, un instructor penal, un agente de la policía, y otros tres agentes del Ministerio del Interior han contactado a sus padres en diferentes momentos y lugares, para comunicarles que su hijo "no debía salir del país porque está bajo investigación" por un delito no especificado, mencionando también que será encarcelado a su regreso al país.

El artículo 149 del Código Penal, "usurpación de capacidad legal", sigue siendo con el que más se amenaza a periodistas independientes. Hasta el momento en los dos últimos años ningún colega ha sido condenado.

La diseñadora de la revista Convivencia, Rosalia Viñas, tiene prohibido salir del país y Karina Gálvez, economista del Centro Convivencia y articulista de la revista homónima, fue condenada y se le prohíbe salir de su municipio. Otros colaboradores de esta revista son citados a interrogatorios cada vez que regresan del extranjero.

La Seguridad del Estado se ensaña contra mujeres de la prensa independiente. Suelen ser detenidas, interrogadas y amenazadas por hombres que les advierten que sus hijos podrían ser afectados.

La Constitución aprobada el 24 de febrero en un referéndum sin garantías democráticas y plagado de irregularidades reconoce las libertades de expresión y de prensa, pero subordina esta última a la legislación vigente o a leyes y reformas a discutirse en el mismo ambiente represivo y en el que se ha gestado la anterior legislación. Se reitera que los "medios fundamentales de comunicación social, en cualquiera de sus soportes", seguirán siendo de propiedad "socialista de todo el pueblo o de las organizaciones políticas, sociales y de masas" y mantiene un ordenamiento político en el país en que todos los poderes públicos seguirán subordinados al Partido Comunista de Cuba (PCC), manteniendo el gobierno, los tribunales, el parlamento y el aparato económico sujetos a las directrices de la persona que ocupa el cargo de primer secretario del PCC.

Está en debate la Ley de Símbolos Nacionales que regula el uso de los símbolos y prohíbe su colocación en lugares o posiciones que las autoridades consideren inadecuados. Esto genera problemas a artistas, fotógrafos y comunicadores que usan elementos como la bandera cubana en sus productos.

Previo a la aprobación de la Constitución se publicó el Decreto 349 que penaliza a cualquier ciudadano que realice obras o actividades artísticas sin contar con aprobación de inspectores estatales y castiga a aquellos que brinden el espacio físico. El Decreto 349 ha contado con una activa oposición de una parte del gremio artístico, sobre todo en La Habana, e incluso, en estos momentos, guarda prisión un cantante, Maykell Osorbo, por haberse expresado en un concierto contra esa regulación.

La Ley de Asociaciones y las normas que regulan el trabajo por cuenta propia y la actividad económica del país continúan ignorando o prohibiendo cualquier intento de legalización y sustentabilidad financiera de los medios de comunicación. Los ciudadanos que manejan negocios privados evitan colocar anuncios a los medios independientes, por temor a ser castigados por el sistema estatal de inspectores, bajo el control del Partido Comunista y del Ministerio del Interior.

Los materiales que necesitan los medios impresos (papel, impresoras, tinta o polvo), no existen en el mercado formal, y debido a las restricciones que el estado impone a las importaciones, alcanzan altos precios en el informal. Por supuesto, tanto la posibilidad de tener sistemas de impresión sofisticados para tiradas abundantes, como la de vender o distribuir esos ejemplares, no existen. Ambas necesidades de los medios de prensa son considerados delitos por el Código Penal vigente, que junto a la Ley 88 continúan siendo las dos normas más peligrosas para el ejercicio de las libertades de expresión, información y prensa.

Un importante elemento positivo (prácticamente el único de alcance nacional) en este período, ha sido la activación del servicio de internet por datos, desde los teléfonos celulares. Aunque el precio de este servicio es enorme (a partir de unos 7 USD por 600 Mb, en un país cuyo salario promedio oficial está en unos 35 dólares), y que la calidad ha presentado problemas, la conectividad de los cubanos en la isla se ha incrementado, así como su participación en debates y su consumo de noticias, sobre todo a través de Facebook y WhatsApp.

Al mismo tiempo, aumentan los sitios webs relacionados con el periodismo que han sido bloqueados, sumándose a la lista el de Tremenda Nota, en los días previos al referéndum constitucional. Cubanet, Diario de Cuba, 14ymedio, Martinoticias, El Estornudo, Gatopardo, la SIP, junto a otra treintena de webs, continúan bloqueados, aunque algunos han tenido momentáneos desbloqueos.

Se reporta también un aumento del hackeo de cuentas en Facebook y Twitter, siempre pertenecientes a activistas de organizaciones políticas perseguidas por las autoridades. Los hackeos suelen venir sucedidos por el uso de esas cuentas en campañas de difamación contra opositores.

El sistema de educación sigue bajo control absoluto del régimen, que mantiene normas muy restrictivas contra la libertad de expresión en todos los niveles de enseñanza, y en ocasiones usa a maestros y funcionarios de educación para hostigar a los hijos de los periodistas independientes. Además, las autoridades persiguen y castigan toda expresión de disenso al interior de las universidades, siendo el caso más extremo el reciente interrogatorio por agentes de la Seguridad del Estado, y la posterior expulsión definitiva de los estudios universitarios de Jorge Enrique Cruz Batista, estudiante de arquitectura de la Universidad de Camagüey, acusado de pintar un cartel contra Díaz-Canel, dentro de la universidad.

El Ministerio del Interior sigue disponiendo del control sobre todas las instituciones públicas, las cuales usa para la vigilancia y represión continua de la libertad de expresión. Pero sus principales métodos en el periodo han sido los que se enumeran a continuación, y una lista no total de las víctimas es la que acompaña cada modalidad represiva:

Han sufrido detenciones: Oscar Padilla, David Himbert (periodista canadiense que intentó fotografiar la fachada de la sede de las Damas de Blanco), Adrián Quesada, Dunia Pérez, Felipe Solís, Yudeisi García, Zaray Fernández, Vladimir Turró, Roberto de Jesús Quiñones, Oscar Padilla, Jorge Enrique Rodríguez, Henry Constantín, Yoandry Limonta, Rolando Rodríguez Lobaina, Julián Marrero y Dixan Gaínza.

Han sido acosados directamente el esposo de Iris Mariño, el padre de Henry Constantín y la madre de Ana León.

Agentes de la Seguridad del Estado o la PNR han interrogado a Oscar Padilla, David Himbert, Adrián Quesada, Sandra Haces, Yoe Suárez, Roberto de Jesús Quiñones, Julián Marrero, Ana León y Henry Constantín.

Durante arrestos, han revisado, destruido o decomisado material de trabajo y bienes personales a David Himbert, Adrián Quesada, Dunia Pérez, Felipe Solís, Henry Constantin, Yoandry Limonta y Dixan Gaínza.

Han decomisado impresos periodísticos de los boletines Páginas Villareñas, Panorama Pinareño, de la revista La Hora de Cuba y Amanecer Habanero.

Han recibido amenazas de encarcelamiento, de ser acusados por delito de usurpación de capacidad legal, propaganda enemiga o se les ha aplicado actas de advertencia a Ileana Hernández, Roberto Rodríguez, Niober García Fournier, Adrián Quesada, Dunia Pérez, Felipe Solís, Vladimir Turró, Roberto de Jesús Quiñones, Henry Constantín, Augusto César San Martín y Ana León.

Rafael Almanza, colaborador de La Hora de Cuba y otros medios digitales, y Premio Nacional de Literatura Independiente, ha recibido al menos cuatro amenazas de muerte a través de llamadas telefónicas anónimas.

Sandra Haces fue víctima de violencia verbal por parte de hombres policías. Fue agredido físicamente Pablo Morales.

Han sido citados a establecimientos del Ministerio del Interior Osmel Ramírez, Niober García, Augusto César San Martín, Yoel Alberto Romero, Ana León y Manuel Morejón.

En estos momentos tienen prohibición de viajar fuera de Cuba: Ana León, Ileana Hernández, Julio Aleaga, Amarilis Cortina, Rosalia Viñas, Karina Gálvez, José Antonio Fornaris, Niober García, Víctor Manuel Domínguez, Osmel Ramírez, Roberto de Jesús Quiñones y Abraham Jiménez.

Se les ha prohibido salir de su casa, o la provincia, durante eventos de importancia o por razón de condenas: Alberto Méndez, Roberto de Jesús Quiñones, Jorge Enrique Rodríguez, Henry Constantín, Rolando Rodríguez Lobaina, Lázaro Yuri Valle y Eralidis Frómeta.

Han sufrido revisión exhaustiva e injustificada de su equipaje en aeropuertos cubanos: Inalkis Rodríguez, Yoe Suárez y Henry Constantín.

Iris Mariño y Henry Constantín han sido seguidos en la vía pública por personas de civil con comportamiento de agentes del Ministerio del Interior, y a ella la han filmado. Además, la propia Iris perdió una demanda interpuesta para recuperar su puesto de trabajo como profesora tras comprobar que la Seguridad del Estado conocía de antemano la sanción, y ella misma fue luego expulsada de una organización artística estatal a la que pertenecía.

También se reporta un acto de repudio: Yoani Sánchez recibió uno al cubrir el conteo de votos en un colegio electoral, el pasado 24 de febrero.

Por otro lado, los corresponsales extranjeros acreditados en Cuba trabajan en el país bajo la amenaza permanente de perder sus credenciales, que administra el régimen, y por lo tanto de perder su permiso de residencia, que depende de que mantengan su trabajo en la isla. Solo aquellos medios extranjeros que cuentan con corresponsales cubanos acostumbrados a trabajar en condiciones de ilegalidad pueden garantizar una cobertura realista de los acontecimientos del país, aunque corren indudables riesgos (como el periodista Jorque Enrique Rodríguez que fue arrestado a mediados de marzo mientras viajaba por carreteras cubanas).

Los problemas de la prensa en Cuba siguen siendo graves, y los métodos que usan las autoridades para reprimirla son idénticos a los empleados por quienes reprimen a la prensa en Nicaragua y Venezuela, lo cual indica que más que un problema local, se trata de un problema regional a partir de una misma entidad (el estado cubano) especializada en combatir la libertad de prensa.

[Con información de la SIP]

Vea todas las noticias de hoy

Honduras frena caravana de 300 africanos, cubanos y haitianos rumbo a EE.UU

Los migrantes de Africa detenidos en Honduras.

La Policía de Honduras retuvo este martes a al menos 300 migrantes de África, Cuba y Haití que pretendían llegar a la frontera con Guatemala, como parte de una caravana que tenía como destino final Estados Unidos, informaron fuentes oficiales.

Un portavoz del Instituto Nacional de Migración de Honduras dijo a Efe que los inmigrantes son de "Angola, Cuba, Costa de Marfil, Haití, Ghana y Guinea", y estaban varados desde marzo pasado en la ciudad de Choluteca, departamento del mismo nombre en el sur de ese país.

Los migrantes, la mayoría con la boca y la nariz cubiertas por una mascarilla, fueron interceptados por agentes cuando avanzaban despacio por la carretera que conduce de Choluteca a Tegucigalpa, la capital de Honduras, indicó a periodistas la subinspectora de Policía Tania Cruz.

Todos fueron trasladados al sector de Pavana, fronterizo con Nicaragua, donde se "hará el debido proceso con las autoridades de Migración", añadió.

Cruz indicó que los migrantes irregulares estaban desde marzo pasado en Honduras, a donde llegaron después de un viaje que los llevó por Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

Los migrantes, entre ellos niños, ingresaron a Honduras por la aduana Las Manos, fronteriza con Nicaragua, y debido al toque de queda decretado por el Gobierno a mediados de marzo para contener el COVID-19 debieron permanecer en Choluteca, algunos de ellos en albergues, donde recibieron asistencia.

Otro grupo había tenido que pagar su estadía en casas particulares, pero la falta de dinero, al parecer, obligó a todos a emprender hoy el viaje hacia el departamento occidental de Ocotepeque, limítrofe con Guatemala, para continuar su travesía hasta Estados Unidos, según el informe oficial.

Honduras se ha convertido en los últimos años en un punto de tránsito de migrantes, especialmente cubanos y africanos ...


Honduras reporta 217 decesos por coronavirus, enfermedad que han contraído en el país 5.362 personas, según cifras oficiales. El país se ha convertido en los últimos años en un punto de tránsito de migrantes, especialmente cubanos y africanos, que atraviesan los países de Centroamérica para llegar a Estados Unidos, cuyas autoridades han reforzado la seguridad en la frontera con México.

Las autoridades hondureñas interceptaron el año pasado a alrededor de 31.000 inmigrantes en diferentes puntos fronterizos del país que ingresaron de manera irregular.

Honduras y Estados Unidos firmaron en septiembre de 2019 un acuerdo, en vigor desde abril pasado, por el que ambos Gobiernos acordaron el envío al país centroamericano de los solicitantes de asilo a las autoridades estadounidenses.

El documento se suma a dos acuerdos similares de cooperación en materia de asilo alcanzados con Guatemala y El Salvador.

Crítica la alimentación y la higiene en la cárcel de Pinar del Río

Entrada a una cárcel en Cuba

Los presos de la cárcel Kilo Cinco en Pinar del Río pasan por una crítica situación de alimentación e higiene, denunció Miraida Martín activista de la Unión Patriótica de Cuba.

La opositora supo de la situación a través de una llamada telefónica de su hijo el preso preso político Bianco Vargas Martín.

Presos enfrentan severa crisis de alimentos en la cárcel Kilo Cinco
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:17 0:00

Los presos están pasando hambre, "los pocos alimentos que les dan están mal elaborados y no se los pueden comer, ha tenido que acostarse sin comer varias veces, dijo Miraida Martín a Radio Televisión Martí.

Otro de los serios problemas que enfrentan los presos es la falta de higiene y de medios para protegerse y para evitar el contagio del COVID-19, agregó Martí.

Desde el pasado mes de marzo en que prohibieron las visitas a las prisiones los presos solo pueden recibir una jaba con alimentos solo una vez al mes, sin embargo los reclusos que están confinados fuera de sus provincias de origen no pueden recibir ese beneficio, recordó la activista

Vargas Martín, fue trasladado el 29 de enero 2020 desde Santiago de Cuba para la cárcel Cinco y Medio, en la occidental provincia de Pinar del Río, en represalia a las denuncias que había hecho sobre las condiciones en que permanecían los reclusos en la prisión.

También como castigo le fueron suspendidas las visitas de la madre quien sobre esa medida escribió en su perfil de Facebook: "Esta es la manera que ha encontrado el régimen para tratar de doblegarme, la tortura sicológica atacando mis sentimientos de madre, pero olvidan los esbirros de esta dictadura que por encima de todo soy patriota amo mi pueblo y lo quiero libre y para lograrlo estoy dispuesta a todo, por mis hijos por mi familia y por mi patria me incorporé a esta lucha junto a la #UNPACU y nada ni nadie me va a detener".

El activista de la UNPACU fue sancionado a 15 años de privación de libertad por los supuestos delitos de atentado, desacato, desorden público. Lleva 3 años y unos meses en prisión.

COVID-19 complica la ya difícil situación de pacientes de VIH-Sida en Cuba

Habaneros hacen fila frente a un mercado para adquirir alimentos. ( YAMIL LAGE/AFP)

Enfermos de VIH-Sida en Cuba enfrentan un agravamiento de su situación de salud por la escasez de alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad que los obliga a salir continuamente a la calle en su búsqueda, desafiando el peligro al contagio de coronavirus.

Los partes diarios del Ministerio de Salud (MINSAP) destacan la atención priorizada del gobierno a la personas mayores de 60 años, niños, embarazadas, y aquellas aquejadas con enfermedades respiratorias, incluidas en los llamados "grupos de riesgo" en medio de la pandemia.

Cubanos consultados por Radio Televisión Martí consideran que los pacientes de VIH-Sida deberían estar contemplados en el grupo, y recordaron que entre sus necesidades no solo están las medicinas.

Enfermos con VIH-Sida enfrentan serias dificultades en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:30 0:00

Jacqueline Heredia, una activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y madre de dos niños, residente en la capital dijo que además de que hace dos meses que no recibe el retroviral indicado por el médico, tiene otras preocupaciones en este momento.

"No tengo una alimentación adecuada, no tengo dinero para comprar comida, tampoco acceso a vitaminas. El agua a veces escasea en el área, y los artículos para el aseo personal son difíciles de adquirir", detalló.

Pacientes de VIH-SIDA en Cuba sin recibir con regularidad su dieta médica
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:08 0:00

El activista LGBTI Oscar Martínez, quien preside una red para enfermos de VIH-Sida en Ciego de Ávila, señaló que es muy poco lo que les vende el gobierno a los seropositvos para alimentarse "como debe ser".

Reciben dentro de la dieta, una vez al mes, una libra de carne de res "que últimamente han sustituido por el pollo", un cartón con 15 huevos, una bolsita de leche fluída a la semana y seis libras de pescado, que apenas les alcanza, dijeron ambos entrevistados.

Para los pacientes de esta enfermedad también el aseo es fundamental, y lo "que venden en las bodegas es trimestral, y no alcanza", precisó Martínez.

Tenemos que salir a las calles a hacer las colas para adquirir jabones, detergente, desodorante, champú ... porque "nadie te los va a traer a la casa, puesto que no hay ninguna directiva que nos proteja", enfatizó el activista.

En su caso, Heredia dijo que no puede pasar por alto que en su familia están viviendo situaciones de gran "estrés".

"Muchas veces no tengo nada que comer, ni qué darle a mis hijos, y me pongo muy triste, muy decaída, y eso me baja las defensas, pero qué le vamos a hacer", lamentó.

La activista recalcó que ella no es la única. Varios conocidos suyos aquejados de VIH-Sida están en igual situación.

Mencionó el caso de Roberto Chacón, su vecino, pero prefirió no decir los nombres de los demás por respeto a su privacidad. "Todos estamos pasando momentos muy duros", recalcó.

Heredia también hizo alusión a otro integrante de la UNPACU, Maikel Herrera Bones, al que el régimen mantiene encarcelado en un reclusorio para enfermos de VIH-Sida en Güines, provincia de Mayabeque, desde el 22 de mayo, con un estado de salud muy delicado.

MINSAP reporta solo nueve casos de COVID-19 pese a brotes en centros de trabajo

Escena captada este martes en una calle de La Habana (Yamil Lage/AFP).

Pese a las recientes informaciones de brotes infecciosos en centros de trabajo, el Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó solo nueve casos de COVID-19 tras los exámenes de laboratorio practicados el lunes, para un total de 2,092 diagnósticos, y ningún fallecimiento en la jornada.

“Podemos decir que, a pesar de su distribución en cuatro municipios de La Habana, cinco de los nueve casos tienen nexo epidemiológico con el control de foco de los laboratorios farmacéuticos Aica, que, como se ha explicado […], fue consecuencia del evento de La Época”, dijo el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del MINSAP.

La noche del lunes, en el programa de televisión Mesa Redonda, el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, dijo que 106 de los 168 casos diagnosticados en la capital durante las últimas dos semanas se relacionan con el brote en la tienda La Época.

Sin referirse a la necesidad de hacer colas para comprar comida, el Dr. Durán advirtió que cualquier relajamiento de las medidas aplicadas para mantener un distanciamiento social podría empeorar la situación.

“Pone de manifiesto cómo un incumplimiento, una violación de lo que está establecido, puede desencadenar un hecho de una envergadura sumamente importante para nuestro país en un momento en que veníamos con una evolución muy favorable”, declaró el Dr. Durán.

Dijo que una adolescente de 18 años, vecina del municipio capitalino del Cerro, figura entre los nueve casos confirmados el lunes, con lo que llega a 235 la cifra de menores contagiados en el país. Según él, 208 de esos 235 ya se encuentran de alta, y el resto tiene una evolución clínica favorable.

Hay cuatro pacientes reportados en estado grave: dos mujeres de 75 y 87 años, la primera de Las Tunas y la segunda del Cerro, y dos hombres de 62 y 84 años procedentes respectivamente de Arroyo Naranjo y La Habana Vieja.

La Habana ha pasado a ser el territorio donde hay mayor incidencia de la pandemia durante las últimas dos semanas, con una tasa de 8.29 casos por cada cien mil habitantes, informó el funcionario de salud, seguida por la que durante mucho tiempo encabezó esa lista, la provincia de Matanzas con 3.06 por cada cien mil habitantes.

Una sola persona salió de alta el lunes, dijo el Dr. Durán. Entre los 444 pacientes que permanecen ingresados en hospitales del país hay 180 contagiados con la enfermedad y 264 sospechosos. Personal sanitario monitorea en sus hogares a otras 1,736 personas.

Un huracán de gran intensidad podría azotar Cuba en 2020

Destrozos causados por el huracán Matthew en Baracoa, en octubre de 2016. (Archivo)

Al menos un huracán de gran intensidad podría azotar Cuba en esta temporada ciclónica, que inició este lunes 1 de junio y se extenderá hasta el 30 de noviembre, según predicciones del Instituto de Meteorología de la isla.

Cuba vive una emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, en medio de una crisis económica prolongada, que podría verse agravada por el impacto de un fenómeno meteorológico de esta envergadura. La temporada de lluvias, que inicia casi a la par de la ciclónica, complica el panorama con la proliferación de mosquitos y el posible aumento de casos de dengue y zika.

El Centro de Predicción Climática (CPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) indica en una nota publicada el 21 de mayo que existe "un 60 por ciento de probabilidades de que se presente una temporada superior a la normal" este año en la región de huracanes del Atlántico, que incluye el Océano Atlántico Norte, el Mar Caribe y el Golfo de México.

En esta temporada se espera la formación de entre 13 y 19 tormentas con nombre, de ellas, entre 6 y 10 podrían convertirse en huracanes, y de 3 a 6 podrían ser huracanes de mayor intensidad, con vientos máximos sostenidos de 111 mph (179 kph) o más.

Es probable que la mayor parte de la actividad prevista ocurra durante los meses pico (agosto-octubre), subraya NOAA.

Un resumen infográfico muestra la probabilidad de huracanes y el número de tormentas con nombre pronosticados por NOAA para esta temporada en el Atlántico. (NOAA)
Un resumen infográfico muestra la probabilidad de huracanes y el número de tormentas con nombre pronosticados por NOAA para esta temporada en el Atlántico. (NOAA)

Especialistas del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología señalan, por su parte, que para esta temporada 2020 podrían formarse hasta 15 ciclones tropicales en el Atlántico Norte, de ellos, 10 en el océano, 2 en el mar Caribe y 3 en el Golfo de México.

Aunque Cuba no sufrió el azote de los huracanes en 2019, muchos de sus pobladores aún viven en albergues temporales por la pérdida de sus viviendas tras el impacto de dos grandes tormentas en los años anteriores.

El 8 de octubre de 2018, el huracán Michael, de categoría 1, causó daños severos en la región occidental, especialmente en la provincia de Pinar del Río, donde dejó miles de hogares sin electricidad, inundaciones, viviendas destrozadas y grandes pérdidas en la agricultura.

Irma azotó la costa norte de Cuba desde el 9 hasta el 11 de septiembre de 2017. El meteoro tocó tierra como un huracán de Categoría 4, dejó 10 muertos y pérdidas materiales de más de 13 mil millones de dólares.

El 4 de octubre de 2016, el huracán Matthew tocó tierra en el oriente cubano con categoría 4. El ojo de la tormenta entró por Punta Caleta, en la provincia de Guantánamo. Dejó una gran devastación en la localidad de Baracoa, ciudad primada de Cuba.

En lo que va de siglo, 14 huracanes han afectado a Cuba, 40% de ellos durante el mes de octubre, frente a un 10 % en noviembre, un 15% en agosto y un 35% en septiembre, según recuento de la agencia de noticias EFE.

Dos tormentas tropicales, Arthur y Bertha, originadas en mayo pasado cerca de las costas de Florida y Carolina del Sur, en Estados Unidos, se anticiparon a la fecha oficial de inicio de la temporada. Una depresión en el Golfo de México se convertió este martes en el tercer meteoro con nombre, la tormenta tropical Cristóbal.

Cargar más

XS
SM
MD
LG