Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Senadores proponen más sanciones a régimen de Nicaragua, incluido Ortega

El mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo, dentro de un bus. Julio 6 de 2019. Foto de Maynor Valenzuela. (AFP).

Los senadores Bob Menendez (D. NJ) y Ted Cruz (R. TX) enviaron una carta este jueves al Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, donde proponen más sanciones contra funcionarios del régimen nicaragüense, incluido su líder, Daniel Ortega.

La oficina del senador Menendez informó en un despacho de prensa que la propuesta se basa en “los continuos esfuerzos del presidente nicaragüense, Daniel Ortega por silenciar a sus críticos y promover la impunidad por los abusos a los derechos humanos”.

Al citar nuevos informes sobre el empeoramiento de la crisis política en Nicaragua, los senadores identificaron a una serie de funcionarios del gobierno orteguista, “incluido el propio Presidente Ortega, para que la Administración Trump imponga sanciones adicionales en virtud de su Ley de Condicionalidad de las Inversiones de Nicaragua (Ley NICA)”.

La misiva aborda la responsabilidad del máximo gobernante con la muerte de centenares de opositores descontentos con la actual administración nicaragüense: “Ha pasado más de un año desde que Ortega ordenó una brutal represión contra los manifestantes, en que mataron a más de 320 personas; y seis meses desde de que sus fuerzas de seguridad allanaron medios de comunicación y grupos de la sociedad civil, socavando su capacidad para pedirle cuentas”.

Los senadores critican la aprobada Ley de Amnistía, que puso en libertad a los principales opositores encarcelados, pero deja en la impunidad a los victimarios.

“Es importante señalar que hasta la fecha, ni un solo miembro de las fuerzas de seguridad ha sido procesado por su participación en la campaña de represión del régimen, que incluye casos documentados de tortura y abusos generalizados contra los derechos humanos”, señala el documento.

Aunque de acuerdo con los pasos tomados por la administración Trump, los legisladores insisten en que el gobierno estadounidense debe ampliar dichas medidas y trabajar con el Congreso en "esfuerzos adicionales para que los funcionarios nicaragüenses rindan cuentas”.

La Ley NICA también exige que la Oficina de Inteligencia e Investigación (INR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado, en coordinación con el Secretario del Tesoro y el Director de Inteligencia Nacional, proporcione al Congreso un informe clasificado sobre el papel de los funcionarios nicaragüenses en las violaciones de derechos humanos y la corrupción.

Los senadores cuestionan que el informe, "que el Departamento de Estado no presentó antes de la fecha límite del 19 de junio, es esencial para nuestros esfuerzos por promover la justicia y la rendición de cuentas para las víctimas de la crisis actual de Nicaragua, y ayudará a tomar decisiones sobre cómo implementar mejor las sanciones dirigidas contra ese gobierno y sus funcionarios”.

Finalmente, los firmantes relacionan la lista de funcionarios citados por un informe de la organización Human Right Wacht (HRW) el pasado mes de junio donde pide al gobierno de Estados Unidos sancionarlos por su responsabilidad en “los procesos abusivos contra los opositores al régimen y los ataques contra la sociedad civil y la prensa libre”.

1. Presidente Daniel Ortega, jefe supremo de la Policía Nacional.

2. General (jubilada) Aminta Granera, ex directora general de la Policía Nacional.

3. General Ramón Avellán, subjefe de la Policía Nacional;

4. General Jaime Vanegas, inspector general de la Policía Nacional.

5. General Luis Pérez Olivas, jefe de la cárcel de El Chipote.

6. General Justo Pastor Urbina, jefe del Departamento de Operaciones Especiales.

A los anteriores señalados, los senadores solicitan agregar información sobre “tres individuos sospechosos de complicidad en el asesinato del ciudadano estadounidense Eddy Montes, mientras permanecía preso (por motivos políticos) en la prisión de La Modelo:

1. Julio Guillermo Orozco, Director General del Sistema Penitenciario Nacional.

2. Darling Morales Duarte, Director de la Penitenciaría “Jorge Navarro”, de Tipitapa, conocida como “La Modelo”.

3. Donald Pérez Garay, Director del Área de Máxima Seguridad en la prisión de La Modelo.

“Es fundamental que Estados Unidos intensifique los esfuerzos de la comunidad internacional para mantener la presión sobre el régimen de Ortega y garantizar que respete los derechos del pueblo nicaragüense, enjuicie a los responsables de violaciones de derechos humanos y restaure los procesos democráticos”, concluyen los signatarios.

Vea todas las noticias de hoy

Fallece Colin Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos

El entonces Secretario de Estado de EEUU, Colin Powell (derecha) con el disidente cubano Oswaldo Payá, el 6 de enero de 2003, en el Departamento de Estado, en Washington. (Joyce Naltchayan / AFP).

El general Colin Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos y presidente del Estado Mayor Conjunto, de 84 años, murió el lunes a causa de complicaciones del COVID-19, informó su familia en un comunicado.

Estaba completamente vacunado y fue tratado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, dijo su familia.

El congresista cubanoamericano Carlos Giménez dijo que Powell fue un gran patriota que hizo mucho por su país. "Fue un grande de la política internacional", dijo.

Powell es visto como una figura clave en la política de Estados Unidos, donde sirvió como el primer asesor de seguridad nacional afroamericano del país.

Nacido en Harlem de padres jamaicanos, Powell creció en el sur del Bronx y se graduó de City College of New York.

El senador demócrata de Vermont, Patrick Leahy, lo describió como un hombre sabio y muy decente.

Fue condecorado por dos misiones de combate en Vietnam. Más tarde fue asesor de seguridad nacional del presidente Ronald Reagan al final de la Guerra Fría, ayudando a negociar tratados de armas en una era de cooperación con el presidente soviético, Mikhail Gorbachev.

EEUU condena prohibición del régimen cubano a marcha pacífica del 15N

Personas reaccionan durante las protestas en contra del gobierno cubano.

Estados Unidos condenó este sábado la decisión del gobierno de Cuba de denegar el permiso a miembros de la sociedad civil para que se manifiesten pacíficamente el próximo 15 de noviembre, y reiteró su apoyo al pueblo cubano en su derecho a elegir con libertad su futuro.

"Al negarse a permitir estas manifestaciones, el régimen cubano demuestra claramente que no está dispuesto a honrar o defender los derechos humanos y las libertades fundamentales de los cubanos", señaló en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

El diplomático subraya que la negativa del régimen cubano se produce después de que anunciara su intención de colocar tropas en las calles, del 18 al 20 de noviembre, "para intimidar a los cubanos y sofocar las protestas pacíficas nacionales previamente programadas".

Esta decisión se suma a la ola represiva con la que las autoridades cubanas respondieron al levantamiento popular del 11 de julio, y que pudieron presenciar personas en Cuba y en todo el mundo, añadió Price.

El dramaturgo Yunior García Aguilera, uno de los principales promotores de la “Marcha Cívica por el Cambio”, alertó el viernes que el régimen podría entorpecer el carácter pacífico de la manifestación y llamó a los ciudadanos a no dejarse provocar por el "juego sucio" de las autoridades.

"El 15 de noviembre marcharemos sin odio. Estamos conquistando un derecho que jamás se nos ha respetado en 62 años de dictadura, pero vamos a conquistarlo con civismo", dijo.

Varias organizaciones han criticado la prohibición a la marcha cívica del 15N, y abogados independientes señalan que la negativa del régimen viola la ley constitucional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El gobierno cubano dijo el martes, en una nota oficial, que la marcha convocada para el 15 de noviembre persigue fines "inconstitucionales y desestabilizadores", y que las razones que alegan sus organizadores no son legítimas.

La plataforma cívica Archipiélago y otros activistas que se han unido a la iniciativa han expresado su intención de salir a las calles ese día pese a la negativa de las autoridades, una decisión a la que el gobierno estadounidense ha manifestado su apoyo.

"Estados Unidos sigue profundamente comprometido con el pueblo cubano, su derecho a reunirse pacíficamente y expresarse, y su lucha por elegir libremente su liderazgo y su futuro", concluye el comunicado del Departamento de Estado.

EEUU aprueba 13 vuelos con ayuda humanitaria desde Miami a Santa Clara y Holguín

Swift Air. IAero/Facebook

El Departamento de Transporte aprobó la solicitud de Swift Air (iAero) pidiendo una exención de emergencia para operar trece vuelos chárters de combinación total de pasajeros y carga entre Miami y las ciudades cubanas de Santa Clara y Holguín, hasta el 29 de octubre.

En la propuesta, la aerolínea dijo que los vuelos propuestos son una respuesta humanitaria a una crisis que se desarrolla en comunidades fuera de La Habana, que los servicios permitirán a las familias cubanoamericanas que residen en Estados Unidos enviar bienes humanitarios y de necesidad a familiares en Cuba y que el servicio transportará la ayuda humanitaria y los suministros médicos críticos a Cuba desde organizaciones caritativas.

Sin embargo, el Departamento de Transporte denegó la petición de una exención para vuelos chárters de pasajeros.

En una notificación del Departamento, indicó que se consultó con el Departamento de Estado para determinar si considera que los vuelos propuestos son en el interés de la política exterior de los Estados Unidos.

“El 12 de octubre de 2021, luego de considerar las circunstancias específicas presentadas, el Departamento de Estado expresó su opinión de que sólo la parte de carga de la operación humanitaria propuesta estaría en el intereses del país y sería coherente con las especificaciones del Departamento de Estado”, dice la notificación del Departamento de Transporte.

La agencia autorizó el pasado agosto vuelos de carga humanitaria de Florida a Cuba a IBC Airways y Skyway Enterprises.

La administración Trump suspendió a finales del 2020 la autoridad de todas las compañías aéreas estadounidenses y extranjeras para proporcionar vuelos chárter entre Estados Unidos y Cuba como parte de su política de presión económica contra el régimen cubano.

La orden permitía excepciones para situaciones médicas de emergencia, y el Departamento de Transporte dictaminó que las condiciones actuales, entre ellas la escasez de alimentos y medicinas, permiten exenciones a la prohibición de carga.

EEUU levantará las restricciones desde el 8 de noviembre a viajeros extranjeros vacunados

Los visitantes no vacunados seguirán teniendo prohibida la entrada a Estados Unidos desde Canadá o México en las fronteras terrestres. Puente Fronterizo Paso del Norte en Ciudad Juárez. REUTERS/Jose Luis González

La Casa Blanca dijo el viernes que levantará las restricciones de viaje por COVID-19 para los ciudadanos extranjeros totalmente vacunados a partir del 8 de noviembre, poniendo fin a las restricciones extraordinarias que prohibían a gran parte del mundo el acceso a Estados Unidos.

Las restricciones a los ciudadanos no estadounidenses fueron impuestas por primera vez a los viajeros que llegaban por aire desde China en enero de 2020 por el entonces presidente Donald Trump, y luego se extendieron a docenas de otros países, sin ningún tipo de criterio claro sobre cómo y cuándo levantarlas.

Las restricciones a los viajes no esenciales en las fronteras terrestres con México y Canadá han estado en vigor desde marzo de 2020 para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

Las acciones de las aerolíneas, hoteles y cruceros de Estados Unidos subían tras la noticia, entre ellas American Airlines, que ganaba un 1,9%; Marriott International Inc un 2,2%; y Carnival Corp un 1,3%.

Los visitantes no vacunados seguirán teniendo prohibida la entrada a Estados Unidos desde Canadá o México en las fronteras terrestres.

Las restricciones estadounidenses han impedido la entrada a viajeros de la mayor parte del mundo, incluidos decenas de miles de ciudadanos extranjeros con familiares o vínculos comerciales en Estados Unidos.

La Casa Blanca anunció el martes que levantaría las restricciones en sus fronteras terrestres y en los cruces en ferry con Canadá y México para los extranjeros totalmente vacunados a principios de noviembre. Estos criterios son similares, pero no idénticos, a los requisitos anunciados el mes pasado para los viajeros internacionales por vía aérea.

Los visitantes no vacunados seguirán teniendo prohibida la entrada a Estados Unidos desde Canadá o México en las fronteras terrestres.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron a Reuters la semana pasada que Estados Unidos aceptará el uso por parte de los visitantes internacionales de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas por los reguladores estadounidenses o por la Organización Mundial de la Salud.

La Casa Blanca enfrenta algunas cuestiones pendientes, entre ellas cómo y qué exenciones concederá el Gobierno a los requisitos de la vacuna. Se espera que los niños menores de 18 años, por ejemplo, queden exentos de los requisitos, dijo un funcionario.

Los viajeros aéreos no estadounidenses tendrán que mostrar una prueba de vacunación antes de embarcar en un vuelo

La Casa Blanca anunció el 20 de septiembre que Estados Unidos levantaría las restricciones a los viajeros aéreos de 33 países a principios de noviembre. En ese momento no especificó la fecha.

A partir del 8 de noviembre, Estados Unidos admitirá a los viajeros aéreos extranjeros totalmente vacunados de los 26 países europeos del espacio Schengen, entre los que se encuentran Francia, Alemania, Italia, España, Suiza y Grecia, así como Reino Unido, Irlanda, China, India, Sudáfrica, Irán y Brasil.

Las restricciones han prohibido la entrada a los ciudadanos no estadounidenses que hayan estado en esos países en los últimos 14 días.

Estados Unidos ha permitido el acceso a viajeros extranjeros por vía aérea desde más de 150 países durante toda la pandemia, una política que, según los críticos, no tiene mucho sentido porque algunos países con altas tasas de COVID-19 no estaban en la lista de restricciones, mientras que otros de la lista tenían la pandemia más controlada.

Los viajeros aéreos no estadounidenses tendrán que mostrar una prueba de vacunación antes de embarcar en un vuelo, y tendrán que mostrar una prueba reciente de COVID-19 negativa. Los visitantes extranjeros que crucen una frontera terrestre no tendrán que mostrar una prueba de COVID-19 negativa reciente.

Las nuevas normas no exigen que los visitantes extranjeros o los estadounidenses que lleguen al país entren en cuarentena.

Por su parte, los estadounidenses que viajen al extranjero deberán seguir presentando una prueba de COVID-19 negativa reciente, y los estadounidenses no vacunados se enfrentarán a requisitos de pruebas de COVID-19 más estrictos.

También estarán sujetos a restricciones en los países que planean visitar, que pueden incluir cuarentenas.

EEUU regresa al Consejo de DDHH de ONU advirtiendo que “denunciará" abusos de Cuba, Venezuela y otros regímenes

Linda Thomas-Greenfield, Embajadora de EEUU ante la ONU. (Brendan Smialowski / AFP)

Tras un período de ausencia, Estados Unidos vuelve a ocupar un lugar como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH-ONU) para la etapa 2022-2024, cuya entrada en funciones está señalada para el próximo 1º de enero.

"Me complace anunciar que Estados Unidos ha sido elegido para el @UN_HRC. Con @POTUS, promesa cumplida, trabajaremos para asegurar que el Consejo esté a la altura del principio de que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos". Gracias por el abrumador apoyo de los Estados miembros", anunció la embajadadora de EEUU ante ONU, Linda Thomas-Greenfield, en su perfil de Twitter.

En una declaración leída tras la elección, la alta diplomática estadounidense advirtió que utilizará “todas las herramientas a nuestro alcance, desde la introducción de resoluciones y enmiendas, hasta el ejercicio de nuestro voto cuando sea necesario”.

Aseguró que Estados Unidos presionará "contra la elección de países con un historial de derechos humanos atroz, y animaremos a aquellos comprometidos con la promoción y la protección de los derechos humanos, tanto en sus propios países como en el extranjero, a que soliciten su adhesión” al Consejo.

Thomas-Greenfield finalizó agradeciendo a los Estados miembros de la ONU por el apoyo y la oportunidad. “Aprovecharemos al máximo nuestro asiento en la mesa. Estamos deseando ponernos a trabajar”, advirtió.

El Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, en una comparecencia ante el Consejo a través de videoconferencia, también celebró el regreso de su país a esa instancia de la ONU, advirtiendo, no obstante, que “seguirá denunciando abusos en países como Venezuela, Nicaragua, Cuba o Irán” y alegando que “los (países) que tienen peores registros de derechos humanos no deberían ser miembros de este Consejo”.

La situación de la comunidad Uigur en la región de Xinjiang, en China, también fue mencionada por el secretario Blinken, quien recomendó a la CDH-ONU revisar sus posiciones drásticas contra Israel y aprovechó la ocasión para “exigir al gobierno de Putin la “liberación inmediata del opositor Alexei Navalny".

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG