Enlaces de accesibilidad

Cuba

Seguridad del Estado venda los ojos a periodista cubano camino a un interrogatorio

El periodista independiente Yoe Suárez en una foto de archivo. (Facebook)

Agentes de la Seguridad del Estado de Cuba le vendaron los ojos al periodista independiente Yoe Suárez el lunes en La Habana para conducirlo a un interrogatorio. Radio Televisión Martí reproduce textualmente el testimonio compartido por el reportero bajo el título de La civilidad cansa: Crónica de una detención en el sitio Puente a la Vista

A las 11:30 de la mañana de este lunes fui detenido y conducido en un auto marca Geely gris plateado, con matrícula P035908, por el oficial René –"el compañero que me atiende"– y otro oficial que se presentó como "mayor Armando", ambos del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE).

Ocurrió en plena vía pública, cerca de la entrada del reparto Náutico (municipio Playa). El oficial René me abordó, con la excusa de conversar, cuando yo estaba realizando una operación en un cajero automático, pero me negué a entrar al automóvil. En ese momento, el mayor Armando pidió mi carné de identidad y dejó claro que "iba a ser conducido". "Si quieres entras al carro o te pongo las esposas", dijo.

Este episodio rompe el mito de la cordialidad de los agentes del DSE. Detrás de una supuesta petición a hablar o a asistir a una “entrevista” reposa, presta para saltar, la coacción.

El auto tomó la 5ta Avenida, después la calle 17A hasta la rotonda de La Muñeca. Antes de continuar por la Avenida 25, el mayor Armando me pidió que me vendara los ojos con un paño verde. No debía ver a dónde íbamos. El auto aceleró y debe haber pasado el Centro Comercial El Pedregal antes de girar en L, ya en algún sitio del municipio La Lisa.

Al estacionarse, sentí abrirse la puerta y una mano buscando mi brazo. El oficial René me guió por lo que identifiqué como una puerta y sentí un cambio de temperatura. Cuando me pidieron retirar la venda estaba frente a unos muebles donde permaneceríamos sentados más de una hora. Al fondo se divisaba una mesa redonda con ocho sillones de oficina alrededor.

La esforzada amabilidad de ambos militares pasó de brindarme café y preguntar por la salud de mi familia a insistir en que les enviara mis trabajos para Diario de Cuba, que me reuniera con ellos para hablar sobre cosas “que queden fuera” de los trabajos que publico. Expliqué que mis textos pueden leerlos una vez publicados y que aquello que quede fuera de mis textos es porque la ética así lo indica o porque no viene al caso en el tema central.

La reiteración de los oficiales patinaba sobre la misma respuesta mía. Durante un buen rato me pregunté si no me explicaba bien al decirles que mi trabajo es netamente periodístico, que no haré nada fuera de eso.

Es laborioso ser cívico, cansa la civilidad. Tardo en enojarme, pero el mediodía y el estómago me pusieron a prueba un par de veces.

Me invitaron a almorzar. “Acostumbro a almorzar a la mesa con mi familia”. Me invitaron a llevarme la comida, aunque al salir la botara en un cesto. “La comida es sagrada para mí, no podría hacerlo”. Los argumentos patrioteros (“Tienes la oportunidad de hacer algo por Cuba”, “nosotros también queremos cambios, pero sobre el mismo sistema”) me invitaban a quedarme por segundos eternos en silencio. Bebí tanta agua…

“¿Cuándo nos vemos de nuevo? –preguntó el mayor Armando–. Para hablar ya de cosas que te inquietan y sobre las que podemos actuar. Para que nos digas, ‘mira, esto es una mierda’, ‘esto hay que cambiarlo'”.

Me pregunté en qué momento creyó que habíamos llegado a algún acuerdo o que yo quería verlo esta semana o en algún minuto de mi vida.

Empecé diciéndole que no eran de mi agrado esa clase de encuentros… Y el oficial René interrumpió: “Te citamos en la estación de Siboney y dijiste que no estabas a gusto ahí; te citamos en la empresa Cubatur de tu cuadra y ahí tampoco; ahora te traemos acá y es lo mismo. Parece que a ti lo que no te gusta es encontrarte con nosotros”. No hubo tiempo para felicitar a René por tan lúcida conclusión.

Salimos del local, yo con el paño verde tapándome los ojos. Pasada la rotonda de La Muñeca me ordenaron bajarlo. De ahí en adelante volvió la extraña familiaridad de los represores, cruelmente infantil, “el soy tu amiguito aunque no quieras”. Querían saber si tengo familia fuera del país, si mi esposa tiene pasaporte, si he pensado en emigrar.

El auto atravesó, en recta endemoniada, las calles vacías del reparto Cubanacán. Jagüeyes que tras décadas quebraron las aceras, cubren los portones de las embajadas y el Palacio de las Convenciones, donde el parlamento unicameral cubano alza aeróbica y abúlicamente los brazos. De la llave del auto que Armando conduce cuelga un llavero plástico con un rombo negrirrojo, y en el medio una estrella.

Vea todas las noticias de hoy

El estado de Kentucky expresa solidaridad con el pueblo cubano

Asamblea General de Kentucky condena la violación de derechos humanos en Cuba

El Senado de Kentucky aprobó una resolución que expresa “la condena de cualquier práctica injusta y violaciones de los derechos humanos contra el pueblo de Cuba y sus familias, en el interior y en el extranjero”.

La resolución aprobada el 10 de enero reconoce que el estado de Kentucky alberga una gran comunidad cubanoamericana “con más de 20,000 que actualmente llaman hogar a Kentucky”; y que el Partido Comunista de Cuba ha privado a muchos ciudadanos de la posibilidad de vivir en libertad.

“Kentucky ha brindado un entorno seguro y democrático que empodera a la comunidad cubana a través de las libertades de expresión, educación y oportunidades económicas”, subraya el texto.

La resolución expresa solidaridad con los manifestantes del 11 de julio, lamenta “las condiciones intolerables impuestas al pueblo de Cuba” y condena “la injusta detención” de personas por motivos políticos.

El diario local El Kentubano calificó de “histórica” esta resolución.

“La resolución que había sido introducida dos días antes de la mano del Senador Republicano Christian McDaniel (Distrito 23 de Kentucky), fue adoptada por voto de voz. Un voto por voz es el método regular de votación sobre cualquier moción que no requiere más que una mayoría de votos para su adopción”, explicó el diario digital.

Cubanos llegaron a Nicaragua pero tras cruzar a Honduras serán repatriados

Detenidos 4 traficantes de personas que trasladaban a cubanos y nicaragüenses que pretendían llegar a Estados Unidos

Un grupo de 59 migrantes de Cuba y Nicaragua fueron retenidos en el Departamento de El Paraíso, en el Oriente de Honduras, junto a cuatro traficantes de personas, informó la Policía Nacional de Honduras en un comunicado.

El arresto sucedió en el municipio de Trojes, fronterizo con Nicaragua, cuando los migrantes se trasladaban en cuatro vehículos conducidos por los coyotes.

Según la Policía, los traficantes trasladaban a los cubanos y nicaragüenses desde Trojes hacia la frontera con Guatemala, para continuar hacia los Estados Unidos.

Los coyotes fueron puestos a disposición de las autoridades y serán juzgados por el delito de "tráfico ilícito de personas" y se les decomisó dinero en efectivo, cuatro teléfonos celulares y cuatro vehículos.

Por otra parte, los migrantes se encuentran detenidos en una oficina del Instituto Nacional de Migración y serán retornados a sus países.

Honduras se ha convertido en los últimos años un puente de tránsito de migrantes que cruzan Centroamérica para llegar a los Estados Unidos.

Aproximadamente 3.000 migrantes, incluyendo cubanos, fueron detenidos en Honduras en el 2021 por ingresar al país ilegalmente.

En noviembre de 2021, la decisión de Nicaragua de eliminar el visado para los cubanos fue vista como la apertura de un nuevo atajo para que los migrantes cubanos lleguen a Estados Unidos.

La medida reduce miles de millas de viaje a los cubanos que en la última década, han viajado a diferentes puntos de Suramérica para, desde allí, atravesar Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras o El Salvador, Guatemala y México hasta llegar a Estados Unidos.

Detenidos siete balseros cubanos que llegaron a Cancún (VIDEO)

Autoridades mexicanas detienen a 7 balseros cubanos

Siete balseros cubanos llegaron a Cancún pero fueron detenidos por las autoridades mexicanas, informó el viernes la Secretaria Estatal de Seguridad Pública de Quintana Roo en su perfil de Twitter.

Los cubanos fueron reportados después que desembarcaran cerca de un hotel en construcción cerca de la zona hotelera de Cancún. Las autoridades mexicanas publicaron un video captado por una cámara de vigilancia que mostraba el momento de la detención.

La Secretaria Estatal de Seguridad Pública de Quintana Roo detalló que fue a través de las cámaras de vigilancia que encontraron a los inmigrantes.

“Como consecuencia fueron ubicados metros adelante por integrantes del Grupo de Coordinación para la Construcción de Paz y Seguridad, poniéndolos a disposición de la autoridad correspondiente”, indica la entidad.

Entre enero y octubre del 2021 los cubanos sumaron 7.915 solicitudes de asilo en México, según cifras reveladas por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).​

Activista Sayli González fue detenida cuando se dirigía al Tribunal Provincial de Villa Clara

La activista Sayli González Velazquez.

La activista Sayli González fue detenida y mantenida en paradero desconocido por varias horas después que saliera al Tribunal Provincial de Villa Clara a presentar un recurso de habeas corpus a favor de la familia del preso político Andy García Lorenzo, que fue detenida el mismo viernes cuando se dirigía a presenciar su juicio.

González fue liberada en horas de la noche y su celular fue decomisado por las autoridades cubanas, según informó la activista Leidy Laura Hernández.

“Como ciudadana cubana tengo derecho a transitar libremente por todo el territorio nacional según el artículo 52 de la Constitución de la República de Cuba”, denunció la activista antes de salir al Tribunal en su perfil de Facebook.

González aseguró que cualquier intento para impedir que llegue al Tribunal, como sucedió más tarde, era una violación a sus derechos constitucionales y humanos. “Pido a todos que estén pendientes”, escribió.

Su detención fue denunciada por varios activistas y comunicadores de la isla incluyendo a la periodista del diario 14ymedio, Luz Escobar.

Los familiares de García Lorenzo que fueron detenidos fueron: Roxana García Lorenzo, hermana de Andy, Jonatan López Alonso, y sus suegros, Pedro López y Yania Alonso.

Desde su detención, la familia de Andy García se ha mantenido activa haciendo campañas por la liberación del joven, por ello su hogar permanece vigilado las 24 horas y han sido amenazados con ser encarcelados si no cesan su activismo en favor de los prisioneros del 11J.

Detienen a la familia de Andy Lorenzo, una de las más firmes al denunciar abusos contra presos políticos en Cuba (VIDEO)

La familia de Andy García Lorenzo exige su libertad en Santa Clara.

Familiares del preso político Andy García Lorenzo fueron interceptados por un agente de la Seguridad del Estado en Santa Clara, cerca del mediodía de este viernes, cuando se trasladaban hacia el Tribunal Provincial de Villa Clara, donde tiene lugar el juicio contra Andy y otros manifestantes del 11 de julio.

Desde un Facebook live, la hermana de Andy, Roxana García Lorenzo y su novio Jonathan López, denunciaron que serían detenidos.

“Nos acaban de detener (...) nos estábamos dirigiendo hacia el juicio de mi hermano en una motoneta alquilada que no tiene nada que ver con esto (la detención) en estos momentos nos encontramos en la circunvalación. Nos van a detener. No nos dejaron seguir en la motoneta en la que veníamos. Les pido que nos ayuden a compartir”, dijo la hermana del prisionero político, cuando es interrumpida por López advirtiéndole que la patrulla de la policía política se está acercando.

“Aquí estamos, por favor, compartan la directa”, se escucha llena de urgencia la voz de Jonathan. “Están intentando quitarnos el teléfono”, denuncia.

“Hagan visible esto, que lo hagan visible en todas las redes”, es todo lo que logra transmitir la muchacha antes de que la Seguridad del Estado le arrebate el teléfono de las manos.

A Roxana García la acompañaban también los padres de Jonathan López, su novio. Hasta el momento no hemos logrado obtener información sobre la situación de la familia.

El preso político Andy García Lorenzo fue detenido el 11 de julio de 2021, por manifestarse pacíficamente en Santa Clara, durante las demostraciones de descontento popular que tuvieron lugar ese día en toda la isla. Enfrenta una petición fiscal de 7 años de cárcel por los delitos de desórdenes públicos, desacato, resistencia y atentado.

Desde su detención, la familia de Andy García se ha mantenido activa haciendo campañas por la liberación del joven, también han creado una brigada de apoyo que se encarga, en lo posible, de llevar comida y otros insumos de primera necesidad a los prisioneros que no cuentan con ayuda de sus familiares.

El hogar de los García Lorenzo permanece vigilado las 24 horas y varias veces han sido amenazados con ser encarcelados si no cesan su activismo en favor de Andy y los otros prisioneros del 11J.

Cargar más

XS
SM
MD
LG