Enlaces de accesibilidad

Mundo

Se intensifica la violencia entre palestinos e israelíes en la Franja de Gaza

Cohete lanzado por Hamas es interceptado por defensa aérea de Israel.

El único diálogo efectivo hasta el momento en la Franja de Gaza es el de los cohetes que, de uno y otro lado azotan ambas parte de la Franja, donde el fuego devora sinagogas y mezquitas por igual, sin tomar en cuenta creencias e ideologías.

En ciudades como Lod, habitada por árabes y judíos por igual, este equilibrio se ha visto amenazado al punto de que el alcalde de la ciudad, Yair Revivo, ha reconocido durante una entrevista televisiva, que "Hemos perdido el control de la ciudad y de las calles”, según informa un cable emitido por la agencia de noticias AP.

De acuerdo con lo informado por AP, los israelíes declararon el miércoles haber matado a “16 miembros del brazo armado de Hamas” durante una incursión aérea a Gaza.

A cincuenta y tres asciende el saldo de muertos hasta el momento en Gaza. Por su parte, Israel declaró la suma de seis fallecidos, según informa un cable esta vez de la agencia Reuters, en unos enfrentamientos considerados los más violentos ocurridos en la zona en los últimos años.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, siguiendo la línea de información de Reuters, declaró en un comunicado que “Esto es sólo el principio” y apenas terminado el comunicado, una lluvia de cohetes cubrieron el espacio en la ciudad de Ashdod.

Como resultado, “Hamas confirmó la muerte del comandante de la brigada y la pérdida de ‘otros líderes y guerreros’".

Hasta el momento, coinciden ambas agencias de prensa, los intentos realizados por Egipto, Qatar y la ONU por devolver la calma a la caldeada zona han resultado infructuosos.

Vea todas las noticias de hoy

Rusia mantiene como rehenes a las poblaciones del mundo que padecen inseguridad alimentaria, dice funcionario de EEUU

Una panadería en La Habana, el 18 de mayo de 2021. (Reuters / Alexandre Meneghini).

El subsecretario de Estado norteamericano para el Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente, José Fernández, dijo que Rusia usa los alimentos como armas, lo que ha empeorado la situación de seguridad alimentaria en todo el mundo.

“En los últimos cinco años ha aumentado el número de personas que han estado viviendo en situación de inseguridad alimentaria aguda de 100 millones a alrededor de 160 millones, en gran parte por el cambio climático, el Covid y el aumento en demanda, pero la Organización Mundial de Alimentos proyecta que la invasión rusa de Ucrania empujará a más de 40 millones de personas más a la inseguridad alimentaria”, dijo Fernández.

En una conferencia de prensa telefónica, el subsecretario acusó a Rusia de colocar minas terrestres en los campos y de bombardear campos agrícolas y silos ucranianos; de bloquear los puertos y 20 a 25 millones de toneladas de alimentos y de robar las exportaciones de Ucrania y venderlas para su propio beneficio.

El funcionario expresó que Rusia está vendiendo mucho gas y petróleo en todo el mundo y podría hacer lo mismo con los alimentos.

“Pero no lo está haciendo porque está manteniendo como rehenes a las poblaciones del mundo que padecen inseguridad alimentaria”, añadió.

Asimismo dijo que “lo primero que debe suceder para que podamos comenzar a reducir las consecuencias del empeoramiento de la crisis en el sistema alimentario mundial es que Rusia detenga la invasión”.

Fernández especificó que los alimentos, medicinas y fertilizantes están exentos de las sanciones estadounidenses contra Rusia.

El gobierno ruso alega que la crisis alimentaria mundial es a causa de las sanciones que Estados Unidos y muchos otros países han impuesto en respuesta a la agresión de Rusia contra Ucrania.

A una pregunta de un periodista sobre las áreas que preocupan más en América Latina en lo que respecta a la inseguridad alimentaria, Fernández mencionó que en la región “ningún país es nuevo en seguridad alimentaria”.

“Lo hemos visto a lo largo de los años cómo se ven afectados diferentes cultivos. La inseguridad alimentaria sigue siendo un problema, sigue siendo algo que nos preocupa y que estamos trabajando para mitigar en América Central, pero también en los países que menos pueden permitírselo; Venezuela por ejemplo”, comentó Fernández.

Sismo deja más de 1.000 muertos en Afganistán (FOTOS)

Afganos revisan la destrucción causada por un terremoto en la provincia de Paktika, en el este de Afganistán, el 22 de junio de 2022. (Agencia Noticiosa Bakhtar vía AP)

KABUL (AP) — Un potente terremoto sacudió una zona rural y montañosa del este de Afganistán en la madrugada del miércoles y causó 1.000 muertos y 1.500 heridos, uno de los sismos más mortíferos en décadas, informó una agencia noticiosa estatal. Las autoridades advirtieron que la cifra ya de por sí desoladora podría aumentar.

Seguía siendo escasa la información sobre el temblor de magnitud 6,1 cerca de la frontera con Pakistán, pero los terremotos de esa potencia pueden causar daños graves, especialmente en una zona como esta, donde las construcciones son débiles y los derrumbes son habituales.

Los expertos dijeron que el epicentro estuvo a apenas 10 kilómetros (6 millas) de profundidad, otro factor que podría incrementar la destrucción.

El desastre es una prueba importante para el gobierno liderado por el Talibán, que llegó al poder el año pasado en medio de la caótica retirada de Estados Unidos de la guerra más larga de su historia, dos décadas después de derrocar a la misma milicia tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Afganos evacúan a una persona herida en el sismo de este miércoles. (Agencia Noticiosa Bakhtar vía AP)
Afganos evacúan a una persona herida en el sismo de este miércoles. (Agencia Noticiosa Bakhtar vía AP)

Los rescatistas llegaron a la zona afectada en helicópteros, pero es posible que la respuesta sea complicada, ya que muchas agencias de ayuda internacionales abandonaron el país tras el ascenso del Talibán.

Llegar a las zonas rurales, incluso en las mejores circunstancias, sigue siendo difícil en Afganistán, una nación sin salida al mar y con caminos montañosos llenos de baches que ahora pueden haber sufrido daños significativos.

Ante las dificultades, un funcionario talibán solicitó ayuda internacional. "Cuando ocurre un incidente tan grande en cualquier país, se necesita ayuda de otros países", afirmó Sharafuddin Muslim. "Es muy difícil para nosotros poder responder a este enorme incidente".

El Departamento Meteorológico de la vecina Pakistán explicó que el epicentro estuvo en la provincia afgana de Paktika, a unos 50 kilómetros (31 millas) al suroeste de la ciudad de Khost. Se registraron daños en varios inmuebles en la provincia de Khost, y se sintieron temblores hasta en la capital paquistaní, Islamabad.

Talibanes custodian un helicóptero gubernamental para trasladar a heridos en el sismo, en Gayan, provincia afgana de Paktika. (Agencia noticiosa estatal Bakhtar vía AP)
Talibanes custodian un helicóptero gubernamental para trasladar a heridos en el sismo, en Gayan, provincia afgana de Paktika. (Agencia noticiosa estatal Bakhtar vía AP)

Las imágenes tomadas en Paktika mostraban a hombres usando mantas para cargar a los heridos hacia helicópteros que esperaban para sacarlos del lugar. Otros eran tratados en el lugar: un residente recibía fluidos por vía intravenosa sentado en una silla de plástico cerca de los restos de su vivienda, mientras otros estaban tendidos en camillas. En otras fotografías, los residentes rebuscaban entre los ladrillos de arcilla y los escombros de las casas de piedra derruidas, algunas con los tejados o las paredes caídas.

La cifra de fallecidos reportada por la agencia noticiosa Bakhtar igualó a la registrada en un terremoto que sacudió el norte de Afganistán en 2002. Son los más letales desde 1998, cuando otro movimiento telúrico de 6,1 grados y las réplicas posteriores mataron a al menos 4.500 personas en una zona remota del noreste de Afganistán.

En gran parte del mundo, un sismo de esta magnitud no causaría una devastación tan grande, apuntó Robert Sanders, sismólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos. Pero, en estos casos, la cifra de víctimas suele depender de la geografía, la calidad de las construcciones y la densidad de población.

"Como es una zona montañosa, hay desprendimientos de rocas y deslaves de los que no nos enteraremos hasta que se reportan más adelante. Los inmuebles más antiguos son propensos a desmoronarse", explicó. "Debido a lo condensada que está la zona en esa parte del mundo, ya hemos visto cómo sismos similares causaron daños importantes".

Los talibanes todavía están tratando de reconstituir los ministerios del gobierno abandonados por personal leal a su gobierno anterior, respaldado por Occidente, y no estaba claro cómo llegaron los funcionarios al número de víctimas reportado por la agencia Bakhtar.

En Kabul, el primer ministro Mohammad Hassan Akhund convocó una reunión de emergencia en el palacio presidencial para coordinar los esfuerzos de ayuda. A través de su cuenta de Twitter, el vocero adjunto del gobierno talibán Bilal Karimi pidió a las agencias de ayuda que envíen equipos a la zona. "La respuesta está en camino", tuiteó el coordinador de Naciones Unidas en Afganistán, Ramiz Alakbarov.

Eso puede resultar difícil dada la situación en la que se encuentra Afganistán el día de hoy. Después de que los talibanes arrasaron el país en 2021, el ejército estadounidense y sus aliados se concentraron en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul y luego se retiraron por completo. Muchas organizaciones humanitarias internacionales siguieron su ejemplo debido a las preocupaciones sobre la seguridad y el pobre historial de derechos humanos de los talibanes.

Desde entonces, los talibanes han trabajado con Qatar, Turquía y Emiratos Árabes Unidos para reanudar las operaciones aeroportuarias en Kabul y el resto del país, pero casi todas las aerolíneas internacionales aún evitan volar allí y el hecho de que las organizaciones de ayuda se muestran renuentes a ayudar a los talibanes podría dificultar el transporte aéreo de suministros y equipos.

La Media Luna Roja afgana, sin embargo, envió 4.000 mantas, 800 tiendas de campaña y 800 kits de cocina a la zona afectada, informó el director general de Bakhtar, Abdul Wahid Rayan.

Amnistía Internacional: más ataques a la libertad de asociación en China

Ding Jiaxi, abogado de los derechos humanos, el 8 de octubre de 2017 en Niagara Falls, Nueva York. (Reuters/Luo Shengchun).

“Está previsto que dos activistas chinos de derechos humanos sean sometidos a juicios manifiestamente injustos a puerta cerrada esta semana tras estar en el punto de mira del gobierno y haber sido torturados debido a su trabajo pacífico”, advirtió Amnistía Internacional en un comunicado de prensa.

El jurista Xu Zhiyong y el abogado defensor de los derechos humanos Ding Jiaxi comparecerán ante un tribunal para responder a "cargos falsos de subvertir el poder del Estado”.

“Las autoridades chinas han atacado a Xu Zhiyong y a Ding Jiaxi no porque hayan cometido algún delito reconocido internacionalmente, sino por tener opiniones que no gustan al gobierno. Estos juicios injustos son un indignante ataque contra sus derechos humanos”, declaró Gwen Lee, responsable de campañas de Amnistía Internacional sobre China.

“Tras haber sufrido tortura y otros malos tratos durante su reclusión arbitraria, Xu Zhiyong y Ding Jiaxi podrían ser condenados a años de prisión en juicios secretos amañados desde el principio”, dijo Lee.

Xu y Ding son miembros destacados del Movimiento Nuevos Ciudadanos, una red informal de activistas fundada por Xu en 2012 para promover la transparencia del gobierno y denunciar la corrupción.

Ambos estuvieron entre "las decenas de abogados, abogadas y activistas en el punto de mira de las autoridades tras asistir a una reunión informal celebrada en Xiamen", ciudad de la costa suroriental de China, en diciembre de 2019, en la que hablaron de la situación de la sociedad civil y de asuntos de actualidad en China.

Ese mismo mes, la policía empezó a citar o a detener en todo el país a personas que asistieron a la reunión de Xiamen.

Torturados en una “silla tigre”

Tras ser detenido el 26 de diciembre de 2019, Ding estuvo más de un año incomunicado en “vigilancia domiciliaria en un lugar designado”.

Según amistades de Xu Zhiyong, éste se ocultó tras la reunión de diciembre de 2019. A comienzos de febrero de 2020, Xu criticó la gestión del presidente Xi Jinping de la crisis del coronavirus y de las protestas de Hong Kong en favor de la democracia, y pidió que dimitiera.

El 15 de febrero de 2020, Xu fue detenido en el domicilio de otro activista donde se hospedaba y estuvo asimismo incomunicado en “vigilancia domiciliaria en un lugar designado” hasta el 21 de enero de 2021.

Ambos fueron sometidos a tortura y otros malos tratos durante la reclusión, que incluyeron horas de interrogatorio y permanecer muchos días atados a una “silla tigre” de hierro con las extremidades retorcidas más de 10 horas al día.

Este trato vulnera la prohibición absoluta de la tortura y otros malos tratos prevista en el derecho internacional de los derechos humanos.

Las autoridades investigaron sus casos conjuntamente hasta el 20 de enero de 2021, después de lo cual fueron acusados de “subversión del poder del Estado” y se informó a sus abogados de que cada caso se trataría por separado.

“La valentía de estos hombres en la defensa de los derechos humanos de otras personas debe ser elogiada, no castigada. Xu siguió defendiendo enérgicamente a grupos desfavorecidos incluso después de ser encarcelado por ese motivo, y denunció la gestión por el gobierno de la COVID-19 cuando otros guardaban silencio”, dijo Gwen Lee.

“El gobierno chino usa sistemáticamente cargos de seguridad nacional con disposiciones muy poco precisas, como ‘subvertir el poder del Estado’, para procesar injustamente a profesionales de la abogacía, intelectuales, periodistas, activistas de derechos humanos y personas que trabajan en ONG, entre otras”.

El abogado de Xu no pudo verlo durante tres meses antes la vista preliminar de la semana pasada, ni se le permitió obtener información y documentos relacionados con el caso, algunos de los cuales podrían incluir “pruebas” obtenidas bajo tortura.

Por su parte, el abogado de Ding no ha tenido contacto con éste desde hace cuatro meses.

“Xu Zhiyong y Ding Jiaxi están en el punto de mira sólo por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de opinión y de asociación, y deben ser puestos en libertad de inmediato”, concluyó Lee.

“Mientras tanto, las autoridades deben asegurarse de que Xu y Ding no son sometidos a nuevas torturas u otros malos tratos en prisión, y permitirles ver a sus familias y a profesionales de la abogacía de su elección”.

Esta no es la primera vez que Xu y Ding son encarcelados por su activismo pacífico.

Xu pasó cuatro años en prisión —desde 2013 hasta 2017— por cargos falsos de orden público.

Ding, cuyo activismo incluye la defensa de los derechos de los hijos e hijas de las personas trabajadoras migrantes y exigir una gobernanza transparente, fue condenado a tres años y medio de prisión en 2014 por “reunir una multitud para perturbar el orden en un lugar público”.

Por otra parte, no se han confirmado aún las fechas del juicio de Li Qiaochu, feminista y activista en favor de los derechos laborales, pareja de Xu Zhiyong, que estuvo en detención secreta desde febrero hasta junio de 2020. Las autoridades volvieron a detener a Li el 6 de febrero de 2021 y fue recluida en el mismo centro de detención que Xu Zhiyong y Ding Jiaxi, acusada de “incitar a la subversión del poder del Estado”.

Las autoridades no permitieron que Li se entrevistara con su abogado hasta agosto de 2021. El acta de acusación formal de Li, fechada el 28 de febrero de 2022, dice que Xu Zhiyong ordenó a Li publicar artículos “subversivos” en Internet en septiembre de 2019.

(Comunicado de Amnistía Internacional)

Confinamiento psiquiátrico, multas o cárcel para los rusos que critican la guerra en Ucrania

Soldados ucranianos defendiendo la ciudad industrial de Sievierodonetsk, el 20 de junio de 2022. (Reuters/Oleksandr Ratushniak).

El 24 de febrero todo cambió para Irina Bystrova, informó Radio Europa Libre/Radio Libertad (RFE/RL).

Bystrova, propietaria de un estudio de arte en la ciudad de Petrozavodsk, en el norte de Rusia, dijo que ya había captado la atención de las autoridades al unirse a manifestaciones callejeras como las de apoyo al activista anticorrupción encarcelado, Aleksei Navalny.

También se opuso abiertamente a la anexión de la península de Crimea en Ucrania en 2014.

Pero cuando escuchó al presidente Vladimir Putin anunciar la invasión rusa de Ucrania, dijo Bystrova, se echó a llorar. Sacó su enojo en su trabajo, agregando un título a una imagen de Putin envuelto en llamas que decía "¡Arde en el infierno!" y publicarlo en su cuenta de redes sociales.

Un mes después, su cuenta fue bloqueada y agentes de la policía y del Servicio Federal de Seguridad llamaron a la puerta. Registraron su apartamento y confiscaron computadoras, teléfonos celulares y otros artículos.

Bystrova ahora enfrenta cargos penales por "llamar al terrorismo" y "desacreditar a las fuerzas armadas rusas". El suyo es el último de un número creciente de casos en toda Rusia de autoridades que atacan a personas que se pronuncian en contra de la guerra, indicó RFE/RL.


Si bien el cargo de incitar al terrorismo se ha utilizado ampliamente durante años para atacar a los activistas antigubernamentales, el cargo de desacreditar a las fuerzas armadas rusas es nuevo. Días después de que comenzara la guerra de Ucrania, el Parlamento ruso actualizó el Código Penal para incluir una serie de nuevos delitos relacionados con la actividad militar rusa.

Más de 15.000 personas han sido detenidas en Rusia desde el 24 de febrero por manifestaciones contra la guerra, según el organismo OVD-Info.

Algunas formas de protesta son tan inocuas como la foto de pie de foto de Bystrova, mientras que otras adoptan una postura más provocativa, como la artista de San Petersburgo que se roció con pintura roja y cantó "Mi corazón sangra" frente a la Legislatura de la ciudad.

Otra activista fue acusada después de que reemplazó en secreto las etiquetas de precios en los estantes de un supermercado con mensajes contra la guerra.

Los activistas dicen que es probable que los actos de protesta, tanto grandes como pequeños, se vuelvan cada vez más comunes a medida que la guerra continúa sin un final a la vista, más y más soldados muertos regresan a casa y los rusos promedio comienzan a cuestionar la justificación de Putin para la invasión.

En los últimos días, los tribunales de las ciudades rusas de Novokuznetsk y Yugorsk dictaron multas por el cargo de desacreditar a las fuerzas armadas rusas, dijo OVD-Info. En ambos casos, los individuos habían publicado videos en línea que expresaban su oposición a la guerra.

Bystrova dijo que cuando escuchó a Putin anunciar la invasión ese día de febrero, estaba saliendo de su estudio.

"Me caían lágrimas que no podía parar", dijo a North Realities de RFE/RL. "Comprendí que algo terrible había sucedido y no podía hacer nada. Y me da vergüenza decir que soy rusa".

Los fiscales no respondieron a las consultas de RFE/RL sobre la base del caso contra Bystrova, pero funcionarios cercanos a la investigación dijeron que las publicaciones en las redes sociales fueron la causa.

Las autoridades le entregaron a Bystrova una copia formal de sus cargos el 24 de marzo, el día después de que registraron su apartamento. Enfrenta hasta siete años de prisión por el cargo de terrorismo y hasta tres por desacreditar a las fuerzas armadas rusas.

'Arrojado a una picadora de carne'

La semana pasada, un tribunal de San Petersburgo ordenó que un artista y activista local asistiera a una clínica psiquiátrica para una evaluación ordenada por el tribunal. Este fue el castigo para Aleksandra Skochilenko, quien secretamente reemplazó las etiquetas de precios de los supermercados con detalles sobre la guerra de Ucrania.

Una de las etiquetas, que colocó en la parte inferior de una barra de pegamento en la tienda, decía: "La inflación semanal ha alcanzado un nuevo máximo no visto desde 1998 como resultado de nuestras acciones militares en Ucrania. Alto a la guerra."

Unos 2.400 kilómetros al este de Petrozavodsk, Konstantin Gamershmidt, un ex estudiante de teología de 22 años, se enfrenta a múltiples casos y múltiples multas por su postura contra la guerra.

El día de la invasión, recibió noticias de un amigo sobre el ataque y respondió con una publicación en VK, el gigante ruso de las redes sociales, donde escribió: "No a la guerra".

"Por supuesto, esto no ayudó a Ucrania de ninguna manera, pero solo quería hacer algo", dijo.

En abril, comenzó a publicar videos en su canal de YouTube sobre problemas sociales en Tyumen, una importante ciudad siberiana. El 18 de abril, Gamershmidt grabó un video de sí mismo vistiendo una camisa folclórica tradicional ucraniana y hablando en contra de la guerra. Llamó a Putin un "enano del búnker".

"No podía imaginar que el enano del búnker comenzaría a matar a mis hermanos, tanto ucranianos que defienden su tierra como rusos, a quienes [las agencias de seguridad] arrojan sin piedad a una picadora de carne", narró.

En una entrevista publicada el 16 de junio con Siberian Realities de RFE/RL, Gamershmidt dijo que ha sido multado con un total de 70.000 rublos (1.200 USD) hasta el momento y espera una tercera multa de 50.000 rublos (900 USD) en los próximos días.

"La esencia de la acusación es que desacredité al ejército ruso. Para ser específicos, en los videos de mi canal de YouTube digo: 'Gloria a Ucrania', 'Viva Bielorrusia', 'Rusia será libre ,' y 'No a la guerra'", dijo.

“Bueno, y ahí también digo que Putin es una bestia”, agregó.

Después de ser convocado al Ministerio del Interior local para hablar con los investigadores, dijo, dos oficiales llegaron a su casa el 9 de mayo y lo sometieron a cinco horas de interrogatorio. Le presentaron protocolos penales, informándole los cargos y multas que enfrentaba.

Dijo que no estaría de acuerdo con los cargos.

"Hablaré con más cuidado ahora, porque creo que la guerra continuará durante otros tres meses por lo menos, así que si me encierran [en la cárcel] es poco probable que sea de alguna utilidad", dijo. "Tendré que callarme, pero no porque tenga miedo sino porque ahora es necesario estratégicamente".

En Petrozavodsk, Bystrova está luchando para evitar la evaluación psiquiátrica ordenada por la corte que le han asignado.

"Soy pacifista. Y amo a los niños; cuando los niños mueren, es terrible. En mi familia, cinco personas murieron en la Gran Guerra Patria, pero no voy por ahí gritando: 'Podemos hacerlo de nuevo'". '", dijo, refiriéndose a la Segunda Guerra Mundial.

"Al contrario, como dicen en Europa: Nunca más", dijo. "¿Por qué no tengo miedo? Si tengo miedo, ¿quién sino yo defenderá? Si todos tienen miedo, nunca podremos hacer nada".

"No hay nada que temer. No puede empeorar", dijo Bystrova.

(Artículo de Radio Free Europe/Radio Liberty).

En el Día Mundial de los Refugiados, hay 100 millones de personas desplazadas forzosamente en el mundo

Migrantes en la isla griega de Mykonos (Reuters).

En ocasión del Día Mundial de los Refugiados, desde la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos, "queremos reconocer la valentía y todas las contribuciones que a diario realizan las personas refugiadas y llamar la atención sobre los retos a los que se enfrentan", precisó la organización en un comunicado de prensa.

De acuerdo con el informe anual de Tendencias Globales de ACNUR (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), a finales del 2021 el número de personas desplazadas por las guerras, la violencia, la persecución y las violaciones a los derechos humanos era de 89,3 millones, es decir, un 8 por ciento más en comparación con 2020 y más del doble de hace diez años.

La invasión rusa de Ucrania que se inició en febrero de este año generó la crisis de desplazamiento forzado de mayor magnitud y rápido crecimiento desde la Segunda Guerra Mundial.

"Hoy contamos con la dramática cifra de 100 millones de personas desplazadas forzosamente a nivel mundial", subrayó el comunicado.

La mayoría de estas personas enfrentan retos adicionales debido a la prolongación de los efectos de la pandemia que ha acarreado dificultades económicas, los desastres naturales y otros efectos del cambio climático.

En las Américas, hay más de 17 millones de personas desplazadas forzosamente, entre las que se encuentran desplazados internos, solicitantes de asilo y refugiados.

Más 6 millones de personas venezolanas han huido a hacia otros países en su mayoría de América Latina y el Caribe y necesitan protección internacional. En nuestro continente, países como Colombia han abierto las puertas y dado acogida a más de 1.8 millones de refugiados y migrantes de Venezuela, indicó la Secretaría General de la OEA.

Además cuatro de los diez países de origen con mayor número de solicitantes de asilo están en América Latina y el Caribe.

Para fines de 2021, había más de 1,1 millones de personas refugiadas y solicitantes de asilo de El Salvador, Honduras y Guatemala en todo el mundo, sumado los más de 100.000 nicaragüenses que en el último año han solicitado asilo huyendo de la creciente crisis socio-política principalmente hacia Costa Rica.

Desde la Secretaría General de la OEA "consideramos que proteger a las personas forzadas a huir es una responsabilidad prioritaria de los Estados Miembros de la OEA y de la región colectivamente".

En esa línea, "continuaremos trabajando estrechamente con los Estados Miembros y organismos internacionales como ACNUR en la atención y protección de las personas desplazadas internas, solicitantes de asilo y refugiadas para que tengan la oportunidad de tener una digna y segura".

"Debemos garantizar el derecho a solicitar asilo, reafirmar el principio de no devolución y los derechos de igualdad y no discriminación", indicó el texto.

En esta línea "hay signos esperanzadores en la región. Aplaudimos los esfuerzos emprendidos por 20 países que suscribieron la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección en el marco de la IX Cumbre de las Américas".

Esta declaración "debe darnos las bases para trabajar en conjunto en el desarrollo de una respuesta regional coordinada para gestionar la migración y responder al desplazamiento forzado, así como para fortalecer los marcos necesarios para la protección y cooperación internacional".

Desde la Secretaría General de la OEA "hacemos un llamado para seguir trabajando juntos, fieles a la tradición humanitaria de nuestra región, para acoger, proteger e integrar a las personas desplazadas internas, solicitantes de asilo y refugiadas, de manera que aseguremos que nadie se quede atrás y que tengan derecho a una vida digna y en paz", añadió el comunicado de Luis Almagro.

Cargar más

XS
SM
MD
LG