Enlaces de accesibilidad

Se espera la participación más alta en los tiempos modernos (FOTOS)


Un centro de votaciones en Brooklyn, New York. REUTERS/Brendan McDermid

Más de 100 millones de estadounidenses emitieron su voto para las elección presidencial de 2020 antes del día de los comicios del martes, según el Proyecto de Elecciones de Estados Unidos en la Universidad de Florida.

Se espera que esta elección sea la participación más alta en los tiempos modernos.

En 2016, votaron por adelantado 57 millones de estadounidenses, ya sea en persona o por correo, según el sitio web de la Comisión de Asistencia Electoral.

La contienda de 2016 entre Donald Trump y Hillary Clinton produjo un final igualmente reñido donde la exsecretaria de Estado ganó el sufragio popular pero Trump logró los votos necesarios del Colegio Electoral.

El récord histórico en la votación por correo y en persona de forma anticipada se debe en gran parte a la pandemia de coronavirus.

De acuerdo al diario capitalino The Washington Post, la participación temprana fue escasa en Miami, Dayton, Atlanta y Louisville y se formaron largas filas en otros lugares, como la ciudad de Nueva York, Las Vegas, Green Bay, Wisconsin y St. Petersburg, Florida.

El diario considera que las cifras son un "recordatorio del histórico aumento de interés en la carrera de este año por la Casa Blanca entre el presidente Trump y el ex vicepresidente Joe Biden".

Este martes Trump le dijo al programa “Fox & Friends” de Fox News Channel que pasará el día de las elecciones haciendo llamadas telefónicas a personas que le han sido leales.

Agregó que se declarará ganador “solo cuando haya victoria” y dijo que no hay razón para “jugar”.

Luego visitó la sede de su campaña en los suburbios de Virginia para agradecer al persona y desde allí predijo su victoria: “Creo que vamos a tener una gran noche, pero es política y elecciones y nunca se sabe”.

Agregó que su campaña estaba funcionando bien en estados como Florida, Arizona y Texas. Señaló la importancia de ganar Pennsylvania.

“Ganar es fácil. Perder nunca es fácil”, dijo. “Para mí, no lo es”.

Mientras tanto, su rival Joe Biden visitó el martes su ciudad natal de Scranton, Pensilvania, uno de lo estados decisivos, en donde se reunió con sindicatos y votantes.

Él y su esposa, Jill, hicieron una escala en la mañana en la iglesia St. Joseph’s en Wilmington, Delaware, acompañados de sus nietas Finnegan y Natalie, los cuatro caminaron hasta la tumba de Beau Biden en el cementerio de la iglesia.

Tras el arranque de la votación que por tradición inicia a la medianoche en Dixville Notch, un pueblo de doce habitantes en el noreste de Estados Unidos, el candidato bromeó sobre los resultados.

"El primer lugar en el país que votó, a la medianoche, es un lugar en New Hampshire llamado Dixville Notch, y siempre miramos quién gana allí. Somos los primeros, como me dijeron, en ganar allí por unanimidad, los cinco votos. Entonces, basado en la noción de Trump, voy a declarar la victoria ahora. ¿Entienden? Se acabó la votación ".

XS
SM
MD
LG