Enlaces de accesibilidad

Cuba

Sacerdotes cubanos escriben a Castro: "El tiempo se acaba, apremia abrir la puerta" 

Sacerdotes católicos cubanos piden Raúl Castro reformas urgentes para Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:33 0:00

Sacerdotes católicos cubanos piden Raúl Castro reformas urgentes para Cuba

Tres sacerdotes católicos en Cuba llaman la atención del general Raúl Castro sobre la necesidad apremiante de hacer cambios en la isla para evitar sucesos "violentos que sólo añadirían más sufrimiento inútil".

Tres sacerdotes católicos en Cuba llaman la atención del general Raúl Castro sobre la necesidad apremiante de hacer cambios en la isla para evitar sucesos "violentos que sólo añadirían más sufrimiento inútil".

La carta, enviada este miércoles con motivo del XX aniversario de la Misa presidida por San Juan Pablo II en Santiago de Cuba, el 24 de enero de 1998, señala la falta de libertades para los cubanos, la difícil situación económica y la necesidad de garantizar a los cubanos sus derechos políticos y religiosos.

"Todavía tenemos tiempo de hacer un proceso progresivo hacia una pluralidad de opciones que permita un cambio favorable para todos", apuntan en la misiva el Padre Castor José Álvarez de Devesa, cura del reparto Modelo, en Camagüey; el Padre José Conrado Rodríguez Alegre, párroco de San Francisco de Paula, en Trinidad, perteneciente a la Diócesis de Cienfuegos, y el Padre Roque Nelvis Morales Fonseca, párroco de Cueto, en Holguín.

Sacerdotes escriben carta abierta a Raúl Castro
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

A continuación reproducimos el contenido de esta carta enviada también a nuestra redacción:

A Raúl Castro Ruz en el XX aniversario de la Misa por la Patria presidida por San Juan Pablo II y las palabras de Mons. Pedro Meurice en la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, el 24 de enero de 1998.

El pasado primero de enero se ha conmemorado el 59 aniversario del triunfo de una Revolución. Una Revolución necesaria ante las atrocidades cometidas impunemente por un poder que se había vuelto contra este pueblo. Muchos lucharon y muchos murieron por dar a sus hijos una Cuba donde se pudiera vivir en libertad, en paz y prosperidad.

Hoy, casi seis décadas después, tenemos argumentos suficientes para evaluar qué hemos vivido en nuestra tierra.

Desde la institucionalización del Partido Comunista como el único partido autorizado a existir, nunca se ha permitido a este pueblo alzar una voz diferente, antes bien, toda voz diferente que ha intentado hacerse oír ha sido silenciada.

Este estilo totalitario ha permeado cada capa de la sociedad. Los cubanos saben que no tienen libertad de expresión, se cuidan para decir lo que piensan y sienten, porque viven con miedo, muchas veces incluso, de aquellos con quienes conviven cada día: compañeros de escuela, de trabajo, vecinos, conocidos y familiares. Convivimos en un entramado de mentiras que va desde el hogar hasta las más altas esferas. Decimos y hacemos lo que no creemos ni sentimos, sabiendo que nuestros interlocutores hacen lo mismo. Mentimos para sobrevivir, esperando que algún día este juego termine o aparezca una vía de escape en una tierra extranjera. Jesucristo dijo: “la verdad los hará libres”. Queremos vivir en la verdad.

El monopolio y control de los medios de comunicación social hace que nadie pueda acceder a medios públicos de comunicación de modo libre. Del mismo modo, no existe, una educación alternativa. Todo niño cubano tiene la obligación de escolarizarse y acceso a la escuela, pero a un solo modelo de escuela, a una sola ideología, a la enseñanza de un único modo de pensar. Los cubanos tienen el derecho a tener alternativas educacionales y opciones para la educación del pensamiento, los padres cubanos tienen el derecho a elegir qué tipo de educación desean para sus hijos.

Es lamentable el desamparo económico que vive este pueblo, obligado por las circunstancias a mendigar la ayuda de familiares que lograron marchar al extranjero o a los extranjeros que nos visitan; a aplicar la justa compensación o a robar todo lo que puede, renombrando al robo con palabras delicadas que ayuden a la conciencia a no mostrarse en toda su crudeza. Muchas familias carecen de una economía mínimamente estable que les permita adquirir serenamente lo básico para vivir. Comer, vestir y calzar a los hijos es un problema cotidiano, el transporte público es un problema, incluso el acceso a muchos medicamentos es un problema. Y en medio de este pueblo que lucha por sobrevivir, se inserta el sufrimiento callado de los ancianos, muchas veces silenciosamente desprotegidos. ¿Cómo se puede decir que es del pueblo, el capital que el pueblo no decide qué se hace con él? ¿Cómo mantener las necesarias instituciones públicas si no se cuenta con los recursos necesarios? ¿Por qué se invita a que vengan extranjeros a invertir con su dinero y no se permite invertir a los cubanos en igualdad de oportunidades? Los cubanos tienen derecho a participar como inversores en la economía y en las negociaciones de nuestra patria.

Y a todo esto se suma la falta de libertad religiosa. La Iglesia es tolerada, pero no deja de ser vigilada y controlada. Se reduce la plena libertad religiosa con una controlada libertad de permisos de culto. Los cristianos pueden reunirse a compartir su fe, pero no les es permitido construir un templo. La Iglesia puede hacer procesiones e incluso misas públicas, pero siempre a condición de un permiso expreso de las autoridades que, de no otorgarlo, no permite apelación ni da explicación. La Iglesia puede alzar su voz en los templos, pero no tiene acceso libre a los medios masivos de comunicación y, en los escasos momentos en que esto ocurre, es siempre bajo censura. Los laicos son censurados cuando intentan aplicar a la práctica política y social su fe.

Esta dinámica social que ha resultado en Cuba, ha olvidado a la persona, su dignidad de hijo de Dios y sus derechos inalienables; casi 60 años después de que este pueblo creyera en un ideal que siempre se pospone y nunca se realiza. Cuando alguien cuestiona, cuando alguien alza la voz, sólo encuentra vulnerabilidad y exclusión.

Queremos un país donde se respete más la vida desde su concepción hasta la muerte natural, donde se fortalezca la unión de la familia y se cuide el matrimonio entre un hombre y una mujer; en el que las pensiones alcancen a nuestros ancianos para vivir; en el que los profesionales puedan vivir dignamente con sus salarios; en el que los ciudadanos puedan convertirse en empresarios y haya más libertad de trabajo y contratación para los deportistas y artistas. Los jóvenes cubanos deberían encontrar posibilidades de trabajo que les permita desarrollar sus talentos y capacidades aquí y no vean como única salida irse de Cuba.

Tenemos una legalidad supeditada a un poder, la ausencia de un “Estado de Derecho”. Se hace imprescindible la clara distinción e independencia de los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. Queremos que nuestros jueces no sean presionados, que la ley sea orden, que la ilegalidad no sea una manera de subsistir o un arma de dominio. Que nuestro Capitolio se llene de legisladores que, con pleno poder, representen los intereses de sus electores.

Nuestro pueblo está desanimado y cansado, existe un estancamiento que se resume en dos palabras: sobrevivir o escapar. Los cubanos necesitan vivir la alegría de “pensar y hablar sin hipocresía” con distintos criterios políticos. Estamos cansados de esperar, cansados de huir, cansados de escondernos. Queremos vivir nuestra propia vida.

Esta carta tiene también un propósito, que es un derecho: Queremos elegir en libertad. En Cuba hay votaciones, no elecciones. Urgen elecciones donde podamos decidir no sólo nuestro futuro, sino también nuestro presente. Ahora se nos invita a “votar”, a decir “sí” a lo que ya existe y no hay voluntad de cambiar. Elegir implica, de por sí, opciones diferentes, elegir implica la posibilidad de tomar varios caminos.

Si escribimos esta carta es para evitar que un día, por alguna circunstancia, Cuba se sumerja en cambios violentos que sólo añadirían más sufrimiento inútil. Todavía tenemos tiempo de hacer un proceso progresivo hacia una pluralidad de opciones que permita un cambio favorable para todos. Pero el tiempo se acaba, apremia abrir la puerta.

De nada sirve ocultar la verdad. De nada sirve fingir que no pasa nada. De nada sirve aferrarse al poder. Nuestro Maestro Jesucristo nos dice a los cubanos hoy: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?” Estamos a tiempo de construir una realidad diferente. Estamos a tiempo de hacer una Cuba como la deseaba Martí: “con todos y para el bien de todos”.

A la intercesión de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, nos encomendamos. Ella, Madre de todos los cubanos, interceda ante el Señor de la historia que, como dijo en Cuba, Su Santidad Benedicto XVI: “Dios no solo respeta la libertad humana, sino que parece necesitarla”, para que podamos elegir siempre el bien mayor para todos.

Padre Castor José Álvarez de Devesa, Cura del Modelo, Camagüey

Padre José Conrado Rodríguez Alegre, Párroco de San Francisco de Paula, Trinidad, Cienfuegos

Padre Roque Nelvis Morales Fonseca, Párroco de Cueto, Holguín

Vea todas las noticias de hoy

Sacerdote intercede por migrantes cubanos y pide que los dejen llegar a frontera con EEUU

Cubanos acampan en las cercanías del Puente Internacional Brownsville-Matamoros.

El sacerdote y activista mexicano Alejandro Solalinde, pidió este martes al Gobierno de México dar un mejor trato a los migrantes cubanos que han llegado al país en las últimas semanas.

"No se trata de repatriar a los cubanos si no permitirles, darles un oficio de salida para que sean ellos directamente los que toquen las puertas de Estados Unidos y ese país sea quien diga si pueden entrar o no", dijo Solalinde en una entrevista con Efe.

"México no tiene que hacer el 'trabajo sucio' traicionando la buena relación que ha tenido México y Cuba", añadió.

El prelado, director del albergue "Hermanos en el Camino" en Ixtepec, Oaxaca, exigió a las autoridades "acelerar" la transformación de las estaciones migratorias en Chiapas, a las que llamó cárceles, en "auténticos albergues".

Solalinde señaló que los migrantes cubanos deben tener "un trato diferente, pero no preferencial" porque todos los migrantes son iguales.

"Los más vulnerables son los cubanos porque no es lo mismo repatriar a un cubano a la isla que repatriar a un guatemalteco, no es lo mismo regresar a Centroamérica porque ellos pueden regresar a México y los cubanos no, además de que posiblemente cumplan sanciones en su país", apuntó.

Sobre la puesta en marcha de la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad en México creado para reducir índices de violencia, Solalinde dijo que no van militarizar la frontera pero sí "para poner un poco de orden".

Consideró que en las últimas ha habido "un descontrol" en las estaciones migratorias luego de que cientos de migrantes han organizado estampidas para salir y continuar su travesía.

"Se pasaron los migrantes hay que reconocerlo y tiene que haber un respeto para México y las instituciones mexicanas", reconoció.

Dijo que la Guardia Nacional "no llega para reprimir" porque no es la voluntad del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y recordó que anteriormente ha existido represión de los militares y de la Policía Federal contra los migrantes.

Acerca del funcionamiento del Instituto Nacional Migración (INM) de México, el sacerdote consideró que "debe desaparecer porque está podrido e infiltrado".

Pidió crear una subsecretaría de migración porque el responsable, Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, población y migración, "no puede con las tres cosas" y en México tiene que haber una persona "que tome nada más el asunto de la migración".

Sobre si México tiene la capacidad para seguir atendiendo la llegada continúa de miles de migrantes de Centroamérica y otras partes del mundo, Solalinde consideró que sí y puso como ejemplo el plan del presidente López Obrador con el que intenta concretar un desarrollo integral en la región.

"Es muy claro el programa que ha presentado pero va a tardar un
poco para que logre entrar en función", finalizó.

Aumentan a cinco los fallecidos por accidente en el Malecón habanero

Imágen posterior al accidente en Malecón y 23.

Los fallecidos en el trágico accidente en la intersección de la Calle 23 y Malecón en La Habana ascendieron a 5, mientras los heridos se contabilizan en 18, según "datos preliminares" de la Comisión Nacional de Tránsito ofrecidos a la prensa oficial.

El accidente ocurrió a sobre las 2 y media de la tarde del pasado domingo 19 de mayo cuando un auto Mercury, de 1952, impactó a varias personas que estaban en la acera del Malecón.

Como resultado de la pesquisa el teniente coronel Jesús Aguilar Hernández, jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones, indicó que “el funcionamiento del sistema de frenos en las ruedas delanteras era deficiente”.

Otra de las posibles causas, señala el informe, es atribuido a la ingestión de bebidas alcohólicas y el exceso de velocidad.

“El chofer podría enfrentar sanciones de privación de libertad de uno a diez años al ser un delito por imprudencia”, señala el portal oficialista Cubadebate.

Carreteras teñidas de rojo

El caso de este accidente de tráfico se suma a una oleada reportada en lo que va de año en Cuba, explica un reporte de la agencia EFE, en la que en 2018 se registraron 10.070 siniestros que dejaron 683 muertos y 7.730 heridos, con una frecuencia de uno por cada 52 minutos, citando datos de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Cuba tiene un alto índice de accidentes de tránsito atribuidos, entre otros factores, al obsoleto parque automotriz –muchos de los autos y camiones tienen más de 20 años y muchos, más de 60.

Durante las inspecciones obligatorias realizadas en 2018, se detectaron "deficiencias técnicas" en el 44 % de los autos verificados (63.966), principalmente por el sistema de frenos, dirección y luces".

Además, se retiraron más de 36.000 permisos de circulación de vehículos que no tenían la revisión técnica actualizada, señala EFE.

[Con información de la prensa oficial, la agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Tres muertos en accidente de tránsito en Holguín

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas, según fuentes oficiales. (Archivo).

Otro accidente en las carreteras cubanas cobró las vidas de tres personas en la provincia Holguín en la madrugada de este lunes, según reportó el sitio digital Tele Cristal.

El hecho ocurrió a la entrada del poblado Dos Bahías, municipio Mayarí, cuando chocaron un ómnibus Youtong y un jeep, “utilizados para la transportación obrera”.

Los fallecidos fueron Mirian Acosta Campdesuñer, de 73 años de edad y Mirella Reyna Acosta, de 58 años de edad, ambas residentes en el municipio de Frank País. El otro fallecido es Juan Pablo González Rojas, chofer del jeep, de 24 años de edad, vecino de Nicaro, municipio de Mayarí.

Según informó el sitio oficial del canal territorial de televisión, aún no se conocen las causas del lamentable accidente.

Las carreteras de la muerte

El pasado 8 de enero al menos doce personas sufrieron lesiones, entre ellas el conductor de un autobús que chocó con un tren de pasajeros en la provincia oriental de Granma.

Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en Cuba, señaló en un cable en enero pasado la agencia EFE.

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas.

En 2018 el número de accidentes masivos se disparó de manera alarmante en el país, que acumula más de 4.400 muertes por esta causa desde 2012, según datos oficiales.

Un reporte oficial, citó EFE, informó que entre enero y octubre de 2018 se habían registrado más de 8.000 accidentes de tráfico en la isla.

[Con informe de la prensa oficial, Agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Transportista denuncia corrupción tras mortal accidente en el Malecón habanero

Un almendrón rosado en La Habana.

Soborno, faltante de piezas y excesivos precios para comprar un auto nuevo: tras el mortal accidente ocurrido este lunes en el Malecón habanero, un transportista privado denunció las enormes dificultades que enfrentan los boteros en la capital cubana.

El bioquímico Oscar Casanella, que se desempeña como botero en la capital cubana, dijo a Radio Martí que en los puntos de inspección de los almendrones impera un sistema de corrupción.

"Si ellos (la Comisión de Seguridad Vial que investiga el accidente) dicen que el carro estaba mal técnicamente, es que también se reconoce la corrupción de los sistemas de inspección del Ministerio de Transporte", explicó.

La corrupción afecta a los almendrones en Cuba, denuncia transportista
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Casanella dijo que el llamado Somatón (sistema de inspección de autos) impera la corrupción. "Ponen nuevas capas de control, nuevos funcionarios a inspeccionar, ponen cámaras y lo que sucede simplemente es que se incrementa el precio del soborno que uno tiene que pagar a este aparato corrupto", subrayó el transportista.

El transportista agregó que el estado también tiene responsabilidad en no suministrar piezas de repuesto y precios más competitivos para adquirir un mejor auto.

"Si el parque automotor cubano está tan obsoleto es porque no hay mecanismos para que los cubanos accedan a piezas de reparación, o a autos más modernos. Los precios de los autos modernos en las tiendas son una burla al cubano, y en el mercado negro siguen siendo extremadamente altos", señaló.

Según Casanella el gobierno no necesita la justificación del lamentable accidente en el Malecón para regular aún más a los boteros.

"El aparato estatal no necesita pretextos para aumentar las regulaciones y la asfixia económica contra los transportistas. Ya lo han hecho clasificando los transportistas, subiendo los impuestos, limitando el espacio donde operan...", subrayó.

Este lunes se elevó a cuatro la cifra de víctimas mortales a causa del accidente ocurrido en la madrugada del domingo, cuando un "almendrón" se precipitó sobre la acera de la avenida Malecón y atropelló a más de 20 transeúntes.

La Comisión de Seguridad Vial de La Habana ha informado que el conductor del vehículo perdió el control aparentemente por desperfectos mecánicos.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

Kenia con esperanzas de recuperar a médicos cubanos secuestrados pero se niega a pagar rescate

Los médicos cubanos secuestrados en Kenia, a la izquierda Assel Herrera y Landy Rodríguez. (Twitter)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kenia anunció este martes que no pagarán un rescate por la liberación de los médicos cubanos secuestrados en abril en la localidad de Mandera, fronteriza con Somalia.

Medios locales reportan que los rebeldes del grupo islamista Al Shabaab, con sede en Somalia, exigieron un rescate de $ 1.5 millones por la liberación de los médicos pero la secretaria del gabinete de Exteriores, Mónica Juma, aseguró que, por política, su gobierno se niega a ceder ante esta extorsión.

La funcionaria anunció que hay una operación en curso para rescatar al médico general Assel Herera Correa y al cirujano Landy Rodríguez, presuntamente cautivos entre las ciudades de Buale y El-Ade en la región de Jubaland, en Somalia.

"Sobre el tema de los médicos cubanos, esta es una operación en curso y creemos que vamos a asegurar su liberación, pero como cuestión de política, este gobierno no negocia con los terroristas sobre el rescate", dijo Juma durante una sesión informativa conjunta con la Alta Representante de la Unión Europea (UE) en Asuntos Exteriores y Seguridad, Federica Mogherini.

"Tenemos la esperanza de recuperarlos", dijo la diplomática keniana.

El pasado 12 de abril cuando hacían el recorrido habitual del domicilio en donde vivían hasta el Hospital de Mandera donde trabajaban, los médicos fueron asaltados por hombres armados quienes bloquearon el vehículo que los transportaba y abrieron fuego contra los dos agentes que los escoltaban. Un oficial recibió un disparo mortal, mientras que el otro logró escapar.

En su reunión con representantes europeos Juma pidió el apoyo de la comunidad para incluir a Al Shabaab como una organización terrorista en virtud de la Resolución 1267 de 1999 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Al Shabaab busca implantar en Somalia su propio gobierno basado en la estricta interpretación de la ley islámica de la sharia.

Por su parte Mogherini dijo que Kenia y la Unión Europea trabajan en una operación contra el terrorismo para asegurar la paz en la región y que se trata de un interés común.

[Con información de Capital News, Kenyans y Standard Media]

Cargar más

XS
SM
MD
LG