Enlaces de accesibilidad

Cuba

Sacerdotes cubanos escriben a Castro: "El tiempo se acaba, apremia abrir la puerta" 

Sacerdotes católicos cubanos piden Raúl Castro reformas urgentes para Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:33 0:00

Sacerdotes católicos cubanos piden Raúl Castro reformas urgentes para Cuba

Tres sacerdotes católicos en Cuba llaman la atención del general Raúl Castro sobre la necesidad apremiante de hacer cambios en la isla para evitar sucesos "violentos que sólo añadirían más sufrimiento inútil".

Tres sacerdotes católicos en Cuba llaman la atención del general Raúl Castro sobre la necesidad apremiante de hacer cambios en la isla para evitar sucesos "violentos que sólo añadirían más sufrimiento inútil".

La carta, enviada este miércoles con motivo del XX aniversario de la Misa presidida por San Juan Pablo II en Santiago de Cuba, el 24 de enero de 1998, señala la falta de libertades para los cubanos, la difícil situación económica y la necesidad de garantizar a los cubanos sus derechos políticos y religiosos.

"Todavía tenemos tiempo de hacer un proceso progresivo hacia una pluralidad de opciones que permita un cambio favorable para todos", apuntan en la misiva el Padre Castor José Álvarez de Devesa, cura del reparto Modelo, en Camagüey; el Padre José Conrado Rodríguez Alegre, párroco de San Francisco de Paula, en Trinidad, perteneciente a la Diócesis de Cienfuegos, y el Padre Roque Nelvis Morales Fonseca, párroco de Cueto, en Holguín.

Sacerdotes escriben carta abierta a Raúl Castro
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

A continuación reproducimos el contenido de esta carta enviada también a nuestra redacción:

A Raúl Castro Ruz en el XX aniversario de la Misa por la Patria presidida por San Juan Pablo II y las palabras de Mons. Pedro Meurice en la Plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, el 24 de enero de 1998.

El pasado primero de enero se ha conmemorado el 59 aniversario del triunfo de una Revolución. Una Revolución necesaria ante las atrocidades cometidas impunemente por un poder que se había vuelto contra este pueblo. Muchos lucharon y muchos murieron por dar a sus hijos una Cuba donde se pudiera vivir en libertad, en paz y prosperidad.

Hoy, casi seis décadas después, tenemos argumentos suficientes para evaluar qué hemos vivido en nuestra tierra.

Desde la institucionalización del Partido Comunista como el único partido autorizado a existir, nunca se ha permitido a este pueblo alzar una voz diferente, antes bien, toda voz diferente que ha intentado hacerse oír ha sido silenciada.

Este estilo totalitario ha permeado cada capa de la sociedad. Los cubanos saben que no tienen libertad de expresión, se cuidan para decir lo que piensan y sienten, porque viven con miedo, muchas veces incluso, de aquellos con quienes conviven cada día: compañeros de escuela, de trabajo, vecinos, conocidos y familiares. Convivimos en un entramado de mentiras que va desde el hogar hasta las más altas esferas. Decimos y hacemos lo que no creemos ni sentimos, sabiendo que nuestros interlocutores hacen lo mismo. Mentimos para sobrevivir, esperando que algún día este juego termine o aparezca una vía de escape en una tierra extranjera. Jesucristo dijo: “la verdad los hará libres”. Queremos vivir en la verdad.

El monopolio y control de los medios de comunicación social hace que nadie pueda acceder a medios públicos de comunicación de modo libre. Del mismo modo, no existe, una educación alternativa. Todo niño cubano tiene la obligación de escolarizarse y acceso a la escuela, pero a un solo modelo de escuela, a una sola ideología, a la enseñanza de un único modo de pensar. Los cubanos tienen el derecho a tener alternativas educacionales y opciones para la educación del pensamiento, los padres cubanos tienen el derecho a elegir qué tipo de educación desean para sus hijos.

Es lamentable el desamparo económico que vive este pueblo, obligado por las circunstancias a mendigar la ayuda de familiares que lograron marchar al extranjero o a los extranjeros que nos visitan; a aplicar la justa compensación o a robar todo lo que puede, renombrando al robo con palabras delicadas que ayuden a la conciencia a no mostrarse en toda su crudeza. Muchas familias carecen de una economía mínimamente estable que les permita adquirir serenamente lo básico para vivir. Comer, vestir y calzar a los hijos es un problema cotidiano, el transporte público es un problema, incluso el acceso a muchos medicamentos es un problema. Y en medio de este pueblo que lucha por sobrevivir, se inserta el sufrimiento callado de los ancianos, muchas veces silenciosamente desprotegidos. ¿Cómo se puede decir que es del pueblo, el capital que el pueblo no decide qué se hace con él? ¿Cómo mantener las necesarias instituciones públicas si no se cuenta con los recursos necesarios? ¿Por qué se invita a que vengan extranjeros a invertir con su dinero y no se permite invertir a los cubanos en igualdad de oportunidades? Los cubanos tienen derecho a participar como inversores en la economía y en las negociaciones de nuestra patria.

Y a todo esto se suma la falta de libertad religiosa. La Iglesia es tolerada, pero no deja de ser vigilada y controlada. Se reduce la plena libertad religiosa con una controlada libertad de permisos de culto. Los cristianos pueden reunirse a compartir su fe, pero no les es permitido construir un templo. La Iglesia puede hacer procesiones e incluso misas públicas, pero siempre a condición de un permiso expreso de las autoridades que, de no otorgarlo, no permite apelación ni da explicación. La Iglesia puede alzar su voz en los templos, pero no tiene acceso libre a los medios masivos de comunicación y, en los escasos momentos en que esto ocurre, es siempre bajo censura. Los laicos son censurados cuando intentan aplicar a la práctica política y social su fe.

Esta dinámica social que ha resultado en Cuba, ha olvidado a la persona, su dignidad de hijo de Dios y sus derechos inalienables; casi 60 años después de que este pueblo creyera en un ideal que siempre se pospone y nunca se realiza. Cuando alguien cuestiona, cuando alguien alza la voz, sólo encuentra vulnerabilidad y exclusión.

Queremos un país donde se respete más la vida desde su concepción hasta la muerte natural, donde se fortalezca la unión de la familia y se cuide el matrimonio entre un hombre y una mujer; en el que las pensiones alcancen a nuestros ancianos para vivir; en el que los profesionales puedan vivir dignamente con sus salarios; en el que los ciudadanos puedan convertirse en empresarios y haya más libertad de trabajo y contratación para los deportistas y artistas. Los jóvenes cubanos deberían encontrar posibilidades de trabajo que les permita desarrollar sus talentos y capacidades aquí y no vean como única salida irse de Cuba.

Tenemos una legalidad supeditada a un poder, la ausencia de un “Estado de Derecho”. Se hace imprescindible la clara distinción e independencia de los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. Queremos que nuestros jueces no sean presionados, que la ley sea orden, que la ilegalidad no sea una manera de subsistir o un arma de dominio. Que nuestro Capitolio se llene de legisladores que, con pleno poder, representen los intereses de sus electores.

Nuestro pueblo está desanimado y cansado, existe un estancamiento que se resume en dos palabras: sobrevivir o escapar. Los cubanos necesitan vivir la alegría de “pensar y hablar sin hipocresía” con distintos criterios políticos. Estamos cansados de esperar, cansados de huir, cansados de escondernos. Queremos vivir nuestra propia vida.

Esta carta tiene también un propósito, que es un derecho: Queremos elegir en libertad. En Cuba hay votaciones, no elecciones. Urgen elecciones donde podamos decidir no sólo nuestro futuro, sino también nuestro presente. Ahora se nos invita a “votar”, a decir “sí” a lo que ya existe y no hay voluntad de cambiar. Elegir implica, de por sí, opciones diferentes, elegir implica la posibilidad de tomar varios caminos.

Si escribimos esta carta es para evitar que un día, por alguna circunstancia, Cuba se sumerja en cambios violentos que sólo añadirían más sufrimiento inútil. Todavía tenemos tiempo de hacer un proceso progresivo hacia una pluralidad de opciones que permita un cambio favorable para todos. Pero el tiempo se acaba, apremia abrir la puerta.

De nada sirve ocultar la verdad. De nada sirve fingir que no pasa nada. De nada sirve aferrarse al poder. Nuestro Maestro Jesucristo nos dice a los cubanos hoy: “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?” Estamos a tiempo de construir una realidad diferente. Estamos a tiempo de hacer una Cuba como la deseaba Martí: “con todos y para el bien de todos”.

A la intercesión de la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba, nos encomendamos. Ella, Madre de todos los cubanos, interceda ante el Señor de la historia que, como dijo en Cuba, Su Santidad Benedicto XVI: “Dios no solo respeta la libertad humana, sino que parece necesitarla”, para que podamos elegir siempre el bien mayor para todos.

Padre Castor José Álvarez de Devesa, Cura del Modelo, Camagüey

Padre José Conrado Rodríguez Alegre, Párroco de San Francisco de Paula, Trinidad, Cienfuegos

Padre Roque Nelvis Morales Fonseca, Párroco de Cueto, Holguín

Vea todas las noticias de hoy

Guardia Costera advierte que detendrá y repatriará a migrantes interceptados en el mar (VIDEO)

Una mujer y un niño rescatados en el naufragio cerca de Islas Bimini. (Foto: Royal Bahamas Defence Force)

La Guardia Costera de Estados Unidos reiteró su pedido a los migrantes irregulares de no lanzarse al mar en su intento de llegar a costas estadounidenses, y dijo que continúa monitoreando las aguas cercanas a Cuba, Haití, República Dominicana y Las Bahamas.

Navegar en embarcaciones que no están preparadas para hacerlo es "extremadamente peligroso y puede provocar la pérdida de vidas", señaló la agencia federal en un mensaje en Twitter, acompañado de una advertencia en video del capitán Benjamin Golightly, jefe de respuesta del Séptimo Distrito de la Guardia Costera de EEUU.

"La Guardia Costera y nuestras agencias asociadas continuarán deteniendo estos viajes. Será interceptado y debe esperar ser retornado, repatriado, a su país de origen", señaló el oficial.

"Entendemos que estos países tienen desafíos políticos y económicos, pero elegir esta forma ilegal e insegura de migrar a los Estados Unidos no es la mejor opción", concluyó el capitán Golightly.

El viernes pasado, la Real Fuerza de Defensa de Bahamas (RBDF) y la Guardia Costera de EEUU rescataron a 31 migrantes de un naufragio en aguas del suroeste de Islas Bimini, cerca del Sur de Florida.

Las autoridades bahamenses dijeron que se trató de un esfuerzo de búsqueda y rescate en medio de una operación sospechosa de tráfico de migrantes.

"Una mujer quedó atrapada debajo de la embarcación volcada y, con la ayuda de un buzo de la Real Policía de Bahamas, también fue rescatada", informó la RBDF en un comunicado. La nacionalidad de los migrantes no fue revelada.

Desde el 1 de octubre de 2021, al comienzo del año fiscal, la Guardia Costera ha rescatado a más de 500 cubanos en el mar.

Otros cinco muertos y más de 3,500 casos de COVID-19 en Cuba

Los contagios por COVID-19 se mantienen sobre los 3 mil diarios en Cuba, según el reporte oficial. (REUTERS/Alexandre Meneghini).

Las autoridades sanitarias reportaron este domingo otros 5 fallecidos y 3,508 contagios por COVID-19 en Cuba, en una jornada con más de 16 mil 500 casos activos y casi 33 mil ingresos por la enfermedad.

Del total de contagios, 3,409 fueron contactos de casos confirmados; 41 con fuente de infección en el extranjero y 58 sin fuente de infección precisada, dijo el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) en su parte diario.

Las Tunas, con 437 casos, y Holguín, con 405, presentan la situación más compleja, con otras siete provincias por encima de los 200 contagios.

Algunos cubanos se alarman ante el avance de la enfermedad, y critican el incumplimiento de los protocolos sanitarios por parte de la población.

"Todo en aumento. Qué está pasando. Las colas, no se ponen la vacuna, no usan máscara. Esto es demasiado", se quejó Carmen Francisca Núñez.

"(...) esto da miedo, muchos creen que es un catarro, pero están muriendo personas", comentó en el Facebook la residente en Nueva Paz, Mayabeque, Kirenia Jorge. La provincia informó de 246 nuevos casos de coronavirus.

Mientras, otro usuario de esa red social, que se identifica como O Melo Coto González, denunció que en Ciego de Ávila "se contaminaron pruebas, y los muertos siguen".

Aunque en los últimos reportes del MINSAP las altas médicas superan los nuevos casos, el número de fallecidos ha ido en aumento. El sábado también se informó de cinco muertes por el virus.

El país acumula, desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, 1 millón 022 mil 112 contagios y 8,363 fallecidos por COVID-19, según cifras oficiales que no es posible confirmar de forma independiente.

Cuba reporta cinco muertos y 3,401 nuevos casos de COVID-19

Un centro de aislamiento en La Habana en agosto de 2020.

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba reportó este sábado cinco muertes por coronavirus y 3,401 nuevos casos positivos.

El número de contagios acumulados desde el inicio de la pandemia es de 1018604 y de víctimas fatales 8358.

De acuerdo al conteo de las autoridades sanitarias de Cuba, existen 16,969 casos activos, 16,917 presentan una evolución clínica estable y hay 52 pacientes en terapia intensiva: 18 críticos y 34 graves.

Varios lectores de medios oficialistas que reproducen la nota del MINSAP indican que la aparente estabilidad en la cifra de casos esta dada porque se están realizando menos pruebas de diagnóstico.

Un usuario llamado Sergio comentó: "Hoy se analizaron 3,000 tests menos y dieron casi 400 positivos más que el jueves pasado. El jueves fueron 3,195 casos con 38,570 tests analizados. Hoy fueron 3,401 casos con 35,776 muestras analizadas. Por lo cual, nada de meseta, si se analizasen más muestras, probablemente dieran más positivos, los datos hay que ponderarlos, no nos podemos ir con "la primera bola".

Otro lector identificado como Ritalong alertó: "Menos muestras, más casos... de aplicar más muestras, tendríamos el Everest encima....cuidado ahí...."

Un tercer usuario pregunta con suspicacia: "¿Cuál será la fórmula de la provincia capital del país para mantener reportes inferiores a municipios como el de Holguín? Alguien tiene idea de cómo logran mantenerse por debajo de 200 casos con 2 millones de personas".

Oscar Casanella cuenta la odisea para poner a su familia "fuera del alcance de la dictadura cubana" (VIDEO)

Oscar Casanella Tomado de superfil de Facebook

El exilio "para ponerse a salvo y fuera del alcance de la dictadura cubana" trae consigo, para algunos, una travesía casi interminable y peligrosa hasta llegar a un país de libertad, como le sucedió al reconocido activista Oscar Antonio Casanella Saint-Blancard.

El destacado opositor llegó a Miami el 19 de enero, con su esposa embarazada de siete meses y su hijo de cuatro años, después de cuatro semanas de estar en un limbo legal y con el terrible miedo de ser devuelto a Cuba.

El bioquímico, expulsado en 2016 del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR), donde trabajaba desde 2004, también fue profesor de la Facultad de Biología de la Universidad de la Habana. Fue apartado de la vida profesional en ambas instituciones tras cuestionamientos de la Seguridad del Estado por su vínculo con opositores como Ciro Javier Díaz Penedo, Eliécer Ávila y su participación en actividades de Estado de SATS en casa de Antonio Rodiles.

En noviembre de 2020, el científico fue uno de los acuartelados del Movimiento San Isidro que protagonizaron una huelga de hambre para exigir la liberación del rapero y activista Denis Solís.

El viernes Casanella pudo contar a sus seguidores en redes sociales cómo fue la travesía de esta familia desde su salida de Cuba:

"Amigos, mi esposa con 6 meses de embarazo, mi hijo de 4 años y yo logramos salir de Cuba el 10 de diciembre de 2021. El régimen de Nicaragua rechazó la entrada de mi familia informándome de esta decisión cuando me encontraba haciendo una escala de aeropuerto con la excusa de que nuestra prueba de PCR de COVID-19 no era un PCR sino un test rápido de antígeno de SARS CoV-2. En el aeropuerto de Ciudad México fuimos detenidos, nos retiraron los teléfonos, el equipaje y nos separaron a mi esposa y a mi dejando a mi hijo con ella. En el aeropuerto de Bogotá, Colombia estuvimos una semana de limbo migratorio, bajo riesgo de ser devueltos a Cuba, sin bañarnos, durmiendo en el piso hasta que gracias a varios amigos Migración Colombia nos entregó un salvoconducto y pudimos salir del aeropuerto. Intentamos nuevamente viajar a Nicaragua y volvimos a hacernos pruebas de PCR para COVID-19. Fuimos rechazados por segunda vez por el régimen de Nicaragua quedando varados en el aeropuerto de Costa Rica en otro limbo migratorio. Logramos salir con salvoconducto del aeropuerto Juan Santamaría y continuamos viaje irregular hacia la frontera sur de EUA.
Esta travesía fue extremadamente difícil pues la hicimos totalmente ilegal evitando ser detectados por los agentes de migración de los países centroamericanos, temiéndole principalmente a Migración Nicaragua y a Migración México. Mi esposa ya con 7 meses de embarazo, mi hijo de 4 años y yo tuvimos que montar caballos de madrugada, cruzar ríos, barrancos, hacer caminatas e ir escondidos y en formas muy incómodas dentro de diferentes medios de transporte. El día 16 de enero llegamos a “El Paso” Texas y nos entregamos a las autoridades migratorias de EUA, fuimos liberados el día 18 de enero y llegamos el día 19 al aeropuerto de Miami".

La salida de Casanella es la más reciente en una ola de exilios de activistas y periodistas que salen del país ahogados por la represión y el hostigamiento de la Seguridad del Estado.

Más de 20 miembros de la sociedad civil independiente se han visto obligados a salir de Cuba en los últimos meses, entre ellos el artista plástico Hamlet Lavastida; su pareja, la escritora Katherine Bisquet, el rapero Eliécer Márquez "El Funky"; el fundador de la plataforma Archipiélago, Yunior García Aguilera, y la curadora de arte Claudia Genlui, entre otros.

Se avecina otra semana de juicios en tribunales de Jovellanos, 10 de Octubre, Quivicán y San José

Fuerte despliegue militar en Tribunal de Santa Clara durante juicio a manifestantes del 11 de julio. Justicia 11 denunció operativos policiales en las sedes de los tribunales

Se avecina otra semana de juicios a manifestantes de las protestas en Cuba, esta vez en las provincias de La Habana, Mayabeque y Matanzas, en los que serán juzgados 39 manifestantes por los delitos de sedición, sabotaje, desórdenes públicos, desacato, atentado y ultraje sexual, informó la plataforma Justicia 11.

El grupo de monitoreo, surgido a raíz de la ola represiva que sobrevino al levantamiento popular del 11 de julio en la isla, ha publicado el siguiente listado por provincia y ciudades, con las fechas de las audiencias y los nombres de los manifestantes que serán juzgados, su edad y la sanción solicitada por la Fiscalía para cada uno de ellos:

El 24 y 25 de enero, en el Tribunal Municipal Popular de Jovellanos, Matanzas serán juzgados:

1. Félix Navarro Rodríguez (68), 15 años
2. Saily Navarro Álvarez (35), 11 años
3. Daymelin Abreu Rodríguez (20), 7 años
4. Odrey Rodríguez Lanz (30), 11 años
5. Adrián Echegoyen Espiñeira (25), 7 años
6. Cristian Carlos Contreras Matos (24), 16 años
7. Yoandy Ripoll Smith (32), 16 años
8. Yanelys Rosabal Milanés (36), 9 años
9. Mildrey Mederos Soca (44), 9 años

El 24, 25 y 26 de enero, en el Tribunal Municipal de 10 de Octubre, La Habana (sedición) serán juzgados:


10. Carlos Alberto Hernández Pérez (23), 26 años
11. Elian Seguí Cruz (21), 21 años
12. Mackyanis Román Rodríguez (23), 25 años
13. Juan Piloto Ferro (58), 21 años
14. Alejaime Lambert Reyes (22), 26 años
15. Lázaro Daniel Cremé Bueno (21), 21 años
16. Arielvis Rill Baró (30), 25 años
17. Amaury Fernández Martínez (33), 21 años
18. Rolier Salazar González (36), 21 años
19. Luis Miguel Oña Jiménez (23), 21 años
20. Yaquelin Castillo García (49), 20 años
21. José Luis Castillo De La Torre (56), 25 años
22. Andrius López Fragosa (29), 25 años
23. Liliana Oropesa Ferrer (20), 19 años
24. Dayan Jesús Ramírez Rondón (23), 25 años
25. Osvaldo Lugo Pita (34), 21 años
26. Wilfredo Limonta Mesa (20), 21 años
27. Yurema Ramos Abad (25), 25 años
28. Eris Diógenes Mejías Vinent (21), 25 años
29. Juan Walberto Verdecia Rodríguez (48), 25 años
30. Germán Barrenechea Echevarría (24), 25 años

25 y 26 de enero, Tribunal Municipal de Quivicán, Mayabeque:

31. Jorge Martín Perdomo (38), 10 años
32. Nadir Martín Perdomo (37), 8 años

El 26 de enero, en el Tribunal Municipal de San José de las Lajas, Mayabeque serán juzgados:

33. Angel Miguel Martín Caro (50), 12 años
34. Jorge Luis Reynoso Barrios (21), 6 años
35. Omar Valenciano Donatien (25), 6 años
36. Raul Xavier Díaz Pérez (17), 5 años
37. Alain Yamil Sánchez Baluja (21), 7 años
38. Livan Viel de la Peña (19), 7 años
39. Abel González Lescay (23), 7 años

Justicia 11 denunció que en los juicios celebrados hasta ahora a al menos 407 manifestantes, se han identificado "operativos policiales en las sedes de los tribunales dónde se realizan las audiencias y celebración a puertas cerradas de las mismas, en franca violación de las normas que rigen el proceso judicial".

"Lo anterior constituye una violación de las garantías del debido proceso, y atenta contra la transparencia de los actos judiciales. Las autoridades solo permiten la presencia en los juicios de un familiar por acusado", agrega la agrupación.

Justicia 11 remarca "el rol y la responsabilidad de los fiscales y jueces en las violaciones del debido proceso contra estas personas" y hacen un llamado para que actúen independencia e imparcialidad.

"Están a tiempo de garantizar justicia a más de un millar de personas que resultaron detenidas arbitrariamente y que son sometidas a tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes por ejercer su derecho a las protestas", afirma el colectivo.

La agrupación invita a las autoridades judiciales a restituir los derechos para estas personas y garantizar que hechos como estos no ocurran nuevamente por medio de los siguientes mecanismos:

1️⃣ Retirando la acusación por falta de evidencia probatoria.

2️⃣ Sobreseyendo los casos iniciados contra los manifestantes que aún no tienen petición fiscal y emitiendo un fallo absolutorio de aquellos que han sido juzgados, pero contra los cuales no se ha dictado sentencia.

3️⃣ En el caso de los que han sido sancionados pero la sentencia no se ha hecho firme, promover de oficio los recursos de casación donde se declare la absolución de los manifestantes.

4️⃣ En los casos en los que la sentencia se ha hecho firme, promover de oficio procesos de revisión, anulando las actuaciones realizadas y retrotrayendo el proceso penal a la fase investigativa donde se archiven los casos contra ellos.

5️⃣ Iniciar procesos de investigación contra los agentes del Ministerio del interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias que usaron indebidamente la fuerza, violencia y armas de fuego contra los manifestantes pacíficos, incluido el jefe de estas dos instituciones armadas, el presidente de la República.

Justicia 11 reitera la exigencia del ingreso de organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con intención de que puedan inspeccionar el estado de los centros de reclusión de todo el país y se suma a la campaña #UEenCubaMiraLasPrisiones, dirigida a las representaciones diplomáticas europeas en Cuba.

Además, demandan que la prensa extranjera acreditada en Cuba participe en calidad de observadores en los juicios.

Justicia 11 recuerda que al menos 5 presos políticos continúan plantados en huelga de hambre: Luis Manuel Otero Alcántara, William Manuel Leyva Pupo, Yosvany Rosell García, Cruz García Domínguez y Chadrián Vila Sequin.

En un resumen de lo ocurrido, la agrupación destaca que "de un total de 1379 personas detenidas en relación con las protestas del 11 de julio, al menos 727 continúan en centros de reclusión, 71 de ellas son mujeres y 15 menores de 18 años. De las 613 personas que han sido excarceladas, muchas están en espera de juicio bajo medida cautelar de libertad bajo fianza o prisión domiciliaria. Un total de 158 personas están siendo o han sido ya procesadas por cargos de sedición y 40, de sabotaje. De las 93 personas detenidas en relación con la Jornada Cívica por el Cambio, continúan en detención 9. Hemos confirmado la ejecución de 2 juicios sumarios, 1 revocación de libertad, y 6 personas permanecen pendientes a juicio".

Cargar más

XS
SM
MD
LG