Enlaces de accesibilidad

América Latina

Cuba y Rusia cosechan la revolución que sembraron en América Latina

Raúl Castro y Vladimir Putin. Archivo

La Guerra Fría está de vuelta. Para ser precisos, nunca se fue.

Mientras el mandatario de Venezuela, el socialista Nicolás Maduro, prometía más represión para aplastar las incesantes protestas de los estudiantes, el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, les dijo a los periodistas que Moscú planeaba abrir bases militares en Venezuela, Nicaragua y Cuba.
Entre tanto, un barco espía ruso arribaba al puerto de La Habana sin anunciarse, publica The Wall Street Journal.
La Guerra Fría está de vuelta. Para ser precisos, nunca se fue.
El ex funcionario de la KGB Vladimir Putin está advirtiendo al presidente demócrata Barack Obama que Rusia puede crear problemas en el continente americano si Estados Unidos insiste en solidarizarse con el pueblo ucraniano.
Mientras tanto, los envejecidos marxistas de América Latina se están alineando detrás de Maduro, sucesor del fallecido socialista Hugo Chávez.
Rusia y Cuba finalmente están cosechando los beneficios de la revolución que llevan años sembrando en América Latina.
Es bueno anotar que, a fuer de objetivos, los políticos venezolanos vendieron el populismo de izquierda como la panacea, décadas antes de que Chávez llegara al poder en 1999.
Arremetieron con demagogia a los emprendedores y adoctrinaron a las masas con propaganda anti corporativa, apunta The Wall Street Journal.
Desde los primeros días de la revolución cubana, Castro fue un héroe en las universidades venezolanas, en donde la propaganda cubano-soviética floreció.
Para la década de los 60, los niños fueron catequizados sobre el colectivismo utópico. El lavado de cerebro se intensificó cuando Chávez abrió a Venezuela a los proselitistas cubanos.

La soga del totalitarismo
A lo largo de este proceso, aquellos con conexiones políticas se hicieron ricos, incluyendo los chavistas. No obstante, hoy una gran parte de la población cree que las empresas son engañosas y avaras. Esta es la razón por la cual será difícil escapar a la soga del totalitarismo. La cultura de la libertad se ha aniquilado casi por completo e incluso si Maduro es expulsado del poder, esa cultura debe reconstruirse desde sus cimientos.
A diferencia de lo que ocurría en los 80, las redes sociales hacen que sea más difícil ahora ponerle una carita feliz a la tiranía. En aquel entonces, una doctrina como el sandinismo podía ser presentada por Cuba y Rusia a los estadounidenses ingenuos como la salvación de los nicaragüenses pobres, incluso mientras que el Ejército sandinista quemaba las aldeas de los indígenas misquitos y arrestaba a campesinos que vendían sus bananas, acusándolos de especuladores, puntualiza The Wall Street Journal.
Las noticias vuelan hoy. Una imagen tomada con un celular el 18 de febrero en la ciudad venezolana de Valencia, en la que se ve a un joven cargando el cuerpo desvanecido de Génesis Carmona, de 22 años, después que recibió un disparo en la cabeza por parte de fuerzas leales a Maduro, se ha convertido en un emblema viral de la represión.
Sin embargo, hasta el momento Maduro ha evitado la condena internacional. La atención de la mayoría está centrada en Ucrania. En este hemisferio, Chávez compró amigos con "diplomacia petrolera". Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Argentina y El Salvador están aplaudiendo la brutalidad venezolana, agrega el diario estadounidense.

Nicolas Maduro y el apoyo brasileño
Maduro incluso tiene a la presidenta brasileña Dilma Rousseff a bordo. Ella ha explotado por 25 años su encarcelamiento por parte de la dictadura militar de Brasil, que gobernó entre 1964 y 1985.
Rousseff parece estar orgullosa de su pasado en un grupo urbano armado que trató de derrocar a un dictador. Pero, ahora respalda la represión a las libertades civiles venezolanas.
Gracias en gran parte al Partido de los Trabajadores, al cual pertenece Rousseff, Brasil ha perdido su oportunidad de convertirse en un actor económico global durante la última década. Sin embargo, como un miembro registrado del imperio bolivariano de Chávez, Brasil se siente geopolíticamente importante.
El presidente de Cuba, Raúl Castro (d), y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (i),
El presidente de Cuba, Raúl Castro (d), y la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (i),
Rousseff sabe que esta situación no durará si el gobierno militar de Venezuela no se mantiene. El colapso del chavismo despojaría a Brasilia de la mejor arma que ha tenido en su intento por arrebatarle a EE.UU. la hegemonía en la región.
Hacia dentro de Venezuela, muchos se han comido el cuento de que el país estaba dirigido por oligarcas capitalistas antes de Chávez. Pocos recuerdan que el ex presidente Carlos Andrés Pérez fue un socialista que nacionalizó el petróleo venezolano en 1976.
Los primeros años de su primer mandato (entre 1974 y 1979) fueron una fiesta populista a medida que los precios del crudo se dispararon junto al gasto público.

Carlos Andrés Pérez regresó para un segundo mandato en 1989. Esta vez probó el liberalismo de mercado, pero subestimó las habilidades organizativas soviético-cubanas en los barrios. Cuando elevó ligeramente los precios de la gasolina y algunos pasajes de autobús en Caracas fueron incrementados, los militantes desataron a las turbas que habían adoctrinado.
El ascenso de Chávez se produjo poco después del "Caracazo", como se le conoce a este episodio.
En el contexto de la nueva correlación de fuerzas en Latinoamérica, alineadas con la Rusia de Putin, no debe olvidarse las inversiones de Brasil en el puerto habanero del Mariel, en febrero de este año, a un costo de unos 900 millones de dólares, en lo que sería el mayor proyecto de infraestructura del régimen militar de Cuba en décadas, según un reporte de MartiNoticias.
Según el escritor y político venezolano Alejandro Peña Esclusa, los organismos multilaterales latinoamericanos han sido "secuestrados" por el Foro de Sao Paulo, que ha agrupado además de las organizaciones y personajes mencionados, entre otros, a Hugo Chávez (ya desaparecido), Evo Morales, Daniel Ortega y al Partido Socialista de Chile, en el cual ha militado el Secretario General del OEA, José Miguel Insulza.
Por su parte, el reconocido escritor colombiano Plinio Apuleyo Mendoza ha declarado que: "No es posible entender lo que ocurre hoy en América Latina sin saber cómo surgió y qué se propone el Foro de Sao Paulo… gracias a la estrategia diseñada en dicho Foro el socialismo del siglo XXI consiguió en Venezuela y otros países llegar al poder, demoler las instituciones democráticas y confiscar las libertades al amparo de una ideología fracasada en Europa y revivida en este continente. Una amenaza nunca antes vista en la región…"
"Los pueblos que retroceden al pasado no pueden avanzar. En América Latina estamos viendo desafortunadamente una involución ideológica hacia un sistema fracasado. Y Venezuela es el campo de batalla donde se está dirimiendo el futuro de ese sistema, del Socialismo del Siglo XXI, en el continente", señala Rosa Townsend, periodista y analista política internacional para medios de Europa y EE.UU.

Vea todas las noticias de hoy

Demanda millonaria se suma a la asfixia de Ortega al diario La Prensa en Nicaragua

Jaime Chamorro Cardenal, presidente de Editorial La Prensa, de Nicaragua.

El diario La Prensa, el más antiguo de Nicaragua, está inmerso en la peor crisis de su historia debido a una demanda millonaria de uno de sus accionistas, que se suma a la asfixia económica a la que ha estado sometido desde que el sandinista Daniel Ortega, a quien considera su "peor enemigo",retornó al poder en enero de 2007.

Tras una demanda laboral de su exgerente general Hugo Holmann, que exige 2,3 millones de dólares por sus 25 años de servicio, el equipo de redacción del influyente periódico publicó un inusual comunicado en el que afirma que sus empleos están en riesgo por esa "exigencia monetaria".

un comandante de la revolución cubana reprochó a Núñez por qué el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) todavía no había liquidado a La Prensa, como lo habían hecho ellos con el Diario de La Marina

Desde febrero pasado La Prensa lanzó un SOS para sobrevivir debido a que el Gobierno mantuvo retenido por 500 días su papel y puso en peligro su versión impresa, en el marco de la crisis social, política, de derechos humanos y económica que vive Nicaragua desde abril de 2018

La retención del papel, más la asfixia económica estatal y la caída de la publicidad privada a raíz de la crisis económica, obligó a La Prensa a disminuir la cantidad de páginas, cerrar suplementos, entre ellos el satírico semanal "El Azote", el más popular entre sus lectores.

Despiden a más del 70% de sus periodistas

El presidente de Editorial La Prensa, Jaime Chamorro Cardenal, ha reconocido que la actual es la peor crisis que ha sufrido La Prensa en sus casi 95 años de historia, y que han tenido que despedir a más del 70 % de sus periodistas.

La Prensa, fundado el 2 de marzo de 1926, ha denunciado que "el peor enemigo que ha tenido este diario en sus 94 años de existencia ha sido Ortega", quien lleva 13 años consecutivos en el poder desde 2007 y que también coordinó una Junta de Gobierno entre 1979 y 1985 y gobernó el país de 1985 a 1990.

Según Luis Sánchez Sancho, editorialista de ese diario, "matar a La Prensa ha sido un viejo delirio totalitario" de Ortega y los sandinistas desde que gobernaron por primera vez Nicaragua.

Recordó que en septiembre de 1981 una delegación del Consejo de Estado que presidía el fallecido "comandante" sandinista Carlos Núñez fue a Cuba en misión oficial, y un comandante de la revolución cubana reprochó a Núñez por qué el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) todavía no había liquidado a La Prensa, como lo habían hecho ellos con el Diario de La Marina, un histórico periódico independiente de la isla.

De acuerdo con Sánchez Sancho, el "comandante" sandinista solo atinó a decir que en Nicaragua estaban haciendo las cosas de manera gradual, "pero que La Prensa inevitablemente tendría que desaparecer".

Vieja pugna familiar

El libro "Lo que se quiso ocultar, 8 años de censura sandinista", de Roberto Cardenal, señala que los sandinistas, tras derrocar al dictador Anastasio Somoza Debayle, el 19 julio de 1979, ofrecieron a los dueños de La Prensa "convertirlo en el órgano oficial de la Revolución", y al no lograrlo, lanzaron una "conjura" desde adentro que dividió la redacción y una parte fundó el ahora desaparecido El Nuevo Diario.

Para entonces, narra Cardenal en su libro, los sandinistas convencieron a una de las tres familias Chamorro dueñas del diario a estar al servicio de la revolución, y con el apoyo de una parte de los redactores planearon la toma de las instalaciones físicas y declarar una huelga indefinida, pero no lograron ninguno de sus objetivos: cambiar la línea editorial, controlarlo o cerrarlo definitivamente.

Cuatro décadas después, otro miembro de la familia Chamorro, Hugo Holmann, abre otro capítulo en la historia de La Prensa al demandar por la vía laboral a la empresa de su familia en la que solicita 2,3 millones de dólares por indemnización.

En un editorial titulado "La demanda del accionista Holmann contra LA PRENSA y su familia", ese periódico explica que despidió a su gerente general "porque cometió faltas contra principios éticos que la familia Chamorro defiende", y que uno de ellos es "el respeto a la dignidad de nuestros trabajadores que fue atropellada de diversas formas por el señor Holmann".

También aseguró que otorgaron a Holmann 445.000 dólares en concepto de liquidación, más el seguro de vida, seguro de salud y una camioneta valorada en 120.000 dólares, y que luego aceptó un nuevo contrato ajustado a la realidad del negocio.

quebrar a la empresa mediante una millonaria demanda, que se suma a la asfixia económica que el régimen de Ortega ha impuesto al periódico en los últimos años

Pero después de "comprobarse que solo llegaba cuatro horas a la semana y maltrataba al personal, fue despedido en diciembre de 2019 con la invitación de hacer un finiquito que no quiso aceptar y cortó toda documentación" y luego presentó la demanda, según el rotativo.

El equipo de redacción cerró filas con la Junta Directiva, corroboró los maltratos que recibía del anterior gerente general, a quien acusan de querer "quebrar a la empresa mediante una millonaria demanda, que se suma a la asfixia económica que el régimen de Ortega ha impuesto al periódico en los últimos años".

La Prensa y Hoy, que pertenecen al Grupo Editorial La Prensa, son los últimos periódicos impresos de circulación nacional que quedan en Nicaragua.

¿Quién va a gobernar Bolivia?, analistas responden

Diarios bolivianos anuncian la victora del MAS.

Qué papel jugará Evo Morales en el futuro gobierno si se confirma el triunfo electoral de Luis Arce, el candidato designado por el exmandatario, es la pregunta que muchos bolivianos y analistas se hacían el lunes.

“Arce no es Morales, pero la pregunta es quién va a gobernar Bolivia ante la crisis que se avecina”, dijo el analista y aprofesor de Ciencia Política Franklin Pareja. “No está claro el rol de jugará el expresidente, lo cierto es que Arce salvó al MAS de una crisis provocada por Morales”, dijo el exdiputado Carlos Borth. El Movimiento al Socialismo (MAS) es el partido de Morales.

“Es posible que Arce eventualmente le dé la espalda a Morales (...). Arce se ha distanciado de Morales en las últimas semanas...

Tras 14 años en el poder, Morales -el primer presidente indígena de Bolivia- polarizó al país por su afán de reelegirse pese a un referendo que le había negado esa opción. Tras las elecciones del año pasado en las que buscaba su cuarto mandato consecutivo, anuladas por denuncias de fraude, Morales llevó al país a una crisis política que se profundizó con la pandemia, según expertos.

“Es posible que Arce eventualmente le dé la espalda a Morales, (como ocurrió con Lenín Moreno y su mentor Rafael Correa en Ecuador). Arce se ha distanciado de Morales en las últimas semanas. De cara al futuro, podrían surgir divisiones internas dentro del MAS, especialmente en temas delicados de política económica”, comentó a The Associated Press Rodrigo Riaza del diario británico The Economist.

Arce, de 57 años, es considerado el cerebro detrás del éxito económico de Morales, de quien fue ministro de Economía durante 12 años. El tecnócrata con estudios en Londres representa una renovación, dijo la profesora de Sociología, María Teresa Zegada.

El exmandatario tiene al menos seis procesos penales que le inició el actual gobierno, entre ellos uno por fraude electoral. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió que si regresa al país deberá enfrentar a la justicia.

Un conteo rápido de la privada Fundación Jubileo, vinculada con la Iglesia católica en alianza con instituciones académicas, dio a Arce un 53% de los votos y un 30,8% al candidato de centro Carlos Mesa, con un margen de error de 1,48 puntos porcentuales. El sondeo se hizo sobre una muestra que abarcó el 13% de las mesas de sufragio.

“Vamos a gobernar para todos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional”, dijo Arce la madrugada del lunes al comentar los resultados no oficiales.

Para ganar en primera vuelta se precisa el 50% de los votos o que el ganador haya obtenido un 40% y tengas a su vez una ventaja de al menos 10 puntos porcentuales sobre el segundo más votado.

Incluso la presidenta interina Jeanine Áñez felicitó al posible ganador. “Aún no tenemos cómputo oficial pero con los datos con los cuales contamos, el señor Arce ha ganado la elección. Le felicito y le pido gobernar pensando en Bolivia”, dijo en un mensaje por televisión el domingo en la noche.

Hasta la mañana del lunes se habían computado menos del 20% de las actas de votación.

La gente optó por la certidumbre. La demanda de estabilidad y gobernabilidad era muy grande

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) fue blanco de críticas por la demora. Su presidente, Salvador Romero, pidió paciencia y dijo que el cómputo busca certezas. El TSE tiene hasta siete días para dar un resultado final.

“La gente optó por la certidumbre. La demanda de estabilidad y gobernabilidad era muy grande”, opinó Sebastián Michel, portavoz del MAS.

Según Michel, el 20% de los indecisos habría sido fundamental para modificar la tendencia de las encuestas que vaticinaban una segunda vuelta con Arce a la cabeza y Mesa en segundo lugar.

La eventual victoria de Arce generaba sentimientos encontrados en las calles. “El MAS está de vuelta, pero creo que no es por Evo. Creo que el país quiere al MAS con nuevos representantes”, dijo el estudiante de contabilidad Miguel Choque.

“No puedo creer que el MAS gane. Yo voy a esperar los resultados oficiales. El MAS debe entender que no queremos a Evo”, sostuvo Sandra Menes, de 25 años.

Socialismo triunfa en elecciones de Bolivia (VIDEO); Cuba y Venezuela celebran

Luis Arce, candidato de Evo Morales, se impone en primera vuelta de presidenciales de Bolivia
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

El economista Luis Arce, el hombre de Evo Morales en los comicios del domingo, será el próximo presidente de Bolivia, según resultados preliminares que ya celebran los regímenes de La Habana y Caracas.

Según el canal de televisión Unitel, Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), se impuso en la primera vuelta de las elecciones con 52,4% de los votos, muy por encima del 31,5% de su inmediato rival, el centrista Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana (CC).

La fundación Jubileo dio a Arce el 53% de los votos y a Mesa el 30,8%.

Mesa reconoció este lunes su derrota frente a su rival del MAS: "El resultado es muy contundente y muy claro", ha reconocido el expresidente, quien ha incidido en que "la diferencia entre el primer candidato y nosotros es amplia".

Por ello, "nos toca como corresponde a quienes creemos en la democracia y a quienes dijimos que íbamos a reconocer el resultado", fuera cual fuera, el "reconocer que habido un triunfador", ha añadido.

"Es un resultado que aceptamos y que consideramos que dada la distancia no va a modificarse cuando se conozca el resultado oficial", dijo.

Por su parte Arce declaró que Bolivia "ha recuperado la democracia, quiero decirle sobre todo a los bolivianos, hemos recuperado las esperanzas".

"Lucho (apodo del candidato del MAS) será nuestro presidente (...) el devolverá a nuestra patria el camino del crecimiento económico", dijo Evo Morales en una declaración leída a la prensa en Buenos Aires.

La presidenta que sucedió interinamente a Morales hasta estos comicios, Jeanine Añez, enemiga acérrima del MAS, también admitió su victoria.

"Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia", escribió en Twitter.

Un gesto similar tuvo Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien escribió en Twitter: "El pueblo de Bolivia se ha expresado en las urnas. Felicitamos a @LuchoXBolivia ​ y @LaramaDavid ​deseando éxito en sus labores futuras. Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país. Un reconocimiento al pueblo boliviano".


A pesar de ser un resultado preliminar, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel mostró en Twitter profundo entusiasmo por el triunfo socialista:

"Felicitaciones al #MAS, que ha recuperado en las urnas, el poder que le fue usurpado por la oligarquía, con la complicidad de la #OEA y la guía imperial. #Cuba comparte alegría por el triunfo de #LuisArce. Renace ideal bolivariano", escribió el mandatario cubano.

Mientras un comunicado del gobierno del presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, indica: "El Presidente en nombre del pueblo venezolano felicita al hermano pueblo de Bolivia por el amplio e inobjetable triunfo del MAS y de su Presidente electo, Luis Arce. Ningún poder represor pudo imponerse sobre la voluntad de un pueblo libre. ¡Jallalla!"

[con información de agencia AFP, EuropaPress y redes sociales]

Toque de queda en Chile tras quema de 2 iglesias y saqueos durante marcha dominical

Iglesia de la Asunción quemada en Chile

Al menos dos iglesias del centro de Santiago de Chile fueron quemadas este domingo tras la multitudinaria manifestación que congregó a decenas de miles de personas para conmemorar el primer aniversario de ola de protestas, las más graves desde el fin de la dictadura militar (1973-1990).

El primer santuario en arder fue la Iglesia San Francisco de Borja, usado regularmente por el cuerpo policial de Carabineros para ceremonias institucionales, y horas más tarde fue la Iglesia de la Asunción, una de las más antiguas de la capital, con más de un siglo y medio de antigüedad.

Ambos templos se encuentran en los alrededores de Plaza Italia, el epicentro del llamado "estallido social" y que este domingo fue escenario de una de las concentraciones más masivas en lo que va de año.

"Indignación y tristeza por el incendio y destrucción de la parroquia de La Asunción, y el ataque a la iglesia San Francisco de Borja, ambos inmuebles patrimoniales", dijo este domingo en su cuenta de Twitter la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile, Consuelo Valdés.

La iglesia de San Francisco de Borja fue también saqueada y algunas de sus imágenes religiosas fueron quemadas en la calle, mientras que la de La Asunción vio como su cúpula caían al suelo consumida por las llamas.

En las cercanías de la rotonda, bautizada por los manifestantes como "Plaza Dignidad", fueron saqueados además varios comercios, entre ellos un supermercado de una cadena internacional, y también se registraron ataques de encapuchados a algunas comisarias de la periferia capitalina, como Puente Alto. Las imágenes de la cúpula de este último templo en llamas y desplomándose, entre aplausos y vítores de un grupo de manifestantes, se difundieron por las redes sociales.

También comenzaron a prenderse barricadas en algunos puntos aledaños a dicha plaza y en otras zonas de la capital, al tiempo que en ciudades como Antofagasta (norte) se producían también algunos incidentes violentos y enfrentamientos con la policía.

Manifestante dentro de la Iglesia de San Francisco de Borja.
Manifestante dentro de la Iglesia de San Francisco de Borja.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, quien pasó todo el día en su residencia, se trasladó en horas de la tarde al Palacio de La Moneda -sede del Gobierno- para monitorear los incidentes, que ensombrecieron una jornada que transcurrió durante horas en un ambiente muy festivo y familiar.
Jóvenes, adultos mayores, colectivos sociales y familias enteras se acercaron desde tempranas horas a la plaza, blandiendo banderas y pancartas a favor de una mayor igualdad social y coreando la frase que se ha convertido en el lema de las revueltas: "¡Chile despertó!".

También hubo concentraciones en ciudades como Valparaíso, Viña del Mar, Antofagasta y Concepción.

Según Carabineros, al menos 18 agentes resultaron lesionados en distintos puntos de la capital. A diferencia de otras semanas, el cuerpo policial estuvo la mayor parte del día replegado y empezó a actuar cuando comenzaron los desmanes.

La institución está en el punto de mira por su crudeza en la represión de las marchas, que dejaron una treintena de muertos y miles de heridos, y diversos organismos internacionales, como la ONU, les han acusado de haber cometido violaciones a los derechos humanos. Según la Fiscalía, hay más de 4.600 causas abiertas contra ellos.

Las concentraciones por el aniversario se celebran a una semana de que más de 14,5 millones de chilenos decidan en un histórico plebiscito si quieren reemplazar la actual Constitución, heredada de la dictadura y vista como el origen de las desigualdades que aquejan al país.

Manifestante en Santiago de Chile festeja la quema de la Iglesia de la Asunción.
Manifestante en Santiago de Chile festeja la quema de la Iglesia de la Asunción.

El plebiscito, que iba a celebrarse en abril pero fue aplazado por la pandemia, busca descomprimir la tensión en un país muy polarizado, que hasta el año pasado estaba considerado el más estable de Latinoamérica.

"El rechazo a la violencia debe ser firme y claro por parte de todos los sectores de la ciudadanía", dijo en rueda de prensa el ministro de Interior, Víctor Pérez.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, el obispo Santiago Silva, pidió por su parte en un comunicado "que la violencia no intimide el anhelo de justicia para Chile" y afirmó que en las democracias los ciudadanos se expresan a través del voto libre y "no bajo las presiones del terror y la fuerza".

Los templos incendiados se encuentran en los alrededores de Plaza Italia, el epicentro de la ola de protestas que estallaron hace justo un año y que este domingo fue escenario de una de las concentraciones más masivas en lo que va de año.

(Con informaciones de EFE, AFP y redes sociales)

Exministro de Defensa de Peña Nieto detenido en aeropuerto de Los Angeles (VIDEO)

Detienen en EEUU a exsecretario mexicano de Defensa Salvador
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:05 0:00

El secretario de Defensa de México durante la gestión del presidente Enrique Peña (2012-2018), Salvador Cienfuegos Zepeda, fue detenido el jueves en el principal aeropuerto de Los Ángeles, a pedido de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Para el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, la captura de Cienfuegos es un hecho "muy lamentable" que simboliza la corrupción de gobiernos precedentes.

"Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido en el Aeropuerto de Los Ángeles, California", informó el jueves el canciller mexicano Marcelo Ebrard en Twitter.

El ministro de Relaciones Exteriores, dijo que en las "próximas horas" el consulado de Los Ángeles le informará los cargos por los que fue detenido.

El diario estadounidense The Wall Street Journal informó en su página electrónica que el exministro "fue arrestado (...) a pedido de la Administración de Control de Drogas" y citó como fuente a "altos funcionarios mexicanos".

Algo similar reportó la revista de investigación mexicana Proceso que menciona que la captura es "resultado de una investigación de corrupción por narcotráfico que desde hace unos años venía llevando a cabo el Departamento de Justicia" de Estados Unidos.

"Hace por lo menos 10 años, antes de que Cienfuegos asumiera como titular de la Secretaría de la Defensa", sus pasos eran investigados en ese país bajo la "Operación Padrino", asegura Proceso y agrega que "altos mandos del Ejército mexicano" también comenzaron a ser investigados cuando EEUU empezó a recopilar evidencias para fundamentar los casos de narcotráfico en contra de Joaquín Chapo Guzmán Loera.

De confirmarse, se trataría del segundo militar mexicano de alto rango en ser detenido por acusaciones de nexos con el narcotráfico, luego de que en 1997 fue capturado y condenado a 40 años de cárcel en México el general Jesús Gutiérrez Rebollo.

Otro miembro del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue detenido en EEUU, se trata del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, acusado de conspiración para traficar al menos 53 toneladas de cocaína a Estados Unidos, quien fue arrestado en Dallas (Texas) en diciembre de 2019 y está actualmente encarcelado en Nueva York. También el propio Peña Nieto enfrenta acusaciones de corrupción.

Cargar más

XS
SM
MD
LG