Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Cubanoamericano Marco Rubio no competirá contra Trump

Marco Rubio y Donald Trump en un debate presidencial en Greenville, Carolina del Sur. El 13 de febrero de 2016.

El senador cubanoamericano de 47 años dice que mantiene contacto con Trump dos o tres veces al mes, pero continúa remodelando su propia identidad política independiente de la del Presidente, y no descarta otra carrera por la Casa Blanca en algún momento.

Después de que su llama se apagara en las primarias presidenciales del Partido Republicano ─y de soportar por el camino los escarnios de su rival Donald Trump─ el Senador Marco Rubio está entrando en su próximo acto en la política estadounidense.

El entonces estrella naciente solía ser criticado por apresurarse demasiado, pero ahora está atrincherado en el Senado con, al parecer, nada más que el tiempo de su lado.

Rubio pasa sus días inmerso en el trabajo del Comité de Inteligencia del Senado, y es un importante impulsor de reforzar la seguridad de las elecciones en EE.UU. y aplicar sanciones a los rusos si interfieren nuevamente en (las de mitad de mandato de) 2018.

En los pasillos del Capitolio, pasa raudo junto a los periodistas que buscan reacciones a la noticia del día, concentrándose en cambio en propuestas legislativas o discursos sobre políticas en las sesiones del Senado. En la Florida, está involucrado en antiguas disputas sobre los Everglades y las mareas de algas tóxicas.

Pero una cosa que Rubio no está haciendo, según asegura el propio Senador, es prepararse para una carrera por la Casa Blanca en 2020.

"No voy a competir en las primarias contra el Presidente, y nadie más debería, a menos que queramos perder la Casa Blanca", dijo Rubio a The Associated Press. "Me estoy enfocando en cada día como si el Senado de EE. UU. fuera el último lugar donde voy a servir en un cargo público, y tratando de hacer que lo que hago tenga un peso".

Como otros dos congresistas que también compitieron contra Trump, los senadores Rand Paul y Ted Cruz, Rubio está buscando su camino en el Partido Republicano de la era de Trump, evaluando si hay en ella un espacio para su propio estilo de conservadurismo.

Dice que se mantiene en contacto con Trump, hablando con él por teléfono dos o tres veces al mes, una de ellas la semana pasada. Pero él continúa remodelando su propia identidad política independiente de la del Presidente, y no descarta otra carrera por la Casa Blanca en algún momento.

"Todavía miro al futuro de vez en cuando, pero en general trato de estar cada vez más centrado en lo que tenemos enfrente", le dijo Rubio a AP.

Admite que sigue siendo un "impaciente", pero "como a cualquier persona que está viva, mirando, escuchando e intentando aprender, el tiempo te enseña cosas".

Después de que terminó su campaña presidencial de 2016, Rubio parecía dispuesto a abandonar Washington. Se había prometido no postularse para la reelección, pero sus colegas lo presionaron para que reconsiderara su decisión.

El senador por Tennessee Bob Corker, presidente del Comité de Relaciones Exteriores, dijo a la AP que fue de los primeros republicanos en empujar a Rubio a buscar su reelección a la cámara alta. El líder de la mayoría senatorial, Mitch McConnell, hizo también lo suyo mientras los republicanos luchaban por mantener la mayoría en el Senado. Finalmente, Rubio aceptó reelegirse.

En el 2016, Marco Rubio y Donald Trump se enfrentaron en la campaña presidencial por el Partido Republicano .
En el 2016, Marco Rubio y Donald Trump se enfrentaron en la campaña presidencial por el Partido Republicano .

Desde entonces, quienes observan la carrera de Rubio ven a un político más consciente, incluso más liberado, que ya no carga el peso de ser "el salvador de los republicanos", como alguna vez llamó la revista Time al carismático hijo de inmigrantes. En cambio, el político de 47 años mantiene un perfil discreto y se dedica a la dura faena de gobernar, una respuesta frontal a las críticas que, como candidato, sostenían que era más oropel que sustancia.

"Parece haber encontrado su lugar", dijo a AP Nick Iarossi, un antiguo aliado y recaudador de fondos para los republicanos.

En varios frentes este año, Rubio ha comenzado a enfocarse en una "modernización de la agenda del Partido Republicano para el siglo XXI”, como lo describe, con un énfasis en contrarrestar a China en el exterior y ayudar a las familias trabajadoras en el país.

El presidente Donald Trump junto a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, Marco Rubio y el vicepresidente Pence.
El presidente Donald Trump junto a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, Marco Rubio y el vicepresidente Pence.

Esta primavera boreal, Rubio ayudó a encabezar un esfuerzo para refrenar al gigante chino de las telecomunicaciones ZTE, por violar las normas comerciales estadounidenses con sus ventas de productos a Irán y Corea del Norte. Gestionó que se le impusieran a la empresa china sanciones más severas que las que la administración Trump quería. El Senado aprobó el esfuerzo bipartidista, pero Rubio finalmente perdió esa batalla con la Casa Blanca, ya que la enmienda legislativa fue abandonada.

A principios de este mes, Rubio dio a conocer un plan para licencias familiares, después de haber trabajado exitosamente con Ivanka Trump para incrementar los créditos impositivos por hijo en la reforma tributaria republicana de 2017. El plan de vacaciones pagadas permitiría que padres jóvenes retiren anticipadamente sus fondos del Seguro Social, para ayudar a costear su tiempo de licencia con sus hijos, en lugar de hacerlo al momento de jubilarse. Ambas ideas habían sido parte de su oferta presidencial.

"Su distancia del centro de la tormenta política", apunta su exdirector de campaña y principal asesor, Terry Sullivan, "le ha abierto el espacio para practicar su estilo político".

Pero la sola mención de Rubio aún genera un mohín colectivo de duda entre algunos críticos que solo ven otra estrategia de supervivencia después de la brutal campaña presidencial. Él está haciendo, dicen, lo que suele hacer Rubio: intentando trazar una ruta intermedia que a menudo no agrada a nadie.

Jesse Ferguson, un ex asesor de Hillary Clinton, cree que la idea de que Rubio esté surgiendo como una voz republicana independiente "es indicativa de la forma en que Trump ha convertido al Congreso en una colección de incondicionales".

"En el Partido Republicano de hoy, mostrar independencia de Trump es como ganar una distinción en la escuela de verano", dijo. "El listón está tan bajo que cualquier republicano que no salude, elogie o haga una reverencia cada vez que (Trump) irrumpe en la sala es visto como un líder reflexivo e independiente".

Tampoco es seguro que haya espacio para la clase de conservadurismo de Rubio bajo la carpa de Trump

A pesar de sus raíces como candidato respaldado por el Tea Party en 2010, a Rubio siempre le ha ido mejor con los electores suburbanos: madres y padres clientes asiduos de Starbucks cuyos hogares se parecen mucho al suyo, con hijos, pagos de hipotecas y costos de educación universitaria en lontananza. Son esos mismos votantes los que ahora se corre el riesgo de que huyan del Partido Republicano en la era de Trump.

Jenny Beth Martin, de Tea Party Patriots, encuestó a varios cientos de miembros a comienzos de este año y encontró una respuesta mixta sobre Rubio.

"Realmente recorrieron todo el espectro: de excelente, a quizás, a decepcionante", dice. "No pueden entender exactamente cuáles problemas lo motivan más y cómo se alinean con los valores del Tea Party o la agenda del presidente Trump".

Rubio, por su parte, suele tuitear versículos de la Biblia en las mañanas, lo que algunos ven como un antídoto contra los insultos habituales en Twitter, y es quizás el único legislador de filas custodiado por un dispositivo de seguridad después que se informó de una posible amenaza contra su vida.

Espera que el péndulo político de la nación oscile en algún momento en sentido contrario. Los estadounidenses algún día se cansarán del actual "ciclo de indignación y peleas constantes", dice.

Al menos, eso es lo que Rubio espera.

(Tomado de The Associated Press. Traducido por Rolando Cartaya)

Vea todas las noticias de hoy

Avanza proceso para juicio político a Trump tras fallo del comité judicial

Votación de la Resolución 755 de la Cámara, artículos de juicio político contra el presidente Donald J. Trump. Patrick Semansky / POOL / AFP

El proceso para iniciar un juicio político contra el presidente Donald Trump avanzó este viernes a una nueva etapa tras un fallo del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que aprobó la "Resolución 755 de la Cámara, artículos de juicio político contra el presidente Donald J. Trump".

La mayoría de los legisladores que integran este comité (votaron 23 a favor y 17 en contra) determinó que Trump cometió abuso de poder al solicitar al presidente de Ucrania que investigara al hijo de Joe Biden, uno de los principales candidatos del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2020. Al mismo tiempo lo encontraron culpable de obstrucción por considerar que trató de impedir al Congreso la investigación de este asunto.

Comité Judicial aprueba cargos contra el presidente Trump
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:30 0:00

Ahora el Congreso de mayoría demócrata deberá votar si avanza con el juicio político contra el mandatario.

De continuar con este proceso, la decisión quedaría en manos del Senado controlado por los republicanos.

Al conocer el fallo del día de hoy el presidente insistió desde su cuenta en Twitter en que no ha cometido delito alguno: "¿Cómo puedes ser acusado cuando no has hecho nada malo".

La Casa Blanca ha dicho que no cooperará con el proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump por estimar que la investigación que iniciaron los demócratas es partidista, ilegítima e inconstitucional.

EEUU sanciona a hijo de Daniel Ortega por lavado de dinero y corrupción

Al centro, Rafael Antonio Ortega Murillo. (Foto: Confidencial/Twitter)

Estados Unidos impuso sanciones al hijo del presidente nicaragüense Daniel Ortega, Rafael Antonio Ortega Murillo, por presunto lavado de dinero y corrupción, informó el jueves el Departamento del Tesoro en su más reciente medida contra el gobierno de la nación centroamericana.

Washington también puso en la lista negra a dos de las compañías de Rafael Ortega, que dijo usaba para lavar dinero y financiar al gobierno de su padre, según un comunicado del Tesoro.

Estados Unidos ya había impuesto sanciones a varios funcionarios nicaragüenses, incluida la esposa del mandatario, Rosario Murillo, quien es la vicepresidenta del país.

La administración de Donald Trump ha criticado al gobierno de Ortega por lo que considera como un debilitamiento de las instituciones democráticas y el estado de derecho.

"Rafael Ortega es el administrador de dinero clave detrás de los esquemas financieros ilícitos de la familia Ortega. El Tesoro está apuntando a Rafael y las compañías que posee y utiliza para lavar dinero para apuntalar el régimen de Ortega a expensas del pueblo nicaragüense", dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, en una declaración.

Una cadena de estaciones de servicio, Distribuidor Nicaragüense de Petróleo SA, propiedad de Rafael Ortega y de Murillo, también fue incluida en la lista negra el jueves.

Ortega Murillo es el segundo hijo de Ortega sancionado por Estados Unidos. El primero fue Laureano. Reuters no obtuvo respuesta de inmediato a solicitudes de comentarios hechas al gobierno.

El gobierno nicaragüense ha llamado a sanciones previas de Estados Unidos como una continuación de sus planes "imperiales" en la nación centroamericana.

EEUU crea iniciativa para impulsar al sector privado en el hemisferio

América Crece

El gobierno de Estados Unidos lanzará oficialmente la iniciativa ampliada para el Crecimiento en las Américas, titulada América Crece, el próximo 17 de diciembre en Washington, D.C., informó el Departamento de Estado en su sitio digital este miércoles.

América Crece es una iniciativa gubernamental para fomentar la inversión en infraestructura del sector privado en América Latina y el Caribe. Tiene como objetivo además reducir los excesivos obstáculos reglamentarios, jurídicos, de adquisiciones y de mercado a la inversión.

Altos funcionarios estadounidenses, de siete agencias, se reunirán con líderes empresariales clave, así como con funcionarios de alto nivel de América Latina y el Caribe, en la Casa Blanca y en la Cámara de Comercio de Estados Unidos el próximo 17 de diciembre.

Los organismos centrales que la integran la iniciativa son el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro, el Departamento de Comercio y el Departamento de Energía, así como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Agencia de Comercio y Desarrollo de los Estados Unidos (USTDA) y la Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC), entre otros.

Ya Estados Unidos ha firmado memorandos de entendimiento oficiales sobre América Crece con Argentina, Chile, Jamaica y Panamá. En los países de habla inglesa, América Crece se llamará Growth in the Americas, con el fin de tener eco en el público local que no habla español. En Brasil, la iniciativa se conocerá como América Cresce.

EEUU sanciona a empresas iraníes por el envío de armas a Yemen

Departamento del Tesoro de los EE. UU. En Washington, EE. UU.

El Departamento del Tesoro impuso hoy sanciones a una red de transporte marítimo y varios representantes en China y Dubái de la compañía aérea Mahan Air por el envío de armas de Irán a Yemen y Siria, dentro de su campaña de presión al gobierno de Teherán.

"El régimen iraní usa sus industrias marítimas y de aviación para suministrar armas a sus grupos terroristas regionales, contribuyendo de manera directa a la devastadora crisis humanitaria en Siria y Yemen", dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en un comunicado.

"Los sectores de aviación y transporte marítimo deberían estar vigilantes y no permitir que sean utilizados por terroristas", agregó.

En concreto, el Tesoro designó varias compañías controladas por el empresario iraní Abdolhossein Khedri (Khedri Jahan Darya Co. and Maritime Silk Road LLC) que habrían participado en el contrabando de armas del Cuerpo de Guardia Revolucionaria Islámica.

Asimismo, son objeto de sanciones tres representantes generales de ventas de la compañía aérea iraní Mahan Air: Gatewick LLC y Jahan Destination Travel and Tourism LLC, con sede en Dubái; y Gomei Air Services Co., con oficinas en Hong Kong y las ciudades chinas de Shenzhen y Guangzhou.

Como consecuencia de la designación del Tesoro, quedan congelados los activos que estas entidades y empresas puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se les prohíbe hacer transacciones financieras con ciudadanos estadounidenses.

Las sanciones se producen apenas unos días después de que Washington y Teherán acordasen un intercambio de presos, en un momento de gran tensión entre ambas partes tras la retirada unilateral de Washington del acuerdo nuclear internacional de 2015.

El pasado sábado, en un intercambio de detenidos, fueron liberados el científico iraní Masud Soleimaní, acusado el año pasado en EE.UU. de intentar exportar material biológico a Irán, y el investigador estadounidense Xiyue Wang, arrestado en 2016 en el país persa y condenado por espionaje.

A pesar de las tensiones, el presidente, Donald Trump, ha reiterado en varias ocasiones su disposición a negociar con la República Islámica y, de hecho, intentó sin éxito reunirse con su homólogo iraní, Hasán Rohaní, en Nueva York en septiembre, en los márgenes de la Asamblea General de la ONU.

Cubanoamericano enviado de Trump se retiró de investidura en Argentina

Mauricio Claver-Carone Director de Asuntos del Hemisferio Occidental Consejo de Seguridad Nacional

Un asesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de la asunción del presidente argentino, Alberto Fernández, y no acudió a las reuniones de trabajo que estaban previstas el miércoles debido a la presencia de funcionarios del gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

El enviado especial, Mauricio Claver-Carone, dijo al diario local Clarín que se había retirado temprano tras “sorprenderse” por la presencia de invitados como el ministro de información venezolano, Jorge Rodríguez.

Los comentarios fueron confirmados por un portavoz de la embajada de Estados Unidos, quien afirmó que no se habían cancelado las reuniones programadas.

Estados Unidos y muchos otros países han expresado su deseo de que Maduro renuncie y han reconocido al líder opositor venezolano Juan Guaidó como el presidente legítimo del país.

El líder peronista Fernández se encuentra en una encrucijada diplomática entre Estados Unidos y sus aliados izquierdistas, incluido Venezuela. Su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en cambio tuvo una estrecha relación con Maduro en la última etapa de sus dos mandatos entre 2007-2015.

“Desafortunadamente, debido a unas invitaciones y a algunas sorpresas que recibimos al llegar, decidí no ir y me voy temprano. No voy a tener las reuniones de trabajo que tenía programadas para mañana”, dijo Claver-Carone a Clarín.

El enviado también afirmó que los lazos con Maduro “no le traen ningún beneficio a la Argentina” y que el país debería tener como prioridad “trabajar bilateralmente con nosotros y con otros aliados”.

Otros funcionarios estadounidenses asistieron y se reunieron con Fernández, incluidos el Secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azaz, y Michael Kozak, subsecretario interino de Estados Unidos para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

El portavoz de la embajada estadounidense dijo que Azar y Claver-Carone dejaron el país sudamericano el miércoles, mientras que Kozak permanecía en Argentina.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG