Enlaces de accesibilidad

Deportes

Rigondeaux explotó en el Round 7 (VIDEO)

Ringondeaux proclamado campeón mundial. Tomado de instagram.com/rigoelchacal305/

Showtime Boxing elogió al nuevo campeón mundial Guillermo Rigondeaux en la segunda fase de su pelea contra el venezolano Liborio Solís.

Peleó de forma defensiva al inicio. Hasta hubo protestas del público. Pero Rigondeaux encontró la fuente de la juventud después del Round 6, dijo Showtime en Twitter.

"El cubano logró contraatacar y alejarse de las cuerdas en una clásica maniobra contra Solís, antes de golpear de forma brillante con la derecha", dijeron los locutores.

Después llegó el Round 7. Fue contundente para el boxeador de Santiago de Cuba. Hubo un uppercut izquierdo muy fuerte y Solís se fue a las cuerdas. Fue una caída, según el referí, quien tuvo que intervenir.

"Rigondeaux es un genio, te lo digo", declaró un locutor de Showtime en esa ofensiva del pugilista cubano. Fue en el minuto 2:20 del séptimo round.

Así lo resumió el diario El Nuevo Herald: Todavía se habla y se hablará de la actuación de El Chacal el sábado en la noche contra Liborio Solís. Las redes sociales se han atrincherado en dos corrientes de pensamiento: aquellos que cargan municiones en su contra y la califican de aburrido; los otros que dicen contemplar una maravilla técnica sobre el cuadrilátero.

"De Rigondeaux se habla hasta cuando no pelea. Con una inactividad bárbara, el sitio Boxingscene.com lo clasificó como el 20mo mejor boxeador -entre milles- de la década recién finalizada. Gana con lo justo, lo mínimo, pero gana y frustra a sus rivales y a los fanáticos que le piden más, sin reparar en abucheos ni muecas", precisó el rotativo.


Vea todas las noticias de hoy

Robeisy Ramírez se lleva victoria por la vía rápida ante Rafael Morales

Los boxeadores cubanos Robeisy Ramírez (izq.) y Yordenis Ugás.

El púgil cubano peso pluma y bicampeón olímpico, Robeisy Eloy Ramírez Carrazana, se apuntó su segunda victoria como boxeador profesional (2-1) en tierras de libertad, tras derrotar al jovencito norteamericano de apenas 18 años de edad Rafael Morales, quien perdió por primera vez en su carrera y ahora tiene record de (3-1), en un combate que se decidió en el cuarto round por la vía rápida.

La pelea de Ramírez, pautada para 6 asaltos, fue la séptima de una cartelera de ocho combates que se celebraron el viernes por la noche en el Miccosukee Resort & Gaming, en las afueras de Miami.

Ganador de preseas doradas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, Ramírez abandonó el equipo cubano durante una gira por Aguascalientes, México, en julio del 2018. Ahora el boxeador zurdo tiene 26 años y está buscando la gloria y un título mundial.

Su debut profesional fue el 10 de agosto del 2019, cuando perdió por decisión dividida contra el poco conocido norteamericano Adan Gonzales. En dicho combate, Ramírez cayó a la lona a finales del primer asalto cortesía de un gancho de la zurda de Gonzales.

Después de esta solida victoria por nocaut, el sueño de Robeisy Ramírez continua en pie aunque aún está muy lejos de un combate a nivel de campeonato mundial.

El cubano David Morrell buscará título mundial profesional en su tercera pelea

El boxeador cubano David Morell. (Captura de video)

El excampeón mundial juvenil en el peso semicompleto (81 kilogramos) David Morrell irá en apenas su tercera pelea profesional por el título interino en la división supermediana (168 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo, durante un cartel que se realizará el 11 de abril próximo en The Armory, en Minneapolis, Minnesota.

Morrell (2-0-2 KO) combatirá con el guyanés residente en Nueva York Lennox Allen (22-0-14 KO), en unapelea pactada a 12 rounds. El villaclareño, quien reside en Minneapolis junto a su novia, no esperaba esta gran noticia, que hace historia, en apenas su tercer pleito profesional y cuando ha sido residente en Estados Unidos por menos de un año.

A lo largo del pugilismo profesional, dos peleadores se proclamaron monarcas mundiales en su tercera pelea: el doble campeón olímpico ucraniano Vasyl Lomachenko y el ídolo de Bangkok, Tailandia, Saensak Muangsurin.

Lomachenko, quien le quitó el invicto al bi campeón olímpico cubano Guillermo Rigondeaux, debutó a nivel profesional el 12 de octubre del 2013 con una victoria por nocaut ante el mexicano José Ramírez.

Sin embargo, en su segundo combate Vasyl fue superado por el también mexicano Orlando Salido. Pese a tener récord de una victoria y una derrota su promotor Bod Arum logró concertar un pleito entre Lomachenko y Gary Allen Russell. El resultado: victotia del ucraniano por decisión dividida 2-1 .

Con ese éxito, el peleador de Bihorod-Dnistrovakyi, Ucrania, ganó la corona vacante de la Organización Mundial de Boxeo en el peso pluma (126 libras).

El tailandés Muangsurin (14-1-11 KO) hizo historia en 1975. Con solo dos triunfos profesionales ante Rudy Barro y Lion Furuyama, en su tercer pleito el púgil de Bangkok derrotó por nocaut al español Perico Fernández, hasta ese momento monarca en el peso superligero (140 libras) del Consejo Mundial de Boxeo.

David Morell, durante su combate contra Quinton Rankin, en noviembre del 2019. (Captura de video)
David Morell, durante su combate contra Quinton Rankin, en noviembre del 2019. (Captura de video)

De esa forma Saensak fue campeón del orbe en tres peleas. El 11 de abril, en Minneapolis, el villaclareño Morrell pudiera convertirse en el tercer púgil en proclamarse titular del mundo en apenas tres combates.

La pelea de Morrell ante Lennox Allen va a ser tensa en el peso supermediano. El guyanés está invicto en 23 pleitos con un empate, pero a sus 35 años, parece que sus mejores tiempos ya pasaron.

También hay que señalar que Allen no pelea desde febrero del 2019, tras derrotar por decisión unánime a Derrick Wedter en las 168 libras. Allen mide 1.85 metros, la misma estatura de Morrell.

Morrell es un peleador semipesado que bajó al peso supermediano. Es un púgil explosivo, pegador, técnico y que tira muchos golpes, se desplaza muy bien a ambos lados y posee rapidez de piernas y manos .

El pugilista antillano tendrá que pelear mentalizado en ir a los 12 rounds, pero seguramente como parte de su estrategia y su plan técnico-táctico seguramente buscará en los primeros rounds la victoria por nocaut.

El cartel será transmitido en vivo a través de la televisión por FOX SPORTS.

El cubano Robeisy Ramírez, listo para ganar este viernes en Miami

El bicampeón olímpico cubano Robeisy Ramírez.

El bicampeón olímpico cubano Robeisy Ramírez se encuentra en óptima forma física para su combate del viernes 21 de febrero del 2020 ante el invicto estadounidense-mexicano Rafael Morales.

El pleito está pactado a ocho rounds en las 125 libras y se realizará en el Miccosukee Indian Gaming Resort, en Miami.

El cartel es organizado por la compañía All Star Boxing, que tiene como presidente al cubanoamericano Félix “Tutico” Zabala y será transmitido en vivo a las 11.30 de la noche por el canal de televisión TELEMUNDO.

Ramírez, de la central provincia de Cienfuegos, (1-1-1 KO) se preparó en Tampa y Miami. La culminación de su etapa final con sparrings libres la llevó a cabo en el gimnasio del licenciado Pedro “Peter” Roque en Miami, Florida.

Rafael Morales (3-0-1 KO) tiene 18 años y nació en Laredo , Texas. Sus padres emigraron de México a Estados Unidos. Sus tres éxitos fueron ante César Castro en dos ocasiones y la otra frente a Erick Rocha.

Morales realizó un cuarto combate ante Henry Arredondo en noviembre del 2019, pero ese pleito fue declarado “nulo”.

Ramírez, por su parte, debutó en el pugilismo profesional el 10 de agosto del 2019 en Filadelfia. El peleador de la Perla del Sur no entrenó fuerte y pagó en el ring esa indisciplina. Perdió ante el agresivo mexicano Adan González por decisión dividida (1-2).

Tras ese fracaso, Ramírez, quien reside en Gulfport, Florida, cambió su actitud y dedicó todas sus fuerzas al entrenamiento. En su anterior pelea superó por nocaut a Fernando Ibarra de Anda, en pelea realizada en noviembre del 2019 en Fresco, California.

El zurdo de Cienfuegos, de 26 años, tiene el talento para ser campeón mundial.

Ramírez tuvo una de las carreras más brillantes a nivel amateur de todos los tiempos. Con 19 años ganó el metal dorado en el peso mosca en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En esa cita veraniega derrotó en su primer pleito al japonés Katsuaki Susa (19 golpes a 7) al tailandés Chat-decha Butdee (22-10), y al británico Andrew Selby (16-11).

En semifinales, Ramírez le ganó al irlandés Michael Conlan (20-10), invicto en 13 peleas profesionales y actual monarca en el peso pluma a nivel Internacional de la Organización Mundial de Boxeo. Por el metal dorado, el zurdo cubano derrotó al mongol Tugstsogt Nyambayar (17-14).

En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, Ramírez subió por segunda vez consecutiva a lo más alto del podio de premiaciones. En Brasil, superó a Shiva Thapa, de la India, al marroquí Mohamed Hamout, al chino Zhang Jiawei, así como a Murodjon Akhmadaliev, de Uzbekistán. En la final, venció al estadounidense Shakur Stevenson por 2 votos a 1 en el peso gallo.

Shakur (13-0-7 KO) es el actual monarca en el peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo y volverá al ring en marzo venidero.

Ramírez también fue monarca en los Juegos Olímpicos Juveniles en el 2010 y en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, tras aventajar al estadounidense John Franklin, al mexicano Braulio Avila y al dominicano Dagoberto Agüero.

En toda la historia de los Juegos Olímpicos de verano, sólo tres púgiles se adjudicaron tres medallas de oro: los cubanos Félix Savón (peso crucero) y Teófilo Stevenson (superpesado) y el húngaro Laszlo Papp, quien fue monarca en el peso mediano (75 kilos) en Londres 1948, así como campeón en el peso ligero mediano (71 kilogramos) en Helsinki 1952 y Melbourne 1956.

Precisamente en Melbourne, Papp dispuso por el metal dorado del boricua José “Chegui” Torres, quien llegó a ostentar el título mundial profesional en el peso semipesado.

Laszlo, quien murió en el 2003 a la edad de 77 años, se retiró invicto en 27 peleas profesionales (15 KO) y fue monarca europeo en el peso mediano.

Pocos peleadores en todo el orbe subieron al podio de premiaciones en “dos” ocasiones en Juegos Olímpicos, y uno de ellos es precisamente Ramírez.

También hay que agregar a esa corta lista al actual campeón mundial profesional en el peso ligero, el ucrariano Vasyl Lomachenko, quien le quitó el invicto al también bicampeón olímpico cubano Guillermo Rigondeaux, el chino Zou Shiming, y los cubanos Angel Herrera (peso pluma), Héctor Vinent (ligero welter), Ariel Hernández (mediano) y Mario Kindelán, así como Boris Lagutin (peso ligero mediano), de la disuelta Unión Soviética.

Rancés Barthelemy irá ante Alberto Puello por corona mundial interina de la AMB

El boxeador cubano Rancés Barthelemy.

El cubano Rancés Barthelemy, exmonarca mundial en los pesos superpluma y ligero, peleará con el dominicano Alberto “La Avispa” Puello por la faja interina de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El combate, pactado a 12 rounds en el peso superligero, tendrá lugar en Las Vegas, el 28 de marzo y será transmitido en vivo a todo el mundo a través del canal de televisión SHOWTIME.

Rancés (27-1-14 KO) entrenó en Las Vegas hasta enero pasado. El guantanamero-habanero estableció su campo de entrenamiento en la ciudad de Miami, en el gimnasio del entrenador cubano Pedro “Peter” Roque.

El púgil se unió también en Miami a uno de los mejores preparadores físicos del mundo, Angel “Memo” Heredia, quien trabaja intensamente con Rancés para que llegue en óptima forma física a su pelea con Puello.

Rancés hace fuerte énfasis en el campo de entrenamiento en la velocidad. Ante “La Avispa”, el cubano tendrá que emplearse a fondo si es que llegan a los 12 asaltos. El plan técnico que debe llevar Rancés es trabajar desde la larga distancia por su mayor alcance y estatura (1.78 metros).

El cubano fue monarca en el peso superpluma (130 libras) en el 2014, campeón de la Federación Internacional y, ese mismo año, ganó el fajín en ese mismo organismo en la división ligera (135 libras).

Rancés trató de convertirse en el primer púgil profesional cubano en toda la historia en ganar tres coronas mundiales, pero perdió en el 2018 ante el ruso Kiryl Relikh por la faja de las 140 libras (peso superligero) de la Asociación Mundial de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo.

En marzo, Rancés cumplirá 11 meses de inactividad. Por ese motivo, en Miami está realizado trabajos fuertes en el aspecto físico y en los sparrings libres.

Puello, por su parte, derrotó en febrero del 2014 a Abrahan Peralta, en Santo Domingo, y de esa forma ganó las coronas Fedelatín, de la AMB, y Latino, del Consejo Mundial de Boxeo en el peso superligero (140 libras).

El dominicano es el actual titular a nivel interino de la Asociación Mundial de Boxeo en las 140 libras, tras imponerse a Jonathan Alonso en julio del 2019 en pelea realizada en el Coliseo Teo Cruz, en República Dominicana.

Dar un favorito es muy difícil, pero nos inclinamos por Rancés debido a su mayor experiencia y el hecho de que se ha enfrentado a peleadores de la talla de Relikh (una victoria y una derrota), además de Robert Easter Jr, Mickey Bey, Denis Shafikov, Antonio DiMarco, Argenis Méndez y Arash Usmanee.

Rancés y Puello no tuvieron destacadas actuaciones en sus países a nivel amateur.

El cubano es hermano de Ledúan y Yan Barthelemy, éste último ganador de la medalla de oro en los 48 kilogramos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Sin embargo, la carrera profesional de Yan no fue la esperada por muchos.

Yan (13-1-4 KO) se retiró con sólo un título, la corona Latino del Consejo Mundial de Boxeo en el peso gallo con victoria ante Alexander Espinoza en el 2009, una pelea realizada en el Mahi Temple, en Miami, Florida.

Yoenis Céspedes negado a hablar con la prensa

En esta imagen del 20 de julio de 2019, el jardinero cubano de los Mets de Nueva York Yoenis Céspedes calienta antes del juego ante los Yanquis de Nueva York, en Nueva York. (AP Foto/Julie Jacobson, Archivo)

PORT ST. LUCIE, Florida, EE.UU. (AP) - Yoenis Céspedes llegó el lunes a los entrenamientos primaverales de la misma manera en que su bate ha permanecido durante buena parte de las últimas dos temporadas: En silencio.

El jardinero de los Mets de Nueva York se refugió en su camerino mientras los reporteros se le acercaban antes del primer entrenamiento de equipo completo y dijo: “Ni hoy, ni mañana, ni en todo el año”, cuando se le preguntó si hablaría.

El cubano, dos veces invitado al Juego de Estrellas, negó que sentir obligación alguna de hablar con la prensa. “Porque no quiero”, explicó.

Cuando se le inquirió si hablaría con sus admiradores, respondió: “Con mis fanáticos, tal vez”.

Céspedes les dio la espalda a los reporteros, se roció loción, dejó la botella en el casillero, prácticamente azotándola.

El pelotero bateó y corrió, pero no ingresó en el terreno con los jardineros cuando sonó la chicharra para que los jugadores de esa posición se dividieran en dos grupos y salieran a fildear por primera vez en los entrenamientos de pretemporada.

Durante la práctica de bateo ante el relevista Michael Wacha, Céspedes conectó una curva y la depositó apenas a la izquierda del poste de foul en el jardín izquierdo _ un tablazo con distancia de cuadrangular _ en su mejor swing de la sesión.

“Es un gran día para él”, dijo el nuevo manager Luis Rojas. “Está concentrado en su progreso. Se vio bien corriendo el día de hoy. Puede realizar los ejercicios de fildeo en este momento. Cuando se enfrentó a Wacha se vio bien, casi como si no se hubiera perdido de nada”.

Céspedes, de 34 años, ganó un Guante de Oro en 2015 y un Bate de Plata al año siguiente. Ha participado en apenas 119 encuentros en sus primeras tres temporadas de un contrato por 110 millones y cuatro años, y sólo 38 desde el final de la campaña de 2017.

Se ausentó buena parte de 2017 con molestias en los tendones de la corva y luego perdió más de dos meses en 2018 con una lesión en la cadera. Se voló la barda en Yankee Stadium en su reaparición, y luego volvió a la lista de incapacitados para que le retiraran fragmentos óseos en el talón derecho el 2 de agosto de 2018, y en el izquierdo el 26 de octubre.

Mientras se recuperaba de las operaciones en sus talones, Céspedes sufrió una fractura múltiple en el tobillo derecho en mayo pasado al sufrir un accidente en su finca ubicada a poca distancia del complejo de entrenamiento de los Mets. En diciembre, él y el equipo acordaron enmendar el contrato para reducir su salario base de 29,5 a 6 millones de dólares.

Obtendría un incremento a 11 millones de estar en el roster activo del equipo de Grandes Ligas durante un día y aumentaría a 20 millones de sumar 650 apariciones al plato, una cifra que ha alcanzado en apenas una ocasión.

Cargar más

XS
SM
MD
LG