Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Reunión de DDHH Cuba-EEUU, se mantienen las diferencias

subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores, Pedro Luis Pedroso Cuesta.

Una vez más la parte cubana enfatizó que La Habana no aceptará injerencias de Estados Unidos el mismo día que Obama afirma en directiva presidencial que EEUU no buscará un cambio de régimen en la isla.

Delegaciones de Cuba y Estados Unidos discutieron por segunda vez el espinoso tema de derechos humanos, como parte del acercamiento diplomático que ambas naciones iniciaron hace más de un año para intentar normalizar sus relaciones tras varias décadas de enemistad.

​El tema es uno de los más sensibles en la relación bilateral, pues Washington presiona a Cuba para cambios en su modelo político que incluyan el pluripartidismo y la libre asociación o apertura a medios de prensa no estatales, la libertad de expresión y asociación. Mientras que La Habana suele acusar a Estados Unidos de politizar los derechos humanos e incumplir normas básicas como salud y educación gratuita que en la nación caribeña son universales o por el trato discriminatorio a las minorías raciales.

La segunda ronda de diálogo sobre derechos humanos, fue escenario para que ambos países expusieran sus marcadas diferencias sin alcanzar avances visibles en el debate.

Una vez más la parte cubana enfatizó que La Habana no aceptará
injerencias de Estados Unidos en sus asuntos internos.

Precisamente el viernes el presidente Barack Obama estableció en su nueva directiva sobre Cuba que Estados Unidos no buscará un cambio de régimen en la isla.

Obama dijo que su Gobierno continuará dejando claro que Estados Unidos no puede imponer un modelo diferente en Cuba, porque el futuro de esa nación depende del pueblo cubano.

El presidente indicó que Washington desea un mayor respeto por parte del gobierno cubano a los derechos humanos universales y las libertades individuales.

Agregó que Estados Unidos alentará al gobierno cubano a respetar los derechos humanos, apoyará a la emergente sociedad civil en Cuba y alentará a los actores no gubernamentales a sumarse a Washington en abogar por reformas.

Obama subrayó que, mientras mantiene su compromiso de apoyo a los activistas democráticos, Estados Unidos también participará con líderes comunitarios, blogueros y activistas en temas sociales que puedan contribuir al diálogo interno en Cuba sobre la participación cívica.

Sin embargo, en declaraciones a la prensa el subdirector de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional de la Cancillería cubana, Pedro Luis Pedroso advirtió: "De nuestra parte no hay una pretensión de aceptar alegaciones que signifiquen una injerencia en los asuntos internos de nuestro Estado",

Pedroso, que lideró la delegación de la isla en esta segunda reunión, explicó que este diálogo "está diseñado para un intercambio entre ambas partes".

"En nuestra opinión permite un mayor conocimiento de los intereses, preocupaciones y concepciones que sostienen las posiciones de ambas partes en materia de derechos humanos", señaló.

En referencia a los señalamientos anteriores hechos por el Gobierno estadounidense a la isla comunista, el funcionario insistió en que la forma en que se organiza el sistema político cubano "no está sobre la mesa de discusión".

Pedroso indicó que Cuba expresó sus preocupaciones sobre la persistencia de patrones de discriminación y racismo, la brutalidad policial, las numerosas y documentadas violaciones a la vida, y se pronunció sobre la situación de las libertades sindicales en EE.UU. El país caribeño llamó la atención sobre "los actos de tortura en cárceles secretas", las muertes de civiles como resultado del uso de drones y cuestionó "de manera especial" la permanencia de una base naval estadounidense en la provincia cubana de Guantánamo y "y las
graves violaciones allí cometidas".

"Si bien el intercambio constató las profundas diferencias entre ambos Gobiernos respecto de las concepciones y el ejercicio de los derechos humanos, Cuba ratificó su voluntad de que ambos países puedan relacionarse dentro del reconocimiento y respeto a esas diferencias", dijo.

La delegación estadounidense que participó hoy en la segunda ronda de diálogo sobre derechos humanos estuvo encabezada por el secretario asistente de la Oficina de Derechos Humanos y Democracia del Departamento de Estado, Tom Malinowski.

A la reunión también asistió la secretaria de Estado adjunta en funciones para Latinoamérica, Mari Carmen Aponte.

Hasta el momento no ha habido comentarios sobre el encuentro por la parte estadounidense que estuvo encabezada por Tom Malinowski, secretario adjunto de Estado para la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU dispuesto a considerar "todas las opciones" con Cuba y preocupado por detenciones de artistas y ciudadanos

Vista de la Embajada de Estados Unidos en Cuba.

El gobierno de Estados Unidos dijo este viernes estar dispuesto a recurrir a todas las opciones en favor del pueblo cubano, particularmente en medio de la pandemia y las penurias que aquejan a la población y mostró preocupación por artistas y ciudadanos detenidos "simplemente por ejercer sus derechos humanos básicos".

Así lo ha confirmado el Departamento de Estado a Radio y Televisión Martí.

“Estamos comprometidos a considerar todas las opciones disponibles para apoyar al pueblo cubano, particularmente cuando enfrenta la pandemia y la escasez de alimentos y atención médica”, dijo un portavoz de la Cancillería consultada por este medio informativo.

Los voceros del régimen cubano y los medios estatales de prensa mantienen que el embargo, al que Cuba denomina "bloqueo", plantea una presión extraordinaria para impedir el envío de insumos y equipos para hacerle frente al coronavirus.

"La Administración se ha comprometido a revisar cuidadosamente la política que rige la relación entre Estados Unidos y Cuba, incluida nuestra postura sobre las sanciones económicas para garantizar que avancen los objetivos que se plantea alcanzar la Administración, incluidos el mejoramiento del bienestar político y económico del pueblo", indicó el portavoz del Departamento de Estado.

En abril de 2020, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos expresó en un comunicado que el embargo no obstaculiza el comercio ni la ayuda humanitaria y que con previa autorización del Departamento de Comercio, pueden ser enviados o llevados a Cuba desde EEUU medicamentos, dispositivos médicos y productos agrícolas.

En un correo electrónico, el funcionario recordó que el Departamento de Estado se ha mantenido activamente y de manera continua interactuando con una amplia gama de actores interesados en el tema y que representan opiniones diversas.

“Los puntos de vista compartidos por cubanos, cubanoamericanos y otras partes interesadas brindan información valiosa a los encargados de diseñar esta política”, agregó el funcionario y enfatizó que artistas, empresarios, periodistas independientes y ambientalistas, así como defensores de derechos humanos, religiosos y representantes de minorías son algunos de los muchos grupos que en Cuba tienen voz y deseos de ser escuchados.

“Buscamos empoderar al pueblo cubano para que determine su propio futuro”, reiteró.

Vale recordar que el informe anual del Departamento de Estado de EEUU sobre la situación de los derechos humanos en Cuba dado a conocer en abril último, menciona torturas, ejecuciones extrajudiciales y otros abusos.

En este sentido el portavoz de la Cancillería dijo que además de escuchar a las partes interesadas de la sociedad civil, “mientras realizamos nuestra revisión de la política entre EEUU y Cuba, continuamos manteniendo los derechos humanos y el apoyo a la democracia en el centro de nuestros esfuerzos”.

Artistas, periodistas independientes y otros activistas de la sociedad civil independiente en Cuba se mantienen vigilados e impedidos de salir de sus hogares.

El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara fue visitado este viernes por agentes de la Seguridad del Estado, preocupados por una supuesta convocatoria del grupo 27N y el Movimiento San Isidro.

"Se acaba de ir la Seguridad del Estado de mi casa preocupados por no sé qué convocatoria, y mi participación junto a mis amigos en el 27N y el MSI. Me informan que varios activistas están sitiados. Estamos puestos y súper conectados. Libertad para mis amigos", escribió el artista en su cuenta en Facebook.

La periodista Iliana Hernández lleva más de 60 días recluida en su domicilio sin orden judicial, y artistas como Tania Bruguera, Carolina Barrero, Katherine Bisquet y Camila Lobón reportaron este viernes estar sitiadas por agentes de la policía política. A la lista se suma la reportera del diario digital 14yMedio, Luz Escobar.

Otros como el rapero Maykel Castillo "El Osorbo", el periodista Esteban Rodríguez y la activista Thais Franco, permanecen en prisión a espera de juicio.

Nos preocupa el bienestar y los derechos de los artistas y otras personas que permanecen detenidos simplemente por ejercer sus derechos humanos básicos, y expresaremos nuestra preocupación y denunciaremos los abusos en el momento que ocurran”, concluyó el portavoz del Departamento de Estado.

Senado de EEUU aprueba The Havana Act para ayudar a personas afectadas por el síndrome de La Habana

Vista de la embajada americana en La Habana el 29 de septiembre de 2017, tras el anuncio del recorte de personal diplomático.

El Senado de Estados Unidos aprobó el lunes por unanimidad el proyecto de Ley de Ayuda a las Víctimas Estadounidenses Afligidas por Ataques Neurológicos, conocida como The Havana Act 2021, en referencia a extraños incidentes que afectaron la salud de varios diplomáticos, empleados y sus familiares y que fueron reportados por primera vez por personal estadounidense y canadiense en La Habana en 2016.

La propuesta legislativa, redactada por el presidente del Comité de Inteligencia Mark R. Warner (D-VA) junto con los senadores Susan Collins (R-ME), el vicepresidente Marco Rubio (R-FL), y Jeanne Shaheen (D-NH), autorizaría apoyo financiero adicional para las personas lesionadas, otorgaría al Director de la CIA, al Secretario de Estado y a otros jefes de agencias autoridad adicional para brindar apoyo financiero y médico a quienes sufren lesiones cerebrales como resultado de estos ataques.

Al menos 130 casos en todo el gobierno están ahora bajo investigación, estos reportan síntomas diversos como fuertes dolores de cabeza, mareos, problemas visuales y auditivos, vértigo y dificultades cognitivas, y muchos miembros del personal afectado continúan sufriendo problemas de salud años después de los ataques.

"A medida que el Comité de Inteligencia continúa presionando para obtener más respuestas sobre estos ataques misteriosos y debilitantes, me enorgullece que el Senado haya aprobado de manera abrumadora este proyecto de ley bipartidista para garantizar que nuestro personal de EE. UU. Reciba la compensación y la atención que se merecen", dijo Warner, presidente del Senado Inteligencia

“Seguimos estando en deuda con estos valientes hombres y mujeres que sirven con orgullo a nuestro país al tiempo que arriesgan su propia seguridad, y este proyecto de ley garantizará que podamos brindarles un alivio financiero mientras buscan tratamiento médico por las lesiones que han sufrido", declaró el senador demócrata.

"Me complace ver que el Senado aprobó esta importante legislación bipartidista, que proporcionará al Director de la CIA y al Secretario de Estado las autoridad necesaria para ayudar adecuadamente al personal de EEUU. Que ha soportado ataques mientras sirven a nuestra nación", dijo el cubanoamericano Marco Rubio.

El republicano por Florida, vicepresidente del Comité de Inteligencia agregó que “no hay duda de que las víctimas que han sufrido lesiones cerebrales deben recibir una atención e indemnización adecuadas. Además, es fundamental que nuestro gobierno determine quién está detrás de estos ataques y que respondamos ”.

Para la republicana Susan Collins “el personal estadounidense que ha sufrido estos ataques mientras prestaba servicios a nuestro país debería ser tratado de la misma manera que trataríamos a un soldado que sufrió una lesión traumática en el campo de batalla”

“Me complace que haya habido un apoyo bipartidista generalizado para mi proyecto de ley, que brindará apoyo adicional a estos empleados gubernamentales que resultaron perjudicados mientras representaban nuestros intereses. También necesitamos un enfoque de todo el gobierno para determinar qué es esta arma y quién la empuña para prevenir futuros ataques y proteger a los estadounidenses ", agregó la republicana.

Para el Senador Shaheen elogió el proyecto de ley bipartidista y prometió seguir trabajando para llegar al fondo de estos ataques y apoyar a quienes sufren lesiones graves.

El proyecto de ley de los senadores Collins, Warner, Rubio y Shaheen fue copatrocinado por los senadores John Cornyn (R-TX), Michael Bennet (D-CO), Roy Blunt (R-MO), Kirsten Gillibrand (D-NY), Richard Burr (R-NC), Martin Heinrich (D-NM), Ben Sasse (R-NE), Dianne Feinstein (D-CA), Tom Cotton (R-AR), Angus King (I-ME), James Risch (R -ID), Richard Durbin (D-IL), Rick Scott (R-FL), Robert Menendez (D-NJ), Richard Blumenthal (D-CT) y Margaret Hassan (D-NH).

El martes, el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo ante el Comité de Asignaciones del Senado que el gobierno del presidente Joe Biden está llevando a cabo una extensa revisión para llegar al fondo de quién o qué causó los presuntos ataques a diplomáticos.

Si Washington tuviera sospechas de que un actor estatal, incluido Rusia u otros, están involucrados en esto, se lo plantearía a ellos, dijo Blinken, pero agregó que, en este momento, Estados Unidos aún no sabe qué o quién está causando estos incidentes.

"Estamos en medio, bajo la dirección del presidente, con el Consejo de Seguridad Nacional a la cabeza, de la coordinación de una revisión de todo el gobierno, incluida la comunidad de inteligencia, el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa, para tratar de llegar al fondo de qué los causó, quién lo hizo, si alguien lo hizo y, por supuesto, atender a las personas que puedan haber sido víctimas", dijo Blinken.

EEUU dice que está en marcha una revisión muy completa de su política hacia Cuba (VIDEO)

El senador estadounidense Pat Leahy (D-VT) saluda al secretario de Estado Antony Blinken cuando llega para testificar sobre el presupuesto del Departamento de Estado ante el Comité de Asignaciones del Senado en el Capitolio.

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo este martes ante el Comité de Asignaciones del Senado que el gobierno del presidente Joe Biden está llevando a cabo una revisión muy completa de su política hacia Cuba.

Ante una pregunta del senador demócrata Patrick Leahy, quien preside el comité, acerca de por qué Washington mantiene relaciones con Vietnam y no con Cuba, Blinken explicó que al hacer la revisión, el gobierno está consultando con miembros del Congreso, personas de diferentes perspectivas, todos los diferentes interesados, tanto en Cuba como fuera de Cuba, ya sean activistas, periodistas, ONG s y la comunidad empresarial, para obtener la mayor cantidad de aportes.

El secretario de Estado precisó que algunos de los principios que guían esa revisión son asegurarse de que se está haciendo todo lo posible para promover la democracia y la libertad del pueblo cubano, y hacerlo de una manera que empodere al pueblo de Cuba para construir su propio futuro y destino.

Blinken también reiteró que Estados Unidos está llevando a cabo una extensa revisión para llegar al fondo de quién o qué causó los presuntos ataques de radiofrecuencia "dirigidos" contra diplomáticos estadounidenses que resultaron en diversas enfermedades neurológicas conocidas como "síndrome de La Habana".

Si Washington tuviera sospechas de que un actor estatal, incluido Rusia u otros, están involucrados en esto, se lo plantearía a ellos, dijo Blinken, pero agregó que, en este momento, Estados Unidos aún no sabe qué o quién está causando estos incidentes.

"Estamos en medio, bajo la dirección del presidente, con el Consejo de Seguridad Nacional a la cabeza, de la coordinación de una revisión de todo el gobierno, incluida la comunidad de inteligencia, el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa, para tratar de llegar al fondo de qué los causó, quién lo hizo, si alguien lo hizo y, por supuesto, atender a las personas que puedan haber sido víctimas", dijo Blinken.

En un parque en Washington, DC, una manifestación pacífica y jornada artística por la libertad en Cuba

Manifestantes en el Meridian Hill Park en Washington, DC, sostienen carteles con el mensaje “Libertad para Cuba”.

Activistas y artistas cubanos vinieron este sábado a Washington, DC, de diferentes ciudades de Estados Unidos pero con el mismo objetivo: pedir por la libertad de los presos políticos y del pueblo de Cuba.

La jornada artística comenzó en el Parque Meridian Hill con varias actividades interactivas para que el público participara. En una de las actividades, los presentes podían escribir en un enorme cartel sus deseos para una Cuba futura. También se pintaron enormes carteles con las caras de algunos presos políticos.

“Los presos politicos cubanos son símbolo del pueblo cubano, el pueblo cubano es un pueblo que está bajo prisión, bajo libertad condicional. Es un pueblo sin derechos”, dijo a Radio Martí , Luis Eligio D’Omni de Proactivo Miami, uno de los grupos que organizó el evento.

Cubanos residentes en Estados Unidos se reúnen para realizar una jornada pacífica
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:57 0:00

El pastor Mario Félix Lleonart dijo que “los presos políticos cubanos representan a Cuba entera que está secuestrada”.

“Esto se tiene que acabar ya. Es hora de que en Cuba se acabe el Patria o Muerte y sea Patria y Vida", añadió el pastor.

La actividad se llevó a cabo bajo el título "Encuentro por la libertad de todos los cubanos".

Luis Manuel Otero Alcántara, exprisionero de conciencia y coordinador del Movimiento San Isidro, dijo que el evento es una "una manera más de apoyar a todos los que están luchando por nuestros derechos".

Primera victoria de una demanda bajo el Título III de la Ley Helms-Burton; multinacional de cemento llega a acuerdo

La fábrica de cemento Carlos Marx en Cienfuegos.

La multinacional de materiales de construcción con sede en Suiza, LafargeHolcim, el pasado 20 de mayo llegó a un acuerdo en una demanda presentada en Estados Unidos que buscaba una compensación por el uso de una propiedad confiscada por el régimen cubano.

En octubre de 2020, un tribunal de Florida aceptó la demanda de indemnización por daños y perjuicios por valor de 270 millones de dólares, presentada a la multinacional LafargeHolcim, el tercer productor mundial de cemento, en beneficio de más de 20 partes, cuyas tierras fueron nacionalizadas en Cuba.

En el terreno de la hacienda azucarera Soledad, confiscada en 1960 a la familia Claflin de Boston, fue construida la fábrica de Cemento Carlos Marx, en la localidad de El Guabairo en Cienfuegos.

La demanda alega que Holderbank (luego nombrada Holcim y LafargeHolcim) ha tenido una participación en la planta de cemento Carlos Marx desde 2001 a través de una "red compleja de empresas y transacciones".

El diario The Miami Herald, en un artículo publicado en 2014, cita una carta del 1 de julio de 2000 firmada por Marcos Portal, entonces ministro de la Industria Básica de Cuba, en la que afirmaba que La Habana había aceptado “la oferta presentada por Ibersuizas-Holderbank de establecer una empresa conjunta en la planta Carlos Marx”.

Un fax fechado el 12 de junio de 2000 del bufete Arnold & Porter de Washington, que entonces asesoraba a Holderbank, les alertó que el proyecto de Cienfuegos representaba un “riesgo significativo e inmediato” bajo la Ley Helms-Burton porque la planta estaba en terrenos confiscados a ciudadanos estadounidenses y les sugirió que la única manera factible era "llegar a un acuerdo negociado” con los ciudadanos estadounidenses que habían sido propietarios de los terrenos.

El acuerdo negociado más de 20 años después de esa recomendación legal marca la primera victoria a favor de unos demandantes bajo el Título III de la Ley Helms-Burton, activado por la Administración Trump desde mayo de 2019.

"Con el primer acuerdo que involucra a reclamantes certificados (de los cuales hay 5.913), es poco probable que la Administración Biden-Harris suspenda las demandas del Título III de la Ley Libertad", explica la publicación especializada en el comercio entre Cuba y EEUU Cubatrade.org.

"Con base en los criterios de adjudicación del Título III de la Ley Libertad, la liquidación podría ser un interés anual ya que el activo fue expropiado, más daños triplicados, sumado a honorarios de abogados por un total que podría llegar a US $ 140 millones", estima CubaTrade, aunque aclara que se desconoce si el demandante o el demandado revelará el monto del acuerdo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG