Enlaces de accesibilidad

Resquicios en política cubana de Trump permiten acuerdo entre American Airlines y Havanatur


Con vuelos a Cienfuegos y Holguín American Airlines inicia el 7 de septiembre de 2016 sus vuelos regulares a Cuba.

La compañía estatal cubana comenzó a vender en todas sus sucursales boletos de la línea aérea estadounidense.

La aerolínea estadounidense American Airlines comercializa desde este lunes sus billetes de avión en Cuba en las más de 80 sucursales en toda la isla del operador turístico estatal Havanatur, según un acuerdo suscrito entre ambas partes.

El acuerdo, firmado el pasado día 11, entró en vigor este lunes.

Citado en una nota de prensa, Ramón Jiménez, gerente para el país caribeño de la compañía, resaltó que, más de dos años después de establecer vuelos regulares a Cuba en septiembre de 2016, la aerolínea estableció recientemente un quinto trayecto diario entre las ciudades de Miami y La Habana.

Además, anunció que desde el próximo año operará una nueva ruta entre Miami y Santiago, ciudad que se convertirá en el quinto destino en Cuba de vuelos de American Airlines.

La aerolínea actualmente tiene 10 vuelos diarios a la isla, la mitad de los cuales operan entre Miami y La Habana. El resto va a ciudades provinciales como Camagüey, Holguín, Santa Clara y Varadero.

La reanudación de los vuelos regulares programados entre Cuba y EEUU tras más de cinco décadas de suspensión fue fruto de un acuerdo de aviación civil. En virtud de ese pacto, la Administración de Barack Obama autorizó a ocho aerolíneas estadounidenses a operar vuelos entre EE.UU. y la isla, los cuales comenzaron en agosto de 2016 en medio del llamado "deshielo".

Los estadounidenses no pueden viajar a Cuba como turistas, pero sí pueden hacerlo si se acogen a alguna de 12 categorías de viajes autorizadas por el gobierno de Obama, que incluyen, entre otras, razones culturales, educativas, deportivas, periodísticas, religiosas, familiares y humanitarias.

El Gobierno de Donald Trump limitó una modalidad de esas exenciones, la de los viajes individuales de estadounidenses a la isla.

También prohibió transacciones entre personas y entidades estadounidenses con unas 180 empresas bajo control de los militares cubanos, principalmente del Grupo GAESA, pero hizo una excepción con las aerolíneas y las compañías de cruceros. Además, la prohibición no se aplica a otras empresas del Estado cubano como Havanatur o los grupos hoteleros Gran Caribe e Islazul.

A pesar del cambio de política de Trump los estadounidenses, incluidos los cubanoamericanos, constituyen el segundo mayor grupo de visitantes extranjeros a la isla después de los canadienses, con más de un millón en 2017.

Reciengtemente la publicación Tourism Review News reportó, sin embargo, una baja en 2018: hasta septiembre de este año habían visitado Cuba unos 430 mil visitantes estadounidenses, una reducción de un 20% en comparación con 2017, al contrario de los viajes de cubano-estadounidenses que experimentaron un alza de 21 %.

(Redactado por Rolando Cartaya con información de American Airlines, EFE, AFP y archivo radiotelevision marti.com)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG