Enlaces de accesibilidad

Cuba

“Queremos vivir como personas dignas" dicen residentes de una favela en pleno Vedado

Ni siquiera la otrora elegante barriada de El Vedado escapa de la indigencia urbana. Detrás de la Necrópolis de Colón y muy cerca del Palacio de la Revolución, sede de los mandarines que gestaron una supuesta sociedad por los humildes y para los humildes y hoy intentan administrar el desastre, se encuentra enclavada La Timba. Una 'favela' con cientos de casuchas en mal estado constructivo, callejuelas sin asfaltar e infraestructura caótica.

Pero en cualquier sitio del Vedado, junto a edificios altos que bordean el soberbio malecón habanero con casas de columnas dóricas, conviven miles de familias en pestilentes solares donde las aguas negras y los excrementos corren por los pasillos de auténticos tugurios en peligro de derrumbe.

A dos cuadras de la Embajada de Estados Unidos en La Habana y colindante al inmueble de diez pisos donde radica el Departamento de Prisiones del Ministerio del Interior, en la Calle K entre 9 y 11, en un caserón de dos pisos marcado con el número 110, residen diez familias que han realizado infructuosas gestiones para evitar que la vivienda se les venga encima.

La vocera del grupo, Bárbara Ramos, 51 años, mestiza de ojos expresivos y verbo apasionado, durante una década trabajó como carpetera en la escuela de Salud Pública y hace dos años montó un negocio de hostelería en su casa. Ella lo ha intentado todo.

Una favela en el corazón de El Vedado
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:25 0:00

“En 2005, cuando por causa de las lluvias se me levantó el piso, plantée mi primera queja. Otros vecinos y yo hemos ido a todas partes. No me ha quedado ministerio o institución por visitar, desde el Instituto de la Vivienda, Poder Popular, Partido provincial hasta el Consejo de Estado”, explica, mientras muestra a Martí Noticias los destrozos que han provocado las lluvias y los huracanes en su hogar.

En una carpeta gruesa, Barbarita, como le dicen, tiene compiladas todas las cartas y las respuestas de las entidades gubernamentales. También, el número de expediente, 2284/05, que le abrieron en el Instituto de la Vivienda.

“Nos han engañado. Nos prometen soluciones que jamás cumplen. Año tras año vienen los especialistas y dictaminan las obras que se deben hacer. Luego nadie hace nada. Cuando el huracán Irma, en 2017, las aguas subieron más de dos metros dentro de mi casa. Los vecinos de la planta baja tuvimos que subir al segundo piso. Lo perdí todo. Las aguas me estropearon todos los muebles y equipos. Las autoridades no nos dieron ni un colchón”, precisa Barbarita.

Varios vecinos escuchan desde un balcón en la segunda planta. María Duarte, 71 años, jubilada, asiente con la cabeza y cuenta que “cuando el ciclón Irma se me abnegaron de agua mis colchones. Nadie nos ofreció nada. Tuve que ponerlos al sol a secar. Estamos cansados de asistir a reuniones donde lo que dicen es mentira. Ya nos cansamos de tanto engaño”.

Barbarita rastreó en Google los perfiles de varios periodistas independientes y decidió amplificar su queja.

“Todo tiene un límite. La propia subdirectora de Vivienda nos dijo: ‘dile a Yank (funcionario importante en el municipio Plaza) que no les diga más mentiras’. El Estado no tiene un lugar donde meterlos. Ni siquiera un albergue. Hay vecinos durmiendo en colchones que se mojaron con agua sucia, se han secado y están durmiendo en ellos. Cuando el paso de Irma, no vino ninguna autoridad. Hace años estamos tratando de resolver nuestros problemas. Que nos entreguen materiales de construcción o nos trasladen a otro lugar. Y no somos los únicos. En el barrio existen casos iguales o peores, como el edificio 113, aledaño a éste".

Sentada en una tosca silla de hierro, la impotencia supera a Barbarita. “He tenido la posibilidad de viajar fuera de Cuba y jamás he decidido quedarme. En este país yo nací, aquí están mis muertos. Lo único que quiero es vivir con dignidad. Vivir como una persona. Eso está recogido en la Constitución”, argumenta y añade:

“Aquí cerca -extiende el brazo en dirección a la Embajada de Estados Unidos- hay varios terrenos yermos. Pero el Estado prefiere entregárselo a instituciones del gobierno o rentarlo a la embajada como parqueo antes de construirles viviendas a personas que la necesitan. Otro terreno yermo, en Línea y K, se lo entregaron al Ministerio del Interior, que construyó un garaje con todos los hierros para guardar sus vehículos. ¿Acaso los carros son más importantes que los ciudadanos?”.

Al residir en una zona baja, donde las inundaciones son frecuentes, y perder la mayoría de sus muebles, electrodomésticos y otros enseres, Barbarita se vio obligada a entregar su licencia de hostelería.

“Me he tenido que ir a vivir con mi esposo. He perdido dinero, que no he podido recuperar para armar mi pequeño negocio. Y lo que es peor, el silencio, la mentira y el engaño es lo único que hemos recibido como respuesta por parte de las autoridades”, finaliza Barbarita, líder de un grupo de vecinos que residen en la Calle K No. 110 entre 9 y 11, Vedado, y han optado por probar otros caminos a ver si acaban de resolver sus problemas.

Solo quieren ser escuchados. Vivir como seres humanos.

Vea todas las noticias de hoy

"Los niños estaban aterrorizados": menores víctimas de acto de repudio en Holguín

Foto de la familia Leyva. Maydolis Leyva Portelles (c), madre de Anairis, Adairis y Fidel.

En la ciudad de Holguín una familia opositora fue acosada en la madrugada y durante todo el día 13 de agosto, en que el régimen celebra el natalicio de Fidel Castro.

Se trata de la activista Maydolis Leyva Portelles quien precisó a Radio Martí que en su vivienda fue, una vez más, blanco de un acto de repudio.

La casa fue "asediada fuertemente" por efectivos policiales e individuos a su servicio desde horas de la madrugada y durante todo el día 13, hasta que se organizó un acto de repudio.

Acto de repudio en Holguín: "Daban vivas al dictador"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:16 0:00

La señora relató que sufrieron todo tipo de provocaciones y que los partidarios del régimen golpeaban por intervalos las puertas y ventanas de su casa, para provocarlos, intimidarlos e impedirles dormir.

"Los niños estaban aterrorizados", relató la activista, quien explicó que tanto ella como sus hijos y nietos duermen en la sala de su casa puesto que el resto de la vivienda está en peligro de derrumbe.

Considerados por AI como "presos de conciencia", Anairis y Adairis Miranda Leyva, y su hermano Fidel Batista Leyva, cumplen este domingo 25 días en huelga de hambre para exigir su liberación.

La organización Amnistía Internacional (AI) reconoció como "presos de conciencia" a los hijos de Maydolis: las gemelas Anairis y Adairis Miranda Leyva y su hermano Fidel Batista Leyva, quienes fueron procesados y encarcelados el 27 noviembre de 2016, dos días después de la muerte de Fidel Castro, y condenados a un año de prisión por "difamación" y "desorden público".

[Entrevista realizada por Ivette Pacheco de Radio Martí]

Reportan 56 nuevos casos de coronavirus en Cuba

Un policía toma la temperatura a viajeros en un punto de control de coronavirus en La Habana. (AP Photo/Ramon Espinosa)

Las autoridades cubanas reportaron 56 nuevos casos de coronavirus este viernes, para un total de 3.229 en un rebrote de la enfermedad que se ha extendido a varias localidades de occidente y centro del país, con alrededor de 277 contagios en la última semana.

El jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán, insistió en su conferencia de prensa diaria en que la capacidad de transmisión del virus "es muy elevada", y deben seguirse extremando las medidas de control.

Con la ayuda de mapas que muestran el rebrote de la enfermedad en la isla, explicó cómo los focos de trasmisión en Artemisa, La Habana y Villa Clara se han extendido a varias localidades de esas provincias.

Un estudio cartográfico señala a los municipios Centro Habana, La Habana Vieja, Cerro, Regla y Diez de Octubre, Plaza de la Revolución, Regla, norte de Marianao, Boyeros y San Miguel del Padrón, y extremo occidental de Guanabacoa como las áreas de mayor vulnerabilidad a la COVID-19 en La Habana, donde este viernes fueron reportados 33 nuevos contagios, reportó el diario estatal Tribuna de La Habana.

A la capital, que mantiene ocho eventos de transmisión local, corresponden 33 de los casos reportados este viernes: La Lisa (15), Habana del Este (5); Boyeros, Diez de Octubre y Playa (2 cada uno), San Miguel del Padrón (3); Plaza, Cerro, Regla y Marianao (1 cada uno).

En la isla permanecen ingresados un total de 592 pacientes con coronavirus, tres en estado crítico y uno reportado de gravedad.

Según el Dr. Durán, el paciente reportado el jueves como fallecido por coronavirus fue descartado, tras un análisis hecho en la necropsia que arrojó que el paciente nunca padeció esta enfermedad. El número de muertes por COVID-19 se mantuvo en 88, de acuerdo al reporte oficial.

Los derrumbes también hacen estragos en el patrimonio nacional

Casa de las Cariátides en Camagüey.

El techo de un edificio patrimonial de la ciudad de Camagüey, conocido como la Casa de las Cariátides, se desplomó este martes aunque sin causar víctimas entre las numerosas familias que lo habitan actualmente.

El camagüeyano Henry Constantín, director del medio digital La Hora de Cuba, lamentó el deterioro progresivo de la casona, ubicada en la Avenida de los Mártires del barrio La Vigía, que fue erigida por el arquitecto catalán Claudio Muns Piqué, un maestro de la tendencia modernista en la arquitectura de principios del siglo XX.

Es una de las tres o cuatro edificaciones más vistosas de la zona de La Vigía ...


“Todavía tiene valores que conservar sobre todo en el exterior. Desde hace años, nos hace llorar por dentro a muchos camagüeyanos que pasamos por ahí. Es una de las tres o cuatro edificaciones más vistosas de la zona de La Vigía pero de difícil restauración por tratarse de una estructura compleja, de más de un piso y dividido en pequeños apartamentos”, dijo Constantín a Radio Televisión Martí.

“Si el Estado no se envalentona y hace una inversión fuerte en la que no obtendrá ninguna rentabilidad económica, lo vamos a perder por completo”, resaltó el comunicador.

Casa de las Cariátides en la ciudad de Camagüey.
Casa de las Cariátides en la ciudad de Camagüey.

Por su parte, la arquitecta Odalys Ramírez manifestó en un comentario en Facebook que "hace mucho tiempo que se sabe del deterioro del inmueble y de la cantidad de transformaciones que tiene en su interior", las cuales representan "cargas añadidas" que "contribuyen al sobrepeso de los entrepisos".

El centro histórico de Camagüey fue declarado en el 2008 Patrimonio Cultural de la Humanidad pero “la conservación del patrimonio en Cuba atraviesa, desde hace decenios, una situación grave y me refiero a construccionesrelacionadas con el espacio público, que tienen un valor histórico cultural, datan de casi un medio siglo y tienen estilos y características inestimables”, apuntó Constantín.

a conservación del patrimonio en Cuba atraviesa, desde hace decenios, una situación grave ...


En ese sentido, Vladimir Calderón Frías, quien trabajó en la Comisión Provincial de Monumentos de la Oficina del Historiador de La Habana, explicó a nuestra redacción que “el régimen da prioridad a los planes que son de interés económico, como la construcción de establecimientos para recaudar divisas, la rehabilitación o mantenimiento preventivo a gran escala de hoteles, las inversiones de interés turístico netamente y descuida, totalmente, el Plan de Conservación y Rehabilitación del Patrimonio. Esta situación la empeora el desvío de los pocos recursos asignados a la restauración o conservación”.

“Numerosos arquitectos y urbanistas han presentado proyectos de rehabilitación, incluso de conjuntos urbanos dentro de la capital, y se han quedado en gaveta porque no se pueden asumir iniciativas de envergadura debido a la situación económica que atraviesa el país desde hace mucho tiempo”, puntualizó Calderón.

El periodista independiente se refirió, además, a ciudades, que no están dentro de la ruta turística,con edificios patrimoniales, dañados por el medio ambiente, por el paso del tiempo, por el propio hombre, que están en completo abandono porque no aportarían un beneficio en divisas.

Vista del segundo piso de la Casa de las Cariátides en la ciudad de Camagüey.
Vista del segundo piso de la Casa de las Cariátides en la ciudad de Camagüey.

“Abundan, sobre todo en las capitales de provincia y en algunos pueblos como Nuevitas, Sagua la Grande, Gibara, Puerto Padre, derrumbes de obras que pudieron haber sido conservadas si se invertía en ellas”, señaló.

Por su parte el historiador de arte Julio Aleaga Pesant acotó que “el derrumbe parcial del edificio de las Cariátides es parte de otros tantos derrumbes que están ocurriendo.”

“El patrimonio y la conservación en Cuba es una de las grandes glorias de la nación cubana. ¿Y por qué digo esto? Lo vemos en los que viven en el exilio. Donde quiera que hay una comunidad de cubanos, ellos cuidan y protegen nuestra herencia cultural, arquitectónica, urbanística”.

“Lo cierto es que en la Isla hay una gran cantidad de profesionales muy calificados que han dedicado su vida al rescate del acervo cultural de nuestro país pero lamentablemente esta visión de nación del cubano choca contra la corrupción y dejadez del gobierno”.

esta visión de nación del cubano choca contra la corrupción y dejadez del gobierno ...


“Por supuesto,el gobierno se dio cuenta pronto que había un maná de dónde sacar dinero de las ayudas internacionales, como las de la UNESCO [Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura]. Ahí está Eusebio Leal, recientemente fallecido, y su Oficina del Historiador, y por eso se crearon dependenciasde este tipo en varias localidades del país”, destacó Aleaga.

Por entonces, muchas joyas arquitectónicas que servían como viviendas multifamiliares y se desintegraban frente a la indolencia de las autoridades, fueron consideradas un atractivo turístico y tomadas por las direcciones provinciales para su explotación comercial. Sus habitantes fueron desalojados y llevadosa albergues o apartamentos levantados por las llamadas“microbrigadas”.

Activista del MCL recibe amenazas policiales

Yordan Mariño (Izq) junto a Eduardo Cardet Ambos del MCL en Cuba,

La policía política amenazó este jueves a Yordan Mariño Fernández un joven campesino que integra el Movimiento Cristiano Liberación, con llevarlo a prisión por una causa común.

Acoso y amenaza a activista del MCL
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:34 0:00

Mariño residente en el poblado holguinero de Velazco, dijo a Radio Televisión Martí que fue abordado en plena calle por el oficial de la policía política quien le reiteró "que todas las herramientas de la represión estaban sobre la mesa y que tendrían tolerancia cero con los opositores al régimen".

El acoso contra el activista se ha incrementado. Semanas atrás un capitán de la policía política, lo amenazó con “presionar” a los funcionarios del Ministerio de la Agricultura para que le confisquen las tierras en las que trabaja para mantener a su familia.

En julio pasado Mariño fue detenido por hacer homenaje a Oswaldo Payá y a Harold Cepero y amenazado con quitarle la tierra que el trabaja y fabricarle una causa común para encarcelarlo.

Prolifera el dengue pero la campaña preventiva se queda sólo en la TV

Una fumigación en Cuba.

Sumado al rebrote del COVID-19 en Cuba, ahora hay una presencia significativa de casos de dengue en las provincias de Villa Clara y Sancti Spíritus.

Con la llegada del verano y el incremento de las lluvias, aumentan las condiciones ideales para la proliferación del mosquito Aedes Aegypti, transmisor de la enfermedad.

La campaña de detección por barrios está muy deteriorada, no se están realizando las pesquisas, tampoco hay labores de saneamiento y mucho menos, fumigación, según alertaron residentes en barrios afectados por el incremento de los casos en esos territorios, entrevistados por Radio Televisión Martí.

Prolifera el dengue en provincias centrales
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00


En la ciudad de Santa Clara, hay muchos barrios con una situación seria ante el incremento de los casos de dengue, uno de ellos es el reparto Virginia, donde reside el periodista independiente Guillermo del Sol.

El comunicador asegura que además de los niños ingresados, las personas mayores se niegan al internamiento en los centros de aislamiento debido a las malas condiciones de estos lugares.

Del Sol explica que ayer miércoles sostuvo una discusión con uno de los jefes de la campaña en el territorio, debido al abandono de las autoridades de Salud Pública en la ciudad ante el cuadro epidemiológico que enfrentan, como, por ejemplo, el vertimiento de dos cañadas que conducen los desechos de aguas negras de los edificios del propio barrio y de la escuela de trabajadores sociales.

En plena pandemia de coronavirus la incidencia del dengue agrava el panorama epidemiológico sobre todo para la detección de la enfermedad, pues los síntomas pueden ser confusos para el diagnóstico correcto.

Una investigación reciente publicada por el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí explica que tanto el dengue como el COVID-19 tienen un periodo febril y otro crítico, "ambas son infecciones sistémicas y sus síntomas iniciales pueden ser parecidos entre sí y no ser los mismos del cuadro típico o característico posterior, particularmente en la edad pediátrica. El dengue define su curso en una semana y la enfermedad por el nuevo coronavirus tiene al menos tres semanas para su restablecimiento o evolución fatal"

En la capital provincial de Sancti Spíritus actualmente hay niños ingresados en el hospital infantil José Martí a causa del dengue, pero persisten los problemas con la recogida de basura, sobre todo en la periferia de la ciudad.

Además, existen grandes acumulaciones de agua en los charcos por falta de reparaciones de la empresa de viales, así como averías hidráulicas y de aguas albañales que la empresa de comunales no logra solucionar, reporta el también comunicador Adriano Casteñada.

"Están tan preocupados por el COVID-19 que se han olvidado del dengue", dijo el entrevistado, alertando que el "descontrol es total".

También en la ciudad de Santa Clara, el barrio La Riviera, lleva siete días con una delicada situación epidemiológica, donde cada día aumentan los ingresos y es muy lamentable que no se ha presentado ningún personal de Salud Pública.

Los vecinos se sienten totalmente desamparados, ni siquiera han enviado al lugar la brigada de saneamiento y fumigación, destaca el cuentapropista Yoel Espinosa Medrano.

“La campaña contra del mosquito está en los medios de comunicación, pero en la práctica, en el terreno no existe”, asegura Espinosa.

Y en el municipio de Jatibonico, en el territorio espirituano, no se realizan los autofocales, la fumigación es insuficiente y parece que por falta de recursos el químico que están utilizando no destruye el mosquito. Años atrás el que usaban eliminaba hasta las cucarachas, comenta el residente Vladimir Ríos Cruz.

Esta semana se han reportado nuevos casos de COVID-19 en varios municipios de las provincias centrales de Villa Clara y Sancti Spíritus.

Cargar más

XS
SM
MD
LG