Enlaces de accesibilidad

Reporteros Sin Fronteras demanda papel para periódicos venezolanos


El diario venezolano El Impulso anuncia a sus lectores que tendrán papel para la próxima semana.

“La carencia de papel representa una censura indirecta y constituye un golpe al pluralismo y a la libertad de información," declaró la responsable del Despacho Américas de esa organización.

Ni siquiera el diario más antiguo de Venezuela se ha salvado de la escasez de papel, una especie de “censura indirecta” del gobierno de Nicolás Maduro, que critica hoy la organización Reporteros Sin Fronteras.

A punto ya de interrumpir sus operaciones, El Impulso logró negociar con las autoridades el suministro “urgente” de papel, pero esta es solo una solución temporal. Mientras, las trabas gubernamentales han provocado la interrupción o reducción del tiraje de más de 37 periódicos de ese país.

La responsable del Despacho Américas de Reporteros sin Fronteras, Camille Soulier, declaró que “la carencia de papel representa una censura indirecta y constituye un golpe al pluralismo y a la libertad de información, gravemente afectados en Venezuela”.

“El hecho de que se pueda suministrar papel de forma ‘urgente’ demuestra que la resolución del problema de la escasez de papel que afecta a la prensa depende de la voluntad del gobierno”, señaló Soulier.

El Impulso, fundado en 1904, había anunciado que a partir del domingo 14 de septiembre dejaría de circular mientras no se resolviera el problema de escasez de papel. Antes habían emprendido ya diversas medidas de austeridad para extender la existencia de sus reservas de papel.

Tras una negociación entre la Dirección del diario y la Corporación Maneiro, entidad gubernamental responsable de la distribución del papel periódico, y con la mediación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, se llegó al acuerdo de que se enviaría a El Impulso un cargamento “urgente” de bobinas de papel, detalla un informe de RSF.

La supervivencia del periódico a largo plazo dependerá de futuras negociaciones que garanticen un abastecimiento regular de papel. Por el momento solo disponen de las 24 bobinas necesarias para la próxima semana.

En nombre de RSF, Soulier pidió que “se tomen medidas similares para apoyar a todos los periódicos del país que se han visto obligados a reducir su número de ejemplares o a suspender su tiraje, independientemente de cuál es su línea editorial”.

"El gobierno de Nicolás Maduro –advierte RSF– ha emprendido una serie de reformas legales y de compras de empresas que favorecen la creación de medios de comunicación progubernamentales. Estas medidas, que buscan acallar a una oposición a veces extrema, no han hecho sino atizar la polarización que padece el país".

En su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de 2014, la organización situó a Venezuela en el lugar 116, entre 180 países.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG