Enlaces de accesibilidad

USAGM - Noticias destacadas

Reporte de EEUU sobre incremento de la represión en China y la exportación del autoritarismo

Enfrentamiento de la policía China contra uigures.

La situación de los derechos humanos en China está "cuesta abajo prácticamente en todas las medidas" bajo el Presidente Xi Jinping y Beijing está utilizando su creciente poder para difundir prácticas autoritarias fuera de sus fronteras, aseguró un panel asesor del Congreso de Estados Unidos dijo en miércoles.

El informe anual de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CECC) catalogó los perennes problemas de derechos humanos, incluidos los presos políticos, encarcelamiento de periodistas, la represión de la religión y censura en internet.

La edición de 2018 pone especial énfasis en la encarcelación de los uygures y otros musulmanes en Xinjiang, el creciente control del partido comunista sobre sociedad y empresa y el uso de la tecnología como una herramienta de represión.

"El autoritarismo de China directamente amenaza nuestras libertades, así como nuestros más profundos valores y los intereses nacionales," dijo en una declaración el senador Marco Rubio, Presidente de la CECC y el representante Chris Smith, Co-Presidente de la CECC, citando la página 244 del informe.

"Además, el 'brazo largo' del partido comunista chino se extiende más allá de las fronteras de China y es cada vez más omnipresente y polifacético," es escribieron los legisladores, al tiempo que advirtieron que bajo Xi, las prácticas chinas están siendo exportadas alrededor del mundo.

"Vemos una China ascendiente, cada vez más agresiva, tratando de tomar protagonismo en el mundo y al hacerlo, determina nuevas normas mundiales sobre desarrollo, comercio, internet y hasta los derechos humanos. "Todo el tiempo, el carácter autoritario fundamental del sistema político de China sigue siendo el mismo", escribieron.

Las condiciones de los derechos humanos en China han sido extremas y en una "continua trayectoria cuesta abajo por prácticamente todas las medidas desde que Xi Jinping se convirtió en Secretario General de partido comunista en 2012 y Presidente en 2013," dice la declaración.

"De particular preocupación son los arrestos masivos y arbitrarios, de hasta 1 millón o más uigures y otras minorías étnicas musulmanas en los campos de "reeducación política"en el oeste de China".

A principios de abril de 2017, los uigures, acusados de albergar "opiniones religiosas fuertes" e ideas "políticamente incorrectas", han sido encarcelados o detenidos en campos de reeducación, donde impera la discriminación generalizada, la represión religiosa y la supresión cultural. Beijing dice que está luchando contra el extremismo y dando formación profesional a los uigures.

El CECC citó informes que indican que la redada de los uigures ha sido la encarcelación masiva más grande desde la segunda guerra mundial y dijo que las autoridades utilizaron una retórica política alarmante que evoca imágenes de "racismo formal" de apartheid de Sudáfrica.

"Las detenciones parecen ser indefinidas en la mayoría de los casos. Las autoridades del gobierno regional habría ordenado a funcionarios de algunas jurisdicciones de la región cumplir cuotas de detención, y los orfanatos locales tienen hacinamiento por la cantidad de niños que requieren cuidado mientras sus padres están en los campamentos", dijo el informe, que citó a grupos de derechos humanos y los medios de comunicación, incluyendo de la RFA.

El CECC también citó informes de que «autoridades chinas tratan de influir, intimidar y hostigar a otros uigures que viven en el extranjero, incluyendo en los Estados Unidos, para conseguir que vuelvan a China, o los controlan y silenciar en el extranjero.

"La competencia del partido continuó ampliándose en muchos sectores de la vida pública, eliminando la separación tenue que existían previamente entre los organismos del partido y del gobierno", dijo el reporte.

Bajo el control de Xi, el partido comunista ha usado múltiples métodos "exportar su autoritarismo".

Las prácticas de China incluyen "injerencia en las instituciones multilaterales; amenazar e intimidar a defensores de los derechos y sus familias; imponer mecanismos de censura de editoriales extranjeras y empresas de medios de comunicación social".

Otras medidas por el grupo incluyen "influir en las instituciones académicas y análisis crítico de la historia pasada de China y las políticas actuales; y amenazar a las empresas estadounidenses que no se ajustan con la narrativa de China en "temas sensibles" como Tíbet, Hong Kong y Taiwán, apunta el informe.

El partido comunista impulsa el control y vigilancia total de la nación de 1,3 billones de personas, también ha desplegado los últimos desarrollos tecnológicos, incluyendo el sistema de "Skynet" que incluye cámaras de vigilancia (más de 27 millones en todo el país y el programa "Ojos agudos", diseñado para extender la vigilancia a las zonas rurales.

"De acuerdo con la tendencia en cuanto a alcance de expansión de la parte, la Comisión observa el partido y el Gobierno sí mismo reinsertar en la vida privada de los ciudadanos chinos a través de la mayor recogida de datos biométricos, creciendo las redes de vigilancia, y continuó el desarrollo del sistema de crédito social,"dijo el informe.

La Comisión observa que el Partido y el Gobierno se reinsertan en la vida privada de los ciudadanos chinos a través de la recogida de datos biométricos, multiplicando las redes de vigilancia y el desarrollo del sistema de crédito social", dijo el informe.

El sistema de crédito social pretende premiar o castigar a una gama de conducta económica, social y política.

La ex colonia británica de Hong Kong, que en 2017 marcado de 20 años desde que entró bajo el gobierno de Pekín, está perdiendo la autonomía prometida, dijo el informe.

El CECC citó la prohibición de partidos políticos y los políticos en Hong Kong, la selección de candidatos y el estrechamiento del espacio para el debate en la ciudad meridional China, que funciona como una región autónoma especial.

Duras políticas chinas en el Tíbet permanecieron sin cambios, dijo.

"El partido y el gobierno continuaron implementando políticas represivas en áreas autónomas tibetanas, incluyendo vigilancia amplia e intrusiva, estrictas regulaciones y normas para restringir los derechos religiosos y culturales tibetanos y muestra generalizada de policía y fuerza militar", dijo el informe.

En la recomendaciones del CECC al Congreso destaca la necesidad de un "reajuste" de la política estadounidense hacia China, en el que los derechos humanos y el estado de derecho ya no son "temas tangenciales en las relaciones bilaterales" y en cambio están en la vanguardia.

El gobierno estadounidense debe abogar por presos políticos, dar prioridad a la libertad religiosa en la diplomacia y responsabilizar a funcionarios de abusos, dijo.

En concreto, los Estados Unidos debe llamar al gobierno chino a poner fin a la detención arbitraria y masiva de uigures, kazajos, kirguises, Hui y otros en centros de "reeducación política".

Washington también debe presionar a los funcionarios chinos para permitir que a los funcionarios estadounidenses, diplomáticos de otros países, funcionarios ONU, organizaciones humanitarias y periodistas internacionales puedan visitar la región e investigar las denuncias de detención arbitraria, dijo.

El CECC también hizo un llamado para que los gobiernos y organizaciones internacionales no gubernamentales compilen información sobre los funcionarios responsables de las detenciones masivas arbitrarias y del abuso en los campos para posibles sanciones bajo La Ley Magnitsky.

En agosto, Rubio, Smith y otros 15 legisladores escribieron al Secretario de Estado Mike Pompeo sobre la aplicación de sanciones de Magnitsky al Secretario del Partido Comunista de la región Chen Quanguo, quien ha encabezado las políticas duras contra los uigures.

[Escrito por Eugene Whong de Radio Free Asia]

Vea todas las noticias de hoy

Al habla con Laurence, la hija del escritor marxista Régis Debray

Hija de hombre de confianza del Che rechaza ideología Marxista
please wait

No media source currently available

0:00 0:04:43 0:00

La escritora Laurence Debray, hija de los intelectuales Régis Debray y Elizabeth Burgos, visitó los estudios de Radio y Televisión Martí este jueves, en donde respondió a preguntas sobre su libro Hija de revolucionarios, (Stock, 2017. Edición francesa), la visita a un campamento de pioneros en Cuba con solo 10 años y otros temas.

Debray respondió a preguntas de Tomás Regalado, director de Radio y Televisión Martí, y del politólogo boliviano Carlos Sánchez Berzaín, director del Instituto Interamericano por la Democracia y conductor del programa Libertad y Democracia*, que se trasmite semanalmente por esta estación.

Carlos Berzaín (izq.), conductor del programa "Libertad y Democracia"; Tomás Regalado (centro), Director de Radio Televisión Martí y la escritora Laurence Debray.
Carlos Berzaín (izq.), conductor del programa "Libertad y Democracia"; Tomás Regalado (centro), Director de Radio Televisión Martí y la escritora Laurence Debray.

Laurence Debray nació en 1976, cuando ya los sucesos que llevaron a la captura de Ernesto Che Guevara en Bolivia tenían una década de debate. Su padre, un filósofo seguidor del marxismo, fue amigo del dictador Fidel Castro y el guerrillero comunista, a quien acompañó en su aventura en Bolivia.

Régis Debray fue capturado en abril de 1967, antes que dieran muerte al Che Guevara. Un tribunal lo condenó a 30 años de cárcel, pero el gobierno de Juan José Torres lo amnistió en 1970.

Para Laurence, tal como dijo en la entrevista, "aquello seguía siendo un enigma", incluso las acusaciones de que fue el propio Debray el que habría entregado al guerrillero a las tropas bolivianas y estadounidenses.

A la pregunta sobre cómo recuerda a sus padres en esos años iniciales, la escritora respondió que para ella había sido una niñez particular.

“En realidad yo nací después de la aventura latinoamericana de ellos. Yo soy como un elemento de integración de ellos”, indicó.

La fuerte influencia marxista de sus padres la marcó desde la temprana edad, aseveró. “Con ellos aprendí que la política podía ser trágica y que todo era muy maniqueísta, todo era blanco o negro: no podía beber Coca Cola porque era americano, mientras que todos mis amigos lo podían beber”.

La dicotomía de su vida la vivió entre sus abuelos paternos. “Eran grandes burgueses, mi abuela hacía política de parte de De Gaulle; vivía una vida con ellos muy acomodada, y con mis padres", cuyo objetivo en aquel entonces, señala la joven, era "salvar al Tercer Mundo".

“Hija de revolucionarios”

En el libro cuento que mis padres me habían un poco escondido ese pasado revolucionario. No sabía nada. Cada vez que hacía preguntas, no me contestaban. Cuando supe, por casualidad, en la escuela, a los 6 ó 7 años, que mi padre había sido prisionero, trato de hacer un par de preguntas y no me contesta, no quiere hablar.

Para mí era importante, por fin, conocer esa historia. Entonces fui a los archivos, estuve leyendo mucha prensa de la época, para hacerme una idea de los desafíos de ese periodo que era la Guerra Fría, la segregación en Estados Unidos, y saber cómo mis padres quisieron impactar en la historia grande, y cómo yo pude vivir del lado íntimo y familiar ese compromiso político.

Mi padre me dijo: ‘Bueno, ya tienes edad para escoger entre Estados Unidos y Cuba’. Yo no tenía ni idea de la política a esa edad. Entonces me mandó un mes a Cuba y otro mes a un campamento en California.

La primera vez que voy a Cuba tengo 10 años, no hablo español y me mandan a un campamento de pioneros a pasar un mes ahí. En Cuba, en el campamento, hay entrenamiento con armas, clases de ideología marxista.

La gran diferencia (con California) es que en Cuba me pidieron alzar la bandera francesa y cantar la Marsellesa. En Estados Unidos había que hacerlo con la bandera americana y yo me sentía muy mal y me decía: ‘yo no soy americana, no lo tengo que hacer’. Fueron grandes recuerdos para mí. Regresé a casa y les dije, ni Estados Unidos ni Cuba, yo me quedo en Europa, por favor.

*Puedes ver la entrevista completa próximamente en el programa Libertad y Democracia, por Televisión Martí

Comienza serie de TV Martí, La Iglesia que creció con el exilio

La Iglesia que creció con el exilio logo

Este domingo el calendario católico celebra el comienzo de la Semana Santa con la fiesta litúrgica del Domingo de Ramos.

La jornada religiosa sirve también de marco al lanzamiento de la serie de Televisión Martí, La Iglesia que creció en el exilio, cuyo primer capítulo saldrá al aire este sábado a las 7.00 PM.

RadioTelevisiónMartí.com aprovecha la oportunidad para recoger esta breve reflexión del padre José Luis Menéndez, párroco de la Iglesia Corpus Christi, de Miami, sobre estas fechas religiosas.

Padre José Luis Menéndez, párroco de la iglesia Corpus Christi, de Miami
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:11 0:00

Fallece Juana Isa, periodista de Radio Martí

Juana Isa

Con profunda pena damos a conocer la muerte de la periodista cubana Juana Isa, quien trabajó en Radio Martí durante más de veinte años.

Falleció este fin de semana a la edad de 79 años.

Juana Isa, una incansable luchadora anticastrista, trabajó en varios programas radiales en esta emisora, entre ellos Primera Plana, Nuestra América y la sección Un tema y dos opiniones.

En su condición de reportera y presentadora de programas, entrevistó a varios presidentes latinoamericanos y otros políticos, quienes con frecuencia respondían a sus llamadas telefónicas.

Le sobreviven una hija y un hijo, a quienes hacemos llegar nuestro más sentido pésame.

Exhiben en Miami "Cuba 60 años" producida por Radio TV Martí

Vista del publico asistente a la presentación de "Cuba 60 años de dictadura Comunista" en el Teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, el sábado 12 de enero del 2019. Photo Roberto Koltun OCB Staff.

La serie documental "Cuba, 60 años", producida por Radio Televisión Martí fue presentada este sábado en el teatro Manuel Artime en La Pequeña Habana de la ciudad de Miami, ante una concurrencia que colmó la sala, integrada en su gran mayoría por exiliados cubanos.

La serie está compuesta de 35 programas de radio y 7 episodios de televisión, y es el fruto del trabajo de un equipo que pasó meses recopilando información sobre las seis décadas del gobierno castrista y la lucha del pueblo cubano contra la dictadura.

"Cuba 60 años" se basa en más de 200 entrevistas con los protagonistas de la Historia de Cuba y en valioso material de archivo. Es una cronología de acontecimientos históricos de las últimas seis décadas con testimonios de los protagonistas de la historia de Cuba que nunca han contado los medios de comunicación controlados por el régimen en la isla.

“Este ha sido el proyecto más importante que ha hecho Radio y Televisión Martí en toda su historia, dedicado a buscar la verdad que ha sido mutilada por la dictadura”, dijo Alvaro Alba, productor ejecutivo de la serie documental. “Hemos logrado sintetizar las seis décadas de la implantación del régimen comunista y de la resistencia del pueblo cubano”, añadió.

La dirección general del proyecto estuvo a cargo del Director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB, por sus siglas en inglés), Tomás Regalado y en el mismo participaron un buen número de reporteros, camarógrafos, técnicos y personal en general dedicados a la búsqueda de información en bibliotecas de universidades, publicaciones periódicas y medios de prensa.

Vea aquí el especial "Cuba 60 años"

“Nos sentimos muy orgullosos del equipo de Radio y Televisión Martí y orgullosos de la presencia masiva que tenemos aquí en el día de hoy”, dijo Regalado.

En el equipo de realización participaron los productores de radio Jaime Almirall Jr. y Alejandro Zayas-Bazán, los productores de televisión Cristina Sansón (directora de Televisión Martí), Magdiel Aspillaga y José Valois, y los camarógrafos Roberto Koltún, Jesús Acosta y Rodolfo Hernández.

Rusia sanciona a Ucrania, de nuevo

Muro fronterizo entre Rusia y Ucrania en Crimea.

Radio Europa Libre reporta que el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, amplió la lista de personas y empresas ucranianas sancionadas por Rusia.

Medvédev aumentó en más de 200 el número de sancionados con el supuesto fin de "defender los intereses del Estado, las compañías y los ciudadanos de Rusia".

El primero de noviembre el Ejecutivo ruso adoptó sanciones económicas contra 322 ciudadanos y 68 compañías de Ucrania, en cumplimiento de una orden del presidente Vladímir Putin.

Las sanciones incluyen la congelación de cuentas y propiedades en territorio ruso, y la prohibición de realizar transacciones bancarias.

Algunas de las personas en la lista original son el ministro del Interior, Arsen Avakov, el jefe de Seguridad, Vasyl Hrytsak, los exprimeros ministros Yulia Tymoshenko y Arseniy Yatsenyuk, y el líder de los tártaros de Crimea, Mustafa Dzhemilev.

Estas acciones rusas son en represalia a las medidas tomadas por Ucrania contra Rusia tras la ocupación y anexión de Crimea en el 2014.

Ucrania también ha protestado contra el apoyo ruso a los rebeldes separatistas en la región oriental del país. Las protestas de Ucrania contra el Kremlin cuentan con el apoyo de Estados Unidos y de la Unión Europea.

Aunque Rusia ha negado que esté participando en los combates en el este de Ucrania, la Corte Penal Internacional concluyó que ese conflicto es entre Ucrania y la Federación Rusa.

Cargar más

XS
SM
MD
LG