Enlaces de accesibilidad

Economía

La tajada que saca el Estado al permitir importar y exportar a negocios privados

Empleados descargaban mercancía la semana pasada en la primera tienda mayorista para el abastecimiento de cuentapropistas en La Habana (Alexandre Meneghini/Reuters).

Una revisión de la lista de 36 empresas estatales que el sector privado está obligado a usar en Cuba para importar y exportar mercancías deja ver que el gobierno aún se reserva cuánto cobrará por la “gestión” de sus intermediarios y que pretende usarlos para seguir explotando la exportación de servicios profesionales y de mano de obra.

También: que ETECSA es la única entidad que no ofrece nombres de personas de contacto para recibir solicitudes de mediación.

Además: que las ofertas de algunos de esos servicios profesionales descritos para la exportación hacen suponer una experiencia de libre mercado ajena a la realidad cubana, y que los comentarios de los propios lectores de los medios oficiales no son nada complacientes a la hora de juzgar la decisión del gobierno de imponer la mediación.

“Está forma de gestión no logrará el por ciento de clientes que se piensa, y tiene muchas manifestaciones en contra, ya que aquellos que tienen facilidades de viajar o tienen proveedores en el extranjero no necesitan de un intermediario para importar o exportar”, escribió Armando Enrique al pie de una nota reciente en el periódico Granma.

Basta cumplir las regulaciones aduanales, comenta el lector, y se pregunta por qué si su familia le envía un auto desde el extranjero, hace falta un intermediario que cobre sin hacer gestión alguna.

“Tampoco está claro si cuando yo exporte, la empresa estatal me pagará de inmediato o tendré que esperar a que llegue al destinatario”, alerta. “Aquí [en Cuba], ¿quién asume la responsabilidad de los incumplimientos de los tiempos pactados? Si el destinatario manifiesta inconformidad, ¿quién pagará las penalidades?

Me parece que las trabas continúan, escribió Roberto también en la sección de comentarios de los lectores de la edición digital de Granma.

La intermediaria estatal que aparece en el directorio con el número 31, Dinvai Construcciones, S.A., dice gestionar “asistencia técnica y fuerza de trabajo, consultoría técnica y diseño de proyectos y gerencia de obras y dirección integrada de la construcción”, además de “servicios de montaje especializado de la construcción”.

En un país donde los únicos grandes inversionistas (los militares, con su consorcio GAESA) contratan a una empresa francesa, Bouygues Bâtiment International (BBI), para construir el hotel Manzana Kempinski, y esa empresa francesa a su vez importa trabajadores hindúes, el gobierno asegura que Dinvai Construcciones, S.A., “garantiza la Gestión Integral de proyectos constructivos desde su concepción hasta su puesta en marcha con la participación fundamental de empresas especializadas del sector construcción”.

INTERAUDIT, S.A., por ejemplo, se especializa en “servicios profesionales asociados a las actividades de auditoría y asesorías técnicas y de negocios”, mientras que la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales (CINESOFT) se ofrece como “plataforma de educación a distancia, plataforma de producción de contenidos digitales educativos y generación de contenidos utilizando un modelo pedagógico”.

¿Será cualquiera de ellas un mediador eficiente al servicio de un cuentapropista cuyos recursos son limitados tanto para importar como para exportar? El economista Emilio Morales, presidente de la firma de consultoría The Havana Consulting Group, se aparta de los detalles y asegura que toda la operación montada esta vez por el régimen se resume en cambiar el lenguaje y mantener el mismo concepto.

“Cambian la semántica, pero al final todo sigue siendo lo mismo”, opina Morales. Hacen que el sector no estatal se vea obligado a importar y exportar a través de un grupo de entidades estatales porque, dice, “no toman una sola medida que signifique un cambio real en la política económica”.

La verdadera estrategia de supervivencia del gobierno cubano está delineada desde los años 80 del siglo pasado y sigue siendo la misma, asegura el experto: mantener a los cubanos de la isla como rehenes para sacarles el dinero a sus familiares en el extranjero.

“Se refugian en los dólares con una economía cuya fuerza productiva es incapaz de generar dólares”, comenta Morales, refiriéndose a las cuentas en dólares necesarias --con tarjetas magnéticas-- para operar un negocio. “Son estrategias parásitas; no hay nada que le permita a la gente poder desarrollarse efectivamente y prosperar en un mercado de libre comercio. Se trata de un pueblo esclavo que el gobierno exporta en mano de obra y en servicios, y que se mantiene realmente con el dinero de la familia que se fue a otro país”.

Desde La Habana, el analista Ángel Marcelo Rodríguez Pita observa que todas las entidades estatales que aparecen como intermediarias para que los cuentapropistas importen y exporten tienen cuentas en instituciones como el Banco Metropolitano, “pero si el banco no tiene liquidez, quiere decir que esas empresas tienen problemas con sus ciclos de cobro y sus ciclos de pago, y eso a su vez repercute en que no sean eficientes”.

Según la información oficial, serán tres los bancos comerciales que darán servicios a los cuentapropistas en función del lugar del país donde radique su negocio: el Popular de Ahorro, el Metropolitano y el de Crédito y Comercio. El ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, dijo que hay un mapa con 1.026 bienes y servicios exportables y que se han identificado “382 formas de gestión no estatales con potencial para exportar en sectores diversos”.

A su vez, el gobierno cubano está vendiendo la Zona del Mariel como un comercio de exportación, pero en realidad es un comercio de frontera, asegura Rodríguez Pita.

“No se puede concebir la exportación si no hay un proceso previo de producción y reproducción de los bienes y servicios; si no existe eso dentro del mercado interno no va a ser posible nunca esa exportación con calidad”, dice. Porque “no es llegar solo a exportar: es competir en esa dinámica de exportación, porque no es llegar y pensar que vamos a tener a alguien que nos va a querer comprar. Hay otros productos con calidad” en el mercado, indica el analista.

Rodríguez Pita: “No es exportar: es competir en esa dinámica de exportación”
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:34 0:00

Entre los comentarios de los lectores al pie de las notas correspondientes de Granma hay uno firmado por “RealxEver”, quien subraya que el embargo comercial estadounidense se aplica a las empresas estatales, pero no a los cubanos.

“Las personas naturales no son objeto de ‘bloqueo’ y pueden comprar lo que quieran y donde quieran si tienen el dinero necesario”, dice el lector o lectora. “Si de verdad se quiere que funcione, hay que permitir que los propios privados importen y exporten por su cuenta”.

Habría que ver cuánto se incrementan los costos a los particulares utilizando los servicios de un tercero que no produce nada, pero mantiene una burocracia grande “acostumbrada a los viajes al extranjero y a vivir del cuento del bloqueo durante muchos años”, añade.

Vea todas las noticias de hoy

Sin comida y encerrados: la realidad de los cubanos en las zonas con rebrote de coronavirus

Zona en cuarentena en Ciego de Ávila. (Facebook/Guajiro Periodista JAleM)

Los residentes de varias comunidades afectadas por el rebrote de COVID-19 en las provincias de Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Camagüey se encuentran aislados y totalmente desabastecidos de alimentos, medicamentos y productos de aseo, así lo informaron a Radio Televisión Martí cubanos desde esos territorios.

La situación en el municipio de Baraguá, en el territorio avileño, es muy compleja. Allí hay personas confirmadas ya con el virus y otras en centros de aislamiento tras tener contacto con una enfermera que trabaja en el hospital provincial Antonio Luaces Iraola y se contaminó, dijo Leonit Carbonell.

Mercados vacíos y restricción de movimiento en zonas con más casos de coronavirus
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:49 0:00

“Están llevando los casos sospechosos para Cuba Uno, una antigua secundaria básica en el campo (ESBEC) en el poblado de pesquería. Tengo referencia de personas que han estado allí, que aseguran que las condiciones son extremas, mala alimentación, no pueden poner ni un ventilador porque las tomas eléctricas no sirven. Aquí todo está cerrado, no hay nada para comer, no hay jabones, detergente, nada para el aseo. Nada para comprar, no hay entrada ni salida desde el municipio”, detalló Carbonell.

Residentes del barrio El Ingenito, en la ciudad de Ciego de Ávila, salieron a la calle el lunes a protestar por la falta de alimentos, incrementada ahora por la cuarentena, y en horas de la tarde llevaron algo para que las personas se alimentaran, pero fue insuficiente. “Hay problemas con la leche de los niños, y ya tienen casos bajo vigilancia en la ESBEC Ceballos 8”, comentó el activista y cuentapropista José Carlos Fernández.

“Han bloqueado todas las entradas a la ciudad, no les mandan nada de alimento a las personas. El pueblo de Ciego de Ávila está padeciendo hambre, y después de la cuatro de la tarde hay un toque de queda general. Son 3,000 pesos de multa para el que salga a la calle”, dijo Fernández.

En Morón, el hospital municipal Roberto Rodríguez fue decretado en cuarentena por un brote en el Departamento de Hemodiálisis, donde se reportan casos positivos entre pacientes y trabajadores, además de un número de personas en vigilancia por contacto. Allí reside Dairis González Ravelo, que es madre de dos menores, quien nos dice que todo está cerrado y hay varios barrios en aislamiento.

Se trata de los repartos de Loma Ciega, Patria y Castillo.

“Las panaderías están cerradas, no hay harina, ni huevos. Estamos pasando tremenda situación trancados aquí, que es cuando más hambre les da a los muchachos”, señaló González Ravelo.

Las autoridades de la provincia de Sancti Spíritus pusieron en cuarentena a 160 personas entre empleados y huéspedes, en el hotel Village Costasur, en Trinidad, luego de detectarse en la instalación varios casos de COVID-19.

También en la comunidad rural de Los Cristales, que pertenece al municipio de Jatibonico, en el territorio espirituano, pusieron en aislamiento a varias personas en la zona de La Playita. En el lugar hay problemas con el transporte y ya se acabaron los alimentos que entregaron por la libreta el 1 de septiembre, según informó Vladimir Ríos Cruz.

“Aquí la situación es verdaderamente tensa por el caso de una estudiante de enfermería en Ciego de Ávila que vive muy cerca y fue el factor inicial del foco. La conducta a seguir por el gobierno debería ser de hacer más pruebas y no tener bajo vigilancia a tantas personas”, opinó.

Más de 100 pacientes con coronavirus que estaban hospitalizados en las instalaciones sanitarias de Ciego de Ávila y Morón fueron trasladados el pasado viernes a la ciudad de Camagüey. Los ubicaron en el hospital provincial Amalia Simoni y el militar Octavio de la Concepción Pedraja.

Leydis Tabares, quien vive en esa ciudad del centro de la isla, señala la preocupación entre los camagüeyanos ante la posibilidad de un aumento de los contagios allí con ese alto índice de ingresos. “Ya están internando personas bajo sospecha en la escuela de iniciación deportiva escolar (EIDE)”, aseguró.

Sobre la escasez dijo que ayer sacaron calabazas y hoy fue al mercado y “no había nada, nada. La gente está caminando como zombis por toda la ciudad buscando qué comer”.

Economistas valoran estrategia del régimen para la crisis como pura ideología que teme al cambio

Una cola para comprar alimentos frente a un mercado de La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

"La estrategia cubana para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por el COVID-19", es un plan del Estado que garantiza absoluto control de toda la gestión empresarial y será incapaz de sacar al país de la actual crisis, concluyeron economistas entrevistados por Radio Televisión Martí.

La estrategia publicada bajo el título "Cuba y su desafío económico y social" es simplemente una prolongación de las mismas políticas económicas implementadas en la isla comunista en las últimas seis décadas.

Desde el inicio de la pandemia en la isla, la crisis alimentaria se agudizó y hasta el presente todas las medidas tomadas por las autoridades no logran estabilizar el suministro de alimentos básicos en toda la isla.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:43 0:00


Desde Valencia, en España, el economista y profesor universitario Elías Amor Bravo considera que el texto, que contiene "soluciones" para los sectores de la producción, comercialización, exportaciones, sistema financiero, la conducción y gestión de la economía, es un documento más y no aporta nada nuevo.

El experto califica como un error tremendo de quienes dirigen el país, el no tomar en consideración en este momento al sector emergente de la economía nacional, "el más sufrido durante el coronavirus y el único con capacidad para ser productivo en la isla".

“Bueno pues más o menos lo mismo de siempre, más planificación central, más empresa estatal, no va a resolver los problemas de producción agropecuaria para abastecer los mercados con alimentos, no resolverá la caída sistemática y estructural que tiene la industria manufacturera en Cuba y no va a permitir construir viviendas suficientes para resolver el déficit habitacional”, destacó el académico.

En la Habana, el contador y máster en Ciencias Sociales, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, coincide en que el plan es "más de lo mismo".

En lo publicado se plantea la visión de que el trabajador por cuenta propia es un complemento de la empresa estatal socialista, y esto es un error porque las unidades del estado no son ni productivas ni eficientes, afirmó.

“Esto es una agenda que se reinventa por el gobierno para mantener cierta propuesta sobre el panorama económico nacional, pero no es fruto del consenso social, y está destinada al fracaso, porque así mismo ocurrió con la Ley de Cooperativas”, agregó el experto.

Para la economista Martha Beatriz Roque Cabello, también en la capital, considera que este es un documento totalmente ideológico, el régimen tiene como premisa fundamental el no permitir que la gente tenga dinero, porque así se empoderan y ya no tendrían dependencia del estado.

“Las soluciones reales que puede tener este país es la liberalización de la economía, y eso ellos ni lo admiten, ni tan siquiera les pasa por la cabeza, todo lo que ellos quieren es controlar, controlar y controlar”, señaló la líder opositora.

El economista y politólogo Enix Berrio analiza que la receta del oficialismo es la misma de siempre, sin embargo, si se les quitaran las trabas al trabajo por cuenta propia, el sector privado podría aportar el uno por ciento anual al producto interno bruto (PIB).

“Si hay un país que con la situación de la pandemia, que ha afectado al mundo entero, ha quedado en una condición de más vulnerabilidad y más desfavorable, es justamente Cuba. El estado cubano no tiene capacidad de respuesta a la crisis que está enfrentado, no tiene recursos para salir de la crisis”, enfatizó Enix.

El problema de los campesinos cubanos: comprar insumos en dólares, vender en pesos

El campesino Luis Plutin en Santiago de las Vegas, La Habana, el 2 de abril de 2020 (Alexandre Meneghini / Reuters).

Los campesinos cubanos tendrán que comprar sus insumos en dólares según el anuncio del Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (GELMA), encargado de la comercialización mayorista de materias primas y equipos especializados al sector.

“Hasta ahora las máquinas que tienen los campesinos, ya sean tractores, motosierras o implementos para regadío, se las han agenciado a través del comercio informal y proceden de empresas estatales que las han declarado en desuso. Los particulares las compran y reparan para utilizarlas”, dijo a Radio Televisión Martí, Esteban Ajete, presidente de la Liga de Campesinos Independientes.

“El nuevo mecanismo es muy cuestionable”, aseguró, por su parte, el licenciado en Contabilidad y Finanzas, Germán Manuel González, quien se desempeñó por más de 20 años en la esfera agroalimentaria y forestal.

“No existe un mercado formal estable para la compra de dólares, el que labora la tierra tendrá que recurrir al mercado negro para conseguirlos y adquirir los materiales necesarios para garantizar el rendimiento”.

“Esta medida responde a la progresiva dolarización de la economía y además pone a los trabajadores agrícolas en una situación que no tiene nada que ver con la eficiencia de su gestión, ya que si no tiene divisas, no tiene acceso a las materias primas ni maquinarias”, puntualizó el especialista y agregó:

“Cobran su producción en moneda nacional, excepto cuando ésta va destinada a la venta en el mercado interno en divisa o al turismo, que se le da un componente de las ganancias”.

“El gobierno está estimulando la ilegalidad”, destacó González, porque “los productores van a tratar de vender más por vías extraoficiales para lograr mayor cantidad de dinero y obtener los elementos imprescindibles para cultivar”.

El agricultor privado es el responsable de casi el 80% de la producción nacional de viandas y hortalizas, con 2,63 y 2,38 millones de toneladas respectivamente.

“Incluso, suponiendo que GELMA, además de vender en moneda dura también lo haga en moneda nacional, obviamente, si tiene un saco de fertilizante lo va a vender en dólares”, apuntó.

“La consecuencia será que el campesino venderá sus productos a un precio mucho más alto, lo que terminará en el perjuicio a la población. Se va a generar una notable alza del valor de los productos agropecuarios”, resaltó.

El fenómeno de la dolarización, calificado en la Isla por algunos expertos como un "apartheid económico", se instala paso a paso en toda la sociedad cubana, fruto de la estrategia del propio Gobierno.

En ese sentido el líder agrario indicó que “se ampliará aún más la brecha que ya existe, entre los privilegiados, como los que trabajan el tabaco u otros cultivos que el país exporta, a los que les pagan un porciento de sus cosechas en Moneda Libremente Convertible (MLC), y la otra parte del campesinado que produce para el consumo nacional y no es bien remunerado”.

“Vamos hacia la concentración de la tierra en manos de los que tengan dólares. Porque aquellos que no ganen en dólares tendrán que vender o ceder sus fincas a los que puedan comprarlas”, denunció Ajete.

Asimismo, en conversación con nuestra redacción, el prestigioso economista Mauricio de Miranda Parrondo, Profesor Titular de la Pontificia Universidad Javeriana Cali, Colombia, concluyó:

“Una dolarización parcial va a profundizar los niveles de diferenciación en la sociedad y sobre todo, es un proceso de diferenciación social y de diferenciación en la distribución de los ingresos, que no tiene nada que ver ni con las aptitudes, ni con la eficiencia, ni con el esfuerzo productivo de nadie, sino sencillamente el único elemento diferenciador es tener acceso a la divisa por la existencia de vínculos con personas del extranjero, es decir, no hay una igualdad de oportunidades. Esa desigualdad de oportunidades luego se traduce en una desigualdad en la distribución de los ingresos”.

“Así, yo creo que lo que habría que hacer es una unificación monetaria y establecer un sistema cambiario que realmente garantice la convertibilidad de la moneda cubana y que absolutamente todo, se haga en pesos cubanos, porque si algunas cosas se van a hacer en dólares, lo mejor sería dolarizar plenamente la economía y eso significaría claramente la pérdida de la soberanía monetaria del país. Pero esa es la responsabilidad que tendría que adoptar el gestor de política económica cuando se toman ese tipo de decisiones”, dijo el profesor.

Poner a funcionar "la shopping" como una bodega tampoco ha resultado

Una TRD en Las Tunas.

Recientemente el gobierno estableció la venta controlada por la libreta de abastecimiento como estrategia para estabilizar el suministro de alimentos y productos de aseo, y controlar las aglomeraciones en las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD), con la excepción de la Habana.

Cubanos entrevistados por Radio Televisión Martí concluyen que la medida es un fracaso, que los tumultos no cesan y que al contrario, la medida está aumentando aún más las carencias.

Reportaje de Tomás Cardoso
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00


En San Diego de los Baños, Pinar del Río, ahora son los Comité de Defensa de la Revolución, (CDR) quienes asignan los días de compra en las TRD, un día determinado al mes, viene la presidenta y te dice “mañana te toca comprar” y las colas siguen siendo inmensas porque el Estado no tiene capacidad de abastecer los mercados, informa Esteban Ajete.

“Cuando tú vas a la TRD a comprar lo que te tocó por el CRD, cogiste un litro de aceite, pero después aunque lleguen otras cosas ya no puedes adquirirlo, es un sistema lleno de dificultades”, asegura el pinareño.

En la ciudad de Sancti Spíritus, donde vive el periodista independiente Adriano Castañeda, la venta es por núcleos y no por personas.

Durante el fin de semana en la tienda La Ideal vendieron jabón y crema dental, pero no fue suficiente para abastecer a la población. Como sucede en toda la isla, donde la población ha estado varios meses sin poder comprar pasta dental y jabón, productos que desde el inicio de la pandemia se han convertido en una necesidad crucial para cumplir con las medidas de higiene y que ahora guardan mayor importancia por el incremento de casos de escabiosis en la isla.

La libreta de racionamiento.
La libreta de racionamiento.

“Sí son un núcleo de ocho personas, siete, seis, lo que sea, te dan dos jabones de baño y un desodorante para todos, un producto que es personal, imagínate los problemas que se están creando entre las personas”, destacó Adriano.

El cuentapropista Yoel Espinosa Medrano, reside en la ciudad de Santa Clara y cuenta que ya ha pasado, que te corresponde el día de compra y no han abastecido la tienda, creando el malestar entre el pueblo.

“Por ejemplo son asignados para una bodega 800 núcleos y traen productos solamente para 400, viene, se agota, y luego el que no alcanzó ese producto, no tiene derecho hasta el próximo mes”, dice Yoel.

Jorge Bello es comunicador independiente en Güira de Melena, Artemisa, donde califica de fracaso el experimento de la venta por libreta en las TRD.

“Esta nueva modalidad para la venta de alimentos es totalmente un caos, las personas siguen abarrotadas para adquirir el producto que ellos te quieran vender, no están solucionado la situación, al contrario hay muchas más dificultades”, concluyó Jorge.

Otro problema es al alto precio de los productos, sobre todo para los retirados y personas con bajos ingresos, una bolsa grande pollo, cuando hay, puede costar 15 CUC, nos dice en Camagüey, Leydis Tabares.

“Dicen que van a comprar de tal núcleo a tal núcleo el lunes, y cuando llegas a la tienda lo único que hay es desodorante y esa gente no le toca comprar más hasta el próximo mes”, afirma Leydis.

Y desde Puerto Padre en Las Tunas, Vladimir Martín, comenta que las colas continúan y ahora ya no hay nada en venta libre en las TRD, quedando como única alternativa, las tiendas dolarizadas.

“El desabastecimiento se mantiene igual, donde más o menos las cosas están funcionando un poquito es con las tarjetas en dólares, pero aquí no todo el mundo puede comprar en esas tiendas”, aseguró Martín.

La Habana promueve turismo de Rusia, China y Canadá en tiempos de pandemia

Vista de una playa en Cuba, cerrada por la pandemia. YAMIL LAGE / AFP

A pesar del impacto que el rebrote de coronavirus ha causado en al menos nueve provincias del país y las advertencias de las autoridades sanitarias de que la tendencia al contagio y la mortalidad será ascendente, la diplomacia cubana insiste en promover el turismo a la isla.

Si bien los aeropuertos se mantienen cerrados a vuelos regulares y sólo quedan vuelos limitados a puntos turísticos del país, funcionarios cubanos en Canadá, Rusia y China están impulsando la llegada de visitantes de estos países a la isla, donde de acuerdo a cifras oficiales, la pandemia ha contagiado a cerca de 5 mil personas.

En la Feria China International Tourism Industry Expo, celebrada en Guangdong, funcionarios cubanos promocionaron los viajes de visitantes chinos hacia la isla.

El foco de la oferta cubana consistió en el turismo de salud gestionado por la empresa Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A.

También la semana pasada, el consejero de Turismo de Cuba en Rusia, Juan Carlos Escalona, anunció en la feria OTDYKH Leisure 2020, celebrada en Moscú, que "antes de fin de año" se espera una apertura al turismo de este país.

"Estamos listos con nuestras playas", afirmó el diplomático, en declaraciones que recoge la prensa oficial.

De acuerdo con Escalona, los operadores habituales de turismo están listos y ya informaron de su disposición de reanudar de inmediato operaciones, cuando se autorice el reinicio de los vuelos.

En la isla les espera "una brigada médica conformada por doctores, enfermeras y epidemiólogos en cada hotel de Cuba", dijo el funcionario.

La campaña para atraer turistas rusos, justo cuando se acerca el invierno y con la actividad turística prácticamente paralizada a nivel mundial a causa de la pandemia, fue analizada por Radio Free Europe en un artículo publicado recientemente y reproducido en Radio Televisión Martí.

"El Ministerio de Turismo de Cuba no ha perdido la esperanza, y recientemente han aparecido en los medios rusos muchos textos publicitarios y entrevistas con funcionarios cubanos, en los que se insta a los residentes de Rusia a regresar a Cuba. Teniendo en cuenta las oportunidades aún extremadamente escasas para salir al exterior, la demanda de la dirección cubana comenzó a crecer rápidamente", dice RFE.

La Embajadora de Cuba en Canadá, Josefina Vidal, ha promovido desde sus redes sociales el turismo a la isla dando garantías de la seguridad de los viajeros.

La semana pasada la Cancillería de Cuba publicó una declaración afirmando que en los cayos al norte del país, las instalaciones para el turismo están certificadas "con estrictas medidas higiénico-sanitarias en vigor frente a COVID-19".

Al inicio de agosto las autoridades cubanas abrieron el acceso al Polo Turístico Jardines del Rey, al norte de Ciego de Ávila, uno de los destinos priorizados, donde laboran numerosos residentes locales.

El activista avileño Oscar Cervantes González, considera que esa ha sido la causa del fuerte rebrote de casos en esta provincia.

"Han provocado este desastre", declaró recientemente a Radio Televisión Martí.

En la provincia hay un flujo continuo de trabajadores del sector turístico hacia sus casas, para los cuales los controles en la frontera son insuficientes, dijo a nuestra emisora el activista avileño Roberto Martín Valdivia.

También Dairis González Ravelo, residente en Morón, comentó que hay mucha preocupación con los trabajadores que laboran en el turismo en la zona de los cayos.

“Los trabajadores del cayo tienen que estar una semana trancados y otra semana en sus casas", agregó.

La ONU señaló que las pérdidas en el turismo mundial por el COVID-19 podrían ascender a 320 mil millones de dólares y determinó que ese es el sector de la economía más afectado por la pandemia, con pérdidas ascienden hasta el 2,8 por ciento del Producto Interno Bruto del mundo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG