Enlaces de accesibilidad

Cuba

Raúl Castro aún no recibe la lista de presos políticos cubanos

ARCHIVO. Ricardo Alarcón de Quesada (d) y su jefe de despacho Miguel Alvarez, acusado de cometer "delitos contra el Estado" y desde 2012 purga 25 años de cárcel.

La agencia AFP explora el tema de los prisioneros políticos cubanos y su reconocimiento en organismos internacionales.

Pocos asuntos pueden ser tan sensibles en Cuba como el de los prisioneros políticos. Para el gobierno es simple: no existen, pero una organización opositora lucha para lograr su reconocimiento.

Aún se recuerda a Raúl Castro visiblemente molesto cuando desafió a un periodista que lo interrogó sobre el tema, durante una inusual conferencia de prensa junto al presidente Barack Obama en marzo en La Habana.

"¡Dame la lista!", interpeló Castro a su interlocutor. Hubo silencio. El mandatario quiso demostrar así que no había prisioneros políticos en la isla comunista.

Raúl Castro: "Dame la lista de prisioneros políticos"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

Al opositor Elizardo Sánchez, quien pasó más de ocho años en las cárceles cubanas, le hubiese gustado enviarle la lista que actualiza anualmente. Sin embargo, sus intentos no prosperaron.

El disidente cubano Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.
El disidente cubano Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Su organización, la Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDH), lleva la cuenta de los que considera presos políticos en un país donde los juicios suelen ser reservados.

Según el más reciente censo de la comisión, que funciona de manera ilegal pero tolerada, hay 93 detenidos "por motivos políticos o procesados y condenados en relación con procedimientos de motivación política".

Sánchez los discrimina así: 51 presos de conciencia, 31 acusados de delitos contra el Estado y 11 detenidos de la llamada primavera negra de 2003, que ahora están en libertad condicional.

Los críticos cuestionan que una lista de prisioneros políticos incluya por igual a activistas pacíficos, excarcelados o a condenados por espionaje o terrorismo.

Incluso forman parte de ella cubanos que quisieron salir del país secuestrando aviones o barcos.

"Nosotros incluimos a prisioneros condenados por delitos contra el Estado, que es un delito político", replica Sánchez. Además, "en la cárcel, la vida de ellos es mucho más difícil que para los otros" prisioneros, alega en entrevista con la AFP.

Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional o Human Rights Watch no avalan el listado de Sánchez, porque Cuba no les autoriza el ingreso a la isla.

"Cuando Amnistía Internacional no reconoce a los prisioneros de conciencia (...), es simplemente porque no tenemos los medios para verificar toda la información", explica a la AFP Louise Tillotson, de la oficina de Amnistía para las Américas.

Lo mismo ocurre con muchos gobiernos extranjeros, que son rápidos en denunciar la represión en Cuba, pero nunca se atreven a dar cifras de prisioneros.

A finales de 2014, Cuba dejó en libertad a 53 detenidos a quienes Washington llamó abiertamente prisioneros políticos. Su liberación se produjo como parte del acercamiento histórico iniciado entre los dos países.

Con frecuencia, Sánchez propone a las grandes organizaciones de DDHH que reconozcan el carácter político de algunos casos, pero el proceso de validación puede ser muy lento.

"A veces proponemos un nombre, y un año después nos dicen que fue validado, pero nosotros decimos: ya salió (de la cárcel) la semana pasada", afirma.

En Cuba son pocas las voces no oficiales o de oposición que intervienen en esta discusión. Una de ellas es la de Jorge Serpa, obispo de Pinar del Río (extremo oeste).

"Hay personas que han cometido delitos que son considerados contra el Estado, entonces, tengo que concluir que son por problemas políticos", afirma a la AFP el prelado, sin arriesgar tampoco cifras.

El obispo dirige la Pastoral Penitenciaria, un organismo independiente con acceso directo a las prisiones.

Para Michael Shifter, presidente del centro de pensamiento Diálogo Interamericano, con sede en Washington, la controversia no está exclusivamente en las cifras.

"Cuba tiene presos políticos, pero quizás no tantos como algunos pretenden. Dado que el nuevo método consiste en realizar detenciones de corta duración, se hace difícil establecer con exactitud el número de prisioneros políticos", afirma.

Cada domingo, las Damas de Blanco organizan caminatas de protesta que por lo común terminan con el arresto temporal de las manifestantes. Grupos afines al gobierno las rodean e insultan antes de que agentes del Estado las suban a la fuerza a sus vehículos.

Horas después son liberadas. "El tema de los prisioneros políticos se vuelve menos relevante cuando la táctica del Estado consiste en multiplicar los arrestos de corta duración", juzga Tillotson.

Una estrategia que ante todo busca "intimidar y hostigar" a los opositores, agrega.

En 2015, la CCDH registró 8.616 arrestos por motivos políticos, una cifra ligeramente inferior con respecto a 2014 (8.889). La mayoría se ajusta al nuevo patrón de "intimidación" que denuncian los analistas externos.

La lista por dentro

93 cubanos aparecen en la lista por acciones muy disímiles. Desde el condenado a cadena perpetua por intentar secuestrar un avión y huir a Estados Unidos hasta el activista que reparte volantes antigubernamentales aparecen en la lista, que actualiza periódicamente la Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDH).

También se menciona a beneficiarios de libertad condicional. Quizá por ser el único recuento de detenidos por motivaciones políticas, según la CCDH, está en el centro de la controversia.

Las autoridades desmienten que haya presos políticos, la Iglesia católica dice que sí existen y ONG internacionales no avalan el listado de la organización cubana, porque no tiene cómo corroborar esa información de forma directa, ya que Cuba no les permite su ingreso.

Bajo control del Estado, los medios no suelen cubrir los juicios que en su mayoría se llevan a cabo a puerta cerrada, y en los que generalmente intervienen abogados de oficio.

La lista de la CCDH incluye a 27 condenados en juicios militares o civiles por "haber recurrido a las armas u otras formas de violencia".

De ese total, 12 purgan cadena perpetua por amotinamiento, tentativa de infiltración apoyada desde el extranjero o tentativa de desvío de barcos o aviones.

Además, hay cuatro condenados por "delitos contra el Estado", entre ellos el exdiplomático Miguel Álvarez, quien desde 2012 purga 25 años de cárcel.
Igualmente figura el oficial de inteligencia Claro Fernando Alonso Hernández, condenado a 30 años en 1996 por revelar secretos de la seguridad del Estado.
La CCDH justifica la inclusión de estos 31 prisioneros por considerar "desproporcionadas" sus condenadas y motivadas por razones políticas.

Once opositores detenidos durante la llamada primavera negra de 2003 -una ola de represión que se extendió por toda Cuba- también figuran en la lista.

Los 11 fueron condenados a penas de entre 18 y 25 años de cárcel, pero fueron excarcelados por quebrantos de salud o acuerdos Iglesia-Estado.

En este grupo figuran, entre otros, Martha Beatriz Roque (70 años), José Daniel Ferrer (46), Ángel Moya (51) y Héctor Maseda (73).

La CCDH defiende su inclusión alegando la amenaza permanente que enfrentan de ser devueltos a la cárcel.

Hasta 2012 Cuba tenía una población carcelaria de 57.000 personas, según las últimas cifras disponibles. Sin embargo, la CCDH estima que los presos son entre 60.000 y 70.000, una cifra similar a la de Francia, que tiene seis veces el número de habitantes de la isla de 11,3 millones de habitantes.

Vea todas las noticias de hoy

La Guardia Costera de EEUU rescata y entrega a seis migrantes cubanos a Bahamas

Guardia Costera de Estados Unidos lleva suministros a migrantes cubanos, el 3 de marzo de 2021.

Un equipo de rescate de la Guardia Costera de Estados Unidos trasladó el 5 de marzo a seis migrantes cubanos a las autoridades de las Bahamas.

Durante una patrulla de rutina, una aeronave de la Estación Aérea de Miami localizó a las seis personas y les dejó caer suministros el miércoles 3 de marzo, después de que fueron vistos en Cayo Anguilla, Bahamas.

El equipo de rescate de helicópteros de la Guardia Costera llegó al lugar de los hechos el jueves 4 de marzo, y aseguró que las seis personas, cinco adultos y un menor NO acompañado de 17 años, no tenían problemas médicos.

Antes de la entrega a Bahamas, los migrantes fueron alimentados y pasaron una revisión médica.

Desde el 1 de octubre de 2020, las tripulaciones de la Guardia Costera han interceptado a 87 cubanos.

Entre el 1 de octubre 1, 2019, y el 30 de septiembre de 2020, 49 migrantes cubanos fueron interceptados en el mar.

Cuba, a un año del destape de la pandemia

El coronavirus transformó la vida diaria de los cubanos.

Protestan frente a la Embajada de Cuba en Uruguay (VIDEO)

Protesta frente a la Embajada de Cuba en Uruguay.

Cubanos exiliados en Uruguay se reunieron este sábado para protestar frente a la Embajada de Cuba para exigir la liberación de los presos políticos y el final de la dictadura.

El grupo de cubanos exigió con carteles y banderas la liberación de los presos políticos.

Los manifestantes repartieron volantes a los transeúntes con información sobre lo que sucede en la isla. “Mira esto es para que tengas conocimiento que en Cuba hay una dictadura y porque estamos en contra de esa dictadura", le explicó uno de los manifestantes entregándole un folleto a una joven mientras hacía un video en vivo de la protesta.

Una de las integrantes del Grupo Cubanos libres en Uruguay, Silvia Méndez, dijo que la manifestación también era para visualizar a las mujeres opositoras que se encuentran en prisión por pensar diferente.

"Aquí tratando de visualizar a los presos políticos, especialmente a las presas de Castro: Belkis, Aymara y Keilylli de la Mora. Todas ellas en situaciones muy complicadas de libertad y tememos por la vida no solo de ellas, pero principalmente un día como hoy tratamos de visualizar las mujeres", dijo Méndez.

"Viva Cuba Libre. Viva Uruguay libre. Abajo la dictadura castrista. Patria y vida. Abajo los asesinos comunistas", dijo Antonio Romero Piri, de nacionalidad uruguaya quien también atendió a la manifestación.

Esta protesta forma parte de las numerosas actividades que se han organizado después de que la canción "Patria y Vida" fuera estrenada y el régimen reaccionara violentamente contra todo aquel que la escuche o escriba en cualquier parte la frase la cual nació para hacer contraste "Patria o muerte", lema de la dictadura.

Para ver la protesta haga click aquí: https://www.facebook.com/eddy.rodriguezdelacruz.7/videos/874168523146058/

Dos cubanos que ganan notoriedad en las redes fueron citados por Seguridad del Estado

Combinación de fotografía de Ari Guibert y El Gato de Cuba.

Dos influencers cubanos con gran alcance en redes, El Gato de Cuba y el rapero Aristey Guibert, fueron citados esta semana por la Seguridad del Estado.

En el caso de El Gato de Cuba, cuyo nombre es Yoandi Montiel, fue citado el viernes.

El influencer mostró a sus más de 100 mil seguidores en Facebook y casi 50 mil seguidores en YouTube la citación policial y les contó luego que en el interrogatorio las autoridades cubanas le propusieron que trabajara con ellos, algo que asegura rechazó rotundamente.

"Yo pensé que era una citación porque yo debía algo, pero yo no debo nada, yo estoy bien, pero es que ellos quieren que yo sea parte de su equipo", detalló Montiel, quien se hizo famoso por sus directas en las que critica la paupérrima situación de la isla, de una manera extrovertida y jocosa.

"¿Qué clase de falta de respeto que la policía te cite a ti para que tu chivatees?¿Hasta donde la van a llevar?¿Qué quieren reclutar ellos? No voy a trabajar para ustedes. Es Patria y Vida", declaró Montiel quien agradeció el apoyo y la preocupación de sus seguidores con respecto a la citación.

El impacto del Montiel en las redes fue tal que el grupo musical 3 de La Habana le dedicó el tema "Estoy puesto", una frase que usa muy a menudo.

Por su parte, el rapero conocido artísticamente como Ari Guibert, fue detenido el jueves por la Seguridad del Estado y multado con 5000 pesos por los supuestos delitos de propagación de epidemias y por pintar unos carteles, acusaciones que el rapero niega.

"Ayer me detuvieron por gusto. Me formaron tremendo lío simplemente porque les molesta mi forma de expresarme y me dicen que me vaya del país. Me metieron 5000 pesos de multa, una por propagación de epidemias y otra por unos carteles que aparecieron", detalló el rapero.

El rapero con más de 12 mil seguidores aseguró que esas acusaciones son porque piensa diferente y porque el régimen lo considera un peligro.

"Esta gente nos odia, todo el que piense diferente a la situación del país actualmente para ellos es un peligro y yo constituyo un peligro para ellos", señaló el cantante, que ha sido arrestado en otras ocasiones.

"Tú no puedes plantear lo que aquí sucede porque nadie te escucha. Ellos me dicen que aquí hay canales correspondientes que escuchan al pueblo, pero aquí no escuchan a nadie…ellos mismo violan el artículo 54 de la constitución del 2019, la misma constitución que ellos reafirman", afirmó el intérprete al quien el popular comediante y presentador cubano Alexis Valdés celebró como una persona con "un carisma y una luz y una verdad que no las para nadie".

"Disfrútenlo”, escribió Valdés en su perfil de Facebook, donde recomendó a sus seguidores los comentarios del santiaguero.

El más reciente informe de Human Rights Watch denuncia que el régimen cubano emplea la represión y castigo contra cualquier forma de disenso y crítica pública, además de tácticas como golpizas, denigración pública, restricciones a la posibilidad de viajar, detenciones por períodos breves, multas, acoso en línea, vigilancia y despidos de los puestos de trabajo para reprimir a los opositores al régimen.

750 nuevos casos de COVID-19, entre ellos 7 bebés; reportan 3 pacientes fallecidos

CUBA-ESPERANDO A BIDEN

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este sábado 750 nuevos casos de COVID-19 y 3 fallecidos.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap) mostró la cifras donde aparece La Habana con 388 casos como la provincia de mayor afectación.

Las autoridades sanitarias reportaron 76 pacientes en edades pediátricas, "más grave aún es que hay 7 lactantes", indicó el doctor.

Desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, se acumulan 6196 pacientes pediátricos en la isla, de ellos 730 activos. Desde marzo más de cien casos de menores se reportan diariamente.

Un usuario del portal oficialista Cubadebate identificado como "MB" dijo que con la cifra tan alta de lactantes y menores de edad es "muy importante informar cómo fue el contagio de esas criaturas".

Otro llamado "Jorge" sugirió que "algo falla en el control de los menores y madres con lactantes en la calle".

"Hay que caminar los barrios y verás lo increíble los niños jugando ( con otros niños) como si nada estuviera pasando y no veo ningún autoridad para llamada de atención, al principio de la pandemia hubo menos casos y había más acción sobre los barrios", escribió.

El experto dijo que en lo que va de mes de marzo la cifra de nuevos contagios en 4245 casos y 20 fallecidos. Actualmente hay un total de 22138 pacientes ingresados y 68 pacientes en terapia intensiva.

En varias provincias del país han tenido que tomar medidas más estrictas "para evitar que se siga incrementando el contagio".

Cargar más

XS
SM
MD
LG