Enlaces de accesibilidad

Cuba

El rap y el lenguaje de los jóvenes cubanos

"Habana Squad" -Nabetse de Armas (der), alias "Primera base"; Bruce Lázaro Cuartero (c) "Mr. Papo" y Mauro Miguel Brito "El cubanito" (izq). l

“Las condiciones que te pone la Agencia Cubana de Rap” es la principal razón por la cual estos artistas prefieren mantenerse como independientes.

La mayoría de los raperos cubanos no están reconocidos oficialmente, o por lo menos permanecen en la sombra para expresarse de manera más libre. Sus grabaciones las realizan en estudios improvisados y con muy pocos recursos, lo cual, lejos de afectarlos, estimula la creación de nuevos grupos y sus adeptos.

“Creo que vamos a tener rap del bueno para rato y un rap fusionado a las raíces de la música cubana”, opina Héctor Palacios, sociólogo de La Habana y también padre del director musical del grupo Gente de Zona.

“Los cubanos llevamos la musicalidad en las venas”, dice Palacios, quien cita agrupaciones de renombre como los Van Van, Pupi y los que Son Son, que en algún momento han utilizado al rap en sus presentaciones.

Según la músico cubana Ivette Pacheco, ex integrante de grupos como Juego de Manos y el de Pedro Luis Ferrer, el rap funciona para las bandas tradicionales como “una especie de gancho para atraer más público”.

Eso es lo que desean los jóvenes como yo, dice el cienfueguero Ernesto Díaz “porque está en un lenguaje más claro y directo” aunque no sea un texto muy filosófico “pero sí muy práctico”.

Con sus orígenes en la generación del Período Especial en Cuba, en la década del 90 del pasado siglo, el rap en la isla ha sobrevivido una oleada de críticas oficiales por sus supuestas obscenidades o vulgaridad.

Para el “Brebaje Man” de Cuba, el rapero de La Habana Etian Arnau Lizaire, sus composiciones le dan la posibilidad de expresarse no solo con los textos sino también con los gestos.

“Principalmente le canto al amor, a la mujer, a mi raza negra, a los conflictos del ser humano que no se da la oportunidad para crecer”, dice Etian quien es uno de los fundadores del rap en la isla y prefiere presentarse en garajes o en casas particulares.

Ser o no ser… he ahí el escenario

La habanera Kizzy Macías, músico de Omni Zona Franca distingue dos grandes grupos de raperos en Cuba: los radicales y los que deben moderar su discurso para abrirse puertas en los escenarios controlados por el Estado.

Si un rapero tiene éxito entre el publico y quiere presentarse en el Karl Marx o en cualquier otro escenario “no se lo permiten” sin el “respaldo de una institución”, como la Agencia Cubana de Rap (ACR).

Kizzy explica que la ACR tiene diez anos de fundada y “sin embargo tiene diez grupos de rap en su catálogo cuando en realidad en Cuba hay muchos pero muchos raperos”.

“Las condiciones que te pone la Agencia Cubana de Rap” es la principal razón por la cual estos artistas prefieren mantenerse como independientes, agrega Macías, quien denuncia la discriminación del genero para favorecer al reggaetón, “mucho mas light y menos incisivo en los problemas sociales”.

Algunos como el rapero de Bayamo, Angel Yunier Remón, conocido artísticamente por El Crítico, nunca han tenido la posibilidad de presentarse en escenarios con un gran número de personas “y la gente los escucha en sus casas o en secreto para que no vayan a tomar represalias con ellos”, declaró la esposa del músico, Yudisbel Roseyó.

El Crítico desistió este lunes de mantener una huelga de hambre tras 27 días sin ingerir alimentos como protesta en contra de su encarcelamiento íntimamente ligado al activismo político que manifiesta en sus canciones.

Hecho en casa

Tanto en la capital como hacia el centro y el oriente de Cuba existe toda una industria casera encargada de comercializar y producir los “backgrounds” que luego utilizan los novatos del reggaetón, el hip hop o el rap.

“En dependencia del presupuesto de cada grupo puedes tener un mejor background para tu tema”, explicó el rapero de Bayamo, Yudier Manuel Blanco Pacheco, alias el Flaco quien junto al Crítico logró “con mucho sacrificio” que su grupo Los hijos que nadie quiso tuviera su propio estudio.

Con cartones de huevos y poliespumas en las paredes como la Demajagua Records “hay bastantes estudios en toda la isla aunque no tienen un mercado como tal” y los jóvenes se lo distribuyen en memorias flash o en CDs.

El compromiso del Flaco es denunciar los males de la sociedad y al mismo tiempo, tener éxito y que el mundo sepa” de un movimiento contestatario con el que “los jóvenes cubanos se sienten muy identificados aunque no salga por la radio o la televisión”.

El realizador de Los hijos que nadie quiso, Pedro Santiago Pérez, DJ π cita los ejemplos de la Realeza Record, la Base Record, la Pegueta Record, Different Record, que al igual que ellos “trabajan con un laptop, un micrófono condensador y ponemos un colchón para que no haya tanto rebote de la voz”.

“Es un poco difícil porque oyen los vecinos de al lado y como nosotros hacemos música contestataria no podemos hacer mucha bulla”, dijo DJ π quien reveló que luego de su disco Los Indignados próximamente estrenarán el álbum Guardián del Pueblo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Fiscalía de la dictadura cubana pide 10 y 15 años de prisión contra las hermanas Angélica y María Cristina Garrido

Las hermanas María Cristina y Angélica Garrido (Twitter/@AdelthB)

La Fiscalía pidió 10 y 15 años de prisión contra las hermanas Angélica y María Cristina Garrido, respectivamente.

Las hermanas luchadoras por las libertades en la isla están detenidas en la prisión El Guatao.

Ellas han sufrido maltratos y torturas por parte de las autoridades carcelarias de la isla.

Las autoridades comunistas las acusan por delitos vinculados con las protestas populares del 11 de julio a lo largo de toda la isla.

Michael Valladares, esposo de María Cristina, dijo a Radio Martí que la Fiscalía pide 15 años a su esposa y 10 años a su hermana Angélica por los presuntos delitos de atentado, desacato, desobediencia, desorden público y por organizadoras de las protestas del 11 de julio en el poblado de Quibicán.

Según Valladares a las hermanas las están castigando tan severamente por la capacidad que tenían de convocar y ser seguidas por el pueblo, sobre todo durante las manifestaciones anticomunistas del 11j.

Pero que además fue el pueblo quien ese día de las protestas vino a buscarlos a ellos, a las dos hermanas y a Valladares, para que encabezaran las manifestaciones contra la dictadura.

"Desnudos, golpeados, obligados a gritar "¡Viva Fidel!", así encabezaba el martes 19 de octubre el Washington Post un artículo en su portada sobre la represión que el régimen cubano desató contra los manifestantes del 11 de julio en Cuba y donde menciona el caso de las hermanas María Cristina y Angélica, quienes fueron brutalmente golpeadas.

Dieciocho días después, cuando Valladares pudo ver a su esposa, esta le contó que, literalmente, la obligaron a dormir en el suelo sobre heces fecales por haberse negado a darle Vivas al difunto Comandante en Jefe.

“Cada vez que se negaba”, contó Garrido a su esposo, “una soldado la golpeaba tan fuerte, que se orinaba”.

Las autoridades de la prisión de Mujeres de Occidente de La Habana, encerraron en una celda de castigo a María Cristina Garrido, luego que reclamara su derecho a recibir una visita familiar.

En ese momento Michael Valladares dijo que Garrido, de 39 años, estuvo confinada por 10 días en una celda sin sábanas y sin colchón, por lo que su situación es precaria.

Estudiantes y profesionales condenan en carta abierta despido por motivos políticos de profesor de Cienfuegos

El ingeniero y profesor universitario de Cienfuegos, David Martínez Espinosa, es miembro de Archipiélago.

Decenas de estudiantes, profesores y otros profesionales cubanos dirigieron una carta abierta a funcionarios cubanos en rechazo a la reciente expulsión del ingeniero químico David Alejandro Martínez Espinosa, de su puesto como profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos.

La misiva a Miguel Díaz Canel Bermúdez, Ramón Saborido Loidi, Ministro de Educación Superior, a Arelys Falcón Hernández, Rectora de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos y a la Comunidad Universitaria Cubana reconoce "la vorágine de acontecimientos que a raíz de las manifestaciones del 11 y 12 de julio en Cuba han alcanzado mayor visibilidad" y de estos sucesos destaca el despido del profesor "por su proximidad al grupo Archipiélago y el apoyo a la Marcha Cívica que se anuncia para el 15 de noviembre".

Tal y como le fue comunicado a Martínez Espinosa, fue separado de su puesto docente porque las autoridades consideraron que se hizo eco de noticias falsas sobre el acontecer nacional y expuso "críticas al sistema político y sus dirigentes”. Además del "reproche expreso manifestado verbalmente por su pertenencia al precitado grupo nacional y su apoyo al venidero acto cívico previsto para el mes próximo".

"Las personas firmantes, rechazamos de forma categórica el actuar de la institución docente por considerarla contraria a Derecho, ya sea este el abstractamente existente como el incorporado en el Ordenamiento Jurídico positivo. La Resolución 109 del 2021 de la Rectora de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos, que formalizó la separación del cargo, invoca fundamentos de derecho de forma genérica, imprecisa, relativos a “causales de índole moral” o “pérdida de ideología de la revolución cubana”. Igualmente, nos hacemos eco de las diversas críticas que desde diferentes espectros de la intelectualidad cuestionan la pertinencia e interpretación de la Constitución de 2019 esgrimida por el aparato estatal, la cual deviene en excluyente y arbitraria, materializándose en actos tan lamentables como el que mediante la presente se condena", indica la carta.

"Un documento que se dice abocado a la vertebración de un Estado de derecho debe ser reinterpretado de forma progresiva y progresista, haciendo hincapié en los justos valores contenidos en los artículos 31, 41, y 54 que definen al trabajo como un derecho; interpretado esto acorde a la doctrina de los derechos humanos y el principio de no discriminación, para hacer efectivo el postulado del último artículo invocado que consagra la libertad de manifestación y conciencia", agrega la misiva.

Por último invitan a la ciudadanía a respaldar la carta abierta y exhortan a las autoridades competentes, a rectificar "la actitud que vienen sosteniendo" y a adoptar "las medidas pertinentes para revertir los perjuicios provocados por las decisiones tomadas contra el profesor David Martínez Espinosa y aquellas que guarden similitud en cuanto a causa y efectos".

Artistas e intelectuales que se plantaron frente al Ministerio de Cultura marcharán el 15N

Artistas cubanos frente al Ministerio de Cultura en una protesta el 27 de noviembre de 2020. YAMIL LAGE / AFP

COMUNICADO 27N EN APOYO A LA MARCHA 15N

El 27 de noviembre de 2020 cientos de ciudadanos protagonizaron una protesta pacífica frente al Ministerio de Cultura. Estudiantes, artistas, periodistas, arquitectos, cineastas, diseñadores, profesores, escritores, se plantaron durante horas para manifestar su rechazo a la violencia del Estado y exigir respeto a la libertad de expresión.

La noche anterior, la sede del Movimiento San Isidro, donde un grupo de personas se había acuartelado para reclamar la liberación del rapero Denis Solís, había sido allanada por las autoridades cubanas y la noticia había causado una gran indignación. El sentimiento de que había que hacer algo se expandió rápidamente en la comunidad artística e intelectual. No hizo falta convocar a nadie a actuar.

Lo que comenzó siendo un puñado de personas muy pronto creció, y con las horas se convirtieron en cientos, la mayor protesta pública espontánea en La Habana desde el Maleconazo, en la década de los noventa. Mas algo era distinto esta vez, la gente acudía a las puertas de una institución del Estado reclamando derechos.

Esa noche frente al Ministerio de Cultura algo cambió, lo supimos todos, los que allí estuvieron y los miles que, desde cerca o lejos, acompañaron. Esa noche dejó una estela en el camino conjunto hacia la defensa de la libertad, por el derecho a tener derechos y la construcción colectiva de un país digno.

Mucho ha acontecido desde entonces. La censura y la represión creciente multiplicaron el descontento, una tras otra se sucedieron las protestas a lo largo de la isla hasta hacerla eclosionar el 11 de julio, en un hecho sin precedente en nuestra historia. En más de 200 puntos de la isla ocurrieron levantamientos populares que reclamaban no solo alimentos y medicinas, sino, fundamentalmente, libertad y derechos. La consigna de Patria y Vida se impuso sobre la consigna de Patria o Muerte.

De ese estallido fuertemente reprimido por militares, policías, tropas especiales y agentes de la Seguridad del Estado, que seguía la orden de combate del presidente Miguel Díaz-Canel, nos ha quedado un saldo de al menos 1125 detenidos, de los cuales más de 570 continúan en prisión con peticiones fiscales de hasta 27 años de privación de libertad, a lo que habría que sumar la cifra de 150 presos y condenados políticos que se registraban antes del 11 de julio.

Marcharemos contra el autoritarismo, contra la violencia, contra la intolerancia, la discriminación y criminalización del pensamiento


A pesar de que no existe transparencia informativa por parte de las autoridades, la labor de la sociedad civil organizada ha permitido registrar y dimensionar las injusticias. Son suficientemente rotundos los testimonios, los videos, las imágenes y los documentos de dominio público para poner en evidencia el abuso de poder del régimen contra los ciudadanos.

El 11 de julio ocurrió un despertar. Hoy esa ciudadanía en pie nos pide marchar el 15 de noviembre, por la liberación de los manifestantes presos, contra la violencia y el autoritarismo, por la paz y el respeto a nuestros derechos civiles y políticos, por una solución democrática a nuestras diferencias políticas.

A casi un año de esa noche frente al Ministerio, #27N marchará por el derecho a tener derechos. No marcharemos a favor de una ideología. Marcharemos contra el autoritarismo, contra la violencia, contra la intolerancia, la discriminación y criminalización del pensamiento. Marcharemos por una nación donde expresarse y crear libremente no constituya un acto de valentía. Tenemos que poder hacerlo junto a quienes piensan diferente, para que sea la diferencia madre gestora de nuestra aspiración de libertad.

Asamblea de la Resistencia respalda Marcha del 15N y paro nacional (VIDEO)

Cubanos protestan contra el gobierno, el 11 de julio, en una calle de La Habana. (Twitter)

La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), una coalición de organizaciones de la Diáspora y de la oposición en la Isla, reiteró su apoyo a la marcha del 15 de noviembre en Cuba divulgando una serie de audiovisuales que muestran 15 razones por las que el pueblo necesita pedir democracia en las calles.

“Los videos por parte de personalidades cubanas del exilio y de diferentes países latinoamericanos en apoyo a la marcha propuesta para el 15N, son también una expresión de respaldo al proceso de paro nacional gestándose dentro de Cuba, municipio por municipio, vecindario por vecindario”, afirmó Orlando Gutiérrez, presidente de la plataforma opositora.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:34 0:00

La ARC convocó a un “Paro Nacional de todos los días" contra el Gobierno de Miguel Díaz-Canel.

“El paro nacional no es una sola fecha, son todas las fechas, todos los días que haga falta para trabajar y organizar al pueblo cubano para un movimiento de paro que se extienda en el tiempo hasta que caiga la tiranía. La marcha del 15M ya ha puesto en jaque al régimen y es una de las muchas iniciativas con que cuenta el pueblo cubano para poder emprender este camino del paro nacional para paralizar a la dictadura”, recalcó Gutiérrez.

En esta edición se unen a la campaña el conocido como hombre de la bandera, Daniel Llorente, que se manifestó el 1º. de mayo de 2017 durante una concentración en la Plaza de la Revolución de La Habana; el ex preso político y diplomático Luis Zúñiga y la activista Berta Antúnez, miembro del Directorio Democrático Cubano. Todos exiliados en Estados Unidos.

“Para poder tener una vivienda asequible y decente para la familia” expresa Zúñiga en el video.

“Para que podamos viajar a donde deseemos, fuera y dentro de Cuba”, dice Llorente.

“Para poder tener un sistema de atención médica y hospitalaria de calidad”, pide Berta Antúnez.

El régimen ha anunciado ejercicios militares que buscan intimidar a los posibles participantes de la marcha impulsada por activistas cubanos, entre ellos el dramaturgo Yunior García Aguilera, del grupo Archipiélago.

Detienen a jóvenes en el Parque Almendares por vínculos con coordinadora de Archipiélago

El grupo de jóvenes se había reunido en el parque para socializar luego de intercambiar durante meses en Facebook. (Foto: @mjorgec1994)

Alrededor de 15 jóvenes, que pretendían pasar un domingo divertido en el Parque Almendares de La Habana, fueron arrestados y conducidos a la Quinta Estación policial, ubicada en el municipio Playa.

“Nos reunimos porque nos conocíamos virtualmente, pero queríamos conocernos en persona como hacen muchos grupos de Facebook”, explicó a Radio Televisión Martí Daniela Rojo, una de las moderadoras de la plataforma Archipiélago, que promueve la Marcha Cívica del 15 de noviembre.

Los detenidos forman parte del grupo privado de Facebook “Cuba fuma y come tiramisú”. Entre ellos, además de Rojo, estaban Marcos Paz Sablón, Javier Machado Arribas, Nelson González Breijo, Emely Telles, Massy Carram, Freddy Rondón, Marko Alonso y Tania Menéndez, informó el sitio Cubanet.

Yolanda Huerga entrevistó a Daniela Rojo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

“Nos íbamos a ver en el Parque Almendares. Primero nos dicen que está cerrado y luego llegó un oficial de la Seguridad del Estado, nos pidió nuestros documentos de identidad y los retuvo. Al poco rato, llegó una ‘guagüita’ de la policía, nos montaron a todos y nos llevaron para la unidad”.

Integrantes de Archipiélago avisaron que, al llamar a la Quinta Estación de Policías les confirmaron que los muchachos se hallaban allí por “reunirse y tener conductas ilícitas”.

“En la estación policial comenzaron a interrogarnos uno a uno y a preguntarles a los demás cuál es su relación conmigo, si sabían de Archipiélago o de la Marcha [del 15N] y si estaban dispuestos a ir. Según los agentes yo tenía la intención de tomar fotos para publicarlas en las redes y decir que ya se estaba preparando la acción cívica”.

Pocas horas después, pusieron en libertad a los detenidos y llevados en patrullas separadas hasta sus domicilios o a zonas cercanas.

Las fuerzas represivas del régimen no han dejado de acosar no solo a los firmantes de las notificaciones entregadas a las autoridades sobre la realización de la marcha del 15N, sino a quienes la apoyan en sus redes. Varios han sido citados y amenazados y dos expulsados de sus centros de trabajo: el profesor universitario David Martínez, en Cienfuegos, y el doctor Manuel Guerra, en Holguín.

Cargar más

XS
SM
MD
LG