Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Convocan premio Literario Amazon 2018 para autores independientes en español

El fundador y consejero delegado de la tienda por internet Amazon, Jeff Bezos, con la nueva tableta electrónica Kindle Fire

El gigante del comercio electrónico Amazon anunció la celebración de su quinto Premio Literario de Autores Independientes en español, cuyo ganador recibirá 5.000 dólares y un contrato de publicación en formato digital, impreso y de audio.

Además, la obra ganadora será traducida al inglés, por lo que estará disponible en todo el mundo a través de Amazon.

El concurso está abierto a individuos mayores de 18 años que cumplan con los requisitos establecidos y publiquen obras originales e inéditas mediante el servicio de auto publicación Kindle Direct Publishing (KDP) desde el 1 de julio y hasta el 31 de agosto próximos.

Las reglas del concurso, publicadas en la página de Amazon, establecen que los participantes no pueden tener la nacionalidad ni disponer de residencia legal permanente en Cuba, Irán, Corea del Norte, Sudán, Siria o la región de Crimea.

El jurado, que anunciará al ganador en noviembre, está formado por el periodista y escritor de origen cubano Ismael Cala, la novelista peruana Blanca Miosi, el autor español Fernando Gamboa y la colombiana Isabel Acuña.

"Es un placer apoyar esta maravillosa iniciativa que amplifica las voces hispanoamericanas y les brinda una plataforma global inigualable en español e inglés. Invito a todos los autores a que asuman el reto y envíen sus obras. Este podría ser el comienzo de una gran carrera", afirmó hoy Cala en un comunicado.

Amazon "evaluará cada libro en función de su viabilidad comercial, a su absoluta discreción, y elegirá a cinco finalistas", según señalan las bases del premio.

Después, los jurados valorarán el libro de cada finalista en razón de la "originalidad del contenido", "creatividad del contenido" y "calidad del texto" y elegirán al ganador.

En 2017 el argentino Cristian Perfumo fue galardonado con el Premio Literario Anual por "El coleccionista de flechas", imponiéndose a más de 1.800 trabajos procedentes de 39 países.

(EFE)

Vea todas las noticias de hoy

Otero Alcántara: "Descemer Bueno es un elitista"

El artista independiente cubano Luis Manuel Otero Alcántara (izquierda) y el compositor y cantante Descemer Bueno, en imagenes tomadas de redes sociales.

“Cada quien puede tener la posición que quiera, pero responder por ella también”, declara el artista independiente cubano Luis Manuel Otero Alcántara en un video difundido recientemente en Facebook.

Además de insertarse en una acalorada polémica sobre el papel de los artistas cubanos en el debate político, su declaración va más allá y expone las secuelas que el deterioro social ha tenido en la educación en general en Cuba, y en la educación artística en particular.

Esas secuelas las sufre especialmente un sector de la población sin acceso a recursos para pagar desde “10 dólares al mes” hasta un instrumento musical, argumenta el artista independiente.

Otero Alcántara dice haberse involucrado en la polémica –“si se puede llamar polémica”-- después que vio un video en el cual el afamado compositor y cantante Descemer Bueno critica a los raperos Aldo Rodríguez Baquero, ex integrante del dúo Los Aldeanos, y a Silvio Liam Rodríguez Varona, Silvito “El Libre”, ambos –como Bueno-- residentes en Estados Unidos.

Bueno llama a Silvio Rodríguez “el Dios de la letra”, y censura a Silvito el Libre. “La inactividad lo ha hecho ponerse parte de los haters” (los que odian), dice Bueno refiriéndose a Aldo.

“Usted es el rapero más malo que existe en el planeta Tierra”, opina dirigiéndose a Silvito el Libre. “No hay un rapero más malo que… Usted no tiene absolutamente ningún tipo de talento, yo no sé cómo se le ocurre intentar, verdaderamente…”

Silvito El Libre y Aldo el Aldeano, en Panamá (Foto de Archivo/Alvaro Alba)
Silvito El Libre y Aldo el Aldeano, en Panamá (Foto de Archivo/Alvaro Alba)

Bueno es uno de los músicos cubanos con mayor proyección internacional. Su música alcanza a millones de personas en todo el planeta, principalmente sus colaboraciones con artistas como Marco Antonio Solís, Juan Luis Guerra, Luis Enrique, Ricky Martin, Gilberto Santa Rosa, Pitbull, Wisin, Yandel, Romeo Santos y Enrique Iglesias. Su trabajo ha sido reconocido con importantes premios como el Latin Grammy, Latin Billboard, Premios Lo Nuestro y Premios Juventud.

Otero Alcántara empieza por hacer notar que interviene a pesar de que Bueno nunca se refirió a él directamente.

“Llevo días pensando en cómo enfrentar esto porque me molestó, me molestó mucho el video de Descemer Bueno a nivel personal, aun cuando no mencionaba mi nombre”, explica Otero Alcántara, que vive y trabaja en La Habana y ha sido detenido en múltiples ocasiones, acosado y vigilado por la Seguridad del Estado. “Tú dirás: ‘Eh, ¿qué tiene que ver Luis Manuel con todo esto, si al final eso es cosa de músicos?”

Y es un detallito importante, subraya.

Al consultarlo el lunes para esta nota, el audio del video de Bueno disponible en internet se interrumpía en la que parece ser esa parte de sus comentarios.

Fragmento de audio del video de Otero Alcántara en Facebook
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:10 0:00

Me insultó”, afirma Otero Alcántara. “Me insultó por dos puntos importantes. Uno: Descemer Bueno se está portando como el viceministro [de Cultura Fernando] Rojas, que define quién es artista y quién no [y] me dice a mí que no tengo calidad artística ninguna. Se comporta como la élite de los que se hacen llamar ‘la intelectualidad cubana’ y son los que supuestamente definen quién es artista y quién no”.

Confiesa no conocer la historia personal de Bueno, pero comenta que, a diferencia de quienes como el compositor tuvieron alguien dentro o fuera de su familia que les garantizara disponer de un instrumento musical –“que es carísimo”—para completar su formación académica, hubo muchos que tuvieron que ponerse a trabajar y debieron abandonar su sueño de ser artista.

“Descemer Bueno es un elitista, Descemer Bueno es un abusador”, manifiesta Otero Alcántara; “primero que todo exhibiendo su casa, con la miseria que hay en este país, que hay gente que viven 30 y pico personas en una casa donde deberían vivir simplemente dos o tres personas, y él con toda la arrogancia, exhibiendo dónde es que vive”.

Claro, así no se habla de política, sentencia Otero Alcántara.

“Porque sabes que si hablas de política se te acaban todas las prebendas que te brinda el régimen”, dice. “Los artistas ahora mismo en Cuba, los musiquitos sobre todo, no hablan de política”.

Osmani García decía “no hablo más de política, me tienen hasta los c… de la política”, evoca Otero Alcántara refiriéndose a un video en el cual el reguetonero califica de “cederistas” a los artistas que hablan de política en Miami.

“Pero Gente de Zona, cuando hizo el concierto en la Ciudad Deportiva, que yo fui, con la gente con el fango por la rodilla, le levantó la mano a Díaz-Canel y decía ‘Mi presidente Díaz-Canel”, recuerda Otero Alcántara. “¿Eso no es política? No, eso no es política. ¿Qué cosa es eso? ¿Agricultura? ¿Sembrar papas? Haila, oliéndole el c… a Fidel Castro, ¿eso no es política?”

Entrevistado en Miami por el presentador radial Enrique Santos, Alexander Delgado, del dúo Gente de Zona, dijo que habría hecho lo mismo “si hubiese estado Donald Trump” en su concierto.

Para Mompié, la gente expresa sus sentimientos en momentos de emociones, “y fueron los sentimientos que yo expresé, entonces son mis sentimientos, nadie me puede juzgar por eso, porque yo no he cometido ningún delito”, según sus declaraciones a Telemundo 51. “Eso no me convierte en terrorista, ni en una criminal”.

Está visto “y requetevisto” que Fidel Castro es un dictador, subraya Otero Alcántara, y quien aplauda a Fidel Castro aplaude al dictador.

Eso significa apoyar el fusilamiento de los jóvenes que intentaron escapar de Cuba en la Lanchita de Regla y la suerte de todos los fusilados, la hambruna, las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción), donde encerraban a los jóvenes por ser gays, por ser artistas, por pensar diferente y por vestirse diferente, manifiesta.

“Ustedes están justificando la dictadura con levantarle la mano a Díaz-Canel, [con] cantarle al dictador”, dice, y recuerda que “el dictador” no ha dejado entrar a Cuba a Celia Cruz, a Willy Chirino, a Alexis Valdés, a un montón de médicos “que si no pasan ocho años fuera de Cuba” no pueden regresar a ver a su mamá ni a su papá, y ni siquiera asistir a sus funerales si mueren.

Que no le digan entonces que esa gente no habla de política, exige el artista independiente.

Iguala lo que dice Descemer Bueno con la censura del Decreto 349, en contra del cual él y el Movimiento San Isidro emprendieron dentro de Cuba una tenaz campaña que al propio Otero Alcántara y a otros integrantes del grupo les ha costado detenciones y el hostigamiento de la policía política.

“El 349 dice lo que tú dices: que si yo no estudié arte, no soy artista”, declara Otero Alcántara, y menciona al funcionario encargado de la promoción pública del Decreto, el viceministro de Cultura Fernando Rojas.

“Te voy a poner Descemer Bueno Rojas”, dice. “Formas parte de toda la oligarquía, de esta gente que define quién es músico, quién no; quién cobra, quién no; quién sale de Cuba, quien entra a Cuba; quien tiene una cuenta en el banco sin pagar impuestos, sin pagar nada, y puede tener una buena vida en cualquier lugar de Europa, cuando hay un pueblo entero pasando tremenda necesidad”.

No está diciendo que Bueno se abstenga de tener lo que quiere si se lo merece, indica Otero Alcántara.

“Pero mira: tu voz la escuchan millones de jóvenes cubanos”, continúa el artista independiente. “Qué orgullo tendría tu hijo si mañana o pasado, cuando se caiga el régimen, dijera: ‘C…, mi papa, en vez de hacerle mover el c… a la gente, aunque sea cogió un micrófono y dijo: ‘Sí, las víctimas, José Daniel Ferrer, todo el abuso que están sufriendo los artistas expulsados’. Y no es mi caso solamente: hay unos cuantos más expulsados de universidades, perseguidos por la Seguridad del Estado”.

Menciona a artistas y músicos censurados y expulsados de agencias artísticas y de la Asociación Hermanos Saíz, y a familias completas perseguidas.

“Entonces, ¿no quieres hablar de política? No hables de política”, le dice Otero Alcántara a Descemer Bueno. “Pero cuando dices que la Aldea no tiene valor estético ninguno porque no estudió arte; no sabe de la corchea, la semicorchea, la negrita, la fusa y la semiconfusa, porque tú lo que estás es semiconfuso, ¿eh?; tú lo que estás es legitimando todo el discurso de Fernando Rojas, de que nos vengan arriba y nos quieran acusar de delincuentes simplemente por decir lo que pensamos”.

Por arriesgar la carrera que tenemos en función de un pueblo que está sufriendo, y sufriendo tremenda miseria, porque lo que pasó en el Mercado de Cuatro Caminos no fue casualidad, añade el promotor de la campaña contra el Decreto 349.

“Es que el pueblo está cansado del abuso y los atropellos de la dictadura que tú te haces el de la vista gorda y vienes a cantarle aquí: a moverle el c… a la dictadura”, añade. “Eso no, eso no, claro: eso no es política”.

Dice entonces que él y “un montón de gente” van a seguir en Cuba, trabajando por la libertad de Cuba, por la libertad de la gente, y se confiesa admirador “de la aldea”, de Silvito el Libre, de “los reguetoneros esos que nacen del fango, negros del Cerro, sin esperanza ninguna” que no tienen que estudiar arte para hacerlo.

La democracia genera herramientas digitales con las que pueden cultivar su talento, comenta.

“Tú los aplastas, claro”, sentencia Otero Alcántara. “Si no entran por tu canal, no son artistas, una vez más, como la dictadura: si no entran por donde están ellos, no son artistas”.

Asegura no haber escuchado en Cuba a nadie decir que es “descemerbueniano”, pero sí “aldeano, aldeanista”. Quien quiera estudiar arte en San Alejandro debe pagar 10 dólares al mes “para que un profesor te prepare”, afirma Otero Alcántara; “los materiales son carísimos, no existen en Cuba”, y califica de elitista esos estudios que Bueno pone como requisito.

“No hay pluralidad, no hay acceso a ninguna educación gratuita: ¿Qué educación de arte gratuita de qué?”, pregunta. “Claro: para los hijos de los blancos con dinero que tienen el poder, esos sí. ¿Eso es lo que tú estás defendiendo, ¿no? Tú no estás defendiendo a los negros del Cerro y de San Miguel del Padrón, que tienen mucha sensibilidad, pero no tienen la oportunidad de estudiar en una escuela, porque estudiar en una escuela de arte en Cuba es elitista”.

Instrumentos pagados, clases particulares, “una mamá, un papá que te mantenga” hacen falta, comenta, y esas no están al alcance de “los negros del Cerro y de San Miguel del Padrón”, y lo mismo pasa en las artes visuales, el teatro, la danza.

“Entonces, eres una vergüenza, asere”, le dice Otero Alcántara a Bueno. “¿Qué estudiar arte de qué es lo que define… qué estudiar arte de qué, asere? Le estás faltando el respeto a Beny Moré, le estás faltando el respeto a una pila de gente que son más músicos que tú y van a trascender [más] que tú”.

(Los videos mencionados en la historia no han sido incluidos por el uso de palabras obscenas)

Un festival alternativo al Festival de Cine Latinoamericano

Organizaores del Primer Festival de Cine INSTAR. Tomado de Facebook mailyn.gomezcruz

Tras la exhibición de 22 películas de ocho países, cerró sus puertas el domingo el Primer Festival de Cine INSTAR, auspiciado por el Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt", en su sede de La Habana Vieja.

“Nosotros hicimos todo esto en esta fecha por un problema de protección, de que estuviéramos en un momento en que hubiera mucha prensa extranjera en Cuba para que también nos permitieran existir,” explicó la actriz Lynn Cruz, una de las organizadoras del evento, en referencia a que, paralelamente, se está desarrollando en Cuba, el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana en su 41 edición.

“Estamos de acuerdo con que exista el Festival de Cine de La Habana, que tiene ya una tradición y es reconocido a nivel internacional, es decir, nosotros somos una alternativa para las películas que por determinadas circunstancias políticas han sido condenadas al olvido”, puntualizó Cruz.

“Tuvimos películas variadas con temáticas más políticas otras más existenciales o sea hubo gran diversidad”, agregó.

Nace el Festival de Cine INSTAR en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00


La actriz indicó que exhibieron durante el festival el filme “Desarraigo” realizado en 1965 por Fausto Canel “porque la idea es poner películas que en su momento no tuvieron un impacto porque la circunstancia política no se lo permitió, entonces también tenemos un espacio para eso”.

En su último día el Festival INSTAR mostró las obras ya terminadas de los beneficiados a inicios de este año con el Premio de Cine PM, dirigido a realizadores noveles, en las categorías de Ficción, Documental y Nuevos Medios, y dio a conocer a los premiados en su segunda convocatoria, que sumó esta vez el Premio Especial "Nicolás Guillén Landrián" dotado con 5 mil dólares.

El galardón en la categoría Ficción lo ganó el proyecto New Eva, de Nathaly Cardet y Yanisleysi Vázquez y en la categoría Documental, Riomar, de Lester Lejardi y Camila Carballo.

En Animación el premio se lo llevó el proyecto Pirita, de Carlos M. Paifer y Adriana García Pérez y Eliécer Jiménez se llevó el premio en la categoría Transmedia por su proyecto 59 Cuban-Docs.

Las obras laureadas con el Premio Especial "Nicolás Guillen Landrián", fueron ¿Cómo educar a un niño?, de Gretel Marín y Maria Elisa Pérez, y el proyecto documental Persona con Persona, de Karel Ducasse, Raúl Escobar y Yanet de Paz.

El festival de INSTAR transcurrió del 6 al 8 de diciembre sin mucho acoso de la Seguridad del Estado, pero tuvo algunos contratiempos lamentó Lynn Cruz.

“Una cineasta extranjera se vio forzada por presiones de funcionarios a retirar su película” dijo Cruz sin ofrecer detalles y “nosotros tuvimos que retirar una película en el último momento porque no teníamos los derechos, fue una película de la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños”.

“Llamaron de la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños, que si no la retirábamos nos demandaban”. Esto sucedió por un error de nosotros porque es verdad que la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños funciona en Cuba como una casa productora, es decir ellos financian las obras, por tanto, éstas les pertenecen”, dijo Cruz.

La artista Tania Bruguera, directora del Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt", INSTAR, señaló en una entrevista con DIARIO DE CUBA que este Festival “es una consecuencia natural del ciclo sobre los cineastas independientes” que vienen efectuando “desde mediados de este año y donde el objetivo fundamental es mostrar aquellas películas que no se exhibirán en el Festival Internacional de Cine Latinoamericano de la Habana".

Los auspiciadores del Festival de Cine INSTAR planean que tenga una frecuencia anual en La Habana.

Sentado en la sala de mi casa

El cantante cubano Barbarito Diez (Foto: Archivo).

Por ALFREDO RODRIGUEZ

Este miércoles fue un día tocado por emociones… bueno, para decir verdad, las emociones viven en mí como la Pascua vive en diciembre. Fue el día de la Santa Bárbara, portadora de espada, invocadora contra las tempestades, asociada al rayo, al rojo, a la corona y a las plumas; mezcla de resurrección e inmortalidad. “Changó ta vení/ tierra va a temblá/ sin zarabanda malongo mundo ta acabá”.

Fue 4 de diciembre, y un 4 de diciembre vio la luz Consuelo Vidal, consoladora de televidentes cautivados y tocados por su magia entretenedora, espontánea, y popular, esa que me hace arrastrar para bien, el mote de “salvador de veranos”.

Alfredo Rodríguez.
Alfredo Rodríguez.

El miércoles no aparté un momento de mí la imagen del “Rey del danzón”, sagitariano, nacido un día 4 de diciembre, y que se fue un domingo 7 de mayo, para infortunio de la música, de los hombres de bien, y de los que practican la decencia.

Hace muchos años debía darle una nota que uno de sus hijos me entregó en Venezuela para él, y llegando a La Habana tuve el placer de encontrármelo sentado en la sala de mi casa.

Mirándolo pensé en Bolondrón, en Manatí, y en la isla que toda era, y es. En la escuelita del batey donde vivió y donde fue líder de muchacho, cuando entonaba el himno de nuestra patria: no en balde, Barbarito, eres Cuba todo, y para toda la vida.

Viste rendidos tus sueños de ser sastre, pero, pensándolo bien, le hiciste un traje a la medida a la música cubana, como el mejor costurero. Apenas te movías entonando una canción, falta no hizo: podías asumir cualquier postura escénica y te adjudicaste la mejor, la de la sinceridad.

Graciano, Antonio María, Matamoros, Sindo, Roig, y muchos más te veneraron “negro lindo”, porque así también te decían. Nadie entonará jamás como tú Longina, Olvido, La Mora, La perla del Edén y tantas canciones que te brotaban tan fáciles, como difíciles resultaban y resultan para otros.

Venezuela se rindió a tus pies: todavía El Tamanaco retumba con la ovación que recibiste, y que se sucedió en El Poliedro y en El Ateneo. Siempre dijiste que cantarías hasta que fuerzas tuvieras. De tal manera, el tributo de los que estamos es querer, difundir y a amamantar tu música, hasta que de igual forma tengamos fuerzas.

Bárbaro Diez Junco, querido Barbarito: tú si eres identidad. Tengo la fe, y la vista alegre, como aquel Café Vista Alegre de La Habana donde tanto entonaste, que siempre habrá una mano que se alce para defender nuestro baile nacional, para tributar a los grandes como tú, y para saber de donde venimos, que no es más que tener conciencia de hacia donde debemos ir.

Barbarito tú, hombre limpio, decente, cantor, cubano, eterno. Te me quedas para siempre, sentado en la sala de mi casa.

Cineasta Eduardo del Llano estrena corto "Dos Veteranos"

Cineasta Eduardo del Llano estrena corto "Dos Veteranos"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:45 0:00

Fotografías de Capa y Bosshard sobre guerra expuestas por primera vez en Pekín

Robert Capa, considerado el mejor fotógrafo de guerra de todos los tiempos

El fotoperiodista húngaro Robert Capa llega al país asiático tras una larga travesía en barco para trabajar como técnico en un rodaje, aunque su objetivo es otro: tomar instantáneas de la guerra sino-japonesa que ha estallado un año antes, y que ahora se exhiben en Pekín por primera vez.

Capa realizó este periplo antes de regresar a España para presenciar el fin de la Guerra Civil, tomando cientos de imágenes durante agotadores viajes diarios que le llevan por diez ciudades de una China rural, empobrecida, que trata de resistir a una invasión mientras se cierne una revolución comunista en su retaguardia.

Es en la ciudad de Yan'an (noreste) donde se reagrupan las tropas del revolucionario Mao Zedong, y es allí donde llega otro fotógrafo, el suizo Walter Bosshard, coprotagonista de la muestra 'La carrera por China' organizada por el Museo de Arte de la Universidad de Tsinghua, quien conseguirá retratar al líder comunista.

"Estas imágenes conforman un material único que contextualiza China durante una época en la que la mayoría de los fotógrafos tenían una mirada parcial", cuenta a Efe el comisario de la muestra, el suizo Peter Pfrunder, sobre las 140 fotografías expuestas.

La muestra se acompaña de documentos históricos y recortes de periódicos como ese reportaje de Life, que considera a Mao "el Lenin chino" e ilustra con fotos la guarida comunista, donde las paredes de sus dormitorios están custodiadas por fusiles y cuya puerta de entrada aparece fuertemente vigilada y rodeada de la nieve.

"Entrevistar a Mao fue la gran exclusiva de Bosshard. Fue el primer periodista europeo que lo logró. La publicación de sus fotos en la revista Life causó furor en la época", evoca.

El joven Mao Zedong fotografiado por Walter Booshard
El joven Mao Zedong fotografiado por Walter Booshard

Destaca otra fotografía suya que muestra a una risueña estudiante de la "Academia Roja", o una charla instructiva en la que los aldeanos, sentados sobre una explanada, toman notas improvisadas durante una charla de los dirigentes.

Casas ardiendo, ciudades arrasadas.

Entretanto, Capa se topa con el calor y las miserias de la China rural, y retrata con su característica nitidez a campesinos y pescadores que ofrecen provisiones a los soldados antes de que estos caigan en Tai'erzhuang (este) ante las tropas japonesas.

"Capa llega con una visión más idealista. Veía la resistencia china en paralelo a la lucha contra el fascismo en Europa", apunta el comisario.

En Hankou, hoy día Wuhan (centro), Capa fotografía una ciudad arrasada durante los ataques aéreos y logra impactantes instantáneas de casas de madera arrasadas, civiles extinguiendo fuegos, supervivientes aturdidos y familias que huyen a los refugios al oírse las alarmas que anuncian los bombardeos.

"Un civil yace en el campo víctima de la batalla", precisa la descripción de una de las tomas menos conocidas del considerado mejor fotógrafo de guerra del mundo.

Otros Capas muestran a dos hombres ante carteles de propaganda sobre las atrocidades japonesas, y en otra retrata a un individuo que pinta la Estatua de la Libertad sobre un mural con la bandera de la República de China al fondo.

Bosshard, por su parte, narra una vida diaria -los tuk tuks, los niños que juegan con cometas, las marionetas en el teatro- que colapsa con la invasión nipona, y entonces las escenas devienen en trabajadores que reciben las instrucciones de los expertos japoneses, mujeres trabajando en una tabacalera, o dos hombres ejecutados a los que se había acusado de bandidaje.

Histórica foto de Robert Capa a los pies de su amigo y rival Walter Bosshard
Histórica foto de Robert Capa a los pies de su amigo y rival Walter Bosshard

"Usaron armas biológicas... estas fotografías muestran muy bien lo que hicieron los diablos japoneses", comenta una mujer a otra mientras visitan y rememoran uno de los episodios más delicados de la historia de China: la invasión japonesa (1931-45) y los 35 millones de chinos que, según Pekín, murieron durante aquellos años.

Fotografías censuradas

Algunas tomas no están presentes en la exposición para no herir sensibilidades y para no contradecir la versión oficial del Partido Comunista de China (PCCh) de que, aunque no era el gobernante durante la guerra con Japón, fue el actor "imprescindible" para la victoria en el campo de batalla.

El comisario suizo confirma que hay siete fotografías censuradas:
"Algunas muestran a ciudadanos chinos dando la bienvenida a las tropas japonesas. Otra, es un retrato de un líder del movimiento de independencia mongol. En otras se ve a los militares japoneses mostrando actitudes humillantes", sintetiza.

"Lo importante era que la exposición fuera accesible. Los visitantes se van a encontrar con una manera de mirar muy diferente.

En Occidente, estamos acostumbrados a que la Historia tenga una parte que se interpreta. Esto es algo que el público chino puede descubrir ahora, espero que provoque debate", agrega.

Sí están presentes los retratos que Capa le hizo a Soong May-lin, la tercera mujer de Chiang Kai-Shek, el líder del bando nacionalista, quien tras su derrota la Guerra civil china, en 1949, se refugió en la isla de Taiwán.

"Capa no pudo hacer todo lo que quiso porque estaba permanentemente observado por los nacionalistas. Sentía que no pudo mostrar su talento, pero hizo un trabajo admirable", concluye el comisario.

Bosshard se retiró de la fotografía en 1953 tras concluir sus viajes por Asia, mientras que Capa, cuyo verdadero nombre era Endre Friedmann (Budapest, 1913-Thai Binh, Vietnam, 1954), cubrió numerosos conflictos, entre los que destacan la Guerra Civil española, el desembarco de Normandía y la Guerra de Indochina, en la que murió al pisar una mina.

Cargar más

XS
SM
MD
LG