Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Pompeo: Más de 40 venezolanos se creen legítimos "herederos de Maduro"

El secretario de Estado Mike Pompeo. (Archivo)

Un reporte de The Washington Post publicado este miércoles revela un audio del secretario de Estado Mike Pompeo en el que diplomático habla de lo "tremendamente difícil" que resulta "mantener unida" a la oposición venezolana".

En la grabación, Pompeo detalló que en la oposición de Venezuela hay "más de cuarenta personas" que se creen "legítimos" sucesores de Nicolás Maduro, en un hipotético escenario de salida del poder del mandatario venezolano.

"En el momento en que Maduro se vaya, todos levantarán sus manos y [dirán], 'Llévame, soy el próximo presidente de Venezuela'. Serían más de cuarenta personas las que creen que son el legítimo heredero de Maduro", dijo el Secretario de Estado, citado por el diario.

Según la nota del Post, Pompeo hizo estos comentarios la semana pasada en una reunión con líderes judíos.

De acuerdo al articulista del Post, John Hudson, Pompeo dice en el audio que los intereses contrapuestos de la oposición contribuyeron a la no salida de Maduro en el fallido levantamiento militar del pasado 30 de abril.

Pompeo también dijo que Maduro no confía en los venezolanos y está rodeado de cubanos. El secretario de Estado destacó que "los cubanos están en el centro de los problemas económicos" que vive el país petrolero.

"Creo que tenemos que encontrar una manera de desconectarlos de Venezuela (...). Estamos trabajando duro para tratar de entregar eso", dijo Pompeo según el Post.

Según Hudson, el Departamento de Estado declinó hacer comentarios para su artículo sobre las declaraciones de Pompeo.

Vea todas las noticias de hoy

"La verdad es la verdad", dice Sanders de sus elogios a Castro

Sanders y el presentador de CNN, Chris Cuomo, en el foro comunitario realizado en Carolina del Sur en vísperas de las primarias en ese estado.

El senador Bernie Sanders dijo que “la verdad es la verdad” y atribuyó a la preferencia por sus adversarios el hecho de que legisladores de su partido lo criticaran por elogiar a Fidel Castro.

Sanders en CNN: "La verdad es la verdad"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:14 0:00

“Por cierto, todos los congresistas que mencionas están apoyando a otros precandidatos”, declaró Sanders la noche del lunes en un foro comunitario organizado por CNN en Carolina del Sur cuando el presentador, Chris Cuomo, le dijo que sus comentarios sobre Castro fueron calificados de “absolutamente inaceptables” por legisladores.

Al escuchar la frase de “tirano asesino” leída por Cuomo en referencia a Castro, Sanders hizo una mueca de disgusto.

El gesto del senador Sanders al escuchar que el presentador cita una critica que se refería a Fidel Castro como un "dictador asesino".
El gesto del senador Sanders al escuchar que el presentador cita una critica que se refería a Fidel Castro como un "dictador asesino".

“La respuesta fue que cuando Fidel Castro llegó al poder -¿que fue cuándo, en 1959?-, ¿sabes lo que hizo? Inició un gran programa de alfabetización. En ese momento había en Cuba mucha gente que era analfabeta”, respondió el senador. “Y él formó brigadas de alfabetización, posiblemente te acuerdes. Lo hizo, y ellos ayudaron a la gente a aprender a leer y a escribir”.

Sanders en CNN: "Enseñar a leer y escribir es algo bueno"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

“¿Sabes qué? Yo creo que enseñar a la gente a leer y a escribir es algo bueno”, continuó diciendo Sanders. “He sido extremadamente consistente y crítico con todos los regímenes autoritarios de todo el mundo, incluyendo Cuba, incluyendo Nicaragua, incluyendo Arabia Saudita, incluyendo China, incluyendo Rusia”.

En otro foro comunitario realizado hace una semana en Las Vegas, Sanders se refirió a la actual administración del estado de Israel como "un gobierno racista de derecha".

“Resulta que yo creo en la democracia, no en el autoritarismo, pero no puedes decir… China es otro ejemplo”, añadió el precandidato demócrata. “China es un país autoritario que se vuelve cada vez más y más autoritario. Pero ¿puede alguien negar, dejando eso en claro, que ellos han sacado a más gente de la pobreza que ningún otro país en la historia? ¿Por qué criticar si lo que digo es la verdad? Así que eso es un hecho. Se acabó la discusión”.

Cuomo citó de nuevo a los legisladores, según los cuales no se debe elogiar a Fidel Castro porque acabó con las libertades en Cuba, porque decidía quienes eran los ganadores y los perdedores, y a estos los mataba y los metía en la cárcel para siempre. “No se le da un espaldarazo por nada que hiciera”, dijo el presentador de CNN.

La verdad es la verdad, ¿está bien?”, exclamó Sanders. “Y eso fue lo que pasó en los primeros años del régimen de Castro”.

El presentador de CNN se refería, entre otros, a los comentarios de las congresistas demócratas del sur de la Florida Donna Shalala y Debbie Mucarsel-Powel. Esta última escribió en Twitter: “Como primera inmigrante suramericana miembro del Congreso que orgullosamente representa a miles de cubanoamericanos, los comentarios de Bernie Sanders sobre Castro me parecen absolutamente inaceptables”.

“El régimen de Castro asesinó y encarceló a disidentes, y causó daños inenarrables a demasiadas familias del sur de la Florida”, dijo Mucarsel-Powell en otro mensaje. “Hasta hoy, sigue siendo un régimen autoritario que oprime al pueblo, coarta la libertad de prensa y sofoca la sociedad libre”.

Los propios adversarios de Sanders en la pugna por ganar la nominación demócrata también lo criticaron públicamente.

“Claro que la alfabetización es algo bueno”, dijo el ex alcalde de South Bend (Indiana) Pete Buttigieg. “Pero ¿por qué estamos destacando los programas de alfabetización de un dictador brutal en vez de ser inequívocos al condenarlo por la forma en que trataba a su propio pueblo?”.

Según el ex vicepresidente Joe Biden, los comentarios de Sanders sobre Castro “son parte del patrón que ha practicado toda su vida de abrazar líderes y gobiernos autocráticos en todo el mundo”.

Para el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, “Fidel Castro dejó un oscuro legado de campos de trabajos forzados, represión religiosa, pobreza general, pelotones de fusilamiento y la muerte de miles de sus propios compatriotas. Pero claro, Bernie, vamos a hablar de su campaña de alfabetización”.

Sanders lleva la delantera en la contienda demócrata para ganar la nominación de ese partido en las elecciones presidenciales de noviembre con 45 delegados en las tres votaciones demócratas realizadas hasta el momento: los concilios (caucus) de Iowa y Nevada, y las primarias de New Hampshire. El senador de Vermont aventaja en 20 delegados a Buttigieg, su más cercano seguidor.

Completan la lista en las primeras cinco posiciones el ex vicepresidente Biden (15 delegados) y las senadoras Elizabeth Warren, de Massachusetts (8) y Amy Klobuchar, de Minnesota (7). Para ganar la nominación demócrata a la presidencia en las elecciones de noviembre, el aspirante debe reunir al menos 1,990 delegados.

Ninguno de los restantes aspirantes a la candidatura demócrata ha ganado un solo delegado, entre ellos Bloomberg, que ha gastado más de 450 millones de dólares de su propia fortuna en anuncios de campaña.

Esta noche del martes, organizado por CBS News, tiene lugar en Charleston, Carolina del Sur, el último debate antes de que se celebren las primarias de ese estado, que a su vez anteceden a las conocidas como el “Súper Martes” del 3 de marzo, cuando los votantes de 16 estados y territorios estadounidenses van a las urnas en las mayores primarias simultáneas del país.

Republicanos y demócratas critican a Sanders por decir que "no todo es malo en Cuba"

El senador demócrata Bernie Sanders hizo la declaración en el programa de CBS "60 Minutes".

El actual favorito en las encuestas para ganar la candidatura demócrata a la Casa Blanca, el senador de Vermont Bernie Sanders, declaró la noche del domingo en el programa de CBS News 60 Minutes que “no es justo decir que todo es malo” en Cuba.

“Nos oponemos a la naturaleza autoritaria de Cuba, pero, ¿sabe usted lo que hizo Fidel Castro cuando llegó al poder? Una campaña de alfabetización masiva. ¿Es malo eso, solo porque lo hizo Fidel Castro?”, manifestó Sanders.

Cuando el presentador Anderson Cooper le recordó que muchos disidentes son encarcelados en Cuba, el senador dijo que era cierto. “Y condenamos eso”, añadió.

“A diferencia de Donald Trump, seamos claros, yo no pienso que Kim Jong Un sea un buen amigo. Yo no intercambio cartas de amor con un dictador asesino. Vladimir Putin no es un gran amigo mío”.

Para introducir la pregunta, 60 Minutes usó declaraciones hechas por Sanders en agosto de 1985, cuando era alcalde de la pequeña ciudad de Burlington (Vermont), entrevistado por el Canal 17 CCTV local a raíz de una visita a Nicaragua, donde se reunió con Daniel Ortega.

“Una de las cosas que creo haber aprendido en mi viaje: como socialista, la palabra socialismo no me asusta”, dijo Sanders. “El gobierno sandinista tiene sustancialmente más apoyo en Nicaragua que Ronald Reagan en el pueblo estadounidense. […] Quedé impresionado por la inteligencia y la sinceridad de los líderes sandinistas. […] Ortega es un tipo impresionante”.

Obviamente, sé que todos los editorialistas de la prensa libre “me van a atacar por ser el ganso tonto, y quizás lo sea”, reconoció también el actual senador antes de compartir sus impresiones.

Entonces hizo también un comentario sobre el régimen cubano: “En 1961 ellos invadieron Cuba, y todo el mundo estaba plenamente convencido de que Castro era el peor tipo del mundo, de que el pueblo de Cuba iba a levantarse en una rebelión contra Fidel Castro. Se les olvidaba que él educó a los niños, les dio servicios de salud, transformó totalmente la sociedad”, aseguró Sanders.

Ese mismo año, cuestionó a un reportero por decir que Ortega era un comunista y un marxista, en lugar de referirse a él como “el presidente democráticamente elegido de Nicaragua”.

Después que salió al aire la entrevista del domingo en 60 Minutes, las reacciones empezaron a inundar las redes sociales.

“Se equivoca en por qué los cubanos no derribaron a Castro”, escribió el senador cubanoamericano Marco Rubio en uno de los muchos mensajes que ha compartido al respecto. "No fue porque el ‘educara a los niños, les diera servicios de salud’. Fue porque sus adversarios eran encarcelados, asesinados o exiliados”.

Poco antes del mediodía del lunes, el senador cubanoamericano compartió incluso un video grabado en el auto mientras conducía, en el cual cuestiona severamente otra vez las palabras de Sanders. “El socialismo democrático suena bien. Pero no. Está basado en el marxismo”, dice.

En otro comentario escrito ya había manifestado que las promesas marxistas son en esencia una trampa.

“La principal promesa de todo marxista es que si entregamos parte de nuestras libertades individuales, el Estado nos dará más ‘seguridad’, como salud pública gratis y educación’, escribió Rubio. “Pero al final el marxismo no da ‘seguridad’ y usted carece de la libertad para hacer algo al respecto”.

La analista de CNN Ana Navarro-Cárdenas, nacida en Nicaragua, coincidió en Twitter con Rubio al comentar la entrevista del senador demócrata en 60 Minutes.

“El régimen castrista lleva más de 60 años en el poder en Cuba sin elecciones libres”, dijo. “Han asesinado, encarcelado y torturado a miles. Confiscaron bienes, expulsaron a sacerdotes y monjas… Y seamos claros: los cubanos no se comunicaban exactamente por gruñidos. La mayoría ya sabía leer”.

Se refirió también a las opiniones de Sanders sobre Nicaragua.

“Yo estaba en segundo grado cuando los sandinistas llegaron al poder en Nicaragua”, escribió Navarro-Cárdenas. “Adoptaron el modelo de educación cubano. Los libros y el currículo académico ensenaban adoctrinamiento ideológico. Los niños tenían que recitar consignas comunistas, revolucionarias, antiamericanas. Así es como el comunismo enseña a la gente a leer y escribir”.

El ex vicegobernador de la Florida Carlos López-Cantera aportó igualmente sus opiniones. “Oiga, Bernie Sanders, para su información: todo sobre la revolución cubana es, fue y será malo. Decir lo contrario es antiamericano”.

En el propio canal CBS, analistas políticos se apresuraron a advertir que el más mínimo elogio de la revolución castrista no tiene cabida en un importante sector político de la Florida, tanto republicano como demócrata.

No han faltado legisladores demócratas para criticar al actual favorito de su partido en las encuestas. “Está perdido”, dijo la congresista Dona Shalala, como puede verse en un mensaje de Twitter de la reportera de NBC6 Julia Bagg.

“Y cualquiera que diga lo que él dijo sobre el régimen cubano esta fuera de base”, añadió la congresista.

Informe: Exportaciones agrícolas y de alimentos de EEUU a Cuba aumentaron en 2019

Vista parcial del Puerto del Mariel, en las afueras de La Habana.

Las exportaciones agrícolas y de alimentos a Cuba se incrementaron 14.5 por ciento en 2019, a la par que disminuyeron 31.1 por ciento las relacionadas con los productos médicos y las donaciones (20.5 por ciento), indicó un informe del Consejo Comercial y Económico Estados Unidos-Cuba (Cuba Trade).

En general, el intercambio comercial entre la isla y EEUU ascendió a 257.6 millones de dólares en el 2019, de 224.9 millones el año anterior.

El documento precisa que, sin embargo, las exportaciones de alimentos y productos agrícolas cayeron 65.7 por ciento en diciembre del pasado año, en comparación con el mismo mes del 2018.

Ese intercambio comercial representó 4.371.126 millones de dólares en diciembre del 2019, de 12.775.779 millones de dólares en diciembre del 2018.

En el área de la salud, en el 2019 las exportaciones desde EEUU hacia la isla alcanzaron los 1.096.5050 millones de dólares, un decrecimiento desde los 3.492.553 millones del año anterior.

El informe añade que La Habana se ubica en el lugar 56 de la lista de intercambio comercial con EEUU.

Lo mismo ocurrió con las donaciones, que cayeron a 7.150.989 millones el pasado año, de 8.98.855 en el 2018.

Bloomberg y Sanders, bajo fuego en debate demócrata

De izq. a der. Mike Bloomberg, Elizabeth Warren y Bernie Sanders.

LAS VEGAS (AP) - Desde el primer minuto, los demócratas asediaron al multimillonario neoyorquino Mike Bloomberg e interrogaron a Bernie Sanders sobre su inflexible estrategia progresista, en un combativo debate el miércoles por la noche que amenazó con enturbiar aún más la urgente búsqueda de un candidato demócrata para enfrentar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en las elecciones de este año.

Bloomberg, exalcalde de la ciudad de Nueva York y que fue republicano, tuvo un accidentado debut en los debates de primarias, obligado a defender sus acciones y declaraciones pasadas sobre raza, género, así como por su riqueza personal. Sanders, por su parte, intentó responder a las preguntas agresivas sobre su defensa del socialismo democrático y su salud, tras sufrir un ataque al corazón el año pasado.

El noveno debate de las primarias incluyó los segmentos más agresivos en un año de proceso demócrata para designar a un candidato a la presidencia. La tensión reflejó la creciente ansiedad entre aspirantes y líderes del partido ante la posibilidad de terminar con un candidato que no logre reunir un amplio apoyo en noviembre para derrotar a Trump.

La campaña está a punto de subir la marcha. Nevada vota el sábado, seguida por Carolina del Sur el 29 de febrero. En menos de dos semanas votan más de una docena de estados en el Super Martes, cuando se decide aproximadamente un tercio de los delegados necesarios para obtener la candidatura.

La senadora de Massachusetts Elizabeth Warren luchaba por la supervivencia de su campaña, y se destacó con ataques reiterados a Bloomberg. Warren intentó debilitarle ante la base demócrata, incómoda con su amplia fortuna, sus comentarios ofensivos sobre estrategia policial para con las minorías y sus comentarios condescendientes sobre mujeres, incluyendo las que trabajaron en su empresa.

Warren describió a Bloomberg como “un multimillonario que llama a la gente yeguas gordas y lesbianas con cara de caballo”.

No fue la única.

Sanders arremetió contra las iniciativas policiales de Bloomberg como alcalde de Nueva York, que según dijo iban dirigidas contra “afro-estadounidenses y latinos de una manera escandalosa”.

Y el exvicepresidente Joe Biden criticó que la política de “detención y registro” de Bloomberg acabó “arrojando a 5 millones de hombres negros contra la pared”.

Desde la distancia, Trump se sumó a los ataques contra Bloomberg.

“Oigo que les están dando una golpiza esta noche, ustedes saben que está en un debate”, dijo Trump en un mitin en Phoenix.

En una noche que amenazaba con empañar el brillo de una imagen cuidadosamente construida con anuncios en televisión, Bloomberg no logró defenderse de los ataques relacionados con la raza y el género. Pero se mostró firme y sin avergonzarse por su fortuna y cómo la utilizaba para conseguir cambios importantes para los demócratas. Se centró especialmente en Sanders y en el hecho de que se describe como un socialista demócrata.

“No creo que el senador tenga ninguna posibilidad de derrotar a Donald Trump”, señaló Bloomberg, antes de señalar la creciente fortuna de Sanders. “¡El socialista más conocido del país resulta ser un millonario con tres casas!”.

Sanders defendió sus propiedades indicando que tiene una en Washington, donde vive, y dos en Vermont, el estado al que representa en el Senado.

Aunque Bloomberg fue el blanco preferido el miércoles, el debate también era una importante prueba para Sanders, que se está situando como favorito en las primarias, tanto si al aparato del partido le gusta como si no. Un creciente grupo de donantes, cargos electos y estrategas políticos temen que la inflexible política progresista de Sanders pueda ser un desastre en unas elecciones generales contra Trump, pero no han logrado ponerse de acuerdo en un solo candidato moderado.

Pete Buttigieg, exalcalde de South Indiana, atacó a Bloomberg y Sanders, advirtiendo que uno amenazaba con “prender fuego” al Partido Demócrata y el otro intentaba comprarlo.

Describió a los dos aspirantes como “las dos personas más divisivas en este escenario”, con pocas posibilidades de derrotar a Trump o de ayudar a los candidatos demócratas que luchan por escaños en el Congreso.

Bloomberg y Sanders fueron los más atacados, pero los otros cuatro candidatos en el escenario no se jugaban menos.

Biden, ex vicepresidente durante dos mandatos y que fuera el favorito de la corriente tradicional del partido, intentó desesperadamente insuflar nueva vida a su renqueante campaña, que inició la noche al fondo del grupo de moderados, por detrás de Buttigieg y la senadora de Minnesota Amy Klobuchar. Y tras un mal resultado la semana pasada en Nueva Hampshire, Warren peleaba por reactivar su campaña hacia la Casa Blanca.

Un miembro de la campaña de Warren dijo en Twitter que su combativa primera hora de debate había sido su mejor hora de recaudación de fondos “hasta la fecha”.

Sanders, el otro candidato progresista mejor posicionado, sufrió ataques de Biden y Bloomberg por sus convicciones socialistas democráticas.

Como ha hecho varias veces en el último año, Sanders defendió el coste de su plan de sanidad “Medicare para todos”, que eliminaría la industria de los seguros privados a cambio de un sistema sanitario financiado por el gobierno que daría cobertura a todos los estadounidenses.

“Cuando le preguntas a Bernie cuánto costaría, la última vez dijo ‘Ya lo descubriremos’”, bromeó Biden. “Cuesta más de 35 billones de dólares, seamos realistas”.

La hostilidad entre Buttigieg y Klobuchar se hizo patente cuando el exalcalde de Indiana criticó duramente a la senadora de Minnesota, que ha servido tres legislaturas, por no poder responder preguntas en una entrevista reciente sobre política mexicana y olvidar el nombre del presidente de México.

Buttigieg señaló que su rival está en un comité que supervisa cuestiones comerciales en México y “no puedo decir literalmente ni una cosa sobre la política del país”.

Ella replicó: “¿Estás diciendo que soy tonta? ¿Te estás burlando de mí?”.

Más tarde, ella atacó a Buttigieg diciendo “ojalá todo el mundo fuera tan perfecto como tú, Pete”.

El debate terminó con una pregunta sobre la posibilidad de que los demócratas sigan divididos durante toda la campaña de primarias, con una resolución final en una disputada convención nacional en julio.

Trump concede indulto a cubana

El presidente Donald Trump saluda en la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump indultó este martes a una cubana condenada a 35 años de cárcel.

Judith Negron, de 48 años y residente en la ciudad floridana de Hialeah, fue condenada en 2011 por fraude al Medicare y sentenciada a 35 años por su rol como dueña minorista de una compañía de servicios de salud que defraudó al gobierno federal.

Petición de clemencia para Judith publicada en change.org
Petición de clemencia para Judith publicada en change.org

Un comunicado de la Casa Blanca asegura que Negron ha cumplido 8 años de su condena y ha pasado este tiempo trabajando para mejorar su vida y la de sus compañeros de prisión.

El director del penal y su consejero han escrito cartas para solicitar el indulto alegando que "siempre ha demostrado ser una presa modelo que trabaja extremadamente bien con los demás y ha establecido una buena relación de trabajo con el personal y los reclusos".

Un reportaje de la cadena Univisión muestra un emotivo encuentro con sus familiares este miércoles tras ser liberada.

En una petición de indulto publicada en la plataforma Change.org, Negron muestra su total arrepentimiento, reconoce su culpabilidad y califica su condena como "sentencia draconiana" equivalente a la de terroristas, asesinos, violadores y otros delincuentes violentos.

"Estoy agradecido con Trump por devolverme la vida", dijo Héctor Negron, el esposo de Judith a The Associated Press.

"Estoy en deuda con él por el resto de mi vida porque me devolvió a mi familia", declaró el esposo.

Con el indulto de este martes también fueron condonadas las penas a Edward DeBartolo, Jr., Michael Milken, Ariel Friedler, Bernard Kerik, Paul Pogue, David Safavian, Angela Stanton, Rod Blagojevich, Tynice Nichole Hall y Crystal Munoz.

Cargar más

XS
SM
MD
LG