Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Pompeo: China dio "respuesta correcta" a incidente similar al de afectaciones a diplomáticos en Cuba

El secretario de Estado de EE.UU se reúne con el ministro de Relaciones Exteriores de China Wang Yi.

El secretario de Estado de EEUU dijo que se trata de "un problema médico serio", sobre el que han "tratado de identificar todas las circunstancias alrededor".

El secretario de Estado, Mike Pompeo, afirmó este miércoles que China ha dado "la respuesta correcta" a los problemas de salud detectados en el personal diplomático en China, que han experimentado síntomas similares a los sufridos por 24 funcionarios estadounidenses en Cuba.

Pompeo hizo esas declaraciones en una breve comparecencia ante la prensa después de reunirse con su homólogo chino, Wang Yi, en el Departamento de Estado.

"Estamos preocupados sobre ello, es un problema médico serio, lo supimos recientemente y hemos tratado de identificar todas las circunstancias alrededor. Notificamos a China de lo ocurrido, hasta lo que conocemos, y ellos han respondido de una forma que es exactamente la respuesta correcta", afirmó Pompeo.

Indicó que China, honrando los compromisos de la Convención de Viena, se ha comprometido a cuidar de los diplomáticos estadounidenses y ha ofrecido ayuda a las autoridades estadounidenses para investigar el suceso.

"Hemos hablado, el ministro Wang y yo para ver cómo podemos esforzarnos para ver qué ocurrió aquí y asegurarnos de que algo así no vuelve a ocurrir. Estamos trabajando juntos y espero que podamos entender qué sucedió, es muy importante que todos nuestros funcionarios sin importar donde estén vivan seguros", dijo Pompeo.

Según informó este miércoles el Departamento de Estado, un funcionario del consulado de EEUU en Guangzhou (China) sufrió unos anormales problemas de salud desde finales de 2017 hasta abril de 2018.

Ese empleado fue evaluado por médicos en Estados Unidos, que descubrieron que sufría síntomas similares a los de aquellas personas que han sufrido una conmoción cerebral o una lesión cerebral traumática, problemas parecidos a los sufridos por el personal diplomático en Cuba.

En Cuba, se registraron entre noviembre de 2016 y agosto de 2017, unos supuestos ataques que causaron daños a 24 estadounidenses y cuyo origen aún se desconoce.

Marines de EEUU en las afueras de la Embajada de EEUU en La Habana.
Marines de EEUU en las afueras de la Embajada de EEUU en La Habana.

Entonces, las autoridades cubanas tomaron medidas similares a las ejecutadas por China y emprendieron una investigación, que concluyó que no existían evidencia alguna sobre los ataques.

Ese incidente dañó las ya delicadas relaciones entre Estados Unidos y Cuba, puesto que Washington ha acusado a La Habana de saber quién perpetró los supuestos ataques a sus funcionarios y sus familiares y de no haberles protegido adecuadamente, algo que niega el Ejecutivo cubano.

Debido a esos ataques, que en principio Washington calificaba de acústicos, aunque luego reconoció no tener confirmada su naturaleza, Estados Unidos ordenó la salida del personal no esencial de su embajada en Cuba, es decir, un 60% del total.

(EFE)

Vea todas las noticias de hoy

Biden decreta sus primeras medidas para paliar la crisis económica

El presidente Joe Biden en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 22 de enero de 2021, hablando sobre sus medidas económicas. (AP Photo/Evan Vucci).

El presidente Joe Biden firmó el viernes dos decretos que buscan aumentar la ayuda federal a las familias de bajos recursos y proteger a los trabajadores y contratistas federales en la pandemia del COVID-19.

Biden lamentó que al menos 900.000 estadounidenses han perdido la posibilidad de encontrar un empleo con el que poder sostener sus economías familiares.

“No podemos dejar que la gente pase hambre. No podemos dejar que la gente sea desalojada por nada”, requirió durante la firma de los decretos, celebrada en la Casa Blanca.

Al explicar el contenido de las órdenes ejecutivas, el presidente Biden se refirió al “coro creciente de los principales economistas” en el país, que, han coincidido en señalar que tras la crisis actual, hay un momento especial para la inversión debido a “las tasas de interés históricamente tan bajas”, por tanto, aseguró “es una inversión fiscal inteligente”.

Las dos órdenes ejecutivas se suman a otros diez decretos dirigidos a la lucha contra el coronavirus que expanden la capacidad de manufactura del país y tratan de impulsar las acciones de vacunación.

Aun así, para su plan macroeconómico, la administración Biden necesita "con urgencia una acción adicional del Congreso", según el documento informativo difundido por la Casa Blanca.

Uno de los decretos establece un aumento financiero del 15% en un programa que da ayudas a familias de bajos recursos para comprar comida durante los días que no van a la escuela. También pide al Departamento de Agricultura que considere ordenar a los estados expandir el programa de ayuda de alimentos.

La orden también trata de facilitar que los estadounidenses reclamen pagos directos de paquetes de asistencia y otros beneficios anteriores. Según la Casa Blanca, casi ocho millones de personas no recibieron el cheque de 1.200 dólares en estímulo que el gobierno aprobó en marzo.

Además, el decreto crearía una garantía para que los trabajadores puedan seguir cobrando sus beneficios por desempleo si se niegan a aceptar un trabajo que pusiera en peligro su salud.

"Espero que el Departamento de Trabajo garantice el derecho a rechazar un empleo que pondrá en peligro su salud, y que si lo hace, aún pueda calificar para el seguro", aseveró el presidente.

Casi 10 millones de los 22 millones de trabajadores que perdieron su empleo siguen desempleados, según el último informe del Departamento de Trabajo, con datos de enero. La tasa de desempleo se mantuvo estable en el 6,7% en diciembre, y muchos economistas dijeron que la cifra podría permanecer elevada durante meses.

Nadie en Estados Unidos debería trabajar 40 horas a la semana por debajo de la línea de pobreza"
Joe Biden, presidente de EE.UU.

A su vez, esta orden ejecutiva crea medidas de asistencia a los veteranos y la creación de una estructura para coordinar los programas de beneficios para los necesitados.

El segundo decreto, centrado en trabajadores y contratistas del gobierno federal allana el camino para que los empleados obtengan un salario mínimo de 15 dólares por hora.

"Nadie en Estados Unidos debería trabajar 40 horas a la semana por debajo de la línea de pobreza, y 15 dólares hace que la gente supere la línea de pobreza", afirmó Biden.

Además, devolvería a los sindicatos los derechos de negociación anulados por el gobierno anterior y protegería el sistema de empleo civil. El presidente Biden ha pedido al Congreso esta subida del salario mínimo, que representa una de sus principales promesas de campaña.

Presidente Biden explica los decretos firmados en torno a la economía de EEUU
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

¿Revertirá Biden las políticas de Trump hacia China?

Copia del diario Global Times en portada el 21 de enero del 2021 en Beijing.

China se está preparando para hacer frente a una nueva administración estadounidense después de un año particularmente difícil, durante el cual padeció una serie de reveses diplomáticos debido al COVID-19, la guerra comercial y el tema de los derechos humanos. Una pregunta que está rondando es si el presidente chino Xi Jinping se llevará mejor con el presidente Joe Biden que con el presidente Donald Trump, informó la Voz de América, VOA.

La mayoría de los analistas dicen que Biden no tendrá prisa por deshacer muchas decisiones de la administración Trump en China, pero que es más probable que se centre en los derechos humanos y las cuestiones estratégicas que tratar de hacer la vida más difícil para los negocios chinos.

"Hay un consenso bipartidista en Washington para ser duro con China", dijo Zhiqun Zhu, jefe del departamento de relaciones internacionales de la Universidad de Bucknell.

La administración Trump anunció un grupo amplio de restricciones y sanciones contra China durante sus últimos meses, haciendo políticamente imposible o técnicamente difícil para la administración entrante revertirlas, dijo Scott Kennedy, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Antony Blinken, nominado de Biden para ser secretario de Estado, ha dicho que está de acuerdo con su predecesor, Mike Pompeo, en la necesidad de ser duro con China.

"Creo que deberíamos estar buscando asegurarnos de que no estamos importando productos que están hechos con mano de obra forzada de Xinjiang (...) tenemos que asegurarnos de que tampoco estamos exportando tecnologías y herramientas que podrían utilizarse para promover su represión. Ese es un lugar para empezar", dijo.

Hay otras cuestiones clave que probablemente afectarán las relaciones entre Estados Unidos y China.

Los líderes chinos no desean ser vistos como que hacen el trabajo de Washington sobre lo que consideran cuestiones sensibles y "fundamentales" como las situaciones en Taiwán, Xinjiang, el Tíbet y cuestiones como los derechos humanos, según un analista chino que pidió no ser identificado. Como sugiere el comentario de Blinken, es probable que los demócratas en la nueva administración planteen estas cuestiones enfáticamente, lo que resultaría en cierta fricción con Beijing.

A pesar de la dificultad política para revertir las medidas contra China, la administración Biden no puede evitar la evaluación realista de que más de tres años de guerra comercial han hecho poco para dañar el comercio chino, aunque puede haber causado problemas a los consumidores estadounidenses, indicó la VOA.

El déficit comercial de Estados Unidos con China al final de la administración Trump será de alrededor de 300.000 millones de dólares, aproximadamente los mismos que al final de la administración Obama.

"La carga total de los aranceles del artículo 301, la mayoría de los cuales siguen en vigor, ha sido soportada por importadores y consumidores estadounidenses, no exportadores chinos", dijo Kennedy refiriéndose a una disposición legal que permite al gobierno imponer restricciones comerciales a los países extranjeros.

Hay algunas áreas en las que los dos países pueden tratar de arreglar la relación.

"Espero que la administración Biden esté dispuesta a relajar algunas restricciones, por ejemplo en los aranceles o periodistas, pero sólo si China responde y aborda los temas que crearon los problemas en primer lugar", dijo Kennedy.

Zhiqun Zhu enumera algunos temas como la reanudación de programas Fulbright en China y Hong Kong, una política más acogedora hacia estudiantes y eruditos chinos, el regreso del Cuerpo de Paz a China, y posiblemente la reapertura del Consulado de Estados Unidos en Chengdu y el Consulado Chino en Houston.

Por su parte, China intentaría evitar una confrontación importante con Estados Unidos porque sufrió algunos serios reveses en el campo diplomático en 2020.

"Covid-19 de hecho lastimó la imagen de China. Muchos países siguen culpando a China por no ser transparente y no actuar lo suficientemente temprano para frenar la propagación del virus", dijo Zhiqun Zhu. Al mismo tiempo, China obtuvo cierto éxito diplomático con un acuerdo comercial con la Unión Europea y al adherirse a la Asociación Económica Integral Regional, un tratado comercial en el que participaron 15 países, dijo.

Kennedy cree que tanto Estados Unidos como China han sufrido pérdidas en su reputación en 2020.

"China sufrió un revés debido a la pandemia, la creciente represión en Xinjiang y Hong Kong, y su estilo diplomático de lobo guerrero. Mi sensación es que el comportamiento de China, no la crítica externa, fue la razón central de los problemas de China en 2020. Fueron autoinfligidos", dijo.

China está tratando ahora de compensar parte de la pérdida de reputación mediante la exportación de vacunas COVID-19 a varios países que las necesitan. Sin embargo, las vacunas fabricadas por empresas chinas no han obtenido aceptación mundial, lo que está afectando los esfuerzos de Beijing por distribuirlas.

"Dado el aparente menor nivel de eficacia de la vacuna china, hay una gran pregunta sobre cuánta demanda habrá para ella, no sólo en todo el mundo, sino también dentro de China", dijo Kennedy.

"Obviamente China quiere mejorar su imagen internacional. Ofrecer vacunas y proporcionar apoyo médico a los países en desarrollo ayudará a mejorar la reputación mundial de Beijing", dijo Zhu.

[Versión en español del artículo de Saibal Dasgupta, VOA News]

Chuck Schumer anuncia que enviará al Senado artículo de juicio político al expresidente Trump el lunes 25

Chuck Schumer (D-NY), líder de la Cámara Alta, en una conferencia de prensa el 6 de enero de 2021. (Saul Loeb / AFP)

El senador Chuck Schumer, líder de la Cámara Alta, anunció que el juicio político al expresidente Donald Trump por el artículo de “Incitación a la insurrección” será presentado el 25 de enero ante el Senado para lo cual, declaró, se había reunido previamente con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, informa la Voz de América (VOA).

Schumer dijo que aún no saben cuánto tiempo pueda demorar el proceso ni cuándo dará inicio porque “son temas que todavía se están discutiendo con el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell”.

McConnell declaró el viernes que “Este juicio político comenzó con un proceso mínimo sin precedentes en la Cámara. La secuela no puede ser un proceso insuficiente del Senado que niega al expresidente Trump su debido proceso o dañe al Senado o a la presidencia misma”.

Trump será el primer presidente en toda la historia de los Estados Unidos de América en ser juzgado dos veces y el primero que sea juzgado después de abandonar la presidencia, informa la VOA.

Congresista McGovern pide a Biden que restablezca las relaciones con Cuba

James McGovern muestra una foto suya junto a Fidel Castro en un evento en el Museo Ernest Hemingway, el 30 de marzo de 2019 en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

En una carta fechada el 15 de enero, el representante James McGovern, presidente del Comité de Reglas y miembro de alto rango del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes, instaba al entonces presidente electo Joe Biden a cambiar la política de Estados Unidos hacia Cuba después de cuatro años de deterioro en las relaciones bajo Donald Trump.

“El deterioro de las relaciones durante los últimos cuatro años requerirá una restauración de confianza en ambos lados…En mis décadas de compromiso con Cuba, sin embargo, siempre he sostenido que relaciones normales entre Cuba y Estados Unidos es lo correcto para el pueblo estadounidense, así como el pueblo cubano”, dice el congresista en la misiva.

En la carta, McGovern insta al presidente Biden a “actuar de forma temprana, rápida e integral” para revertir todas las políticas, restricciones y sanciones impuestas por Trump y que se restaure una embajada y servicios consulares en la isla dirigidos por un embajador experimentado y altamente calificado.

McGovern también pide al nuevo presidente que separe las relaciones entre Estados Unidos y Cuba de la política de Estados Unidos hacia Venezuela y la política en el estado de la Florida y urge a que se abran los viajes, intercambios y comercio entre el pueblo estadounidense y el cubano.

El congresista pide poner fin de inmediato a la aplicación de cualquier sanción contra alimentos, medicamentos y otra asistencia humanitaria a Cuba. Y por último alienta a renovar los grupos de trabajo colaborativos y los diálogos, incluyendo derechos humanos y reformas económicas y financieras.

Recientemente, en otros proyectos de ley sobre Cuba nueve congresistas encabezados por la representante María Elvira Salazar, republicana por la Florida, presentaron en el Congreso un anteproyecto que condiciona la remoción de Cuba de la lista de países que promueven y financian el terrorismo a que el régimen cumpla ciertas demandas.

La denominada Ley FUERZA tuvo el respaldo de los legisladores de origen cubano Mario Díaz-Balart, Carlos Giménez y Nicole Malliotakis y Alex Mooney así como de los congresistas Stephanie Bice, Neal Dunn, Kat Cammack y Michael Waltz.

La propuesta exige a La Habana: Liberar a todos sus presos políticos y permitir que las organizaciones internacionales de derechos humanos competentes investiguen las cárceles cubanas; una transición del régimen de Castro a un sistema que garantice los derechos del pueblo cubano a expresarse libremente y un compromiso a realizar elecciones libres y justas.

El Departamento de Estado recientemente volvió a incluir a Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo por brindar apoyo a actos de terrorismo internacional al ofrecer un refugio seguro a terroristas.

Mientras tanto, Cuba tiene esperanza de que el presidente Biden, revierta rápidamente las sanciones impuestas por Donald Trump y reanude una política de acercamiento, según dijo a la agencia Reuters Carlos Fernández de Cossío, principal diplomático de Cuba a cargo de las relaciones con Estados Unidos.

"Lo que no hay duda es que se puede revertir todo en el corto plazo si esa fuera la voluntad del Gobierno", dijo el diplomático cubano.

Fernández de Cossío mencionó que las palabras de Biden durante la campaña presidencial insinúan que el nuevo presidente quiere reiniciar las relaciones donde las dejaron él y Obama.

EEUU ofrecerá a Rusia prorrogar cinco años el acuerdo nuclear New START

La presentación que hizo Vladimir Putin sobre misiles balísticos rusos en enero del 2018.

La administración Biden planea ofrecer a Rusia una prórroga de cinco años de un tratado sobre armas nucleares que expira el 5 de febrero, dijeron el jueves funcionarios estadounidenses.

El asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, estaba listo para hacer la oferta al embajador de Rusia en los Estados Unidos, Anatoly Antonov, el jueves por la tarde, dijo un funcionario. Es probable que Moscú y los aliados estadounidenses en Europa lo acojan con satisfacción.

Por el momento, el Departamento de Defensa ya ha defendido la decisión de prorrogar el tratado, conocido como New START, alegando que su fin "lastraría el conocimiento que se tiene de las armas nucleares de largo alcance rusas".

"Extender las limitaciones del tratado sobre el almacenamiento de armas nucleares hasta 2026 dará tiempo y espacio para que las dos naciones exploren otros acuerdos para el control de armas verificable para reducir aún más la amenaza a los estadounidenses", declaró el portavoz del Pentágono, John Kirby, en un comunicado.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, sostuvo el jueves que Estados Unidos y Rusia deberían prorrogar el tratado y ampliarlo. "No debemos terminar en una situación sin limitación de las ojivas nucleares, y el New START expirará en cuestión de días", dijo Stoltenberg a los periodistas en Bruselas.

"Una extensión del New START no es el final, es el comienzo de nuestros esfuerzos para fortalecer aún más el control de armas", dijo Stoltenberg.

El tratado fue firmado en 2010 por el presidente de Estados Unidos Barak Obama y el presidente ruso Dmitry Medvedev. En virtud del pacto, cada país está limitado a no más de 1.550 ojivas nucleares desplegadas.

El presidente Donald Trump había atacado el acuerdo, alegando que puso a Estados Unidos en desventaja ante las "continuas violaciones" del acuerdo por parte del Kremlin.

Cargar más

XS
SM
MD
LG