Enlaces de accesibilidad

Contra la censura

Piden que caso de periodista cubano encarcelado sea tema en diálogo Cuba-UE

Delegaciones de Cuba y la Unión Europea reunidos en La Habana. FOTO Adalberto Roque/Pool photo via AP

La organización internacional Civil Rights Defenders pidió a la Unión Europea interceder por el periodista y abogado encarcelado Roberto Jesús Quiñones Haces y que su caso sea parte de la agenda en los diálogos sobre derechos humanos que tendrán lugar en La Habana el próximo 3 de octubre.

Quiñones, encarcelado en el Combinado Provincial de Prisiones de Guantánamo desde el 11 de septiembre , fue condenado el pasado 7 de agosto a un año de cárcel, acusado de los supuestos delitos de "resistencia" y "desacato" durante un arresto el 22 de abril, cuando intentaba cubrir un juicio público.

Civil Rights Defenders solicita la liberación inmediata de este preso político y pide que este asunto sirva como punto de partida para un diálogo abierto y formal con la sociedad civil independiente cubana sobre cómo la Unión Europea puede contribuir a la protección de los derechos humanos en Cuba.

Erik Jennische, Director del Programa para América Latina de Civil Rights Defenders señaló que la UE no ha podido facilitar un diálogo de ese tipo durante la negociación y la implementación delAcuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC).

“El caso de Quiñones es particularmente importante ya que él abiertamente quiere contribuir a la política de la UE hacia Cuba ", agrega Jennische.

Civil Rights Defenders hace un llamado al gobierno cubano para que libere a Quiñones de manera inmediata e incondicional, y garantice que sus derechos civiles y políticos estén garantizados.

Vea todas las noticias de hoy

¿Arresto o secuestro? El testimonio de Boris González Arenas

"Esos son los dos esbirros que llegaron después, frecuentes en el hostigamiento a la sociedad civil", escribió Omara Ruiz Urquiola en su cuenta de Facebook..

El periodista independiente cubano Boris González Arenas fue detenido al mediodía del miércoles 9 de octubre en la entrada del edificio donde vive en La Habana. En cualquier país donde se respeten los más elementales derechos humanos, semejante “arresto” habría sido visto como una operación de secuestro.

“No tengo idea del motivo de este secuestro, porque no es otra cosa”, escribió en Facebook su esposa, Juliette Isabel Fernández Estrada.

Nunca recibió aviso judicial de ningún tipo. Al llevárselo en un automóvil con insignias de la Policía Nacional, jamás le dijeron por qué lo hacían. No alertaron a ninguno de sus familiares, que solo gracias a testigos presenciales pudieron saber cómo había desaparecido.

Boris González Arenas recién liberado, escribe al pie de esta foto en Facebook su amigo Oscar Casanellas.
Boris González Arenas recién liberado, escribe al pie de esta foto en Facebook su amigo Oscar Casanellas.

Cuando su esposa llamó a la estación de policía donde lo mantenían encerrado para preguntar por él, le aseguraron que no estaba detenido. Radio Televisión Martí también llamó, y nunca respondieron.

A quienes fueron a esa estación policial para interesarse por él igualmente les negaron que estuviera allí. De hecho, al devolverle la libertad de la que nunca debían haberle privado, lo trasladaron a otra unidad para que sus amigos no pudieran darle un abrazo cuando saliera del calabozo.

En diálogo con Radio Televisión Martí, González Arenas revela cómo transcurrieron las horas desde que lo llevaron a la estación policial de San Miguel del Padrón hasta que lo soltaron en la de Regla.

Aunque les negaron que estuviera allí, Omara Ruiz Urquiola, Oscar Casanella y Adonis Milán pudieron confirmar la mañana del jueves que Boris González Arenas estaba encerrado en un calabozo de la estación policial de San Miguel del Padrón.
Aunque les negaron que estuviera allí, Omara Ruiz Urquiola, Oscar Casanella y Adonis Milán pudieron confirmar la mañana del jueves que Boris González Arenas estaba encerrado en un calabozo de la estación policial de San Miguel del Padrón.

¿Cómo ocurrió todo?

A mí me detienen en la entrada de mi casa, me llevan en un carro de patrulla que no creo que fuera un carro de patrulla, porque era un carro nuevo con aire acondicionado; pero bueno, disfrazado de patrulla, y estoy casi seguro de que los oficiales, que supuestamente eran de la policía, porque estaban uniformados como tales, tampoco creo que fueran oficiales de la policía.

Ha pasado muchas veces; no lo digo especulando, sino porque ha pasado muchas veces. La mayoría de las veces, o siempre diría, un carro de patrulla no tiene el asiento de atrás. Cuando a mí me detienen en un carro de patrulla el asiento de atrás es plástico o es improvisado, y este tenía su forro del asiento nuevo, en perfectas condiciones, y además con aire acondicionado.

'Me ponen en un calabozo con siete reclusos'
please wait

No media source currently available

0:00 0:06:52 0:00

No me dejaron, por supuesto, avisarle a mi familia. Me llevaron a la estación de policía de San Miguel del Padrón. Eran tres oficiales de la policía, pero los que [me detuvieron] sí eran dos oficiales de estos de la Seguridad del Estado, muy jóvenes –a lo mejor llegaban a 30 años, pero no lo creo; podría decir que incluso 25 años--, que creo que están fotografiados por ahí, pero yo no los conocía personalmente.

De izquierda a derecha, Boris González Arenas, Omara Ruiz Urquiola, Oscar Casanella, Iliana Hernández y Adonis Milán en otra foto tomada de Facebook.
De izquierda a derecha, Boris González Arenas, Omara Ruiz Urquiola, Oscar Casanella, Iliana Hernández y Adonis Milán en otra foto tomada de Facebook.

Allí, en la estación de San Miguel del Padrón --a diferencia de otras ocasiones--, inmediatamente me ponen en un calabozo con otros siete reclusos. Éramos ocho en total allí; estuve todo el tiempo en el mismo calabozo.

El día siguiente [jueves 10], a las 2 de la tarde, me llama el jefe, me dice que vaya con él, y entonces ya fuera me están esperando estos de la Seguridad, los dos mismos que me habían detenido el día anterior.

Me entregan mis cosas: me pongo medias, cordones, cinturón, que todo eso me lo habían retirado. Me llevan esposado a la patrulla –esta sí es una patrulla [de la policía], porque tiene un asiento improvisado-- y me llevan a la estación policial de Regla.

Allí me sueltan, porque --deduzco, también sé que les ha pasado a otros-- estaban afuera mis amigos Oscar Casanella, Omara Ruiz Urquiola y Adonis Milán, no querían soltarme allí donde ellos estaban. Entonces lo que hicieron fue llevarme a Regla, y en Regla me tuvieron en una oficinita de esas, supongo que de interrogatorios, y a los 15 minutos entraron y me dijeron: “Bueno, Boris, puede irse”.

¿En algún momento alguien le dijo que su esposa había llamado, que había otras personas preguntando por usted?

No, no: eso no lo dicen nunca. Yo tuve la suerte allí de que, por una casualidad, una oficial me prestó su [celular], y pude llamar a mi esposa y decirle que estaba en San Miguel del Padrón, pero inmediatamente cortaron la comunicación.

Evidentemente, el teléfono de mi esposa estaba vigilado, cuando vieron que era una llamada mía a los 10 segundos la cortaron y después mi esposa llamó de vuelta a ese teléfono y no se escuchaba nada, ya no pude hablar con ella.

En la mayoría de las prisiones, corroboro que la mayor cantidad de las personas que están presas en Cuba, un por ciento importante son inocentes, y otro por ciento importante son personas que para nada merecían, por el delito que habían cometido, estar en una prisión.

A pesar de haberlo encerrado, no le impusieron cargos, pero ¿en algún momento le dijeron por qué lo detenían?

Cuando a mí me detienen lo pregunto; cuando me detienen aquí, en los bajos de mi casa, sí lo pregunto, y ellos me dicen: se le va a informar todo. No es cierto, no se me informa nada, por supuesto.

Cuando me meten en el calabozo, al poco rato viene este policía que estaba al frente –los otros desaparecen, a mí no me interrogan esta vez ni nada--, y viene con un acta [que establece cargos de] escándalo público, y me dice, tengo que explicarle, a todo el que viene se le levanta un acta […]. Entonces le dije que no, que no la iba a firmar. El sencillamente la recogió; me dijo: no, no, es que yo le tengo que informar.

Yo pensé que a lo mejor me ponían una multa cuando saliera, porque ya me lo han hecho. Después de golpearme, de secuestrarme e incomunicarme, además me ponen una multa. Y cuando digo a mí, por supuesto, es la acción contra muchos opositores aquí en Cuba, o diría que la mayoría.

Ni siquiera volvieron a interrogarme de salida. Todo lo que pasó fue que, cuando me llevaron a [la estación de policía de] Regla, uno de estos oficiales me dice: “¿Cómo están tus hijos?” Le respondí: “Espero que bien, porque hace 24 horas que por culpa de ustedes no los veo”. Y después me preguntó: ¿Cómo está el fútbol?, porque mi hijo practica fútbol, y le dije: “Bueno, espero que bien”. El hombre hizo así y se viró, cerró la puerta y se fue. No hubo más intercambio con ellos.

Mientras lo mantuvieron encerrado en el calabozo, ¿de qué hablaba con los reclusos?

Cuando estaba yo en el calabozo no tenía ni idea realmente, es que ni me acordaba de las elecciones [en la Asamblea Nacional]. Entonces me vino a la mente, por algo que se dijo, de que estaban las elecciones y dije, bueno, a lo mejor [el arresto] es simplemente por las elecciones. Les expliqué a los presos, porque preguntaban: “¿Por qué tu estas aquí?”. Entonces les expliqué las elecciones.

Ninguno de los internos allí sabía que [el jueves] había elecciones. Incluso me preguntaban: “¿Pero el presidente no es Díaz-Canel?” Para que sepan el grado de conocimiento popular de que en Cuba se estaba desarrollando un proceso eleccionario.

Puedo asegurar que la población no tiene ni idea de que había elecciones [el jueves]. Y segundo, no entienden por qué. Los que lo sabían, porque habían visto el noticiero, decían: “¿Y por qué elecciones, si las elecciones ya fueron?”

O sea, no entienden que la Constitución mandaba que se hiciera una nueva Ley Electoral; que la Ley Electoral disponía que entonces tenía que haber unas nuevas elecciones para crear el nuevo cargo, porque antiguamente no era presidente: ahora ya tenemos un presidente. Y nada de eso lo entiende nadie. A eso súmale que hay un por ciento muy grande de la población que tenía desconocimiento absoluto de que en Cuba había un proceso eleccionario ayer 10 de octubre.

Amenazan con Ley Mordaza a periodistas independientes: "quieren acallarnos con prisión"

Los periodistas Roberto Rodríguez Cardona y su esposa Marelys Fonseca Viltre, con la citación.

En el término de 48 horas la policía política en Bayamo, provincia de Granma, citó y amenazó a dos periodistas independientes con la posibilidad de aplicarles la Ley 88, conocida como Ley Mordaza por ejercer la censura contra la prensa independiente en la isla.

El comunicador Emiliano González acudió este lunes, a las 11 de la mañana, a la Unidad Provincial de Instrucción Penal. Allí le dijeron que "no tenía capacidad legal para publicar porque [para hacerlo] había que ser graduado de periodismo".

"Lo que estoy viendo es un ataque constante a la prensa independiente. El gobierno quiere acallar las voces disidentes en Cuba con la prisión", subrayó González.

Seguridad del Estado cita a dos periodistas y los amenaza con la Ley 88
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:34 0:00

El miércoles, a las 3:30 de la tarde, también se presentaron en el mismo lugar otros dos periodistas, Roberto Rodríguez Cardona y su esposa Marelys Fonseca Viltre, que trabaja para el portal Cubanet, a la que se le reiteró que continuará "regulada", con la prohibición de salir del país, dijo Rodríguez Cardona.

Dos agentes de la Seguridad del Estado, identificados como Andrei y Miguelito, dijeron al periodista que van a hacer un análisis profundo de las noticias que ha publicado y que "posiblemente se me aplique la Ley Mordaza, la ley 88 (...)".

Rodríguez Cardona dijo que "esta es una de las amenazas más peligrosas" que pende sobre ellos. "La idea que tienen es la de eliminar el periodismo" con esta "especie de escarmiento", afirmó.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en su recién concluida Asamblea General celebrada en la ciudad de Coral Gables, en su informe sobre Cuba, advirtió que "la cárcel vuelve a hacerse una realidad para el periodismo independiente" en la isla.

La SIP llamó al régimen cubano a respetar la libertad de expresión y prensa.

Protesta en Washington exige la libertad de periodista Quiñones Haces (VIDEO)

Protesta frente al consulado de Cuba en EEUU.

Este miércoles un grupo de personas acudió con carteles al consulado de Cuba en Washington para exigir la libertad del periodista y abogado cubano Roberto Jesús Quiñones Haces.

Entre los asistentes estaban Roberto Quiñones (hijo); John Suárez, del Centro por una Cuba Libre; el pastor Mario Féliz Lleonart y su esposa, la activista Yoaxis Marcheco, quien transmitió por Facebook live la protesta.

Este mismo grupo realizó el pasado 13 de agosto una acción similar también frente a la Embajada de Cuba en Washington. DC.

Quiñones, periodista independiente del portal Cubanet, fue confinado en el Combinado de Guantánamo el 11 de septiembre para cumplir una condena de un año bajo cargos de resistencia y desobediencia.

Su caso ha sido denunciado por numerosas organizaciones internacionales como Amnistía Internacional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Sociedad Interamericana de Prensa, el Pen de Escritores y el gobierno de Estados Unidos, entre otros.

Quiñones fue esposado aún en la prisión

El periodista independiente Roberto Jesús Quiñones

El pasado jueves el abogado y periodista Roberto Jesús Quiñones Haces, quien cumple en una cárcel de Guantánamo una condena de un año de privación de libertad, fue esposado y se le amenazó con aplicarle medidas disciplinarias por haber enviado una noticia desde la prisión al portal Cubanet.

El incidente ocurrió durante la misa que oficiaba en el penal Combinado Sur de Guantánamo el padre Jean González Romero, quien dirige la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica en la diócesis Guantánamo-Baracoa, según informó su hijo Roberto José Quiñones.

Amenazan en prisión al periodista y abogado Roberto Jesús Quiñones Haces
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:41 0:00


"Aprovecharon ese momento para detenerlo y sacarlo de ahí de esa visita, y luego lo devolvieron a donde estaba el padre Jean parece que para que él llevara la noticia a la casa, de que lo estaban amenazando por unos artículos que él escribió estando dentro de la prisión y fueron publicados en Cubanet", relató.

Estando en libertad Quiñones Haces ha hecho un importante trabajo como laico católico, ha sido consejero matrimonial junto a su esposa Ana Rosa Castro Bertrán, en la Pastoral Familiar, y también en la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Guantánamo – Baracoa.

"Esto es otro mecanismo para amenazar, para reprimir, para hacerle daño psicológicamente a mi familia, que ya bastante estamos sufriendo con esta injusta prisión de mi papá", declaró el joven.

Según Roberto José hasta el próximo viernes que le toca la visita mensual no podrán conocer más detalles de su situación.

Medios independientes se únen en declaración contra censura y represión a periodistas en Cuba

Declaración de medios independientes cubanos.

Medios independientes cubanos firmaron este lunes una declaración contra la censura y la represión en la isla, particularmente contra la criminalización del periodismo no estatal.

La declaración denuncia que la prensa independiente enfrenta "una ola de represión" que incluye "detenciones arbitrarias, interrogatorios, intimidaciones sicológicas, agresiones verbales, allanamientos de domicilios, prohibiciones de salida del país, acoso sexual, ciberacoso, difamación, provocaciones en la vía pública y decomiso de medios de trabajo", entre otros métodos.

Estas agresiones, señala el documento, no solo busca silenciar a los medios no estatales, sino que "cercenan el derecho de la ciudadanía cubana a la información de interés público".

El manifiesto exige garantías legales para quienes ejercen el periodismo en Cuba al margen de los medios controlados por el Partido Comunista, y defiende el derecho de los ciudadanos cubanos a la información y a un periodismo diverso.

Periodistas unidos en declaración por "una prensa libre en Cuba"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00

También pide la derogación de leyes que coarten la libertad de expresión y de prensa en la isla.

"Tener una prensa libre en Cuba es una condición fundamental para que el país pueda tramitar y resolver de mejor manera sus conflictos, retos y amenazas en pos del bienestar e interés de la sociedad cubana, de la que somos parte", señala el texto.

Entre los 19 firmantes se encuentran Diario de Cuba, 14ymedio, CubaNet, El Estornudo, Inventario, Convivencia, ADNCuba, CiberCuba, Havana Times, Alas Tensas y Tremenda Nota, entre otros.

En septiembre pasado, más de 1,000 periodistas, editores, profesores y miembros de la sociedad civil firmaron una declaración silimar para denunciar las violaciones a la libertad de prensa en Cuba y reclamar respeto para quienes trabajan en el sector informativo independiente.

Declaración de medios independientes cubanos

CONSIDERACIONES

PRIMERA: Desde enero de 2018 se han documentado 183 agresiones a periodistas que trabajan en el país, según organizaciones nacionales e internacionales; y en los últimos meses ha ocurrido un aumento ostensible en los ataques;

SEGUNDA: Estos ataques hacen parte de una ola de represión a la prensa independiente, no oficial y no estatal, e incluyen detenciones arbitrarias, interrogatorios, intimidaciones sicológicas, agresiones verbales, allanamientos de domicilios, prohibiciones de salida del país, acoso sexual, ciberacoso, difamación, provocaciones en la vía pública y decomiso de medios de trabajo, entre otros;

TERCERA: Estos ataques hacen parte de una campaña sistemática del gobierno cubano con el propósito de acallar a quienes ejercen el periodismo independiente. A su vez, estas agresiones cercenan el derecho de la ciudadanía cubana a la información de interés público y, por tanto, le impiden acceder y participar en la toma de decisiones;

CUARTA: Para contribuir al desarrollo económico, social y cultural de cualquier sociedad contemporánea y de Cuba entre ellas, se requiere una discusión pública, abierta, sin trabas ni barreras, participativa, asertiva, basada en los hechos y las evidencias, guiada por el análisis inteligente, continuo, racional y sosegado de los acontecimientos;

QUINTA: Las y los periodistas somos mensajeros de los hechos cuyo conocimiento y difusión generan la discusión pública; nosotros también constituimos un grupo diverso, legítimo y autóctono;

SEXTA: Tener una prensa libre en Cuba es una condición fundamental para que el país pueda tramitar y resolver de mejor manera sus conflictos, retos y amenazas en pos del bienestar e interés de la sociedad cubana, de la que somos parte;

SÉPTIMA: De conformidad con el artículo tercero de la Constitución de la República de Cuba, la soberanía reside en el pueblo, del cual emana todo el poder del Estado; por lo que, como periodistas y parte de la sociedad, hacemos las siguientes declaraciones y exigencias en el ejercicio de esa soberanía y de nuestra voluntad libre, autónoma y colectiva.

DECLARACIONES

PRIMERA: CONDENA. Rechazamos los ataques sistemáticos a la libertad de prensa y expresión en contra de varios periodistas por parte de las propias autoridades: sufrimos detenciones ilegales por largos y/o cortos períodos de tiempo; somos condenados a prisión, sometidos a interrogatorios y a técnicas de tortura sicológica; nuestros domicilios han sido allanados; se nos prohíbe salir del país; padecemos constante acoso, provocaciones y decomisos de los medios de trabajo, entre otras acciones.

SEGUNDA: LEGALIZACIÓN. Solicitamos que las autoridades cubanas otorguen carácter legal al ejercicio periodístico en el país y a los medios de comunicación independientes, no estatales.

TERCERA: DEROGACIÓN DE LEYES. Exigimos la derogación de toda ley, acto administrativo, decreto, resolución y norma que coarte la libertad de expresión o de prensa de cualquier periodista y medio de comunicación.

CUARTA: DERECHO A INFORMAR. Demandamos para todas las personas cubanas el derecho a informar y a recibir información veraz y objetiva; la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones; la libertad de fundar medios masivos de comunicación; la prohibición expresa de todas las formas de censura y la protección legal de las fuentes de información.

QUINTA: TRANSPARENCIA. Exigimos al gobierno poner a disposición de la ciudadanía y los periodistas toda la información generada por sus diversas instancias y ramas del poder, incluyendo datos abiertos, gratuitos, integrales, oportunos, permanentes y primarios que faciliten la fiscalización ciudadana de su gestión. También exigimos que impida, efectivamente, la censura previa, las restricciones a la circulación de contenidos de los medios, la imposición arbitraria de información, los obstáculos contra el libre flujo informativo y las limitaciones al libre ejercicio y movilización de los periodistas.

SEXTA: PROTECCIÓN. Demandamos que las autoridades prohíban las detenciones ilegales, presiones, uso y ejercicio de cualquier herramienta, mecanismo, modalidad de chantaje y coerción en contra de periodistas, en razón de los temas que investigan, lo que piensan, dicen y publican; y que incluyen, pero que no están limitadas a: las condenas a prisión, las detenciones temporales, los allanamientos de morada, las prohibiciones de salida del país o ingreso, la tortura sicológica, la destrucción o decomiso de sus materiales de trabajo, cualquier tipo de violencia o acto intimidatorio que coarte la libertad de expresión, pensamiento, conciencia y de prensa. También exigimos que se castigue a quien incumpla este deber de protección.

SÉPTIMA: NO DISCRIMINACIÓN. Exigimos que las autoridades prohíban la discriminación a periodistas y medios de comunicación por motivos de su ejercicio periodístico.

OCTAVA: COMPROMISO. Periodistas y medios no estatales e independientes nos comprometemos ante la sociedad cubana a ejercer el oficio del periodismo con apego a la verdad y a la búsqueda de los hechos de interés público; a adoptar mecanismos internos que garanticen la verificación y precisión de nuestra información, así como la objetividad, imparcialidad y equidad; y a establecer una clara diferenciación entre información, opinión y mensajes comerciales. El logro de estos fines y la observancia de los valores éticos y profesionales no deben ser impuestos y son responsabilidad exclusiva de periodistas y medios.

FIRMAN

14ymedio, ADN Cuba, Alas Tensas, Árbol Invertido, Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP), CiberCuba, Convivencia, CubaNet, DIARIO DE CUBA, El Estornudo, Havana Times, Hypermedia Magazine, La Hora de Cuba, Play-Off Magazine, Proyecto Inventario, Puente a la Vista, Rialta, Tremenda Nota, YucaByte.

Cargar más

XS
SM
MD
LG