Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Pide Almagro al régimen la libertad de Tomás Núñez Magdariaga

Libertad para Tomas Nuñez Magdariaga

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió al régimen de La Habana la inmediata liberación del activista opositor cubano Tomas Núñez Magdariaga.

A través de su cuenta de Twitter, el diplomático uruguayo exigió la libertad del Núñez, miembro de UNPACU y responsabiliza a La Habana por la vida de este.

El político afirma que “el régimen cubano debe liberar de inmediato al activista Tomas Núñez, cuya vida corre peligro tras más de un mes en huelga de hambre y de estar detenido por acusaciones falsas” y señala a las autoridades como las responsables de lo que le suceda al activista. “El gobierno es responsable por su vida”, dice Almagro.

Tomás Nuñez Magdariaga exige que se revise un proceso en el cual fue condenado a un año de privación de libertad bajo el cargo de amenaza, en lo que él considera un juicio amañado. El Tribunal Municipal de Palma Soriano, en Santiago de Cuba, ratificó a inicios de este mes la condena de un año de cárcel al preso político Tomás Núñez.

Desde el 14 de agosto el opositor cubano mantiene una huelga de hambre en la cárcel.

Vea todas las noticias de hoy

Otorgan medidas cautelares a favor de tres activistas cubanos por igualdad racial

Marthadela Tamayo (izq.), Navarro (der.) y el opositor Juan Antonio Madrazo Luna en el Parque Central de La Habana. Foto Archivo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó esta semana medidas cautelares a favor de tres activistas cubanos por la igualdad racial que han sido acosados, detenidos y amenazados en múltiples ocasiones.

La protección a favor de Juan Antonio Madrazo Luna, Marthadela Tamayo y Oswaldo Navarro Veloz, emitida el 19 de enero de 2021 en la Resolución 7/21, considera que estos personas defensoras de derechos humanos se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Cuba.

La CIDH alerta que los integrantes del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), organización que aboga por los derechos de afrodescendientes y en contra de la discriminación racial, se encuentran en una situación de riesgo debido a amenazas, hostigamientos, vigilancias, persecuciones, detenciones y actos de violencia por parte de agentes estatales y terceros, presuntamente como resultado de su labor como defensoras y defensores de derechos humanos en Cuba.

"La CIDH considera que la situación de las personas beneficiarias se encuadra en un contexto de intimidación, persecución y hostigamiento hacia defensoras y defensores de derechos humanos que piensen o se expresen de manera contraria al régimen actual de Cuba. Lo anterior derivado de las actividades de promoción de los derechos humanos realizadas por los beneficiarios, quienes además participan en eventos públicos denunciando actos de represión estatales, en clara oposición a las exigencias de agentes estatales que los han intimidado para que abandonen dichas actividades so pena de exponerse a investigaciones penales", indica un comunicado.

La Comisión solicita a Cuba que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal de los tres y señala que el Estado debe asegurar que sus agentes respeten la vida e integridad personal de los tres activistas y proteger sus derechos en relación con actos de riesgo que sean atribuibles a terceros.

También indica que deben adoptarse las medidas necesarias para que puedan desarrollar sus actividades como defensores de derechos humanos, sin ser objeto de actos de violencia, intimidación, y hostigamientos en el ejercicio de sus labores.

La CIDH pide en la resolución medidas para que puedan ejercer su libertad de expresión.

Iliana Hernández, Esteban Rodríguez y Camila Acosta entre periodistas más reprimidos en Cuba en 2020

Iliana Hernández (Tomado de su perfil de Facebook)

Iliana Hernández, de CiberCuba, Esteban Rodríguez, de ADNCuba y Camila Acosta, de CubaNet, fueron los periodistas independientes más reprimidos en la isla en 2020, donde la persecución contra los comunicadores aumentó exponencialmente en comparación con el año anterior, según un Balance​ Parcial emitido por el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

De acuerdo con el informe, durante el año fueron reportadas 438 acciones que atentaban contra de la libertad de prensa, lo cual refleja un 53% más de violaciones por parte del régimen en comparación con el año anterior, en el cual fueron reportados 287 casos.

Entre las arbitrariedades más comunes cometidos por la policía política contra los informadores independientes se cuentan las “detenciones arbitrarias” que suman un total de 234, seguidas por 123 “amenazas y agresiones psicológicas, 41 restricciones en el espacio digital, 33 abusos del poder estatal y 6 agresiones físicas”.

El arresto y posterior condena a un año de prisión del escritor y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces fue el único caso de encarcelamiento tras un proceso y el informe destaca el deteriorado estado físico de Quiñones Haces al ser liberado tras cumplir la condena, lo cual, explica, se debió los “tratos crueles, inhumanos y degradantes recibidos”.

El mayor numero de detenciones tuvo el propósito de alejar a los comunicadores de las zonas donde se desarrollaron protestas, marchas o manifestaciones pacíficas protagonizadas por actores de la sociedad civil y, según ICLEP, la huelga de hambre realizada por los miembros del Movimiento San Isidro dieron lugar a que la curva ascendente de la estadística represiva alcanzara uno de los puntos más altos.

En el resumen general, ICLEP afirma que este aumento de la represión contra la prensa independiente se llevó a cabo “Con el propósito de obstaculizar el libre desarrollo del periodismo independiente y que no sólo se citó y amenazó con la prisión a los periodistas que trabajaron fuera del control estatal, sino que también los persiguió, acosó de forma permanente, allanó sus domicilios, los despojó de sus medios de trabajo, intimidó y amenazó a sus familiares, restringió el libre movimiento y los arrestó de forma arbitraria”.

El desglose de los 438 casos registrados por la ICLEP se reflejan en 234 “detenciones arbitrarias”, 123 “amenazas y agresiones psicológicas”, 41 “restricciones en el espacio digital”; 33 “abusos del poder estatal”, 6 “agresiones físicas”; y 1 “periodista encarcelado”.

El bloqueo de medios informativos como RadioTelevisión Martí, Diario de Cuba, ADNCuba. Rialta, El Estornudo, 14ymedio, Diario de las Américas, CiberCuba, Primavera Digital, entre otros, para un total de 18, se enumeran también dentro de las violaciones cometidas por el régimen cubano contra la libertad de dar y recibir información.

Otero Alcántara alerta sobre estallido social y dice que "matemáticamente, el régimen se acabó"

Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro. (Tomado de su perfil de Facebook)

El artista y activista del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara, aseguró que al régimen de Cuba le queda poco tiempo y que si las autoridades no ceden el poder entonces podría haber un “estallido social”.

"El régimen sabe que está en las últimas y quiere seguir probando fuerzas"

En una directa publicada en su cuenta de Facebook, el activista dijo que tiene la certeza de que "matemáticamente la dictadura se acabó" e incluso que le queda poco tiempo en el poder.

“Yo tengo la intuición que va a ser este año y vamos a trabajar para que se acabe este año (la dictadura), pero ni siquiera para que sea acabe la dictadura sino vamos a trabajar en pro de una transición para lograr una democracia”, declaró el artista independiente.

Otero Alcántara afirmó que la manera tan agresiva como está actuando el régimen (detenciones arbitrarias, bloqueos de señal de teléfono e internet, vigilancia con cámaras en las casas de los opositores, etc.) es porque las mismas autoridades saben que “les queda poco tiempo”.

“Nosotros que estamos caminando por las calles nos damos cuenta de que eso que están haciendo es una locura y que se les está yendo por los lados", dijo el activista quien también recomendó al régimen que ceda el poder antes de que suceda “un estallido social”.

“Vamos a seguir luchando, pero entreguen el poder ya, van a provocar sangre en las calles. Un estallido social no programado...un estallido donde no intervengan los intelectuales, los políticos, los activistas, los artistas y demás... va a ser una catástrofe en Cuba”, dijo.

Luis Manuel señaló que apuesta por el diálogo para lograr una transición libre hacia la democracia del país: “Nosotros vamos a dialogar con carácter de exigir libertades, exigiendo lo que exige la gente porque la sociedad civil que es lo que yo represento, lo que representa el Movimiento San Isidro, lo que representa la comunidad LGBTI, lo que representan todos los activistas, es lo que la gente está pidiendo porque nosotros sí caminamos por las calles”.

Tiene que haber diálogo y respeto entre las personas que piensan de forma diferente, dijo el artista del MSI.

"Matemáticamente el régimen se acabó”


Haciendo referencia a la estrategia del régimen de difamar en televisión nacional a los opositores, el joven dice que le salió al revés la jugada, pues la gente en las calles los reconoce y les agradece lo que hacen. “La gente nos adora en las calles, ese efecto que ellos han querido lograr de que la gente nos odie, de que la gente nos tire piedra, no lo lograron, la gente nos adora…”, señaló Otero Alcántara.

Por último, el artista expresó su apoyo al líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer, y a su esposa, quienes están en huelga de hambre desde el miércoles pasado.

“Apoyo totalmente a los hermanos de la UNPACU, los apoyamos con su huelga. No estoy al tanto de cómo amanecieron hoy porque como les dije amanecí sin internet, pero no obstante a eso los apoyamos al 200%...", dijo el artivista, palabra que describe a los artistas-activistas en Cuba.

Régimen cubano continuará violando libertad de prensa, afirma el informe de la APLP

José Antonio Fornaris, director de la APLP. (Foto: Cubanet)

La Asociación Pro Libertad de Prensa destacó en su informe anual que en 2020 el régimen cubano incrementó su intolerancia a la libertad de prensa y opinión.

“Desdichadamente creemos que el Gobierno seguirá sin cumplir con los derechos humanos, negando que es un régimen terrorista, que todo su su historial está lleno de actos de terrorismo, desde el que utilizaron cuando luchaban para llegar al poder, luego el fusilamiento de muchas personas y ha continuado con otras manifestaciones pero que siempre son un tipo de terrorismo de Estado”, dijo a Radio Televisión Martí, José Antonio Fornaris, director de la entidad que tiene su sede en La Habana.

Durante el año que concluyó, los periodistas fueron víctimas de 234 acciones de represión, 80 más que en los doce meses de 2019.

El reporte indica que en el 2020 salieron a relucir dos nuevas argucias contra los comunicadores independientes: el empleo de los medios de propaganda oficiales para difamar a los informadores independientes y el Decreto 370 que multa con hasta 3000 pesos al que discrepe en las redes sociales con sus políticas o hable sobre las condiciones en que vive la población

“La situación del país está complicada desde muchos puntos de vista político: social y económico. El régimen necesita enemigos internos y los trata de encontrar en la prensa independiente. También se inició la aplicación del Decreto 370, que entró en vigor el 4 de julio de 2018 pero hasta donde sabemos no se había empleado contra los periodistas”, apuntó Fornaris.

Otros tipos de agresiones ya tradicionales fueron los arrestos, interrogatorios, allanamientos de viviendas, agresiones físicas, amenazas personales y por teléfono, desalojos, multas, acoso a familiares, expulsión territorial, vigilancia policial a domicilios, cancelación de contrato laboral, prohibición de salida del país y también se intensificaron los actos de repudio.

Las cifras compiladas por la organización defensora de la libertad de prensa asentada en la Isla denuncia que las acciones represivas de la policía política ocurrieron en diez provincias: La Habana, Granma, Guantánamo, Camagüey, Matanzas, Pinar del Río, Santiago de Cuba, Villa Clara, Artemisa y Cienfuegos.

La APLP presentó en noviembre a Naciones Unidas su informe de Medio Tiempo, para el Examen Periódico Universal (EPU) que realiza cada cuatro años el alto organismo a cada país miembro.

“Lo que habíamos recomendado a EPO en 2018 se mantiene en el dossier que enviamos a Ginebra en noviembre de 2020 que eran el cumplimiento de lo establecido en la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes, que el régimen armonice la legislación interna con la ley internacional, toda vez que Cuba tiene un amplio programa legislativo, se legisla pero bueno después muy difícil que cumplan con lo legislado y que ratifique el Pacto Internacional de Derechos Civiles y políticos y sus protocolos”, dijo.

La Asociación Pro Libertad de Prensa cumple este 27 de enero su décimo quinto aniversario y entre otras actividades tiene previsto relanzar la revista Vocablo, donde aparecerá mensualmente una selección de lo mejor de la prensa libre cubana.

Víctimas describen horrendas torturas a manos de oficiales cubanos en Venezuela (VIDEO)

Portada del Informe del Instituto CASLA 2020. (www.caslainstitute.org)

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos acogió este jueves la presentación del Informe Anual del Instituto Casla sobre los crímenes de lesa humanidad ejecutados por el régimen de Nicolás Maduro, documentados en el año 2020.

En el informe, el Instituto Casla, con sede en la República Checa, incluyó un capítulo sobre la responsabilidad del gobierno cubano en la planificación de la represión e instigación de tales crímenes.

“Todos los métodos de hostigamiento, persecución, manipulación, control, espionaje y tortura dentro de la Fuerza Armada Nacional tienen el sello cubano”, dijo la directora del Instituto Casla en la presentación del informe, citando a uno de los testigos.

En el 2019, el Instituto Casla había abordado en su informe anual la injerencia cubana en la planificación de la represión sistemática y su participación en el crimen de la tortura en Venezuela, con varios testimonios de víctimas que describieron como fueron reprimidos y torturados por agentes cubanos, tanto en sedes de organismos de inteligencia como en sedes clandestinas de tortura.

Este año, dos de las incidencias presentadas ante la Corte Penal Internacional certifican que por lo menos 20 personas fueron torturadas por oficiales cubanos, en presencia de oficiales venezolanos.

“Estas torturas fueron ejecutadas dentro de un centro clandestino ubicado en un fuerte militar, donde los oficiales cubanos portaban uniformes militares venezolanos, y en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, DGCIM, en Caracas. Las víctimas describieron cómo fueron sometidas a días continuos de golpizas, asfixias, descargas eléctricas, colgamientos. A varios les golpearon las uñas con un martillo, y por lo menos uno fue víctima de violación y otras formas de violencia sexual”, señala el informe.

El documento dice, además, que no existe en Venezuela una institución pública que no esté infiltrada por cubanos en las más altas esferas, añadiendo que “no existe un plan de seguridad y defensa en el que no hayan participado los “asesores cubanos”.

El informe también reproduce parte de una serie de testimonios recopilados por el Instituto Casla para apoyar su denuncia ante la Corte Penal Internacional sobre la injerencia del régimen cubano en la inducción y ejecución de la represión sistemática y crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Cargar más

XS
SM
MD
LG