Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Pence promete apoyo duradero a Guaidó

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence.

El vicepresidente, Mike Pence, se mostró este miércoles "alentado" por las protestas en Venezuela y prometió que Washington seguirá respaldando al presidente interino Juan Guaidó hasta que haya un relevo de poder.

"Es alentador ver a decenas de miles de personas tomando las calles de Venezuela para defender su libertad, y queremos que sepan esto: estamos con ustedes", dijo Pence a un pequeño grupo de medios, entre ellos Efe, durante una visita a Baltimore (Maryland).

"Estados Unidos seguirá del lado del presidente Juan Guaidó y de quienes aman la libertad en Venezuela hasta que se restaure su libertad y la democracia", garantizó.

El vicepresidente, que este miércoles asistió a una reunión sobre Venezuela
en la Casa Blanca junto al presidente, Donald Trump, recalcó que "Maduro debe irse", porque "no tiene ninguna legitimidad para seguir en el poder".

John Bolton, el asesor de seguridad nacional de Trump, también se pronunció este miércoles sobre las protestas en un tuit, en el que acusó a Maduro de "esconderse" de los manifestantes.

"El presidente interino Guaidó lidera valientemente al pueblo venezolano por las calles, mientras que Maduro se esconde en un búnker militar en alguna parte, rodeado de sus supervisores cubanos y sus secuaces corruptos. Guaidó muestra el coraje de un líder, Maduro no es más que un autócrata cobarde", opinó Bolton.

Poco antes, Bolton había afirmado que Maduro no puede confiar ni en su entorno, porque según Washington, varias figuras claves del chavismo han negociado con la oposición y este martes estuvieron a punto de romper con el mandatario venezolano.

"Maduro está rodeado de escorpiones metidos en botellas, y solo es cuestión de tiempo" que salgan, declaró Bolton a los periodistas en la Casa Blanca.

En cuanto a Pence, el vicepresidente no quiso valorar qué pasará si las manifestaciones no cambian el statu quo en Venezuela, pero recordó que el país no descarta intervenir.

"Esperamos que haya una transición pacífica de poder al Gobierno debidamente elegido en Venezuela, pero el presidente (Donald) Trump ha dejado claro que todas las opciones están sobre la mesa", subrayó.

"Venezuela es un Estado fallido, y los Estados fallidos no conocen fronteras, y lo que está pasando en Venezuela está afectando a la región y afectando a los Estados Unidos de América, así que nos reservamos todas las opciones", añadió.

(Con información de EFE)

Vea todas las noticias de hoy

Borges: "La libertad para Venezuela también será la libertad para Cuba"

Julio Borges, ministro de Exteriores del gobierno interino de Venezuela

El Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores del gobierno interino de Venezuela, Julio Borges, señaló en redes sociales que la dictadura de Nicolás Maduro financió más del 20% del Producto Interno Bruto (PIB) del régimen cubano.

Pese a la destrucción de PDVSA, el chavismo sigue mandando una cantidad importante de petróleo a La Habana, denunció.

Asimismo, el diplomático venezolano aseguró desde su cuenta en Twitter que los autoritarismos de Maduro y los Castro son mutuamente dependientes, en la medida en que cayó el subsidio venezolano empezó la crisis en La Habana.

El representante de la política exterior de la presidencia encargada aseveró que la caída de Maduro significaría la caída del régimen castrista.

Borges expresó que "las dos dictaduras se necesitan, dependen una de la otra, vemos como la crisis en Cuba inició una vez cayó el subsidio venezolano. Es por eso que la libertad para Venezuela también será la libertad para Cuba".

Borges insistió en la necesidad de que la región comprenda el riesgo para la seguridad y la estabilidad democrática que significa la alianza entre Maduro y La Habana ya que a su juicio los procesos de protestas que se dieron en el año pasado en diversos países fueron impulsados por estos regímenes.

Venezuela en lista de países que no cooperan en lucha contra terrorismo

Nicolás Maduro flanqueado por Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro.

El Departamento de Estado informó al Congreso que Venezuela, junto a Cuba y otras naciones, no cooperó plenamente con los esfuerzos de EE.UU. en su lucha contra el terrorismo durante el año 2019.

Estados Unidos ha ubicado a Venezuela en una lista junto a los regímenes de Irán, Corea del Norte, Siria y Cuba conforme al artículo 40 de la Ley de Control de Exportaciones de Armas.

La nota de prensa asegura que durante 2019, Nicolás Maduro y miembros de su régimen en Venezuela siguieron favoreciendo un entorno propicio para que los terroristas mantuvieran su presencia en la región.

Si bien Maduro no fue el presidente reconocido de Venezuela en este período, su control dentro de Venezuela hizo que, en la práctica, no fuera posible la cooperación con Estados Unidos en los esfuerzos contra el terrorismo.

Informa el Departamento de Estado que en el país sudamericano hubo presencia de personas vinculadas con disidentes de las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC (que siguen dedicados al terrorismo pese al acuerdo de paz) y el Ejército de Liberación Nacional, ELN).

El Departamento de Justicia de los EE.UU ha acusado penalmente a Maduro y a ciertos otros miembros del régimen por haber mantenido una asociación narcoterrorista con las FARC en los últimos 20 años.

Esta certificación prohíbe la comercialización o el otorgamiento de licencias de exportación de artículos y servicios de defensa, y notifica al público estadounidense y a la comunidad internacional que estos países no están cooperando plenamente con los esfuerzos antiterroristas de EE. UU.

Dos colaboradores de Guaidó renuncian tras acusaciones de impulsar fallida "invasión" a Venezuela

Militares dicen haber frustrado un desembarco terrorista en Macuto, Venezuela, el 3 de mayo, 2020. REUTERS/Manaure Quintero

Dos colaboradores en el extranjero del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, renunciaron a sus cargos tras ser acusados por el gobierno en disputa de Nicolás Maduro de impulsar una presunta incursión militar.

Se trata de Juan José Rendón y del diputado Sergio Vergara, que fungían como "estratega general" y "comisionado presidencial" en manejo de crisis, respectivamente.

Ambos fueron acusados por el gobierno de Nicolás Maduro de impulsar una frustrada "invasión" a Venezuela.

El viernes, la Fiscalía venezolana anunció una orden internacional de captura contra Rendón y Vergara, que viven en Estados Unidos, señalándolos de firmar junto a Guaidó un contrato con la empresa privada de seguridad y defensa Silvercorp USA para ejecutar la incursión.

Rendón reconoció en una entrevista con CNN haber firmado un contrato con esa empresa, pero aseguró que fue "exploratorio" y que no se le dio luz verde a una operación en Venezuela. Además desvinculó del acuerdo a Guaidó.

El líder opositor, en tanto, quien en principio tachó de "falso" el contrato, aceptó las dimisiones de sus colaboradores.

La fallida "invasión" dejó 45 detenidos, entre ellos dos militares retirados estadounidenses, imputados por terrorismo y otros cargos. El 3 de mayo se reportó que ocho presuntos invasores murieron en enfrentamientos.

Una perversa campaña de desprestigio en Venezuela

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, durante una conferencia en Buenos Aires en julio del 2016.

El gobierno del Presidente Nicolás Maduro ha orquestado una perversa campaña de desprestigio contra una de las principales organizaciones de derechos humanos de Venezuela, informó Human Rights Watch (HRW).

"Esto ocurre justamente cuando las autoridades venezolanas están intensificando su arremetida contra críticos, opositores y periodistas – y los venezolanos más necesitan a los defensores de derechos humanos", precisó la entidad.

"La prestigiosa organización no gubernamental de derechos humanos Provea trabaja desde hace décadas para dar visibilidad a violaciones de derechos humanos en Venezuela y ha documentado rigurosamente abusos cometidos por todos los gobiernos venezolanos, incluido el de Maduro. En el contexto actual, ello implica un enorme sacrificio y enormes riesgos para el valiente equipo de Provea", indicó HRW.

El 4 de mayo, Maduro acusó a Provea de recibir fondos de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. y de defender los derechos de “terroristas” y “mercenarios” que, según sostuvo, son miembros de la “seguridad de Donald Trump”.

HRW explica que Maduro se refería a individuos que las autoridades venezolanas detuvieron el 3 de mayo. El ministro de Interior Néstor Reverol expresó que las fuerzas armadas venezolanas habían bloqueado un intento de invasión por vía marítima de “mercenarios terroristas procedentes de Colombia”. Según Jorge Rodríguez, el vicepresidente de comunicación, y Diosdado Cabello, un poderoso miembro del gobierno, 8 personas murieron durante el operativo del gobierno, y al 7 de mayo habían 23 detenidos por presunta participación en los hechos. Dos de los detenidos son ciudadanos estadounidenses y exsoldados de fuerzas especiales estadounidenses.

"Ante estos acontecimientos, y en función de los nefastos antecedentes de las fuerzas de seguridad venezolanas", informó HRW, Provea señaló en un tuit que “deben ser respetados los DDHH de las personas detenidas”. Provea expresó, asimismo, que “sólo apoyará y promoverá mecanismos constitucionales, pacíficos y ciudadanos para la restitución de la democracia en el país” y añadió que, como Maduro ha cerrado todos los canales para la resolución pacífica de conflictos, lo consideraba “el principal responsable de cualquier hecho de violencia por razones políticas en el país”.

"Otros funcionarios rápidamente respaldaron los señalamientos amenazantes de Maduro. Cabello acusó a Provea de “justificar el terrorismo” y prestarse a los intereses de “organismos de inteligencia de los Estados Unidos” en la página web de su programa de televisión “Con el Mazo Dando”, que se transmite a todo el país, así como en la cuenta de Twitter del programa. A su vez, la embajadora de Maduro ante la Unión Europea comparó las declaraciones de Provea con propaganda nazi", dijo HRW.

En ese contexto, Human Rights Watch subrayó que conforme al derecho internacional, los gobiernos deben asegurar que los defensores de derechos humanos puedan llevar a cabo sus actividades legítimas sin sufrir represalias, amenazas, intimidación, acoso, discriminación u obstáculos legales innecesarios.

"Nos queda comer poquito y estirar lo que se pueda"

Una familia venezolana de Petare, Caracas a la hora de la cena. REUTERS/Marco Bello.

CARACAS - Venezuela parece estar perdiendo una batalla de más de dos años contra la hiperinflación, ya que comerciantes, intermediarios y compradores aseguran que los precios de varios alimentos se duplicaron en pocas semanas, en medio del confinamiento implementado para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Después de alcanzar una inflación de más de un millón y medio por ciento en 2018, el gobierno de Nicolás Maduro había conseguido mantener la variación de precios por debajo del 30% en febrero y marzo, pero el tímido logro, gracias a una parcial apertura económica sin estrictas regulaciones al sector privado, se desvaneció en la cuarentena.

La fuerte escasez de gasolina que impacta la distribución de alimentos y el sorpresivo salto del tipo de cambio al doble de su valor en los últimos dos meses han incidido en el aumento constante de los precios de los productos más esenciales, señalaron una docena de industriales y analistas consultados.

En Petare, el barrio más grande de Caracas, el costo de un combo que incluye ocho artículos básicos subió un 109% desde que comenzó la cuarentena a mediados de marzo, según un informe del Congreso opositor, que calcula el índice de precios desde 2017 por el atraso en las cifras oficiales. La tasa de inflación interanual más reciente se ubicó en el 3.365%.

"Todo sube y tan rápido que lo que cargo en la cuenta bancaria no me sirve para nada", dijo Diocelina Ospina, una trabajadora doméstica de 67 años, en un abasto de Maracay, una ciudad a una hora de la capital.

Compró apenas 200 gramos de queso, porque el precio subió más del 40% en una semana. "Nos queda comer poquito y estirar lo que se pueda", agregó.

El encarecimiento de la comida se acentúa en ciudades fronterizas como Maracaibo. Testigos de Reuters confirmaron que en abril un cartón con 24 huevos pasó a costar el doble, en una nación que necesita mantener por debajo del 50% la tasa de inflación mensual para salir de la voraz hiperinflación que comenzó a finales de 2017.

La consultora local Síntesis Financiera calculó en el 41% la inflación de abril. Su directora, Tamara Herrera, dijo que "en mayo la inflación puede ser mayor por los desajustes en la cadena de suministro tras la regulación de precios, la escasez de gasolina, además del efecto rezagado de la subida del dólar".

Ecoanalítica, otra firma local, dice que en abril la inflación fue del 58%.

GASOLINA EN DÓLARES

Los efectos de la crisis petrolera global, sumado a las limitaciones que imponen las sanciones de Estados Unidos a Venezuela, comprimieron los ingresos del gobierno y retrasaron las importaciones de gasolina.

La opción para transportistas de quesos o verduras, e incluso motorizados que hacen repartos en la cuarentena, fue pagar a un dólar cada litro de gasolina a revendedores en Caracas y entre 3 y 5 dólares en grandes ciudades al occidente, donde se cosecha y procesa la mayor parte de los alimentos, según testigos de Reuters.

El suministro irregular del combustible más caro del mundo ha afectado la movilización de las mercancías en las carreteras y los precios de los productos.

También se dispararon en días los precios de artículos que se venden a domicilio, dada la cuarentena.

El costo del pollo por encargo aumentó un 143% y de la carne un 50% en dos semanas, de acuerdo al seguimiento de un centro de estudios económicos privado, Cedice. Esas ventas se pactan sin control del gobierno.

El torbellino de precios altos y escasez provocó protestas y saqueos en varias poblaciones pequeñas del oriente del país. En respuesta, las autoridades volvieron a fijar precios de 27 productos básicos a fines de abril. La medida, que fue aprobada sin consenso con los industriales, profundizará las fallas de abastecimiento de alimentos, dijeron los gremios.

En el primer fin de semana de la regulación se ofrecían huevos solo en puestos callejeros en la ciudad fronteriza de San Cristóbal. Los abastos allí y también en Caracas restringieron las ventas de alimentos a un kilo por persona.

Siete días más tarde, industriales y automercados subieron precios para protegerse de la hiperinflación, dijeron cuatro fuentes consultadas. En Petare la cesta de productos aumentó un 12% en la última semana de abril. Tras los ajustes de la tasa cambiaria, el gobierno volvió a revisar los precios regulados, que aún están por debajo de lo que marcan los paquetes en los comercios de varias ciudades.

"Yo tengo un abasto pequeño y ya casi no me da la base para seguir operando", dijo Gerardo Ávila, un pequeño comerciante en Maracaibo, al noroeste del país. Los productos llegan cada vez más caros y la clientela no tiene margen para comprarlos como antes. "Además, la gasolina ahora es un costo extra", apuntó.

El salto del dólar surgió en paralelo a la decisión del Banco Central de dejar de vender euros y dólares en efectivo a la banca por varias semanas, medida que mantenía estable la tasa, dijeron dos ejecutivos del sector financiero. Fue hace pocos días cuando hizo pequeñas colocaciones de dólares, agregó otra fuente.

Con la devaluación, un salario mínimo representa unos 2,2 dólares, y muchos dependen de las remesas. Por la crisis global, los envíos pueden reducirse un 42%, estima la firma Ecoanalítica.

"De dónde voy a sacar yo dólares para comprar comida", dijo Lupe Urdaneta, una jubilada de 70 años que dejó de recibir una remesa de su hijo en Chile que se quedó sin trabajo. "Desde la semana pasada estoy comiendo una vez al día, todo es muy caro".

Cargar más

XS
SM
MD
LG