Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Pence pide desconocer a representante de Maduro en ONU y adelanta más sanciones para Cuba

Mike Pence en el Consejo de Seguridad.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió este miércoles a Naciones Unidas que retire las credenciales de los representantes de Nicolás Maduro ante la organización y adelantó que habría nuevas sanciones para Cuba.

"Mientras países normales exportan bienes, Cuba exporta tiranía y táctica de mano dura. Aún hoy los servicios cubanos de inteligencia y militares le entregan, apoyan y suministran conocimiento a la policía venezolana para silenciar a los opositores, y encarcelar y torturar a la oposición", dijo Pence.

El vicepresidente recordó que "la semana pasada EEUU tomó acciones para sancionar buques que transportaban petróleo hacía Cuba" y adelantó que "muy próximamente, la administración del Presidente Trump anunciará acción adicional para responsabilizar a Cuba, por su influencia malévola en Venezuela".

El número dos de la Administración Trump criticó a Naciones Unidas: "Este Consejo de Seguridad se ha negado a actuar”.

“Es hora ya de que las Naciones Unidas actúen y de que el mundo apoye al pueblo de Venezuela”, agregó.

El vicepresidente destacó además que la ONU debería revocar las credenciales del embajador venezolano ante el organismo, Samuel Moncada.

“Con todo el respeto usted no debería estar aquí”, le dijo Pence a Moncada. “Debería usted regresar a Venezuela y decirle a (el presidente Nicolás) Maduro que se vaya”.

Pence anunció que su país está preparando una resolución con ese objetivo y pidió a todos los miembros su apoyo.

El vicepresidente estadounidense insistió en que ahora mismo Venezuela es "un estado fallido" y defendió que Maduro "debe irse".​

Human Rights Watch

El representante de Human Rights Watch Louis Charbonneau pidió que sea declarada la situación en Venezuela como una “emergencia humanitaria” y organice una respuesta internacional a gran escala.

“Aunque la situación humanitaria en Venezuela es gravísima, podría empeorar mucho más”, dijo en un comunicado el director para la ONU de HRW.

“El secretario general y su equipo pueden evitar que eso ocurra movilizando el sistema de la ONU y presionando a las autoridades venezolanas para poder ayudar a salvar vidas de ciudadanos venezolanos”, agregó.

ONU: "podemos hacer más"

El jefe de asistencia de Naciones Unidas, Mark Lowcock, dijo el miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU que Venezuela sufre un "verdadero problema humanitario" y que el organismo está dispuesto a tomar más acciones si consigue el apoyo de todas las partes involucradas.

"La magnitud de la necesidad es significativa y está aumentando. Naciones Unidas está trabajando en Venezuela para expandir sus operaciones de ayuda humanitaria", dijo Lowcock.

"Podemos hacer más para aliviar el sufrimiento del pueblo de Venezuela si obtenemos más ayuda de todas las partes involucradas", indicó.

El funcionario destacó que los esfuerzos de ayuda humanitaria en el país sudamericano debían ser neutrales, imparciales e independientes.

[Con información de Carmen María Rodríguez de Radio Martí AP, EFE, Reuters y redes sociales]

Vea todas las noticias de hoy

Biden buscará impulsar compra de productos estadounidenses

El presidente Joe Biden saluda a sus seguidores a la salida de un servicio religioso en la Iglesia de la Santa Trinidad, en Georgetown. (AP/Patrick Semansky)

El presidente Joe Biden se aprestaba a firmar este lunes una orden ejecutiva que apunta a impulsar las compras gubernamentales a los fabricantes estadounidenses, informó la Casa Blanca.

El objetivo de la orden sería utilizar los $600 mil millones que el gobierno federal gasta en adquisiciones para impulsar las fábricas nacionales.

“Con esta orden, el presidente Biden se asegura de que cuando el gobierno federal gaste dólares de los contribuyentes, sean gastados en productos fabricados en Estados Unidos, por trabajadores estadounidenses y con componentes fabricados en Estados Unidos”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Esta Orden Ejecutiva, agregó, cumple la promesa de “cerrar las lagunas que permiten a las empresas exportar la producción y los empleos al extranjero”.

Según la Casa Blanca, "estas inversiones ayudarán a crear empleos sindicales bien remunerados y a reconstruir mejor nuestra economía para que todos tengan una oportunidad justa en la clase media".

Estados Unidos ha eliminado aproximadamente 540.000 puestos de trabajo en fábricas desde febrero pasado, cuando la pandemia de coronavirus arrojó a la economía más grande del mundo a la recesión, subraya un reporte de Associated Press.

Políticos conmocionados por fallecimiento de cubanoamericana Nilda Pedrosa

Nilda Pedrosa. Tomado de Twitter @NPedrosa

Nilda Pedrosa, destacada figura del partido republicano en la Florida, falleció en Miami este fin de semana y su repentina muerte a los 46 años a causa de cáncer ha conmocionado a importantes figuras de la política.

La cubanoamericana había sido nombrada en septiembre subsecretaria de Estado interina para la Diplomacia Pública en el Departamento de Estado durante el Gobierno de Donald Trump. Antes había sido una figura fundamental en el ascenso de numerosos políticos republicanos en la Florida.

Jeb Bush, exgobernador de Florida y excandidato presidencial lamentó la "muy trágica" muerte de la abogada Pedrosa, quien trabajó durante muchos años como cabildera en el Congreso a favor de la democracia en Cuba.

"Murió demasiado joven. La extrañaremos mucho. Oraciones por (su esposo) Eliot y sus hijos", señaló en su cuenta de Twitter.

El excongresista Lincoln Díaz-Balart la describió como "un ser humano admirable, talentoso, amable, extraordinario" y confesó estar "profundamente entristecido por la trágica noticia del fallecimiento".

La ex congresista republicana Ileana Ros-Letinen recordó que Pedrosa estaba casada con un alto funcionario del Banco Mundial y dio a luz a gemelos recientemente.

"Nilda era una líder republicana fuerte de Miami que trabajaba en DC (Washington) y era una persona cálida y cariñosa", escribió en Twitter.

El congresista republicano cubano-estadounidense Mario Díaz-Balart recordó que la abogada fue su jefa de personal durante muchos años.

"Tocó la vida de muchos y dejó un legado eterno. Orando por su esposo, sus hijos y toda su familia", señaló Díaz-Balart.

La ex congresista Debbie Mucarsel-Powell recordó numerosas conversaciones políticas sostenidas con la cubanoamericana.

"Aunque no estábamos de acuerdo en todos los temas, ella siempre fue solidaria, respetuosa. Simplemente genial hablar con ella", dijo la demócrata.

Para Helen Aguirre Ferré, exdirectora de asuntos de prensa del presidente Donald Trump, alta directiva del Partido Republicano de Florida, Pedrosa fue "una gran dama que entendió que es un privilegio servir al público, lo que hizo con inteligencia y gracia para Florida, Estados Unidos y para el pueblo de Cuba".

Biden decreta sus primeras medidas para paliar la crisis económica

El presidente Joe Biden en una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 22 de enero de 2021, hablando sobre sus medidas económicas. (AP Photo/Evan Vucci).

El presidente Joe Biden firmó el viernes dos decretos que buscan aumentar la ayuda federal a las familias de bajos recursos y proteger a los trabajadores y contratistas federales en la pandemia del COVID-19.

Biden lamentó que al menos 900.000 estadounidenses han perdido la posibilidad de encontrar un empleo con el que poder sostener sus economías familiares.

“No podemos dejar que la gente pase hambre. No podemos dejar que la gente sea desalojada por nada”, requirió durante la firma de los decretos, celebrada en la Casa Blanca.

Al explicar el contenido de las órdenes ejecutivas, el presidente Biden se refirió al “coro creciente de los principales economistas” en el país, que, han coincidido en señalar que tras la crisis actual, hay un momento especial para la inversión debido a “las tasas de interés históricamente tan bajas”, por tanto, aseguró “es una inversión fiscal inteligente”.

Las dos órdenes ejecutivas se suman a otros diez decretos dirigidos a la lucha contra el coronavirus que expanden la capacidad de manufactura del país y tratan de impulsar las acciones de vacunación.

Aun así, para su plan macroeconómico, la administración Biden necesita "con urgencia una acción adicional del Congreso", según el documento informativo difundido por la Casa Blanca.

Uno de los decretos establece un aumento financiero del 15% en un programa que da ayudas a familias de bajos recursos para comprar comida durante los días que no van a la escuela. También pide al Departamento de Agricultura que considere ordenar a los estados expandir el programa de ayuda de alimentos.

La orden también trata de facilitar que los estadounidenses reclamen pagos directos de paquetes de asistencia y otros beneficios anteriores. Según la Casa Blanca, casi ocho millones de personas no recibieron el cheque de 1.200 dólares en estímulo que el gobierno aprobó en marzo.

Además, el decreto crearía una garantía para que los trabajadores puedan seguir cobrando sus beneficios por desempleo si se niegan a aceptar un trabajo que pusiera en peligro su salud.

"Espero que el Departamento de Trabajo garantice el derecho a rechazar un empleo que pondrá en peligro su salud, y que si lo hace, aún pueda calificar para el seguro", aseveró el presidente.

Casi 10 millones de los 22 millones de trabajadores que perdieron su empleo siguen desempleados, según el último informe del Departamento de Trabajo, con datos de enero. La tasa de desempleo se mantuvo estable en el 6,7% en diciembre, y muchos economistas dijeron que la cifra podría permanecer elevada durante meses.

Nadie en Estados Unidos debería trabajar 40 horas a la semana por debajo de la línea de pobreza"
Joe Biden, presidente de EE.UU.

A su vez, esta orden ejecutiva crea medidas de asistencia a los veteranos y la creación de una estructura para coordinar los programas de beneficios para los necesitados.

El segundo decreto, centrado en trabajadores y contratistas del gobierno federal allana el camino para que los empleados obtengan un salario mínimo de 15 dólares por hora.

"Nadie en Estados Unidos debería trabajar 40 horas a la semana por debajo de la línea de pobreza, y 15 dólares hace que la gente supere la línea de pobreza", afirmó Biden.

Además, devolvería a los sindicatos los derechos de negociación anulados por el gobierno anterior y protegería el sistema de empleo civil. El presidente Biden ha pedido al Congreso esta subida del salario mínimo, que representa una de sus principales promesas de campaña.

Presidente Biden explica los decretos firmados en torno a la economía de EEUU
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

¿Revertirá Biden las políticas de Trump hacia China?

Copia del diario Global Times en portada el 21 de enero del 2021 en Beijing.

China se está preparando para hacer frente a una nueva administración estadounidense después de un año particularmente difícil, durante el cual padeció una serie de reveses diplomáticos debido al COVID-19, la guerra comercial y el tema de los derechos humanos. Una pregunta que está rondando es si el presidente chino Xi Jinping se llevará mejor con el presidente Joe Biden que con el presidente Donald Trump, informó la Voz de América, VOA.

La mayoría de los analistas dicen que Biden no tendrá prisa por deshacer muchas decisiones de la administración Trump en China, pero que es más probable que se centre en los derechos humanos y las cuestiones estratégicas que tratar de hacer la vida más difícil para los negocios chinos.

"Hay un consenso bipartidista en Washington para ser duro con China", dijo Zhiqun Zhu, jefe del departamento de relaciones internacionales de la Universidad de Bucknell.

La administración Trump anunció un grupo amplio de restricciones y sanciones contra China durante sus últimos meses, haciendo políticamente imposible o técnicamente difícil para la administración entrante revertirlas, dijo Scott Kennedy, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Antony Blinken, nominado de Biden para ser secretario de Estado, ha dicho que está de acuerdo con su predecesor, Mike Pompeo, en la necesidad de ser duro con China.

"Creo que deberíamos estar buscando asegurarnos de que no estamos importando productos que están hechos con mano de obra forzada de Xinjiang (...) tenemos que asegurarnos de que tampoco estamos exportando tecnologías y herramientas que podrían utilizarse para promover su represión. Ese es un lugar para empezar", dijo.

Hay otras cuestiones clave que probablemente afectarán las relaciones entre Estados Unidos y China.

Los líderes chinos no desean ser vistos como que hacen el trabajo de Washington sobre lo que consideran cuestiones sensibles y "fundamentales" como las situaciones en Taiwán, Xinjiang, el Tíbet y cuestiones como los derechos humanos, según un analista chino que pidió no ser identificado. Como sugiere el comentario de Blinken, es probable que los demócratas en la nueva administración planteen estas cuestiones enfáticamente, lo que resultaría en cierta fricción con Beijing.

A pesar de la dificultad política para revertir las medidas contra China, la administración Biden no puede evitar la evaluación realista de que más de tres años de guerra comercial han hecho poco para dañar el comercio chino, aunque puede haber causado problemas a los consumidores estadounidenses, indicó la VOA.

El déficit comercial de Estados Unidos con China al final de la administración Trump será de alrededor de 300.000 millones de dólares, aproximadamente los mismos que al final de la administración Obama.

"La carga total de los aranceles del artículo 301, la mayoría de los cuales siguen en vigor, ha sido soportada por importadores y consumidores estadounidenses, no exportadores chinos", dijo Kennedy refiriéndose a una disposición legal que permite al gobierno imponer restricciones comerciales a los países extranjeros.

Hay algunas áreas en las que los dos países pueden tratar de arreglar la relación.

"Espero que la administración Biden esté dispuesta a relajar algunas restricciones, por ejemplo en los aranceles o periodistas, pero sólo si China responde y aborda los temas que crearon los problemas en primer lugar", dijo Kennedy.

Zhiqun Zhu enumera algunos temas como la reanudación de programas Fulbright en China y Hong Kong, una política más acogedora hacia estudiantes y eruditos chinos, el regreso del Cuerpo de Paz a China, y posiblemente la reapertura del Consulado de Estados Unidos en Chengdu y el Consulado Chino en Houston.

Por su parte, China intentaría evitar una confrontación importante con Estados Unidos porque sufrió algunos serios reveses en el campo diplomático en 2020.

"Covid-19 de hecho lastimó la imagen de China. Muchos países siguen culpando a China por no ser transparente y no actuar lo suficientemente temprano para frenar la propagación del virus", dijo Zhiqun Zhu. Al mismo tiempo, China obtuvo cierto éxito diplomático con un acuerdo comercial con la Unión Europea y al adherirse a la Asociación Económica Integral Regional, un tratado comercial en el que participaron 15 países, dijo.

Kennedy cree que tanto Estados Unidos como China han sufrido pérdidas en su reputación en 2020.

"China sufrió un revés debido a la pandemia, la creciente represión en Xinjiang y Hong Kong, y su estilo diplomático de lobo guerrero. Mi sensación es que el comportamiento de China, no la crítica externa, fue la razón central de los problemas de China en 2020. Fueron autoinfligidos", dijo.

China está tratando ahora de compensar parte de la pérdida de reputación mediante la exportación de vacunas COVID-19 a varios países que las necesitan. Sin embargo, las vacunas fabricadas por empresas chinas no han obtenido aceptación mundial, lo que está afectando los esfuerzos de Beijing por distribuirlas.

"Dado el aparente menor nivel de eficacia de la vacuna china, hay una gran pregunta sobre cuánta demanda habrá para ella, no sólo en todo el mundo, sino también dentro de China", dijo Kennedy.

"Obviamente China quiere mejorar su imagen internacional. Ofrecer vacunas y proporcionar apoyo médico a los países en desarrollo ayudará a mejorar la reputación mundial de Beijing", dijo Zhu.

[Versión en español del artículo de Saibal Dasgupta, VOA News]

Chuck Schumer anuncia que enviará al Senado artículo de juicio político al expresidente Trump el lunes 25

Chuck Schumer (D-NY), líder de la Cámara Alta, en una conferencia de prensa el 6 de enero de 2021. (Saul Loeb / AFP)

El senador Chuck Schumer, líder de la Cámara Alta, anunció que el juicio político al expresidente Donald Trump por el artículo de “Incitación a la insurrección” será presentado el 25 de enero ante el Senado para lo cual, declaró, se había reunido previamente con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, informa la Voz de América (VOA).

Schumer dijo que aún no saben cuánto tiempo pueda demorar el proceso ni cuándo dará inicio porque “son temas que todavía se están discutiendo con el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell”.

McConnell declaró el viernes que “Este juicio político comenzó con un proceso mínimo sin precedentes en la Cámara. La secuela no puede ser un proceso insuficiente del Senado que niega al expresidente Trump su debido proceso o dañe al Senado o a la presidencia misma”.

Trump será el primer presidente en toda la historia de los Estados Unidos de América en ser juzgado dos veces y el primero que sea juzgado después de abandonar la presidencia, informa la VOA.

Cargar más

XS
SM
MD
LG