Enlaces de accesibilidad

Cuba

Pedro Luis Boitel, líder estudiantil que luchó contra Batista y Fidel

Pedro Luis Boitel, preso político cubano, oriundo de Jovellanos, Matanzas. Falleció en una huelga de hambre el 25 de mayo de 1972.

Activistas de derechos humanos y exprisioneros políticos de Cuba recordaron a Pedro Luis Boitel en un nuevo aniversario de su muerte.

Boitel falleció el 25 de mayo de 1972, a los 41 años de edad, tras una larga huelga de hambre en la prisión del Príncipe, donde exigía que se respetaran los derechos de los detenidos.

En declaraciones a Radio Martí, el exprisionero de conciencia Luis Zúñiga dijo que Boitel era un líder de la Federación Estudiantil Universitaria que luchó contra las dictaduras de Fulgencio Batista y de Fidel Castro, así como un líder cuando se encontraba en prisión.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:11 0:00

Su carácter y dedicación a la causa de la libertad fue tan fuerte, dijo Zúñiga, que lo arrestaron en 1961 y murió en huelga de hambre mientras defendía sus principios.

“Era un hombre extraordinario que pudo haberse acomodado al sistema castrista tras el triunfo de la revolución”, dijo en Miami el exprisionero de conciencia. “Le ofrecieron todo lo que se le podía ofrecer, pues el régimen quería captar a los jóvenes con liderazgo, pero sus convicciones fueron más que sus intereses o sus comodidades y optó por enfrentarse al régimen comunista”.

Félix Navarro, expreso político de la Primavera Negra y residente de Matanzas, dirige el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:24 0:00

En un mensaje enviado a Radio Martí la noche del domingo, Navarro dijo que Boitel sigue inspirando a la oposición en su lucha por la libertad.

Recordó que cuando Boitel recibió una visita de su hermano Armando en la prisión, le preguntó por qué estaba triste. “No le veo fin a esta lucha”, dijo Armando. “Los hombres no abandonan la lucha cuando es justa”, respondió Pedro Luis.

De forma similar se expresó Orlando Gutiérrez, presidente del Directorio Democrático Cubano, organización con sede en Miami. “Murió en huelga de hambre protestando por los derechos de los presos políticos”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:34 0:00

Boitel es un símbolo de la lucha de los derechos humanos en Cuba, dijo Gutiérrez a Radio Martí, tras recordar que el régimen lo sepultó en el Cementerio de Colón sin identificar la tumba, en un intento de borrarlo de la historia cubana.

También recordó que Boitel luchó por la democracia en Venezuela, donde organizó una radio clandestina que se oponía a la dictadura de Pérez Jiménez.

Vea todas las noticias de hoy

Tres casos nuevos de coronavirus en Cuba

Escena captada el viernes en el Malecón de La Habana (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud de Cuba, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este domingo 3 casos nuevos de coronavirus.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 2.372, según el informe oficial.

El Ministerio de Salud mantiene la cifra de fallecimientos en 86 al no informar de nuevos decesos por COVID-19.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

▪ 55 casos positivos activos
▪ 52 pacientes con evolución clínica estable y tres pacientes en estado de gravedad.

Liberado con cita para acudir a estación de policía el periodista Jorge Enrique Rodríguez

El periodista Jorge Enrique Rodríguez, en una foto tomada de su cuenta de Facebook.

El periodista independiente cubano Jorge Enrique Rodríguez fue liberado la noche del viernes, y debía presentarse a las 10:00 de la mañana de este sábado en la estación de policía de Zanja, en Centro Habana, le dijo a Radio Televisión Martí su hermana, Yusimí Rodríguez.

“Muchas gracias de corazón para todos los que iniciaron, se sumaron y están sosteniendo la campaña por mi liberación”, declara Rodríguez en un video compartido en Facebook por otro periodista, Jose Raúl Gallego.

La Policía Nacional Revolucionaria de Cuba, “esa que conocemos como PNR”, me ha estado inventando un proceso que es extensivo a toda la sociedad civil cubana, fundamentalmente a nosotros los periodistas independientes, activistas, opositores, en medio de la crisis de la pandemia, dijo el reportero.

Rodríguez, corresponsal de Diario de Cuba y colaborador del periódico español ABC, había sido detenido el domingo cuando grababa escenas de una acción policial en el barrio donde vive, Los Sitios, también en Centro Habana. La noticia de su liberación fue reportada primero por Diario de Cuba y por 14ymedio.

“Estoy grabando y, a los tres minutos, un policía me dice 'Oye, dame acá el teléfono ese”, relató Rodríguez. Dio un paso atrás, echó también la mano hacia atrás y le dio el teléfono a una persona que estaba en el lugar y a quien, posteriormente, los agentes le quitaron el móvil”, informó ​Diario de Cuba.

Dijo también que el periodista no se había resistido al arresto, pero que en la estación una instructora lo acusó de haberle gritado a los agentes “esbirros” y “que los maten”, algo que Rodríguez niega.

“Se le encarnaron, porque él no hizo nada y la policía se le encarnó”, dijo la hermana desde La Habana. Gallego, por su parte, no ocultaba su alegría al compartir la noticia de la liberación de Rodríguez.

“Una vez más funcionó la presión interna y externa y dio resultados el esfuerzo transversal de activistas de diferentes causas, periodistas, artistas, opositores y ciudadanos en general”, escribió en el mensaje que acompaña el video. “Esta es la vía. Juntos somos mucho más fuertes, por eso insisten en tenernos separados y divididos. Hoy ganamos otra pelea. Seguimos. Ahora, a por Quiñones, que no merece un día más de prisión injusta”.

"Una injusticia tremenda": reacciones a la intervención de Ruiz Urquiola en Ginebra

Encabezó la sesión el vicepresidente del Consejo, el embajador eslovaco Juraj Podhorsky.

Entre las numerosas reacciones suscitadas por el boicot a que fue sometido en Ginebra el biólogo cubano Ariel Ruiz Urquiola al comparecer el viernes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, sobresale la de su amigo, el también científico Oscar Casanella: las reglas de juego favorecen a los gobiernos, no a los pueblos.

“Me parece una falta de respeto que el reglamento de la organización permita eso”, le dijo Casanella desde La Habana a la periodista de Radio Martí Ivette Pacheco. Pese al escaso tiempo de que disponía, Ruiz Urquiola fue interrumpido varias veces con objeciones formales ajenas a su denuncia.

"Los pueblos y su ciudadanía estan en desventaja por una injusticia de agenda"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

“Creo que si, para colmo, las intervenciones eran extremadamente cortas, porque a él le habían asignado un minuto y medio, 90 segundos, lo menos que podían hacer era darle ese tiempo limpio, y después que pudiera ser criticado y todo”, comentó. “Sin embargo, ¿quién calla a esos estados?”; los que se unieron a La Habana en el boicot a Ruiz Urquiola, se pregunta.

Esas intervenciones no fueron interrumpidas, observó Casanella.

“O sea, que los pueblos y su ciudadanía estan en desventaja por el reglamento del Alto Comisionado de Derechos Humanos con respecto a los estados; creo que es una injusticia tremenda”, declaró el científico cubano.

La hermana del biólogo, Omara Ruiz Urquiola, no ocultó su indignación. “Seis ‘estados’ contra un hombre y su verdad”, escribió en Facebook.

En Estados Unidos, el senador Marco Rubio no tardó en comentar lo sucedido en un mensaje de Twitter.

“¿A qué le temen las narco-dictaduras de Cuba y Venezuela?”, se preguntó el legislador republicano. “Que aquellas personas que oprimen a diario hablen, y que sean desenmascarados ante los ojos del mundo. Es vergonzoso, pero no sorprendente, lo visto en la sede de la ONU mientras el Dr. Urquiola hablaba”.

Otro cubano que opinó desde La Habana entrevistado por Pacheco fue Juan Antonio Madrazo Luna, coordinador general del Comité Ciudadanos por la Integración Racial, quien consideró los esfuerzos para silenciar a Ruiz Urquiola un síntoma de la debilidad del régimen cubano.

“Recurre a esas prácticas arbitrarias acompañado de varios países que forman parte del Consejo de Derechos Humanos, Venezuela, China, que también practican la represión contra la sociedad civil, particularmente contra los defensores de derechos humanos”, declaró Madrazo Luna.

A su vez, la misión diplomática estadounidense en La Habana hizo pública su admiración por el científico y activista cubano.

“La Embajada de Estados Unidos aplaude a Ariel Ruiz Urquiola por su valor y fortaleza”, escribió la encargada de Negocios Mara Tekach. “Las voces poderosas dicen la verdad y se ganan nuestro respeto. El Consejo de Derechos Humanos debería escuchar toda su historia”.

En la propia Ginebra, el director ejecutivo de la organización United Nations Watch (Observadores de Naciones Unidas), Hillel Neuer, compartió su indignación por la forma en que procedió el Comité ante los esfuerzos de cinco gobiernos para acallar las denuncias de un orador.

“Hoy ante Naciones Unidas una pandilla de tiranías –Cuba, Venezuela, Corea del Norte, China y Eritrea—trataron de silenciar al cientifico cubano y ex prisionero político, Dr. Ariel Ruiz Urquiola. Fallaron”, dijo Neuer. “El coraje de Ariel inspiró a los cubanos aquí en Ginebra y en todo el mundo”.

Las redes sociales se llenaron de comentarios a raíz de la difusión en varios medios de lo ocurrido en Ginebra antes del mediodía del viernes, cerca de las 5:25 de la mañana, hora de Miami.

“Ariel demostró que la ONU no respeta derechos humanos ni libertad de expresión”, escribió en su página de Facebook el arquitecto cubano Rafael Fornés.

Criar clarias y sembrar calabazas: la solución que propone el gobierno al hambre y la escasez

Escena captada el 18 de junio en una calle de San José de las Lajas, en la provincia de Mayabeque (Archivo/Yamil Lage/AFP).

Sembrar calabazas, incrementar la producción de clarias y tomar limonada son las propuestas más recientes que han aparecido en los medios estatales ante el serio problema de la escasez de alimentos y la casi nula producción agrícola.

"Estamos pasando hambre y a final de mes muchas veces nos acostamos sin comer, mientras que el resto de los días inventamos algo para engañar el estómago", dijeron cubanos consultados por Radio Televisión Martí.

Hace apenas una semana, en la provincia de Sancti Spiritus, el ex espía Gerardo Hernández, actual vicecoordinador de los CDR en Cuba, llamó a los cubanos a sembrar calabazas para mitigar la escasez de alimentos que afecta al país.

Que me entreguen la tierra que yo la voy a hacer producir
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00

"Es una falta de respeto", dijo Vladislav Ríos, residente en un área rural cercana a Jatibonico, en Sancti Spíritus, quien asegura que "lo que debe hacer el gobierno de inmediato, es permitir la iniciativa privada".

El funcionario dijo que si en Cuba hay cerca de 38 mil CDR y en cada uno se cosecha una calabaza, serán entonces 38 mil calabazas con las que contarían para contribuir a la alimentación del pueblo.

Ante semejantes declaraciones, Ríos dijo que solo pide que el gobierno lo deje trabajar. "Que me entreguen la tierra, que yo la voy a hacer producir y sé que hay muchas personas que quieren hacer lo mismo que yo", aseguró.

Como él hay decenas de familias que pasan hambre, dijo.

"En mi caso la mayoría de las veces no tenemos ni café cuando nos levantamos, y la leche y el pedacito de pan lo dejamos para los tres niños" agregó.

En su municipio no hay frijoles, ni se espera que en futuras cosechas los campesinos puedan lograr el grano porque la sequía este año ha hecho serios estragos. Tampoco hay arroz en los mercados agropecuarios, y el del racionamiento no alcanza para finalizar el mes, agregó.

En Alto Songo, provincia de Santiago de Cuba, también los pobladores la están pasando "muy, pero muy difícil", dijo el activista Yordanys Labrada.

"No aparece el arroz, la carne mucho menos, apenas se consiguen algunas viandas y las cosechas se han perdido por la sequía", detalló.

La escasez de alimentos nos obliga a irnos a la cama con el estómago vacío
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:29 0:00

La canasta básica que vende el gobierno nunca alcanza, por eso "hacemos caldos con los cuadritos de sustancia de pollo y le echamos alguna vianda, cuando se consigue, para engañar el estómago con algo caliente", detalló.

Según él, este 30 de junio sus hijos y su esposa no tenían nada para la comida. "Solo tomamos jugo de mango, que ahora es lo que más encuentras en los campos", precisó.

El pan es otro de los alimentos que "ayuda" en la dieta diaria de la población, pero sólo venden "una bolita" por persona, y nosotros hacemos "como hacen todos, dejarla para los niños", dijo Labrada.

Aquí en Alto Songo "la gente pasa hambre, así tengan dinero o no, porque en los mercados lo único que hay es agua y ron", añadió.

Los campos están llenos de hierbas y de marabú; nadie siembra nada, y el que tiene un pedacito de tierra lo poco que cosecha lo deja para el consumo familiar o el intercambio con otro vecino, dijo Emiliano González, residente en El Horno, municipio de Bayamo.

La solución a la escasez de alimentos requiere de aperturas
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

La dieta del cubano está enfocada en tres ingredientes básicos: arroz, frijoles y carne de cerdo, pero ahora con la "situación coyuntural, como dicen los del estado, vivimos con lo que aparezca", apuntó.

En el barrio de González algunos vecinos crían un cerdo, otros cosechan algún maíz, luego hacen trueques y "así vamos pasando".

El aceite vegetal, que solo se puede comprar en las tiendas en moneda convertible (las TRD), es muy difícil de adquirir en el pueblo. Por eso están usando mucho la "grasa o aceite de corojo".

En las aéreas montañosas del territorio hay plantas de corojo, y la gente por cuenta propia se va para allá a cortar los racimos. Luego lo procesan de forma artesanal y venden el aceite, que la gente lo compra para sus alimentos, agregó.

En San Andrés, provincia de Holguín, después que se acaba "la cuota" lo que nos queda es "sobrevivir con lo que aparezca", aseguró Dámaso Fernández Doimeadiós.

Allí también están usando el aceite de "corojo", porque es difícil comprar un pomo de aceite vegetal en la TRD, indica.

Las palabras "conseguir" e "inventar" son los términos que más usan los cubanos cuando llega la hora de preparar los alimentos, dijo la activista Tania Díaz, residente en Taguayabón, provincia de Villa Clara.

En su barrio, la mayoría de la gente no desayuna, almuerza y come diariamente. "Por lo general se hace una sola comida al día por la tarde y no siempre nos vamos a la cama satisfechos", precisó.

A fines del mes de junio, el diario provincial Vanguardia, de Villa Clara, publicó una nota informando que se incrementaría la producción de claria para sustituirla por jurel en las dietas que venden a la población.

Según René Peña Carrazana, director de Pesca Villa en la provincia, el plan de producción será de unas 1.200 toneladas de ese pescado. Sin embargo, la noticia no alegró a la activista.

Villa Clara anuncia incremento de la producción de clarias para la dieta
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

Díaz asegura que "todo el mundo rechaza ese pescado porque tiene sabor a pantano". Según Emiliano González, en Bayamo la gente come la claria "porque no les queda otro remedio: o comen eso o no comen nada".

Recordó que ciertos tipos de pescados y mariscos, como camarones y langostas, son para los que desde la oficialidad proponen al pueblo otras "alternativas".

Recientemente, dirigentes del gobierno han ofrecido como solución a la severa crisis de alimentos que azota el país la cría de jutías y avestruces, así como el consumo de limonada para paliar el hambre.

Con este último anuncio de incorporar a la dieta el pez tan rechazado por la población, González no pudo negar su molestia porque, según él, "no cabe en la cabeza de un ser humano que un pueblo pueda vivir de eso, refiriendose a la jutía, la claria, el avestruz y la calabaza.

A su criterio, la solución inmediata es dar libertad económica a los que quieran producir alimentos y "abrirse al mercado para que haya avances en el plano económico en la isla".

Misiones médicas cubanas son un peligro, advierte Hugo Acha

Médicos cubanos llegan al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana procedentes de Bolivia. (Archivo)

Las misiones médicas cubanas no son solamente una violación a los derechos humanos del personal médico, también son un peligro para la salud y seguridad de las naciones que las reciben, dijo este jueves el director de Investigación de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba e investigador del Centro para una Sociedad Libre y Segura, Hugo Acha.

En una conferencia en línea de la Fundación Memorial Víctimas del Comunismo, Acha explicó que estos envíos de personal médico cubano a otros países incluyen a operativos de inteligencia que se visten y actúan como doctores, aunque no lo son.

“Eso es peor aún porque, además de ser una violación a los derechos humanos, se pone en peligro la salud y la seguridad de sociedades enteras para obtener ganacias”, opinó el investigador.

Asimismo, Acha expresó que las misiones médicas son la mayor y más rentable estrategia de tráfico humano que hay en el mundo.

“Estamos hablando de decenas de miles de personas siendo tratadas como mercancía, como productos de exportación, y están produciendo en estos momentos un 50,3 por ciento del ingreso neto en moneda extranjera que recibe el régimen” dijo Acha.

El investigador señaló, además, que el ingreso obtenido por el gobierno cubano no ha impactado de manera positiva la infraestructura, el equipo o la calidad de los servicios de salud en la isla, que, según dijo, es la justificación que siempre da La Habana cuando se cuestionan las misiones médicas.

El gobierno de Estados Unidos, así como organizaciones internacionales, han criticado el uso que da la dictadura a las misiones médicas, calificándolas de explotación y trabajo forzado.

Entre las violaciones cometidas por el régimen de La Habana citan que los profesionales cubanos no reciben un contrato de trabajo, que se les retienen sus pasaportes y que es el gobierno quien recibe una suma de dinero de los países anfitriones y les paga a los trabajadores entre un 10 y un 25 por ciento del salario.

Cargar más

XS
SM
MD
LG