Enlaces de accesibilidad

América Latina

Papa en México envía duro mensaje a clase política y líderes religiosos

Su mensaje fue dirigido a sus anfitriones en México, un país golpeado por la violencia, el narcotráfico, la pobreza, el tráfico de personas y la corrupción a los más altos niveles.

Miles de personas escuchan el mensaje del Papa Francisco en la explanada del Zócalo.
Miles de personas escuchan el mensaje del Papa Francisco en la explanada del Zócalo.

El papa Francisco hizo este sábado en México un vehemente llamado a la clase política a ofrecer al pueblo "justicia real, seguridad efectiva" y paz, a la vez que pidió a los obispos enfrentar con coraje el narcotráfico.

En la primera visita de un pontífice al Palacio Nacional de México, donde se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto, Francisco sostuvo que "a los dirigentes de la vida social, cultural y política les corresponde de modo especial trabajar para ofrecer a todos los ciudadanos (...) justicia real, seguridad efectiva, un ambiente sano y de paz".

Su mensaje fue dirigido a sus anfitriones en México, un país golpeado por la violencia, la pobreza y la corrupción.

"Cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano, la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte", advirtió.

Su mensaje fue seguido a través de pantallas gigantes por millares de fieles que se apostaron en el céntrico Zócalo, una plaza construida sobre las ruinas de templos prehispánicos y donde se encuentran la catedral y el Palacio Nacional.

"¡Bravo! ¡Qué bueno que le diga sus verdades al gobierno!", gritó una mujer entre la muchedumbre.

"El papa puso en vergüenza al gobierno con todo lo que dijo. A ver si Peña Nieto ahora hace las cosas bien. Si no es por convicción, al menos por vergüenza", dijo a la AFP Ramiro Sosa, un comerciante de 56 años de Veracruz (este), un estado asolado por el crimen organizado y la corrupción.
Tras la cita con Peña Nieto, el papa se encontró con los obispos y arzobispos mexicanos en la catedral metropolitana, donde los instó a enfrentar el narcotráfico "con coraje profético".

"La proporción del fenómeno (del narcotráfico), la complejidad de sus causas, la inmensidad de su extensión (...), la gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones, no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, a refugiarnos en condenas genéricas, sino que exigen un coraje profético", manifestó.

Peña Nieto elude hablar de problemas

En cambio, el discurso del gobernante mexicano evitó mencionar estos problemas y se centró más en temas globales y reconocimientos al papa.

"Su visita trasciende al encuentro entre dos Estados, se trata del encuentro de un pueblo con su fe. Su santidad, México lo quiere, México quiere al papa Francisco por su sencillez, por su bondad, por su calidez", dijo Peña Nieto.

El papa Francisco junto al presidente de México, Enrique Peña Nieto.
El papa Francisco junto al presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La presencia del papa en el Palacio fue un gesto simbólico en un país devoto pero con una larga tradición laica y que apenas en 1992 restableció relaciones diplomáticas con el Vaticano.

La visita del papa a México fue buscada con insistencia por el gobierno de Peña Nieto, que ha sido blanco de fuertes críticas por la situación de derechos humanos en el país y casos como la desaparición y presunta masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El papa tendrá este sábado uno de los actos espirituales más esperados de su visita: la misa en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a la cual ha encomendado su viaje.

"El encuentro del papa con la Virgen de Guadalupe será monumental. Él es un gran devoto mariano y la Virgen de Guadalupe no es sólo reina en México sino emperatriz de América", estima Andrew Chesnut, profesor de estudios de religiones en la Universidad de Virginia Commonwealth, Estados Unidos.

Aún conmocionado por el motín que el jueves dejó 49 muertos en una cárcel de Monterrey (norte), México condensa muchos de los temas que preocupan a Francisco: una sociedad desigual donde la mitad de sus habitantes sigue siendo pobre, un país acechado por la violencia del narcotráfico y donde miles de migrantes viven un calvario tratando de llegar clandestinamente a Estados Unidos.

Una niña indígena camina cerca del centro deportivo municipal de San Cristóbal de las Casas, donde se llevará a cabo la santa misa con las comunidades indígenas en Chiapas.
Una niña indígena camina cerca del centro deportivo municipal de San Cristóbal de las Casas, donde se llevará a cabo la santa misa con las comunidades indígenas en Chiapas.

La elección de las paradas del papa parece estar cargada de simbolismo.
El domingo visitará Ecatepec, una sobrepoblada ciudad de la periferia de la capital que vive un repunte de violencia, especialmente hacia las mujeres.
El lunes estará en Chiapas (sur), el estado más pobre e indígena del país, donde oficiará una misa con fragmentos en tres lenguas indígenas: tzotzil, tzeltal y chol.

El martes irá a Morelia, capital del convulso estado de Michoacán (oeste), donde en 2013 grupos de autodefensas se levantaron en armas contra los abusos del cártel de Los Caballeros Templarios.

El papa se reservó para el final la fronteriza Ciudad Juárez, durante años considerada la más peligrosa del mundo y que ahora trata de cicatrizar heridas abiertas por los feminicidios y la violencia que vivió.

Francisco visitará allí una cárcel y se despedirá con una misa en el borde de la frontera con El Paso (Texas, Estados Unidos) por donde miles de migrantes cruzan clandestinamente cada año.

Antes de llegar a México, el papa hizo una escala de horas en Cuba donde se encontró con el patriarca ortodoxo ruso Kirill, una reunión histórica que selló el reencuentro entre el cristianismo de oriente y occidente.

Vea todas las noticias de hoy

Procesan en libertad a exreina de belleza nicaragüense, candidata opositora a VP

Berenice Quezada hace un discurso durante la presentación de su candidatura a vicepresidenta de Nicaragua. REUTERS/Maynor Valenzuela

La exreina de belleza Berenice Quezada, candidata a la vicepresidencia de Nicaragua por la alianza opositora Ciudadanos por la Libertad (CxL), fue inhabilitada para participar en las elecciones generales del 7 de noviembre y será procesada en libertad por el Ministerio Público, informó el miércoles esa entidad gubernamental, después de haberse anunciado que la modelo se encontraba bajo arresto domiciliario.

CxL había dicho previamente que Quezada fue notificada de su detención domiciliaria la noche del martes "por autoridades judiciales y del Ministerio Público, acompañadas por la Policía". Quezada permanece "sin acceso a comunicación telefónica, con restricción migratoria e inhibida de postularse a cargos públicos de elección popular y se encuentra actualmente en su casa con custodia policial", señaló CxL en Twitter.

La modelo de 27 años, que ganó el concurso Miss Nicaragua en 2017, se había inscrito el lunes como compañera de fórmula del excomandante de la "contra" antisandinista Oscar Sobalvarro para disputarle el poder al presidente Daniel Ortega y a su esposa y vicemandataria Rosario Murillo, confirmados el mismo lunes como candidatos a la reelección por el gobernante Frente Sandinista.

Horas antes de que CxL denunciara su retención domiciliaria, un grupo de sandinistas que se identificaron como "familiares de víctimas del terrorismo" solicitó la inhibición de Quezada ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos alegando que la exreina de belleza había realizado "apología del delito" e "incitado al odio y la violencia".

Tras inscribirse ante el tribunal electoral, Quezada llamó a "votar masivamente" contra la "dictadura" y pidió la liberación de los "presos políticos" encarcelados desde 2018 -unos 140, según la oposición- incluidos siete aspirantes a la presidencia acusados de "traición a la patria" detenidos desde el pasado 2 de junio.

En su comunicado, el Ministerio Público informó que presentó acusación contra Quezada "por realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia, acciones que encuadran en el tipo penal de provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas". Sin embargo, aclaró que "solicitó que el proceso sea llevado en libertad".

Consultado por AP, el portavoz de CxL, Helio Sevilla, confirmó que las autoridades "le quitaron (a Quezada) la casa por cárcel que tenía desde anoche, y ya está en libertad".

Berenice Quezada es la octava candidata opositora inhabilitada a sólo tres meses de los comicios.

Siete opositores aspirantes a la presidencia están encarcelados y se les acusa de delitos incluidos en la polémica Ley 1055, como cometer "actos que menoscaban la independencia, soberanía y autodeterminación, por incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos", "aplaudir sanciones" y "pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización".

CxL convocó a una "reunión de emergencia" de sus directivos para analizar la situación de su candidata, cuya inhibición generó rechazo de los organismos de derechos humanos.

"Repudiamos la persecución del régimen Ortega Murillo contra Berenice Quezada. EXIGIMOS el respeto a todos sus #DDHH y su INMEDIATA LIBERTAD. #NoALaCriminalización", tuiteó el Comité Nicaragüense de Derechos Humanos, cuyas oficinas fueron clausuradas y confiscadas por el gobierno en 2018.

También en Twitter la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su "condena al arresto domiciliario y la inhibición" de Quezada, mientras Erika Guevara, directora regional de Amnistía Internacional, denunció que "Daniel Ortega ha sido señalado como responsable de crímenes de lesa humanidad. Miles de víctimas esperan justicia, pero el mismo perpetrador de violaciones de DDHH quiere volver a reelegirse como presidente".

Las elecciones tendrán lugar en medio de una grave crisis que estalló en abril de 2018 cuando una revuelta social fue sofocada con violencia por la policía y paramilitares, con un saldo de 328 muertos, más de 2.000 heridos, 1.600 detenidos en distintos momentos y más de 100.000 exiliados y refugiados, según la CIDH.

El gobierno acusa a los opositores presos de ser "criminales y terroristas" y de haber participado en un "fallido golpe de Estado" para derrocar a Ortega, que gobernó entre 1985 y 1990, volvió al poder en 2007 y aspira a un cuarto mandato consecutivo a partir de 2022.

EEUU usará “todas las herramientas" para cambiar el rumbo del régimen de Ortega

La policía nicaragüense se toma una foto con el presidente Daniel Ortega, luego de semanas de disturbios en Masaya, Nicaragua, el 13 de julio de 2018. (AP/Cristóbal Venegas).

La hasta Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chiung, hizo un llamado al “régimen" encabezado por Daniel Ortega y Rosario Murillo "para que escuche las voces de su pueblo”, cambie su rumbo y permita “elecciones libres y justas” en Nicaragua para los próximos comicios del 1º de noviembre.

Chung, quien a través de su cuenta de Twitter dio a conocer que será sustituida en el cargo por el hasta ahora enviado especial del Departamento de Estado para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, dijo a la Voz de América que la Administración del presidente Joe Biden está comprometida con fortalecer la democracia en Nicaragua y que seguirá adoptando medidas para lograrlo.

La funcionaria señaló que mientras Nicaragua siga sin tener las condiciones idóneas para los comicios, los EE.UU. seguirá usando “todas los recursos necesarios, incluidas las sanciones, la diplomacia, el trabajo con otros países de la región y más allá”.

Parte de ese compromiso, según ella, se ve en que los EE. UU. ha conseguido hasta ahora “el apoyo” de 60 países, de la comunidad internacional, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, para presionar al Gobierno de Nicaragua por negociaciones integrales que “conduzcan a elecciones libres y justas”.

El país centroamericano vive una alta represión gubernamental, en la antesala de las elecciones presidenciales de noviembre, comicios donde nuevamente Daniel Ortega busca un cuarto mandato presidencial.

Sandinistas confirman fórmula electoral Ortega-Murillo

Daniel Ortega y Rosario Murrillo, presidente y vicepresidenta de Nicaragua. (Cesar PEREZ / PRESIDENCIA NICARAGUA / AFP)

MANAGUA (AP) — El presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, fueron designados el lunes como candidatos a la reelección por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para los comicios del 7 de noviembre próximo y tras el encarcelamiento de sus siete principales rivales políticos.

Horas antes, la alianza opositora de derecha Ciudadanos por la Libertad (CxL) inscribió ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) a su fórmula, integrada por el excomandante "contra" y empresario ganadero Oscar Sobalvarro para presidente y la Miss Nicaragua 2017 Berenice Quezada para vicepresidenta.

La designación de Ortega y Murillo se realizó en una sesión virtual del Congreso Sandinista "Heroico Pancasán", llamada así en memoria de una acción armada del entonces movimiento guerrillero sandinista, registrada en 1967 en el norte del país. En la sesión participaron 2.932 delegados del FSLN conectados en 28 sesiones virtuales desde todo el país, explicó el secretario general de la Alcaldía capitalina, Fidel Moreno, que presidió la sesión de Managua junto a Ortega y a Murillo.

La militante sandinista Amada Pineda propuso la fórmula que encabezará la llamada Alianza Unida, Nicaragua Triunfa. Todos los asistentes apoyaron a Ortega y Murillo a mano alzada, a excepción de los dos candidatos a los máximos cargos del Ejecutivo.

"Tenemos nuestra fórmula presidencial por unanimidad", exclamó el presidente del Parlamento, Gustavo Porras, quien por tercera vez encabeza las listas de diputados nacionales del FSLN.

"Gracias al FSLN, a nuestro pueblo heroico", expresó Rosario Murillo y dijo sentirse emocionada al recordar a los "héroes" sandinistas fallecidos. "Nuestro compromiso es seguir luchando y trabajando para vivir en un país en paz", agregó.

Por su parte Ortega, en un discurso donde repasó la historia nacional desde el siglo antepasado, llamó "terroristas" y "traidores a la patria" a los opositores que respaldaron las protestas de 2018 y que hoy en su mayoría están encarcelados. "Los perros están aullando, hermanos nicaragüenses, pero aúllan porque estamos caminando", afirmó parafraseando un pasaje de El Quijote y, refiriéndose a quienes reclaman que abandone el gobierno, dijo: "No, que no se equivoquen (...) El capitalismo salvaje no se volverá a instaurar jamás en el país".

Ortega, de 75 años, gobierna desde 2007 y fue reelegido en 2011 y en 2016. De volver a ganar sería su tercera reelección y la primera de Murillo, de 70 años. Ambos serán inscritos ante el CSE este lunes, antes de que finalice el período para el registro de candidatos, que se inició el 28 de julio. Otros cinco partidos y dos alianzas inscribieron el mismo día a sus candidatos.

Tras la inscripción de la fórmula opositora, el candidato presidencial Sobalvarro dijo que espera que el proceso electoral transcurra "de manera tranquila, respetuosa, con libertad". Agregó que "es demasiado el asedio y la represión que ha vivido el país y los nicaragüenses se merecen vivir en armonía".

CxL es una de las tres alianzas políticas acreditadas por el CSE para los comicios. Las otras son la oficialista Unida, Nicaragua triunfa -encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el poder desde 2007- y la del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), segunda fuerza parlamentaria y aliada del gobierno.

También hay cinco partidos políticos minoritarios: Alianza por la República (APRE), Partido Liberal Independiente (PLI), Partido Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Partido Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) y el indigenista Partido Yapti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka (Yatama, "Hijos de la madre tierra", en lengua miskita).

Previamente, el CSE retiró la personalidad jurídica al Partido Conservador (PC) y al Partido de Restauración Democrática (PRD), que formaban parte de la opositora Coalición Nacional, una alianza de más de 40 organizaciones civiles y fuerzas políticas creada tras las protestas sociales de 2018 y que quedó así eliminada de la contienda.

El proceso electoral ha sido cuestionado por la oposición, por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) debido al encarcelamiento de 31 líderes políticos y activistas antigubernamentales en los últimos dos meses, entre ellos, siete aspirantes a la presidencia, así como por la falta de reformas electorales propuestas por la OEA y por la aprobación de "leyes coercitivas" contra la oposición.

En Nicaragua, un país centroamericano de 6,5 millones de habitantes, unos 4,3 millones están habilitados para votar y elegir presidente y vicepresidente, 92 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlacen, según los datos más recientes del CSE.

Grupo de Trabajo de OEA prevé éxodo venezolano podría alcanzar a 7 millones de personas al inicio de 2022

Una pareja de migrantes venezolanos pinta billetes en las calles de Bogotá para protestar contra la situación económica de su país. (Archivo)

El Grupo de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región advierte en un informe que, de reabrirse las fronteras y profundizarse la crisis en Venezuela, el éxodo venezolano pudiera alcanzar a siete millones de personas en el primer trimestre de 2022, convirtiéndolo en la más grande del mundo.

El Grupo de Trabajo ha reunido más de 600 testimonios de migrantes y refugiados venezolanos quienes expresan que han tenido que escapar de su país esencialmente por cinco razones: la emergencia humanitaria, la violación sistemática a los derechos humanos, la inseguridad, el colapso de los servicios básicos y el alto costo de vida.

El Coordinador del Grupo de Trabajo de la OEA para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en la Región, David Smolansky, dijo en un comunicado que los datos que están publicando en el informe “son una actualización de la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, que al día de hoy con más de 5,6 millones de migrantes y refugiados venezolanos es la crisis de desterrados más grande en la historia de la región”.

El informe señala que la cantidad de migrantes y refugiados venezolanos supera el total de población de países como Costa Rica, Panamá, Noruega o Irlanda. El informe también destaca que hay migrantes y refugiados venezolanos, conocidos como “caminantes”, que han recorrido más de 3.500 kilómetros a pie, muchas veces descalzos.

El reporte sostiene que, pese a que las fronteras están cerradas debido a la pandemia del COVID-19, “se estima que entre 700 y 900 venezolanos huyen diariamente de su país por caminos irregulares en las fronteras”.

Asimismo, el informe destaca que, a pesar de la reciente Conferencia Internacional en solidaridad con los migrantes y refugiados venezolanos, donde hubo importante donaciones, “el financiamiento a esta crisis es la décima parte de lo que se ha aportado para atender a la crisis de refugiados siria”.

OEA posterga sesión extraordinaria para abordar la situación en Cuba

Sede de la OEA en Washington, DC.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) postergó para una fecha por definir la sesión extraordinaria de su Consejo Permanente convocada para este miércoles, en la que se discutiría la situación en Cuba después de las protestas del pasado 11 de julio.

En una carta enviada a las misiones permanentes, el presidente del Consejo Permanente de la OEA, Washington Abdala, informó del aplazamiento de la reunión ante "los planteos al respecto por parte de algunos países", que no identificó, añadiendo que la postergación se hacía para “realizar consultas que puedan ser útiles a efectos de poder concretar esa sesión en el plazo más breve posible”.

También comunicó que ha solicitado a la Secretaría de Asuntos Jurídicos de la OEA un informe “respecto de la situación de Cuba en relación con la OEA” que será compartido con las delegaciones.

Abdala, quien es representante permanente de Uruguay, expresó que "lo que se está viviendo en Cuba no ambienta dilaciones", y que su intención es avanzar en este asunto en los próximos días.

“Estamos hablando de privaciones de libertad de cientos de personas, de afectación a los derechos humanos y cuando hacemos referencia a estos menesteres, los mismos imponen un desafío moral de no mirar hacia el costado e ignorarlos”, dijo el diplomático.

Asimismo, advirtió que "el tiempo corre en contra de la defensa de los derechos y la vida de muchas personas" y que "no conocer lo que se está viviendo en Cuba no significa que los dramáticos hechos no se sigan produciendo".

Abdala señaló que la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Antonia Urrejola, y el Comisionado especializado en Cuba, Stuardo Ralón, han elaborado informes sobre las violaciones de derechos humanos en Cuba que “advierten de la gravedad y el dramatismo de lo que están refiriendo”.

Según dijo, "la práctica de rechazar 'informes in voce' ("de viva voz") no debería tener cabida en la organización", y apuntó que la "asimetría en las miradas internacionales siempre es dañina para el respeto de los derechos humanos".

El diplomático consideró "particularmente inusual" que haya objeción a recibir informes de la CIDH, como estaba previsto en la agenda de la sesión, aunque no precisó los países se opusieron a ello.

Mientras tanto, en su cuenta de Twitter, el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, aseguró que fue "derrotada (una) maniobra anticubana" en la OEA.

Cargar más

XS
SM
MD
LG