Enlaces de accesibilidad

Cuba

Pandillas en La Habana, el crimen gana espacios

Policías solicitan identificación a jóvenes en el Parque Central, La Habana. Foto: Ernesto Pérez Chang (cortesía).

Testimonios de jóvenes que han entrado al mundo del crimen y las pandillas empujados por la pobreza y, presuntamente, con la tolerancia de la autoridad policial.

Héctor llegó a La Habana a finales del 2005. Tenía solo 15 años cuando se tuvo que enfrentar a una ciudad donde el mayor bienestar de sus habitantes es saber que sobreviven en medio de tanta inseguridad. Hoy tiene 25 años y no sabe de otros modos de subsistencia que no sean la prostitución, el proxenetismo y las pandillas.

Héctor vivía en Niquero, provincia Granma, cuando la mala fortuna invadió el hogar: El padre falleció en un accidente doméstico mientras intentaba rellenar un cilindro de gas para cocinar. Un par de años después, la madre enfermó de cáncer y él tuvo que abandonar los estudios en la escuela secundaria para ponerse a trabajar en la finca de un tío paterno que, además de pagarle muy poco, abusaba sexualmente de él e, incluso, lo obligaba a prostituirse.

Aunque era solo un niño de 12 años, el tío lo llevaba casi todas las noches a la casa de un amigo que le pagaba cien pesos (4 dólares) por violar al pequeño que, con el tiempo, llegó a aceptar que el mundo era esa atmósfera de maldades que lo rodeaba y de la que no era posible escapar sino solo adaptarse para continuar con vida.

"Aquí hay que sobrevivir como sea", dice Héctor. Él solo ha accedido a hablar conmigo sobre su vida porque se lo ha pedido un amigo en común, que no es más que el médico al que siempre ha acudido en situaciones de emergencia. "Es el único tipo por el que doy la vida. Él único que me ha ayudado sin ningún interés desde que llegué a La Habana con 15 años".

Héctor tiene VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). Le detectaron el virus un par de años atrás cuando fue hospitalizado debido a las heridas de bala que recibiera en un enfrentamiento con otros pandilleros de la barriada de Mantilla, en Arroyo Naranjo.

"Cuando aquello yo no estaba en la banda (se refiere a la Banda del Diamante, que operaba fundamentalmente en las áreas aledañas al Parque de la Fraternidad y la calle Monte hasta la Terminal de Trenes), pero mi primo sí. Él tenía unos diez travestis que trabajaban para él pero uno se empató con un p... [hombre que vive de la prostitución masculina] de Mantilla que estaba metido en Sangre por Dolor (pandilla), porque ahí todos son m... (…) Un día me dice Lainier (el primo) que hay una fiesta en Mantilla y yo me voy con él. Yo no sabía que no podíamos entrar en Mantilla y por eso me fui y nada más que hicimos entrar a la casa, se armó. (…) A Lainier le dieron un tiro y a mí me cogió uno en esta pierna y otro en la espalda que casi me deja inválido".

Según María del Carmen Cordero, socióloga que participa de un estudio sobre el tema, aunque tienden a desintegrarse en poco tiempo, cada año surgen alrededor de 5 a 10 nuevas pandillas en La Habana, integradas fundamentalmente por adolescentes que viven en las zonas más pobres de la capital. También se ha notado un incremento de las bandas compuestas por jóvenes provenientes de las provincias orientales –en especial de Granma (cerca del 40% de los jóvenes) y Guantánamo (casi el 30%)– que no pueden aspirar a un estatus legal en la ciudad, debido a las leyes migratorias que los persiguen como a delincuentes.

"Hay que tener en cuenta que, aunque algunas hasta tienen ritos de iniciación y marcas de identidad como tatuajes específicos, las bandas funcionan como especies de sindicatos donde los integrantes obtienen protección", dice María del Carmen, que explica en qué consiste este tipo de amparo: "Yo he recogido testimonios de jóvenes que dicen haber sobornado a policías para que les permitan operar en determinada zona. (…) No quiero decir que sea una relación directa con la institución policial, no creo que exista algo así, sino que se establecen relaciones de compromiso con los agentes que usualmente patrullan las calles. Quien recorre por la noche el Parque de la Fraternidad o la Rampa –bueno, si se atreve a hacerlo–, puede identificar la presencia de pandillas que controlan la prostitución masculina y de travestis, incluso he visto realizar transacciones, negociaciones sexuales, delante de policías y no ha pasado nada, lo cual es un signo no de tolerancia sino de corrupción. (…) Si el muchacho, la muchacha, no se integran a ese sindicato, se le hace muy difícil el trabajo, allí consiguen albergue, conexiones. (…) Recuerda que los recogen en camiones y los deportan. Del mismo modo que hace la perrera con los animales. Es un delito ser oriental y pasar más del tiempo establecido en La Habana. Esas regulaciones han creado otros fenómenos relacionados con los regionalismos, el racismo, el establecimiento de jerarquías sociales entre los mismos cubanos y ha incrementado esos 'sindicatos' que son las pandillas".

Adrián, proveniente de Ciego de Ávila, tiene 31 y estuvo durante más de cinco años vinculado a la pandilla Sangre por Dolor, donde admite que cometió varios crímenes violentos pero solo bajo los efectos del alcohol y las drogas:

"Lo que hay con Sangre por Dolor es un cuento. Es verdad que a veces le decíamos a alguien que entraba nuevo que pinchara (hiriera con arma blanca) a cualquiera, a quien le diera la gana, pero eso lo hacíamos por jodedera, uno se ponía a tomar, se fumaba un pitillo y entonces veía pasar a un infeliz y hacíamos la noche con él. No es como la gente dice, como si fuéramos unos delincuentes. (…) Es verdad que había quien le arrebataba la cartera a una turista o una cámara, una cadena de oro pero eso no quiere decir que fuera la banda. Lo que siempre hay anormales que se ponen a decir que son de Sangre por Dolor. Lo de nosotros, de verdad, son las jevas (se refiere a los travestis) y porque a ellas le gusta eso. Tener al macho que las controla y eso a mí me gusta, a cada cual con lo suyo".

Cuando Adrián estuvo en la cárcel se desvinculó de Sangre por Dolor para unirse a una banda llamada de Los Ángeles, vinculada a la distribución de drogas, el proxenetismo y la prostitución masculina y que usa la esvástica como marca identificativa aunque dicen no estar de acuerdo con la ideología nazi. Un detalle curioso es que algunos de sus integrantes son de piel negra, como el propio Adrián que no oculta sus pensamientos racistas:

"Yo soy negro, es verdad, pero nunca ando con negros. Yo no sé pero jamás me ha gustado andar con negros. (…) El tatuaje no significa nada. Me gustó y me lo hice. Los que andan conmigo también. (…) Yo sé lo que hacían los nazis pero que yo me haya puesto esto no quiere decir que yo sea así. (…) Yo no soy homosexual pero me gustan los travesti y eso es otra cosa, un travesti es una mujer".

Aunque las estadísticas regionales no clasifican a La Habana entre las ciudades más violentas de América Latina y el Caribe, en los últimos años se nota un incremento de la criminalidad asociada a las pandillas. El psicólogo Manuel Fabián Orta, que dirige un grupo de atención a adolescentes con trastornos en la conducta, reconoce que el fenómeno pudiera ir en aumento y que, en consecuencia, el panorama llegará a ser muy similar al de algunos países de Centroamérica donde el asunto está fuera de control:

"La violencia, asociada a pandillas criminales, crece y a un ritmo preocupante. Si no se hace algo, pronto será como en El Salvador o en Guatemala. Eso lo trae la pobreza. Hay demasiada pobreza. Espiritual y material. Los valores familiares, sociales, se han resquebrajado y ha surgido una mentalidad nueva, un verdadero hombre nuevo que no cree en otro valor que no sea el dinero. Todo es válido para obtenerlo y la sociedad cubana, lejos de convertirse en una sociedad con altos valores, como supuestamente era el plan de la revolución, se transformó en un cuadrilátero de boxeo donde solo se puede resistir, luchar y vencer, pero en los peores sentidos de esos términos. Vender el cuerpo no es un problema para ese hombre nuevo, perder la nacionalidad tampoco lo es; y no les hablemos de identidad nacional ni cultural ni de trabajar por el futuro, porque no entenderían nada. El cubano típico, el común, solo sabe del presente; lo demás, como dicen los mismos jóvenes, es 'estar mareado' (no ser avispado)".

[Publicado originalmente en Cubanet, el 20 de agosto de 2015].

Vea todas las noticias de hoy

Encuesta: la pobreza en Cuba se ha duplicado en solo seis meses

Nueve familias viven en el edificio de tres plantas en peligro inminente de derrumbe, ubicado en Zulueta 505, entre Monte y Dragones, en La Habana Vieja. (Cortesía/Hamaya Cuesta)

Un estudio del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), presentado este miércoles en Madrid, afirma que la pobreza se ha duplicado en Cuba desde enero y que la mayoría de los ciudadanos augura un agravamiento en sus condiciones de vida.

Según el Tercer Informe sobre el Estado de los Derechos Sociales en Cuba, las causas de la "caída drástica del nivel de vida" son, entre otras, la "fallida política económica" del régimen de La Habana, la "ausencia de reformas estructurales" y la "venta de productos en dólares americanos".

"Ello ha implicado una significativa devaluación de la moneda nacional, en la que cobran los asalariados y jubilados", explicó Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:46 0:00


De acuerdo con la encuesta, el 77% de los cubanos manifiesta escasez severa o moderada y el 42% afirma tener "problemas para comprar lo más esencial para sobrevivir".

Katya Rimkunas, sub-directora para América Latina y el Caribe del Instituto Republicano Internacional, reparó en que el 21% de las familias vive con menos de 20 dólares al mes, y el 24% con entre 20 y 40 dólares mensuales.

"¿Cómo hacen los cubanos para sobrevivir en esas condiciones? En un año, el doble de personas está viviendo con menos de un dólar al día, prácticamente en condiciones de pobreza extrema", denunció.

En cuanto a la salud pública, el estudio revela que el 75% de los cubanos que necesitaron medicamentos, no pudo conseguirlo en la farmacia. Igualmente, el 76% calificó entre regular y muy malo el "abastecimiento de material médico e insumos hospitalarios".

Lo peor, según Yaxys Cires, director de Estrategia del Observatorio, es que el 70% cree que empeorarán las condiciones para conseguir alimentos y medicinas.

"Es un panorama lamentable, verdaderamente pesimista. No hay que ser adivino para darse cuenta de que la percepción que los cubanos nos han trasladado en esta encuesta, tiene que ver con su visión sobre la incapacidad y la falta de voluntad del gobierno para realizar las reformas que el país necesita", afirmó Cires.

Estos son otros datos importantes de la encuesta:

Para seis de cada diez familias, los alimentos de la libreta de racionamiento cubren solo entre cinco y diez días al mes. Más del 70% indica que hubo escasez de alimentos básicos en los últimos tres meses.

El 67% califica su alimentación familiar como deficiente.

El 68% de los cubanos considera que hay adoctrinamiento en el sistema educativo.

El 83% de los cubanos no cuenta con agua potable permanente. En enero de 2020, el 21% de los hogares tenía agua permanente, pero en agosto la cifra baja hasta el 14%.

En cuanto a la valoración del Sistema Educativo, uno de cada dos cubanos considera de regular a mala o muy mala la calidad de las instalaciones.

El 46% de las familias necesitan que su vivienda sea reparada. El 11% habita en viviendas en peligro de derrumbe.

El 52% de los ancianos registra la falta de alguna comida. Los adultos que indican "problemas para comprar lo más esencial para sobrevivir" se incrementan del 59% al 64% en seis meses.

El pesimismo es preponderante en la mayoría de los cubanos. El 70% considera que empeorarán las condiciones para conseguir alimentos y medicamentos. Seis de cada diez personas opinan que empeorará la situación de sus ingresos.

La encuesta se realizó a nivel nacional, entre el 17 de julio y el 10 de agosto de 2020, a través de 1.249 entrevistas presenciales.

La presentación fue moderada por Lázaro Chirino, periodista de CiberCuba. Además participaron John Barsa, administrador interino de la USAID; Daily Coro, doctora cubana; y Laura Tedesco, Dra. en Ciencia Política y profesora en el campus de Madrid de la Universidad de Saint Louis.

Cuba reporta 49 casos; residentes en Sandino: "Aislados y cuidándonos"

Zona en cuarentena en Pinar del Río. (Facebook Guerrillero)

El Ministerio de Salud en Cuba confirmó 49 nuevos casos positivos al COVID-19 para un acumulado de 6 mil 727 en el país.

De los 49 casos diagnosticados 47 son cubanos y dos extranjeros.

La provincia de Pinar del Río sigue ocupando el primer lugar con 22 confirmados que se desglosaron en los municipios de Consolación del Sur (6), Sandino (6), Pinar del Río (5), San Luis (2), Guane (2) y Minas de Matahambre (1).

El progresivo aumento de casos ha llevado en las últimas horas a otra localidad pinareña a permanecer en cuarentena. Se trata de Sandino, con unos 11 mil habitantes y 3 200 viviendas, al extremo occidental de Cuba.

Aislados y cuidándonos dicen residentes en municipios de Pinar del Río
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00

"A partir de hoy no puede salir nadie de la casa", dijo a Radio Televisión Martí un residentes en el municipio llamado Heriberto.

Explicó que se han tomado las medidas para que no se siga propagando el virus mientras esperan los resultados de "una cuantas personas que están bajo sospecha pero aún no tienen respuesta".

Todo el mundo sigue "aislado" y "cuidándonos", aseguró.

La emisora local informó que se implantará un sistema de mensajeros para llevarle a sus casas los alimentos.

"Será por zonas y edificios y los encargados van a las bodegas a buscarle los alimentos para que los mayores no salgan de las casas", detalló Heriberto.

Alberto Barradí, un señor de más de 80 años, precisó que el martes fueron a advertirle que no saliera y que informara lo que necesitaba para llevárselo a la casa.

"Ellos me preguntaron mis necesidades pero por supuesto hay que pagarlo", aclaró el señor.

El reporte brindado este miércoles por el MINSAP, precisa las cifras del resto de la provincias en el país.

Artemisa y La Habana reportaron un caso en cada una. Matanzas y Sancti Spíritus reportaron dos casos en cada provincia.

La vecina provincia de Ciego de Ávila suma 20 casos.

En el Oriente de Cuba solo la provincia Granma reportó 1 caso.

La cifra de fallecidos se mantiene en 128 fallecidos (ninguno en el día) mientras que 3 pacientes se mantiene reportados en estado crítico, precisó el MINSAP en su nota al cierre del martes.

El artista cubano Erik Ravelo y Amnistía Internacional, contra la represión en todo el continente

Imagen de la campaña de Erik Ravelo y Amnistía Internacional. Ambos unieron fuerzas para luchar contra la represión en tiempos de coronavirus.

Erik Ravelo es un joven artista cubano, nacido en La Habana y emigrado a Argentina en los noventa y luego a Italia, quien ha colaborado con reconocidas organizaciones internacionales. Su mas reciente colaboración es la obra “Detrás de la Pandemia”, con Amnistía Internacional.

De todo esto, su obra artística y sus intenciones a la hora de crear, estuvimos conversando.

Erik, ¿cómo surge la idea de esta obra visual?

La idea nació hablando con la Oficina de las Américas de Amnistía Internacional para lograr visualizar la campaña que ellos estaban llevando, que es dar una señal de alarma sobre la represión y lo que está pasando y como detrás de la situación con la pandemia muchos gobiernos usan cada vez más la represión. Es una campaña hecha para cualquier lugar del mundo donde los gobiernos se escudan detrás de la pandemia para cortar las libertades civiles fundamentales.

Cuéntenos del proceso creativo que hay en “Detrás de la Pandemia”.

Me vino a la cabeza la idea de que la máscara recordaba un poco los escudos usados por la policía, lo visualicé e hice una composición, el montaje; lo propuse y les gustó. Nació así, con ganas de alzar la voz y decir, “Oye, están apretando”.

Aclaro que la campaña está hecha para cualquier lugar del mundo donde hoy en día debido a la situación que estamos viviendo con la pandemia se sufre represión por parte del gobierno y las fuerzas del orden. No está hecha “para Cuba” en sí; más bien la colaboración con Amnistía es para toda la América. Pero la idea no es en sí una idea que responde a fronteras o geografía política; es una campaña contra la represión donde quiera que se manifieste.

Y eso incluye Cuba, pero también Colombia, Chile, Brasil, a ver media América y no excluye tampoco a Estados Unidos.

No quiero que sea visto como una campaña de izquierda o de derecha; esa definición ya me tiene loco. Porque para Cuba yo a lo mejor seré disidente y seré de derecha para cómo ven las cosas ellos, pero como me han acusado de progresista y socialista otros afuera de Cuba por los temas que trata mi trabajo, que generalmente son temas sociales, yo ya me ausento de esa lógica. Yo lo veo más como los que están arriba o los que están abajo.

Y por eso creo, dedico mi trabajo y mi arte con un sentido crítico sobre la actualidad de ciertos temas que me preocupan.

Tus obras han sido catalogadas de polémicas. “Sin Odio” y “Los intocables” fueron objeto de elogios y críticas ¿En este diapasón se mueven tus creaciones?

Yo hago un tipo de comunicación que creo que apunta y trata de que la gente reciba un fuerte impacto y mueva sus conciencias. No quiero hacer una imagen polémica, no es que quiera ofender a alguien, simplemente hago un ejercicio creativo. Pero me gusta generar imágenes que sean fuertes y que trasmitan un mensaje fuerte

Has participado en campañas de Reporteros sin Fronteras y de estas quiero que me digas qué significado ha tenido para ti.

Estuve muchos años en la Fábrica del Centro de Investigación de Comunicación de Benetton y Reporteros sin Fronteras nos pidió varias ideas. Entonces presenté la imagen del policía que le tapa la boca al periodista y la boca aparece en sus manos y esa campaña tuvo bastante impacto. Una experiencia por todo lo que estaba pasando en Cuba. Me enseñó el poder que tiene una imagen.

Afirmas que es necesario hacer campañas creativas y osadas. Dinos por qué.

En estos tiempos las asociaciones, los clientes, tienen miedo por lo que puede pasar por la pandemia; las personas que tienen algo que decir están con mucho miedo, no dejan que la creatividad impacte. Yo creo que en estos días es necesario comunicar con fuerza, campañas que la gente recuerde, piense y le quede el mensaje, que ayude a que la gente piense un poco.

Quiero volver a retomar el video “Detrás de la Pandemia”, su mensaje y quiero que hablemos de Cuba, donde a raíz del COVID-19 ha aumentado la represión y las denuncias en medio de tanto. Tus impresiones al respecto de lo que sucede en el país.

La situación de Cuba desgraciadamente no es nueva, se sufre mucho, ahora la justificación es la pandemia, lo que veo que pasa con Tania Bruguera, con Luz Escobar, con muchos intelectuales y artistas, como se los llevan presos sin motivos. Eso me inspiró mucho a trabajar. Me ofendí con el mitin de repudio, fue como un acto de repudio para atrás esta obra. Quería decir algo sobre esto, denunciar lo que estaba pasando.

¿Sé que los espíritus creativos no descansan, ya estás pensando en algo nuevo, está Erik Ravelo creando algo para sorprendernos?

Estoy trabajando con el Ejército de Salvación, un proyecto sobre las personas que viven en la calle, sin casa en medio de la pandemia. Antes de Navidad espero sacar la campaña.

Al final de la conversación Erik Ravelo me confiesa que sueña con ver de nuevo una generación de creativos cubanos al nivel y al talento de muchos que conoce merecen.

“No sé, no me acostumbro a ver marcas nacidas en Cuba cómo Bacardí rediseñar su botella sin plástico con una agencia o estudio de diseño americano. Me gusta pensar y soñar con la idea que un día los diseñadores y creativos cubanos puedan volver a ser vistos como lo que son”, dijo.

"Claro que sueño con poder ver de nuevo una generación cubana protagonista. Yo sé lo que fue el diseño, la gráfica y la creatividad cubana. Recuerda que soy nieto de Orlando Ravelo, vitrinista y diseñador de la tienda “El Encanto”, dijo el joven creador.

(Entrevista de la periodista Exilda Arjona Palmer)

Impactante foto de una bebé dormida en el piso de un portal de La Habana

Una bebé duerme en un portal de La Habana.

Una impactante foto publicada en redes sociales muestra a una bebé dormida sobre mantas colocadas en el suelo de un portal habanero.

Por temor a un derrumbe, miembros de una familia que reside en un edificio en la calle Paseo de Martí entre Dragones y Teniente Rey, en La Habana Vieja, se han instalado en el portal del inmueble.

Yosniel Enríquez Suárez posa con su bebé dormida.
Yosniel Enríquez Suárez posa con su bebé dormida.


Yosniel Enríquez Suárez, uno de los afectados, dijo a Radio Martí que hace 12 días que salieron del edificio, donde llueve más adentro que afuera y la escalera está apuntalada, mientras las autoridades no ofrecen una solución adecuada.

El afectado indica que la situación es crítica y afecta a mujeres y niños. La opción de las autoridades ha sido trasladarlos a un albergue, pero ellos se niegan porque dicen que están en muy malas condiciones y abarrotados.

Enríquez Suárez asegura que el gobierno sí tiene casas disponibles a donde los pudieran ubicar y a eso es a lo que ellos aspiran.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:41 0:00


Cuarenta en Sandino, el extremo occidental de Cuba

Municipio Sandino en Pinar del Río, Cuba

El municipio Sandino, el más occidental de la isla y uno de los cinco más extensos del país, quedó desde este miércoles en cuarentena. Todo el perímetro urbano está aislado por la pandemia del COVID-19 que afecta a la población.

Residen en la zona unos 11 mil habitantes y la zona en cuarentena abarca unas 3200 viviendas.

Ya se han instalado 6 puntos de control para entrar en el área en las vías de acceso a Sandino. También se anunció en la prensa local que mensajeros llevarán los medicamentos y los productos de primera necesidad a los que viven dentro del perímetro afectado.

El martes se habían diagnosticado en Sandino unos 22 casos de COVID-19, siendo 15 varones y 7 mujeres.

El municipio ha venido recibiendo fuertes lluvias y tormentas eléctricas en los últimos días debido a la proximidad de la tormenta tropical Zeta, en su paso por el Mar Caribe y el Golfo de México.

Zonas pinareñas en Cuarentena

El pasado lunes la cuarentena se aplicaba al reparto Raúl Sánchez, en la ciudad capitalina, conocida como Llamazares.

Unas 2 mil personas que residen en 812 viviendas fueron aisladas y anteriormente no se les permitía la salida a los vecinos de dos edificios en Llamazares, pero la enfermedad se expandió y se detectaron 8 casos, que se unían a 3 existentes el fin de semana pasado.

En el municipio Los Palacios, en el reparto militar ubicado en la zona de Paso Quemando, los vecinos de 3 edificios (10, 13 y 29) están con "restricciones de movimiento" según informó la radio local. Se les han realizado pruebas de salud a todos los residentes y facilitado el acceso a alimentos y servicios básicos con mensajeros. ​

Cargar más

XS
SM
MD
LG