Enlaces de accesibilidad

Otero Alcántara: "Descemer Bueno es un elitista"


El artista independiente cubano Luis Manuel Otero Alcántara (izquierda) y el compositor y cantante Descemer Bueno, en imagenes tomadas de redes sociales.

“Cada quien puede tener la posición que quiera, pero responder por ella también”, declara el artista independiente cubano Luis Manuel Otero Alcántara en un video difundido recientemente en Facebook.

Además de insertarse en una acalorada polémica sobre el papel de los artistas cubanos en el debate político, su declaración va más allá y expone las secuelas que el deterioro social ha tenido en la educación en general en Cuba, y en la educación artística en particular.

Esas secuelas las sufre especialmente un sector de la población sin acceso a recursos para pagar desde “10 dólares al mes” hasta un instrumento musical, argumenta el artista independiente.

Otero Alcántara dice haberse involucrado en la polémica –“si se puede llamar polémica”-- después que vio un video en el cual el afamado compositor y cantante Descemer Bueno critica a los raperos Aldo Rodríguez Baquero, ex integrante del dúo Los Aldeanos, y a Silvio Liam Rodríguez Varona, Silvito “El Libre”, ambos –como Bueno-- residentes en Estados Unidos.

Bueno llama a Silvio Rodríguez “el Dios de la letra”, y censura a Silvito el Libre. “La inactividad lo ha hecho ponerse parte de los haters” (los que odian), dice Bueno refiriéndose a Aldo.

“Usted es el rapero más malo que existe en el planeta Tierra”, opina dirigiéndose a Silvito el Libre. “No hay un rapero más malo que… Usted no tiene absolutamente ningún tipo de talento, yo no sé cómo se le ocurre intentar, verdaderamente…”

Silvito El Libre y Aldo el Aldeano, en Panamá (Foto de Archivo/Alvaro Alba)
Silvito El Libre y Aldo el Aldeano, en Panamá (Foto de Archivo/Alvaro Alba)

Bueno es uno de los músicos cubanos con mayor proyección internacional. Su música alcanza a millones de personas en todo el planeta, principalmente sus colaboraciones con artistas como Marco Antonio Solís, Juan Luis Guerra, Luis Enrique, Ricky Martin, Gilberto Santa Rosa, Pitbull, Wisin, Yandel, Romeo Santos y Enrique Iglesias. Su trabajo ha sido reconocido con importantes premios como el Latin Grammy, Latin Billboard, Premios Lo Nuestro y Premios Juventud.

Otero Alcántara empieza por hacer notar que interviene a pesar de que Bueno nunca se refirió a él directamente.

“Llevo días pensando en cómo enfrentar esto porque me molestó, me molestó mucho el video de Descemer Bueno a nivel personal, aun cuando no mencionaba mi nombre”, explica Otero Alcántara, que vive y trabaja en La Habana y ha sido detenido en múltiples ocasiones, acosado y vigilado por la Seguridad del Estado. “Tú dirás: ‘Eh, ¿qué tiene que ver Luis Manuel con todo esto, si al final eso es cosa de músicos?”

Y es un detallito importante, subraya.

Al consultarlo el lunes para esta nota, el audio del video de Bueno disponible en internet se interrumpía en la que parece ser esa parte de sus comentarios.

Fragmento de audio del video de Otero Alcántara en Facebook
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:10 0:00

Me insultó”, afirma Otero Alcántara. “Me insultó por dos puntos importantes. Uno: Descemer Bueno se está portando como el viceministro [de Cultura Fernando] Rojas, que define quién es artista y quién no [y] me dice a mí que no tengo calidad artística ninguna. Se comporta como la élite de los que se hacen llamar ‘la intelectualidad cubana’ y son los que supuestamente definen quién es artista y quién no”.

Confiesa no conocer la historia personal de Bueno, pero comenta que, a diferencia de quienes como el compositor tuvieron alguien dentro o fuera de su familia que les garantizara disponer de un instrumento musical –“que es carísimo”—para completar su formación académica, hubo muchos que tuvieron que ponerse a trabajar y debieron abandonar su sueño de ser artista.

“Descemer Bueno es un elitista, Descemer Bueno es un abusador”, manifiesta Otero Alcántara; “primero que todo exhibiendo su casa, con la miseria que hay en este país, que hay gente que viven 30 y pico personas en una casa donde deberían vivir simplemente dos o tres personas, y él con toda la arrogancia, exhibiendo dónde es que vive”.

Claro, así no se habla de política, sentencia Otero Alcántara.

“Porque sabes que si hablas de política se te acaban todas las prebendas que te brinda el régimen”, dice. “Los artistas ahora mismo en Cuba, los musiquitos sobre todo, no hablan de política”.

Osmani García decía “no hablo más de política, me tienen hasta los c… de la política”, evoca Otero Alcántara refiriéndose a un video en el cual el reguetonero califica de “cederistas” a los artistas que hablan de política en Miami.

“Pero Gente de Zona, cuando hizo el concierto en la Ciudad Deportiva, que yo fui, con la gente con el fango por la rodilla, le levantó la mano a Díaz-Canel y decía ‘Mi presidente Díaz-Canel”, recuerda Otero Alcántara. “¿Eso no es política? No, eso no es política. ¿Qué cosa es eso? ¿Agricultura? ¿Sembrar papas? Haila, oliéndole el c… a Fidel Castro, ¿eso no es política?”

Entrevistado en Miami por el presentador radial Enrique Santos, Alexander Delgado, del dúo Gente de Zona, dijo que habría hecho lo mismo “si hubiese estado Donald Trump” en su concierto.

Para Mompié, la gente expresa sus sentimientos en momentos de emociones, “y fueron los sentimientos que yo expresé, entonces son mis sentimientos, nadie me puede juzgar por eso, porque yo no he cometido ningún delito”, según sus declaraciones a Telemundo 51. “Eso no me convierte en terrorista, ni en una criminal”.

Está visto “y requetevisto” que Fidel Castro es un dictador, subraya Otero Alcántara, y quien aplauda a Fidel Castro aplaude al dictador.

Eso significa apoyar el fusilamiento de los jóvenes que intentaron escapar de Cuba en la Lanchita de Regla y la suerte de todos los fusilados, la hambruna, las UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción), donde encerraban a los jóvenes por ser gays, por ser artistas, por pensar diferente y por vestirse diferente, manifiesta.

“Ustedes están justificando la dictadura con levantarle la mano a Díaz-Canel, [con] cantarle al dictador”, dice, y recuerda que “el dictador” no ha dejado entrar a Cuba a Celia Cruz, a Willy Chirino, a Alexis Valdés, a un montón de médicos “que si no pasan ocho años fuera de Cuba” no pueden regresar a ver a su mamá ni a su papá, y ni siquiera asistir a sus funerales si mueren.

Que no le digan entonces que esa gente no habla de política, exige el artista independiente.

Iguala lo que dice Descemer Bueno con la censura del Decreto 349, en contra del cual él y el Movimiento San Isidro emprendieron dentro de Cuba una tenaz campaña que al propio Otero Alcántara y a otros integrantes del grupo les ha costado detenciones y el hostigamiento de la policía política.

“El 349 dice lo que tú dices: que si yo no estudié arte, no soy artista”, declara Otero Alcántara, y menciona al funcionario encargado de la promoción pública del Decreto, el viceministro de Cultura Fernando Rojas.

“Te voy a poner Descemer Bueno Rojas”, dice. “Formas parte de toda la oligarquía, de esta gente que define quién es músico, quién no; quién cobra, quién no; quién sale de Cuba, quien entra a Cuba; quien tiene una cuenta en el banco sin pagar impuestos, sin pagar nada, y puede tener una buena vida en cualquier lugar de Europa, cuando hay un pueblo entero pasando tremenda necesidad”.

No está diciendo que Bueno se abstenga de tener lo que quiere si se lo merece, indica Otero Alcántara.

“Pero mira: tu voz la escuchan millones de jóvenes cubanos”, continúa el artista independiente. “Qué orgullo tendría tu hijo si mañana o pasado, cuando se caiga el régimen, dijera: ‘C…, mi papa, en vez de hacerle mover el c… a la gente, aunque sea cogió un micrófono y dijo: ‘Sí, las víctimas, José Daniel Ferrer, todo el abuso que están sufriendo los artistas expulsados’. Y no es mi caso solamente: hay unos cuantos más expulsados de universidades, perseguidos por la Seguridad del Estado”.

Menciona a artistas y músicos censurados y expulsados de agencias artísticas y de la Asociación Hermanos Saíz, y a familias completas perseguidas.

“Entonces, ¿no quieres hablar de política? No hables de política”, le dice Otero Alcántara a Descemer Bueno. “Pero cuando dices que la Aldea no tiene valor estético ninguno porque no estudió arte; no sabe de la corchea, la semicorchea, la negrita, la fusa y la semiconfusa, porque tú lo que estás es semiconfuso, ¿eh?; tú lo que estás es legitimando todo el discurso de Fernando Rojas, de que nos vengan arriba y nos quieran acusar de delincuentes simplemente por decir lo que pensamos”.

Por arriesgar la carrera que tenemos en función de un pueblo que está sufriendo, y sufriendo tremenda miseria, porque lo que pasó en el Mercado de Cuatro Caminos no fue casualidad, añade el promotor de la campaña contra el Decreto 349.

“Es que el pueblo está cansado del abuso y los atropellos de la dictadura que tú te haces el de la vista gorda y vienes a cantarle aquí: a moverle el c… a la dictadura”, añade. “Eso no, eso no, claro: eso no es política”.

Dice entonces que él y “un montón de gente” van a seguir en Cuba, trabajando por la libertad de Cuba, por la libertad de la gente, y se confiesa admirador “de la aldea”, de Silvito el Libre, de “los reguetoneros esos que nacen del fango, negros del Cerro, sin esperanza ninguna” que no tienen que estudiar arte para hacerlo.

La democracia genera herramientas digitales con las que pueden cultivar su talento, comenta.

“Tú los aplastas, claro”, sentencia Otero Alcántara. “Si no entran por tu canal, no son artistas, una vez más, como la dictadura: si no entran por donde están ellos, no son artistas”.

Asegura no haber escuchado en Cuba a nadie decir que es “descemerbueniano”, pero sí “aldeano, aldeanista”. Quien quiera estudiar arte en San Alejandro debe pagar 10 dólares al mes “para que un profesor te prepare”, afirma Otero Alcántara; “los materiales son carísimos, no existen en Cuba”, y califica de elitista esos estudios que Bueno pone como requisito.

“No hay pluralidad, no hay acceso a ninguna educación gratuita: ¿Qué educación de arte gratuita de qué?”, pregunta. “Claro: para los hijos de los blancos con dinero que tienen el poder, esos sí. ¿Eso es lo que tú estás defendiendo, ¿no? Tú no estás defendiendo a los negros del Cerro y de San Miguel del Padrón, que tienen mucha sensibilidad, pero no tienen la oportunidad de estudiar en una escuela, porque estudiar en una escuela de arte en Cuba es elitista”.

Instrumentos pagados, clases particulares, “una mamá, un papá que te mantenga” hacen falta, comenta, y esas no están al alcance de “los negros del Cerro y de San Miguel del Padrón”, y lo mismo pasa en las artes visuales, el teatro, la danza.

“Entonces, eres una vergüenza, asere”, le dice Otero Alcántara a Bueno. “¿Qué estudiar arte de qué es lo que define… qué estudiar arte de qué, asere? Le estás faltando el respeto a Beny Moré, le estás faltando el respeto a una pila de gente que son más músicos que tú y van a trascender [más] que tú”.

(Los videos mencionados en la historia no han sido incluidos por el uso de palabras obscenas)

Ver comentarios (2)

Este foro se ha cerrado
XS
SM
MD
LG