Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Oposición venezolana dice que Gobierno oculta cifra de muertos por COVID-19

En las calles de Maracaibo, Venezuela.

La oposición venezolana acusó este miércoles al Gobierno de Nicolás Maduro de ocultar la cifra real de muertos por el nuevo coronavirus, al tiempo que llamó a los ciudadanos a extremar las medidas de bioseguridad y mantenerse en casa siempre que la situación lo permita.

"Lamentablemente, Nicolás Maduro sigue mintiendo, sigue manipulando la data de casos positivos y la data de mortalidad (por coronavirus)", dijo en una rueda de prensa virtual el diputado opositor José Manuel Olivares.

De acuerdo con el legislador, exiliado en Colombia desde finales de 2018, en Venezuela han muerto por complicaciones derivadas de la enfermedad al menos 130 personas, 59 más de las que reportan los informes oficiales.

Según el último parte gubernamental, ofrecido el martes por el vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, en Venezuela han muerto 71 de las 7.693 personas que se han contagiado de COVID-19.

"Hay una manipulación de la (tasa de) mortalidad para intentar decirle no sé a quien, hacerle ver, que tienen controlado el tema (del nuevo coronavirus) en Venezuela", dijo hoy al respecto Olivares.

El opositor precisó, como soporte a su denuncia, que el Gobierno oculta la causa real de muerte de algunas personas, y usó como ejemplo los recientes decesos, que aseguró se debieron al nuevo coronavirus, de un paramédico en Caracas y otro hombre en el sureño estado de Bolívar, que colinda con Brasil.

Olivares también dijo que la tasa de contagio en los estados fronterizos es mayor en las ciudades venezolanas que en las colombianas, por cuanto puso en duda que la mayoría de los contagios en el país, tal y como lo ha señalado el propio Maduro, tengan un origen "importado".

"Los venezolanos que vuelven a nuestro país -casi 60.000, según dice el Gobierno- se enferman en territorio venezolano", aseguró. Asimismo, pidió que se descentralice el análisis de las pruebas PCR para detectar el virus SARS-CoV-2, que hoy hace una sola institución en el país, y aseveró que hay otros 16 laboratorios listos para sumarse a los esfuerzos, lo que permitiría encontrar "diagnósticos tempranos".

Venezuela detectó sus primeros casos del nuevo coronavirus a mediados de marzo, y desde el día 17 rige en el país una cuarentena que se ha flexibilizado algunas veces para permitir un respiro a la economía.

Sin embargo, Efe ha podido constatar que muchos comerciantes y trabajadores han roto la cuarentena casi desde el inicio de la misma para, según dijeron, evitar la quiebra.

Vea todas las noticias de hoy

La repetición de las elecciones en Barinas es “un dilema” para Guaidó y la oposición

El dirigente opositor venezolano Freddy Superlano ofrece una rueda de prensa en Caracas junto a compañeros, incluido el líder opositor, Juan Guaidó, el 29 de noviembre de 2021.

Expertos debaten sobre la posibilidad de que el líder opositor venezolano se involucre activamente en las elecciones en un estado donde la familia Chávez gobernó por 23 años, tras su postura “ambigua” en cuanto al voto de noviembre.

MARACAIBO, VENEZUELA. — La repetición de la elección para gobernador del estado venezolano de Barinas, cuna política de la familia del expresidente Hugo Chávez, representa un dilema para el líder opositor Juan Guaidó tras su postura en cuanto a las votaciones regionales de noviembre que ha sido vista por algunos como “ambigua”.

Freddy Superlano, candidato opositor en Barinas del partido donde militaba Guaidó, ganó la gobernación de esa región llanera por un mínimo margen de 0,39% sobre su rival, el hermano del exmandatario Chávez, Argenis Chávez.

Un fallo de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, afín al chavismo, ordenó realizar nuevas elecciones el 9 de enero de 2022 por la presunta inhabilitación de Superlano por razones aún no esclarecidas, sin embargo.

Guaidó acompañó esta semana a su excompañero de partido durante un mitin en Caracas, donde el líder político, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de gobiernos del mundo desde 2019, denunció que el hecho evidencia que no existe Estado de derecho en el país suramericano.

Allí, dijo a la Voz de América que el pueblo no se rendiría hasta recuperar el derecho al voto, “secuestrado”, esencialmente en unas presidenciales. “Llegó el momento de la reunificación” de la oposición, insistió en sus declaraciones.

Guaidó no promovió abiertamente la participación antes de las elecciones regionales de noviembre, si bien dijo respetar a los partidos y electores que decidieran hacerlo. Declaró ante la prensa que esas votaciones no eran la solución a la crisis nacional y opinó que eran “una estrategia de la dictadura”.

El politólogo Jesús Castellano valora que tanto Guaidó como el grupo de cuatro partidos opositores conocido como el G4, donde está incluido Voluntad Popular, enfrentan “un dilema no menor” por el dictamen sobre la elección en Barinas.

“Su posición fue ambigua frente a la participación en las elecciones regionales y municipales. Estas elecciones generaron un escenario distinto, de liderazgos emergentes que surgen con mucha fuerza”, comenta a VOA.

El politólogo José Vicente Carrasquero coincide en la evaluación de la posición de Guaidó ante el evento electoral de noviembre y observa que esas discrepancias sobre si votar o no en enero puede perjudicar a la oposición.

“Va a ser un evento difícil de digerir para la oposición venezolana y, por supuesto, se va a aprovechar el chavismo de eso”, señala a la Voz de América.

"Mal mensaje"

Leopoldo López, dirigente fundador del partido donde militó Guaidó, aseguró un mes antes de las elecciones de noviembre que no acudiría a votar si estuviera en Venezuela. “Haría un ejercicio de resistencia democrática (…) de dejar muy claro que no son unas elecciones libres”, expresó López, quien reside en Madrid, España, en una entrevista en octubre con el periodista Sergio Novelli.

Guaidó se ubicó justo detrás de Superlano mientras este despotricó contra la falta de independencia de los poderes públicos, en el acto de Caracas, y criticara que el Tribunal Supremo de Justicia contradice los indultos anunciados en agosto del año pasado por el propio gobierno de Nicolás Maduro.

Va a ser un evento difícil de digerir para la oposición venezolana”.
José Vicente Carrasquero, analista político.

Para el politólogo Pablo Andrés Quintero, la presencia de Guaidó junto a Superlano es intrascendente de cara a las nuevas votaciones en Barinas. “Es un fenómeno político que está en deceso. Ya su presencia genera contradicciones, porque era uno de los actores políticos que condenó las elecciones, estuvo en contra del proceso electoral, que llamó a esto fraude”, indica a VOA.

El líder opositor venezolano envía “un mal mensaje” a los electores que participaron y también a aquellos que decidieron abstenerse en noviembre, dice.

“Es percibido como un actor político que no tiene un discurso autónomo, que va como una veleta. Busca capitalizar y aparecer en la escena política. Es penoso para la gente y vergonzoso para los mismos partidos”, apunta.

Según diversas firmas privadas, la valoración positiva de Guaidó pasó de más del 60% en los primeros meses de 2019 a menos de 20% este año.

Aunque no se involucró en la campaña de las votaciones de noviembre, el dirigente político celebró que se lograran “espacios de movilización” y descartó que esas elecciones legitimaran a Maduro, durante una entrevista con el diario El País.

Batalla simbólica

Los analistas consultados subrayan la importancia “simbólica” que tiene Barinas para el chavismo. Desde 1998, el padre y dos hermanos del fallecido teniente coronel Hugo Chávez gobernador ese estado, esencialmente agricultor.

Castellano, por su parte, cree que la repetición de las elecciones “desnuda la naturaleza no competitiva de los procesos electorales de forma muy clara”. Remarca, asimismo, que el CNE tiene una “responsabilidad histórica”.

“La oportunidad de rescatar la institucionalidad del Estado venezolano requiere no solo el respeto del Estado de Derecho, sino también la separación de poderes. Lo ocurrido pone, nuevamente, en serias dudas la autonomía del poder electoral y el respeto de la voluntad popular” en el país, señala.

Carrasquero, por su lado, considera que el chavismo aplicó la misma receta de “arrebato” del triunfo electoral que aplicó en los años 2015 y 2016 en las votaciones de diputados del estado Amazonas para anular al Parlamento.

Estima que el oficialismo se habría dado cuenta de que las elecciones ayudaron muy poco a convencer a la comunidad internacional de que hay avances democráticos y que sería necesario levantar las sanciones económicas.

“La decisión habla muy mal del esfuerzo que hizo el chavismo en tratar de presentarle al mundo que ellos respetaban esos resultados, transparencia. Al final les importa muy poco lo que se opine en el exterior”, diagnostica.

Quintero, por su parte, pronostica que la votación en ese estado llanero será un punto de honor para el oficialismo venezolano, pronostica. “La carga política se va a centrar en enero en Barinas para construir la narrativa de que la revolución sigue intacta”, augura. Para los expertos, aún persiste la duda de si Guaidó y sus principales aliados se sumarán con vehemencia a esa batalla electoral.

Fiscal de la CPI se reúne con Maduro durante su visita a Venezuela

El fiscal de la CPI, Karim Khan, habla durante una conferencia de prensa en el tribunal de Jurisdicción Especial para la Paz en Bogotá, el 27 de octubre de 2021. Foto: REUTERS/Luisa González.

Expertos consultados por la VOA indican que el encuentro forma parte de la obligación de las autoridades venezolanas de “rendir cuentas con el mayor nivel de detalles”. Continuaron los llamados para que se reúna con familiares de personas consideradas víctimas.

CARACAS / MARACAIBO, VENEZUELA. — El primer día de la agenda en Venezuela de Karim Khan, fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), estuvo marcado por un encuentro oficial de primer nivel y la reiterada solicitud de que se reúna con la sociedad civil del país.

Khan llegó este domingo a Caracas para empezar una visita oficial de tres días, por invitación del gobierno venezolano y luego de pasar por Colombia.

Este lunes, el propio presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó que se reunió con Khan en el Palacio de Miraflores. En un corto video publicado por el mandatario en su cuenta de Twitter, se pueden ver estrechando manos y conversando mientras caminan por el palacio presidencial.

No se conoce oficialmente si el fiscal se reunió con algún otro funcionario venezolano o cómo es su agenda durante el viaje. Khan también se reunión con el presidente colombiano Iván Duque durante su paso por Bogotá.

“Visita controlada”

Miembros de la oposición venezolana saludaron la visita a Venezuela del fiscal Khan, pero cuestionaron la forma en la que se ha desarrollado la agenda por considerar que presenta “visos de una visita controlada”.

“El régimen ha determinado con quién, cómo, dónde, se reúne. Ahora bien, lo que está previsto son reuniones con personajes del régimen, visitas guiadas a sitios que seguramente han sido repintados y maquillados por el régimen”, dijo la dirigente política Tamara Adrián.

De acuerdo con Adrián, las reuniones con la sociedad civil previstas “excluyen” a “las diez o doce ONG que durante más de 10 años han venido documentando de manera completa los crímenes de lesa humanidad”, aseguró en conferencia de prensa.

En el comunicado de la CPI que da cuenta de la visita a la región, explican que el fiscal y su delegación, además de las reuniones de alto nivel, se citarán con representantes del cuerpo diplomático y organizaciones de la sociedad civil y no gubernamentales.

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, considerado por decenas de países como presidente interino del país, indicó, por su parte, que “la seriedad del Fiscal” es conocida y que espera pueda reunirse con las víctimas.

“Confiamos en que prevalecerá la justicia. Solo eso garantiza la no repetición de los hechos y la reconciliación de la sociedad, para sanar las heridas”, indicó en su cuenta de Twitter.

Reunión de rigor

Jesús Ollarves Irazábal, doctor en derecho y experto en derechos humanos de la Universidad Central de Venezuela, explica que la reunión de Maduro con Khan forma parte de la obligación de las autoridades venezolanas de “rendir cuentas con el mayor nivel de detalles” a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional.

“Los responsables del ejercicio de la acción penal en Venezuela y la salvaguarda de los derechos humanos -entre ellos, el Presidente-, deben reportar qué han hecho para investigar, juzgar y sancionar los hechos que, según el examen preliminar de la Fiscalía de la CPI, constituyen delitos de lesa humanidad”, dice.

La visita de Khan al Palacio de Miraflores es también “la expresión de la obligación general de cooperar que tiene Venezuela”, añade en conversación con la VOA. El encuentro del Fiscal de la CPI con Maduro precede a sus entrevistas con víctimas y voceros de oenegés que le permitan, finalmente, determinar si Venezuela ha cumplido o no con lo establecido en el Estatuto de Roma.

Juan Francisco Contreras., especialista en relaciones internacionales, recuerda, por su parte, que Khan llega a Venezuela invitado por el gobierno de Maduro, por lo que se muestra convencido de que esa reunión de alto nivel el lunes estaba prevista de antemano.

“El fiscal viene precedido de unas buenas credenciales. No creo que por una conversación o un paseo por unas instalaciones que seguramente han sido maquilladas para que se reciba al señor Karim Khan, vaya a dejarse influenciar” sobre si el caso de Venezuela pasa o no a fase de investigación, apunta.

Contreras subraya en entrevista con la Voz de América que no existen precedentes de la reunión de un fiscal jefe de la Corte Penal Internacional con la máxima autoridad de un país señalada por presuntos delitos de lesa humanidad.

* Con la colaboración de Luisana Solano, desde Caracas.

Alex Saab comparece por primera vez ante la justicia de Estados Unidos

Alex Saab se presentó ante el juez federal Josh J. O'Sullivan durante una audiencia virtual.

MIAMI, FLORIDA — El empresario colombovenezolano Alex Saab, considerado el principal testaferro de Nicolás Maduro, compareció este lunes ante un tribunal federal en la ciudad de Miami, Florida, tras ser extraditado a Estados Unidos para hacer frente a acusaciones de lavado de dinero.

Saab, de 49 años, se presentó ante el juez Josh J. O’Sullivan en la vista convocada a la 1 p.m. de forma remota por medidas de prevención por el coronavirus, a pesar de que se encuentra en una prisión federal a escasos metros de la sala judicial.

Saab aterrizó el sábado en el Aeropuerto Internacional de Miami a bordo de un jet del Departamento de Justicia de EE. UU. que lo trasladó de Cabo Verde después de que las autoridades de ese país africano dieran luz verde a su proceso de extradición.

El prominente empresario, afín a las filas del chavismo, había sido un colaborador cercano del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la justicia de EE. UU. había solicitado su extradición al ser considerado el principal sospechoso de controlar una extensa red al servicio del Palacio de Miraflores a través del programa CLAP para distribuir alimentos a la población venezolana más vulnerable.

Estados Unidos lo había acusado formalmente en 2019 en relación con un esquema de soborno para aprovechar el tipo de cambio controlado desde el Gobierno. Fue capturado en junio de 2020 en el aeropuerto de Cabo Verde mientras realizaba una parada técnica para repostar su avión privado y desde entonces había permanecido detenido en ese país africano.

| "Un golpe duro" a Maduro

José Antonio Colina, presidente de la organización de exiliados Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX), con sede en Miami, dijo en las inmediaciones de la corte que existen "muchos elementos de corrupción que están vinculados al régimen de Maduro” a partir de la supuesta trama liderada por Saab, y celebró que ahora “van a comenzar a ser judicializados por Estados Unidos”.

“Es un golpe certero a la tiranía de Maduro, que en estos momentos debe estar bastante preocupado”, dijo Colina.

A su parecer, la extradición del empresario a territorio norteamericano es “sumamente positivo” por “la cantidad de información que tiene con este entramado de corrupción y lavado de dinero”.

“Yo estoy seguro que va a ser un golpe severo para la tiranía de Nicolás Maduro e incluso, puede ser tan mortal que dentro de sus cuadros muchos, para no tener la misma suerte que Alex Saab, comiencen a traicionar al régimen, porque es un entramado de corrupción interno y externo que es muy fuerte”, sostuvo.

El Departamento de Justicia, a través de un mensaje enviado a la VOA, confirmó el proceso de extradición “en pleno cumplimiento de todas las leyes y sentencias” y agradeció al Gobierno de Cabo Verde “por su asistencia y perseverancia en este caso complejo”.

Maduro, que le otorgó a Saab la nacionalidad de su país y rechazó su arresto en Cabo Verde mientras aguardaba su proceso de extradición, dijo que su detención era “un secuestro”.

El equipo legal del empresario colombiano calificó los cargos presentados por Estados Unidos como “motivados políticamente”.

| La extradición de Saab deja sin efecto las negociaciones

Colina dijo que el oficialismo “se retiró de la Mesa de Diálogo porque no logró su objetivo, que era que Alex Saab no llegara a Estados Unidos”.

El proceso de negociación entre el gobierno y la oposicción se iba a reanudar el fin de semana en México.

Jorge Rodríguez, que encabeza el equipo negociador por parte del gobierno venezolano, confirmó que no iba a asistir a las conversaciones previstas para este domingo.

Maduro había nombrado a Saab parte del equipo negociador en el proceso de diálogo.

Rodríguez, que leyó un comunicado en el que confirmó la suspensión de las negociaciones, dijo que esa decisión se tomaba como “una expresión de nuestra profunda protesta contra la brutal agresión contra la persona y la investidura de nuestro delegado Alex Saab Morán”.

Por su parte, el líder opositor Juan Guaidó criticó de “irresponsable” la actitud de su contraparte. “Con esta suspensión irresponsable de su asistencia en México, evaden una vez más la atención urgente para el país, que actualmente padece una pobreza extrema del 76,6%”, comentó en Twitter, al tiempo que expresaba su compromiso por “lograr un acuerdo integral que solucione” la grave situación en el país.

Cerca de 2 mil guerrilleros colombianos están en Venezuela, confirma alto jefe militar

Iván Márquez junto con otros exlíderes de las FARC.

Unos 1.900 combatientes de las disidencias de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) permanecen actualmente en Venezuela, país que utilizan como retaguardia estratégica para planear ataques en Colombia y realizar actividades de narcotráfico, dijo un alto jefe militar.

De acuerdo con las cifras de las Fuerzas Militares de Colombia, alrededor de la mitad de los 2.350 combatientes del ELN están actualmente en Venezuela, así como un 30% del total de los 2.400 de las disidencias de las FARC.

"En total en los estados de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, calculamos que puede haber entre unos 1.100 y 1.200 bandidos del ELN y de las disidencias de las FARC aproximadamente unos 700", dijo el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, en una entrevista con Reuters el miércoles en la tarde.

"Es un factor de inestabilidad que la retaguardia estratégica de estas estructuras esté en los estados limítrofes venezolanos. Eso hace que sea difícil obviamente combatirlos, que sea complejo", explicó el oficial quien sostuvo que las Fuerzas Armadas de Venezuela no los persiguen.

El Gobierno de Colombia ha denunciado desde hace tiempo que Venezuela otorga un puerto seguro a los rebeldes y criminales, permitiendo el tráfico de cocaína a cambio de una parte de las ganancias.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien expresó en el pasado simpatía por la ideología izquierdista de los rebeldes y dio la bienvenida abiertamente a algunos líderes guerrilleros, niega las acusaciones de narcotráfico.

El país sudamericano de 50 millones de habitantes enfrenta un violento conflicto armado de casi seis décadas que ha dejado 260.000 muertos y millones de desplazados, pese a un acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que permitió la desmovilización de 13.000 combatientes.

Aunque con la firma del acuerdo de paz en 2016 la violencia se redujo, con el paso del tiempo recrudeció debido a que algunos comandantes lo rechazaron y regresaron a la lucha armada con cientos de sus antiguos subordinados.

Comandantes de alto rango en Venezuela

Al mismo tiempo, el ELN y bandas criminales como el Clan del Golfo, conformadas por antiguos paramilitares de derecha, comenzaron a disputarse el control territorial de zonas selváticas y montañosas estratégicas para el narcotráfico que habían abandonado las FARC y a las que las disidencias regresaron.

Navarro dijo que unos 80 venezolanos hacen parte de las disidencias y 180 del ELN.

El oficial aseguró que comandantes de las disidencias de las FARC como Iván Márquez, Hernán Darío Velásquez y Henry Castellanos, que conforman la Segunda Marquetalia, se encuentran en Venezuela, al igual que Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito, del ELN.

De inmediato no hubo ningún pronunciamiento del Gobierno de Venezuela sobre las declaraciones de Navarro, pese a una solicitud de comentarios.

La porosa frontera de 2.219 kilómetros facilita que los rebeldes colombianos comentan ataques en su país y pasen a Venezuela para evitar la persecución y la permanente ofensiva militar, afirmó Navarro.

En junio las disidencias de las FARC detonaron un carro bomba contra una brigada del ejército en la ciudad de Cúcuta que dejó varias personas heridas y días después dispararon ráfagas de fusil contra un helicóptero en el que viajaba el presidente Iván Duque, quien salió ileso.

El ELN tiene presencia en varios pueblos venezolanos de la frontera con Colombia en donde operan como un gobierno local y un importante empleador en actividades de narcotráfico, extorsiones y explotación informal de minas de oro, mientras aumentan el reclutamiento, de acuerdo con testimonios de habitantes de la región.

Claves del diálogo en México: Saab, Noruega, Story, sin acuerdos notables

Jorge Rodríguez, jefe del equipo negociador de Maduro, hace gestos mientras Gerardo Blyde, de la Plataforma Unitaria de Venezuela, pasa a su lado durante una conferencia de prensa en la Ciudad de México. Septiembre 27, 2021. Foto: REUTERS/Luis Cortes.

La imparcialidad de Noruega quedó en entredicho ante la delegación oficialista por primera vez desde el inicio del diálogo, en agosto. Alex Saab, considerado miembro pleno de la comisión de Maduro, envió una carta pública.

MARACAIBO, VENEZUELA — La segunda ronda formal de negociaciones sobre la crisis venezolana culminó el lunes sin acuerdos notables y con una agenda recortada por el retraso de la delegación oficialista debido a su incomodidad por un pronunciamiento del Reino de Noruega en las Naciones Unidas.

Tres personalidades políticas que ni siquiera se encontraban en México también dejaron su huella en las conversaciones, al menos para el oficialismo venezolano. La Voz de América resalta cinco de las claves de la agenda.

| 1. Sin los acuerdos previstos

El debate de este fin de semana pasado en Ciudad de México no fue sencillo, ni arrojó los resultados esperados sobre temas que estaba planteados sobre la mesa desde hace tres semanas, como la reforma del sistema judicial o las vías que se tomarán para obtener recursos financieros para la economía nacional.

Una fuente entendida de las conversaciones entre las partes comentó a la VOA en el transcurso de la última sesión, el lunes, que “no se vislumbra nada” de pactos sobre esos aspectos claves del diálogo. El gobierno de Maduro, siempre según este informante, de tendencia opositora, remarcó su agenda de los programas sociales para aliviar la crisis económica y no mostraba voluntad de “ceder” en las exigencias de la plataforma unitaria. Los delegados oficialistas aspiraban a que se solucionaran los “temas de su interés” antes de avanzar.

Al final, un comunicado conjunto confirmó que no hubo mayor humo blanco en las conversaciones. Hubo acuerdos más logísticos que de fondo, como el reforzamiento “en lo inmediato” de las consultas con otros actores políticos y sociales de Venezuela, y la reafirmación del “enfoque de género” del proceso.

| 2. La sombra de Alex Saab

La delegación oficialista llegó a Ciudad de México con un día de retraso, el sábado, y sus miembros mostraron carteles con la imagen de Alex Saab, empresario colombiano, contratista del gobierno de Maduro y considerado como enviado especial con rango diplomático por Caracas.

En el resto de las conversaciones, no volvieron a portar los carteles ni el nombre del nuevo “miembro pleno” de la representación madurista se mencionó de nuevo. Saab, detenido en Cabo Verde a la espera de que los tribunales locales decidan si lo extraditan o no a Estados Unidos bajo acusaciones de lavado de capitales, envió una carta a los integrantes de la comitiva de Maduro.

“Fui secuestrado por Trump, sus secuaces y su política fallida hace 473 días. Me han torturado físicamente en Cabo Verde hasta que se cansaron”, escribió el detenido en una carta que difundió Jorge Rodríguez, jefe de la delegación.

Según su misiva, las autoridades que le mantienen detenido en arresto domiciliario le han “negado la atención médica”, lo dejan “si agua por días” y lo han amenazado a diario “con morir en una prisión de Estados Unidos”.

Saab también denunció que le propusieron a través de sus abogados que dejara de enviar alimentos y medicinas a Venezuela por 120 días a cambio de “amnistía”. “¿Pretendían que fuese un genocida?”, se preguntó.

A los funcionarios del gobierno del presidente estadounidense Joe Biden, les recomendó que “despierten” si piensan que llegará a Norteamérica a develar “secretos” del poder ejecutivo venezolano. “Eso no pasará”, remarcó.

| 3. El “tiroteo” de Story

La última ronda de negociaciones de México también estuvo enmarcada en las críticas del oficialismo venezolano a unas opiniones sobre el proceso compartidas por el embajador estadounidense ante Venezuela, James Story.

“Esperamos con interés la segunda ronda de negociaciones y que se centrará en las reformas judiciales (…) un acuerdo negociado integral es la única oportunidad que tiene el régimen para que se le flexibilicen las sanciones. Solo levantaremos sanciones con avances irreversibles en Venezuela hacia la democracia”, manifestó el diplomático en su programa del jueves.

Sus palabras molestaron sobremanera a Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Maduro, y a su hermano, Jorge Rodríguez, jefe delegado de Caracas para las negociaciones en Ciudad de México. Ambos tuitearon contra lo que consideraron como una injerencia de parte del embajador Story.

El mismo Nicolás Maduro acusó el lunes a Story de querer “tirotear” el diálogo de México. “Quería destruir el diálogo”, expresó el mandatario venezolano durante una reunión política, a la vez que sugería que sus opiniones eran autorizadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

| 4. El papel de Noruega

Las dudas oficialistas sobre la imparcialidad de Noruega también quedaron en evidencia en esta ronda de conversaciones en Ciudad de México.

Dos días antes de la fecha pautada para el inicio del diálogo, la primera ministra noruega Erna Solberg expresó en la Asamblea General anual de las Naciones Unidas su preocupación sobre la “reducción de la democracia y el irrespeto de los derechos humanos” en países como Venezuela.

Al aterrizar en México, el jefe de la delegación oficialista se reunió a solas con el equipo facilitador del Reino de Noruega para expresarle la incomodidad de Caracas por ese discurso.

Dag Nylander, jefe de la representación noruega para las negociaciones sobre Venezuela, expresó su mea culpa por las palabras de la primera ministra de su país y reafirmara su imparcialidad en el proceso de diálogo. El máximo vocero de la delegación oficialista dio por solventado el impasse y se reactivó el diálogo.

| 5. ¿Cuándo habrá otra ronda?

El comunicado conjunto leído por Nylander, acompañado por los jefes delegados Gerardo Blyde y Jorge Rodríguez, no incluyó una nueva fecha para la próxima ronda de diálogo. Si bien las primeras tres reuniones se realizaron con un intervalo de tres semanas, no se conoce aún cuándo volverán a reunirse.

Cargar más

XS
SM
MD
LG