Enlaces de accesibilidad

Cuba

Operación Carlota y sus secuelas en Cuba

Tropas cubanas en Cuito Cuanavale, Angola.

La guerra de Angola, en la que la isla intervino durante 16 años, dejó una secuela de traumas personales, mutilaciones y locuras. Como todas las guerras.

El 14 de noviembre, Michael Quintana hubiera cumplido 60 años. Pero hace dos años el exceso de alcohol lo mató de un infarto. Bebía mucho, comía poco y, a ratos, propinaba salvajes golpizas a su esposa e hijos.

Era un inadaptado social. Un desequilibrado. Trabajaba de custodio en una cafetería por moneda dura al sur de La Habana y el dinero que ganaba se lo gastaba en tomar ron de cuarta categoría con sus amigos.

Cuba guerra Angola.
Cuba guerra Angola.

No siempre fue así. En el verano de 1979, Quintana, navegó 15 días en un mercante comercial cubano hacia Luanda para participar en la guerra civil de Angola.

Era soldado de las tropas especiales de la FAR: Un grupo de élite entrenado con esmero por instructores de la otrora URSS y asesores vietnamitas. En los dos años que estuvo en Angola vivió experiencias horribles, me contó.

Regresó trastornado. Nunca recibió terapia médica. Como a todos los soldados diestros en el manejo del fusil, le costó adaptarse a la vida civil.

Joel tampoco recibirá un diploma por su participación en la guerra de Angola. En el otoño de 1975 voló en un vetusto avión Bristol Britannia a Luanda como parte de la Operación Carlota, nombre clave que utilizó el Gobierno de Fidel Castro en la contienda.

Dos veces más regresó a la selva angolana. Llegó a obtener el grado de Mayor. Quien lo conoció, quizás lo recuerde cantando música salsa en Acosta y 10 de Octubre, en la barriada habanera de La Víbora.

Los vecinos le decían "Pedrito", por su parecido físico con el cantante de la orquesta Los Van Van. Se vestía como un mamarracho y portaba un rústico bastón de madera. Cuando no estaba ebrio era un tipo sensato.

Al que quisiera escuchar, le contaba la génesis de su delirio. Una noche cerrada, rodeado por tropas de Jonas Savimbi, le llegó una información que tres soldados angolanos bajo su mando colaboraban con la UNITA.

En un juicio sumario fueron condenados a muerte. Para no develar su ubicación con una descarga de fusilería los ahorcó con sus propias manos.

Esa pesadilla le dañó su conciencia para siempre. Joel murió andrajoso y borracho una tarde lluviosa de 2009.

Jesús Morales era un piloto de categoría de aviones MIG. Un comunista tan convencido que lindaba con el fanatismo. Residía en un apartamento estrecho en el municipio Playa, al oeste de la capital.

Estaba casado con una rusa y con ella tuvo una hija. Su demencia fue gradual. Espiaba a su familia y sus vecinos. Enviaba informes a la Seguridad del Estado sobre las personas del barrio que escuchaban Radio Martí y sobre disidentes como el matrimonio de Oscar Chepe y Miriam Leyva.

En su intransigencia, llegó a prohibir en su casa el uso de divisas y la compra de cualquier mercancía que vendiesen en las shoppings. La legalización del dólar y la apertura al turismo fueron sus únicas diferencias con los Castro.

Jesús murió de un derrame cerebral, solo y abandonado. Su esposa y su hija habían huido del infierno familiar.

Casos como este abundan en la isla. La guerra de Angola, en la que Cuba intervino durante 16 años, dejó una secuela de traumas personales, mutilaciones y locuras. Como todas las guerras.

Tropas cubanas en Angola.
Tropas cubanas en Angola.

Más de 300.000 soldados tomaron parte en el conflicto. Según cifras oficiales, 2.655 cubanos murieron en los combates o fueron víctimas de las minas terrestres y el fuego amigo.

En su momento más crítico, Fidel Castro concentró 52.000 hombres y más de 1.000 carros de combate en el campo de operaciones. Desde una casona en el reparto Nuevo Vedado, apoltronado en una butaca de cuero negro, puntero en mano, dirigió a distancia las acciones bélicas, moviendo en una maqueta gigante tanques y soldados de calamina.

Según él mismo ha contado, en su obsesión por conocer al detalle el teatro de operaciones, envió un equipo audiovisual de las Fuerzas Armadas para que filmaran el campo de batalla.

Fidel Castro estaba al tanto del rancho que consumían sus tropas. Supervisaba personalmente el envío de chocolate, helado Coppelia y latas de sardinas.

En la decisiva batalla de Cuito Cuanavale, orientó construir con premura una pista de aterrizaje para aviones MIG.

Aun se desconoce el monto de dinero que dilapidó la autocracia verde olivo en la guerra civil angolana.

Si la prensa oficial detalla que un día de guerra en Irak le costó a Estados Unidos cientos de millones de dólares, ¿cuánto le costaron a Cuba las contiendas africanas en Angola y Etiopía? Sobre todo conociendo que la guerra de Angola no contaba con el apoyo financiero de la URSS.

Pero no sólo en materia económica o humana se debe evaluar el costo de la participación cubana en África.

También hubo un coste geopolítico. Es cierto que gracias a la victoria militar cubana Namibia fue independiente y la Sudáfrica del apartheid tuvo que rubricar su rendición y, posteriormente, ante la fuerza de lo evidente, liberar a Nelson Mandela y aceptar el juego democrático.

Pero se soslaya la alianza con la estrategia soviética, que entonces sostenía un diferendo con China: las tropas cubanas también combatieron contra Holden Roberto, que era financiado por Pekín.

Cuando se analice racionalmente el rol que tuvo Cuba en la guerra entre Somalia y Etiopía, se podrá entender el vacío de poder actual en Mogadiscio. Fidel Castro apoyó en su momento al Gobierno de Siad Barre.

Pero luego, cuando la Etiopia de Mengitus Haile Mariam se alineó con el marxismo, ayudó a las tropas etíopes a ganar batallas importantes en Ogadén. Después Somalia se ha erigido en un país sin ley. No sólo el "imperialismo yanqui" es el culpable. Pero más importante que la geopolítica es el factor humano.

Cuando este 5 de noviembre se cumplan 40 años de la Operación Carlota, no se debe olvidar a los miles que regresaron de Angola dementes, mutilados o en un ataúd de madera. Un minuto de silencio por ellos.

Vea todas las noticias de hoy

En Cuba solo hay medicamentos en "bolsa negra" y una cama en un hospital cuesta 1,000 pesos, denuncian desde la isla

Enfermos en los pasillos del hospital de Cárdenas. (Captura de video/Reuters)

Cubanos desde la isla expresaron su preocupación este miércoles por el alza en el número de fallecidos por COVID-19 y la persistente falta de transparencia informativa de las autoridades sobre la crisis sanitaria que enfrenta el país.

Entrevistados dijeron a Radio Televisión Martí que, en medio de esa crisis, se ha incrementado el mercado negro de medicamentos, y hasta de camas para el ingreso en hospitales de pacientes con coronavirus, mientras las instituciones del Estado guardan silencio.

Henry Couto Guzmán, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en la ciudad de Guantánamo, estuvo ingresado desde el 30 de julio con COVID-19 en el hospital provincial Dr. Agostinho Neto.

“No había cama y estuve dos días en los pasillos del hospital. Se están muriendo personas por falta de oxígeno y falta de medicamentos, yo soy testigo de esto. Y el gobierno no dice que mueren por COVID-19, le ponen en los papeles que murió de un paro respiratorio”, aseguró el activista.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:18 0:00

Según Couto Guzmán, “un paquete de azitromicina cuesta más de 3 pesos en la bolsa negra”, explicó Henry.

En la ciudad de Ciego de Ávila, el martes, el cuentapropista José Carlos Fernández visitó el hospital general Antonio Luaces Iraola.

“Allí hay personas que están muriendo en las camillas, tirados en los pasillos; los fallecidos llegan a ponerse rígidos porque pasan horas y no vienen a recogerlo de la funeraria”, dijo.

También en el territorio avileño, la periodista Dairis González Ravelo subraya el colapso de las instituciones sanitarias, en especial, el hospital Roberto Rodríguez, en Morón.

“Se están muriendo diariamente hasta 14 personas en el municipio de Morón, y en el hospital comparten un balón de oxígeno hasta cuatro personas. Imagínense que hasta resolver una cama para un ingreso cuesta 1,000 pesos aquí”, señaló la comunicadora.

En Matanzas, en el municipio de Jagüey Grande, colapsó el hospital Iluminado Rodríguez, reportó la directora del diario independiente El Cocodrilo Callejero, Martha Lisset Sánchez Solís.

“Ya la institución médica no cuenta con disponibilidad de camas, y el crematorio provincial está saturado”, afirmó.

El periodista independiente Alejandro Tur Valladares y su familia están aislados con COVID-19 en su vivienda, en Cienfuegos. Desde allí, el comunicador dijo que el programa de trabajadores sociales del gobierno para atender a las personas que están aisladas es un desastre.

“Los medicamentos están en falta y los hemos conseguido por fuera y pagando, porque a nivel institucional es muy difícil encontrarlos”, aseguró.

La activista Diazniurka Salcedo en el municipio de Alquízar, en la provincia de Artemisa, advierte que la crisis sanitaria ya tocó fondo.

“Ya esto rebasó todos los límites, las personas están falleciendo por falta de medicamentos y las madres desesperadas por falta de una duralgina para bajarle la fiebre a los niños”, destacó la activista.

Y desde Holguín, el activista Ramón Zamora y su familia están contagiados con COVID-19 en su vivienda, luego de una detención de 72 horas la pasada semana, en la unidad de la policía de Pedernales. Al poco tiempo de llegar a casa ya se le presentaron los síntomas, por lo que responsabiliza al gobierno por las consecuencias de padecer la enfermedad.

“Nosotros estamos con fiebre muy alta y otros síntomas, y el desabastecimiento es tan grande que no tenemos medicamentos, ni alimentos; absolutamente nada”, dijo Zamora.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó el miércoles 9,363 nuevos casos de COVID-19 y la cifra récord de 98 fallecimientos a causa de la enfermedad, elevando a 422,614 el total de contagios y a 3,091 la cifra de muertes desde que comenzó la pandemia el año pasado.

Según el reporte de las autoridades sanitarias, permanecen ingresados 97 mil 799 pacientes, de los cuales 46 mil 113 confirmados positivos, de ellos 368 son atendidos en terapia intensiva, 140 de ellos en estado crítico y 228 graves.

La tasa de incidencia de Cuba, con una población de 11,2 millones de habitantes, es de mil 141 por cada 100 mil habitantes.

La Habana volvió a ser la provincia con más casos nuevos, al reportar 1, 445 casos, seguida por Ciego de Ávila, con 1,192 y Cienfuegos, con 1,032 entre los territorios más afectados.

Multan a cuatro miembros del Movimiento Reflexión por participar en las protestas que sacudieron Cuba

Protestas del 11 de julio en Cienfuegos. (Captura de video/La Cola de la Libertad)

Dos miembros del Movimiento Cubano Reflexión en Cienfuegos fueron liberados el domingo con una multa de 3,000 pesos tras pasar 21 días encarcelados.

Se trata de Taili Fortuna Curbelo y Francisco Heriberto Rodríguez Juanes, capturados en las manifestaciones del 11 de julio en la capital cienfueguera.

“Las personas que estábamos en la manifestación nos dividimos en dos partes, unos cogieron para la calle Reina y otros, en vuelta del Prado. En Prado y San Fernando, entre 37 y 39, nos detuvieron a mi esposa Taili y a mí, a las 5 de la tarde”, explicó Rodríguez Juanes a Radio Televisión Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:49 0:00

“Durante la detención, un oficial del G2, estuvo preguntándome quien me había pagado. Yo le contesté que a mí nadie me pagaba, que soy activista desde hace muchos años. Estuve detenido desde el día 11 hasta el 1º. de agosto que me soltaron con una multa de 3, 000 pesos”.

También fue multado este martes el activista del mismo grupo Jaime Castillo Jova, quien, junto a su esposa Diana Alonso Martí, permaneció arrestado por tres días, desde el 11 de julio, en la estación policial de Sagua la Grande, Villa Clara.

“Tres días detenidos, mi esposa y yo, dijeron que era por prevención”, relató Castillo.

“Y ahora, después de tantos días, me citaron a la unidad de la policía, me levantaron un acta de advertencia y me pusieron una multa de 2,000 pesos, que voy a reclamar”, añadió.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo la semana pasada que la mayoría de los arrestados durante las protestas multitudinarias del 11 y 12 de julio en la isla fueron liberados, con multas o bajo medidas cautelares domiciliarias, pero agrupaciones independientes cubanas contradicen esas afirmaciones del canciller.

Aún quedan en prisión los líderes más visibles de la oposición, como José Daniel Ferrer y Félix Navarro, y otros como Ariadna López, su esposo Misael Díaz Paseiro y Virgilio Mantilla.

Las autoridades judiciales han confirmado 59 procesados tras las protestas anticomunistas, pero señalan que la cifra de detenidos “no está disponible”.

Se duplica el número de presos políticos en Cuba, según reporte de Prisoners Defenders

Un hombre es detenido durante una manifestación contra el gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021.

El número de presos políticos se duplicó en la Isla tras las protestas del 11 de julio. La organización Cuban Prisoners Defenders registró en su lista, publicada este martes, 272 encarcelados por delitos de opinión, 124 de ellos apresados durante las manifestaciones.

“De los más de 600 registros de detenciones que hemos tramitado, hemos extraído 124 que califican como convictos de conciencia”, indico Javier Larrondo, presidente de Cuban Prisoners Defenders, con sede en Madrid.

“La realidad de la represión en Cuba se ha tornado más cruel, más indiscriminada, más violenta y más generalizada. El pueblo se está convirtiendo para el régimen en su principal enemigo. Cuando esto pasa no hay más salida. El pueblo acabará cogiendo el poder. Sin embargo, es el momento de que algunas figuras del régimen den un cambio de rumbo e inicien reformas si no quieren ser los artífices de más masacres como la producida el 11 J”, señaló Larrondo.

Se duplica el número de presos políticos en Cuba tras protestas del 11 Julio
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

La institución aclara que de entre las 2.000 y 8.000 personas detenidas en las marchas cívicas, o en relación con ellas, menos del 30% de las que están bajo prisión preventiva podrán ser confirmadas en las próximas semanas debido a la falta de transparencia de las autoridades cubanas, la ausencia de organizaciones internacionales de derechos humanos destacadas en la Isla, la mermada capacidad de los grupos opositores para encontrar a las familias afectadas, el miedo de la población a hablar, así como el aislamiento por la pandemia y el pésimo estado de las infraestructuras de transporte interno.

“Es imposible para nadie en Cuba, que no sea el propio gobierno, saber la barbarie que ha acontecido”, lamentó el presidente de la entidad.

En su comunicación, Prisoners Defenders afirma que “los que están sufriendo mayores torturas, son los opositores al régimen”.

En este sentido subraya que están en cárceles o centros de detención los más influyentes opositores como José Daniel Ferrer y Félix Navarro Rodríguez.

Asimismo menciona la persecución a los co-creadores del videoclip de “Patria y Vida”, Maykel Castillo (el Osorbo) y Anyelo Troya y al artista audiovisual Luis Manuel Otero Alcántara.

En los últimos 12 meses Prisoners Defenders ha documentado 324 presos políticos en Cuba. Desde agosto de 2020 hasta la actualidad han engrosado la lista 192 nuevos casos. De los que han sido excarcelados solamente 48 en el mismo período.

Amenazado con prisión periodista independiente Vladimir Turró

Vladimir Turró Páez. (Facebook)

El periodista independiente cubano Vladimir Turró fue amenazado este martes con ir a prisión si continúa sus publicaciones críticas al régimen comunista isleño.

Las publicaciones de Turró que han molestado a los agentes de la policía política han aparecido en su cuenta de Facebook, y en el medio digital Cubanet, que se edita en la ciudad de Miami.

Turró, quien había sido citado a la sexta unidad policial de Marianao, dijo a Radio Martí que, además de las amenazas de llevarlo a la cárcel, los agentes represivos que lo interrogaron le levantaron un acta de advertencia.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:25 0:00

Según palabras del periodista independiente, el interrogatorio comenzó con el tema de las multitudinarias protestas del pueblo cubano contra la dictadura, el día 11 de julio, y su participación en las mismas, cubriéndo los acontecimientos.

Agregó que los agentes le dijeron que sería esta la última acta de advertencia que le hacían, pues le habían realizado ya varias. El régimen comunista utiliza estas actas de advertencia, un número que puede variar, como motivo para llevar a la cárcel a un disidente o a un ciudadano común.

Según el acta, que el periodista independiente se negó a firmar, los agentes no le permitirían una publicación más en contra del régimen que defienden.

No sólo lo amenazaron con la prisión, dijo el periodista, sino también con darle golpizas por "contrarrevolucionario".

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Capturan a seis balseros cubanos tras tocar tierra en Cayos de Florida

La embarcación en la que viajaban los 6 cubanos. (Twitter/@USBPChiefMIP)

Seis balseros cubanos fueron detenidos este martes por agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos que respondieron a un evento de contrabando marítimo en los Cayos de Florida.

Los migrantes fueron capturados después de tocar tierra, en una balsa de fabricación casera, cerca de Marathon, con ayuda del Sheriff de los Cayos de Florida, informó en Twitter el agente jefe de patrulla Thomas G. Martin.

Este lunes, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo en entrevista con MSNBC que, si bien la administración demócrata de Joe Biden apoya la lucha por la libertad de los cubanos, desalienta a los que pretenden emigrar ilegalmente a Estados Unidos.

La cifra de migrantes cubanos interceptados por autoridades estadounidenses desde el inicio del actual año fiscal (1 de octubre de 2020) ascendió a 512 en julio, según reportes de la Guardia Costera (USCG, por sus siglas en inglés).

Solamente el 18 de mayo, en un mismo episodio, un grupo de 29 balseros cubanos fue interceptado por las autoridades en el Cayo Boca Grande, en el sur de la Florida.

Cargar más

XS
SM
MD
LG