Enlaces de accesibilidad

Mundo

OMS anuncia investigación independiente de cómo actuó al aparecer el COVID-19 en China

Tedros Adhanom, director de la OMS, durante la conferencia virtual de la organización (Foto: AFP/OMS).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que, en cuanto las condiciones lo permitan, dará inicio una investigación independiente con el propósito de revisar la actuación de la organización en los protocolos seguidos durante los primeros momentos de la epidemia de COVID-19.

La decisión, dada a conocer este lunes 18 de mayo, contó con el respaldo de China, el “país cero”, donde se originó la pandemia, cuyo gobierno anunció su apoyo financiero a la OMS con 2,000 millones de dólares, que compensarían el cese de financiamiento anunciado por el presidente Donald Trump tras acusar a la OMS de “estar demasiado enfocada en China” y de no manejar adecuadamente la información en la etapa inicial.

Para Alex Azar, secretario de Salud de EEUU, no hay dudas de que la “falta de transparencia de China” es la principal causa de que el coronavirus se propagara. “Debemos ser francos sobre una de las primeras razones por las que este brote se salió de control: hubo una falla de esta organización, y la falla costó muchas vidas”, aseguró Azar, refiriéndose a la OMS.

Tedros Adhanom, director de la OMS, en una reunión virtual de la Asamblea Mundial de la Salud, organismo que toma las decisiones respecto a la OMS, dijo que “las alarmas se hicieron sonar tempranamente, y se activaron con frecuencia”. En su intervención virtual, Xi Jinping, presidente de China, insistió en la “apertura, transparencia y responsabilidad” con que, según dijo, actuó su país desde el primer momento.

China, opuesta desde el inicio a una investigación del brote del virus en su territorio, sí estaría dispuesta a una evaluación imparcial de la respuesta global en cuanto la pandemia se halle bajo control. “Este trabajo necesita una actitud científica y profesional y debe ser dirigido por la OMS. Los principios de objetivos y equidad deben ser respetados”, declaró Xi Jinping.

En Bruselas, Bélgica, el Parlamento Europeo también ha planteado en una resolución la necesidad de realizar un “análisis objetivo e independiente” de la epidemia de COVID-19.

“Buscamos mirar las cosas de manera objetiva e independiente, que pueda ser respaldada por todo el mundo y dentro del marco de la organización multilateral”, dijo Virginia Battu, portavoz comunitaria de la Comisión Europea.

(Con información de las agencias Reuters, EFE y AP)

Vea todas las noticias de hoy

Hong Kong: al menos 100 arrestados en las protestas prodemocracia son menores de edad

La policía dispersa a manifestantes en protestas en Hong Kong.

Cerca de 100 menores de edad fueron arrestados durante las protestas de esta semana en Hong Kong, realizadas en rechazo a dos nuevas y polémicas leyes relativas a la soberanía del territorio frente a China.

Según cifras de la policía, casi la mitad de las 396 personas detenidas el miércoles y el jueves son estudiantes, pertenecientes a 60 escuelas secundarias o institutos terciarios, lo que incluye a menores de edad.

Los reportes oficiales indican que el más joven de los detenidos por protestar tiene 12 años de edad, mientras que el detenido de mayor edad es de 70. A su vez, fueron arrestados 234 hombres y 162 mujeres.

El jueves, el Parlamento chino adoptó la polémica ley sobre la seguridad nacional en Hong Kong, como respuesta a las grandes manifestaciones prodemocracia del año pasado en la ex colonia británica, a pesar de las amenazas de sanciones de Estados Unidos.

Como se esperaba, los casi 3.000 diputados de la Asamblea Nacional Popular (ANP) china adoptaron por unanimidad esta medida que ha reactivado las protestas en Hong Kong y llevó a Estados Unidos y Gran Bretaña a convocar una reunión informal del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas este viernes para analizar la situación.

Casi 200 personas fueron detenidas el domingo 24 de mayo y más de 300 el miércoles pasado, sumando en total casi 9.000 manifestantes arrestados en un año.

Unos 1.600 ya fueron enviados a juicio, 595 de ellos por “disturbios”, un delito que puede ser condenado con 10 años de cárcel.

Frente a tantos detenidos, está cerca del colapso el sistema judicial, con decenas de acusados en las salas de los juzgados y demoras interminables. Un año después del inicio de la crisis política, los tribunales de Hong Kong están desbordados por los contenciosos.

En Hong Kong se produjo, de junio a diciembre de 2019, una movilización sin precedentes contra la tutela de la República Popular China. Las protestas cesaron durante varios meses debido a las medidas de distancia social para contener el nuevo coronavirus.

Pero este paréntesis no ha bastado para que la justicia pueda tratar los miles de casos que se acumulan desde hace un año. Esta saturación podría agravarse si las protestas se reanudan.

En tanto, la declaración de Estados Unidos esta semana sobre la pérdida de autonomía de Hong Kong de China ha sido un momento histórico con potenciales consecuencias para esta plaza financiera, aunque mucho depende del presidente Donald Trump. La revocación del estatus oficial podría cambiar radicalmente la situación de la excolonia británica que ha servido durante décadas como la puerta de entrada de China a la economía mundial.

El viernes, el presidente Trump prometió despojar a la ciudad de algunos privilegios comerciales, asegurando que el plan de Pekín de imponer una ley de seguridad en el territorio semiautónomo es una “tragedia”. Por su parte, representantes del gobierno de Hong Kong (designados por Pekín), criticaron este sábado la decisión del presidente Trump de retirar el estatus especial que otorgaba al territorio, como castigo a China por imponer la nueva ley de Seguridad Nacional.

El gobierno en Pekín ya había advertido previamente a Washington que adoptaría represalias si finalmente la Casa Blanca optaba por ese tipo de medidas. El ejecutivo hongkonés pro China indicó que pese a las amenazas de Washington, seguirá adelante con el desarrollo de la ley de Seguridad Nacional.

Ai Weiwei y Human Rights Watch en una alianza de arte y activismo

Ai Weiwei en su estudio de Berlín, en febrero de 2020.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) estableció una alianza con el artista/activista chino, Ai Weiwei, con el fin de luchar contra la censura, las mentiras y la represión.

“Ai usa la creatividad, el simbolismo y un penetrante sentido del humor para perforar las mentiras que tan a menudo apuntalan el gobierno autoritario (chino)”, afirmó HRW en un comunicado de prensa.

“Su trabajo mueve millones. No es de extrañar que las autoridades chinas lo desprecian. Human Rights Watch se enorgullece de aceptarlo como nuestro socio para la libertad”, subrayó la entidad.

El activismo de este prominente artista ganó prominencia cuando rompió el encubrimiento del gobierno de los miles de niños que murieron durante el terremoto de Sichuan de 2008 debido a la mala construcción de las escuelas.

En la actualidad, Ai está realizando una película sobre el brote de coronavirus en Wuhan y otra sobre las protestas prodemocráticas en Hong Kong, en un momento clave de creciente presión del gobierno central chino en la excolonia británica.

Un proyecto de HRW y Ai tiene el fin de recaudar fondos que serán destinados a la defensa de los derechos humanos en medio de la pandemia de Covid-19. Dichos fondos beneficiarán a las ONG’s Refugiados Internacional y Médicos sin Fronteras.

Este proyecto “se centra en la máscara facial simple, una forma ubicua de protección durante la pandemia, pero que está prohibida en Hong Kong, donde los manifestantes prodemocráticos usaron máscaras antes de Covid-19 para evadir los gases lacrimógenos de la policía y la tecnología de reconocimiento facial”, explicó HRW.

“Ai ha impreso máscaras con sus obras de arte, incluidos símbolos de libertad de expresión, vigilancia, persecución, obediencia masiva y desafío. Están a la venta en eBay con fines benéficos”, precisó la entidad.

Alemania pide sanciones para ruso sospechoso de ataque cibernénico

Hackers rusos..

Alemania pidió a la Unión Europea que sancione a un ciudadano ruso sospechoso de haber participado en el hackeo del Parlamento alemán, en medio de indicios de que el individuo trabajaba para agencias de espionaje rusas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania informó el jueves que convocó al embajador ruso Serguei Nechayev para informarle en persona de la medida. El diplomático alemán Miguel Berger se reunió con Nechayev y “condenó enfáticamente el ataque contra el Parlamento, en nombre del gobierno de Alemania”, anunció el ministerio.

Berger le informó a Nechayev que Alemania pedirá la aplicación de sanciones contra el ciudadano ruso Dmitriy Badin y posiblemente a otros más, bajo un nuevo marco legal establecido el año pasado para responder a los ciberataques, indicó el ministerio.

Mencionó una orden de arresto emitida el 5 de mayo por fiscales alemanes contra Badin, presunto oficial de la agencia de inteligencia militar rusa GRU. Badin es también buscado en Estados Unidos y es sospechoso de pertenecer al grupo de hackers APT28 o “Fancy Bear”.

Los fiscales de Alemania sostienen que Badin, “actuando en coordinación con otras personas hasta ahora no identificadas” perpetró “una operación de espionaje contra Alemania para el servicio de inteligencia de una potencia extranjera”, aseveró el ministerio.

“El acusado es sospechoso de ser el responsable del ataque cibernético contra el Parlamento alemán entre abril y mayo de 2015 como miembro del grupo APT28”, agregó el ministerio. “Hay evidencias sólidas de que era miembro de la agencia de inteligencia militar rusa GRU al momento del ataque”, añadió.

La canciller alemana Angela Merkel denunció este mes que hay evidencias fuertes de que la correspondencia de su despacho parlamentario era uno de los objetivos del hackeo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia no respondió de inmediato a un pedido de comentarios, pero Leonid Slutsky, titular de la comisión de relaciones exteriores de la cámara baja del Parlamento ruso, calificó de “infundadas” las acusaciones alemanas.

China aprueba ley de seguridad; oposición advierte: "este es el fin de Hong Kong"

Un manifestante prodemocracia pide "libertad para Hong Kong" durante una protesta en un centro comercial, el 29 de abril pasado. (AP/Vincent Yu)

La Asamblea Nacional Popular (ANP) de China aprobó este jueves una controvertida ley de seguridad para Hong Kong que ha provocado una nueva ola de protestas en la ciudad semiautónoma, y tensado las relaciones de Beijing con Estados Unidos y Gran Bretaña.

Activistas y diputados de la oposición prodemocracia en Hong Kong dijeron que la ley socava el alto grado de autonomía prometido a la antigua colonia británica cuando fue entregada a China en 1997, relegándola al estatus de cualquier otra ciudad de la China continental.

La ley, señalan, podría emplearse para reprimir la actividad política en el territorio. Este será el "fin de Hong Kong", advirtieron.

La legislación prohíbe lo que considera "cualquier acto de traición, secesión, sedición y subversión contra el Gobierno Central", además de actividades en Hong Kong y el establecimiento de lazos con organizaciones políticas extranjeras, entre otras medidas.

Un total de 2.878 diputados votaron a favor de la nueva ley de seguridad y solo uno en contra, con seis abstenciones, según el reporte de medios oficiales. La ANP es un órgano legislativo controlado por el Partido Comunista.

"De esas 2.878 personas, ¿cuántas de ellas nunca han estado en Hong Kong? ¿Cuántas no han visto la situación en Hong Kong?", se preguntó el líder del Partido Cívico, Alvin Leung, reportó la agencia de noticias EFE.

Este es "el principio de una era triste y traumatizante para Hong Kong", dijo la diputada Claudia Mo, de la formación Hong Kong Primero.

"Nos han robado el alma, los valores que hemos protegido todos estos años: el Estado de derecho, los derechos humanos", afirmó.

Fernando Cheung, diputado por el Partido Laborista, indicó que la nueva ley será el fin de la ciudad semiautónoma, y del principio "un país, dos sistemas", que la rige, reportó EFE. Ahora Hong Kong entrará en un "período oscuro", reducida a "un país, un sistema", subrayó Cheung.

El líder de la organización prodemocracia Demosisto, Joshua Wong, acusó al gobierno central chino de "liquidar a Hong Kong", con la aprobación de una ley que causará que países como Estados Unidos retiren el estatus económico preferente de la ciudad con respecto al resto de China.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo este miércoles en un comunicado que la Ley de Política de Hong Kong exige al Departamento de Estado que evalúe la autonomía del territorio repecto a China.

"Hong Kong y su gente dinámica, emprendedora y libre han florecido durante décadas como un bastión de la libertad, y esta decisión de China no me da placer", enfatizó Pompeo.

Wong pronosticó que EEUU pronto aplicará sanciones económicas, lo que consideró un "paso trágico pero necesario", añadió EFE.

Mientras, la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, aseguró que la decisión de la ANP demuestra "lo que se preocupa el país por la Región Especial Autónoma de Hong Kong".

Según Lam, la nueva ley solo afectará a "una minoría extremadamente pequeña de delincuentes".

El próximo paso será la redacción de una versión definitiva de la ley a manos de una comisión legal de la ANP, y su ratificación por el Comité Permanente.

Amnistía Internacional: Hong Kong, "otro verano de represión"

Paramédicos ayudan a un manifestante alcanzado por gas lacrimógeno durante una protesta en Causeway Bay, Hong Kong. (AP/Vincent Yu)

Amnistía Internacional denunció nuevamente las acciones represivas desatadas en Hong Kong contra manifestantes pacíficos y advirtió que hay indicios de que habrá "otro verano de represión" en el territorio.

Los residentes de la ciudad han estado protestando contra un proyecto de ley del gobierno chino sobre "asuntos de seguridad y del himno nacional" que reduce la autonomía de Hong Kong y autoriza la presencia de agencias de seguridad del gobierno chino.

Es un proyecto de ley que probablemente será impuesto en septiembre, informó este jueves el diario The New York Times.

Los hongkoneses protestaron ayer contra estas nuevas presiones del gobierno chino, pero las manifestaciones fueron disueltas por la policía.

“El uso excesivo e indiscriminado de la fuerza que ha hecho hoy [27 de mayo] la policía para dispersar una vez más a quienes protestaban revela el menosprecio absoluto de las autoridades hacia los derechos humanos en las calles de Hong Kong”, dijo Joshua Rosenzweig, director adjunto de Amnistía Internacional para el Este y el Sureste de Asia.

“Las detenciones masivas en reuniones totalmente pacíficas muestran que el gobierno de Hong Kong ataca a cualquier persona que ejerza su derecho a la libertad de expresión”, subrayó Rosenzweig.

“Cuando los derechos en Hong Kong están cada vez más amenazados, el proyecto de ley sobre el himno nacional es otro intento de convertir la disidencia pacífica en delito en la ciudad. En aplicación de esta ley imprecisa y represiva, las personas de Hong Kong podrían ser condenadas hasta a tres años de prisión si se considera que han ‘insultado’ o ‘hecho un uso indebido’ del himno nacional chino”, advirtió el representante de Amnistía Internacional.

También subrayó que la ciudadanía hongkonesa tiene todo el derecho a sentirse alarmada por este proyecto de ley y perfecto derecho a protestar pacíficamente contra ella.

“Y cuando se prevén protestas contra ambas leyes en las próximas semanas y más allá, la dura respuesta dada hasta ahora por la policía es un preocupante indicio de que Hong Kong va a tener otro verano de represión”, añadió Rosenzweig.

Cargar más

XS
SM
MD
LG