Enlaces de accesibilidad

OEA acoge cambios de sistema de DDHH


El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza (i), y el ministro de exteriores de Bolivia, David Choquehuanca (d), durante la clausura de la 42 Asamblea de la OEA, en Cochabamba (Bolivia). EFE/Martin Alipaz

El informe exige modificar los estatutos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La OEA acogió el martes en Bolivia el polémico informe de reformas del sistema interamericano de derechos humanos que piden Ecuador y Venezuela, pero decidió aplazar las decisiones de seis a nueve meses, para discutirlas con las partes involucradas.

Por otra parte, ratificó su apoyo a Argentina en su reclamo de soberanía sobre las Malvinas, le negó el respaldo de nuevo a la demanda boliviana a Chile de una salida al mar, y aprobó una "Carta Social" tan genérica como imprecisa.

La agencia Efe dijo que la 42 Asamblea de la Organización de Estados Americanos debía estudiar la paradoja de que América, rica en producción de alimentos, tenga 53 millones de hambrientos, algo que al final olvidaron los ministros, enzarzados en la reforma de la OEA y viejos litigios bilaterales.

Tras horas de debate sin consenso sobre el sistema de derechos humanos, se aprobó una resolución conciliadora de un grupo de países encabezado por México para "acoger" las reformas, pero encarga al Consejo Permanente que formule propuestas para su aplicación, "en diálogo con todas las partes involucradas".

"En el plazo de seis meses, o a más tardar en el primer trimestre del 2013, dichas propuestas se pondrán a consideración de una asamblea general extraordinaria", explicó el ministro de Exteriores anfitrión, David Choquehuanca.

Esta solución salomónica permite que salven la cara tanto los Gobiernos de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) como sus rivales, empezando por Estados Unidos, e incluso muchos que aguantaron agachados la tormenta, señaló Efe.

El informe exige que todos los países americanos se adhieran a los instrumentos del sistema, así como modificar los estatutos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que consulte a los Estados antes de emitir medidas cautelares.

También propone que la CIDH revise sus criterios y procedimientos para la elaboración de informes sobre los países que necesitan mejorar en materia de derechos humanos.

Después de ser aprobada la resolución, el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patio, criticó a los países contrarios a las reformas que no son suscriptores de la convención interamericana sobre la materia, como Estados Unidos.

Los representantes de Estados Unidos exigen que las propuestas de reformas de Ecuador, Venezuela, Bolivia y sus aliados de la Alba garanticen la independencia y la autonomía de la OEA y del sistema de derechos humanos.

Oenegs relacionadas con el sistema de derechos humanos acusan a Venezuela y Ecuador de impulsar los cambios porque la CIDH emitió informes contrarios a sus presidentes, Hugo Chávez y Rafael Correa, respectivamente.

El secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, dijo en la clausura, que terminó con horas de retraso, que "ciertamente" hubo discrepancias, pero que América tiene "un sistema interamericano de derechos humanos sin el cual la OEA no podría ser".

El canciller chileno, Alfredo Moreno, dijo que el sistema de derechos humanos "permite y requiere de perfeccionamiento, pero no tendría ningún sentido buscar mejorarlo y simultáneamente debilitar su autonomía, que a ratos incomoda a los Estados, pero que es esencial para su existencia y su valor".

Recomendamos

XS
SM
MD
LG