Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

Corte Suprema respalda seguro de salud de Obama

El presidente estadounidense Barack Obama.

El veredicto fue apoyado por seis de los nueve jueces del tribunal de la Corte Suprema, la más alta instancia judicial del país.

Por segunda vez en tres años, la Corte Suprema acuerda una victoria para el presidente Barack Obama, salvando el jueves su ley insignia sobre seguro de salud, que beneficia a millones de estadounidenses.

La más alta instancia judicial del país cierra así el segundo acto de esta "saga sin fin", según la jueza de la SCJ, Elena Kagan, interpretando a favor de su creador un aspecto técnico de la ley, llamada por sus opositores republicanos "Obamacare". El veredicto fue apoyado por seis de los nueve jueces del tribunal.

Obama se congratuló por la decisión de la SCJ, considerando el veredicto como una victoria para los estadounidenses y no solamente para él.

"La de hoy es una victoria para los estadounidenses que trabajan duro en este país, cuyas vidas continuarán siendo más seguras en una economía cambiante, como consecuencia de esta ley", declaró en un discurso pronunciado en la Casa Blanca.

"Esta ley funciona y continuará funcionando", aseguró Obama, llamando a sus adversarios republicanos a cesar sus ataques contra la reforma por razones políticas.

"No debemos desarmar lo que ya es parte integrante de Estados Unidos, y mi mayor anhelo es que en lugar de reanudar las batallas entabladas reiteradamente, yo pueda trabajar con los republicanos y los demócratas para avanzar", agregó el mandatario.

Obama recordó cifras que ilustran el éxito de la reforma, aprobada en 2010 y puesta en práctica plenamente a partir de 2014: 16 millones de estadounidenses que carecían de seguro de salud ahora están cubiertos, representando un tercio del total de personas sin cobertura hace unos años.

La decisión tomada por seis jueces contra tres, destacada por el presidente de la Suprema Corte, significa que los siete millones de estadounidenses que se benefician con un seguro de salud a través del sitio web del Gobierno tienen derecho a un crédito sobre impuestos, al igual que los otros.

Los opositores a la Affordable Care Act –más conocida como "Obamacare"– argumentaban que es anticonstitucional que el Gobierno Federal subsidie el seguro.

"Es una victoria del sentido común y para todas las familias estadounidenses", declaró Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes.

"Ya era tiempo de que los republicanos abandonaran su asalto contra el nuevo sistema de seguro de salud que el Affordable Care Act brinda a millones y millones de estadounidenses a lo largo del país", declaró.

Los republicanos reaccionaron airadamente: "Continuaremos luchando con uñas y dientes contra esta ley opresiva", declaró el senador John Cornyn, uno de los líderes del partido en la cámara alta.

Para funcionar, la ley se basa en "bolsas de intercambio", una especie de mercado virtual donde los particulares y las empresas comparan y suscriben pólizas de seguro.

Dieciséis estados del país lo pusieron en práctica, pero otros 34, en su mayoría gobernados por republicanos, se negaron, obligando al Gobierno Federal a hacerlo a través de su propio portal de internet.

Según la ley, los estadounidenses que suscriben un contrato de seguro a través de una bolsa de intercambios "establecida por el Estado" reciben una ayuda fiscal. El litigio se basa justamente en la palabra "estado", alegando que los siete millones de estadounidenses que suscribieron una póliza en el sitio web gubernamental no tienen derecho a esa ayuda.

La alta corte no compartió este criterio y estimó que "se puede razonablemente pensar que el Congreso entendió que esos créditos de impuesto debían estar disponibles en cada estado", incluidos los que cuentan con una bolsa de intercambio federal.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU sanciona a centro de investigación de Rusia por ciberataques

Hackers rusos trataron de irrumpir en las webs de think tanks conservadores de EE.UU.

El Secretario de Estado Norteamericano Michael R. Pompeo dio a conocer, a través de un comunicado de prensa, una nueva sanción emitida contra “las actividades cibernéticas malignas de los actores rusos en nombre del Gobierno de la Federación Rusa”.

“Hoy”, ha dicho Pompeo, “designamos una institución de investigación del gobierno ruso directamente relacionada con el malware destructivo y potencialmente mortal Tritón, también conocido como TRISIS y HatMan, de conformidad con la Sección 224 de la Ley de lucha contra los adversarios estadounidenses mediante sanciones”.

en 2017 paralizó las operaciones de una planta petroquímica de Oriente Medio.

Tritón es un malware concebido con el propósito de penetrar y manipular sofisticados sistemas de seguridad de las industrias, sobre todo, aquellos sistemas creados con el fin de detener los procesos de producción industrializados en caso de que peligre la vida humana.

La sanción impuesta al Centro de Investigación Estatal de la Federación Rusa, FGUP Instituto Central de Investigación Científica y Mecánica es, según el comunicado del Departamento de Estado, “una institución de investigación controlada por el gobierno ruso responsable de construir herramientas personalizadas que permiten ataques del malware Tritón, destaca la amenaza que representa el gobierno ruso para la ciberseguridad y la infraestructura crítica”.

quienes actúan a través del malware también han escaneado y sondeado instalaciones estadounidenses

De acuerdo con lo que expresa el comunicado, un ciberataque con el malware Tritón en 2017 paralizó las operaciones de una planta petroquímica de Oriente Medio. Además, señala que “quienes actúan a través del malware también han escaneado y sondeado instalaciones estadounidenses”.

“Aunque el gobierno ruso afirma que actúa con responsabilidad en el ciberespacio”, afirma Pompeo, “continúa participando en actividades peligrosas y maliciosas que amenazan la seguridad de Estados Unidos y de nuestros aliados”.

“No cejaremos en nuestros esfuerzos por responder a estas actividades utilizando todas las herramientas a nuestra disposición, incluidas las sanciones”, concluyó el secretario de Estado.

Cero tolerancia en la frontera sur de EEUU

Robert E. Perez, Comisionado Adjunto de CBP

En la tarde del jueves se realizó, vía telefónica, una conferencia de prensa donde participaron dos altos funcionarios del Departamento de Seguridad Interna. Tae D. Johnson, quien se desempeña como Sub Director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos, y Robert E. Pérez, Comisionado Adjunto para Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Durante la sesión de introducción los panelistas dieron una actualización de la política de inmigración de la administración estadounidense, y respondieron varias preguntas a la prensa estadounidense e internacional, en su mayoría de países centroamericanos y México.

Tae D. Johnson, comisionado adjunto del servicio de inmigración y control de aduanas expuso las funciones y la importancia de la agencia y de los procedimientos y operaciones que han cumplido en los últimos años. Dio el funcionario un pormenorizado informe de los arrestados en la frontera y sus vínculos delictivos, explicó la situación alrededor de las llamadas “ciudades santuarios” y como estos inmigrantes ilegales tienden a vivir en estas ciudades.

En relación al cumplimiento de la ley destacó Johnson que se sacaran “de las calles y de los Estados unidos a quienes no cumplan con las leyes de inmigración” y recordó que esa es la responsabilidad de esa agencia y las funciones que tienen que realizar sus agentes.

Termino recordando Johnson, con más de 25 años en la agencia, y quien comenzara como un oficial del entonces Servicio de Inmigración y Naturalización (INS), que “en general el mensaje es que no crucen la frontera”.

Por su parte, Roberto E. Pérez enfatizo los peligros que acechan a los inmigrantes que llegan desde Centro América a la frontera sur de Estados Unidos, puso ejemplos de lo peligros del trayecto y de las mafias que los transportan. Se detuvo en exponer ejemplos de casos críticos.

Sobre el tema de las audiencias en corte de inmigración, afirmaba que el 99 por ciento de los que están pendientes y esperan en México, para asilo político no califican, sin especificar la ciudadanía de los solicitantes.

Puso énfasis en las nuevas barreras fronterizas y los más de 400 millas de muros construidos y de la cooperación con los que califica de “socios regionales en aras de combatir la inmigración ilegal en medio de esta pandemia global”. Reafirmo que “no vamos a dejar de construir el muro fronterizo”.

Cuando se abrió la sesión de preguntas y respuestas respondieron unas cuatro o cinco sobre inmigrantes centroamericanos y otras pocas que habían sido enviadas previo al evento.

Cuando la periodista Yolanda Macadamia del diario El Mundo de El Salvador indagó sobre la política de tolerancia cero que tienen Estados Unidos con la inmigración ilegal e indocumentados; la respuesta del funcionario fue que se mantendrá la política de tolerancia cero.

“El mensaje es bastante claro no vamos a tolerar migrantes ilegales en la manera en la que sucedieron en años anteriores que podrían entrar los Estados Unidos. En consecuencia, de la misma manera que hemos estado previniendo ya una buena parte de ella hace año y medio o dos años”, dijo Pérez contestando la pregunta.

Destacaba el funcionario que las cifras de cruces ilegales han estado bajando en comparación con años anteriores y la intención de la agencia es “seguir utilizando todas todos estos programas operativos para de una manera expedita, delicada, llevar a todos los ilegales, todos los que crecen ilegalmente de vuelta a sus países de origen”.

Radio y Televisión había enviado una pregunta, antes de iniciar la sesión, si había algún cambio o algún nuevo procedimiento en relación con la inmigración de cubanos, pero esta no fue respondida.

Trump a favor de los que luchan por la libertad en Cuba, Nicaragua y Venezuela

Trump en evento de apoyo a democracia en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

La Casa Blanca emitió este jueves un breve comunicado en su cuenta de Twitter en que asegura que el presidente Donald Trump cree que el futuro del Hemisferio Occidental tiene que ser uno de absoluta libertad.

La oficina oval dijo textualmente que el presidente está a favor de todos los que luchan a favor de la libertad en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Agrega la Casa Blanca que la libertad tiene que prevalecer por sobre el comunismo en todo el Hemisferio Occidental.

En ese orden esta misma semana el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, condenó a los regimenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, por violar los derechos humanos de sus ciudadanos, durante su comparecencia ante la 50 de Asamblea General de la OEA, realizada este año en forma virtual.

Pompeo dijo el martes ante la OEA que el régimen cubano es una amenaza para la democracia en el hemisferio e instó al ente regional a tomar medidas más firmes para prevenir su influencia sobre otras naciones de Latinoamérica.

“Instamos a la OEA a tomar medidas más firmes sobre Cuba. Es una fuente de fuerzas antidemocráticas en todo el hemisferio, ya que apuntala a los regímenes de Maduro y Ortega y provoca inestabilidad regional como resultado de sus regulaciones políticas y económicas fallidas”, subrayó Pompeo en su intervención ante la 50 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.

En una conferencia de prensa este jueves para hablar de los resultados de la asamblea, el Secretario General de La OEA, Luis Almagro, dijo que con la medida los países de la región buscan que el proceso de transición hacia la democracia en Venezuela avance.

Un resolución adoptada durante la 50 Asamblea General pide el restablecimiento del orden constitucional, el respeto a los derechos humanos y la celebración de elecciones libres en Nicaragua, con la previa reestructuración del Consejo Supremo Electoral y reformas técnicas para que se puedan realizar elecciones libres en el país centroamericano.

Todo listo para el debate presidencial

Todo listo para el debate presidencial
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:20 0:00

Trump y Biden en un nuevo cara a cara este jueves en Nashville

El presidente Donald Trump y su rival Joe Biden, en el primer debate presidencial

El presidente Donald Trump y su rival demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, volverán a encontrarse cara a cara este jueves en la Universidad de Belmont, en Nashville, estado de Tennessee, en un debate presidencial con nuevas reglas.

El debate se desarrollará entre las 8:00 y las 9:30 de la noche, hora del Este, siguiendo el nuevo protocolo establecido por la Comisión de los Debates Presidenciales, que busca garantizar un debate más fluido que el del 29 de septiembre en Cleveland, en el que se aborden a fondo los temas de interés para los votantes.

Las reglas del debate de este jueves serán las siguientes:

  • Estará dividido en seis bloques de quince minutos, que comenzarán con una disertación ininterrumpida de los aspirantes que dispondrán de dos minutos cada uno.
  • Durante estos dos primeros minutos, el micrófono del candidato que no esté hablando estará silenciado.
  • En el tiempo restante de cada uno de los segmentos ambos micrófonos estarán abiertos. La Comisión ha señalado que "su esperanza es que los candidatos sean respetuosos con el tiempo del otro".
  • La mascarilla será obligatoria para todo el público y aquel que no la lleve será expulsado.

En el encuentro, que será moderado por la periodista de la cadena NBC News Kristen Welker, se abordará la lucha contra la pandemia de coronavirus, las familias estadounidenses, la seguridad nacional, el liderazgo, la crisis climática y la raza.

(Con información de EFE y la Comisión de los Debates Presidenciales)

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG