Enlaces de accesibilidad

Cuba

Numerosas organizaciones reclaman ayuda internacional ante situación de derechos humanos en Cuba

Firmantes de la declaración conjunta.

Exigen al régimen frenar de inmediato las detenciones arbitrarias ilegales de corta duración, los arrestos domiciliarios, el exilio forzado y las campañas de difamación contra voces disidentes.

En respuesta a los actos agresivos cometidos por las autoridades policiales en las últimas semanas contra activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en huelga de hambre; las golpizas y los arrestos a integrantes del Movimiento San Isidro; el exilio forzado impuesto a los ciudadanos cubanos, convirtiéndolos en apátridas; los arrestos domiciliarios permanentes; y las campañas de desprestigio contra periodistas, artistas y disidentes, las 7 organizaciones abajo firmantes emiten la siguiente declaración:

“Estamos profundamente preocupados por el patrón continuo de represión contra las voces críticas que se expresan libremente sobre el actual status quo del país. Hacemos un llamado a la comunidad internacional a poner foco con urgencia en la Isla. Las organizaciones internacionales, la prensa extranjera, los gobiernos democráticos y las embajadas presentes en La Habana deben monitorear rigurosamente las violaciones sistemáticas de derechos humanos, brindar asistencia a las y los defensores de derechos humanos que sufren abusos, y exigir respuestas fehacientes al Gobierno de Cuba. Existe una necesidad urgente de solidaridad con las víctimas y una posición internacional común frente a los abusos perpetrados por la Seguridad del Estado. Estos actos no pueden normalizarse ante los ojos de la opinión pública mundial.

El Gobierno cubano debe actuar de inmediato con responsabilidad y poner fin al asedio policial y a los ataques físicos dirigidos contra miembros de la UNPACU, quienes en respuesta han estado en huelga de hambre durante más de 20 días. Deben cesar las golpizas contra integrantes del Movimiento San Isidro y las aprehensiones de corta duración ejecutadas por agentes vestidos de civil contra estos y otros artistas, periodistas y disidentes. Es inaceptable que el Gobierno cubano haya convertido las casas de los activistas en cárceles permanentes y que continúe intimidando a sus emigrados con la condena a la apatridia. Las campañas de manipulación mediática desplegadas por los medios oficiales de prensa, que constituyen una incitación al odio y la violencia contra quienes disienten del sistema político, deben ser denunciadas con urgencia.”

Antecedentes.

El 20 de marzo, después de años de buscar una respuesta internacional a las graves violaciones de derechos humanos, el líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer [1], y casi 50 de sus miembros iniciaron una huelga de hambre como última súplica a la Seguridad del Estado para poner fin al asedio contra la organización. A pesar del delicado estado físico y mental de los 31 activistas que llevaban 15 días de huelga, turbas organizadas por las autoridades cubanas apedrearon a Ferrer y su esposa, Nelva Ortega Tamayo, el 3 de abril. Las autoridades también cortaron el acceso a internet y a las telecomunicaciones e incluso han detenido a los hijos de quienes permanecen en huelga. A medida que el país enfrenta una crisis económica y humanitaria cada vez mayor, la UNPACU se ha convertido en un elemento básico en la comunidad, proporcionando alimentos y medicamentos difíciles de encontrar.

Durante el primer trimestre de 2021, la ola de represión también afectó a miembros del Movimiento San Isidro (MSI), un grupo de artistas que iniciaron su propia huelga de hambre en noviembre de 2020 y que se han manifestado abiertamente contra las restricciones a la libertad de expresión. En los últimos meses, la Seguridad del Estado ha utilizado tácticas que esencialmente han transformado las casas de los activistas en cárceles improvisadas, impidiéndoles abandonar las viviendas. Las detenciones arbitrarias a corto plazo, que implican violencia física y abuso mental, se han utilizado de manera desproporcionada como táctica para silenciar la disidencia. Luis Manuel Otero y Maykel Obsorbo, dos de los principales objetivos, frecuentemente han regresado a casa con hematomas, heridas en la piel y ropa rota.

Hemos visto arrestos que no duran más de unas pocas horas, los cuales son ejecutados por agentes encubiertos que no informan a sus víctimas ni documentan sus acciones en registros oficiales. El 5 de abril fueron detenidos en La Habana los activistas y periodistas Luis Manuel Otero, Héctor Luis Valdés, Esteban Rodríguez, María Matienzo, Kirenia Yailit y Manuel Cruz. En Camagüey, Bárbaro de Céspedes permaneció desaparecido durante varios días, luego de ser detenido en la puerta de una iglesia. Llevaba una cruz de madera con la inscripción "61 años de comunismo" como símbolo de protesta.

En otra instancia en la que el Gobierno cubano dio marcha atrás en sus compromisos de derechos humanos, a la periodista Karla Pérez González se le prohibió el ingreso al país el 18 de marzo. Al graduarse de la Universidad de Costa Rica, Pérez González había solicitado y recibido legalmente la documentación necesaria para regresar a Cuba. Sin embargo, al aterrizar en el aeropuerto de Panamá para realizar su vuelvo de conexión en el los funcionarios estatales informaron a los representantes de las aerolíneas que ella tenía prohibido ingresar a Cuba. Pérez González se vio obligada a retornar a Costa Rica, donde finalmente recibió refugio político. El gobierno cubano continúa intimidando a sus emigrados con la amenaza de prohibir el regreso a casa si ellos se pronuncian en contra de las políticas gubernamentales en el extranjero.

Además de los hechos antes mencionados, el Gobierno cubano ha renovado su estrategia de difamación mediática, la cual es desplegada por los medios estatales contra artistas, periodistas y activistas independientes. Este mecanismo busca frenar las posiciones críticas e intimidar a las víctimas y sus familias, al mismo tiempo que condena el apoyo internacional a las voces de la sociedad civil nacional, que son etiquetadas como "mercenarias" o "enemigas de la patria".

A nivel internacional, Cuba no ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ni el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Además, el Gobierno cubano no ha extendido una invitación al Relator Especial de la ONU Sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos. El Comité Internacional de la Cruz Roja, que visita a los presos políticos, no ha podido ingresar a Cuba desde 1989. Cuba es también el único país de las Américas que Amnistía Internacional no ha podido visitar desde 1990, y es el único país con un espacio cívico cerrado en las Américas según CIVICUS Monitor, una plataforma en línea que registra violaciones de derechos cívicos a nivel mundial. Por último, en el recién publicado informe de 2021 “Libertad en el Mundo” de Freedom House, Cuba recibió la calificación de No libre, obteniendo 13 de 100 puntos posibles, la puntuación más baja de América Latina.

[1] Ferrer es uno de los líderes opositores más destacados de la isla. Sufrió un arduo período en las cárceles cubanas en 2019. Amnistía Internacional también reconoció con anterioridad a Ferrer como preso de conciencia mientras estuvo encarcelado de 2003 a 2011, cuando fue víctima de una ola de represión gubernamental contra los disidentes conocida como la "Primavera Negra"; 75 personas fueron condenadas a largas penas de prisión en virtud de la Ley 88 de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba.

Vea todas las noticias de hoy

Otros 12 muertos y 1,244 casos de COVID-19 en Cuba: autoridades reconocen retroceso en control de la pandemia

Una calle de La Habana cerrada por COVID-19. (YAMIL LAGE / AFP)

Las autoridades sanitarias reportaron este martes 12 fallecidos y 1,244 nuevos casos de COVID-19, en una ola de contagios que no han logrado contener pese a estrictas medidas de control en los territorios más afectados.

Varias provincias evidencian un retroceso en el control de la pandemia, que el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán, atribuye al alto índice de contagio y el incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria.

La lista la encabeza La Habana, con 600 nuevos casos en el día.

En la capital se concentró el 54% del total de casos confirmados en la isla en la última semana, la peor de toda la pandemia, con 8,473 nuevos positivos al COVID-19, según cifras oficiales.

Le siguen Mayabeque (128), Santiago de Cuba (100), Pinar del Río (54), Granma (53), Artemisa (41), Holguín (38), Sancti Spíritus (35), Las Tunas (34), Camagüey (33), Cienfuegos (25) y Ciego de Ávila (23).

En la mayoría de estos territorios las autoridades han implementado medidas de control adicionales, como incrementar el aislamiento y disminuir la movilidad de las personas, en un intento de contener el brote, reportó el portal oficialista Cubadebate.

En el país permanecen hospitalizadas 27,227 personas, de ellas 16,162 en vigilancia epidemiológica, 4,353 sospechosas de padecer la enfermedad y 6,712 casos confirmados activos.

En los últimos 15 días, el Ministerio de Salud Pública ha reportado un total de 17,130 nuevos contagios, 932 de ellos importados, con fuente de infección en el exterior.

Mientras, el doctor camagüeyano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre aseguró en Facebook que su colega, Miguel Junco Bonet, falleció la semana pasada por coronavirus, sin que su muerte haya sido incluida entre los fallecimientos que reporta oficialmente el MINSAP, reportan los portales Periódico Cubano y Cubita Now.

“Dr. Miguel Junco Bonet falleció hace tres días prestando servicios como intensivista en Camagüey. Fallece a causa del Covid. Dr. Durán ¿Cuándo lo darán en el parte y las consecuencias de su muerte?”, dijo el galeno.

Otero Alcántara estaría en huelga de hambre, sed y silencio, alertan activistas

Luis Manuel Otero Alcántara. (Facebook/Movimiento San Isidro)

El artista y opositor Luis Manuel Otero Alcántara, quien lleva más de dos semanas internado e incomunicado en el hospital Calixto García de La Habana estaría en huelga de hambre, sed y silencio, desde el lunes pasado, informaron activistas cercanas al fundador del Movimiento San Isidro.

Anamely Ramos González y Omara Isabel Ruiz Urquiola, ambas cercanas a Otero Alcántara escribieron un comunicado conjunto en redes sociales: "Nos ha llegado la información de que Luis Manuel está en huelga de hambre, sed y silencio, desde el lunes pasado, firme en su decisión de no ceder hasta no ver cumplidas sus demandas".

Ambas, quienes estuvieron junto al artista en la huelga de noviembre de 2020, alertaron que desde la semana pasada la Seguridad del Estado pone nuevas trabas para la entrada de su familia y que solo su tío materno consiguió verlo el fin de semana y es quien ha compartido esta información.

"Asumimos la responsabilidad que entraña semejante revelación, pero dada la gravedad de la situación preferimos la inexactitud al silencio", explican las activistas Ramos.

"Ellos (la Seguridad del Estado) han decidido quién llega a él, bajo qué condiciones y toda la información que de él se ha hecho pública. En medio de esta situación es casi imposible obtener noticias certeras, confiables", aclaran.

Desde que fue conducido al hospital por las autoridades cubanas, varios activistas han sido detenidos o multados al intentar contactar al artista en el hospital, donde desde el 2 de mayo han activado un férreo mecanismo de control policial.

"Hay algo que es incuestionable: Luis Manuel no ha dejado de estar en situación de vulnerabilidad, a merced de un Estado mafioso que no cesa de violar sus derechos y que será el máximo responsable de la muerte o de cualquier daño infringido a Luis Manuel. Dejarlo morir es un crimen horrendo, también lo es medicarlo y retenerlo en contra de su voluntad. En ambos casos, lo que se muestra es la prepotencia y la crueldad de un régimen asesino, cuya única lógica es la violencia y el castigo", concluyen.

La periodista cubana Mónica Baró, escribió en la revista Rialta, a raíz de cumplirse los 15 días del internamiento de Otero Alcántara:

"El blanco preferido de la Seguridad del Estado nunca ha sido el cuerpo sino la psique. Eso es lo que busca destruir. Con la grotesca hospitalización de Luis Manuel (incluso si Luis Manuel mañana saliera diciendo que se lo pasó fenomenal todo este tiempo), no sólo está atacando la psique de Luis Manuel, sino la de toda la sociedad que observa: la Seguridad del Estado nos está aleccionando.

¿Quién no se ha preguntado si no es posible terminar igual o peor? ¿Quién, a estas alturas, puede confiar en el sistema de salud cubano? ¿Qué puede haber más íntimo que la salud? Hasta en las guerras los hospitales suelen ser territorios respetados. En Cuba no. En Cuba no hay un solo sitio en el que puedas estar a salvo de la política, de la ideología, de la violencia.

No digo que los médicos que atienden a Luis Manuel no estén cuidándolo hasta donde se lo permiten sus vigilantes. No tengo ninguna evidencia para afirmar lo contrario. Pero nadie que esté en un hospital cercado por policías y agentes de la inteligencia, aislado e incomunicado, puede estar a salvo. Porque estar a salvo no es apenas estar vivo".

CPJ: ¿Sabías que en las Américas hay una periodista presa sin juicio desde hace 17 días?

Mary Karla Ares, periodista independiente cubana. (Foto: Facebook)

El Comité para la Protección de los Periodistas, CPJ, denunció la situación en que se encuentra la periodista independiente cubana, Mary Karla Ares González.

"¿Sabías que en las Américas hay una periodista presa sin juicio desde hace 17 días?" es la pregunta que planteó el CPJ este lunes en Twitter.

"Es ella. Mary Karla Ares. 29 años de edad. Está presa desde el 30 de abril en Cuba. Deben liberarla ya!", subrayó el CPJ.

Ares fue arrestada el 30 de abril cuando transmitía en vivo una protesta en la calle Obispo de La Habana.

Los manifestantes exigían el cese de la represión y del cerco policial a la sede del Movimiento San Isidro donde Luis Manuel Otero Alcántara llevaba entonces varios días en huelga de hambre y sed.

La joven periodista fue detenida junto a otras doce personas.

Mary Karla Ares González es integrante del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

Solicitud de cambio de medida para periodista Esteban Rodríguez continúa sin respuesta

Imagen del periodista Esteban Rodríguez, uno de los detenidos de la calle Obispo. (Foto tomada del Facebook de Zuleidis Gómez).

El periodista independiente Esteban Rodríguez, uno de los detenidos en la protesta ocurrida el 30 de abril en la calle Obispo, se comunicó por primera vez con su familia el pasado domingo por vía telefónica desde el centro de operaciones de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista, en La Habana.

Zuleidis Gómez, esposa de Rodríguez, dijo a Radio Martí que las autoridades cubanas aún no han dado respuesta al cambio de medida interpuesto por el abogado de Rodríguez.

“Ayer logré hablar con él por teléfono”, explica Zuleidis Gómez. "Se encuentra bien, dentro de lo que cabe. Es lo único que sabemos hasta ahora porque no nos han dado respuesta al cambio de medidas”.

Esteban Rodríguez logra comunicarse con su familia desde Villa Marista
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:32 0:00

Según la esposa de Rodríguez, el cambio de medida presentado por el abogado de su esposo fue “ya hace como cuatro o cinco días. Ya tenían que haber dado respuesta y no la han dado”.

“La llamada fue muy cortica”, agregó Gómez, “y lo único que me dijo es que estaba bien; me preguntó por las niñas, cómo estaban las cosas y eso, pero no pudimos hablar más. Al parecer”, especula Gómez, “lo van a mantener ahí en Villa porque a él no le han hablado de traslado”.

“La llamada es muy corta”, lamentó. “No le dan casi tiempo para hablar y entonces, él estaba más preocupado por mí y por las niñas que por él mismo”, concluyó Zuleidis Gómez.

Esteban Rodríguez es reportero del medio digital ADN Cuba y ha realizado una importante labor de periodismo comunitario. Fue uno de los acuartelados y huelguistas de San Isidro que exigían desde la sede de ese movimiento la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Fundación Cubana de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales cumple 7 años de creada

Activistas de la comunidad LGBTI en Cuba durante una marcha espontánea contra la homofobia el 11 de mayo de 2019. (AP Photo/Ramon Espinosa).

La Fundación Cubana por los Derechos de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales, LGBTI, cumple este 17 de mayo 7 años de creada.

Su principal promotor y director general, el doctor Nelson Gandulla, precisó desde Madrid a través de las ondas de Radio Martí, que el aniversario coincide con el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Aseguró Gandulla que el mundo de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e intersexuales se encuentra al lado de la comunidad LGBTI cubana y muchos entienden las dificultades de su existencia en Cuba.

La Fundación Cubana por los Derechos LGBTI se fundó el 17 de mayo 2014 en la ciudad de Cienfuegos, como una ONG independiente y con el objetivo de lograr un acercamiento del pueblo con esa comunidad en Cuba, con vista a orientar, apoyar y denunciar los actos violatorios de los derechos de estas personas por parte de las autoridades del régimen comunista.

Dice Gandulla que la situación de la comunidad LGBTI se ha visto este año agravada por la situación de la pandemia de COVID-19 que afecta al planeta y por supuesto a la isla.

Cargar más

XS
SM
MD
LG