Enlaces de accesibilidad

Ciencia y Tecnología

New York Times lanza nuevo servicio de noticias en realidad virtual

Dispositivo para lectura virtual del New York Times.

El servicio, que debe usarse a través de un telefóno móvil inteligente, se enmarca en la estrategia del diario neoyorquino para expandirse más allá del papel y de su edición digital.

El diario The New York Times lanzó hoy un nuevo servicio que permite bucear sobre algunas de sus noticias y reportajes con realidad virtual a través de la aplicación NYT VR.

El servicio, que debe usarse a través de un telefóno móvil inteligente, se enmarca en la estrategia del diario neoyorquino para expandirse más allá del papel y de su edición digital. Según el editor del dominical The Times Magazine, Jake Silverstein, la nueva forma de tecnología cinematográfica que
permite al lector introducirse en los escenarios del reportaje "provoca un sentimiento de conexión sin precedentes".

Para el estreno del NYT VR, la publicación ha elegido retrato de tres niños refugiados que huyen de las guerras de Sudán del Sur, Ucrania y Siria.
Los primeros usuarios del nuevo servicio de realidad virtual también pueden ver ya "Walking New York", un documental sobre el proceso de diseño de portadas de Time Magazine.

Vea todas las noticias de hoy

Facebook elevará las sanciones contra figuras públicas

Ilustración fotográfica de archivo tomada el 4 de mayo de 2021, la pantalla de un teléfono muestra una imagen del expresidente de EE. UU., Donald Trump. Foto: Olivier DOULIERY / AFP.

La decisión llega luego de que la Junta de Supervisión de la compañía diera recomendaciones basadas en la suspensión de las cuentas de Facebook e Instagram del expresidente de EE. UU., Donald Trump. El exmandatario no recuperará su cuenta hasta 2023.

Facebook dijo el viernes que, siguiendo las recomendaciones de la Junta de Supervisión de la compañía, ha tomado la decisión de elevar las sanciones a figuras públicas “en tiempo de descontento civil y violencia”.

Según explicó la empresa, en una nota de prensa publicada en su blog, las sanciones podrán variar dependiendo del contexto y análisis, en el que incluyen información, que va desde “comentarios, reacciones, eventos actuales, factores históricos relevantes y contenido similar publicado por el usuario”.

Facebook implementó un gráfico de colores para determinar, el tipo de penalidad y el tiempo que cada una amerita.

Según el descriptivo aquellas figuras públicas, como presidentes o líderes de opinión, que violen sus políticas pueden verse inhabilitados de publicar mensajes desde un mes, si se encuentra en la categoría amarilla, hasta dos años si se ubica en rojo.

Además, la compañía asegura que, si después de haber cumplido la suspensión de hasta dos años, las figuras reinciden será castigadas con “sanciones más altas, que incluyen la expulsión permanente”.

Trump, sin cuenta hasta 2023

La noticia se da a conocer después de que Facebook fuera criticado por la suspensión de las cuentas de Facebook e Instagram del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, después de que éste elogiara a las personas involucradas en actos de violencia en el Capitolio, el 6 de enero.

Luego de la lluvia de criticas, también por parte de la junta, a la naturaleza abierta de la suspensión, ésta misma extendió recomendaciones, las cuales han servido a la compañía para establecer los nuevos protocolos.

“La junta nos indicó que revisáramos la decisión y respondiéramos de una manera clara y proporcionada, e hizo una serie de recomendaciones sobre cómo mejorar nuestras políticas y procesos”, apuntó la empresa.

Es entonces a raíz de esas recomendaciones que “hoy anunciamos nuevos protocolos de aplicación que se aplicarán” en casos excepcionales como los del exmandatario.

Facebook además reconfirmó la sanción de conformidad con los protocolos a las cuentas, del expresidente Trump, quien no podrá recuperar su cuenta hasta, por lo menos, el 2023.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Los cambios de WhatsApp ¿Una oportunidad para pensar en la privacidad?

Hombres posan con teléfonos inteligentes frente al logotipo de Whatsapp que se muestra en esta ilustración el 14 de septiembre de 2017. REUTERS / Dado Ruvic.

A pesar del aparente despegue de sus principales rivales como Telegram y Signal, los números muestran que WhatsApp sigue creciendo y ha logrado batir los 172,3 millones de descargas.

COCHABAMBA, BOLIVIA - Desde que WhatsApp anunciara cambios en sus condiciones y políticas de uso se generó revuelo en los usuarios pensando en el éxodo hacia otras plataformas, sin embargo, ya desde el 15 de mayo en que entraron en vigencia, no muchas cosas han cambiado y esto, según Verónica Arroyo, Asociada de Políticas Públicas para América Latina en Access Now, debe ser analizado recién en unos meses para ver el impacto real.

“WhatsApp es una red muy grande y es complicado salir de ahí, además el usuario por más que decida moverse también piensa en un tema de costo porque por lo general las operadoras dan ventajas a esta red debido a su popularidad”, explica la experta a la Voz de América.

Inicialmente, la compañía dijo que quien no aceptara las nuevas condiciones vería su cuenta desactivada, pero luego aclaró que "no se eliminarán cuentas el 15 de mayo debido a esta actualización y nadie perderá tampoco las funcionalidades de WhatsApp".

De acuerdo a WhatsApp la mayoría de usuarios que ha sido notificado con los nuevos términos de servicio los han aceptado y se prevé que se reciban recordatorios frecuentes en las próximas semanas, antes de que se puedan perder algunas funcionalidades.

Roger Medina, un joven profesional conectado gran parte de su tiempo a esta red de mensajería instantánea asegura que no hay forma de que pueda migrar a otra plataforma y dejar WhatsApp por completo debido a estos cambios ya que ahí desarrolla su mayor entorno laboral. “Entiendo que hay novedades con el tema de privacidad, pero es mi herramienta básica de trabajo y todos nos movemos por aquí”, asegura.

A pesar del aparente despegue de sus principales rivales Telegram y Signal, los números muestran que WhatsApp sigue creciendo y ha logrado batir los 172,3 millones de descargas, consiguiendo los 2.000 millones de usuarios activos mensuales, de acuerdo con el análisis de Sensor Tower. Aunque de manera anual, el porcentaje es menor en un 42%.

El hecho de que se mantenga este ritmo de crecimiento, dice Cristian León, experto en tecnología y director programático de la organización Asuntos del Sur con sede en Argentina, se debe también a que no se ha generado mucha información entre los usuarios y además pesan los factores de comodidad.

“A esto se suma que los cambios han sido mitigados en varios países a partir de la demanda que han hecho los gobiernos con sus oficinas de Facebook como en Brasil y Argentina donde se han interpuesto recursos antimonopolio y así evitar que los cambios se lleven cabo; esto también ha reducido el impacto en los usuarios”, dice León a la VOA.

Signal, desde enero a abril, incrementó su servicio en un 1.200% anual, con más de 64 millones de descargas. También Telegram llegó a los 500 millones de usuarios activos mensuales con más de 161 millones de descargas en los primeros meses de este 2021. Y empiezan a sonar dos apps de rápido crecimiento: Matrix Protocol y Session.

Sin embargo, este abanico de posibilidades abre un debate importante según la Asociada de Políticas Públicas para América Latina en Access Now, Verónica Arroyo, y es el tema de la privacidad porque “dependiendo de cuánto uno quiera proteger su información decide usar o no una app”.

“En WhatsApp hay un cifrado de extremo a extremo, eso quiere decir que como proveedor de mensajería no puede ver los mensajes que estamos enviando, los memes, fotos, comentarios, fotos; pero sí la compañía pueden ver con quién interactuamos, cada cuánto tiempo, si esa persona me responde, si agrego nuevos contactos a mi lista, desde dónde abro la aplicación, y a veces esas cosas adicionales son más importantes que el contenido del mensaje en sí”, dice Arroyo.

La experta asegura que en el caso de WhatsApp por ser una empresa privada es difícil ir más allá para saber su funcionamiento, lo que no ocurre con Signal, por ejemplo, que al tener un código abierto se puede acceder a conocer más sobre la configuración de la aplicación. En todo caso valora que esto sirva para que los usuarios tomen consciencia sobre los entornos de privacidad y la importancia de sus derechos digitales.

La NASA se prepara para impactar un asteroide

Gráfica: Depto. de Estado de EE. UU./D. Thompson.

Es real, aunque suene como el argumento de una película taquillera de Hollywood. Pronto los científicos de la NASA pondrán en marcha una misión para cambiar el curso de un distante asteroide al probar una tecnología que algún día podría salvar a la Tierra de un desastre.

La nave espacial DART (Double Asteroid Redirection Test), un dispositivo de prueba para reorientar un asteroide compuesto de dos cuerpos, podría despegar tan pronto como en el mes de julio. Hará una trayectoria de 11 millones de kilómetros antes de estrellarse contra una pequeña zona del sistema binario de asteroides Didymos, desviando de su curso al cuerpo sideral menor. El impacto está previsto para el mes de septiembre de 2022.

Poco antes del impacto un satélite del tamaño de una caja de zapatos, fabricado por los socios de la NASA en Italia, se desprenderá del cohete para ayudar a los científicos a estudiar la trayectoria del asteroide tras la colisión y determinar el éxito de la misión.

“Hasta el momento no teníamos demasiadas opciones ante lo que podríamos hacer en caso de encontrar algo que se nos acercara”, dijo al grupo informativo VICE News (en inglés) Andy Rivkin, miembro del equipo investigador de DART. “DART es la primera prueba para ver cómo podríamos desviar algo sin recurrir a un paquete nuclear, o quedarnos sentados en un sótano, esperando con los dedos cruzados”.

Un esquema de la misión DART muestra a la nave en curso hacia una colisión contra el cuerpo sideral menor, el asteroide Didymos. Gráfica: NASA/Laboratorio John Hopkins de Física Aplicada.
Un esquema de la misión DART muestra a la nave en curso hacia una colisión contra el cuerpo sideral menor, el asteroide Didymos. Gráfica: NASA/Laboratorio John Hopkins de Física Aplicada.

Las recientes misiones de exploración en Marte, el uso de satélites para observar el cambio climático y los planes para el alunizaje de la primera mujer y el próximo hombre en la luna han llegado a los titulares. Sin embargo, la NASA ha logrado victorias menos bulliciosas, como la exitosa recolección de muestras de un asteroide en octubre pasado.

Didymos no amenaza la Tierra, pero la misión DART preparará a la NASA para un asteroide que pudiera hacerlo. Alrededor de una vez al año un asteroide del tamaño de un vehículo se estrella contra la atmósfera y se quema antes de tocar la superficie del planeta. Impactos más grandes, que provoquen daños importantes, podrían ocurrir cada 2.000 años, indica la NASA, mientras que un objeto que pudiera amenazar a la civilización ocurre solamente cada pocos millones de años.

Se espera que el impacto de DART cambie el curso del cuerpo sideral menor de Didymos, también denominado Didymos B, por apenas una fracción del uno por ciento. Los científicos han estado trabajando años para determinar cómo medir ese cambio y otros efectos en el Didymos B. La tecnología de imágenes a bordo de DART; el pequeño satélite de la Agencia Espacial Italiana, llamado LICIACube (satélite cúbico ligero para captar imágenes de asteroides) y observaciones telescópicas desde la Tierra, todos aportarán a la observación de la misión por la NASA.

“Necesitamos anticipar una amplia variedad de posibilidades y predecir sus resultados, para que después de que DART choque contra Didymos B sepamos lo que nuestras mediciones nos están indicando”, dijo Angela Stickle, encargada del grupo de trabajo de simulación de impacto DART en el Laboratorio John Hopkins de Física Aplicada.

Al igual que Cuba, China despliega ejército de "ciberclarias" en las redes; informe alerta que sí son efectivas

Aplicaciones en un teléfono.

China ha desplegado un ejército en las redes sociales en promoción del régimen comunista, tal como lo ha hecho el régimen de Cuba con las llamadas “ciberclarias”.

Los troles al servicio del gobierno de Cuba, denunciados en numerosos informes, tienen como tarea multiplicar el mensaje oficial del Estado y difamar en redes sociales a activistas, disidentes, artistas, periodistas independientes o cualquier movimiento o postura opositora.

En el caso de China, la campaña oficial para ampliar el mensaje ha sido efectiva: ha impulsado la lectura de cuentas del gobierno y la prensa chinos, puede mejorar la imagen de los mensajeros chinos, generando la sensación de que tienen amplio apoyo, puede distorsionar los algoritmos de las plataformas de redes que impulsan la distribución de los posts más populares, exponiendo potencialmente a más usuarios genuinos a la propaganda china, entre otros resultados derivados de una investigación de siete meses de The Associated Press y el Oxford Internet Institute, de la Universidad de Oxford.

La creciente presencia china en Twitter es posibilitada por una cantidad de cuentas falsas que retuitean los comentarios de diplomáticos y medios de prensa miles de veces, en una campaña propagandística que puede llegar a cientos de millones de personas, a menudo sin revelar que su contenido es auspiciado por el gobierno.

Las cuentas de dirigentes, funcionarios e instituciones gubernamentales cubanas fueron etiquetadas por Twitter desde el 17 de febrero de 2021, en una iniciativa de la compañía para que los usuarios puedan distinguir las cuentas de individuos, de aquellas que corresponden a instituciones, cuentas personales de los jefes de Estado, ministros, funcionarios y portavoces. Las de China fueron etiquetadas desde agosto de 2020, junto con las de Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.


Freedom House denunció en 2020 que las cuentas de redes sociales falsas de las ciberclarias se usaron también para acosar a los disidentes. El informe menciona casos particulares de ciberacoso como las amenazas de muerte ocurridas en mayo de 2020 contra miembros de la comunidad LGBTI, que "se originaron en una cuenta falsa de Facebook e involucraron la exposición de información privada sobre las personas atacadas, lo que indica que las agencias de seguridad del estado cubano pueden haber estado detrás de ellas".

Con respecto al uso de estas cuentas falsas por el gobierno Chino, la agencia AP destaca a Liu Xiaoming, ex embajador chino ante el Reino Unido, como uno de los principales impulsores de esta campaña. Se unió a Twitter en octubre de 2019, junto con una cantidad de diplomáticos chinos que ingresaron a esa plataforma y a Facebook a pesar de que están prohibidas en China.

Desde entonces, Liu ha elevado hábilmente su imagen, llegando a sumar 119.000 seguidores y transformándose en un ejemplo de la agresiva “diplomacia del lobo guerrero”, como ellos mismos se han bautizado.

La popularidad que Liu y otros dirigentes chinos en Twitter es ficticia: Más de la mitad de los retuits que tuvo Liu entre junio y enero provinieron de cuentas que Twitter suspendió por violar las reglas de la plataforma, que prohíbe la manipulación. En general, más de uno de cada 10 retuits que registraron 189 diplomáticos chinos en ese período provinieron de cuentas que Twitter había suspendido para el 1 de marzo.

Las suspensiones de las cuentas, no obstante, no paralizaron la maquinaria amplificadora prochina. Una cantidad de cuentas falsas adicionales, muchas de ellas de supuestos ciudadanos británicos, siguieron reproduciendo el contenido del gobierno chino, sumando otros 16.000 retuits y repuestas antes de que Twitter las suspendiera permanentemente a fines de abril y principios de mayo por manipular la plataforma, en respuesta a la investigación de AP y de Oxford.

Twitter le dijo a la AP que muchas de las cuentas fueron sancionadas por manipulación, pero no dio detalles sobre qué otras violaciones de la plataforma pueden haber estado en juego. Twitter dijo que estaba investigando si la actividad estuvo relacionada con una operación informativa afiliada al Estado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que no manipula las redes sociales. “No hay propaganda disimulada, ni exportación de un modelo de manejo de la opinión pública en las redes”, afirmó el ministerio en un comunicado enviado a la AP. “Esperamos que las partes relevantes abandonen su actitud discriminatoria, se saquen sus gafas polarizadas y asuman una actitud pacífica, objetiva y racional en aras de la transparencia y la inclusión”.

[Con información de la agencia AP]

Los océanos pueden pasar de ser sumideros del carbono a convertirse en sus chimeneas, y acelerar el cambio climático

Una tortuga nada en el océano cerca de la isla caribeña de Martinica.

Un nuevo informe de la agencia de la ONU para la ciencia propone un programa de investigación sobre el carbono oceánico para entender mejor su funcionamiento y actuar para protegerlo.

Un papel poco conocido de los océanos es su regulación del clima en la Tierra por medio de la absorción del dióxido de carbono (CO2), explica un estudio titulado Integrated Ocean Carbon Research publicado este martes por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que también advierte que, de perder esa función, los océanos contribuirían al calentamiento del planeta, acelerando el avance del cambio climático.

El estudio señala que las investgiaciones del Panel Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático (IPCC) proporcionan pruebas científicas sólidas que subrayan el papel del carbono oceánico en el clima. Estos informes también enfatizan la urgencia de minimizar más daños al océano global, así como de mantener los servicios oceánicos clave que están directamente amenazados por la acidificación, desoxigenación y calentamiento de los océanos.

Para evitar que esto ocurra, dice el informe, es urgente estudiar el ciclo de captación del CO2, entenderlo bien y establecer una hoja de ruta que guíe a las autoridades responsables del diseño de políticas de mitigación y adaptación al cambio climático durante el próximo decenio.

El texto destaca la importancia del conocimiento científico para tomar decisiones informadas dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, con el fin de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París sobre el clima y construir sociedades más resilientes.

Reservorios de carbono de origen antropogénico

Desde la Revolución Industrial, los océanos han sido el reservorio del carbono generado por la actividad humana. Sin estos reservorios marinos, junto con los terrestres, los niveles de CO2 en la atmósfera serían un 50% más altos que los registrados en 2019, que estaban ya muy por encima del límite para contener el calentamiento global a dos grados centígrados.

El ciclo global del carbono es una parte integral del sistema Tierra. De los componentes terrestres, atmosféricos y oceánicos del ciclo global del carbono que intercambian carbono en escalas de tiempo de décadas a siglos, el océano tiene más del 90% del carbono contenido en estos reservorios. Desde el comienzo de la Revolución Industrial a finales del siglo XVIII, los seres humanos han alterado drásticamente las reservas y los flujos de carbono dentro del sistema tierra-atmósfera-océano y han aprovechado el carbono fósil en el reservorio geológico.

Con el tiempo, los océanos han pasado de ser un sumidero del carbono preindustrial procedente de la biosfera terrestre a través de los ríos, a convertirse en un receptáculo de carbono neto anual significativo a través de la absorción del carbono antropogénico.

"El aumento casi exponencial de las emisiones antropogénicas totales de CO2 durante la era industrial implica que la absorción abiótica del océano ha aumentado casi exponencialmente, alcanzando 2,5 ± 0,6 Pg C año-1 para 2009-2018. Sin los sumideros oceánicos y terrestres, los niveles de CO2 atmosférico estarían cerca de 600 ppm [...] muy por encima del nivel compatible con un objetivo de calentamiento climático de 2 ̊C", asegura el reporte.

La acumulación de carbono generado por la actividad humana en el océano está alterando la química del agua de mar, un fenómeno conocido como acidificación del océano. Estos cambios afectarán el papel futuro del océano como reservorio de CO2 atmosférico y alterarán los ecosistemas marinos de formas que aún se encuentran bajo investigación.

Faro en la costa de Florida, Estados Unidos. Foto: UN Ocean Image Bank / David Gross.
Faro en la costa de Florida, Estados Unidos. Foto: UN Ocean Image Bank / David Gross.

Evitar más daños

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático ha urgido repetidamente a evitar hacer más daños a los océanos y a multiplicar las medidas para evitar la acidificación, la desoxigenación y el calentamiento de sus aguas.

El informe de la UNESCO afirma que el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030) constituye una oportunidad única para convocar a los actores regionales y mundiales a establecer sus prioridades científicas comunes y a generar conocimientos, aplicaciones, servicios y herramientas para fortalecer las acciones de mitigación y adaptación relacionadas con el ciclo cambiante del carbono oceánico.

El objetivo del Decenio es proporcionar un marco propicio para las ciencias oceánicas diseñado y administrado conjuntamente por una gama amplia de actores que produzca una mayor aceptación y uso de las ciencias oceánicas para la acción y la innovación.

Conocimiento insuficiente

"La teledetección por satélite del estado de la superficie del mar, la temperatura, el viento, la salinidad, el hielo, la lluvia y la clorofila-a desempeña un papel fundamental en la cuantificación del carbono oceánico. Estas observaciones se utilizan de forma rutinaria para escalar mediciones in situ escasas, estudiar regiones heterogéneas, identificar la variabilidad impulsada biológicamente dentro del sumidero oceánico y proporcionar sustitutos para el intercambio de gases", señala el informe.

Sin embargo, el estudio reconoce que por el momento el conocimiento disponible es insuficiente para tomar las mejores decisiones, y agrega que estas lagunas de conocimiento desafían la capacidad de la comunidad científica para comunicar eficazmente al público en general cómo sería la remoción del CO2 marino.

Entre las preguntas que están por resolver que son cruciales para las sociedades y la toma de decisiones políticas,, el informe destaca:

  • ¿Continuarán los océanos actuando como un sumidero proporcional al carbono que se está emitiendo a la atmósfera como resultado de las actividades humanas?
  • ¿Cuál es la vulnerabilidad del océano al aumento de los niveles de CO2 y cuál es nuestra capacidad y necesidad de mitigar el aumento de los niveles de CO2 ?
  • ¿Podemos mejorar de manera segura el secuestro y almacenamiento de carbono por el océano?
  • ¿Cuáles son los factores antropogénicos naturales y humanos importantes que impactan el ciclo biológico del carbono y la salud de los océanos?
  • ¿Están cambiando las redes tróficas de la zona crepuscular y qué efecto tendrá esto en la evolución del ciclo del carbono oceánico?
  • ¿Cómo cambiará la absorción global de carbono en los océanos en el futuro con la disminución de las emisiones de Canthro?
  • ¿Está cambiando la reserva de carbono orgánico disuelto y cuáles son sus impactos en el clima, y eb el cambio ambiental?
  • ¿Cómo está cambiando el almacenamiento de enterramiento de carbono en reservorios clave del continuo tierra-océano?
  • ¿Cambiará la producción de aguas profundas y la circulación de vuelco meridional en una evolución del clima, y cuáles serán las consecuencias para la absorción de carbono oceánico?
  • ¿Cómo se pueden incorporar múltiples factores de estrés en el sistema de carbono oceánico al evaluar las observaciones y los resultados del modelo?
  • ¿Cuál es el impacto de la desoxigenación en el ciclo del carbono oceánico?
Las algas marinas pueden usarse como alimento para los animales y podrían ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Foto: Unsplash/Shane Stagner.
Las algas marinas pueden usarse como alimento para los animales y podrían ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Foto: Unsplash/Shane Stagner.

Principales recomendaciones

Para avanzar en el conocimiento sobre el ciclo del carbono en los océanos y en las posibles soluciones para protegerlo y mantener esta función de las aguas marinas, el informe de la UNESCO propone un programa conjunto de investigación que genere conclusiones y guíe la toma de decisiones adecuadas. Estas son sus principales recomendaciones sobre el programa:

  • Mantener y mejorar las observaciones sostenidas de carbono oceánico de alta calidad que son fundamentales para cuantificar la fuerza y la variabilidad del sumidero de carbono oceánico
  • Co-diseñar, financiar adecuadamente y operar sistemas de observación de carbono de manera cooperativa a través de organizaciones y entidades participantes, incluidas las del sector privado
  • Seguir utilizando la teledetección para la investigación sinóptica del ciclo del carbono oceánico.
  • Mejorar el desarrollo y la utilización de nuevas tecnologías con respecto a sensores y plataformas.
  • Apoyar las mejores prácticas en las mediciones y el intercambio de datos y cuantificar los presupuestos de incertidumbre con el uso de inteligencia artificial en la cuantificación de procesos, patrones e intercambios en el ciclo del carbono oceánico
  • Mejorar los vínculos entre la biogeoquímica y la ecología en lo que respecta al ciclo del carbono oceánico.
  • Integrar el continuo tierra-océano más plenamente en las evaluaciones globales del ciclo del carbono
  • Cerrar brechas importantes en nuestro conocimiento a través de estudios de procesos de laboratorio y de campo, incluidos estudios de geoingeniería debidamente escalados, para dilucidar los mecanismos y contribuir a la parametrización del modelo.
  • Construir sistemas de predicción de biogeoquímica y carbono oceánico confiables y completos a través de productos de síntesis mejorados, modelado y actividades de fusión de datos de modelos.
  • Avanzar en las actividades de asimilación de datos en la investigación del carbono oceánico

Cargar más

XS
SM
MD
LG