Enlaces de accesibilidad

Mundo

Netanyahu y Putin acuerdan seguir cooperando en Siria

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, saluda al premier de Israel Benjamin Netanyahu, en el Kremlin, Moscú, el 11 de julio de 2018.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente ruso, Vladimir Putin, acordaron hoy mantener su cooperación en Siria, después de que EE.UU. decidiera retirarse del país árabe.

Ambos abordaron la situación regional en una conversación telefónica en la que Netanyahu aseguró a Putin que su país está "decidido" a continuar sus esfuerzos "para impedir a Irán que se atrinchere militarmente en Siria", informó un comunicado oficial.

Además, Netanyahu felicitó el año nuevo al pueblo ruso y expresó sus condolencias por la tragedia de Magnitogorsk, en los Urales, donde 39 personas murieron esta semana en el derrumbe de un edificio de viviendas.

El jefe de Gobierno israelí sostiene que Israel seguirá atacando objetivos iraníes en Siria de manera "poderosa", tras advertir que la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar sus tropas de Siria no cambiará la política israelí en este territorio.

Después de conversar con el presidente ruso, Netanyahu tiene prevista este domingo una reunión en su residencia de Jerusalén con el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, John Bolton.

En los últimos años Israel ha llevado a cabo cientos de ataques en Siria contra objetivos iraníes o de sus aliados, y acusa a Irán de tratar de consolidar su presencia en Siria, que podría amenazar la seguridad del país, y armar militarmente a Hizbulá.

Los ataques contra Siria atribuidos a Israel se han reducido después de que un avión militar ruso fuera derribado en septiembre por las defensas aéreas sirias durante un ataque israelí en la ciudad de Latakia, causando la muerte de quince militares rusos.

Vea todas las noticias de hoy

Policía de Hong Kong realiza más detenciones y acusaciones

Activista detenido por la policía en Hong Kong

La policía de Hong Kong ha realizado más detenciones y acusaciones en virtud de una ley de Seguridad Nacional impuesta a la ciudad por Pekín; se trata ahora de un presentador de un programa de radio en línea por financiar la "secesión" y de un repartidor de comida por gritar consignas independentistas.

Radio Asia Libre informa que el locutor de radio online Wan Yiu-sing, conocido por su apodo Giggs, fue arrestado el sábado bajo sospecha de dar apoyo financiero para supuestas actividades independentistas, según un comunicado en su página de Facebook.

"Giggs y su esposa fueron arrestados esta mañana y acusados de lavado de dinero y de ofrecer apoyo financiero para la secesión", dijo una publicación en la página de Facebook de Wan.

Las acusaciones se relacionan con el artículo 21 de la Ley de Seguridad Nacional y se cree que están vinculadas a una serie de programas que hizo de ayuda educativa dirigido por la isla democrática de Taiwán, que nunca ha sido gobernada por el Partido Comunista Chino, PCCh, y que ha rechazado las reclamaciones de Pekín sobre su territorio.

Según el South China Morning Post de Hong Kong, Wan había pedido a las personas que donaran a través de Patreon para financiar tanto sus programas como el programa de ayuda de Taiwán, lo que llevó a la acusación de que estaba "colaborando con un grupo pro-independencia taiwanés."

Los cargos conllevan una pena máxima de prisión de cinco años en casos menores y de hasta 10 años en casos considerados "graves" por un juez designado por el gobierno.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que estaba profundamente preocupado por el arresto de Wan y lo calificó como un "ataque a los derechos humanos y la libertad de prensa".

Hasta ahora, se sabe que 32 personas han sido arrestadas bajo la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong.

El conductor de reparto de alimentos Ma Chun-man, de 30 años, gritó consignas a favor de la democracia cuando lo sacaron del Tribunal de Magistrados de West Kowloon después de ser acusado de "incitar a la secesión" por supuestamente corear consignas pidiendo la independencia de Hong Kong, informó Radio Asia Libre.

La Casa Blanca recibe, por primera vez en mas de 60 años, al jefe del gobierno del Tíbet en el exilio

El líder político del exilio tibetano, Lobsang Sangay (izq.), y su asistente Ngodup Tsering en la Casa Blanca.

El jefe del gobierno del Tíbet en el exilio, con sede en India, visitó la Casa Blanca la semana pasada para conversar con funcionarios de la administración de Donald Trump.

Este ha sido un desarrollo histórico en la política estadounidense con respecto al gobierno de China en la región políticamente sensible del Himalaya, precisó Radio Asia Libre, RFA.

La visita del 20 de noviembre de Lobsang Sangay, jefe electo o Sikyong de la Administración Central Tibetana, CTA, fue la primera de un líder exiliado tibetano en más de 60 años a la Casa Blanca y enfureció a China comunista, que considera al Tíbet como un "interés nacional fundamental" y un parte inseparable de China, indicó RFA.

Sangay se reunió durante una hora con representantes de la oficina del presidente Trump y el vicepresidente Michael Pence, dijo el líder exiliado educado en Harvard al Servicio Tibetano de RFA en una entrevista después de la reunión del viernes.

"Siento que éste fue un avance real para los futuros presidentes de la CTA después de haber tocado la puerta de las administraciones estadounidenses durante los últimos nueve años para obtener este reconocimiento", dijo Sangay, que ahora se acerca al final de su segundo y último mandato en el cargo.

Sangay dijo que había discutido temas que iban desde las violaciones de los derechos humanos de China en áreas tibetanas, incluido el meter a tibetanos en programas de trabajo forzoso, hasta la interferencia de Beijing en el reconocimiento de los líderes espirituales tibetanos y el impacto del desarrollo chino sobre el medio ambiente del Tíbet, informó Radio Asia Libre.

Congreso español rechaza condenar los crímenes del comunismo

Un cartel del PCE celebra el comunismo. (PCE en Villaverde | Facebook)

Para celebrar su victoria en el Congreso de los Diputados, el Partido Comunista de España ha empapelado Madrid con carteles en los que se lee: "El comunismo es vida". La semana pasada, los partidos gubernamentales PSOE y Podemos se negaron a condenar los crímenes del comunismo, una posición que hizo caer la propuesta del opositor Partido Popular (PP), que pedía censurar y equiparar a los totalitarismos nazi y comunista.

"Es una vergüenza para los españoles que existan dos partidos que gobiernan España que sean incapaces de condenar las barbaries del nazismo y el comunismo", lamentó Guillermo Gortázar, presidente de la Fundación Hispano-Cubana (FHC).

¿"El comunismo es vida"?: Acalorado debate en España
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:34 0:00

El Parlamento Europeo aprobó en 2019, con 535 votos a favor, 66 en contra y 52 abstenciones, una histórica resolución de condena de los crímenes de los totalitarismos nazi y comunista.

La propuesta del PP instaba al Gobierno español a "suscribir" la resolución de la Eurocámara e incorporarla a la legislación nacional sobre memoria histórica o democrática.

"No es coherente que el PSOE, que votó a favor de esa resolución en el Parlamento Europeo, se niegue a votarla en España, simplemente porque es prisionero de los votos de Podemos [para continuar en el gobierno]", reprochó Gortázar, en declaraciones a Radio Televisión Martí.

Debate acalorado

La resolución del PP, rechazada con los votos de socialdemócratas, comunistas, independentistas catalanes y nacionalistas vascos, afirmaba que "una memoria auténticamente democrática" debía "condenar todos los totalitarismos".

"Hemos condenado, profunda y reiteradamente, la dictadura franquista y los totalitarismos fascistas. Sin embargo, algo se ha olvidado: no hemos condenado desde las instituciones los totalitarismos comunistas y los crímenes cometidos por los comunistas", explicó el diputado Jaime Mateu (PP).

Y señaló que "tanto es así, que miembros del actual gobierno aún siguen reivindicando el comunismo y su memoria".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el debate, Valentín García, justificó la negativa de su partido: "Apoyamos la resolución del Parlamento Europeo, sí, pero no la manipulación chapucera que el Partido Popular hace de ella en esta proposición".

En representación de Podemos se pronunció Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España, para quien "cualquier equiparación del nazismo con otro sistema político -como el comunista- es complicidad y negacionismo".

Según Santiago, "tres veces, en cien años, la derecha en España ha ilegalizado al Partido Comunista, y ahora quiere, evidentemente, preparar el terreno para la cuarta ilegalización".

La resolución del Parlamento Europeo, aprobada el 19 de septiembre de 2019, recuerda que "los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones y fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad".

Además, preocupada por las "amenazas modernas que se ciernen sobre la democracia" y el papel de los jóvenes, pide "una cultura común de memoria histórica, que rechace los crímenes de los regímenes fascistas y estalinistas, y de otros regímenes totalitarios y autoritarios del pasado".

Las protestas en Minsk, Bielorrusia, no cesan

Arrestan en Hong Kong a tres ex legisladores pro democracia

Ted Hui

La policía de Hong Kong arrestó el miércoles a tres ex legisladores pro democracia por protestas ante el Consejo Legislativo este año.

El legislador Ted Hui, del Partido Democrático, dijo que había sido acusado por la policía de “crear disturbios que interrumpieron los procedimientos del Consejo Legislativo”, y fue arrestado bajo sospechas de afectar la Ordenanza de Privilegios y Poderes y la Ordenanza de Ofensas Contra la Persona, en relación con los incidentes que tuvieran lugar el 28 de mayo y el 4 de junio.

Hui fue acusado de llevar una planta en estado de putrefacción al Recinto del Consejo Legislativo, el 28 de mayo, y de rociar un líquido en los alrededores de una sala de reuniones, el 4 de junio, causando “zozobra mental” al presidente de la Comisión, Andrew Leung.

Hui declaró a la Prensa que era evidente que el Gobierno ya no habría de tolerar ninguna voz de oposición.

Agregó que si la policía interviene en la Legislatura cada vez que no está de acuerdo con algo que se expone, cuál es el valor de tener reglas de procedimiento. Lo que se ve es que todo lo que dicen los legisladores ahora es regulado por la policía.

Preguntó cuál es la diferencia entre este estado de cosas y un Estado policial. Dijo que "el arresto es otro testamento al pueblo de Hong Kong, y al resto del mundo, de que este régimen nos reprime a todos, a toda forma de oposición y disensión". Agregó que parecería que la policía estaba determinada a acusarles de algo, sin importar que sus acciones se ajustaran o no, al supuesto crimen cometido.

Mientras tanto, el activista Eddie Chu, de la Liga de Justicia de Tierra y el ex legislador Ray Chan fueron acusados de desacato y de “intento de administrar una substancia nociva para causar daño, angustia mental o angustia a otra persona”.

El grupo de derechos del Reino Unido, Hong Kong Watch, declaró que el incidente de mayo tuvo lugar mientras el Consejo Legislativo debatía una ley que criminalizaría las protestas contra el himno nacional de China, y agregó que los tres habían pagado previamente, multas de entre 6.707 dólares y 12.898 dólares cada uno, por los incidentes.

Sus arrestos siguen a la descalificación de China a cuatro miembros pro democracia del Consejo Legislativo, lo que provocara la crítica del Reino Unido, que acusó al Partido Comunista de China de violar el Tratado de 1984, en el que promete proteger las libertades de la ciudad de Hong Kong.

El Comité del Congreso Nacional del Pueblo de China decretó a principios de mes que los legisladores de Hong Kong “deberían ser descalificados si…apoyaban la independencia de Hong Kong, si reusaban reconocer la soberanía de China, si pedían que fuerzas armadas extranjeras interfirieran en los asuntos de la ciudad o si de otras formas amenazaran la seguridad nacional de China”.

Dicha descalificación promovió la renuncia en masa, de 15 legislaores pro democracia.

EEUU dijo apoyar al Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Canadá al señalar la descalificación de China de legisladores electos de Hong Kong como un claro incumplimiento de sus obligaciones internacionales.

Cargar más

XS
SM
MD
LG