Enlaces de accesibilidad

Cuba

Negocios luchan por subsistir en una Habana sin turistas (VIDEO)

Diana Figueroa prepara tragos para llevar en su restaurante en La Habana.

Desde un restaurante que mezcla cócteles hasta una empresa de cosméticos que entrega productos caseros en bicicleta, los emprendedores cubanos están encontrando vías alternativas para hacer frente al cierre de sus negocios a causa del coronavirus.

Para detener la propagación de la pandemia, el gobierno de Cuba ha cerrado las fronteras en los últimos siete meses, con la excepción de algunos centros turísticos, mientras que recientemente cerró en La Habana por segunda vez debido a un incremento de los casos.

La drástica acción ha limitado las muertes por COVID-19 a 122 personas en la isla de 11 millones de habitantes, aunque casi ha cerrado la vital industria turística, que se suma a problemas económicos ocasionados por las sanciones estadounidenses.

Cuentapropistas se reinventan durante la pandemia
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

En el distrito colonial de La Habana, donde son visibles una mezcla edificios históricos restaurados y el deterioro urbano, las calles que alguna vez estuvieron atestadas de turistas permanecen vacías y muchas tiendas han sido cerradas.

La taberna "El Jíbaro", propiedad de David Roque y Diana Figueroa, ha encontrado la forma de sobrevivir e incluso crear algunos puestos de trabajo a través de un servicio de comida y coctelería para llevar.

"La cuarentena se convirtió en una gran oportunidad desde que empezamos a desarrollar las mezclas, tomando en cuenta, los cócteles de la casa y ahora los clásicos como el Mojito, Cuba Libre y Daiquiri”, dijo Roque.

Con otros restaurantes realizando entregas similares, miles de motociclistas en La Habana han intensificado la entrega de comida antes de las 19.00 hora local cuando empieza el toque de queda. Otros transportan pasajeros a escondidas sin licencias, mientras que autobuses, taxis y autos clásicos como los Chevrolet permanecen detenidos.

Aunque el Gobierno no ha proporcionado las estadísticas sobre la contracción económica provocada por la pandemia, ha forzado algunos cambios en la política.

El gobernante Miguel Díaz-Canel dijo en julio que la crisis económica se prolongaría al menos algunos años mientras anunció algunas reformas orientadas al mercado, incluida la de dar "prioridad inmediata a la expansión del autoempleo".

Recientemente, a los restaurantes privados se les ha otorgado acceso a algunos puntos de venta mayorista estatales, mientras se ha dado luz verde a las pequeñas empresas para exportar e importar, dos demandas de larga duración de un sector fuertemente regulado.

Incluso con esos cambios, la mayoría de los expertos nacionales y extranjeros pronostican este año al menos una caída del 8 por ciento del Producto Interno Bruto, luego de que Cuba promedió un lento crecimiento anual del 1,4 por ciento desde 2016.

El Estado cubano opera la mayor parte de la economía, mientras que el sector no estatal, excluida la agricultura, está compuesto principalmente por pequeñas empresas privadas y cooperativas, así como artesanos, taxistas y comerciantes.

Todos están bajo la rúbrica de autónomos, que suman 600.000, o el 13 por ciento de la población activa antes de la pandemia.

Oniel Díaz, que dirige la consultora de negocios AUGE, estimó que 250.000 personas del sector privado, la mayoría de ellos vinculados al sector turístico, habían perdido la mayoría de sus ingresos desde marzo.

Sin embargo, dijo que algunas empresas se habían reinventado al satisfacer las necesidades producidas en medio de la escasez.

Corpus, una empresa de cosméticos orgánicos, tuvo que adaptarse para sobrevivir en medio de las medidas oficiales que imponen distanciamiento social y las dificultades para importar productos, incluyendo la escasez de pasta dental y champú.

"Soñamos durante años con hacer nuestros propios cosméticos para nuestros clientes, así que eso es lo que hicimos", dijo Suney Peña, quien fundó el negocio en 2016.

Ahora, las siete mujeres del personal de la empresa pueden ser vistas en La Habana en bicicletas buscando aceite de oliva, coco, jengibre, romerillo, albahaca, canela y otros ingredientes para sus productos, que entregan luego usando el mismo medio de transporte.

Vea todas las noticias de hoy

"A mí no me mandan ni un kilo": algunos cubanos piden cierre de tiendas en dólares

Medidas de higiene antes de entrar a una tienda. REUTERS/Alexandre Meneghini

Cubanos en las redes sociales piden el cierre de las tiendas en dólares y que a la vez se abastezcan los establecimientos que venden productos en moneda nacional en la isla.

El post que exige el cierre de las tiendas en dólares en Cuba escrito por la usuaria identificada como Eli Maura, en la página Cubavisión Noticias de Cuba y el Mundo, alcanza las más de 3000 reacciones, una de ellas la de Félix Escalante con quien Radio Martí pudo contactar.

“Las tiendas están llenas de cosas y uno no tiene acceso a las tiendas porque están en dólares americanos. Aquí hay varias gente que reciben dólares, lo que pasa es que yo mismo tengo familia y no me mandan ni un kilo. Deberían quitar eso de los dólares, porque el problema es que no tenemos acceso. Ahora hay jabones, detergentes, hasta comida en las tiendas en dólares americanos y cuándo van a comprar en los otros establecimientos no hay prácticamente nada", declaró a Radio Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00


En su respuesta Escalante escribía: "Solo pedimos dignidad, todo lo malo que pasa lo paga el pueblo, ahora hay que pasar miseria viendo como la clase adinerada de este país tiene prioridad".

Desde el 20 de julio de este año, hace ya unos tres meses, se inició la venta en dólares de varios productos alimenticios y de aseo, de los que llama la prensa en la isla “gama media y alta”, que son aquellos de gran demanda y de escasa o nula presencia en los anaqueles para venta en peso cubano o por la libreta de racionamiento.

Sobre el descontento de los cubanos con las tiendas en dólares en twitter un usuario identificado como Juan Gallardo escribía: "Si no hay comida para vender por la libre, entonces que cierren las tiendas en dólares y se venda esa comida en pesos cubanos".

“Agua y lodo es lo que tenemos", decenas de migrantes cubanos atrapados en Costa Rica

Campamento de refugiados, La Cruz en Costa Rica

Embarazadas y menores conforman el grupo de medio centenar de cubanos que permanece en un precario campamento en la región rural de La Cruz de Guanacaste, Costa Rica.

Son el remanente de unos 400 caribeños que en agosto último habían quedado varados en la localidad tica de Peñas Blancas, fronteriza con Nicaragua y que fueron alojados en La Cruz.

“Quedamos 48, hay 3 embarazadas y tres niños, uno con discapacidad física”, dijo a Radio Televisión Martí, Adam Ramírez Arango, uno de los migrantes, quien agregó que el resto partió de manera irregular hacia la frontera de México con EEUU, en medio de una pandemia y férreas restricciones migratorias.

Adam Ramírez, en el campamento de refugiados, La Cruz en Costa Rica
Adam Ramírez, en el campamento de refugiados, La Cruz en Costa Rica

Al norte, les queda Nicaragua, país que mantiene sus fronteras cerradas debido a la crisis sanitaria y solo permite el ingreso a aquellas personas que porten una constancia oficial del resultado negativo de la prueba por COVID-19.

El gobierno de Costa Rica ha decidido mantener a los cubanos en su territorio y no optar por la deportación, proceso que tradicionalmente el gobierno de San José no lleva a vía de hecho en el caso de los caribeños, siempre y cuando no contravengan las leyes del país.

Cabe recordar que a finales de 2015, Costa Rica acogió a 4, 817 provenientes del Tapón de Darién, Colombia.

El entonces presidente Luis Guillermo Solís enfrentó aquel éxodo y gestionó con éxito el cuidado de los cubanos y su posterior traslado aéreo a México y El Salvador.

Hoy, el campamento de La Cruz, habitado por 27 hombres, 18 mujeres y 3 niños, todos cubanos, está cercado y custodiado por cuatro agentes de la Dirección de Inmigración.

José Angel López salió de Cuba en busca de un sueño de progreso y libertad, cruzó la selva colombiana y en Costa Rica, las instituciones a las que recurrió en busca de ayuda jamás lo atendieron.

José A. López, dice sentirse abandonado
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:12 0:00

“Entre ellas, la Agencia de Naciones Unidas para Refugiados, (ACNUR), nunca nos ayudaron, siempre nos dejaron en pausa y ningún funcionario del gobierno ha venido a dar la cara”, dijo.

En entrevistas con Radio Televisión Martí, representantes de ACNUR en Costa Rica han asegurado que desde el primer momento la agencia se hizo presente en el lugar y asistió al Gobierno en las necesidades humanitarias de este grupo.

Asimismo, indicaron haber participado en las gestiones con las diferentes entidades gubernamentales para que los cubanos fueran recibidos en La Cruz.

Una decena de estos migrantes cruzó el Darién proveniente de suramérica, el resto llegó a Costa Rica vía Nicaragua, algunos hace seis meses, otros hace más de un año.

Desde enero 2019, el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua brinda a los cubanos facilidades de viaje.

Solo es necesario pasaporte vigente, un boleto aéreo de ida y vuelta, llenar el formulario de Solicitud de visa que llega por correo electrónico, y pagar 30 CUC por el visado.

En el campamento, la atención sanitaria corre a cargo de una doctora y un equipo de paramédicos con dos ambulancias de la Cruz Roja, que permanecen en el sitio entre las 7 am y 4 pm. La alimentación está garantizada tres veces al día.

“Según nos han informado el contrato con la Cruz Roja termina el próximo día 30,” dijo Ramírez que como la mayoría, salió de Cuba vía Nicaragua.

Yonalky Ruíz, cubana embarazada en el campamento La Cruz
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:15 0:00

Yonalky Ruíz está embarazada, se encuentra en el campamento desde el 7 de agosto de 2020 con su esposo y su hijo de 12 años, que sufre parálisis del brazo derecho.

“Me encontraba en condiciones de calle, no tenía para pagar el alquiler y nadie me ofreció ayuda por eso estoy aquí”, dijo la mujer que tiene cinco meses de embarazo y padece diabetes.

Entre 10 y 6 cubanos conviven repartidos en 8 carpas, blanco de los fuertes aguaceros que por esta época asolan con furia el interior de Costa Rica y provocan, entre otros inconvenientes, la filtración del agua.

“Cuando llueve casi perdemos lo poco que tenemos porque la lona de las carpas no aguanta y penetra el agua”, dijo el joven de 34 años que dejó su natal Matanzas hace poco más de un año en busca de mejores oportunidades.

Los migrantes quedan impávidos ante el diluvio y el consiguiente lodazal que rodea el refugio, carente de un camino asfaltado para llegar hasta los servicios sanitarios portátiles.

“Agua y lodo, es lo que tenemos", cuenta Ramírez.

Hasta el momento, ninguno de los cubanos en el campamento ha contraído el coronavirus pese a un aumento de casos reportados en las últimas semanas en la zona que ha obligado a las autoridades sanitarias de La Cruz a decretar la alerta naranja.

Según cifras de la Agencia del Alto Comisionado para Refugiados de Naciones (ACNUR) en Costa Rica ha registrado a más de 1,000 ciudadanos provenientes de Cuba en lo que va de año.

Campesinos y expertos anticipan que Plan para Soberanía Alimentaria será otro fiasco

AP Photo / Ramon Espinosa

El Plan para la Soberanía Alimentaria, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 22 de julio, pretende dar a los gobiernos municipales una mayor autonomía para gestionar la agricultura y la ganadería, supeditadas por décadas al poder central del Estado.

Sin embargo, expertos entrevistados por Radio Televisión Martí, concluyen que la liberación de la fuerzas productivas y la entrega de las tierras a los campesinos, es el único camino para incrementar la producción de alimentos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

Para el economista y profesor universitario Elías Amor Bravo, el anuncio del gobierno es más de lo mismo, puesto que el régimen desde los años 60 eliminó toda forma de propiedad privada, mediante las nacionalizaciones y confiscaciones y no pagaron nunca los derechos a sus propietarios y desde entonces la iniciativa privada ha sido abolida.

“Continúa dependiendo la producción del sector estatal que puede ser central o municipal, pero al caso es lo mismo, son funcionarios burócratas que no actúan por la rentabilidad productiva, del beneficio, de la innovación, que son los valores que el sector privado aporta en una gestión económica y que en Cuba están proscritos”, expresó el académico.

Los dirigentes del gobierno saben que tienen que hacer cambios, pero se resisten a los mismos, comentó desde Mayarí, en la provincia de Holguín, el biólogo y experto agrícola Osmel Ramírez.

“Los campesinos cubanos necesitan cambios reales con respecto al derecho a la comercialización y hacer contratos con el sector privado, que sea legal y que todo esté en orden y eso estimule la producción y también que se libere el mercado incluso. Si no se hace eso, realmente no hay un cambio que verdaderamente marque la diferencia”, aseguró el especialista.

Con este plan, presentado por el ministro cubano de la Agricultura Gustavo Rodríguez Rollero en la 36 Conferencia Regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), sigue la administración estatal en control de la agricultura, nos dice desde Pinar del Río, el presidente de la Liga de Campesinos Independiente de Cuba, Esteban Ajete Abascal.

“Esto es una mentira de cuello blanco, en realidad lo que han hecho es adornar el panorama en medio de la crisis actual, pero la situación sique igual y seguirá así, mientras este sistema se mantenga en el poder”, dijo el campesino.

El gobierno cubano es el único responsable de la destrucción de las industrias azucarera y ganadera en la isla, afirma el agricultor privado Emiliano González, desde Bayamo, en la provincia de Granma.

“Que dejen producir a los campesinos privados lo que ellos quieran, y que los dejen vender en el mercado libremente, sin el control del estado y sin el control de acopio”, nos dijo Emiliano.

Según datos oficiales, en cada municipio cubano existen como promedio entre 4.000 y 5.000 mil fincas y cada órgano político administrativo regional, según el plan propuesto, tendrá que coordinar todas las explotaciones agropecuarias, especializaciones, rendimientos, particularidades geográficas y las necesidades concretas de cada territorio.

En la Habana, la economista Martha Beatriz Roque Cabello destaca que el anunciado proyecto es más de lo mismo y tergiversado. Los gobiernos municipales no tienen el conocimiento, ni la capacidad para decirle a los hombres del campo lo que tienen que producir.

“La planificación centralizada es la muerte de la agricultura, y lo que ocurrirá es que no habrá producción y no tendrá comida el pueblo de Cuba”, señaló la opositora.

La isla comunista importa anualmente 2.000 millones de dólares en alimentos, mientras que el 70 por ciento de las tierras se encuentran en manos del estado, muchas de ellas improductivas e infestadas de marabú.

Brote de escuela de cadetes suma 30 casos; Cuba reporta 29 nuevos contagios

Audiencia sanitaria en Consolación del Sur. Foto tomada de Telepinar.

Un total de 29 cubanos fueron diagnosticados con COVID-19, según el más reciente reporte de las autoridades sanitarias de la isla.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba indicó en el parte de este lunes que 25 de los nuevos casos fueron contactos de casos confirmados, dos sin fuente de infección precisada y dos con fuente de infección en el extranjero.

Las provincias de mayor incidencia son Pinar de Río, en la fase de transmisión autóctona limitada, donde varios municipios están en cuarentena y Artemisa, con 11 nuevos casos en Caimito.

Con esta cifra asciende a 30 casos el brote en la Escuela de Cadetes que comprometió inicialmente a jóvenes de entre 17 a 21 años, que tuvieron contacto con hasta 189 personas.

Según la prensa local, se ha confirmado que los enfermos son de la Escuela Interarmas Antonio Maceo (Unidad Militar 3088) que en su mayoría cursaban el primer curso.

Consolación del Sur es uno de los municipios de Pinar del Río que reporta mayor cantidad de casos positivos a la COVID-19 y mantiene un área en cuarentena, donde residen más de 20 mil personas y se acumulan 42 casos diagnosticados.

Consolación del Sur mantiene nueve áreas de control de foco con máxima restricción de movimiento, pero en algunos sitios las personas continúan aglomerándose en colas para adquirir alimentos, según dijo el activista Esteban Ajete a Radio Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:06 0:00


[Con reporte de Ivette Pacheco]

El ciudadano cubano que pidió asilo político en España se encuentra en Estambul

 Luis Carlos Falcón Moreno en la sala de detenidos del Aeropuerto de Barcelona.

El ciudadano cubano Luis Carlos Falcón Moreno, quien fracasó la semana pasada en su intento de obtener asilo político en España, donde viven su esposa e hijo, se encuentra en Estambul.

“Ya estoy en Turquía. Ningún problema. Todo bien en el aeropuerto, regresé sin ningún tipo de dificultad. No me preguntaron mucho”, dijo el domingo Falcón Moreno a Radio Televisión Martí.

“Yo les dije (a las autoridades turcas) que no pude entrar a España porque Cuba ahora en este momento no tiene acceso a España”, explicó el exdibujante del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

“Me dijeron (en Turquía) que podía quedarme 10 días o podían darme la oportunidad de hacer una residencia de turista para un tiempo indeterminado”, detalló Falcón Moreno tras comentar que está “en un lugar seguro” y que tiene la posibilidad “de apelar” la decisión de España de negar su petición de asilo.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Dijo en ese sentido que está estudiando las alternativas que tiene para tratar de reunirse con su familia en España. “Estando aquí en Turquía al menos tengo más oportunidades de volver a intentar”.

Antes de llegar a Barcelona, España, Falcón Moreno había viajado por Rusia, Georgia y también Turquía.

En un video enviado a la corresponsalía de Radio Televisión Martí en Madrid, el hombre de 35 años explicó que había salido de Cuba desde hace cinco años "huyendo de la dictadura" y que en la isla había sufrido hostigamiento, no le permitían trabajar legalmente y le amenazaban por sus ideas políticas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG