Enlaces de accesibilidad

Salud

Vacuna COVID-19: ¿Por qué hay que seguir utilizando mascarilla después de recibirla?

Un padre con su hijo durante la pandemia COVID en la comuna 13 de Medellin, en Colombia. IMF/Joaquín Sarmiento.

Aplicarse la vacuna del coronavirus no es una carta blanca para ignorar las medidas de salud como el distanciamiento físico y lavado de manos. Dos expertas de la Organización Mundial de la Salud responden a preguntas comunes sobre la vacunación y refutan varios mitos que rodean a las inmunizaciones.

Las vacunas salvan millones de vidas cada año y funcionan entrenando y preparando las defensas naturales del cuerpo, el sistema inmunológico, para reconocer y combatir los virus y bacterias a los que atacan. Si el cuerpo se expone posteriormente a esos gérmenes que causan enfermedades, entonces está inmediatamente listo para destruirlos y prevenir enfermedades.

En medio de la pandemia actual, las vacunas son vitales no solo para salvar vidas, sino también para prevenir los efectos a largo plazo del COVID-19, que apenas los científicos comienzan a comprender.

Actualmente el número de vacunados contra la enfermedad ya supera el número de casos nuevos, estas son buenas noticias, pero la proporción de personas protegidas por ahora alcanza aproximadamente solo el 1,5% de la población de los países de Europa donde ya se ha comenzado un programa de inmunización, por ejemplo.

Mientras avanzan las campañas de vacunación para los trabajadores de salud y los grupos de alto riesgo alrededor del mundo, las medidas de salud como utilizar mascarilla, mantener el distanciamiento físico, evitar multitudes y lavarse las manos continúan siendo la herramienta más fuerte para disminuir los contagios y a la vez evitar que aparezcan nuevas mutaciones, posiblemente más peligrosas, del virus SARS-CoV-2.

Pero ¿y qué pasa con las personas que ya han sido vacunadas?, ¿ya pueden volver a su vida “normal”?. Esto es lo que dicen dos expertas de la Organización Mundial de la Salud.

RDIF - La científica rusa Daria Egorova,muestra la vacuna Sputnik V contra el COVID-19.
RDIF - La científica rusa Daria Egorova,muestra la vacuna Sputnik V contra el COVID-19.

¿Cuándo se activa la inmunidad y cuánto tiempo protegerá al vacunado y a los demás?

Las vacunas aprobadas actualmente contra el COVID-19 son todas de dos dosis. Después de la primera dosis, existe una buena respuesta inmune que se activa aproximadamente dos semanas después de ser aplicada.

Sin embargo, es realmente la segunda dosis la que luego aumenta esa respuesta inmune y la inmunidad ya adquirida se vuelve aún más fuerte después de su aplicación dentro de un período de tiempo más corto.

“Todavía no sabemos cuánto tiempo dura la inmunidad de las vacunas que tenemos a mano en este momento. Estamos siguiendo a las personas que han recibido vacunas para averiguar si su respuesta inmunitaria es duradera y para saber el tiempo durante el cual están protegidas contra la enfermedad. Así que realmente tendremos que esperar a que pase el tiempo para ver cuánto dura la efectividad de estas vacunas”, explica la doctora Katherine O’Brien, experta en vacunas de la OMS.

Personas con mascarillas contra el COVID-19 en un mercado de París, Francia.
Personas con mascarillas contra el COVID-19 en un mercado de París, Francia.

Después de ser vacunado, ¿puedo contraer COVID-19 y también puedo infectar a otros?

Los ensayos clínicos demostraron que las vacunas protegen a las personas contra el desarrollo de la enfermedad de COVID-19, que puede ser leve, moderada o grave.

Lo que aún no se sabe de los ensayos clínicos es si las vacunas también protegen a las personas de simplemente infectarse con el virus SARS-CoV-2 y si protegen o no contra la transmisión a otra persona.

“Entonces, esta es una parte realmente importante de nuestra comprensión sobre lo que hacen estas vacunas. ¿Solo protegen contra enfermedades o también protegen contra la infección y la transmisión a otra persona, incluso si no tiene ningún síntoma?”, explica O’Brien.

Después de ser vacunado, ¿puedo contraer COVID-19 y también puedo infectar a otros?
Después de ser vacunado, ¿puedo contraer COVID-19 y también puedo infectar a otros?

¿Por qué es necesario continuar con las precauciones incluso después de la vacunación?

La comprensión científica del efecto de las vacunas va evolucionando a medida que surgen más estudios.

“Estamos aprendiendo sobre la protección de las vacunas y una cosa que está clara es que la mayoría de los ensayos clínicos han reportado una protección contra la enfermedad grave que significa hospitalización y muerte. Y en los ensayos clínicos que se han realizado hasta ahora con los siete u ocho candidatos que conocemos, no ha habido ningún caso de muerte o caso grave en el grupo de los vacunados, sin importar cuál recibieron”, asegura la científica jefa de la OMS, la doctora Soumiya Swaminathan.

La experta explica que recientes informes indican que aquellos que han sido vacunados y se infectan podrían tener una carga viral menor, y, por lo tanto, menos posibilidades de infectar a otros.

“Pero hasta que no sepamos completamente sobre esto, es importante que las personas, incluso después de la vacunación, tomen precauciones, usen una mascarilla, se laven las manos, y mantengan el distanciamiento físico, porque incluso si tienen una infección asintomática y puede que no se enfermen porque recibieron la vacuna, aún podrían portar el virus y contagiarlo a otras personas. Por tanto, debemos asegurarnos de controlar la propagación de la infección”, afirma Swaminathan.

La doctora O’Brien por su parte ha recordado que además tampoco ninguna vacuna es 100% eficaz.

"Ahora es el momento de intensificar todas las medidas de protección, mientras se distribuyen las vacunas, porque cuanto más circule el coronavirus más posibilidades hay de que mute a una variante que responda peor a las vacunas", dice.

Una mujer utiliza mascarilla mientras trabaja en Turquía.
Una mujer utiliza mascarilla mientras trabaja en Turquía.

Y, ¿entonces para qué vacunas si tenemos que seguir tomando precauciones? ¿O será solo un tiempo?

Ahora mismo, el mundo se encuentra en una situación en la que todavía hay una transmisión muy amplia en muchos países, es decir, aún está fuera de control, explica la experta Katherine O’Brien.

“Por lo tanto, el tiempo que necesitemos para continuar con estas precauciones dependerá realmente de lo que las comunidades y los países puedan hacer para realmente aplastar este virus, para acabar con la transmisión. Y de esa manera, las vacunas pueden hacer un mejor trabajo para prevenir la enfermedad”, agrega.

O´Brien señala que tampoco existen pruebas todavía para usar la vacuna en algunos grupos de edad, como por ejemplo los niños.

“Así que, por el momento, esos grupos de edad seguirán estando en riesgo de contraer enfermedades e infecciones y podrán transmitirlo a otras personas”.

Otra razón para cuidarse es que las vacunas escasean, por lo que todavía no hay suficientes en la comunidad para proteger a todos.

“¿Por cuánto tiempo debemos continuar esas intervenciones? El tiempo lo dirá. Una vez que tengamos una amplia cobertura de vacunación en la comunidad, cuando sepamos más sobre lo que realmente puede hacer la vacuna para prevenir la infección, y podamos comenzar lentamente a quitar el pie del pedal de estas otras intervenciones y asegurarnos de que la transmisión, nuevamente, no ocurra”, concluye O’Brien.

La vacuna desarrollada por Oxford y manufacturada por AstraZeneca tendría hasta un 76% de efectividad.
La vacuna desarrollada por Oxford y manufacturada por AstraZeneca tendría hasta un 76% de efectividad.

Recomendaciones de las vacunas

Hasta la fecha, El Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (SAGE por sus siglas en inglés) ha emitido recomendaciones para tres vacunas específicas: Pfizer, Moderna, y Oxford/AstraZeneca.

Para los tres productos, la recomendación ha sido la misma: no existen datos sustantivos relacionados con el impacto en la transmisión o la diseminación viral. La inmunidad persiste durante varios meses, pero aún no se conoce la duración completa, por lo tanto, deben seguirse utilizando las medidas de salud.

Mitos y respuestas sobre las vacunas

Hay muchos rumores y mitos sobre las vacunas y COVID-19 que circulan en redes sociales, y han hecho a las personas reacias a aplicárselas a pesar de que científicamente se ha comprado que son seguras y efectivas, la doctora O’Brien respondió sobre algunos.

Las vacunas causan infertilidad

“Las vacunas que administramos no pueden causar infertilidad. Este es un rumor que se ha difundido sobre muchas vacunas diferentes y no hay nada de cierto en el rumor. No existe una vacuna que cause infertilidad”.

Las vacunas cambian el ADN

“Hemos escuchado mucho este rumor. Ahora tenemos dos vacunas que se conocen como vacunas de ARNm, y no hay forma de que el ARNm pueda convertirse en ADN. Y no hay forma de que el ARNm pueda cambiar el ADN de nuestras células humanas.

¿Qué es el ARNm?, son las instrucciones al cuerpo para producir una proteína. La mayoría de las vacunas se desarrollan al administrar una proteína o un componente pequeño y diminuto del germen contra el que estamos tratando de vacunar. Y este es un nuevo enfoque en el que, en lugar de dar esa pequeña parte, simplemente le damos las instrucciones a nuestros propios cuerpos para hacer esa pequeña parte y luego nuestro sistema inmunológico naturalmente responde a ella”.

Los químicos de las vacunas son peligrosos

“Las vacunas que tenemos son vacunas seguras. Todos los componentes que forman parte de las vacunas se someten a pruebas rigurosas para garantizar que todo lo que contiene, en la dosis que contiene, sea seguro para los seres humanos.

Las vacunas contienen una serie de elementos diferentes y cada uno de ellos se prueba. Antes de que se administren a un ser humano, se prueban en animales y se prueban para detectar cualquier tipo de problema en el animal. Y solo entonces entran en seres humanos, donde realizamos pruebas en ensayos clínicos con decenas de miles de personas que reciben las vacunas antes de que se autoricen para su uso en el público en general.

Y la seguridad es la parte más importante de esos ensayos clínicos. Cada vacuna pasa por una evaluación de seguridad para asegurarse de que sea segura antes de que se use en el público en general. Además de eso, la fabricación de las vacunas tiene una supervisión constante de la calidad, de modo que se garantiza que cada ingrediente que se incluye en la vacuna sea de la más alta calidad y seguro para su uso en humanos”.

El presente artículo fue realizado con las afirmaciones de las doctoras Katherine O’Brien y Soumiya Suaminathan durante conferencias de prensa y videos explicativos de la Organización Mundial de la Salud, así como utilizando guías de la agencia.

Vea todas las noticias de hoy

Estudio: Una sola dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech reduce la transmision del COVID-19

La doctora Yomaris Peña, del centro de salud Somos Cummunity Care, extrae los últimos residuos de un frasco de la vacuna de Pfizer/BioNTech en enero pasado.

El estudio afirma que una sola vacuna de Pfizer-BioNTech puede reducir hasta cuatro veces los riesgos de transmisión de personas asintomáticas, y el riesgo de otras personas de enfermarse.

Tres nuevos estudios británicos muestran que la vacuna Pfzier-BioNTech COVID-19, que se considera una vacuna de dos dosis, redujo la transmisión del virus después de una primera dosis, particularmente en personas que previamente habían dado positivo.

Un estudio realizado por el Hospital de la Universidad de Cambridge del Reino Unido y publicado el viernes sugiere que una sola dosis de la vacuna Pfizer BioNTech puede reducir cuatro veces el número de infecciones asintomáticas por COVID-19. Según los investigadores, eso indica que la vacuna podría reducir significativamente el riesgo de transmisión del virus de personas asintomáticas, así como proteger a otras de enfermarse.

El investigador principal del estudio, el doctor Mike Weekes, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de la Universidad de Cambridge, dijo: “Esta es una gran noticia: la vacuna Pfizer no solo brinda protección contra la enfermedad por SARS-CoV-2, sino que también ayuda a prevenir la infección, reduciendo el potencial para que el virus se transmita a otras personas".

El estudio no ha sido revisado por pares, pero los investigadores dicen que lo publicaron antes de esa revisión debido a la urgente necesidad de compartir información relacionada con la pandemia.

Otros dos estudios, publicados el jueves por la noche en la revista médica británica The Lancet, indican que una sola dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech es suficiente para proteger a las personas que han tenido COVID-19 de contraerlo nuevamente.

Los estudios fueron realizados por el University College London, el Public Health England y el Imperial College of London.

Genética Médica de Cuba recomienda vacunar a los niños contra COVID-19

Un grupo de niños jugando en la calle sin protección contra el COVID-19.

El Centro Nacional de Genética Médica de Cuba recomendó vacunar a los niños como una medida preventiva contra la propagación del COVID-19 y alerta que los que ya se han contagiado están en riesgo de reinfección.

El estudio Factores de riesgo genético asociado a la severidad clínica de la COVID-19 en pacientes cubanos, presentado por la doctora Beatriz Marcheco Terruel, directora del centro, sugiere recurrir a la vacunación profiláctica de los menores de edad.

"Los menores de 18 años son diseminadores silentes de la enfermedad, al presentar con mayor frecuencia formas asintomáticas", indica una reseña de la investigación publicada en el sitio de la presidencia de Cuba.

"Casi la mitad de los niños que se contagiaron no poseen anticuerpos frente al SARS-CoV-2, lo que supone un riesgo potencial de reinfección" por lo que recomienda "considerar este hecho en el diseño de estrategias de prevención, incluyendo la vacunación profiláctica", explica la investigación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda vacunar a niños menores de 16 años, incluso si pertenecen a un grupo de alto riesgo, al menos así lo ha aclarado sobre la vacuna Pfizer-BioNTech.

En el caso de las vacunas de Oxford/AstraZeneca (AZD1222) y Moderna (ARNm-1273) la OMS "no recomienda la vacuna para menores de 18 años, a reserva de los resultados de nuevos estudios".

Pero las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) anunciaron que el ensayo de las vacunas de producción nacional Soberana 01 y Soberana 02 se iniciará en menores de edad a finales de este mes.

El doctor en Ciencias Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay de Vacunas (IFV) dijo que el estudio se dará en personas en edades entre cinco y 19 años.

“No pensamos que sea necesario bajar de ese rango de edad, porque los casos de lactantes infectados con la enfermedad son generalmente por cierto nivel de descuido”, declaró Vérez Bencomo, durante un encuentro virtual con la Organización Panamericana de la Salud.

El experto dijo que el Instituto tiene una vasta experiencia de ensayos clínicos en edades pediátricas y señaló que la edad de cero a 5 años resulta la más inmunizada y constituye una intensidad de vacunación muy alta, aunque indicó "se podrá analizar en el futuro esa posibilidad".

El MINSAP reporta diariamente numerosos contagios de pacientes en edades pediátricas, incluyendo a bebés y lactantes. En los últimos días esta cifra de menores sobrepasa el centenar, por lo que las autoridades médicas han manifestado preocupación.

El estudio de genética asegura que "no se encontró evidencia de trasmisión vertical de la enfermedad madre-hijo, ni de efectos teratogénicos (sustancias que causan malformaciones en los fetos) como consecuencia de la infección ni del manejo terapéutico".

La investigación del centro de genética arroja también otros resultados:

  • En La Habana, el nivel de envejecimiento de los municipios de la región norte incrementa la frecuencia de adultos mayores con formas graves.
  • Seguimiento prolongado a los pacientes que presentaron formas graves.
  • La persistencia de síntomas durante la convalecencia fue independiente de la severidad de la enfermedad.
  • El incremento de la edad y la presencia de grupo sanguíneo «A» son factores de elevado riesgo para el desarrollo de formas severas de la COVID-19 en el grupo de adultos mayores.
  • Son factores de riesgo de mortalidad el padecer cáncer y diabetes mellitus.
  • Una estrategia personalizada de vacunación para los pacientes asintomáticos y leves, que mostraron menor cantidad de anticuerpos y tienen mayor vulnerabilidad respecto a reinfección por el virus.
  • Los individuos enfermos que presentan la característica genética de la variante A del gen para el TNF-alpha, en particular de la región oriental del país, mostraron una estadía hospitalaria superior y resultaron 4.6 veces más sintomáticos comparados con el resto de las regiones y la variante genética G del propio gen.

Países europeos contemplan instaurar un "pasaporte de vacunación"

Un adulto mayor es vacunado en el Condado Riverside, de California, en EE. UU., el 15 de enero pasado. (Photo by Frederic J. BROWN / AFP)

La idea había sido mencionada pero ahora está siendo considerada. Reino Unido y Dinamarca están considerando instaurar un "pasaporte de vacunas" para viajar y otras actividades.

La perspectiva de los "pasaportes de vacunación" se está acercando en Europa, y más gobiernos están considerando adoptarlos no sólo para los viajeros, sino también para certificados que incluso se utilicen para ayudar a reabrir bares, restaurantes y salas de conciertos.

Cuando se le preguntó si la introducción de pasaportes de vacunación es probable, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo a los periodistas el lunes que algunos viajes internacionales probablemente requerirían una prueba de la inoculación contra el coronavirus.

“Algunos países, claramente, van a querer insistir en que las personas que vengan a su país aporten pruebas de una vacuna, al igual que la gente ha insistido en el pasado en si tienes evidencia, si estás vacunado contra la fiebre amarilla u otras enfermedades”, dijo.

Los gobiernos europeos han estado divididos sobre si respaldar un sistema de pasaportes de vacunación, pero los sectores de viajes, turismo y hotelería están desesperados por volver a hacer negocio y dicen que no pueden permitirse otro verano perdido.

A los defensores de las libertades civiles les preocupa que el continente esté dividido en una nueva disputa entre los que tienen y los que no tienen, y esta semana el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, provocó un escándalo político cuando le dijo a un entrevistador de radio que los británicos podrían tener que presentar pruebas de vacunación para entrar a bares y tiendas de abarrotes.

“Es algo que no se ha descartado y está bajo consideración, pero por supuesto que hay que hacerlo viable”, dijo Raab.

Su comentario obtuvo una dura respuesta no solo de los defensores de las libertades civiles sino también de los legisladores conservadores.

"Para la vida cotidiana, no creo que se desee exigir a las personas que se sometan a un procedimiento médico en particular antes de que puedan continuar con su vida diaria", dijo el legislador Mark Harper. “No es así como hacemos las cosas en Gran Bretaña”, agregó.

El resto de Europa

En otras partes de Europa, más gobiernos están explorando la idea de introducir pasaportes de vacunación, al menos para viajar.

El ministro de Finanzas de Dinamarca, Morten Bødskov, planteó la semana pasada la posibilidad de que se adopten este tipo de certificados antes de fin de mes, lo que convertiría al país escandinavo en el primero del mundo en hacerlo.

Dinamarca se encuentra actualmente bajo un estricto bloqueo pandémico.

"Dinamarca todavía está muy afectada por la pandemia", dijo Bødskov. “Pero hay partes de la sociedad danesa que necesitan avanzar y una comunidad empresarial que necesita poder viajar”.

Estonia está trabajando con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un proyecto para crear una certificación de vacunación electrónica estandarizada que el país espera se convierta en el "estándar de oro" y atraiga el reconocimiento mundial.

Marten Kaevats, asesor del gobierno de Estonia en tecnología, dijo a la AFP que el principal desafío de un sistema respaldado a nivel mundial es garantizar que cualquiera que verifique el certificado pueda "confiar en la fuente".

La solución de Estonia busca producir una versión digital de la tarjeta amarilla de papel existente utilizada para probar la vacunación contra la fiebre amarilla.

Estonia, pionera en tecnología que ha sido pionera en servicios electrónicos gubernamentales, no es la única que explora un posible programa de pasaporte de vacunas digitales que pueda imponer respeto mundial.

El Reino Unido, Grecia, Islandia, Hungría, Lituania y empresas farmacéuticas han anunciado iniciativas similares. Algunos buscan usar códigos QR o incluso tecnología de reconocimiento facial.

El desafío se complica aún más por los diferentes sistemas de datos que tienen los países para mantener registros médicos electrónicos que no son mutuamente reconocidos a través de las fronteras. Y la mayoría de los países ni siquiera mantienen registros médicos digitales.

Kaevats dijo a la AFP que es poco probable que surja una identificación digital global en los próximos meses, y es más probable que haya un desorden de manera desordenada y arbitraria con una combinación de certificados en papel y electrónicos.

Grecia ha instado a la Comisión Europea (CE) a dar forma a un entendimiento común sobre cómo debe estructurarse un certificado de vacunación, para que pueda ser aceptado en todos los estados miembros.

Los funcionarios advierten que se vuelve aún más complicado cuando se trata de diseñar un marco para el reconocimiento de certificados que podrían ser desarrollados por países fuera de la Unión Europea.

También hay desacuerdos sobre qué reglas deben aplicarse a los viajeros que recibieron vacunas no aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Los expertos de la OMS hasta ahora se han negado a recomendar pasaportes de vacunación para viajar, disuadidos por los temores de una implementación desordenada y llena de disputas y preocupados por la garantía insuficiente de que quiénes han sido inoculados no pueden propagar el virus, si aún lo contraen ellos mismos, y son asintomáticos.

Algunas aerolíneas internacionales, incluida Etihad de Oriente Medio, que se ha convertido en la primera aerolínea en vacunar a toda su tripulación operativa, dicen que ya están planeando exigir a los pasajeros que presenten documentación de vacunación previa al viaje.

Algunas aerolíneas planean agregar a sus aplicaciones un requisito para que los pasajeros agreguen detalles de su vacunación antes de poder reservar. Pero los pasaportes de vacunación y la idea emergente de que se necesitará una certificación para ingresar a restaurantes, bares, salas de conciertos y estadios deportivos también están provocando una reacción violenta de los defensores de los derechos y la privacidad.

Dicen que sería injusto puesto que no hay acceso universal a las vacunas y que tales planes serían una forma secreta de hacer que las vacunas sean obligatorias, vulnerando la libertad de quienes rechazan las vacunas.

OMS: Todas las teorías sobre origen del COVID-19 siguen sobre la mesa

Peter Ben Embarek, experto en virus de la OMS, miembro del equipo de la Organización Mundial de la Salud encargado de investigar los orígenes de la enfermedad del coronavirus, recibe una prueba de hisopo en el balcón de un hotel de Wuhan, provincia de Hub.

Hay indicios que requieren de más investigación y estudio, según la OMS. En pocas palabras, aún no se sabe de dónde surgió el coronavirus.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo el viernes que todas las hipótesis sobre los orígenes del COVID-19 permanecen abiertas, tras sus conversaciones con los miembros del equipo de investigación sobre los hallazgos durante su visita a China.

El equipo internacional dirigido por la OMS completó esta semana una visita a China, donde investigaron los orígenes del COVID-19, incluida una visita al Instituto Wuhan de Virología, donde algunos han especulado que el virus podría haberse originado.

En una conferencia de prensa antes de partir de China, el científico de la OMS Peter Ben Embarek recordó a los periodistas que sus hallazgos iniciales les llevaron a creer que era muy improbable que el virus se originara en un laboratorio.

Pero en la reunión informativa regular de la institución en Ginebra, Tedros indicó que nada está fuera de la mesa.

"Habiendo hablado con algunos miembros del equipo, deseo confirmar que todas las hipótesis permanecen abiertas y requieren más análisis y estudios", dijo.

El directo general también advirtió, como lo había hecho en sesiones informativas anteriores, que la misión no encontraría todas las respuestas, pero dijo que ha añadido información importante que nos acerca a la comprensión de los orígenes del virus.

Tedros dijo que la misión logró una mejor comprensión de los primeros días de la pandemia COVID-19 e identificó áreas para su posterior análisis e investigación.

Adelantó que espera que se termine un resumen del informe en la próxima semana y, cuando se publique, discutirá los resultados, dijo.

Mientras tanto, Tedros celebró que el número de COVID-19 reportados a nivel mundial cayó por cuarta semana consecutiva, y que el número de muertes también disminuyó por segunda semana consecutiva.

Atribuyó las disminuciones a las estrictas medidas de salud pública que se están aplicando e instó a todas las naciones a no bajar la guardia.

Cargar más

XS
SM
MD
LG