Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Muere María Irene Fornés, ícono del teatro alternativo neoyorquino

La dramaturga de origen cubano, Irene María Fornes, Foto Americantheatre.org

"Fornés, quien emigró de Cuba en 1945, se ganó una reputación dentro del mundo del teatro como un genio poco reconocido", dijo el New York Times.

La dramaturga de origen cubano, María Irene Fornés, murió este martes en el Amsterdam Nursing Home, de Nueva York, a los 88 años, como consecuencia del Alzheimer.

Su muerte fue confirmada el miércoles al New York Times por quien fuera su amiga y antigua alumna, la guionista Migdalia Cruz.

Fornés, dramaturga, poeta, pintora y directora escénica, fue un referente del teatro alternativo neoyorquino en la década del 60 y ganó ocho veces el Premio Obie, el equivalente para los pequeños teatros de Nueva York de los Premios Tony, que premian las obras de los grandes teatros de Broadway.

Sin embargo, la única de sus obras representada en esos escenarios fue The Office, estrenada en 1966 bajo la dirección de Jerome Robbins, dijo The New York Times.

"Fornés se ganó una reputación dentro del mundo del teatro como un genio poco reconocido", destacó el NYT.

Fornés, nació en La Habana el 14 de mayo de 1930 y emigró de Cuba con su familia en 1945.

Comenzó su carrera artística en la pintura y se inició relativamente tarde en el teatro, tras una breve estancia en Europa en la década de los 50, principalmente en París, lo que según contó, la inspiró a crear sus propias piezas teatrales luego de asistir en la capital francesa a una representación de Esperando a Godot, de Samuel Beckett.

(Reseñado por Pablo Alfonso con información de The New York Times)

Vea todas las noticias de hoy

Música y archivos personales de Chico O'Farrill en Instituto del Jazz de Nueva Jersey

Portada del disco Perlas Cubanas, de Chico O' Farrill

El Instituto de Estudios del Jazz de la Universidad Rutgers en Nueva Jersey se ha convertido en el nuevo hogar de la música y de los archivos personales del fallecido compositor y director de orquesta cubano Chico O'Farrill, después de que la familia del famoso artista decidiera donarlas.

Según un comunicado es la mayor colección de jazz latino adquirida por el Instituto en sus 60 años de historia.

Contiene los manuscritos originales de su música así como fotografías y grabaciones que documentan su exitosa carrera como compositor, arreglista y director de orquesta, informó la entidad.

Destacó, asimismo, que famosas composiciones de O'Farrill (Habana 1921-Nueva York 2001) como "Afro Cuban Jazz Suite", "Manteca Suite", "Carambola" y "Cuban Episode", entre otras, son custodiadas ahora por el Instituto, que se mostró "entusiasmado" por poder agregar estos archivos a su colección de jazz.

Los trabajos del cubano compartirán hogar con archivos de otros grandes del jazz como las cantantes Ella Fitzgeral (1917-1996) y Abbey Lincoln (1930-2010, la también compositora y actriz, Annie Ross (1930), el pianista, director y compositor Count Basie (1904-1984) o el saxofonista, clarinetista y director Benny Carter (1907-2003).

El Instituto es el principal archivo y biblioteca de investigación de jazz.

"Nos sentimos honrados de haber sido seleccionados para ser el nuevo hogar para la colección de O'Farrill. Es bien importante para nosotros poder preservar la historia del jazz y la colección de Chico es un gran paso para nosotros para tener una visión amplia del jazz y sus diversas influencias", indicó en el comunicado Adriana P. Cuervo, directora de la colección de archivos.

Por su parte, Arturo O'Farrill, pianista, compositor de jazz y también director de orquesta, agradeció al Instituto por proveer un hogar al legado de su padre.

"Chico estaría honrado de saber que su trabajo está disponible para investigadores y estudiantes de la historia del jazz. Fue un pionero y estableció la base para el jazz afrolatino", afirmó Arturo O'Farrill, ganador de varios premios Grammy por su trabajo en este género.

Aniversario de la detención de Heberto Padilla

Heberto Padilla

Este 20 de marzo se cumplen 48 años de la detención del escritor cubano Heberto Padilla y su esposa, la también escritora Belkis Cuza Malé.

Padilla fue arrestado poco después de un recital poético en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Era, en cierto modo, la culminación de un proceso político que había comenzado dos años antes con la publicación del cuaderno de poesía "Fuera del juego".

"Fuera del juego", que obtuvo en 1968 el premio de poesía Julián del Casal" de la UNEAC, fue publicado con una nota del comité director del concurso que señalaba que la obra era "ideológicamente contraria a la Revolución Cubana".

El encarcelamiento de Padilla provocó protestas de conocidos intelectuales en todo el mundo. Después de 38 días de arresto, fue liberado pero no sin antes leer una autocrítica en la sede de la UNEAC.

Tras varias gestiones internacionales, entre ellas una del senador estadounidense Edward Kennedy, Padilla pudo salir de Cuba.

Murió en Estados Unidos en el 2000, a la edad de 68 años.

Rayma expone el drama del exilio venezolano con "Yo inmigrante"

Rayma en su exhibición "Yo inmigrante", en la ciudad de Houston.

Rayma Suprani, una de las humoristas gráficas más reconocidas de Venezuela, muestra en Houston, Texas, su exposición itinerante "Yo inmigrante", en la que con su humor ácido refleja el drama del exilio venezolano.

Rayma, como es conocida, quien durante 19 años trabajó haciendo caricatura política editorial para el diario El Universal de Caracas y actualmente vive en los Estados Unidos, decidió embarcarse en esta exposición para aliviar una inquietud a modo de catarsis.

"Decidí echar una mirada a esto, que emocional y psicológicamente me estaba pasando no solo a mi sino a mi entorno, y esto se volvió algo que de lo personal pasó a lo colectivo", explicó Rayma, periodista de formación, durante una entrevista con Efe.

La humorista gráfica se exilió en Miami en 2015 debido a las amenazas que recibía tras ser despedida por publicar una caricatura en la que utilizó la firma del expresidente Hugo Chávez para satirizar su legado y el estado del sistema de salud en Venezuela.

"Esta exposición es tan emocional porque me permite hacer una conexión con otras personas de la diáspora, lo que me constata que el país existe, que no fuimos borrados", comentó.

"La obra de Rayma conecta directo con el público pero tiene mucha más profundidad de lo que (...) pareciera en un primer momento y eso es algo interesante de su obra que no necesariamente lo tienen otros artistas", dice Rosa Ana Orlando, museógrafa del proyecto.

Son un total de 42 ilustraciones que muestran el "proceso de desarraigo, de identidad, de reconstruirse" del exilio venezolano y exploran desde la mirada y la experiencia personal de la artista gráfica, las emociones de quienes tienen que abandonarlo todo, trasladarse a otras tierras e iniciar un nuevo camino.

"Creo que la exposición traspasa mucho, su hilo de Ariadna, su hilo conductor, es un hilo emocional que te lleva a tu propio viaje", explicó Rayma.

El BAG Art Gallery de Houston, donde estará hasta el 31 de marzo, es la segunda parada de esta muestra itinerante, que se presentó en enero en Coral Gables, municipio aledaño a Miami, y está programado que viaje a Barcelona (España) y quizá luego a Suramérica.

Algunos de los dibujos se adaptan a la cultura houstoniana, como la frase en uno de ellos: "Venezuela we have a problem", recordando el "Houston we have a problem" de los astronautas del Apollo XIII.

Rayma dice estar ahora más interesada en trabajar en el plano social y humano de las personas que en el político o económico.

"Ahora siento que puedo ayudar más a crear puentes, mis últimos proyectos han sido transformar el dibujo en arte y el arte en ayuda, no sólo psicológica sino también en ayuda monetaria para enviar insumos a Venezuela, al igual que concientizar un activismo que creo que es importante en estos momentos", señaló.

Según Rayma, la caricatura "es el termómetro de un país, porque (...) depende de lo que acontece a una sociedad ya sea político, económico o social", se convierte en una "catarsis, una terapia".

"Para mí la caricatura es traducir la película completa en un solo cuadro y poder decir mucho con poco", explicó.

El caricaturista, para ella, tiene un compromiso y debe hacer un trabajo "importante de despojarse de sus propios miedos y tabúes para no traicionarse a sí mismo" ni cegarse en ciertos temas.

Rayma es uno de los protagonistas del documental "Caricaturists-Footsoldiers of democracy" (Caricaturistas-soldados de la democracia), de la directora francesa Stephanie Valloatto que en 2014 se presentó en el Festival de Cannes.

"Creo que ese documental ayudó mucho a entender que casi todos los totalitarismos son iguales", afirmó las humorista gráfica.

Sobre el futuro de los venezolanos en el exterior se mostró esperanzada, pero con matices.

"Todos queremos regresar, pero no vamos a regresar al país que éramos, porque ya no somos los mismos, esto lo digo de una forma positiva porque creo en el cambio, en la madurez y en el aprendizaje", señaló.

"Cuando acabe este horror habrá mucha gente que tendrá mucho por aportar y decidir por valores más positivos", concluyó.

Cineasta reedita "Conducta Impropia", icónico filme sobre la intolerancia comunista en Cuba

Fotograma de "Conducta Impropia".

Una nueva versión de la película de Orlando Jiménez Leal será presentada el domingo en la Cinemateca de Coral Gables.

Al cabo de 35 años, el documental Conducta Impropia mantiene su vigencia, asegura Orlando Jiménez Leal, que lo dirigió con Néstor Almendros y lo estrenó en París en marzo de 1984.

“Es una película contra la intolerancia”, asegura Jiménez Leal. “La intolerancia existirá siempre, y por lo tanto, Conducta Impropia tendrá vigencia todo el tiempo“.

Cartel de Conducta Impropia.
Cartel de Conducta Impropia.

Esa vigencia, y la recia denuncia de las purgas contra los homosexuales y contra todo el que no se ajustara al patrón del revolucionario obediente en la Cuba gobernada por Castro, son dos de los motivos que llevarán el documental a la pantalla del Coral Gables Art Cinema este domingo 24 de marzo a la 1 de la tarde.

El otro: se trata de una copia restaurada y reeditada por el director con el también cineasta cubano Eliecer Jiménez Almeida. Las dos horas de la versión original quedan en poco más de hora y media, dice Jiménez Leal, que hará la presentación y al final responderá preguntas del público.

“La idea de hacer Conducta Impropia surgió como una idea de ficción“, explica el director en conversación con Radio Martí. “Las primeras entrevistas que hicimos fueron entrevistas hechas a manera de research [investigación] para enriquecer el guión que se estaba escribiendo. Pero las entrevistas fueron tan desgarradoras, tan impactantes, que decidimos hacer un estudio y convertirlas en un documental mientras la película se armaba“.

Entre los entrevistados figuran Reinaldo Arenas, Heberto Padilla, Guillermo Cabrera Infante, René Ariza, José Mario, Armando Valladares, Carlos Franqui, Juan Goytisolo y Susan Sontag.

Jiménez Leal es, junto con Sabá Cabrera Infante, el director de PM, el documental que desencadenó en junio de 1961 las tristemente célebres Palabras a los Intelectuales de Fidel Castro: “Con la revolución todo, contra la revolución nada”.

Conducta Impropia es un examen descarnado de los campos de trabajos forzados de las UMAP, las Unidades Militares de Apoyo a la Producción, que funcionaron entre noviembre de 1965 y julio de 1968 en Camagüey para “reeducar” a los que no podían cumplir el Servicio Militar Obligatorio.

Le pregunto cómo fue trabajar con Néstor Almendros, que en 1979 ya había ganado un Oscar de la Academia estadounidense de cine por la dirección de fotografía de Days of Heaven.

“Cuando empezamos a hacer Conducta Impropia llevábamos más de 30 años de amistad, y estábamos muy compenetrados”, responde Jiménez Leal. “Además, Néstor era un hombre muy organizado, y yo soy un tipo más disperso; es decir, que de alguna manera nos complementábamos. El admiraba mi dispersión y yo admiraba su rigor”.

Almendros viene de la docencia, indica Jiménez Leal, y recuerda que su padre fue el pedagogo Herminio Almendros.

“Néstor tenía un rigor sobre lo que debía ir primero y lo que venía después, cómo organizar la filmación”, explica. “Además, todo se discutía, y cualquier diferencia que hubiera se resolvía mucho antes de llegar a la filmación”.

El director evoca el dramatismo de las entrevistas. José Mario, por ejemplo, “lo cuenta todo desenfadadamente, pero lo que está contando es terrible”. La de Reinaldo Arenas, es tremenda, dice, y subraya la del dramaturgo Ariza.

“Lo más enjundioso de la cosa no está en qué sucede, sino por qué sucede”, comenta Ariza en el testimonio que cierra el documental. “Ser distinto, ser extraño, tener una conducta impropia, es algo no sólo prohibido sino completamente reprimido y además puede costarte la prisión”.

Para Jiménez Leal, se ve que Ariza quedó tocado por la experiencia y, curiosamente, es quien proyecta el documental a otro nivel.

“Le da la vigencia en el tiempo, porque traspasa el momento”, observa el cineasta. “Ayer persiguieron a los homosexuales y a los Testigos de Jehová y a todo aquel que tuviera una actitud disidente, pero la intolerancia es la misma y se puede proyectar y mutarse en otras intolerancias. Por eso uno se puede identificar, el origen del horror está ahí”.

En una copia de un video enviado a La Habana, disponible en el sitio Diario de Cuba, se ve a Jiménez Leal diciendo que está muy contento de regresar a la isla al cabo de 57 años de exilio… pero de manera virtual. El Instituto Hannah Arendt, que encabeza la artista Tania Bruguera, organizó el Premio PM, y le tocó a él concedérselo al mejor trabajo en la categoría de no ficción, que se llevó Liam Durán con Mi hora azul.

Ahora Jiménez Leal está enfrascado en un proyecto muy ambicioso.

“Hace años que estoy trabajando en eso, y lo voy a presentar en Francia dentro de poco”, cuenta el cineasta. “Estoy a nivel de guión y de elaboración conceptual; un fresco sobre todo lo que ha pasado en Cuba desde el triunfo de la revolución hasta ahora, pero no desde el punto de vista anecdótico-cronológico necesariamente, sino desde el punto de visa del absurdo, del esperpento”.

La vigencia de "Conducta Impropia" de Orlando Jiménez Leal
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:08 0:00

Porque ese es un ángulo tan desconocido, se han cometido tantas locuras y tantos disparates, comenta Jiménez Leal.

“Son los bloopers, esos experimentos que afectan la vida de miles de personas”, dice. “Y sobre todo el absurdo: es el teatro del absurdo, es Ionesco”.

Cándido Manos de Fuego celebra sus 98 años en Miami

Cándido Camero, y sus manos de fuego.

Cuando el 4 de julio de 1946, Cándido Camero, oriundo del barrio habanero de El Cerro, arribó a Nueva York, no sabía que ésta sería su segunda ciudad, su otra patria, y que allí viviría por el resto de su vida.

Nunca olvida que llegó a la Gran Manzana para acompañar a los populares bailarines Carmen y Rolando, en un show donde Dean Martin y Jerry Lewis eran las estrellas. “Todo un gran espectáculo que toda mi vida he agradecido. Fui muy dichoso y creo que aún lo soy”, Cándido Camero dijo a Radio Televisión Martí sobre el punto de partida, hace casi 73 años a atrás, de una carrera meteórica y casi centenaria, a la que se niega a poner fin.

Camero fue quien introdujo el uso de las tres congas, con diferentes afinaciones, siendo éste uno de sus aportes en esta parte del mundo, fundamentalmente en el jazz y el latin jazz. Considerado entre los grandes congueros de todos los tiempos, es el único percusionista afrocubano ganador del Jazz Master Award, que concede la National Endowment for the Arts, uno de los más altos galardones de Estados Unidos.

Camero introdujo el uso de las tres congas.
Camero introdujo el uso de las tres congas.

Tenía 4 años de edad cuando su su padre, para complacerle el sueño de tocar rumba, le fabricó un par de tumbadoras con dos latas de leche condensada. “Así empecé yo a tocar. Luego ya vino el estudio, la seriedad, el trabajo, el esfuerzo. Sin una buena educación y sin respeto por uno mismo, por el trabajo y por la gente, no se puede lograr nada bueno en la vida”, aseguró.

Con más de 600 grabaciones en su haber como instrumentista, compositor o arreglista, el rey de las tres congas, como también se le llama, ha tocado con muchos de los grandes músicos del siglo XX. Charlie Parker, Miles Davis, Dizzy Gillespie, Billy Taylor, Tito Puente, La Lupe, Celia Cruz, Duke Ellington, Dinah Washington, Gloria Estefan, Billie Holiday y su gran amigo Tony Bennett, son sólo algunos de ellos.

Miami, su otra Cuba

Camero aterrizó a Miami la madrugada del jueves. “Y tempranito ya estaba comiendo comida cubana. Aunque he vivido tanto tiempo en Nueva York, unos poquitos añitos, casi un siglo nada más, la verdad es que Miami siempre ha sido un lugar muy especial para mí. Me siento muy agradecido de cómo me tratan aquí. Me recuerda mucho a mi Cuba querida, a la que jamás regresé”, confesó el célebre tumbador.

Cándido nunca regresó a Cuba desde que salió con rumbo a Nueva York, en 1946.
Cándido nunca regresó a Cuba desde que salió con rumbo a Nueva York, en 1946.

Reconocido como el padre de la percusión cubana moderna, Camero es una verdadera leyenda viva. Para la comunidad de exiliados cubanos en el área de Nueva York y Nueva Jersey es “un símbolo del artista auténtico”, manifestó el dramaturgo y director Iván Acosta, quien hace casi dos décadas atrás le dedicara su documental Cándido Manos de Fuego, que recoge buena parte de la historia de este talentoso artista, que lleva 94 años tocando tumbadoras y otros instrumentos de percusión.

“Acompañarle otra vez a Miami es una tremenda aventura. Es muy impresionante y a la vez muy inspirador ver a este hombre, a pocos días de cumplir 98 años, regalando vida y música de la buena en cualquier parte, a cualquier hora. Yo me siento muy feliz de estar aquí con él y verle disfrutar y de que Miami le disfrute, porque de eso también se trata el arte, de compartir”, señaló el dramaturgo y director Iván Acosta, quien hace casi dos décadas atrás le dedicara su película documental Cándido Manos de Fuego.

Acosta es el fundador y director de la productora Latin Jazz USA, para la cual Cándido ha tocado en 14 conciertos, protagonizando 10 de ellos. El más reciente fue para celebrar sus 96 años y tuvo lugar el 18 de noviembre de 2017 en el teatro Aaron Davis Hall, enclavado en el corazón de Harlem y que es parte de CUNY, la Universidad de la Ciudad de Nueva York, por donde han desfilado leyendas del jazz, el gospel, la música latina y el teatro musical. Un lugar histórico para despedir de los escenarios, como entonces se creía, al gran Cándido Camero en la Gran Manzana.

“Pero ciertamente no fue una despedida sino una fiesta más para celebrar su enorme obra y su infatigable energía”, reconoció Acosta. “Haber tenido a Cándido en tantos conciertos de Latin Jazz USA es un lujo sin par. Es un showman. Un genio. Una persona admirable en muchos sentidos. Como dice el coro, “Como Cándido no hay dos”. Y eso es mucha verdad”, sentenció Acosta, quien además le filmó para otro de sus documentales musicales, Cómo se forma una rumba.

Cándido y Cachao otra vez en Miami

Camero dice que ha comprobado que a pesar de su avanzada edad no desea despedirse de los escenarios. “Seguiré tocando mis tres congas hasta que Dios diga hasta aquí, porque es mi gran pasión”, aseguró a la agencia Efe hace poco.

“Y lo ha cumplido. Aquí está, otra vez en Miami, impresionando aún a todo el que lo ve tocar sus tres congas. Todo el que vaya al Adrienne Arsht Center de Miami este viernes al homenaje a Cachao, otro musicazo cubano, va a sentir una gran impresión e inspiración al ver a Cándido hacer sus solos únicos”, manifestó Acosta.

El músico aún deja sin aliento al público cuando interpreta uno de sus solos, dijo Acosta.
El músico aún deja sin aliento al público cuando interpreta uno de sus solos, dijo Acosta.

El prestigioso tumbador será una de las figuras claves de Cachao: The Master of Mambo, tributo al gran Israel “Cachao” López, quien fuera su amigo. “Es el único músico cubano vivo de esa gran generación de oro. Para mi es una dicha y un honor tenerle en este concierto. Cándido no podía faltar”, dijo el productor Omer Pardillo, responsable de la noche de este viernes 15 de marzo en el Adrienne Arsht Center, dedicada a los 100 años del creador de la descarga, donde Cándido compartirá escenario con Federico Britos, Juanito Márquez, Albita Rodríguez, Alfredo de la Fe, Néstor Torres y la Cachao Mambo All Star, entre otros ilustres invitados.

“Cachao es de los más grandes talentos que ha dado nuestra cubanía. Yo estuve aquí en Miami en su último gran concierto. Fue tremendo. Y ahora voy a estar otra vez con él aquí”, manifestó el legendario tamborilero.

Descarga en la WDNA

“Cándido no sólo no ha querido perderse este concierto tan importante para homenajear a Cachao, sino que ha estado recorriendo la ciudad, ha ido a entrevistas con los medios, a comer a restaurantes cubanos como Las Vegas, que le encantó y la dueña, Irina Vilariño, que es muy atenta, lo mimó. No se ha quedado a descansar un minuto. Ayer me acompañó en la presentación de dos de mis libros [El Super y Con una canción cubana en el corazón] en la librería Books and Books de Coral Gables, y allí la gente le aplaudió, le abrazaron, se tiraron fotos con él, le dieron mucho cariño. Por todo esto tampoco para. Y para cerrar con broche de oro su visita a Miami, mañana festejará su cumpleaños 98 en la WDNA, donde no olvidan su música”, apuntó Acosta.

La WDNA, emisora pública de Miami especializada en jazz, agasajará a Cándido con una descarga de múltiples instrumentistas. “Van a venir muchos amigos de muchos años atrás y otros jóvenes con los que igual me complace tocar. Será lindo, agradable y divertido porque una descarga es una fiesta”, acotó Camero.

Miami rinde homenaje a Cándido Camero.
Miami rinde homenaje a Cándido Camero.

A este evento del sábado acudirán varios de los músicos del homenaje a Cachao en el Adrienne Arsht Center. “Para ellos tocar con el maestro Cándido, es algo muy lindo y significativo, es un regalo en nombre de la amistad y de la buena música. Este viaje de Cándido a la Ciudad del Sol está bien cargado de música, memorias y emociones, no sólo para él y para mí y pea nuestro gran amigo el abogado Roberto Marrero, que nos acompaña, sino que a la vez es una ocasión única para los amantes de la cultura cubana y cubanoamericana. Estar en Miami esta semana es sin dudas una gran suerte”, destacó Acosta.

“Aquí en Miami hemos hecho varios conciertos con Iván Acosta, un excelente productor y un excelente amigo. El concierto anterior fue en Cuba Ocho, en la calle 8, a donde siempre vuelvo. Me gustaría vivir aquí lo que me queda de vida. Ver a tantos cubanos siempre me llena de emoción. Doy gracias a Dios por todo esto”, concluyó Camero.

Cargar más

XS
SM
MD
LG