Enlaces de accesibilidad

Muere en accidente aéreo candidato a la presidencia de Brasil


Accidente de avión en Santos, Brasil
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:37 0:00

Accidente de avión en Santos, Brasil

"Brasil entero está de luto", dijo la presidenta Dilma Rousseff en un comunicado. "Hoy perdimos a un gran brasileño (...) Perdimos a un gran compañero".

El candidato presidencial brasileño Eduardo Campos murió el miércoles al estrellarse el avión en el que viajaba en la ciudad de Santos, estremeciendo la carrera por los comicios de octubre.

El jet ejecutivo Cessna 560XL en el que volaba Campos, de 49 años, cayó sobre una zona residencial durante la aproximación al aeropuerto de Guarujá, justo al lado de Santos. Las condiciones meteorológicas eran malas.

"Brasil entero está de luto", dijo la presidenta Dilma Rousseff en un comunicado. "Hoy perdimos a un gran brasileño (...) Perdimos a un gran compañero".

Aunque era tercero en las preferencias de los brasileños, el socialdemócrata Campos era considerado uno de los políticos más brillantes de Brasil. Su muerte sacude el tablero a menos de dos meses de las elecciones del 5 de octubre.

Analistas dijeron que su candidata a la vicepresidencia, la popular ambientalista Marina Silva, podría capitalizar la ola de pesar y desafiar a la desgastada Rousseff en una segunda vuelta.

Pero la incertidumbre remeció el miércoles a los mercados en Brasil, donde el índice Bovespa llegó a bajar un 2 por ciento y el real se debilitó.

Al caer la noche, decenas de bomberos continuaban trabajando en el rescate los cuerpos en el lugar del accidente, entre una casa y un gimnasio en Santos, unos 100 kilómetros al este de Sao Paulo.

Todas las personas a bordo del avión procedente de Río de Janeiro murieron, según los bomberos. Seis residentes de la zona resultaron con heridas leves.

LUTO OFICIAL

La muerte de Campos, un joven y carismático ex gobernador del estado nordestino de Pernambuco, dio lugar a una tregua en la campaña electoral.

Rousseff, que con 36 por ciento de las preferencias lidera las encuestas para la reelección al frente del Partido de los Trabajadores (PT), decretó tres días de luto oficial.

Tanto ella como el su rival socialdemócrata Aécio Neves, segundo en los sondeos con un 20 por ciento, suspendieron el miércoles temporalmente sus campañas en señal de pesar.

Heredero de una dinastía política, Campos fue gobernador del estado de Pernambuco, en el empobrecido nordeste de Brasil.

Campos fue llorado por los empresarios brasileños, que veían en el economista un socialdemócrata favorable a los negocios que había prometido restaurar la confianza en las cuentas fiscales y reanimar la estancada economía.

Su apuesta de fondo era capitalizar el creciente descontento en Brasil con el Gobierno del izquierdista PT, que lleva 13 años en el poder.

Y aún así hasta el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el fundador del PT y mentor de Rousseff, lo elogió.

"A lo largo de toda su vida, Eduardo luchó para volver a Brasil un país más justo y digno", dijo en un comunicado.

Campos murió en un accidente aéreo el miércoles y su compañera de fórmula, Marina Silva, asumiría el liderazgo de la candidatura presidencial. Silva es una figura popular que obtuvo el 19,3 por ciento de los votos cuando fue candidata en el 2010.

Silva tiene un nombre más reconocido y cuenta con más seguidores que Campos en momentos en que la campaña se encuentra todavía en su fase inicial. Su candidatura podría dar al Partido Socialista Brasileño un impulso y privaría a Rousseff de votos que necesita para evitar una segunda vuelta contra su principal rival, el senador Aécio Neves.

Una segunda vuelta electoral

"Las probabilidades de una segunda vuelta se han incrementado mucho, porque Marina Silva va a sacarle más votos a Rousseff que a Aécio Neves", dijo David Fleischer, profesor de ciencia política en la Universidad de Brasilia.

Sin embargo, algunos expertos especularon con que un significativo aumento del respaldo para Silva podría ponerla por delante de Neves e incluso vencer al candidato de centro en la primera vuelta de la elección.

Silva tiene 10 días para registrarse como candidata presidencial por el partido de Campos. Se prevé que lo hará, pero no es un hecho. Si opta por no hacerlo, Rousseff podría ganar directamente la elección el 5 de octubre, según analistas.

En una segunda vuelta entre Rousseff y Neves, Fleischer dice que la mayoría de los seguidores de Silva votaría por Neves. Aunque no simpatizan con su partido, el PSDB, "Rousseff les gusta menos todavía".

Los mercados financieros de Brasil entraron en agitación el miércoles, ya que algunos inversores vendieron acciones ante el temor de que Silva pudiese superar a Neves, quien ha prometido políticas en favor de los mercados.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG