Enlaces de accesibilidad

Ministro venezolano se siente como chivo expiatorio de Nicolás Maduro


El titular del Ministerio del Poder Popular para Transporte Acuático y Aéreo (MPPTAA), Hebert Josué García Plaza, el 13 de marzo de 2014, comprueba los daños ocurridos en una de las oficinas de la torre Británica, tras los actos de vandalismo en protesta

Hebert García Plaza, quien fuera ministro de Transporte Acuático y antes de Alimentación, vive en Panamá y niega las acusaciones de corrupción que pesan en su contra.

Un ex ministro del presidente Nicolás Maduro negó en una entrevista publicada el viernes las acusaciones de corrupción que pesan en su contra, alegando que está siendo perseguido por denunciar casos de malversación de divisas obtenidas a través de un estricto control de cambio.

Hebert García Plaza, ex ministro de Transporte Acuático, confirmó al semanario Quinto Día que está siendo investigado por supuestamente haber aprobado la compra de tres transbordadores en mal estado para una empresa gubernamental, una información que había circulado en los medios locales durante la semana.

Si realmente se quisiera luchar contra la corrupción hay mucha tela que cortar

El diario local Últimas Noticias dijo el jueves que había tenido acceso a un documento oficial de la pesquisa que detalló que las embarcaciones, compradas en España en 2013 por unos 50 millones de euros, eran "chatarra", y que para su reparación el Estado tuvo que invertir cinco veces esa cantidad.

Maduro se ha comprometido a intensificar la lucha contra la corrupción, ya sea entre sus opositores o dentro de las filas de sus aliados, en medio de la erupción de varios escándalos que han trastocado la figura de su partidarios.

No obstante, sus críticos creen que el mandatario protege a sus aliados.

Parece que soy la persona más débil para sacrificarme y ser la demostración de la lucha contra la corrupción

"Si realmente se quisiera luchar contra la corrupción hay mucha tela que cortar", dijo el mayor general, quien también estuvo al frente del poderoso Ministerio de Alimentación, encargado de controlar las importaciones de comida del país petrolero, que compra afuera el 70 por ciento de lo que consume.

"Parece que soy la persona más débil para sacrificarme y ser la demostración de la lucha contra la corrupción", agregó el militar que fuera uno de los más cercanos del presidente.

García, quien dijo que vive en Panamá desde inicios del año, aseguró que Maduro empezó a "desconfiar" de él cuando hizo denuncias sobre empresas fantasmas que hacían importaciones ficticias para hacerse con los dólares bajo un tipo de cambio de 6,3 bolívares restringido a la compra de alimentos y productos médicos.

La moneda estadounidense se vende a 270 bolívares en el mercado paralelo.

"Hubo varias cosas ahí que al parecer no gustaron mucho, por tocar intereses de algunos personeros del Gobierno", alegó.

El general, famoso por haber comandado una seguidilla de fiscalizaciones y reducción de precios en tiendas de electrodomésticos, dijo que analiza con sus abogados el presentarse a los tribunales donde ha sido citado.

"No, no, y no", respondió cuando se le preguntó si confía en el sistema judicial de su país. "Menos cuando hay una orden superior", zanjó, negando que la compra de las embarcaciones estuviera viciada.

Si reconoció que los tres transbordadores están ahora averiados, pero dijo que se dañaron luego de que presentara su renuncia y abandonara sus cargos públicos.

Los barcos fueron comprados en España, país con el que Venezuela ha sufrido una serie de encontronazos diplomáticos. Maduro incluso ha acusado a su par Mariano Rajoy de querer derrocarlo, y lo ha tildado de "ladrón" y "racista".

Maduro no se ha referido al caso en público y hasta ahora no existe información oficial sobre alguna orden de aprehensión.

La fiscalía ordenó la captura del vicepresidente y dos oficiales de Bolipuertos, la empresa gubernamental encargada de administrar los puertos del país y comprar los ferrys.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG