Enlaces de accesibilidad

En opinión de Rafael García-Toledo

Mikaela Shiffrin revela la fórmula de su éxito

Mikaela Shiffrin

Hace unos días la publicación financiera Business Insider publicó un detallado artículo sobre el régimen alimenticio, rutina diaria y comportamiento general de la esquiadora Mikaela Shiffrin.

El escrito no solo detalla los pormenores de lo que hace la Shiffrin para mantenerse en óptimas condiciones sino que recomienda que se acoja ese sistema por otros atletas y en general, todo el que pueda.

Pero quien es Mikaela Shiffrin?

Mikaela Pauline Shiffrin nació el 13 de marzo de 1995 en Vail, Colorado. Es la campeona más joven en ganar medalla de oro en Juegos Olímpicos cuando tenía 18 años, y 345 días y ganó en eslalon. Ha Ganado dos oros Olímpicos y dos oros en la copa mundial en esquí alpino. Ella es actualmente campeona por tres años en la Copa Mundial general, cuatro veces campeona mundial en eslalon y ha Ganado en seis ocasiones la Copa Mundial en esa prueba.
Cuando Shiffrin ganó oro olímpico en 2018 en eslalon gigante se empató con Ted Ligety y Andrea Mead Lawrence como los atletas de EE UU que más medallas han ganado en esquí alpino. Ella es la única atleta, hombre o mujer, en ganar todas las seis categorías FIS de la copa mundial de esquí alpino.

También es una de los cinco esquiadores de EE UU en ganar el título general de la copa mundial. Es además la esquiadora más joven, hombre o mujer en ganar 50 competencias de la copa mundial al tener 23 años y 9 meses.

Mikaela ha Ganado 60 competencias mundiales, tercera en la historia para una mujer y todavía es muy joven y al ganar el oro en eslalon en los campeonatos mundiales de 2018 se convirtió en la primer atleta en ganar el campeonato mundial en la misma disciplina por cuatro años consecutivos.

Bueno, creo que ya tienen una idea de quién es Mikaela. Ella está considerada la mejor esquiadora del mundo y es la primera en su disciplina, hombre o mujer, en ganar más de $1 millón en una temporada.

¿Pero que hace la Shiffrin para mantenerse en forma, alerta y con la energía que le permita desempeñarse tan bien en el duro entorno en el que compite? Ese es el tema del artículo que cité al comienzo de este escrito.

Mikaela dice que su régimen de entrenamiento no es muy diferente al de sus colegas pero que ella cultiva el estar enfocada y prioriza el dormir bien, mínimo 9 horas al día.

“Yo soy generalmente una persona bastante atlética, pero no soy la más grande atleta. En la mayoría de las competencias mi nivel de foco es un poco más alto y eso puede marcar una diferencia. Trato de tomar ventaja del tiempo que tengo para entrenar” Eso dijo Mikaela en una entrevista organizada por Longines, la fabricante suiza de relojes.

La disciplina de Shiffrin se extiende a otras fases de la vida, incluyendo lo que ella ingiere, cuanto tiempo duerme y la forma en que ella maneja su salud mental para controlar su actuación y posible ansiedad. Cada una de esas fases juega un papel en su estrategia de ganar y muchas de esas técnicas están respaldadas por años de investigación científica.

Lindsey Vonn, quizás la mejor esquiadora activa hasta que recientemente se retiró y seguro la más conocida en su campo, dijo a la Associated Press sobre Mikaela “Ella enfoca el esquiar en una forma diferente a la mayoría, o quizás a todos. Es muy metódica y técnica, opuesto a lo que yo hago, pero eso es lo que le brinda tanto éxito”.

Mikaela dice: “Yo casi nunca tomo café y aún más raramente tomo alcohol. Mi bebida favorita es jugo de frambuesa con agua mineral y la considero la más refrescante”.

Shiffrin prefiere té cuando bebe algo distinto. Antes de cada competencia dice que tiene algo de ansiedad y que ninguna bebida que le incremente eso es buena.

Le gusta oír música antes de competir y dice “yo practico diferentes técnicas de respiración. Como aspiración profunda y luego aguantar la respiración por cuatro segundos y dejar ir el aire lentamente.

Varios atletas, de diferentes disciplinas, practican esa técnica de respiración, un ejemplo es el pelotero cubano J. D. Martínez de las Medias Rojas, el cual no solo lo practica sino que se lo ha enseñado a varios de sus compañeros de equipo. El nadador Michael Phelps también practica lo de la música y la respiración.

Donde Shiffrin es sin duda líder es en dormir. Ella duerme de 9 a 9.30 horas cada noche y si puede aún más. A la hora de comer. “Mi dieta es regular, carbohidratos, proteína y vegetales” dijo pero antes de cada competencia sube la dosis de pasta como cada atleta de competencia larga e intensa y como los corredores de fondo y medio fondo.

Después de ver lo que toma y lo que bebe Mikaela concluimos que eso que ingiere hace que no se deteriore, pero su excepcional éxito es más el resultado de su férrea disciplina, su riguroso entrenamiento y la naturaleza de su físico, pero principalmente su tremendo enfoque en una cosa. Ganar.

Vea todas las noticias de hoy

Mundial de fútbol femenino Francia 2019

Lindsey Horan de los EE.UU. celebra después de marcar un gol durante el partido amistoso de fútbol internacional femenino entre los EE.UU. y Bélgica en el Banc of California Stadium de Los Ángeles el 7 de abril de 2019.

Cuando conversamos sobre deportes en Estados Unidos con muchas personas en Iberoamérica y otras áreas del mundo donde el fútbol es rey y se enumeran los diferentes deportes que se practican en este país, siempre dicen lo mismo: “pero los americanos no son buenos en fútbol”.

Yo tengo siempre una respuesta para eso y les digo “en Estados Unidos el fútbol es un deporte de mujeres, los hombres juegan football americano”.

Cuando de forma inevitable contestan que “eso no es igual”, yo les contesto que las chicas americanas están entre las mejores jugadoras del mundo y que han ganado 3 de las 7 medallas de oro disputadas en mundiales hasta este momento y 2 en Juegos Olímpicos ¿Cuántos países han ganado tanto oro en esos eventos de fútbol sean masculinos o femeninos?

La Copa Mundial Femenina de Fútbol es el torneo internacional de fútbol femenino a nivel de selecciones nacionales más importante del mundo. Su nombre oficial es Copa Mundial Femenina de la FIFA que es la entidad que organiza el evento.

La primera edición de este torneo se realizó en 1991 en China. El evento se lleva acabo cada 4 años y es cada vez más popular. El torneo comenzó con 16 selecciones que fueron ampliadas a 24 en el año 2015. La clasificación se lleva a cabo en forma similar al torneo masculino: una primera fase por grupos, una segunda de eliminación directa hasta competir en la final.

La Copa Mundial de FIFA se ha realizado en 7 ediciones hasta el momento. Estados Unidos ha ganado la copa en tres ocasiones, Alemania en dos y tanto Noruega como Japón la han ganado una vez.

La edición de la Copa Mundial de 2019 se celebrará en Francia (Coupe du Monde Fémenina de la FIFA 2019) del 7 de junio al 7 de julio. Es la primera vez que este certamen se realiza en Francia, pero ya este país celebró la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20 en 2018.

Para esta edición el anfitrión califica de forma automática y para escoger los otros contendientes participaron 130 federaciones afiliadas a FIFA. El proceso clasificatorio determinó las 24 selecciones que competirán en el campeonato, el cual será organizado en 2 fases: en la primera, se estructurarán 6 grupos de 4 equipos cada uno. Los dos mejores de cada grupo y los mejores 4 terceros lugares avanzarán a la siguiente ronda. Esos 16 equipos se enfrentarán en partidos eliminatorios hasta llegar a los dos finalistas.

La final se disputará en la ciudad de Lyon en el Stade des Lumiéres.

El VAR, que tuvo un gran éxito en el mundial masculino de 2018, se implementará por primera vez en esta edición de la Copa Femenina.

La revista Time dedicó un extenso artículo a Alex Morgan, considerada la primera figura actual del fútbol femenino de Estados Unidos y su lucha por conseguir la igualdad de las futbolistas femeninas con sus iguales masculinos. Ella está llevando esa cruzada para equiparar a las atletas con los hombres en estatus, consideración y remuneración. De ese esfuerzo hablaré en el futuro.

También Time dedica otro espacio a señalar las figuras más destacadas entre las atletas que participarán en este mundial. Nosotros vamos a hacer nuestra propia reseña de las muchachas que debemos observar en la Copa de Francia.

Marta. Brasil. Nombrada la mejor jugadora del mundo por FIFA en 6 ocasiones, lo cual es un récord. Otro récord que posee la atleta de 33 años es haber anotado el mayor número de goles en copas mundiales, 15 en 17 partidos.

Dzsenifer Marozsan. Alemania. La media campista de 27 años nació en Budapest y se naturalizó alemana. Con 14 años se convirtió en la jugadora más joven de la Bundesliga. Ella juega para el Lyon y fue seleccionada como la mejor jugadora de la liga. Ya tiene una medalla de oro olímpica y 4 títulos de la Champions. Está detrás de la Copa.

Wang Shuang. China. Jugadora del año en Asia, primera china que anota un gol en la Champions. Juega Para el París Saint-Germain.

Asisat Oshoala. Nigeria. La primera africana que anota en la Champions. Juega para Barcelona F. C.

Amandine Henry. Francia. La jugadora de 29 años es la capitana de la selección francesa. En la Copa de 2015 ganó el Balón de Plata como la segunda mejor jugadora del torneo. Juega con el Lyon.

Lucy Bronze. Inglaterra. Está considerada la mejor zaguera derecha del mundo.

Sam Kerr. Australia. Con solo 25 años es la capitana de la selección australiana. Juega para el Perth Glory, el equipo de su ciudad, pero jugó en el pasado en Estados Unidos para New York, New Jersey y Chicago.

Vivianne Miedema. Holanda. Con 22 años anotó 29 goles este año para Arsenal.

Lindsey Horan. Estados Unidos. Ganó el título de Jugadora Más Valiosa de la liga nacional en 2018. Tiene 25 años. Hará su debut en la Copa en Francia.

Ji So-Yun. Corea del Sur. Hizo su primera aparición con la selección coreana cuando tenía 15 años, ahora con 28 es una estrella con el Chelsea de la Súper Liga femenina de Inglaterra.

Saki Kumagai. Japón. Anotó el gol del triunfo, un penalti contra la arquera de USA Hope Solo, para darle a Japón la primera Copa Mundial a un equipo de Asia.

Christine Sinclair. Canadá. La capitana canadiense tiene 35 años y 181 goles internacionales en su carrera. Es muy probable que rompa en este mundial el record de 184 goles de la retirada estadounidense Abby Wambach. Tiene a su haber 2 medallas de bronce olímpicas, nombrada en 14 ocasiones jugadora canadiense del año y nominada 7 veces como jugadora del año de FIFA.

¡Este año es el mundial femenino y ahí vienen las muchachas!

¿Están involucionando los cerradores?

El cerrador de los Seattle Mariners Hunter Strickland.

Cuando vemos cómo ha cambiado el concepto y desarrollo de los lanzadores que concluyen los juegos de béisbol de Grandes Ligas, desde la década de 1950 a nuestros días, podemos pensar que el rol de cerrador pudiera estar dando un salto al pasado.

El célebre título cinematográfico “Back to the Future” (o de vuelta al futuro) pudiera estarse dando, porque pareciera que el futuro del trabajo de cerrador apunta a la década de los 50 y si sigue por ese camino, tiene tendencia a desaparecer, ya que un poco antes de esas ya lejanas fechas, nadie hablaba de cerradores.

La temporada pasada los Rays de Tampa usaron sus relevos para abrir una cantidad apreciable de juegos y lanzaron esos juegos “por comité” así que prácticamente no hubo abridores ni cerradores en esos partidos.

En lo que va de esta temporada Tampa ha usado hasta ahora 5 relevistas distintos para terminar los juegos.

Los campeones, los Medias Rojas de Boston, comenzaron la campaña sin relevista designado y hasta el momento no han nombrado uno.

Los Mellizos dijeron que “tenían reservas en nombrar un cerrador para este año” y los Bravos de Atlanta ya declararon que usarían un comité para hacer el trabajo.

Pero quizás los más determinantes en ese aspecto sean los equipos de los Orioles, los Reales y los maltrechos Marlins que declararon que no tenían planes de designar un cerrador para esta campaña.

El trabajo de cerrador fue emergiendo poco a poco con los años, primero esporádicamente, sin llamarlo con ese sexy nombre. De ahí surgieron algunos lanzadores relevo que fueron especializándose en ese rol y con el tiempo surgió el nombre de cerrador, la estadística de juegos salvados comenzó a adquirir relevancia y algunos lanzadores comenzaron una carrera en esa ocupación.

Antes de esa etapa los abridores estaban supuestos a terminar el juego que comenzaban. Abrían y cerraban. Al lanzador que enviaban a trabajar en el bullpen era generalmente un atleta al cual sus mejores días ya le habían pasado o que simplemente nunca llegó a alcanzar “mejores días”.
Evidentemente estos lanzadores no eran a los que el mánager le iba a entregar la bola para que salvara el juego para su equipo.

Los primeros lanzadores que cerraron partidos lo hacían lanzando 2 o más innings, no se veía mucho a pitchers de solo un inning y los de un solo bateador generaban comentarios en el periódico el día siguiente. Hoy los cerradores lanzan casi siempre un solo inning y cuando lo hacen por más de 3 outs muchas veces su efectividad sufre. Están mentalmente especializados (o atrofiados) para lanzar solo un inning.

Para acreditarse un “juego salvado” el equipo del nombrado cerrador, debe tener una ventaja de no más de 3 carreras. Puede tener una ventaja mayor si se le descuenta el número de corredores que estén en base cuando el cerrador haga el primer lanzamiento. También se le puede descontar el bateador de turno y hasta el que espera on deck para batear. Todo para incrementar los chances de que nuestro cerrador estrella se anote otro juego salvado.

Vamos a analizar a tres cerradores de tres décadas diferentes. Ellos encarnan, bastante bien, la evolución del trabajo de cerrador y nos pueden iluminar, si lo miramos al reverso, sobre cuál puede ser la involución de la profesión de cerrador.

Mariano Rivera.
Mariano Rivera.

Estos tres señores del montículo y de la conclusión del espectáculo son Hoyt Wilhelm, Bruce Sutter y Mariano Rivera. Los tres son distinguidos miembros del Salón de la Fama en Cooperstown.

En uno de mis programas del suspendido Deportes y Más dediqué el espacio en tratar de encontrar al mejor cerrador de todos los tiempos. Basado en sus números llegué a la conclusión que Hoyt Wilhelm fue el mejor de todos. Eso generó alguna controversia entre mis oyentes y mis colegas pero, en materia de números yo soy un profesional (no en radio) y además, ese era mi programa. Así que el que tenga otra teoría que la exprese pero con números no con historias anecdóticas.

Hoyt Wilhelm jugó de 1952 a 1972. 21 temporadas. Por cierto fue un lanzador estrella de los Leones de La Habana en Cuba, pero eso no lo contamos para esto.

Los salvados de Wilhelm fueron mayormente de 3 innings, por eso llegó en su carrera a 2,254 innings actuando en 1,070 juegos. Salvó 52 juegos pero “a la mala”. Aparte de los salvados ganó 143 juegos y perdió 122 con un ERA de 2.52 en sus 21 temporadas. De los juegos que abrió, aparte de los salvados, completó 20.

Bruce Sutter jugó de 1976 a 1986, 12 temporadas. El primer cerrador puro que entró en Cooperstown indicando la filosofía contemporánea de la profesión. Salvó 300 juegos y lanzó 1,042 innings, el 54% menos que Wilhelm y lanzó en 661 juegos, el 49% menos que Wilhelm. Sutter no completó ningún juego porque tampoco abrió ninguno, ganó 68 y perdió 71 con 2.83 de ERA.

Mariano Rivera jugó de 1995 a 2013 por 19 años, salvó 652 juegos, trabajó en 1,115 juegos y lanzó en 1,283 innings, 44% menos que Wilhelm. Rivera ha sido el único miembro del Salón de la Fama elegido unánimemente, ganó 82 juegos y perdió 60 con 2.21 de efectividad. En su Carrera no completó ningún partido.

Bueno, creemos que esos tres individuos en un mini análisis, encarnan la evolución del carácter del cerrador de juegos en el béisbol Quizás, mirando al pasado, podamos tomarlos como plantilla para vislumbrar la posible involución del cerrador.

Albert y Migui

Albert Pujols (izq.) y Miguel Cabrera.

En el año 2008 Miguel Cabrera comenzó a jugar para los Tigres de Detroit después de haberse estrenado con los Marlins, de Florida. En aquella época, habiendo debutado con un jonrón frente a Rogers Clement y haber pasado 5 años jugando en Miami, Miguel todavía no había sido líder en ningún departamento pero ya se hacía sentir. Tenía entonces 25 años.

Ese mismo año, Alberto Pujols estaba con los Cardenales de San Luis, equipo en el que militó durante 11 años. Ya había liderado la liga una vez en promedio al bate, un año en hits conectados, otro año en dobles y en carreras anotadas en tres ocasiones. Alberto había cumplido los 28 años.

Ese año, en el programa Deportes y Más que por muchos años hicimos en Radio Martí, dedicamos uno a estos dos atletas y el tema del programa, aún tan temprano, era sobre quienes creíamos que irían al Salón de la Fama en Cooperstown. Llegamos a la conclusión que Adrián Beltré y estos dos caballeros eran los que mejores posibilidades tenían de entrar en el templo de inmortales del béisbol.

Bueno, estamos en el 2019 y ya nadie duda que esos tres caballeros vayan a estar pronunciando un discurso en el Salón de la Fama unos 5 años después de retirarse.

Ya Beltré, como dice el cliché, colgó los spikes y con 3.000 hits conectados y otros vagones del tren que lleva a Cooperstown cargados de impresionantes guarismos, tiene el boleto para el Salón, si no es en la primera boleta, no habrá que esperar mucho.

Son Albert y Migui los que están aún activos y sumando numeritos. A Pujols le faltan dos años en su contrato con los Angelinos y a Cabrera le faltan cuatro con los Tigres. Ambos ya están gateando, no corriendo, subiendo la cuesta que lleva al Salón pero sumando y sumando.

Pujols tiene menos tiempo y más edad pero ya está en las alturas donde solo llegan las águilas y le quedan pocas águilas por superar.

En carreras impulsadas ya pasó a esas dos luminarias que bateaban uno detrás del otro, Babe Ruth y Lou Gehrig. El Babe con 1,992 y Columbia Lou con 1,994. Además, superó la mancillada marca de 1,996 de Barry Bonds.

En hits tenía 3,105 cuando escribí este artículo y le faltaban 61 para superar a Beltré como el iberoamericano con más hits e instalarse en el puesto número 16 de todos los tiempos.

Los 638 jonrones de Pujols lo colocan a 22 de alcanzar los 660 de Willie Mays y el quinto lugar en jonrones de la historia. Pujols terminará su carrera entre los primeros en carreras anotadas y dobles.

Súmenle a lo anterior el título de Novato del Año, dos Guantes de Oro, seis Bates de Plata, dos premios de Jugador más Valioso y diez Juegos de Estrellas.

¿Cómo va al Migui? El muchacho del Barrio La Pedrera, en Maracay, le sigue los pasos a Albert. Cabrera tiene más tiempo en su contrato y menos edad que Pujols, aunque su salud está en veremos.

Cabrera ha sido líder en dobles 2 veces, en jonrones 2 veces, también 2 veces en impulsadas, en promedio al bate 4 veces, ha Ganado 7 Bates de Plata, 2 títulos de Jugador Más Valioso, 11 Juegos de Estrellas y ostenta uno de los galardones más escasos y apreciados del béisbol, una Triple Corona de bateo.

El hacer predicciones en el deporte es bastante arriesgado, pero en este caso creemos que la de que Albert y Migui estarán en Cooperstown es una apuesta segura.

¿Qué tiempo tiene un pelotero para entrar en la agencia libre?

El jardinero venezolano Ronald Acuña Jr. (13) y los Bravos de Atlanta pactaron un contrato de 100 millones de dólares. (Brett Davis-USA TODAY Sports)

Esta pregunta nos la hacen cada rato nuestros oyentes. ¿Qué tiempo tiene que estar un jugador con un equipo, después de su debut, para optar por la agencia libre? La periodista de ESPN, Christina Kahrl, hace una explicación del tema pero se enreda en ejemplos y en pretensiones de hacer literatura.

Voy a tratar de explicar en criollo como es la mecánica.

Una campaña de Grandes Ligas dura, de acuerdo al reglamento de la institución, 187 días. Los jugadores ganan una temporada si permanecen 172 días o más en la lista de jugadores activos que tiene 25 peloteros por equipo.

Después de 6 temporadas completas con el equipo el jugador tiene derecho a declararse agente libre y optar por ofrecer sus talentos a cualquier equipo. Ahora bien, fíjense que digo completas, y eso es importante porque el equipo puede, antes que se agoten los 172 días, dividir esos 172 días en varias temporadas y hacer que el jugador tarde en completar el tiempo requerido para “liberarse”.

Por eso es importante calcular cuando pasan esos 172 días.

Hay otra situación que se presenta a menudo y los equipos se pueden valer de ella aunque en honor a la verdad no siempre lo hacen.

De acuerdo al reglamento de Grandes Ligas, un pelotero prospecto de ligas menores, se debe agregar a la lista de 40 jugadores si está firmado por el equipo cuando tenía 19 años o más y lleva 4 años o más en la organización y 5 años o más si es menor de 18 años.

Si el equipo no cumple con esas reglas, pudiera perder ese jugador en la llamada Regla 5 que celebra un sorteo cada diciembre y otros equipos pueden ganar el derecho de firmar ese jugador por una mínima cantidad y “robarse” el prospecto con muy bajo costo de inversión.

La Regla 5 también tiene sus requerimientos y protocolo y el equipo que adquiere el jugador puede perderlo sino sigue esos pasos. Pero ese tema es para otro día.

Los mejores prospectos son los más afectados por la manipulación de los “172 días” por los equipos porque estos usualmente son los que están listos para subir al club grande pero los equipos pueden dilatar el tiempo de que esto ocurra y así prolongar el tiempo del jugador antes de que pueda optar por la agencia libre.

Chistina Kahrl nos pone varios ejemplos de prospectos cuyo tiempo de debut en Grandes Ligas fue manipulado por sus equipos. Les mostraré 5 ejemplos. Vale decir que de esos 5 muchachos que señalo, cuando al fin debutaron, 4 ganaron el título de novato del año.

Los 5 jugadores son:

  • Evan Longoria. Podía haber sido la tercera base de Tampa el día inaugural de la temporada de 2008.
  • Bry Harper. Le pasó algo por el estilo con los Nacionales en 2012.
  • George Springer. Lo mismo en 2014.
  • Kris Bryant. Con los Cachorros en 2015. Muchas protestas del jugador y de su agente.
  • Ronald Acuña. También lo “empujaron” para atrás en 2018. Acaba de firmar un contrato de $100 millones a largo plazo con los Bravos.

¿Por qué los equipos hacen esto?

Los análisis nos dicen que en el período de 24 a 30 años el jugador de béisbol tiene sus mejores años. Si un jugador debuta con el equipo a los 24 años, el equipo lo puede mantener bajo su control por 7 años y ese jugador no podrá entrar en la agencia libre hasta sus 30 años habiendo agotado, en promedio, los años más productivos de su carrera atlética y el equipo habrá obtenido, como en el título de la novela cursi “los mejores años de su vida”.

Este sistema no lucirá muy tierno pero es muy buen negocio para los equipos. Y en la vida, lo digo siempre, tú no tienes lo que mereces sino, lo que negocias.

Cargar más

XS
SM
MD
LG