Enlaces de accesibilidad

Cuba

Mercado libre florece en callejón marginal habanero

En kioscos como éste, pero sobre todo en los portales de las casas en el barrio La Cuevita se venden desde escobas de plástico hasta televisores importados.

¿Que en Cuba no hay nada? En La Cuevita, San Miguel del Padrón, hay tanto como en cualquier pulguero de Miami... hasta el 30 de noviembre. (Fotos de Dania Virgen García)

“Cuando Felita llegó a la parada de la Virgen del Camino, en el municipio capitalino de San Miguel del Padrón, había una multitud. Pensó volver para la casa de su hermana, pero dentro de dos días regresaba a Guantánamo y necesitaba comprar algunas cosas que no encontró en las tiendas, así que decidió aventurarse”.

“Le preguntó a una mujer cuál era la guagua para La Cuevita, y esta le respondió: “Cuando vea el molote montándose, trate de subir, que casi toda esa gente va para allá””.

En La Cuevita algunos vendedores exponen su mercancía bajo una sombrilla.
En La Cuevita algunos vendedores exponen su mercancía bajo una sombrilla.
“Así lo hizo Felita, y guiada por la multitud se bajó en la parada del minimax, en cuyos viejos y destartalados mostradores solo había jabón de baño y arroz, además de algunos productos de la libreta de racionamiento. A unos metros del minimax estaba la entrada a la candonga de La Cuevita. Caminar se hacía difícil por la gran cantidad de curiosos y compradores potenciales que se detenían en esta o aquella mesa”.

Así comienza la veterana periodista independiente Gladys Linares una crónica publicada por Cubanet sobre la llamada candonga —el término lo importaron de Angola los soldados cubanos— de La Cuevita, un callejón cerca de la periférica Calzada de San Miguel del Padrón donde el asfalto se entreteje con terraplén y baches y el comercio bulle, y ebulle.

Llamé por teléfono a Gladys, y para hacerme una idea de lo que van a buscar allí miles de cubanos y hasta visitantes extranjeros, le pregunté qué había comprado ella personalmente en la candonga: “Una bata de casa; las zapatillas de andar en casa que llevo puestas; un caldero y una olla arrocera eléctrica para la cocina; a veces voy a buscar hilo; compré un palo de “bayeta” (trapeador) que está muy bueno; cuando se pierde la comida para perros, allí la hay; pero hay mucho más: batidoras, televisores, teléfonos celulares"…
Cubanos de las provincias acuden a La Cuevita en busca de surtido, calidad y precios más bajos.
Cubanos de las provincias acuden a La Cuevita en busca de surtido, calidad y precios más bajos.

La enumeración me hizo pensar automáticamente en un pulguero de Miami, aunque hay diferencias: en La Cuevita unos venden con licencia y otros sin licencia; se vende al detalle y también al por mayor, y aunque algunos tienen sus puestos de venta en kioscos o debajo de sombrillitas la mayoría vende desde su casa: las muestras, en el portal; el “almacén”, en la sala.

“Están unidos contra la policía, y cuando se corre la voz de que llegaron inspectores, recogen todo lo que exhiben en el portal y cierran la puerta de la casa”, dice Gladys, que ha sido testigo de lo que cuenta.

Ella vive en Lawton, “a siete paradas, en el P-2”, mientras que Dania Virgen García, otra periodista independiente, vive a unas cuadras de La Cuevita. Dania explicó a martinoticias.com que el lugar empezó a ganar popularidad porque muchos residentes de ese barrio marginal se dedicaban a fabricar dentro de sus casas, para luego venderlos, artículos de plástico para el hogar como cepillos, baldes, palitos de tendedera, escobas, "haraganes", recogedores, etc.

Siendo ellos los fabricantes, ofrecían precios más bajos que los revendedores en otros lugares de la capital. Así se convirtieron en mayoristas “Ahí van miles y miles de personas a comprar mercancía por cantidades, para después revenderla en las provincias o en otros municipios”, apunta Dania.
La candonga La Cuevita se extiende por varias cuadras siempre animadas por vendedores y compradores
La candonga La Cuevita se extiende por varias cuadras siempre animadas por vendedores y compradores

Pero ya no son sólo producciones artesanales. Desde que el gobierno autorizó las categorías de productor-vendedor en el trabajo por cuenta propia comenzó a aparecer en La Cuevita, como en muchas otras “candongas” diseminadas por el territorio nacional, mercancía importada: ropa, calzado, accesorios, juguetes, artículos para el hogar, electrodomésticos, piezas de computadora... en un país donde el gobierno se reserva el monopolio del comercio exterior.

“Y si no lo tienen te mandan al que lo tiene, o te dan la opción de encargarlo y te dicen cuando puedes ir a recogerlo”, señala Gladys, y explica cómo ha ido en aumento el número de personas que se dedican a viajar y hacer compras para estos microempresarios. “Conozco un muchacho que viaja todas las semanas a México, se va el viernes y regresa el lunes. Trae fundamentalmente juguetes y artículos para niños y mujeres”.

Auto rentado por turistas estacionado en La Cuevita
Auto rentado por turistas estacionado en La Cuevita
¿Cómo viajan estos proveedores irregulares? Algunos se han casado con nacionales mexicanos, o panameños, o ecuatorianos, y ya tienen nacionalidad y pasaporte de esos países; “Conozco un matrimonio que el hijo de ellos allá en Miami conectó al padre con una ecuatoriana, y se casaron”, cuenta Gladys.” Y otro que era esposo de una doctora, se divorció de ella y se casó con una mexicana. Pero él sigue aquí con la doctora, todo fue para tener esas facilidades. Nada, que el hombre se las inventa para salir de la jaula”.

Están también en esos menesteres del viaja, compra y trae beneficiarios cubanos de la Ley de Nietos española, de los cerca de 200.000 que obtuvieron esa nacionalidad.

Además, en muchos casos los nuevos parientes, como también otros extranjeros, participan en el negocio. Apunta Dania Virgen: “Hay quien ha prosperado en La Cuevita alquilando cuartos o apartamentos, porque los extranjeros vienen con la mercancía y se hospedan en el barrio, siempre en el mismo lugar. Alquilan un carro particular con su chofer para moverse, y tú los ves por aquí tomando cerveza como cualquier cubano. Y cuando no vienen ellos viene la esposa, el hijo, el nieto, la madre"…

FUENTE DE EMPLEO

Las dos colegas señalan que los vendedores les están dando empleo a jóvenes que estaban desempleados y sin estudiar. “Les dan un precio y ellos van y sacan su licencia, y cuando llega la mercancía tú los ves haciendo una colita para comprar lo suyo y salir a venderlo”, dice Dania.
En la "candonga" La Cuevita, en San Miguel del Padrón se puede encontrar de todo, nacional o importado.
En la "candonga" La Cuevita, en San Miguel del Padrón se puede encontrar de todo, nacional o importado.

Quienes tienen mucha mercancía contratan personas que la vayan vendiendo a domicilio, abunda Gladys. Y señala que La Cuevita también es fuente de ingresos para quienes vienen de las provincias, en un país donde según los propios economistas oficiales se necesitan varios salarios medios para cubrir las necesidades básicas.

La colaboradora de Cubanet y Primavera Digital dice conocer a unas muchachas de Girón, en la provincia de Matanzas, que cuando planean viajar a La Habana para visitar la candonga compran antes en la localidad jugo de naranja, quesos, habichuelas, ají y otros productos del campo que tienen demanda en la capital. Una vez en La Habana salen a pregonar y vender lo que trajeron, y el producto de la venta lo invierten en La Cuevita.

LOS PRECIOS MÁS BAJOS SON SÓLO UNA DE LAS VENTAJAS

Dos empleadas leen el periódico en una ociosa tienda de calzado deportivo ubicada en el Centro Comercial Carlos III.
Dos empleadas leen el periódico en una ociosa tienda de calzado deportivo ubicada en el Centro Comercial Carlos III.
“Tú ves aquí una blusa panameña en 25 CUC o un pantalón de hilo en 29 CUC; en una boutique del Estado cuestan la misma blusa y el mismo pantalón por lo menos 10 CUC más cada uno”, señala Dania. “Las toallas que están en las tiendas estatales a 11 y 15 CUC las consigues en La Cuevita por dos pesos (convertibles)".

Gladys asegura que no hay manera de que las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) estatales compitan en buena lid con los privados, porque venden cosas anticuadas, de mala calidad, y a precios más altos.

“A mi esposo le regalé una vez un par de zapatos que me costó en una shopping del Estado más de veinte dólares. Eso para Cuba es carísimo. Los guardó, esperando una ocasión para ponérselos, y cuando por fin los sacó habían soltado toda la capa exterior. La gente sabe que es así, y por eso busca a este tipo de cuentapropista que tiene mejor surtido, de artículos más a la moda, de mejor calidad y a mejores precios. Y hasta puedes regatear. La Cuevita se ha convertido en una buena opción de mercado para los cubanos”

EL ULTIMATUM DEL ESTADO

Pero al Estado no parece agradarle que los cubanos tengan opciones si éstas perjudican sus ingresos en divisas.Y las TRD representan una de las principales fuentes de moneda dura de la clase empresarial-militar.

Aunque en La Cuevita hay casi todas las semanas operativos contra los vendedores sin licencia, y el lugar ha estado últimamente plagado de policías, hasta ahora el comercio ha seguido su curso natural.

Sin embargo, a fines de septiembre las resoluciones 41/2013 y 42/2013 del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, establecieron, después de dos años de tolerancia a la venta de artículos importados por particulares, que la venta de productos de factura industrial, o comprados en el exterior por modistas o sastres, plomeros y productores o vendedores de artículos varios de uso del hogar, constituiría en adelante una infracción y conllevaría a la aplicación de una multa y el decomiso de la mercancía.

El Estado todavía no ha aplicado esa parte de las resoluciones, pero les ha dado un ultimátum a los privados, advirtiéndoles que tienen hasta el 30 de noviembre para liquidar la mercancía importada.

Gladys tituló su crónica para Cubanet sobre la candonga de San Miguel del Padrón "Nube negra sobre el pulguero de La Cuevita" .

“Un hermano mío tiene una impresora, y cada vez que necesita cartuchos de tinta nuevos viene desde Camajuaní, en Villaclara, a comprarlos en La Cuevita”, dice la periodista independiente, y se pregunta: “No sé dónde los va a comprar si cierran la candonga. Supongo que tendrá que buscarlos como antes: en el mercado negro”.

Vea todas las noticias de hoy

Desastre azucarero en Cuba, crónica de una crisis anunciada

Central azucarero Jesus Rabí, en Calimete, Matanzas. (Archivo)

La crisis en Cuba se pone en evidencia en todos los sectores de la economía isleña y el sector de la industria azucarera, cuyo producto, el azúcar de caña, fuera el primer rubro de exportación nacional, es uno de los que amenaza con desaparecer.

Desde La Habana, Yoani Sánchez, directora del diario digital independiente 14ymedio, dijo a Radio Martí que la emblemática industria azucarera cubana tocó fondo, por lo que será muy difícil rescatarla como pidió Miguel Díaz-Canel.

“Estamos tocando fondo en la industria azucarera, ni siquiera se puede satisfacer la producción nacional y entonces, Díaz-Canel se aparece con su típica secuencia de frases hiladas, consignas, mediocridad verbal, para decir que sí, que hay que rescatarla, que hay que salvarla.

Cuba afronta la peor zafra de los últimos 150 años
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

"Dice él que este sector hay que salvarlo porque representa cultura e historia para el país. Ahora se da cuenta que el azúcar no es solamente un producto que se vende y por el que se gana dinero, sino un producto que trenza la identidad nacional, que se conecta con muchas cuestiones, como el ferrocarril, la vida de pequeños pueblos, la autonomía de algunas comunidades que, prácticamente han muerto en la medida en que se rebajan los índices de producción azucarera”, observó la comunicadora.

La zafra de 2021-2022 sólo produjo el 53 % del plan previsto inicialmente de 900.011 toneladas, según el grupo estatal AZCUBA. De los 36 centrales que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, sólo tres cumplieron su plan de producción. Tampoco se lograron los planes de exportación, principalmente a China, proyectado en unas 400.011 mil toneladas, reconocieron las autoridades.
La periodista Miriam Leyva señaló que la zafra azucarera cubana fracasó hace mucho tiempo.

“Una cosa que es muy importante es que, de la misma manera en que se han perdido todos los hierros y los campos de caña, se ha perdido el conocimiento y la tradición, porque ya esos especialistas de un calibre tremendo –porque eso no es sólo que sean ingenieros directores de la empresa- hasta los ‘puntistas’, la gente esa que toca el granito de azúcar para conocer si ya está bueno, eso se ha perdido también, y entonces ni siquiera hay cortadores de caña. Primero, emigraron por necesidad y, además, porque ¿dónde van a trabajar?", indicó Leyva.

Por otra parte, de acuerdo con la publicación independiente Diario de Cuba, Díaz-Canel repitió en un encuentro sostenido con especialistas en el sector azucarero algo que ya se había predicho: la “involución tecnológica” del sector, que se traduce en “cada vez menos caña”.

El gobernante cubano reconoció, además, que a pesar de todo, “seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que, desde que la planificamos, sabemos que es imposible cumplir”.

En uno de los momentos más críticos que vive Cuba en las dos últimas décadas, la producción de azúcar de la recién terminada zafra alcanzó el nivel más bajo de los últimos 150 años.

(Con reporte de José Luis Ramos para Radio Martí)

"Tu miedo no me importa"

Amelia Calzadilla. (Captura de video/Facebook)

Esta frase la escuche en una filmación proveniente de Cuba. Una voz de mujer que sintetizaba el sentir de otras muchas, todas, hartas de un coctel que dura 63 años, en el que solo se mezclan represión y miseria. Expresión que refleja, a mi modesto entender, la probabilidad de jornadas muy cruentas y dolorosas que deben conducir a una Patria nueva, donde no haya verdugos ni victimarios.

Esa fue una de las voces que escuche en las redes esta semana. Un comentario que solo se produce en una sociedad atemorizada como la cubana, donde prima el terror, las personas se autocensuran y procuran que sus seres queridos no rompan el círculo del miedo por los perjuicios que puedan acarrearles.


Otro testimonio desgarrador que tuve la oportunidad de ver fue el de una madre de tres niños que denuncia la precaria situación que enfrenta junto a su familia. Una contundente e irrefutable evidencia del fracaso del totalitarismo castrista, además, de mostrar el sacrificio inútil de amplios segmentos de varias generaciones de cubanos de trabajar a favor de un proyecto que ha devastado la Isla y muchos de los valores de su ciudadanía.

El castrismo en cualquiera de sus derivados, venezolano, nicaragüense, boliviano y un eventual colombiano si Gustavo Petro llega al gobierno, solo conduce al fracaso y a la frustración. Es una propuesta ineficiente en todas sus expresiones, a excepción de su innegable habilidad para imponer un estricto control social basado en la represión y la desinformación.

La juventud debería considerar con mucha ponderación las propuestas políticas milagrosas. Cierto que en la política se aprecian manejos muy malos que deben ser erradicados, pero no deben ser motivo para creer ciegamente en un iluminado que solo asegura que lo cambiará todo para construir un futuro luminoso. Hay que instruirse, conocer el pasado y aprender que “mis derechos terminan donde empiezan los de los otros”.


El ejemplo de Cuba, Venezuela y Nicaragua deberían servir de modelo a las nuevas generaciones que esperan “conquistar el cielo” sin entender que una vida confortable dentro de la justicia solo se alcanza con trabajo. Lo demás está por verse.

Los cubanos, en una notable mayoría, abrazaron a su Mesías y repudiaron lo que lo negara. En aquella barahúnda de histeria desenfrenada, como la calificara el historiador y periodista Enrique Encinosa, representantes de todas las generaciones cerraron los ojos y se prestaron a cazar a quienes disintieran. Fueron ellos los que ayudaron a destruir el país; conduciendo a las generaciones emergentes al grado de desesperación que muestra esta madre cuando acusa al gobierno, consciente de las represalias que puede padecer, de inepto, corrupto y complaciente con todo lo mal hecho.

Cierto que ha sido el liderazgo castrista y todos sus funcionarios, incluidos policías y militares, los que han sostenido al régimen de oprobio por más de seis décadas, pero también han contribuido a su sostenimiento, y a la formación de las colonias de Venezuela y Nicaragua, quienes hayan prestado sus habilidades y talentos a divulgar y convencer a la denominada mayoría silenciosa de lo justa y provechosa de la obra totalitaria.


Un régimen totalitario no permite feudos, solo están relativamente libres de sus mandatos quienes se les oponen. Sin embargo, el resto de la ciudadanía debe conducirse como disponen las autoridades, lo que motiva un nivel de complicidad muy alto, y una comprensión del miedo que trasciende la individualidad de la persona. Un síndrome de indefensión que transforma al ciudadano en una jauría sin voluntad, pero que llega a un momento de ruptura, como ocurrió con esta madre, que pide que la detengan, y exhorta al resto de las madres de la Isla a unirse, para reclamar, de una vez por todas, respeto a sus derechos y una vida digna.

Esta angustiada madre le dice mentiroso al régimen cuando desnuda una de sus falsedades fundamentales, al proclamar que los “bienes son del pueblo”. Todos escuchamos y leíamos, repetido hasta el cansancio, “esto es del pueblo”, y hay que tener coraje para desmentirlo, como ha hecho esta señora, que está padeciendo numerosas represalias y abuso de las autoridades.

Solo resta confiar que se sumen más madres, la ciudadanía a su reclamo para alcanzar un país, “con todos y para el bien de todos”.

Guardia Costera de EEUU devuelve a 47 balseros cubanos a la isla

Una balsa en la que viajaban migrantes cubanos, interceptada por la Guardia Costera estadounidense el jueves pasado, a unas 3 millas al sur de Long Key, Florida. (Foto: USCG)

La tripulación del guardacostas Charles Sexton repatrió a 47 migrantes a Cuba el sábado, detenidos en tres operaciones diferentes frente a los Cayos de Florida, informó la Guardia Costera de EEUU, que ofrece detalles de las interdicciones y recalca el peligro de la emigración irregular.

En la medianoche del miércoles, 22 de junio, a unas 30 millas al sureste de Anguilla Cay, Bahamas, la tripulación del guardacostas Hickory alertó a los agentes del Distrito Siete de la Guardia Costera de una embarcación rústica con cubanos a bordo.


En una segunda operación, el equipo de rescate de la Estación de la Guardia Costera de Islamorada alertó a los vigilantes del Sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de otra embarcación de fabricación casera, el jueves, aproximadamente a las 6:30 a. m., a unas 3 millas al sur de Long Key.

Ese mismo día, sobre las 3:00 de la tarde, la tripulación del guardacostas Cutter Confidence alertó a los agentes del sector de la Guardia Costera de Cayo Hueso de una embarcación rústica, a unas 50 millas al sur de Long Key.

"No se haga a la mar en embarcaciones inseguras, sobrecargadas y rústicas sin equipo de seguridad ni chalecos salvavidas", dijo el teniente Connor Ives, del Distrito Siete de la Guardia Costera. "El Estrecho de Florida es impredecible y el clima puede hacer que un viaje sea mortal en un instante".

Desde el 1 de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a 2.691 cubanos, en comparación con 838 en el año anterior. La agencia federal ha registrado 39 muertes confirmadas de estos migrantes, en su intento de llegar a las costas de EEUU.

Exiliados cubanos en España convocan a manifestaciones el 10 y 11 de julio: "No nos permitimos olvidar"

Cubanos en La Gran Vía de Madrid, en España, se manifestaron el 25 de julio en apoyo a las protestas del 11 de julio de 2021 en la isla. (Foto: Pierre-Philippe Marcou/AFP)

Un grupo de organizaciones de cubanos en el exilio han convocado a manifestaciones en varias ciudades españolas los días 10 y 11 de julio, para conmemorar el primer aniversario de las protestas multitudinarias que sacudieron a la isla el verano pasado.

“Constituimos un grupo de Asociaciones que, aunando gran parte de la comunidad cubana radicada en diferentes puntos de la geografía española, abogamos por el reconocimiento y ejercicio de los Derechos Humanos, Civiles y Políticos, la consecución de la Democracia y Prosperidad para nuestra Patria”, señalan en un comunicado de prensa.


Entre las organizaciones firmantes se encuentran Cubanos Libres en Zaragoza, Cubanos por el Progreso y la Integración en Valencia, Asociación Cubano-Cordobesa por la Democracia, Cubanas Libres al Poder, Asociación Cubano-Vasca Demokrazia Kubarentzat, Asociación de Cubanos en Cantabria, Cubanos por la Democracia Barcelona, Democracia para Cuba- La Rioja, Asociación Cubanos en Gran Canaria, Asociación Cubanos Unidos por la Democracia, y la Mesa de Unidad Cubana.

En la convocatoria, los exiliados cubanos recuerdan los días de represión que siguieron a las manifestaciones populares. “Fueron horas de regocijo, llantos, impotencia y por fin alguna esperanza, que se fue disipando con la Orden de Combate emitida por el tirano y en la medida en que se iba acrecentando la más brutal represión contra nuestros hermanos en la Isla”, dice el texto.

“No olvidamos el sufrimiento de los presos políticos, muchos de ellos menores de edad, a sus familiares y amigos. No olvidamos las condiciones terribles de subsistencia que hacen insoportable el día a día de los cubanos y a las que el régimen solo responde silenciándoles", agrega.

Los firmantes también hacen referencia al éxodo masivo de los últimos meses, cuyas cifras ya superan las del puente marítimo del Mariel, en el que más de 125 mil cubanos abandonaron la isla.

"No olvidamos a los exiliados que conforman hoy una diáspora inmensa que se niega a renunciar al deber y el anhelo de una tierra soberana. No nos permitimos olvidar a todo un pueblo, el 11J la lucha continúa”, concluye el comunicado.

HRW exige liberación de José Daniel Ferrer: "Hace 20 días que su familia no puede comunicarse con él"

Líder de UNPACU, José Daniel Ferrer. (Foto: Facebook Ana Belkis Ferrer)

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este sábado la situación de aislamiento en Cuba del prisionero político José Daniel Ferrer, encarcelado desde el 11 de julio pasado, y de quien no se tienen noticias desde hace ya 20 días.

"Su detención es arbitraria. Exigimos que sea liberado y se respeten sus derechos", escribió en Twitter el investigador sénior de la División de las Américas de HRW, Juan Pappier.


El martes pasado, familiares del opositor cubano, líder de la Unión Patriótica de Cuba, no pudieron verlo en la prisión de Mar verde, en Santiago de Cuba, adonde se dirigieron para exigir fe de vida tras varios días sin tener ningún tipo de información sobre su situación.

Las autoridades aseguran que Ferrer se ha negado a tener contacto con su familia, según dijeron a su esposa, la doctora Nelva Ismaray Ortega.

“Supuestamente él no quiere saber de su familia, no quiere hablar con nosotros. Sabemos muy bien que cuando ocurrió eso, en Aguadores, mi esposo estaba en huelga de hambre y estaba siendo víctima de todo tipo de torturas físicas y psicológicas”, denunció Ortega a Radio Martí.

Activistas de la célula Libertad y Democracia, que pertenece a UNPACU, y promotores de la plataforma cívica Cuba Decide en Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, manifestaron el jueves su solidaridad con la familia de Ferrer y exigieron fe de vida del opositor en un video compartido en YouTube.


Esta semana, la Embajada de EEUU en La Habana se cuestionó en Twitter por qué las autoridades cubanas impiden a Ferrer tener contacto con sus familiares, "incluyendo el fin de semana del Día del Padre", en que no tuvieron noticias de él.

Desde prisión, el prisionero político ha denunciado en múltiples ocasiones que lo mantienen bajo un régimen de severidad, incomunicado y que ha padecido severos y persistentes dolores de cabeza, escalofríos y temblores.

El líder de UNPACU deberá cumplir cuatro años y 14 días de cárcel por supuestamente haber incumplido los requisitos de limitación de libertad establecidos en una sanción impuesta previamente en 2020.

Cargar más

XS
SM
MD
LG