Enlaces de accesibilidad

Cuba

Mariela y la Zona Roja: Romance de la Niña Mala

Quiero pensar que las mujeres cubanas, las que viven en la Isla al menos, no se enterarán de lo que dice a sus espaldas otra mujer como ellas, pero con el salvoconducto de dos apellidos semi divinos en el Olimpo insular.

Me pregunto si la televisión cubana habrá reproducido al menos un bocadillo de la deliciosa entrevista que ofreciera Mariela Castro Espín a las cámaras de Radio Netherlands Worldwide, durante su reciente visita a la Zona Roja de Ámsterdam.

El material no tiene desperdicio. Se trata de una auténtica joyita, un supremo exponente del cinismo del que esta dama, garante de ciertas sexualidades de su país, es capaz.

Mariela visitó la famosísima Zona Roja de la capital holandesa, de seguro el área de tolerancia sexual más conocida del mundo, donde comprar un pitillo de marihuana es tan legal como pagar una de las apetecibles chicas que se prostituyen desde coloridas vidrieras. Su cara, durante el reportaje que la exhibía mirando aquellas vidrieras eróticas, era un poema de amor: Mariela había sido flechada por el feeling de la Zona Roja.

Según el reportaje, la hija de Raúl Castro asistió a una conferencia internacional en el país de las libertades extremas, y fue a “ganar experiencias” en el tema que a ella, presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual, le ocupa. Como ha demostrado en no pocas ocasiones: el único tema de su país que le importa.

Yo, al igual que Mariela, respeto y admiro (sus dos términos durante la entrevista) la forma en que Holanda administra el ejercicio de la profesión más antigua del mundo, proponiendo soluciones en lugar de trabazones, y permitiendo que la misma prostitución que se ejercería sin garantías legales, higiene, y respeto social, se realice con la más natural transparencia y protección del Estado. Sobre todo porque en Holanda no solo las prostitutas, los amantes de la marihuana o la homosexualidad, tienen sus derechos grabados en bronce.

A otros puede no gustarle: a mí, defensor a ultranza de las decisiones individuales, no me molesta que quien desee ganar dinero con su cuerpo -siempre y cuando sea una decisión tomada con mayoría de edad- pueda hacerlo con legalidad.

Donde las declaraciones de la delfina Castro Espín dejan la boca abierta es cuando extrapola el tema prostitución a nuestra Isla tropical, la misma tierra en que a mí, como a millones de cubanos, me enseñaron que uno de los terribles males republicanos que la salvadora Revolución erradicó desde 1959, fue el del comercio de la carne.

Mariela no solo afirma que sí se ejerce en el icónico malecón habanero, sino que de vez en vez ella conversa con los policías circundantes, haciéndoles entender que deben ser un poco comprensivos, que no está mal irse de manos con el mejor postor -por regla general de nacionalidad foránea- y que solo deberían tomarse medidas con aquellas o aquellos que, según sus palabras textuales, ejerzan la prostitución de una forma “molesta”.

No estaría mal preguntarle a una de las miles de “jineteras” cubanas que han pasado años en prisión por vender sus carnes a cambio de comida, de ropa, o de un pasaporte europeo, si tuvo alguna vez noción de cómo hacer lo suyo sin parecer “molestas”, y en consecuencia recibir la protección pública o solapada de la jefa del CENESEX.

Pero la guinda del pastel aparece también esta vez. En diálogo con una prostituta quizás holandesa, Mariela se carcajea, exhibe sus dientes cuidados, mira a la cámara con su boina bien chic, y comenta con un gesto de niña traviesa: “En Cuba yo he conocido gente que dice ´necesito arreglar el baño y no tengo dinero´, y entonces le da el servicio sexual al albañil hasta que le terminan el baño.” Al final de la anécdota, la anfitriona holandesa, el intérprete, y el hada madrina del transexualismo y la modernidad genital cubana, terminan riendo a mandíbula batiente.

Sí, definitivamente es una joya digna de guardar. Pocos materiales nos servirán como este en el futuro para ejemplificar los niveles inescrupulosos a los que llegaron ciertos apoderados del poder, que no solo gozaban de privilegios vedados para los cubanos corrientes –viajes por medio mundo, entrevistas libres a medios foráneos, estilos de vida primermundistas-, sino que tenían la extraña facultad de tomar sucesos trágicos, grotescos, mórbidos, como una mujer que paga con su sexo los servicios de plomería por la precariedad económica que padece, y volverlos un chiste de buen ver, de buen reír en la distante Holanda.

Quiero pensar que las mujeres cubanas, las que viven en la Isla al menos, no se enterarán de lo que dice a sus espaldas otra mujer como ellas, pero con el salvoconducto de dos apellidos semi divinos en el Olimpo insular.

Quiero creer que aquellas que, efectivamente, no solo han hecho gozar en la cama a un albañil desconocido, sino a un panadero, reparador de ventiladores o un prehistórico anciano español con preferencias criollistas, no sentirán la doble humillación de que sus casos sean tomados en la aristocrática boca de Mariela Castro Espín, para divertir a prostitutas holandesas. Entiéndase: prostitutas holandesas cuyos ingresos son idénticos a los del trabajador de clase media-alta, que poseen libertades y garantías constitucionales, que no son extorsionadas ni por proxenetas ni por policías revolucionarios, y que jamás venderán sus atributos a cambio de un lavamanos sin salidero.

Lo peor de todo es que quizás me equivoque: podría llegar una próxima emisión de la Mesa Redonda donde se invite a la princesa Castro a revelar sus experiencias en Ámsterdam, y donde quizás ella repita punto por punto las declaraciones que ofreciera a Radio Netherlands Worldwide. En Cuba hay estómagos para todo.

Vale la pena recordar que años antes del romance de Mariela con la Zona Roja, su tío no se escondió para decir que sí, efectivamente Cuba tenía prostitutas, pero que sin dudas eran las prostitutas más ilustradas del mundo.

Vea todas las noticias de hoy

Otros 9 muertos en una de las peores semanas de la pandemia en Cuba

El coronavirus ha arreciado la ya existente crisis de alimentos en Cuba. (Foto AP/Ramón Espinosa)

Las autoridades sanitarias reportaron 9 fallecidos y 1,040 nuevos casos de COVID 19 este viernes en Cuba, en una de las peores semanas de la pandemia en la isla, con cerca de 5 mil contagios y más de 40 muertes por la enfermedad en tan solo 5 días.

Del total de diagnosticados, 1,015 fueron autóctonos y 25 importados, con fuente de infección en el extranjero.

Permanecen hospitalizados 25,104 pacientes: 3,914 sospechosos, 15,460 en vigilancia y 4,750 casos confirmados activos.

Por provincias, La Habana informó de 567, Matanzas 158, Santiago 86 y Granma 72, entre los territorios con mayor incidencia de la enfermedad.

El aumento en el número de casos críticos y graves ha resultado en el incremento de la morbilidad en el país, dijo el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán.

En edades pediátricas fueron reportados 106 positivos (6 menos de un año), para un total de 11,328 de niños, adolescentes y jóvenes contagiados en el país, 713 de ellos aún activos.

Las autoridades insisten en que la población debe cumplir con las medidas epidemiológicas ya establecidas, poniendo en el foco de atención a los ciudadanos y multando a quienes las violen.

Pero más de 3 mil multas, solo en la capital del país, permanecían sin pagarse esta semana, la mayoría atribuídas al Decreto 14/20, que castiga las "transgresiones de las normas sanitarias establecidas", según un reporte del diario estatal Tribuna de La Habana.

"No vamos a entregar el sector no estatal", adelanta Díaz-Canel antes de debate en el congreso comunista

Cuentapropista desinfecta su carro en La Habana ante el coronavirus. (YAMIL LAGE / AFP)

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel defendió este jueves la idea de un sector privado en Cuba bajo el control absoluto del Estado durante un encuentro con representantes de las llamadas formas de gestión no estatal y directivos de empresas, en un adelanto de lo que será el debate sobre este tema en el octavo congreso del partido.

“El enemigo no descansa en tratar de fracturar la relación entre el sector estatal de la economía y el sector no estatal” y trata de “separar, bajo ese concepto, pueblo de gobierno”, dijo Díaz-Canel.

“No vamos a entregar ese sector no estatal”, reconocido por los “documentos programáticos” y el “congreso del partido, al enemigo”, afirmó el gobernante.

El primer ministro Manuel Marrero, presente en la reunión, dijo que el gobierno reafirma su visión sobre el rol de la empresa estatal socialista en la economía nacional, pero también ratifica “la prioridad e importancia en la consolidación y desarrollo de otras formas de gestión no estatales”.

Según Marrero, “más allá de la forma de producción y propiedad, lo más importante es tener claridad de que todos tenemos la responsabilidad de construir una sociedad socialista próspera y sostenible”. El funcionario no abundó en detalles de cómo el Estado pretende lograr esta meta.

Por su parte, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, señaló que a pesar de la crisis que vive el país, se mantiene una tendencia a la estabilidad y el crecimiento dentro del sector privado, con más de 600 mil cuentapropistas, y la creación de 396 cooperativas no agropecuarias.

En un discurso contradictorio, Gil Fernández llamó a “no promover este tipo de empresa como una alternativa de subsistencia”. La micro, pequeña y mediana empresa, dijo, debe ser reconocida como una oportunidad de aporte a la “estrategia de transformación productiva del país, la inserción internacional y la satisfacción de las demandas de la población”.

Arranca el congreso de los comunistas cubanos y con él nuevas denuncias de actos represivos

Foto Archivo un oficial de policía custodia las calles cercanas al Capitolio en La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

El VIII congreso del único partido legalizado en la isla desde 1965, el Partido Comunista de Cuba (PCC), arrancó este viernes acompañado de múltiples denuncias de la ciudadanía.

Las redes sociales muestran numerosos mensajes sobre cortes deliberados en el servicio de la empresa estatal ETECSA a activistas y periodistas independientes, operativos policiales para impedir el movimiento y hasta arrestos en plena vía pública.

También han denunciado varios usuarios que la cuenta oficial en Twitter del PCC ha bloqueado a numerosos cubanos que quieren expresar sus críticas o enviar mensajes a la reunión partidista.

El activista Jancel Moreno divulgó el arresto violento del joven Adrián Góngora en Las Tunas "Mientras el PCC se reúne a puertas cerradas, esto pasa en las calles cubanas", alertó en un post acompañado de un video del arresto.

El periodista Héctor Luis Valdés Cocho denunció en Twitter el acecho en las afueras de su casa, donde los represores le han comunicado que le prohíben salir "hasta que no culmine el congreso del PCC".

"Yo soy un periodista, no soy ningún delincuente. informar no es delito", escribió Valdés Cocho.

El activista del Movimiento San Isidro Esteban Rodríguez denunció desde el miércoles que se encuentra sitiado por la policía.

“Según ellos se acabó la calle para mí, dicen que si salgo a las calles me detendrán”, denunció Rodríguez en “El barrio habla”.

"Este viernes, Rodríguez y su familia también amanecieron en una especie de “arresto domiciliario” arbitrario. Al reportero ciudadano también le dijeron “claramente” que esta vigilancia duraría al menos hasta cierre el cónclave del PCC, el próximo domingo", indica la publicación ADNCuba.

El proyecto Yucabyte denunció que los activistas políticos José Daniel Ferrer García, líder del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y Oscar Casanella, científico y simpatizante del Movimiento San Isidro fueron privados del acceso a los servicios de telefonía móvil, según denunciaron familiares y amigos suyos.

¿Cambios? ¿Continuidad?: autoridades comunistas de Cuba celebran congreso (VIDEO)

Mujer pasa frente a cartel de propaganda de continuidad. REUTERS/Alexandre Meneghini.

Las expectativas en los eventuales cambios que reclaman muchos cubanos dentro y fuera de la isla están despositadas en el Congreso del gobernante Partido Comunista de Cuba, que se celebra del 16 al 19 de abril.

MIAMI, FLORIDA - El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), el único partido legal en la isla en más de seis décadas, comienza el viernes en La Habana, en medio de expectativas de cambios que se traduzcan en más derechos políticos y una eventual mejoría económica que ponga fin a la escasez en todos los sentidos que padecen los cubanos.

Medios oficiales de la isla han reiterado el mensaje del actual gobierno: "somos continuidad", en alusión al sistema socialista instalado por el fallecido expresidente Fidel Castro, y mantenido por su hermano, el también expresidente Raúl Castro. De hecho, la fecha escogida para el inicio del evento que buscará delinear la política para los próximos cinco años, comienza justo el día que se cumplen 60 años de la proclamación del socialismo en Cuba.

Sin embargo, expertos consultados por la Voz de América vaticinan que el congreso, que ha sido catalogado de "histórico" por el actual gobierno que lidera Miguel Díaz Canel, podría dar pie a ciertas movidas dentro de la isla. Díaz Canel reemplazó a Raúl Castro en la presidencia de Cuba en 2019. Hasta ahora, sin embargo, Castro es el primer secretario del Partido Comunista, que es según la Constitución "el órgano rector de la sociedad y del Estado".

Con antelación, Castro había dicho que se retiraría de su cargo en el Congreso que comienza este viernes. De hecho, se espera que Castro, de 89 años, entregue el liderazgo del Partido Comunista, a Díaz-Canel, de 60 años.

"Por inexorable ley de la vida, este séptimo congreso (del PCC) será el último dirigido por la generación histórica, la cual entregará a los pinos nuevos, las banderas de la revolución y el socialismo", dijo Raúl un día como hoy pero del año 2016, al cierre de la anterior cita partidista.

Analistas consultados consideran, por ejemplo, que la dirigencia debería, más allá de los puestos de gobierno, enfocarse en las medidas para sacar a flote al país de la actual crisis que atraviesa.

"[El Congreso] no debe dar margen a la improvisación y aprobar documentos que no tengan un resultado concreto en el corto plazo", dijo a la VOA el doctor en Economía y profesor Omar Everleny, miembro de Horizonte Cubano en Columbia University.

La crisis económica que padece Cuba, que incluye falta de liquidez y que el gobierno achaca en gran medida a las sanciones económicas de larga data reforzadas durante el gobierno de Donald Trump, el impacto de la pandemia de COVID-19 y lo que Everleny describe como "las trabas internas", ponen urgencia a reparaciones de alta relojería.

"Este Congreso debería ser lo más crítico posible, para ver si la asignatura pendiente del proceso revolucionario, que es la economía y su apertura, se acaba de aprobar", estima Everleny.

El Partido Comunista de Cuba se fundó en 1965. Tiene una membresía de cerca de 700.000 militantes en una población de algo más de 11 millones de habitantes. La mayoría de los altos cargos a niveles locales y nacionales en Cuba militan en el PCC.

¿A quiénes podría estar escuchando el gobierno?

En los últimos tiempos y agobiados por las circunstancias y carencias, más cubanos han exigido dialogar con las autoridades en busca de cambios reales en la isla. Más allá de la oposición política interna que ha sobrevivido por décadas, cada vez más cubanos se unen al pedido a través de protestas hasta ahora inusuales en la isla cuyo gobierno no tolera la disidencia y la cataloga de "mercenaria" al servicio de potencias extranjeras.

"Es un momento clave en la historia reciente de Cuba porque hay y ha habido, durante los casi tres años desde que los cubanos han tenido acceso a Internet en sus teléfonos (…) toda una serie de movidas, movilizaciones, protestas, demandas que vienen precisamente del pueblo, de grupos de intereses de la sociedad civil”, indica Ted Henken, analista de temas cubanos y profesor de Baruch College.

Ted Henken, profesor de Baruch College
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

Para Henken, un importante sector de presión y cambio es el que proviene de la comunidad empresarial dentro del sistema, porque en cuanto a los frontalmente opuestos "no hay señales de que el gobierno les está escuchando".

"Las únicas voces reformistas que están dentro del sistema, o al menos están teniendo éxito en dialogar con el sistema son economistas y también hasta algunos de los voceros no oficiales de la comunidad empresarial [que] han estado durante años haciendo demandas, sugerencias, quejas, críticas de las reglas, bajo las cuáles han funcionado o tratado de sobrevivir", afirmó Henken a la VOA.

Ted Henken, profesor de Baruch College (continuación)
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:10 0:00

Pero otra idea de las cosas tiene el expreso político Félix Navarro, declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional en 2003, tras ser detenido y condenado a 25 años de cárcel ese año en la ola represiva conocida como Primera Negra, que puso tras las rejas a 75 disidentes cubanos. Navarro fue liberado junto a parte del grupo que permanecía en las cárceles, entre 2010 y 2011, en virtud de una negociación con el gobierno de Raúl Castro, en la que participó el Vaticano y la Iglesia Católica de Cuba.

Desde Matanzas, una provincia situada a unos 100 kilómetros de La Habana, Navarro muestra su escepticismo ante cualquier cambio. En conversación con la VOA narró el ambiente que percibe en las calles de su ciudad.

"Es una etapa más donde vamos a sufrir más represión. Se ve en las calles la presencia numerosa de oficiales de la policía política (…) vigilando todos los lugares donde vivimos los que de alguna manera abierta estamos en contra del gobierno. Pero a los efectos de mejoría para la nación, no percibimos cambios", expuso Navarro.

Felix Navarro Rodríguez
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:21 0:00


Un nombramiento clave horas antes del Congreso del PCC

Este jueves, a horas del inicio del Congreso, medios de la isla anunciaron el nombramiento del general Álvaro López Miera como nuevo ministro de Defensa. López Miera, quien cumplirá 78 años en diciembre, ocupaba hasta el momento el cargo de viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y reemplaza al también general Leopoldo Cintra Frías, que en julio tendrá 80 años. Ambos forman parte de la "generación histórica" de combatientes rebeldes encabezada por Fidel Castro que tomó el poder tras la revolución de 1959.

El nuevo nombramiento para la cartera de Defensa coincide también con denuncias recientes de un incremento de la represión en momentos en que se incrementan las protestas pacíficas en Cuba.

Observando todos los pasos

Consultado sobre los retos de la dirigencia que emergió tras el retiro de Fidel Castro en 2006 y su muerte en 2016, Ángel Rodríguez Pita, vocero de emprendimiento de la plataforma Cuba Humanista, dijo desde La Habana a la VOA que “además de un cambio generacional, que indudablemente representa ese proceso, parece ser que se asoman ciertas reformas, ciertas tendencias mixtas dentro del esquema político cubano".

Declaraciones del economista cubano Ángel Rodríguez Pita
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:22 0:00


Este sociólogo, dedicado a temas económicos, estima que los pasos dados por el gobierno de Díaz-Canel desde que asumió en 2019 no son suficientes. Alude, por ejemplo, a lo que se denomina "Tarea de Reordenamiento", que ha incluido el aumento de salarios y también de los precios de los productos, en medio de la crisis global por la pandemia.

"Aunque estas reformas no son profundas, son reformas que casi siempre llegan tarde, son ambiguas e insuficientes", dice Rodríguez. "Pero al fin y al cabo son reformas que hay que observar", agrega.

Las trabas

El discurso oficial que apunta a la continuidad del sistema socialista, alude además a la "unidad" de la fuerza política que se traduce en el partido único, pese a que cada vez surgen más voces que apuntan hacia la pluralidad.

El diario oficial Granma ha insistido en los últimos días en que el PCC es el "garante de la democracia" cubana.

Para el cubano Pavel Vidal, profesor de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, Colombia, la dirigencia política no ha sabido captar, escuchar las voces que claman cambios desde los más diversos sectores de la sociedad.

"El rígido esquema político basado en un partido único, y organizaciones de masas e instituciones profesionales y sociales controladas por éste, se muestra rebasado por las demandas sociales", indica.

Vidal insiste en la urgencia de "una renovación en modelo económico. Pero no parece que el octavo congreso vaya a hablar de estos temas", concluye.

Reinaldo Escobar, un periodista de larga data tanto en los medios oficiales como en el periodismo independiente, dice, por su lado, que se trata de un instante que el PCC no debiera desaprovechar.

"No hay un resquicio, hay una oportunidad. Es decir, el Gobierno cubano ha tenido muchas oportunidades de tomar las decisiones correctas y el octavo congreso del Partido es esta oportunidad", asegura.

¿Qué esperar? Escobar, actual jefe de redacción del diario digital 14ymedio así lo describe: "[La dirigencia comunista de la isla] puede tener la tendencia a abrir o la tendencia a cerrar o la tendencia a mantener las cosas como están, pero hasta el día 19 no lo sabremos".

Reinaldo Escobar, diario 14ymedio
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:35 0:00

Se declara en huelga de hambre el preso político Yasser Rivero Boni (VIDEO)

Opositor cubano protesta frente a las cámaras de ESPN
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:30 0:00

El preso político cubano Yasser Rivero Boni estaría en huelga de hambre desde el miércoles para protestar contra la decisión de las autoridades penitenciarias de negarle, por cuarta vez, la libertad condicional que ya le correspondería de acuerdo al Reglamento de Cárceles y Prisiones.

“Me llamó el patriota preso político Yasser Rivero Boni, que lleva un año y cuatro meses encarcelado para comunicarme que a partir del día 14 de abril, se declaraba en huelga de hambre. Me decía: ‘No me voy a desplantar hasta que no me den la libertad, ya que estoy pasado de todos mis derechos y beneficios”, relató a Radio Televisión Martí, el coordinador del Movimiento Opositores por una Nueva República, José Díaz Silva.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:31 0:00

Rivero Boni, actualmente en la Prisión 1580 de La Habana, fue condenado a tres años de privación de libertad por los delitos de atentado y desacato en 2019, luego de gritar frases contra el presidente Miguel Díaz-Canel y Fidel Castro al ser detenido por dos policías en la Habana Vieja mientras realizaba su trabajo como promotor de ventas.

El video de su detención, donde se muestra como agentes policiales lo golpean ferozmente, se hizo viral por las reacciones de los transeúntes.

El activista saltó a la palestra pública en 2016 cuando interrumpió una transmisión en vivo de la cadena multinacional estadounidense de deportes ESPN para pedir democracia en Cuba durante la visita del entonces presidente Barack Obama a La Habana.

La organización Cuban Prisoners Defenders denunció el mes pasado el aumento ilegal de la pena de cárcel al prisionero político: “El informe jurídico revela que Rivero Boni debió ser liberado el pasado 2 de febrero, de acuerdo con la causa 117/2019”.

El joven seguirá en la cárcel por una resolución dictada en 2020 que amplió su pena, producto de la suma de sanciones no extinguidas por una sentencia de 2014, pero Cuban Prisoners Defenders argumentó, en un informe jurídico sobre el caso, que hay errores e interpretaciones inadecuadas.

Debido a sus varios períodos tras las rejas, la salud de Rivero Boni se ha visto seriamente dañada.

Su madrina, Mileidis Rojas dijo a nuestra redacción que el oficial de la Seguridad del Estado que atiende a Rivero Boni se comprometió a informarle sobre el estado del activista.

Cargar más

XS
SM
MD
LG