Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

EEUU pregunta: ¿Qué pasaría si desapareciera la represión en Cuba?

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La encargada de negocios del gobierno de Estados Unidos en La Habana, Mara Tekach, pidió el cese de la represión en Cuba.

“El pueblo de Cuba tiene derecho, como cualquier pueblo, a una sociedad abierta. Y posee la habilidad y el impulso para hacer que la economía prospere y que la vida florezca”, afirmó la diplomática en un discurso sobre el 243 aniversario de la independencia de Estados Unidos, que se celebra el 4 de julio.

“La idea de una Cuba próspera no es solo un sueño – existen ideas claras sobre cómo hacer que suceda. Si tan solo el régimen tuviera confianza en el pueblo, el pueblo cubano implementaría su visión y lograría la Cuba soñada”, dijo Tekach en una ceremonia en su residencia oficial de La Habana, en la cual participaron disidentes cubanos.

En su discurso, planteó la pregunta: ¿Qué pasaría si la represión económica, política y cultural desaparecieran?

Su respuesta completa:

Los principios del libre mercado han sacado a millones de personas de la pobreza. Por ejemplo, como han visto los colegas diplomáticos de países postcomunistas hoy aquí presentes, sus naciones prosperan gracias a que se abrieron. Ellos han liberado el potencial del emprendimiento, han generado riquezas para su pueblo y se esfuerzan para tener acceso a los generosos beneficios económicos del mercado estadounidense.

Si existiese libertad, Cuba podría ser un país donde:

· El gobierno tomase en consideración las preocupaciones y el mejor interés del pueblo al crear leyes y regulaciones.

· Los trabajadores podrían conservar el fruto de su trabajo y los salarios serían dignos.

· La tecnología sería accesible y asequible.

· La producción sería transparente y eficiente.

· Los líderes entenderían las normas económicas fundamentales y los principios del mercado.

· Los consumidores cubanos se beneficiarían, en vez de solo los funcionarios del gobierno.

· Los negocios podrían confiar en los datos económicos que reciben, y los contratos y licencias serían racionales y agiles.

· Los inversores extranjeros podrían confiar en un clima de inversiones estable y seguro.

· Los inversores también podrían calcular el retorno de su inversión.

· Todas las personas, incluidos los emprendedores, podrían asociarse libremente.

· La oferta cubriría las demandas.

Los cubanos son naturalmente abiertos, con un poder creativo enorme. Esa es la razón por la cual los cuentapropistas han logrado un desempeño impresionante.

Estamos felices de que muchos de ustedes estén aquí hoy y nos emociona ver que han estado conversando y aprovechando la oportunidad de hacer contactos.

Con estos factores se podría lograr prosperidad para todos.

Pero no nos engañemos. La represión debe terminar.

Las economías mejoran cuando hay libertad y buen gobierno, no represión. Eso lo sabemos.

Mucho mas importante aún es que reprimir – por el gobierno que sea – está mal.

La comunidad internacional en Cuba hace llamados regularmente contra la represión.

Muchas personas han estado sujetas a tácticas represivas y diferentes formas de acoso.

Las detenciones arbitrarias van en ascenso.

Los registros y confiscaciones ilegales también.

La libertad de movimiento no existe en Cuba para aquellas personas que abiertamente expresan su desacuerdo.

Personas a lo largo de toda Cuba permanecen sin protecciones legales.

· Los Estados Unidos se guían por nuestra Carta de Derechos.

· Cuba ha firmado la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

· Sabemos que hay mucho por hacer.

El pueblo cubano merece libertad de prensa, de expresión, de asociación y más. No abandonemos nunca ese noble propósito.

El presidente Trump ha dejado clara la solidaridad de los Estados Unidos con el pueblo de Cuba. Expresó nuestro ardiente deseo de ayudar a que los cubanos tengan una vida independiente y libre del control represivo del gobierno.

No podemos olvidar lo que nos dijo Martin Luther King: “La injusticia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todas partes”.

Cuan cierto ha resultado ser esto cuando somos testigos de la represión e inaceptables condiciones que ocurren en Venezuela – donde se le niega la libre determinación al pueblo venezolano, donde el hambre es un arma política y las enfermedades se incrementan.

¿Por qué motivo un gobierno se vincularía con un sistema de gobernanza que ha causado tanta miseria y privaciones?

El secretario Michael Pompeo ha explicado las razones sencillas de la política estadounidense de sanciones económicas contra el régimen cubano. Son formuladas para privar al régimen de los recursos que emplea para reprimir a su propio pueblo y promover la represión fuera de sus fronteras.

Cuanto antes los asesores y el aparato militar de Cuba abandonen Venezuela, más pronto podrá Cuba contribuir al mejoramiento de la región.

En tal situación podemos todos multilateralmente, de conjunto, impulsar la aspiración común de más democracia, prosperidad y paz.

Apoyamos el deseo de los pueblos de Cuba y Venezuela de tener gobiernos “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”.

Vea todas las noticias de hoy

Blinken afirma compromiso del Hemisferio con la libertad en el vigésimo aniversario de la Carta Democrática Interamericana 

Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken

En el vigésimo aniversario de la Carta Democrática Interamericana, CDI, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, ha dicho en un comunicado este jueves que la misma representa un compromiso de que el Hemisferio Occidental deberá observar los principios de democracia.

Dijo que Blinken que por otro lado un compromiso de que la soberanía reside en el pueblo; que el Estado de derecho debe defender las libertades individuales.

Además expresó que ello es una afirmación histórica de que los pueblos de América tienen derecho a la democracia y que los gobiernos de la región tienen la obligación de promoverla y defenderla.

Promovida por nuestros líderes en la Tercera Cumbre de las Américas y aprobada por todos los miembros de la Organización de los Estados Americanos el 11 de septiembre de 2001, dijo el secretario de Estado, la CDI afirma que los derechos humanos corresponden a todas las personas; que la libertad económica fomenta la prosperidad que puede sacar de la pobreza a millones de personas, y que las libertades políticas y económicas son instrumentos que contribuyen a la paz duradera.

Afirmó Blinken que los últimos dos años nos han demostrado que la democracia es frágil y que los pueblos de las Américas deben mantenerse alertas para protegerla y que por eso, en diciembre de este año, el presidente Biden organizará una Cumbre sobre Democracia, que ofrecerá una oportunidad de que actores de los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado impulsen estos ideales y den cuentas por los compromisos públicos que ya hemos asumido.

EEUU sin determinar aún las causas del denominado "Síndrome de La Habana"

Vista de la Embajada de EEUU en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

El Departamento de Estado de EEUU dijo este martes que examina una serie de hipótesis sobre el denominado Síndrome de La Habana y que no ha determinado si constituyen un ataque por parte de un actor extranjero.

En un correo electrónico a Radio Televisión Martí, un vocero del Departamento de Estado dijo que, en coordinación con sus socios en todo el Gobierno de Estados Unidos, investiga enérgicamente los informes de posibles incidentes de salud inexplicables, dondequiera que se informen.

La cancillería estadounidense añadió que las autoridades competentes están examinando activamente una serie de hipótesis, pero no han determinado la causa de estos incidentes, o si constituyen un ataque de algún tipo por parte de un actor extranjero.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00

Entre 2016 y 2017, diplomáticos estadounidenses que prestaban servicio en Cuba, y algunos de sus familiares, presentaron problemas de salud, desde dolencias auditivas hasta trastornos neurológicos, entre otros padecimientos.

Desde entonces, se han reportado casos similares de más de un centenar de funcionarios estadounidenses en China, Rusia, Austria y recientemente en Vietnam.

Sin embargo, este lunes, un panel de más de 20 científicos del régimen cubano concluyó que no hay pruebas para considerar como producto de un ataque o un atentado a un conjunto de síntomas descriptos por diplomáticos estadounidenses.

Según dijeron los cubanos, el llamado Síndrome de La Habana se trata de un “relato” sin validación, que “ha sobrevivido” gracias a que los medios de comunicación y los políticos lo amplificaron, enfatizaron.

Estados Unidos modificó recientemente el estatus de su personal en la Embajada de La Habana, cuando la investigación sobre los incidentes que afectaron la salud de sus diplomáticos destacados en la isla se mantiene inconclusa, cinco meses después de que la Casa Blanca nombrara a una experimentada diplomática para que supervisara las pesquisas.

Un portavoz del Departamento de Estado explicó recientemente a Radio Televisión Martí que la investigación sobre estas afectaciones de salud cuenta con actores de diferentes agencias estatales, y que la prioridad sigue siendo la seguridad y la protección del personal diplomático estadounidense.

“Este es un gran esfuerzo interinstitucional que involucra a la Casa Blanca, el Departamento de Defensa, las agencias de inteligencia de EEUU, el Congreso y los principales científicos del país, al tiempo que la Cancillería se asegura de que aquellos que fueron evacuados médicamente (de Cuba) reciban el tratamiento y el apoyo que necesitan”, dijo el funcionario.

Tras la baja por enfermedad de más de 20 diplomáticos que laboraban en Cuba en 2017, el Departamento de Estado redujo en 60 por ciento la plantilla de su sede en La Habana.

Pese a los esfuerzos del gobierno de EEUU, y de grupos de expertos médicos y científicos que han estudiado de manera exhaustiva a los afectados, la mayoría en el prestigioso Centro para Lesiones y Reparación de Cerebro de la escuela de medicina de la Universidad de Pennsylvania, lo que se conoce como Síndrome de La Habana sigue siendo un misterio.

En 2019, Canadá también redujo su personal diplomático en La Habana, luego de que 14 funcionarios presentaran síntomas similares a los de los 25 diplomáticos estadounidenses que habían sido evacuados de la isla dos años antes.

En marzo pasado, el Departamento de Estado nombró a la veterana diplomática Pamela Spratlen al frente del grupo de trabajo que investiga los incidentes en la embajada en Cuba, un equipo creado en 2018. Esta vez, Sprantlen rinde cuentas al secretario de Estado, entre otros altos funcionarios de la Cancillería.

En julio último, el presidente Joe Biden ordenó al Departamento de Estado examinar la posibilidad de incrementar el personal en la embajada de EEUU en Cuba, un proceso que según el portavoz de la Cancillería, será gradual con el transcurso del tiempo.

“El presidente Biden se ha comprometido a renovar el personal de nuestra embajada en La Habana para mejorar nuestra capacidad de relación con la sociedad civil y, en el momento apropiado, aumentar los servicios consulares, al tiempo que se garantice la seguridad de los diplomáticos estadounidenses en Cuba”, comentó el portavoz.

A raíz de los incidentes, que en un inicio fueron llamados también "ataques sónicos", Washington prohibió que sus diplomáticos permanecieran en Cuba con sus familiares, medida que recientemente ha sido parcialmente modificada.

“El 16 de agosto último, el Departamento de Estado cambió el estatus de los diplomáticos en La Habana, de no acompañados a parcialmente acompañados. Sólo los familiares adultos elegibles de empleados en la embajada en La Habana podrán viajar o vivir en Cuba. Este cambio entra en vigencia de inmediato”, puntualizó el portavoz, que no precisó fecha, ni si la embajada podría entrar en pleno funcionamiento antes de que concluya el año.

“Estamos comprometidos a emprender este proceso de una manera reflexiva que se centre en la seguridad de nuestro personal”, concluyó.

(Con reporte de Michelle Sagué para Radio Martí)

Blinken defiende ante el Congreso la retirada militar de Afganistán

Blinken escucha la pregunta del senador republicano Ron Johnson durant euna audiencia ante el Congreso sobre la retirada de EEUU de Afganistán. (Jabin Botsford/Pool via AP)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, defendió la retirada militar de Afganistán, el 31 de agosto, ante las críticas de legisladores y la opinión publica, al testificar este martes en su segundo día de audiencias ante el Congreso.

Si el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hubiera decidido extender la guerra de dos décadas de Estados Unidos, "habría requerido enviar sustancialmente más fuerzas estadounidenses a Afganistán para defendernos y evitar una toma de poder de los talibanes, sufriendo bajas y, en el mejor de los casos, con la perspectiva de restaurar un punto muerto y permanecer estancado en Afganistán, bajo fuego, indefinidamente", dijo Blinken a la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

"No hay evidencia de que quedarse más tiempo hubiera hecho que las fuerzas de seguridad afganas o el gobierno afgano fueran más resistentes o autosuficientes", añadió.

El canciller estadounidense señaló que, en el vigésimo aniversario del 11 de septiembre, mientras el país honra a casi 3,000 hombres, mujeres y niños que perdieron la vida, es bueno recordar "por qué fuimos a Afganistán en primer lugar: para hacer justicia a quienes nos atacaron y garantizar nunca volvería a suceder".

EEUU logró esos objetivos hace mucho tiempo, según Blinken. Osama bin Laden fue abatido en 2011. Las capacidades de Al-Qaida se degradaron.

Los insurgentes talibanes tomaron el control del país a mediados de agosto cuando las tropas norteamericanas abandonaron el país.

Estados Unidos y sus aliados han evacuado del aeropuerto de Kabul a 124,000 personas, en su mayoría afganos, e incluidos más de 6,000 estadounidenses. Otros pudieron salir luego del país a través de salidas por tierra o en unos pocos vuelos, pero Blinken dijo que a fines de la semana pasada aún quedaban unos 100 estadounidenses en suelo afgano.

Trece soldados estadounidenses y decenas de afganos murieron en un atentado suicida días antes de que se completara la retirada.

Blinken dijo ante el Congreso que los funcionarios estadounidenses no habían previsto la rápida caída del gobierno afgano, incluso cuando los talibanes avanzaban por todo el país.

"Incluso las evaluaciones más pesimistas no predijeron que las fuerzas gubernamentales en Kabul colapsarían mientras las fuerzas estadounidenses permanecieran", subrayó.

Aunque la evacuación principal ha terminado, el principal diplomático estadounidense dijo que EEUU continuará con sus "incansables esfuerzos para ayudar a los estadounidenses restantes, así como a los afganos y ciudadanos de países aliados y socios, a salir de Afganistán si así lo desean".

(Con información de VOA y del Departamento de Estado)

EEUU celebra Día Internacional de la Democracia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en conferencia de prensa con el primer ministro de Japón. (AP/Andrew Harnik).

El gobierno de Estados Unidos destacó el 14 de septiembre, Día Internacional de la Democracia, su apoyo a la democracia y sus esfuerzos por "lograr un mundo más equitativo, inclusivo y sostenible".

"Estados Unidos coloca la democracia y los derechos humanos en el centro de nuestra política exterior; son elementos esenciales para lograr y mantener la paz y la estabilidad en todo el mundo", afirmó un texto suscrito por el secretario de Estado Antony Blinken.

El presidente Joe Biden, en un comunicado aparte, recalcó lo que significa la democracia: gobierno del pueblo, hecho por el pueblo y para el pueblo. "Es el mejor medio que tiene la humanidad para hacer avanzar la paz, prosperidad y seguridad".

En ese sentido, Blinken destacó que el compromiso de Estados Unidos "es firme y se basa en nuestra propia experiencia como democracia: imperfecta, pero luchando continuamente por una unión más perfecta. Sabemos que las sociedades libres y democráticas tienen ciudadanos más sanos, conflictos menos violentos y comunidades más prósperas. De hecho, la democracia beneficia a muchos, no a unos pocos".

"Para demostrar que la democracia aborda mejor los mayores desafíos de nuestro tiempo, el presidente Biden reunirá a líderes gubernamentales, de la sociedad civil y del sector privado de un grupo diverso de democracias del mundo en una Cumbre virtual por la Democracia en diciembre. Como ha dicho el presidente, debemos comenzar con una diplomacia arraigada en los valores más preciados de Estados Unidos: defender la libertad, defender las oportunidades, defender los derechos universales, respetar el estado de derecho y tratar a todas las personas con dignidad", dijo Blinken.

Una democracia próspera también depende de un espacio cívico abierto y vibrante, en el que las personas, todas las personas, puedan defender sus derechos y hacer que el gobierno rinda cuentas con igualdad de derechos y sin discriminación. El estado de derecho, las elecciones libres y justas, la libertad de expresión y la libertad de prensa son piedras angulares de una democracia sana y el derecho de todos, añadió el texto del Departamento de Estado.

Blinken testifica sobre Afganistán ante Cámara de Representantes

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, tiene dos audiencias sobre Afganistán en el Congreso en la semana que comenzó el 13 de septiembre. Foto: Jacquelyn Martin/Mancomunada via REUTERS.

WASHINGTON — El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, testificará este lunes ante un panel del Congreso que examina la caótica retirada militar de Afganistán y el fin de la guerra de dos décadas en el país.

Legisladores republicanos y algunos demócratas han criticado al presidente Joe Biden por su manejo de la retirada de las tropas, ciudadanos estadounidenses y miles de afganos que trabajaron como intérpretes y asesores para los militares durante el conflicto.

Las críticas aumentaron después de que 13 soldados estadounidenses murieron en un ataque suicida en el aeropuerto de Kabul en los últimos días de la retirada. Estado Islámico Khorasan, un afiliado del grupo terrorista que opera en el Oriente Medio, se atribuyó el ataque.

Blinken testificará este lunes ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y el martes ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Las encuestas nacionales reflejan un fuerte apoyo a la decisión de Biden de poner fin a lo que llamó “una guerra eterna” en Afganistán, pero no al modo en que se efectuó la retirada.

Blinken probablemente enfrentará duras preguntas sobre por qué EE. UU. no comenzó a evacuar antes a sus ciudadanos, especialmente desde que Biden anunció en abril respetar el acuerdo de su antecesor Donald Trump con el Talibán de poner fin a la guerra y retirar a las tropas.

Los legisladores atacaron también a las agencias de inteligencia por no prever la rápida toma del poder del Talibán y el colapso del gobierno afgano.

Los republicanos dicen que quieren concentrar sus preguntas en la actuación de Biden en las últimas semanas y días de la guerra, mientras que los demócratas buscan examinar el esfuerzo bélico total dirigido por cuatro presidentes: los republicanos George W. Bush y Trump, y los demócratas Barack Obama y Biden.

Bush invadió Afganistán a fines de 2001 para erradicar los campos de entrenamiento de la red terrorista Al Qaeda donde se planearon los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG