Enlaces de accesibilidad

América Latina

Maduro busca comicios adelantados para cerrarle el cerco a la Asamblea Nacional

El número dos del oficialismo chavista en Venezuela, Diosdado Cabello (al centro), llega el lunes a la sede de la Asamblea Constituyente (Foto: AFP).

La jerarquía chavista dio el lunes otro paso en su estrategia para aniquilar la Asamblea Nacional de Venezuela con el nombramiento en la Asamblea Constituyente, controlada por el oficialismo, de una comisión que decidirá cuándo deben celebrarse las próximas elecciones parlamentarias, previstas para el 6 de diciembre del año proximo.

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, es el único poder en activo que ha sido elegido democráticamente en Venezuela. Debe permanecer en funciones cinco años, hasta el 5 de enero de 2021, a menos que un adelanto forzoso de los comicios parlamentarios le abra el camino al oficialismo para despojarla de sus poderes constitucionales con unas elecciones fraudulentas.

Diosdado Cabello, número dos del régimen de Nicolás Maduro, muestra el lunes en la Asamblea Constituyente una declaración oficial que se opone a los pronunciamientos del presidente de EEUU Donald Trump (Foto: AFP).
Diosdado Cabello, número dos del régimen de Nicolás Maduro, muestra el lunes en la Asamblea Constituyente una declaración oficial que se opone a los pronunciamientos del presidente de EEUU Donald Trump (Foto: AFP).

"Si de esa consulta resulta que es el primero de enero, el primero de enero estaremos haciendo elecciones de la Asamblea Nacional”, declaró Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente. “Si de la consulta surge que es este año, se hará cuando diga esta consulta", agregó.

La “consulta” depende de lo que decida la comisión, encabezada por él e integrada además por dos delegados designados Francisco Ameliach y María Alejandra Díaz, partidarios del régimen de Nicolás Maduro.

En otra medida anunciada también el lunes, el oficialista Tribunal Supremo de Justicia despojó de su inmunidad parlamentaria a los diputados José Guerra, Tomás Guanipa –ambos exiliados-- y Juan Pablo García, a quienes acusa de “traición a la patria, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones e instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio”.

Sobre otro diputado de la Asamblea Nacional, Rafael Guzmán, pesaban ya desde mayo cargos similares. Más de dos decenas de parlamentarios han tenido que ausentarse de sus puestos desde el año pasado por amenazas y persecución del régimen de Maduro. Dos permanecen detenidos, y otros salieron de Venezuela o se han refugiado en embajadas.

“Ninguna de estas decisiones inconstitucionales tiene validez ni reconocimiento alguno: nadie reconoce al falso TSJ ni a la fraudulenta Constituyente; solo les queda la represión”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. “Obstruyen cualquier solución pacífica con tal de defender sus negocios e intereses personales”.

Guaidó adelantó que la Asamblea Nacional tomará nuevas medidas este martes para rechazar la ofensiva de la Constituyente. El domingo, el también líder parlamentario reveló que dentro del mismo gobierno de Maduro hay sectores en desacuerdo con las posibles acciones contra el Parlamento, y agregó que si el oficialismo da ese paso “resultará una fase de conflictividad superior”.

De acuerdo con el diputado Juan Pablo García, el hecho de que Maduro encabece un régimen criminal y fallido deja como única opción viable la aplicación por parte de la Asamblea Nacional del inciso 11 del Artículo 187 de la Constitución venezolana, que autoriza “el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”.

La líder opositora Maria Corina Machado, que dirige el grupo Vente Venezuela, también ha dejado claro que “hay una sola ruta, que es la que defiende Juan Pablo García, y es la del coraje y la fuerza”.

Según Machado, el temor de los chavistas no es a la intervención, “es a la justicia”.

Con informacion de la agencia Reuters y redes sociales

Vea todas las noticias de hoy

Ecuador investiga infiltración de cubanos en protestas de octubre

Pasaportes cubanos. (Archivo)

Ecuador declaró este miércoles que estaba investigando la llegada de un número inusual de cubanos que llevaban una clase especial de pasaporte en el período previo a las protestas de octubre en la nación andina, como parte de una investigación sobre una posible participación extranjera en las manifestaciones.

El presidente Lenín Moreno acusó a los líderes izquierdistas, incluido el gobierno de Nicolás Maduro, de enviar agitadores para alimentar las violentas protestas. Maduro y otros han descartado las acusaciones que califican de "teoría de conspiración sin fundamento".

La ministra del Interior, María Paulo Romo, dijo que en los meses previos a las protestas, 250 cubanos viajaron a Ecuador con "pasaportes oficiales", un documento emitido por Cuba para viajes de misiones específicas, como programas de cooperación médica.

El director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior de la cancillería cubana, Ernesto Soberón, dijo que las insinuaciones de los medios ecuatorianos "son falsas", pero no respondió al cuestionamiento oficial del gobierno ecuatoriano.

"Son falsas las insinuaciones de medios de comunicación ecuatorianos del uso indebido de pasaportes diplomáticos y oficiales de #Cuba. No hay evidencia alguna de estas acusaciones", dijo Soberón en Twitter.

El funcionario aseguró que quienes portan estos pasaportes "cumplen rigurosamente lo establecido por la Convención de Viena".

Senadora de la oposición asume presidencia interina en Bolivia

La abogada de 52 años Jeanine Añez asumió el martes la presidencia interina de Bolivia a pesar del boicot de los legisladores partidarios de Evo Morales, pero con el apoyo de la Corte Constitucional (Foto: Aizar Raldes/AFP).

Hasta la renuncia de Evo Morales, Jeanine Añez era la segunda vicepresidenta del Senado boliviano como representante de un partido de oposición, Unidad Demócrata. Hoy es la segunda mujer que ocupa interinamente la presidencia de Bolivia para convocar elecciones y darle paso a un nuevo gobierno antes del 22 de enero.

La primera vez que Bolivia tuvo una mujer en la presidencia fue también de manera interina: el 16 de noviembre de 1979, después de un sangriento golpe de Estado que dio lugar a la Masacre de Todos Santos, el Congreso eligió a Lidia Gueiler Tejada para que convocara elecciones, celebradas el 29 de junio de 1980.

Menos de un año después de dejar la presidencia interina de Bolivia, Lidia Gueiler Tejada aparece aquí (al centro) en marzo de 1981 con el mandatario francés Francois Mitterrand (Foto: Georges Gobet/AFP).
Menos de un año después de dejar la presidencia interina de Bolivia, Lidia Gueiler Tejada aparece aquí (al centro) en marzo de 1981 con el mandatario francés Francois Mitterrand (Foto: Georges Gobet/AFP).

En la Cámara alta, 25 de los 36 senadores pertenecen al partido de Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS). En la Cámara de Diputados, 88 de los 130 legisladores son también del MAS.

A pesar de que boicotearon con su ausencia la elección de Añez en la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, la Corte Constitucional le dio su apoyo y la senadora tomó posesión sin juramentar, con una Biblia en la mano.

“Ante la ausencia definitiva del presidente y vicepresidente, como presidenta de la Cámara de Senadores, asumo de inmediato como presidenta del Estado”, dijo Añez la noche del martes en una sesión relámpago que duró unos pocos minutos, reporta BBC.

Flanqueada por el líder cívico de Santa Cruz Luis Fernando Camacho (a la derecha en la foto), la presidenta interina Jeanine Añez muestra una Biblia en la entrada del Palacio Quemado, residencia oficial del Ejecutivo boliviano (Foto: Aizar Raldes/AFP).
Flanqueada por el líder cívico de Santa Cruz Luis Fernando Camacho (a la derecha en la foto), la presidenta interina Jeanine Añez muestra una Biblia en la entrada del Palacio Quemado, residencia oficial del Ejecutivo boliviano (Foto: Aizar Raldes/AFP).

Junto con Morales habían renunciado el vicepresidente del país, Álvaro García Linera; la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra; el presidente de la Cámara de Diputados, Rolando Borda, y el primer vicepresidente del Senado, Rubén Medinaceli, todos pertenecientes al MAS.

Para el ex presidente, la acción cristaliza un proceso golpista.

“Se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia”, escribió Morales en Twitter desde su asilo en México. “Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por FFAA [las Fuerzas Armadas] y Policía que reprimen al pueblo”.

Jeanine Añez, abogada de 52 años, llevaba nueve en el Senado representando a la región amazónica de Beni. Era conocida como presentadora de televisión y por su activismo en defensa de los derechos de la mujer, y formó parte de la Asamblea Constituyente que hizo la actual Constitución boliviana. Su compromiso inmediato fue convocar elecciones presidenciales tan pronto como sea posible.

Fuerzas de seguridad enfrentan a simpatizantes del ex presidente Evo Morales la noche del martes en las calles de La Paz (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).
Fuerzas de seguridad enfrentan a simpatizantes del ex presidente Evo Morales la noche del martes en las calles de La Paz (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).

“Voy a trabajar este corto tiempo porque los bolivianos merecen vivir en libertad, merecen vivir en democracia y que nunca más se les robe el voto”, dijo. “Esta Biblia es muy significativa para nosotros, nuestra fuerza es Dios, el poder es Dios”.

La Corte Constitucional de Bolivia se pronunció el martes a favor de la inmediatez de la sucesión, sin necesidad de ley ni resolución de la Asamblea Plurinacional, informa BBC, “considerando la grave situación social y política que atraviesa el país” e invocando precedentes jurídicos de 2001 según los cuales “el funcionamiento del Ejecutivo de forma regular no debe suspenderse”.

Aunque Añez se reunió con el general Williams Kaliman, comandante de las Fuerzas Armadas, no estaba claro cuánto apoyo podría recabar de otros núcleos de poder, reporta AP. También la apoyaron el expresidente Carlos Mesa, que fue candidato en las elecciones, y Luis Fernando Camacho, líder cívico de Santa Cruz y uno de los promotores de las protestas contra Morales.

Internacionalmente, el gobierno brasileño de Jair Bolsonaro fue el primero en reconocerla como presidenta interina.

“La presidencia quedó vacante y ella [Añez] asumió la presidencia del Senado, que también estaba vacante”, dijo el canciller brasileño Ernesto Araújo, según el periódico Folha de S.Paulo. “Y asume constitucionalmente la presidencia. Entonces esa es nuestra percepción, que se está cumpliendo la Constitución boliviana”.

Luego lo hizo el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó: "Son una inspiración para nuestro país, tenemos la convicción que lograremos la libertad", escribió.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, Michael G. Kozak, dijo también en Twitter que el gobierno de Donald Trump está listo para trabajar con Añez. "Esperamos con interés trabajar con ella y otras autoridades civiles del país mientras organizan elecciones libres y justas lo antes posible de acuerdo con la Constitución", declaró Kozak.

Poco antes del mediodía del miércoles, Gran Bretaña sumaba su apoyo.

"El Reino Unido felicita a Jeanine Añez por asumir sus nuevas responsabilidades como Presidenta interina de Bolivia", dice un mensaje de la cancilleria británica en Facebook. "Acogemos con beneplácito el nombramiento de la Sra. Añez y su intención declarada de celebrar elecciones pronto".

La noche del martes, simpatizantes de la presidenta interina salieron a las calles de La Paz ondeando banderas bolivianas, según AP, mientras partidarios de Morales trataron de irrumpir en el edificio del Congreso con gritos de “¡Que renuncie!”.

La mañana del miércoles la emisora Radio Panamericana, de La Paz, informaba que ocho personas habían muerto y 500 sufrieron heridas durante los disturbios sociales tras las elecciones del 20 de octubre, en las cuales Evo Morales se declaró ganador para un cuarto mandato presidencial.

La cotización del dólar se mantuvo a $6.96 bolivianos.

Evo Morales se escapa a México

Bolivianos saludan en una calle de La Paz la noche del domingo a un vehículo de la policía que patrulla la zona (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).

El ex presidente de Bolivia Evo Morales volaba la mañana del lunes rumbo a México en un avión de las Fuerzas Armadas Mexicanas después de acogerse a la oferta de asilo político que, “por razones humanitarias”, le hizo el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador.

En esta foto difundida por la cancillería mexicana se ve al expresidente boliviano en la nave de la Fuerza Aérea de México. (Foto: AFP/Cancillería de México)
En esta foto difundida por la cancillería mexicana se ve al expresidente boliviano en la nave de la Fuerza Aérea de México. (Foto: AFP/Cancillería de México)

“Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida”, escribió Morales en su cuenta de Twitter. “Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”.

Con él viajaban su hijo y el ex vice presidente Álvaro García Linera. El presidente paraguayo Mario Abdo Benítez dijo que la salida de Morales de Bolivia no ha sido a consecuencia de un golpe de Estado.

El gobierno mexicano sí califica lo ocurrido en Bolivia como un golpe de Estado.

El avión en que el ex presidente abandonó Bolivia, un Gulfstream G 550, hizo escala en Asunción, la capital de Paraguay, porque el gobierno peruano le negó sobrevolar su espacio aéreo, reportaron medios en Bolivia.

Sin embargo, la agencia EFE reportó que el presidente electo argentino, Alberto Fernández, le había agradecido en Buenos Aires al mandatario peruano Martín Vizcarra, "porque ha abierto el espacio aéreo peruano para que pueda llegar el avión de México para buscarlo a Evo".

Dos camiones de la compañía de transporte de dinero Prosegur fueron vistos en el aeropuerto de Asunción donde hizo escala la nave mexicana, informó en su cuenta de Twitter el periodista Benjamín Fernández Bogado.

Al mensaje de Morales siguieron en Twitter numerosas reacciones de críticos y partidarios de su gobierno.

“Quien se esconde o escapa es un delincuente confeso. NO es un perseguido político”, escribió alguien que firma Enrique Espinoza. Su texto fue “retuiteado” por numerosas cuentas.

Otros, sumados a una red que comparte la etiqueta #EvoElMundoEstaContigo, elogiaron a Morales y le desearon éxito. Sus mensajes decían desde “Golpe de estado en Bolivia” hasta “Te esperamos con todo gusto, Presidente. Regresarás, estamos seguros”.

Vecinos de La Paz han levantado barricadas para contener las turbas violentas que siembran el caos en la capital y en El Alto, y que empezaron a replegarse cuando la policía volvió a desplegar efectivos en las calles desde la tarde del domingo, de acuerdo con la emisora boliviana Radio Panamericana.

Durante sus casi 14 años de gobierno, Morales estabilizó la economía del país andino y logró reducir la pobreza, reporta la agencia Reuters. Sin embargo, sus críticos lo acusan de querer eternizarse en la presidencia al haber ignorado el resultado adverso de un referendo en 2016 que le prohibía reelegirse nuevamente.

La reelección de Morales es inconstitucional, detuvo el conteo de votos cuando los primeros resultados mostraban que iba a segunda vuelta, publicó resultados finales que le daban ventajas improbables, la OEA halló irregularidades en el proceso electoral, y se va después que los militares se negaron a cumplir sus órdenes de atacar a los manifestantes, escribió en Twitter el senador floridano Marco Rubio.

(Con información de Reuters, redes sociales y la prensa de Bolivia)

Evo Morales pide paz y estabilidad, pero llama a sus partidarios a continuar la lucha

Partidarios del ex presidente Evo Morales y opositores chocan el lunes en una calle de La Paz después que Morales anunciara su renuncia el domingo (Foto: Carlos Garcia Rawlins/Reuters).

Después de renunciar el domingo a la presidencia de Bolivia, Evo Morales dijo que los líderes de la oposición deben pacificar el país y garantizar la estabilidad política, pero al mismo tiempo llamó a sus partidarios a continuar la lucha.

Actos vandálicos sacudieron varias ciudades, sobre todo La Paz y El Alto, contigua a la capital. Turbas sembraron el terror en las calles, saquearon comercios, incendiaron viviendas y quemaron el estacionamiento de los autobuses PumaKatari, reportó el diario La Razón, de La Paz.

Un policía que actúa a las órdenes de oficiales que ya no responden al gobierno de Evo Morales arresta a un partidario del ex presidente durante una violenta protesta en La Paz (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).
Un policía que actúa a las órdenes de oficiales que ya no responden al gobierno de Evo Morales arresta a un partidario del ex presidente durante una violenta protesta en La Paz (Foto: Ronaldo Schemidt/AFP).

De acuerdo con la emisora boliviana Radio Panamericana, vecinos de la capital denunciaron que los actos vandálicos en las calles eran cometidos mayormente por simpatizantes del partido Movimiento al Socialismo (MAS), que encabeza el ex presidente Morales.

La situación para designar un sucesor de Morales se tornó aún más difícil por el hecho de que con él renunciaron los que, de acuerdo con la Constitución, deberían asumir el puesto interinamente en una situación de crisis.

La vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Añez, dijo estar dispuesta a asumir la presidencia interina para convocar elecciones (Foto: Manuel Claure/Reuters).
La vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Añez, dijo estar dispuesta a asumir la presidencia interina para convocar elecciones (Foto: Manuel Claure/Reuters).

En ausencia del presidente del Senado, segundo en la línea de sucesión después del vicepresidente, la segunda vicepresidenta de esa Cámara, Jeanine Añez, dijo estar dispuesta a ocupar la presidencia provisionalmente para convocar elecciones lo antes posible.

En conversación con los periodistas transmitida por Radio Panamericana, Añez declaró que los bolivianos aspiran a tener un nuevo presidente a más tardar el 22 de enero. La senadora declaró que está dispuesta a asumir la presidencia del Senado, lo cual sería el primer paso para una presidencia interina del país, y convocó a sesiones de la Asamblea el martes y el miércoles en busca de soluciones pacíficas a la crisis.

El ex presidente Carlos Mesa, que aspiraba nuevamente al cargo en las elecciones descartadas por la OEA, les pidió el lunes a los dirigentes del oficialista MAS facilitar la sucesión tras la renuncia de Morales.

Morales les exigió a Mesa y al líder opositor Luis Fernando Camacho “que asuman su responsabilidad de pacificar el país” y de garantizar la estabilidad política, pero al mismo tiempo les dijo a sus partidarios que “la lucha continúa”.

La mañana del lunes presentó su renuncia el jefe de la Policía boliviana, el comandante Yuri Calderón. Lo hizo a solicitud del Estado Mayor del cuerpo policial, según dijo al diario La Razón el vocero Ruddy Uría.

Las primeras órdenes de la jefatura provisional que sustituyó a Calderón fueron enviar 100 agentes en vehículos antimotines a las zonas más afectadas por los saqueos, las barricadas y los incendios en el sur de la capital y en El Alto.

La Organización de los Estados Americanos (OEA), a cuya auditoría de las elecciones se deben las denuncias de un fraude organizado por el oficialismo, reclamó que los legisladores del MAS acudan urgentemente al Parlamento y contribuyan a darle una salida constitucional a la crisis.

“Es importante que la justicia continúe investigando las responsabilidades existentes respecto a la comisión de delitos vinculados al proceso electoral […] hasta las últimas consecuencias”, dice el comunicado oficial de la OEA.

El Ejército no salió a las calles el domingo después que se conoció la renuncia de Morales, y ha preferido mantenerse al margen del debate político.

Sin embargo, los regímenes de Cuba y Venezuela han condenado lo que llaman "un golpe de Estado" contra Morales. Los críticos del ex presidente argumentan que fue él quien violó el orden constitucional al no acatar el Artículo 168, según el cual un mandatario boliviano no puede ocupar la presidencia más de dos períodos consecutivos.

Morales había cumplido ya su tercer período, y en estas elecciones aspiraba a un cuarto mandato, aunque los bolivianos habían dicho en un referendo en el 2016 que estaban en contra de otra reelección.

La OEA anunció que celebrará el martes una sesión extraordinaria para analizar la situación en Bolivia.

Con información de EFE, AP, redes sociales y la prensa boliviana

Evo Morales renuncia

Manifestantes bolivianos protestan contra Evo Morales

Evo Morales renunció este domingo a la presidencia. El anuncio lo hizo por medio de video, desde un lugar indeterminado.

Las Fuerzas Armadas de Bolivia habían pedido su renuncia para estabilizar al país. Morales dijo que hubo un golpe cívico y que no desea violencia. “No queremos enfrentamientos”.

Los ministros de Minería, César Navarro, y de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, el oficialista Víctor Borda, habían renunciado horas antes.

"Hoy más que nunca necesitamos que el país regrese al camino de la paz social y de la unidad. Pensando en el bien nacional y el respeto a la vida, hago pública mi renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Hidrocarburos", escribió Sánchez en Twitter.

Adriana Salvatierra, presidenta del Senado, también dimitió.

En medio de crecientes protestas, Morales había hecho una convocatoria de nuevas elecciones generales. El anuncio lo hizo pocas horas después de que la Organización de los Estados Americanos, OEA, recomendó la repetición de la primera ronda de las elecciones celebradas el 20 de octubre.

En un comunicado, la OEA aseveró que la votación del día 20 debe ser anulada debido a las irregularidades registradas en la auditoría del proceso.

Bolivia sufre una grave crisis desde la proclamación de Morales como presidente para un cuarto mandato consecutivo. La oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un gran fraude electoral.

El gobierno de Cuba intenta decir que en Bolivia hay un golpe de Estado, aunque la participación de la OEA en el proceso ha sido por invitación del gobierno de Morales.

Entretanto, policías en diferentes ciudades protestaron contra el gobierno, declarando que jamás atacarán al pueblo. Las fuerzas militares de la nación se pronunciaron de forma similar.

Morales, al anunciar nuevas elecciones, había aceptado la derogación de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral, al que la oposición y comités cívicos acusan de fraude electoral.

Michael Kozak, subscretario de Estado de Estados Unidos, declaró que los ciudadanos de Bolivia merecen elecciones creíbles y transparentes en las que puedan confiar que representan su voluntad.

La Secretaría General de la OEA se encuentra siguiendo permanentemente los múltiples aspectos de la situación en Bolivia.

Así se expresó hoy en un comunicado Luis Almagro, secretario general del organismo.

Dijo que la situación en Bolivia exige a los actores gubernamentales primordialmente y políticos de las diferentes opciones, así como a todas las instituciones actuar con apego a la Constitución, responsabilidad y respeto por las vías pacíficas.

"El derecho a la protesta pacífica debe ser amparado y garantizado", aseveró Almagro.

Cargar más

XS
SM
MD
LG